¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
¿Estamos en una nube?Hoy a las 16:58Berry
¿Jugamos a un juego?Hoy a las 16:43Raulgamerlol11
Las chicas no son guerreras... Son la parcaMar 21 Mayo 2024 - 20:17Berry
La luna, la sombra y el bufónMar 21 Mayo 2024 - 10:32Raulgamerlol11
2.0Lun 20 Mayo 2024 - 4:13Raulgamerlol11
Rhea Sáb 18 Mayo 2024 - 22:50Raulgamerlol11
Escapando de Spider MilesSáb 18 Mayo 2024 - 20:28Gobierno Mundial OPD
Petición de experiencia y premiosSáb 18 Mayo 2024 - 20:27Gobierno Mundial OPD
CensosVie 17 Mayo 2024 - 14:44Raulgamerlol11
Y olvidar lo que hay detrásVie 17 Mayo 2024 - 14:27Señor Nat
El peso de la consciencia [Primera parte]Vie 17 Mayo 2024 - 12:28El Gremio OPD
Siguiente ronda


Ir abajo
Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Los fallos se pagan [Pasado] {Lun 2 Oct 2023 - 20:44}

La familia "Lister" tenía un trabajo para mi, parecía bien remunerado y fácil, algo de proteger un piso franco. Pensé que desde mis últimos errores, los cuales tenían que ver más con frutas del diablo que conmigo en sí, no volverían a contar conmigo, es más me parecía raro que no hubieran intentado deshacerse de mi, pero mi contacto en esa familia me decía que todo estaba bien, que entendían que después de tantos años de servicio hacia ellos, algún fallo tarde o temprano iba a suceder, solo querían que no volviera a pasar. Estaba en uno de los bares de poca monta de una de las zonas menos concurridas, el casco antiguo se podría decir. Sentado en la mesa central como habíamos quedado, esperé con café de arabasta, caliente en la mesa.
Miré el reloj de mi muñeca, faltaban quince minutos para la hora exacta de la cita. Tenían que traer los datos de la casa franca y con qué equipo iba a trabajar...

Cometí un fallo por culpa de los poderes inexplicables de las frutas, pero ahora que yo mismo era poseedor de una, la suerte cambiaría a mi favor, no la controlaba, pero le iba pillando el tranquillo, entendía su naturaleza, entendía como funcionaba pero no sabía su magnitud ni sus usos con una buena imaginación. Con una moneda de hierro iba practicando el control sobre este material. Simplemente le daba vueltas a la moneda pero el control se ejercía en mantenerla dando vueltas unos pocos segundos más de lo que esta daría sin fuerza ninguna. La gente solo pensaría que tengo habilidad en dar vueltas a una moneda, por lo que era una forma de entrenar bastante cómoda. Ni daba la nota, ni asustaba...

En la taberna, habían siete mesas más, dos de ellas ocupadas por dos y cuatro despojos de la sociedad, otra por un viejo y una cuarta mesa por una pareja de enamorados, más la mía claro, lo que dejaba dos mesas vacías. No era tonto. La mosca detrás de la oreja en este negocio siempre se tiene, por lo que estudié la taberna, salida al callejón trasero, cuatro ventanas, un pequeño almacén, pero eso era ya una costumbre en mi vida.

Volví a mirar el reloj, eran en punto y justamente por la puerta entra un señor bastante trajeado, buena percha, se acerca a mi mesa, me deja un sobre y sale bastante rápido... Algo no cuadraba, ¿Para qué dejar una nota? Me habían citado en un sitio para una posible reunión, para darme instrucciones lo habrían hecho en un callejón de mala muerte... Algo me olía mal... O quizás solo estaba paranoico, me habían asegurado que no había ningún problema con ellos, por lo que seguiría tranquilo...


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Miér 4 Oct 2023 - 19:37}

Aquellos momentos tras una misión eran los mejores. La satisfacción de una misión exitosa, un pequeño periodo de de tiempo entre misiones al que podía llamar libertad. En esta ocasión la misión había sido una bobería, teniendo en cuenta la isla en la que se encontraba. Dark Dome, la cuna del crimen. Se decía que no podía caminar entre aquellos rascacielos sin pisar los zapatos de lujo de un narcotraficante. Desde luego, aquellos rumores eran exagerados, si no ya le habrían cortado la cabezas a muchas personas, la mayoría de ellas presumiblemente torpes. Sin embargo, por lo que Rokuro había visto, ese tipo de expresión no se alejaba demasiado de la realidad. Tenía conocimiento de causa para decir que dos de cada tres negocios servían con el propósito de blanquear dinero, a la vista de su poca clientela y su rotundo éxito. Las personas que vivían allí vestían topas lujosas, toda clase de adornos de oro como pendientes, anillos o cadenas, y si eras un poco avispado, podías escuchar hablar al peluquero de la esquina del próximo yate de lujo que se pensaba comprar.

En un sitio como aquel, los mendigos no faltaban, igual que las personas que los echaban de sus refugios a patadas mientras jóvenes con tres pelos en el bigote hacían torpes intentos de vender drogas. Si aquello era lo que se podía observar a simple vista, ¿qué habría detrás? Rokuro no estaba seguro de si realmente quería saberlo.

Entre aquellas oscuras y lóbregas calles —en las que, curiosamente, se sentía cómodo—, encontró una sencilla taberna en la que decidió probar suerte y averiguar si tenían sake de Wano. Ya no estaba de servicio, así que podía darse un gusto sin saltarse ninguna norma. Estaba fuera del trabajo, y tenía sus derechos.

El interior del lugar era tal y como se lo había esperado, con pocas mesas y un ambiente extraño que no llegaba a ser incómodo, pero reflejaba que en cualquier momento podía cometerse ahí cualquier tipo de acción criminal. En fin, algo típico de Dark Dome. Se sentó en la barra del fondo y le preguntó al tabernero si tenían sake de Wano. Al negar con la cabeza, Rokuro suspiró y el hombre procedió a ofrecerle una serie de productos locales. Eligió el que le pareció más atractivo, una cerveza negra típica de la zona, y se sentó a tomarla mientras observaba el resto del sitio.

De pronto, un hombre bien vestido le llamó la atención. Le sonaba de algo, y aquello le alertó, le mantuvo inquieto. Si alguien de aquel lugar le sonaba familiar, solo podía ser por un motivo, y aquella idea no le agradó. Lo observó mientras se arrebujaba en las sombras de la barra, y vio cómo dejaba un sobre para después poder irse. El hombre que había recibido el sobre era calvo, y vestía un traje negro con el que parecía, o bien un agente del Cipher Pol, o bien un criminal. Y Rokuro no le quitó el ojo de encima.
MrGourmett
MrGourmett
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Jue 5 Oct 2023 - 16:27}

Dark Dome era una isla verdaderamente fascinante, y no de buena manera, era una isla llena de criminales de poca monta, pero tambien era el hogar de mafiosos verdaderamente peligrosos, no habia razón alguna para que una persona corriente estuviera allí, pero, acaso ¿Es Sora alguien corriente?. Nuestro joven Skypiean se encontraba en aquella isla, mas espesificamente en un bar, tomando, como de costumbre, un buen zumo de naranja. Las cosas iban realmente bien, Ocho como de costumbre se quedaba en el barco, claro, dependiendo la isla que visitaban, mientras Sora podia cartografiar la isla en todos sus puntos.

Habian unas pocas mesas, era realmente un lugar tranquilo, la verdad esperaba que fuera distinto, pero, no se quejaba mientras pueda evitar problemas, todo saldria sobre ruedas, observó como un hombre muy elegante entró al bar, caminaba rapido, se acercó hasta una de las mesas del centro y Sora no pudo ver mucho mas, su lentitud no le permitió voltear tan rapido como quisiera, este hombre salió despavorido, como alma que se llevó el diablo, tardó mas en entrar que lo que tardó para salir, en un santiamen se habia ido. El hombre que se encontraba en aquella mesa era bastante normal, era un calvo con traje elegante, pero no parecia una mala persona, al menos no para los ojos de Sora.

Entre la gente del bar era obvio que se encontraba todo tipo de maliantes y criminales, ladrones, embusteros, rateros, vendedores de obvias sustancias ilegales, habia un sin numero de personas de la mala vida, pero por algun motivo, todo iba bien, los maliantes tienen respeto entre si, saben comportarse en los lugares que son preciados para ellos, claro, nadie quiere que su bar favorito quede totalmente destruido por peleas de bandas o de mafias, o que algun tonto entrase a robar ni mucho menos que algun pirata, de esos que andan en alta mar llegue para reclamar todo como suyo, sucede mas de lo normal aunque no lo crean. Por ahi se escuchan historias de un pirata Barba Rosa le llamaban, un completo tonto, pero que va. Lo importante es que Sora tomaba el sumo, sin embargo su atención estaba completamente asignada aquel hombre calvo, queria saber que pasaba, las aventuras eran verdaderamente lo suyo.


Los fallos se pagan [Pasado] Zootop10

Ryuji Sora


Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Jue 5 Oct 2023 - 19:11}

Sin más dilación, abrí el sobre que me habían dejado, seguía algo molesto, para darme la información en un sobre podían haberlo dejado en cualquier lado no aquí y menos en la mesa central, parezco un blanco fácil valga la ironía... Tras romper el papel, saqué el contenido del interior y empecé a leer lo que habían escrito en su interior.

"Señor Mako, agradecemos sus servicios prestados y que nuevamente quiera trabajar para nosotros, su nombre ha estado en lo más alto por eso a sido un activo valioso en nuestras filas. No hay que olvidar las tres últimas misiones que tubo, con resultado negativo para usted, pero no se preocupe, de los errores se aprende. Aún así, queríamos recordar que nosotros no damos segundas oportunidades y tras la muerte del hijo de los "Ly" nuestros asociados más recientes, creo que es hora de una buena jubilación. Nosotros sí aprendemos de nuestros errores, la vida nos ha enseñado a no dejar cabos sueltos...

Atentamente los "Lister""


Empecé a leer la carta con normalidad pero a cada breve palabra mi cara te torcía en una más seria, para cuando leí lo último mis ojos se habían abierto como platos -¡Mierda!- Grité a pleno pulmón de forma corta, para luego levantarme de golpe tirando la silla a mi espalda y salir corriendo para así lanzarme por encima de la barra del camarero y cubrirme al otro lado. Mi lanzamiento corporal tiró vasos, copas y botellas pero en unos segundos eso quedaría totalmente eclipsado.
No se había detenido el ruido de los cristales que se rompieron en mi desplazamiento que sonaron más cuando una salva inmensa de balas atravesó las ventanas de fuera a dentro, rompiendo absolutamente todo lo que había en la barra, detrás de esta, las botellas, el cristal que hacía efecto de amplitud en la taberna y hasta la misma barra en según que lados, también rompieron alguna mesa, la puerta de entrada, del almacén y la del baño, las paredes empezaban a parecer un queso gruyere y la mitad de los clientes también cayeron abatidos...
Eso era la parte mala, habían como unos diez, doce hombres disparando con sub-fusiles automáticos, estando en la ciudad que estamos, podría intuir por el ruido y lo que estaban tardando en recargar que eran thompson 1928 con tambor, un arma muy de mafioso pero a la par muy cara, por lo que entendí que mi ejecución se la estaban tomando en serio...

Por otra parte, cuando pararon a recargar tras una buena salva de balas, los maleantes que quedaban en pie por que se habían tirado al suelo a tiempo, tumbaron las mesas para parapetarse y empezaron a disparar hacia fuera, a los agresores, el tabernero hizo lo mismo, sacó una escopeta que tenía bajo la barra y disparaba a ciegas, luego se cubría... No sabía si serviría para detenerles, entendía que no, pero por lo menos me hacían ganar tiempo para pensar... ¿Salgo, me defiendo? Los Lister me acababan de agregar a la lista negra, eso me hacía un muerto andante... Ahora si estaba en problemas...


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Sáb 7 Oct 2023 - 0:30}

«Esto es malo», pensó, de pronto, tras recordar al hombre que se estaba retirando del local. Era un destacado miembro de la familia Lister, un reconocido grupo criminal cuya sede se encontraba en Dark Dome, aunque habían comenzado a extenderse a otras islas, ganando cada vez más influencia. ¿El calvo de las lente de sol pertenecía a la familia? Quizás hubieran coincidido en alguna misión, aunque no conseguía recordarlo. Quizás por eso se le hacía conocido. «No, céntrate» se dijo mientras estudiaba el rostro del hombre, que palidecía a medida que iba leyendo la nota.

Nada más escuchar su maldición, Rokuro imaginó lo peor, y al igual que él saltó por encima de la barra, derribando el taburete en el que estaba sentado y volcando la cerveza que apenas había tenido tiempo de probar. Una vez a cubierto, comenzaron los disparos. Una lluvia de plomo que provenía del exterior atravesó las paredes y asoló el interior de la taberna. Los gritos de dolor de los heridos y el repiqueteo de los cristales al romperse se vieron opacados por el estruendoso sonido de las balas. A pesar de estar a cubierto, Rokuro activó el Tekkai, hasta que los tiros cesaron. Estarían recargando, supuso.

—¡Malditos bastardos, cómo se atreven! —gritó el tabernero, que había sacado una escopeta de detrás de la barra y comenzó a devolver los disparos.

Los pocos supervivientes del ataque, que habían volcado las mesas para tener mayor cobertura, siguieron al tabernero y dispararon a su vez. Aquel pequeño lugar se había convertido en un campo de batalla. Era extraño pensar que seis de siete residentes portaban armas, ya fuera porque pertenecían a pandillas o por defensa propia —aquel atentado demostraba la necesidad de esto último—, pero en esta ocasión era algo positivon: le estaban ganando tiempo para decidir qué hacer.

Y lo primero que hizo fue encararse al calvo.

—Vi tu cara al recibir esa nota, y fuiste el primero en esconderte antes de que nos atacasen —le recriminó—. Tú nos has metido en esto, más te vale tener un plan para salir de aquí.

Acto seguido comenzó a repasar su inventario, buscando algo que pudiera ser útil. Tenía a Susurro de Oscuridad, aunque de poca utilidad le iba a ser contra tantas armas de fuego. Lo mismo para los kunais y los shurikens. Su mejor opción era lanzarse al cuerpo a cuerpo, pero allí arrinconado le iba a ser difícil. Necesitaría una distracción. Buscó dentro de su chaqueta y extrajo un pergamino. «Esto es justo lo que necesito» pensó, lanzando otra mirada de reproche al calvo. Si era necesario, podría salir de la situación por su cuenta, pero prefería tener refuerzos. Aunque después quisiera matar a ese refuerzo.

—¿Y bien? ¿Piensas hacer algo? —inquirió.
MrGourmett
MrGourmett
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Lun 9 Oct 2023 - 20:43}

En menos de lo que Sora podia tomar un vaso con agua; una balacera comenzó, desde afuera del local habian comenzado. Y todo tras haber escuchado como aquel hombre calvo habia gritado, era una cosa pero barbara. Las balas impactaron de inmediato a muchos de los comensales que cayeron abatidos al piso, Sora aunque a una velocidad ridiculamente lenta cayó al piso, no podia ir tras la barra, no tenia la flexibilidad que tenian los otros dos sujetos que si lograron hacerlo, pero su cuerpo en su forma humana era bastante pequeño y flaco, lo que le habia permitido no recibir ninguna bala, al menos no por el momento.

Las personas del bar, bueno, bueno, las que aun siguen vivas comenzaron a disparar hacia afuera, otra vez lo que parecia que podria ser una ida al bar tranquila beber zumo de naranja, se convirtió en un campo de guerra. — ¿Que pa...sa aqui— Gritó Sora mientras se arrastraba para lograr llegar a un lugar seguro, por muy bestia que sea un balazo en esta forma podria matarlo de inmediato. Sora sabia que debia hacer algo, pero de inmediato, ¿Destruir una puerta? ¿Abrir un hueco en la pared? . Luego de un rato arrastrandose logró llegar detras de la barra, en donde se encontraba el tipo calvo, el cantinero y otro tipo, parecia que planeaban algo, Sora no dudaria en unirse a ellos si era necesario.

— ¿Que ha...re...mos? No pu...e...do sa...lir asi — Sora intentaba entablar una conversación con aquellos tipos mientras se acomodaba un corte recto con su hacha destruiria la ya bastante dañada pared, ademas si lograba usar su estoque no podria detenerlos a todos, no habia una manera de salir de ahí sin terminar herido o herir a los que no tienen nada que ver en esta situación.

Los hombres detras de la barra dieron una mirada hacia el peliazul que se movia y hablaba relativamente lento, lo mas probable es que hayan pensado que este no seria mas que una carga, pero de todas maneras Sora se acomodó para pensar en alguna estrategia, alguna forma de salir del sitio sin que sufriera daños o al menos no daños graves. Sora sacó sus curveadas pero filosas garras, en un intento por demostrar ante las miradas juiciosas de los demas; que este puede defenderse por si mismo. — Te has me...ti...do en pro...ble...mas — Mencinó Sora con una mueca de desapruebo dirigiendose hacia el calvo.


Los fallos se pagan [Pasado] Zootop10

Ryuji Sora


Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Mar 10 Oct 2023 - 19:40}

Se me ocurrió que salir corriendo y usar mi poder para evitar todas las balas podría funcionar, una de las balas que había rebotado contra la pared y había llegado a mis manos podía ser imantada, lo que, eso me hacía pensar que todas lo eran. Nadie sabía sobre mi habilidad por lo que sería imposible que hayan balas diferentes en todas esas armas, pero eso no dejaría de convertirme en objetivo, necesitaba... ¡Ya sé! Necesitaba que me dieran por muerto... ¿Pero como hacerlo? Si presento guerra y luego me hago el caído... ¿Podré parar a tiempo una bala en mi pecho para hacerles creer que...?

Mientras pensaba en como hacerme el fiambre, un molesto tipo no paraba de hablar, me fijé que estaba al lado del camarero, pero cuando eché la vista mis ojos se abrieron -¿¡Tú!?- Grité al reconocer al tipo en cero coma, era muy raro vistiendo... Pues no tenía el valor de vestir como un verdadero hortera, ¿echarme las culpas de lo que está sucediendo? -¡¡Pero si tú tienes parte de culpa!!- Grité fuerte sin preocuparme que me oyera nadie... Y por si fuera poco ahora había otro que me echaba las culpas, uno de pelo azul, pero por lo que parecía no me tenía que preocupar, vino arrastrando su cuerpo y hablaba lento... Claramente le habían dado y se estaba muriendo desangrado, ya no tenía fuerzas, pronto dejaría de respirar... -¿¡Pero por qué diablos me echáis a mi la culpa si no sabéis ni lo que está pasando!?- Una nueva salva de balas atravesaron lo que quedaba de ventanas y probablemente acabaría con la vida de los que se intentaban tontamente defender.

A pocos centímetros de mi cara la madera de la barra del bar cedió y abrió un agujero que, de haber sido en la madera donde apoyaba mi cabeza, claramente estaría muerto, había que hacer algo y rápido... -Muy bien, ¿Queréis salir de aquí? Es muy fácil, esos que disparan son de un equipo de limpieza, serán cuatro. Hagamos una cosa, yo freno a estos, os daré fuego de cobertura, si queréis vivir, solo tenéis que salir por la parte de atrás, el almacén tiene una salida al callejón, una vez estéis fuera, avisarme para poder escapar también...- Sí, quizás era mentira, bueno no, no mentí, el equipo de limpieza son cuatro, pero seguramente para mi habrían enviado dos equipos, por eso quería que estos dos salieran... Por los estallidos de las armas, tienen que haber seis tiradores destrozando el bar, por lo que habrá otros dos en la parte de atrás, si estos dos salen corriendo y son abatidos, sabré que tampoco es una opción... Uno está medio muerto ya y el otro la lió en su día, si les pasa algo tampoco sería un gran perdida...


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Miér 11 Oct 2023 - 21:29}

Lentamente apareció un niño pequeño arrastrándose, buscando refugio detrás de la barra. Tenía unas extrañas alas en la espalda, y hablaba realmente lento. Parecía sufrir alguna especie de discapacidad, o algo parecido. Rokuro no era médico, pero en su aldea natal, cuando un niño nacía así, lo abandonaban en el bosque a merced de las bestias. También se trataba de la misma aldea que les hacía entrenar hasta la extenuación y pretendía sustituir sus sentimientos por una absoluta capacidad de incumplir órdenes, de modo que no eran un buen referente. Aún con todo, el niño le había caído bien.

—¿Ves? —sostuvo Rokuro—. Hasta el niño sabe que es tu culpa —Ignoró la parte en la que le echaba a él la culpa; no quería alargar la discusión en mitad de un tiroteo contra alguien que echaba balones fuera, solo quería tener la última palabra.

Lo cierto es que no pudo evitar preguntarse qué diantres hacía un niño en un lugar de mala muerte. Lo podía entender de aquel malandro que les había metido en sus problemas, pero no de un infante que no tenía edad para beber alcohol. Si tenía más tiempo y salían vivos, le preguntaría más tarde. Quizás hubiese perdido a sus padres.

Los disparos continuaron, cesando unos pocos segundos entre oleada y oleada. La madera de la barra comenzó a quebrarse y varias balas la atravesaron, demostrando que su refugio no iba a durar eternamente. Tenían que actuar rápidamente, y a ser posible, sin seguir el plan del calvo. ¿Es que quería que los matasen?

—No pienso salir por detrás —explicó—, es lo que cualquiera esperaría. Créeme, entiendo de ejecuciones, y alguien que se permite tanta potencia de fuego y daños colaterales no va a pasar por alto una salida trasera. Nos estarán esperando. Tenemos que buscar otra salida o abrir una nosotros mismos. ¡Tabernero! —llamó.

El hombre le miró, con cara de pocos amigos. Estaba bañado en el alcohol que había salido volando cuando estallaron las primeras botellas, y hacía lo que podía para repeler el ataque, aunque con poco éxito.

—¿Qué quieres, carajo? —preguntó, volviendo la vista al frente para seguir disparando.

—¿Tiene el local asegurado? —preguntó, mientras indagaba entre los restos de la barra.

Esta vez el hombre se volvió por completo, adquiriendo una expresión de sorpresa al darse cuenta de lo que Rokuro pretendía. En unos segundos Rokuro había encontrado varias botellas de alcohol barato y las había convertido en una suerte de cócteles molotov.

Se hizo el silencia; estaban recargando.

—¿Sabían que el alcohol barato arde mejor que el caro? —dijo mientras se asomaba al exterior—. ¡A cubierto! —gritó a los pocos supervivientes.

Algunos hombres habían entrado al local, para asegurar de cumplir con su trabajo y de paso no dejar testigos, no muchos al menos, a juzgar por su ferocidad al atacar. Arrojó las botellas, lanzándolas contra la pared que daba a la calle, desde la que estaban disparando. Las botellas estallaron convirtiéndose en peligrosas llamaradas que no tardarían en extenderse, pero si objetivo principal era detener a los tiradores. Acto seguido extrajo un kunai, saltó sobre la barra, y se propulsó usando el Soru, movimiento que le haría desaparecer de la visión de las personas corrientes, para aparecer frente a uno de los asaltantes clavándole el arma en el corazón.

—¡Ahora, devolved el fuego! —ordenó al grupo sobreviviente mientras usaba al cadáver que había cosechado como escudo para poder avanzar.

No sabía que haría el malandro, pero desde que acabase con aquella situación tendría unas palabras muy pocos amable con él. Y por los Siete Pergaminos, más le valía proteger al chiquillo o le haría tragarse un Sello Explosivo.
MrGourmett
MrGourmett
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Dom 15 Oct 2023 - 17:37}

No había ningún motivo para salir por atrás, y mucho menos cuando Sora sin problema podría salir destrozando todo por la puerta grande. Había escuchado como aquel hombre mencionaba lo de la salida trasera, por lo que ahora con menos intenciones de salir por la puerta de atrás transformó sus uñas en garras. Observó como el otro hombre de tez morena y sorprendentemente pelo blanco lanzaba unos cócteles molotov, ¨Esta gente esta bien preparada para este tipo de situaciones ¨ Pensó Sora antes de lanzar un corte ¨Ancient Tear¨ creando en la pared del bar una fisura de unos 3 metros que generó una onda de choque que se propagaría unos 10 metros hacia adelante, esperando lograr aturdir a los enemigos que se encontrasen en esa linea en especifico.

El hombre de pelo blanco salió usando como escudo un cadáver, mientras Sora comenzó a moverse mas rápido y de su cuerpo comenzó a salir un poco de vapor lo que daba a entender que había activado su técnica Ryusei Shissoku no Senko (RSNS) para lograr moverse con mucha mas facilidad y atacar a las personas que se encontraban ahí fuera. No espero que el calvo tomara acciones, se lanzó a golpear a los que estaban recargando, era el momento perfecto, su velocidad considerable lo hacia moverse. No se percató de los hombres que habían logrado entrar, pero lo que era importante era deshacerse de los que estaban fuera.

— Oye, tu el del pelo blanco, acabemos esto y me invitas un jugo ¿te parece? — Sora hablaba con el chico de pelo blanco que también se encontraba luchando. Sora aprovecho la distracción del fuego para tomar a uno de los que estaban disparando logrando hacer un corte profundo en uno de sus brazos lo que lo obligó a soltar su arma, esta era bastante pesada por como se veía. Se movió velozmente para evitar que este tomara el arma nuevamente, golpeándolo fuertemente en el estomago dejándolo sin aire y este terminó por caer en el piso en posición fetal.

El grupo de sobrevivientes comenzó a disparar hacia afuera por lo que Sora se vio en la obligación de alejarse para no quedar en fuego cruzado, en cuanto al peliblanco continuaba avanzando con el cadáver, cosa que le parecía realmente detestable a Sora, pero no todos tienen la resistencia que tiene un usuario de fruta zoan. Muchos de los hombres que se encontraban fuera que por cierto no eran seis, sino muchos mas, cayeron abatidos por las balas de los sobrevivientes, pero otros por suerte del destino o maldiciones del azar quedaron ilesos y siguieron disparando.

Sora desde donde se encontraba concentró su fuerza en uno de sus puños para posteriormente lanzar una onda de choque ¨Prehistoric Impact¨ que los derribara dándole la oportunidad al calvo y el peliblanco a actuar, ya había derrotado a uno de ellos, esta no es su guerra pero en lo que aquellos hombres se ponían de pie nuevamente los dos hombres tendrían la oportunidad de al menos atacar o en su defecto huir, que es lo que haría Sora si se viera superado en numero.

— No soy de hierro, una bala de esas podría realmente matarme — Comentó y se mantuvo un poco alejado mientras los criminales aquellos aun estaban aturdidos por la onda de choque que Sora había creado.


Los fallos se pagan [Pasado] Zootop10

Ryuji Sora


Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Lun 16 Oct 2023 - 19:29}

Desde mi posición tras la barra, no se me escapó (Era algo difícil la verdad) la posición que demostraron el maldito asesino y el niño monstruo, el asesino, rápido mentalmente, sin miedo al conflicto, acostumbrado a las balas, se movía muy bien cuando alguien intentaba matarle, no se asustaba, no se retiraba, hasta diría que estaba cien por cien seguro de que ningún proyectil atravesarían el cuerpo del hombre que usaba de escudo, por no olvidar de esa manera de moverse, desapareció de mi vista. No lo iba a admitir, pero aquél día atravesó todas nuestras defensas sin siquiera poder hacer nada contra él, no estoy muy seguro de quien fue el ejecutor de mis compañeros, si los "Lister" o él, pero claramente no es un mindundi, en una pelea entre ese maldito encapuchado y yo, puedo saber claramente que ganaría él... Por otro lado, tenemos al niño al que creí que le habían dado, usuario... (Ya no puedo usarlo de escudo) Cada vez el mundo estaba más lleno de estos, poco que decir, consiguió abrir una brecha en la pared por la cual salir. No se quien ganaría en una pelea, tendría que saber exactamente que tipo de fruta tiene, pero igualmente se de sobras y por experiencia que los usuarios solo traen problemas...

Esperé que el muchacho saliera por la grieta creada en la pared y se liaran a tortas. Tras unos segundos de cortesía (Por si alguien le atacaba por la espalda) y confirmar que no había nadie, salí por la grieta de un salto, me explico... Eché a correr aprovechando que no estaban disparando hacia mi persona y salté, tirándome al suelo y arrastrándome unos centímetros sobre mi hombro apuntando a la espalda del muchacho. Por suerte para mi no había nadie en principio pero, sabía que detrás de la taberna tendrían que haber algunos hombres, por lo que me adelanté. Subí por la tubería de desagüe de la cornisa...

Spoiler:

Tras acceder a la azotea fue cosa fácil, me asomé a la cornisa y con mi revolver ejecuté cuatro disparos, cuatro hombres cayeron al suelo muertos con un disparo en la cabeza, recargué y me guardé el revolver... Pero la cosa no iba a terminar ahí, por lo que aprovechando el callejón y mi posición, sabía que nadie se daría cuenta de mis trampas, por lo que usando los poderes de mi fruta, me hice con las cuatro ametralladoras que portaban dichos soldados en un abrir y cerrar de ojos...

No tardé en asomarme por la cornisa contraria al callejón, la que daba a la entrada del bar donde estaban peleando todo dios, mis cazadores contra los cazados y aprovechando mi posición táctica, más altura, que nadie sabía que estaba ahí, empece disparar con puntería milimétrica a todo aquél que no era ni el encapuchado ni el niño de las cuchillas en los dedos, en ráfagas cortas, para controlar el arma. Verdad era que al disparar ese arma, soltaba una buena ráfaga, lo que hacía un retroceso dificil de controlar, pero a disparos cortos, ráfaga de tres a cinco balas, el retroceso era controlable y calcular hacia donde irían los últimos proyectiles era pan comido...

Podría haber disparado a los otros dos, pero seguramente no solo estábamos siendo atacados por matones de poca monta, por lo que estaban metidos en el ajo -¡Mister Capuchas, niño tijeras! Por lo que he oído en un equipo de limpieza o exterminio, como lo queráis llamar, hay varios observadores alejados, para asegurarse que está todo hecho, al salir del bar sois objetivos, yo que vosotros, me escondería en el agujero más hondo que encontréis...- Comenté gritando desde lo alto del tejado, miré con una mirada algo desafiante a Rokuro (Aún que aún no se que se llama así) Claramente él sabía lo que se hacía, pero el niño supuse que no y yo no iba a ser su niñera -Suerte- Agregué saludando con la mano.

El bar estaba en llamas, las cuales empezaban a ser intensas hasta en la azotea, pero no iba a permitir que me consumieran, de las cuatro armas, agarré el tambor de munición de una de ellas, el resto del arma la dejé junto a la que ya había disparado y portaba poca munición, me enganché en la cadera izquierda la munición imantandola contra mi y agarré las otras dos armas enteras para llevármelas conmigo. Bajar de la cornisa fue fácil, las armas levitaban a mi alrededor, yo simplemente bajé por donde subí, agarré las armas para parecer normal y empecé a correr por los callejones... Pobres imbéciles, por estar donde no debían se habían sentenciado a muerte... El encapuchado se lo merecía, era la segunda vez ya que estaba donde no debía...

Tras girar dos callejones directo a mi escondrijo preferido, me encontré con cuatro hombres que ya me estaban esperando... Claramente saben como pienso, saben como funciono y saben que no soy un aficionado como para morir en la taberna. Nada más ver mi cara, los cuatro empezaron a disparar a discrección. Me dio tiempo a cubrirme tras un contenedor grande de hierro, pero por desgracia... Una de sus balas impactó en mi hombro izquierdo, eso complicaba las cosas...


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Lun 16 Oct 2023 - 21:44}

Pensaba que aquel niño necesitaba protección; qué equivocado estaba. Dejando a un lado esa extraña lentitud que había mostrado antes de salir afuera —quizás debido al extraño vapor que salía de su cuerpo—, se abalanzó hacia la contienda, transformando su mano en una enorme zarpa con la que fue capaz de proyectar una onda que desgarró la entrada del local y se propago más allá, entorpeciendo a varios de los sicarios.

«Aunque sigue siendo un niño» pensó tras pedirle un jugo si salían de la situación. Probablemente le invitase a uno.

Rokuro asintió con la cabeza mientras volvía a su labor: acabar con la fuerza de ataque que intentaba ejecutarlos. Como asesino entrenado desde joven, podía asegurar con certeza que aquellos hombres estaban bien preparados. No eran asesinos, al menos no el tipo de asesinos que conocía Rokuro. No se escondían en sombras y esperaban pacientemente hasta degollar a su objetivo a traición. No, eran ejecutores. Hombres encargados de castigar al hombre que los traicionó, y de eliminar a los pobres desgraciados que se encontraban junto a él. Y de haberse topado con personas corrientes, habrían realizado su labor a la perfección.

Pero Rokuro no era una persona corriente. Al menos, ya no.

Decidió soltar el cuerpo sin vida que portaba y lo lanzó de una patada contra el ejecutor más cercano. Se lanzó detrás del cuerpo sujetando con fuerza el kunai. El hombre se vio sorprendido por la maniobra, lo cuál Rokuro aprovechó para atravesar su cuello con el arma. Un chorro de sangre salió volando, manchando la calle.

Nuevamente se encaró al resto de hombres, en esta ocasión usando el Kami-e para avanzar con paso seguro mientras esquivaba las balas, moviéndose como una hoja de papel empujada por el viento. Cuando uno de los proyectiles hacía por alcanzarle, se apartaba lo justo para que no le dañara, dejando pocos milímetros en medio. Y así con la oleada de balas que dispararon contra él. En cuanto a los tres hombres que tenía enfrente se les acabó el cargador, sonrió y desenfundó a Susurro de Oscuridad a la vez que avanzaba contra ellos. Con tres simples tajos acabó con sus vidas.

Más disparos resonaban a su espalda. Giró por el suelo, hacia un lado, guiándose por su instinto. Pero cuando levantó la cabeza vio al calvo trajeado ametrallando a los ejecutores desde una ventajosa posición en lo alto del edificio, mientras que alrededor del pequeño niño el suelo estaba destruido y varios de aquellos hombres derrumbados. En un instante, habían acabado con la fuerza de asalto.

—Objetivos —murmuró Rokuro. Vaya gracia. Afortunadamente no había mostrado nada más que una pequeña gama de sus habilidades, pero ahora habían criminales que conocían su rostro y de qué era capaz. Probablemente dedujeran que era un agente del Cipher Pol—. Maravilloso.

El hombre que debería estar muerto bajó del edificio antes de que terminase de arder. Los pocos supervivientes que quedaron salieron entre toses, algo hoscos. Pero vivos. Los supervivientes se retiraron, mientras el calvo salía corriendo, abandonándolos a su suerte. Se preguntó por qué los dejaba vivir. ¿Quizás así dispersaría a los ejecutores, que buscarían eliminarlo a él y al niño? Maldito bribón.

Salió corriendo detrás de él.

—Vamos, niño —gritó mientras corría—. No te separes de él.

Mientras seguía a la carrera, sacó un extraño Den Den Mushi de sus ropas. Era uno con la capacidad especial de bloquear las trasmisiones entre caracolófonos. Lo activó y lo volvió a guardar. De esa forma los ejecutores restantes no podrían comunicar sobre su presencia. Aquello se había convertido en una misión: proteger su identidad. A fin de cuentas, si le descubrían, perjudicaría al Gobierno Mundial. Sin duda iba a hacérselas pagar a aquel bribón por hacerle trabajar horas extras.

Giró la misma esquina que el calvo, y vio el mismo escuadrón de limpieza que vio él. Más hombre, y portando armas de fuego. Solo tuvo tiempo de lanzarse al suelo, al resguardo de unas cajas de madera. Aunque su cobertura no duraría mucho. Tenía que pensar en un plan.
MrGourmett
MrGourmett
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Miér 18 Oct 2023 - 1:40}


Aquel hombre calvo tenia sus cosas, inmediatamente Sora salio por la grieta que abrió en la pared esta también salió, algo que Sora ignoró de momento, no era necesario prestarle demasiada atención a cosas como esas. Era como si esperaba todo lo que estaba a punto de pasar. En un momento ya el hombre había desaparecido de su vista. Por lo que se había centrado en su propia batalla.

—¿Niño tijeras? Mi nombre es Sora, Ryuji Sora — Aclaró el joven pirata quien al escuchar las declaraciones del hombre miró a todas partes en busca de algunos ojos que lo observaran pero desafortunadamente no vio nada, quizá eran simples mentiras del calvo, o simplemente estaban bien escondidos. ¨Suerte, como si un pirata la tuviera ¨ Pensó. De un momento a otro el hombre había desaparecido de su vista mientras el local se encontraba en llamas, aquellos cócteles molotov que había preparado el peliblanco fueron demasiado eficaces.

— Otro mas que me llama niño, soy Sora — Exclamó mientras corrió detrás del peliblanco probablemente este hombre ya conocía al calvo, por lo que era ideal seguirlo, tenia información que Sora no poseía. Antes de poder llegar al mismo lugar en donde se encontraba el peliblanco y el calvo comenzó a escuchar disparos por lo que redujo inmediatamente su velocidad, incluso se detuvo. Por fortuna del azar Sora ya había estado por esos callejones y había creado previamente un mapa por lo que sacó uno de sus cuadernos y buscando rápidamente entre sus paginas encontró aquella que le había dedicado al trazo de aquellas calles y sus callejones, entradas, salidas y atajos. No llevaba media hora en aquel lugar, hace días que se encontraba cartografiando esta ciudad para su colección.

Miró detenidamente el mapa y se percató de que si bajaban una calle mas, podrían interceptarlos si lograban llegar a la panadería y salir por su puerta trasera, que daba exactamente detrás de los tiradores, era la mejor opción. — Oye, tu, el de pelo blanco, si continuamos una calle mas podríamos sorprenderlos por detrás, asi los acabaríamos de manera casi inmediata — Sora intentó mostrarle el mapa al hombre señalando su ubicación y el lugar en donde se encontraban los tiradores, asi poder armar un plan, pero rápido, no tenia todo el tiempo del mundo a su disposición.

Sora no dudo en correr hacia la dichosa panadería para poder proseguir con el plan, le daba igual si aquel hombre no quería seguirlo, lo importante es que el sabia como desacerarse de esa gente y no dudaría en hacerlo. Nadie debiera llevar sus problemas al grado de que los inocentes deban pagar esos pecados.

El joven pirata entró por la panadería destrozando la puerta de entrada y dirigiéndose hacia la puerta trasera sin importar lo que decían clientes y empleados, que importaba otra acusación por daños a propiedad privada, siempre y cuando les haga pagar a esos canallas el haber herido a gente ¨inocente¨ claro, entre comillas porque la gente común no anda armado hasta los dientes como el 90% de los clientes que se encontraban en aquel establecimiento. Realmente esperaba que el otro hombre fuera detrás suyo, porque en algún momento su habilidad se acabaría volviendo este a su estado normal y las cosas seria solamente cuestión de fortalezas, y no cree que una bala sea resistida por su cuerpo no importa la resistencia que este haya entrenado.


Los fallos se pagan [Pasado] Zootop10

Ryuji Sora


Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Vie 20 Oct 2023 - 19:44}

Entre la lluvia de balas, cubierto y tapando la herida de mi hombro izquierdo con la mano derecha, vi al maldito acechador de sombras, no me despegaba de el ni con agua caliente. Fue fugaz pero tras él juraría haber visto a aquél crío, pero rápidamente se cubrió y desapareció de mis ojos, escuché que decía algo pero no llegue a entender el qué, igualmente era fácil comprender que las indicaciones iban para el encapuchado pues este parecía observarle. La cobertura de Rokuro era frágil, estaba a punto de romperse y la mía tampoco era algo que me fuese a proteger de por vida, por lo que tuve que tomar la decisión más importante, mostrar mis cartas. No quería que ese personaje descubriera mi secreto, pero llevarlo a la tumba tampoco me beneficiaba, lo malo es que no escuché lo que dijo Sora, si no, habría sido una decisión más fácil.

No escuché al mocoso largarse, aún que ese ya no estaba en el callejón, tampoco pude ver si Rokuro se había marchado con las indicaciones de atacar por la espalda, lo único que sabía, es que la madera que protegía a quien me ayudó indirectamente a salir de la taberna, estaba por ceder y mi contenedor ya tenía agujeros. Así que decidí sin saber si me estaban viendo, actuar...
Separé mi mano derecha de la herida, sangraba, nada importante por ahora, la alcé hacia arriba y todo el metal del callejón se levantó, la basura, las tuberías a la vista, la tapa de la alcantarilla, las armas de los enemigos... Cuando los disparos cesaron, me levanté y me puse delante de ellos para obtener visión de todo -Bien, no ha sido la mejor misión que os han dado...- Comenté, sus armas de pronto giraron a la par que lo hacía mi mano y tras cerrar los dedos dichas armas empezaron a disparar contra sus dueños, la cara de esos pobres idiotas... No entendían nada... Normal, que sus almas vaguen por este mundo... ¡Por desgraciados! Querían matarme... Relajé el cuerpo y con el los poderes, haciendo que todo cayera de forma brusca contra el suelo... Luego caminé pasando entre los muertos hasta la puerta de la panadería.

[Cuando aparezca Sora]

Miré al chico -Lárgate a casa, esto no es un juego maldita sea- Luego volví a emprender mi fuga, pero de pronto me paré en seco... -Saben como trabajo... Saben como pienso... Por lo que hacer algo que no esperan...- Me giré y observé la tapa de la alcantarilla fuera de su sitio y el agujero de esos pestilentes pasillos... -Si voy por ahí... Ellos no creerían que ensuciaría mi traje, que pisaría mierda, pensarían que prefiero morir de pecho... Pero mi cerebro ha evolucionado un poco, prefiero vivir...- Comenté mirando el agujero del suelo... Había que pensar rápido, pues no tardarían en venir refuerzos...


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Vie 20 Oct 2023 - 22:39}

El plan del niño —que se hacía llamar Sora— no era malo. Una estrategia básica: atacar por detrás. El único problema es que se trataba de un plan bastante simple, algo predecible. Y si se iban los dos a atacar la retaguardia, eso dejaba al calvo solo en el callejón. Aquello no le preocupaba, ya que era el causante de sus horas extras, pero quizás no sirviera como distracción suficiente para realizar el ataque que proponía Sora.

Cuando el pequeño terminó de hablar, Rokuro asintió con la cabeza desde su endeble guarida y dejó que se adelantara. No pretendía seguirle, pero tampoco lo iba a abandonar. Se quedaría allí delante, esperando el momento para realizar otra famosa estrategia: el yunque y el martillo. Una forma rápida de acabar con los ejecutores y eliminar las pruebas de su presencia en la isla. Aunque debía andarse con ojo de no desvelar demasiado sobre sus habilidades a sus compañeros provisionales.

Más balas revoloteaban por el callejón. Por suerte, la mayoría estaban dirigidas hacia el calvo. ¿Qué le habría hecho a aquella familia criminal, los Lister? Debía de haber sido algo muy gordo, si no, no invertirían tantos esfuerzos para deshacerse de él. Pero a Rokuro se le hacía extraño. Por lo que había visto, aquel tipo no era más que un mindundi oportunista... Aunque debía de admitir que tenía buena mano con las armas. Pero nada más.

Al momento aquella rata callejera le calló la boca.

En un principio se sintió confuso. Una fuerza extraña jalaba de su espada, la que aferró con fuerza para que no saliera volando de sus manos, pero la misma fuerza empujó hacia arriba contra todas las armas que llevaba encima. Los shurikens y kunais que guardaba en bolsillos bajo el traje tiraron de él hacia arriba, dando la imagen de que comenzaba a volar, mientras seguía sujetando la espada para no perderla. A su vez, las armas de los criminales escaparon de sus manos, volando hacia el cielo. No solo eso, sino todo lo que contenía metal en aquel callejón. Todo se quedó flotando en el aire, amenazando con caer en cualquier momento. Pero no lo hizo.

«Esto ha sido cosa suya» dedujo tras ver su movimiento de brazo y su confianza al exponerse al enemigo. Un usuario. Uno aparentemente peligroso. Si podía, como daba a entender, manipular el metal, era una persona muy peligrosa. Sin siquiera ser su objetivo, le había dejado volando en el aire, a merced de sus caprichos. Tenía que idear contramedidas, cuanto antes mejor.

Los disparos lo sacaron de su ensimismamiento. No sabía cómo, había activado desde el aire las armas de los propios ejecutores, acribillándolos sin pestañear. Anotó mentalmente de qué era capaz y, cuando dejó caer todo el metal, dio pequeños saltos en el aire a través del Geppou para equilibrarse y aterrizar sin daños.

El calvo continuó su marcha, pasando al lado de una panadería desde la que había aparecido Sora. Sus alas eran extrañas, pero no más de lo que había sucedido segundos antes. Por suerte, el niño era fuerte, pero un tanto extraño. Aun así, Rokuro no podía dejarlo ahí tirado. También se había vuelto un objetivo de la mafia, y sabía por experiencia que la mafia nunca perdonaba. Se acercó al criminal, quién se había parado en seco, pasando al lado del niño y haciéndole una seña para que le siguiera, y le detuvo agarrando su hombro para que se volviera hacia él.

—Dime qué pretendes hacer antes de que vuelvas a salir corriendo como la rata que eres. Por tu culpa tenemos a todo un batallón de criminales armados hasta los dientes persiguiéndonos en territorio hostil. Por los Siete Pergaminos, ¡has involucrado a un dichoso niño! Dame un solo motivo para no negociar con ellos y entregarte.
MrGourmett
MrGourmett
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Miér 1 Nov 2023 - 18:43}

— ¿Un juego? ¿Quien te dice que lo estoy viendo como un juego? Soy un aventurero del mar, y te recuerdo que tu fuiste quien nos metió en esto, conocía los rumores de lo peligrosa que era la isla, pero no pensé encontrarme problemas con una banda de mafioso por una persona que solo sabe huir — Sora no dudo en gritarle al calvo quien se alejaba huyendo cual rata. Sora se dispuso a seguirlo hasta que Rokuro se lo topó de frente.

Escuchó lo que el hombre reclamó al dichoso calvo — Exacto, solo sabes huir como las ratas, este es un territorio totalmente hostil y quien sabe cuantos de esos maleficios andan detrás nuestro por culpa tu…— Sora se detuvo un momento para analizar lo que había dicho el hombre de tez morena. — Oyee, que no soy un niño, ¿entiendes? — Reclamó al instante. Sora tomó su martillo un momento y amenazó sin palabras al calvo, quería dejarle saber que si no le ayudaba a salir de esta, incluso el mismo seria testigo de lo que puede hacer un martillo y un perezoso. Pero la verdadera tensión se encontraba entre el chico de tez morena y este aparente criminal buscado por todos.

No podían quedarse allí demasiado tiempo, era peligroso, en cuanto aquellos maléficos se den cuenta de que habían acabado con los que se encontraban custodiando el callejón, sera solo cuestión de tiempo para que preparen una nueva emboscada tomando en cuenta nuestra dirección. — Por mucho que nos odiemos, por mucho que culpemos al inútil este por traernos una banda de maléficos cuando tomábamos un zumito de naranja, lo que hay que hacer es colocarnos en un punto estratégico, o si bien podemos simplemente ir hacia adelante para pelear de frente, como se supone que deberíamos hacer. — Claro, era relativamente fácil decirlo, lo complejo es hacerlo, como si el irse directamente hacia una muerte casi segura fuera lo mas normal del mundo.

Sora no dudo en golpear fuertemente con su martillo uno de los edificios hasta crear un gran agujero según el como ¨Distracción¨ para proceder a entrar por las alcantarillas, al final de cuentas era ese el lugar al cual se dirigía el calvo, tenia que tener un plan, de lo contrario no hubiera pensado en irse por ese lugar tan jodidamente asqueroso.


Los fallos se pagan [Pasado] Zootop10

Ryuji Sora


Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Miér 1 Nov 2023 - 20:57}

Cuando ese hombre salido de las sombras de la oscuridad me agarró del hombro para detenerme, como quien pestañea ante la entrada de una mota de polvo en el ojo, le puse el cañón de mi revolver en su estomago, a través de mi chaqueta, de forma oculta, pero estaba seguro que él sabía que un arma le estaba apuntando a boca jarro. Ninguno de los dos paraba de hablar, de decir gilipolleces, ninguno sabía cual era el problema de la situación, quizás un poco de información les arrojaría luz sobre su maldita sesera vacía. -¡Seguirme!- grité mientras guardaba el revolver en su sitio y agarraba una de las metralletas de los hombres, quería dos, pero con el hombro dañado no podía con el peso del arma en una sola mano. Con cara de asco total y muy pocas ganas entré en el alcantarillado. Me sorprendió el muchacho, tenía suficiente fuerza para agujerear una pared, claramente no era un niño.

Al poco de caminar por las alcantarillas, de saber donde voy y caminar decidido decidí que era el momento para hablar un poco -Bien, os explico para que no me taladréis más la cabeza- Comenté mientras no paraba de caminar a paso rápido, a veces resbalaba por la mierda que nos rodeaba pero eso no me detenía. -Los "Lister" son una de las familias mafiosas más poderosas de Dark Home, yo soy un... Autónomo empresarial, alguien al que llaman cuando necesitan arreglar algo, ¿Te ha entrado una rata en el almacén de comida? Yo soy tu hombre, ¿Tienes plaga de cucarachas en tu restaurante? No dudes, llámame. Pero desde un tiempo hacia aquí, mi ciento por ciento de trabajos realizados de forma segura bajó al ochenta y tres por ciento. Por malditos usuarios, son una fistula en el culo lo que hizo que dos de las grandes familias no quisieran trabajar para mi, por lo que empecé a trabajar únicamente para otra, pero parece ser que tengo demasiada información, que soy muy bueno en mi trabajo de... Insecticida.. y no quieren alguien así para la competencia...- Se leía entre lineas ¿no? No iba a admitir lo que soy ni lo que he hecho, pero ya estaban más que enterados -¿A donde voy? A mi base, tengo armas y dinero ¿Solo hago que huir? Solo los "Lister" tienen la potencia de fuego como una Buster cell de la marina, imaginar si están uniendo fuerzas con los "Ly" eso si tienen algo contra mi, me dejaron de niñera de su heredero y tubo un problema de gravedad desde un tercer piso... Eso si fue una cagada pero es agua de otro pajar. Esa familia también tiene el mismo poder militar, si me quieren muerto, lo estoy como no haga algo...- En ese momento me paré en seco y miré a los dos directamente -¿Queréis libraros de los ojeadores? Fácil, venir conmigo, cojamos armas y vayamos a por ellos, aún siguen en el campo, no saben donde estamos por lo que nos tienen que buscar, si yo encabezara esta misión tendría cinco ojeadores, pero son caros, quizás hayan menos. Es fácil, estáis metidos en el ajo ¿Por mi culpa? ¿¡Qué cojones hacéis en una isla como esta!? No sois tan inocentes por lo que dejaros de quejas. Como decía, esto es fácil. Me ayudáis a seguir vivo hasta que eliminemos a vuestros ojeadores, luego cada uno por su lado y si te he visto no me acuerdo ¿Entendido?- Volví a encaminarme hacia mi base.

Conocía los rincones de las calles y las cloacas, claramente las ratas se esconden y yo perseguía ratas, por lo que tenía que saber por donde podrían salir para esperarles, lo que nunca me esperaría es acabar dentro... A cierta altura abrí una tapa la cual estaba delante del edificio de mi pequeño piso. Al no ver a nadie salí corriendo y entré en la portería, luego subí por las escaleras hasta mi casa... -Quizás alguna trampa, pero yo también soy perro viejo, veo el hilo, no han abierto mi puerta y las ventanas no se pueden abrir, están atrancadas, creo que es seguro...- Me acerqué a mi puerta, saqué la llave y entré con mucho cuidado... No parecía que alguien hubiera entrado... -Registrar los cajones, hay armas de todo tipo, dinero y demás materiales para sobrevivir. Me tapo la herida y nos vamos...- Comenté entrando en el baño y sacando el botiquín


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Sáb 4 Nov 2023 - 12:50}

Sintió el arma contra su cuerpo. No podía verla, pero sabía que estaba ahí. De pronto, un voraz instinto asesino le invadió. Todo lo que había pasado por culpa de aquel hombre, y el peligro al que lo había expuesto, era suficiente para que le hiciera decidir acabar con todo allí mismo. Y aquella amenaza había sido un detonante particularmente inquietante. A su vez, alzó una mano con un kunai dirigida su cuello. En aquel momento, cualquiera de los dos podría haber acabado con el otro, y para Rokuro habría estado bien. Había puesto su vida en peligro por mucho menos.

Lo que le detuvo fue el discurso del niño. Rokuro lo miró, admitiendo para sus adentros que tenía razón. Se había alterado, pero también logró calmarse y pensar con más frialdad. Siempre podría matar a aquel hombre más tarde, pero en aquel momento era más fácil sacarle provecho.

El criminal retiró su arma, por lo que el agente decidió imitarle. Les dejó hacer a él y a Sora mientras ocultaba el Den Den Mushi en el callejón. No era un experto en telecomunicaciones caracolófonas, pero creía que si se internaba en las cloacas la señal se podría debilitar. En aquel instante la eficacia y la rapidez era primordial, y no pretendía dejar ningún cabo suelto. Ya tendría tiempo de recuperar el Den Den Mushi. Tras asegurarse de que nadie lo encontraría por error, se adentró en el subsuelo de la ciudad, odiando cada vez más al dichoso calvo.

El trayecto fue detestable, pero no podía negar que al menos fue instructivo. Al asesino, porque era justo lo que había admitido ser aunque no lo dijese con esas palabras, se le soltó la lengua y explicó la situación. ¿Cuánto de aquello podía ser verdad y cuánto mentira? Rokuro ya no era capaz de creer nada, pero tampoco le hacía falta.

La idea de Sora había sido bastante buena, y lo más seguro es que sirviese de distracción. Aún así, durante el trayecto vigiló que nadie les hubiese seguido. No era un lugar muy espacioso y no había sitios para esconderse, sin contar con que no conocía el lugar. Si les hubiesen atacado, habrían estado en grave desventaja.

Afortunadamente no fue así y llegaron a la casa del calvo o, mejor dicho, a su piso franco, con cierta facilidad. Algo sospechoso, aunque tras evaluar el lugar no vio ninguna señal de alerta. Le dolía admitirlo, pero aquel cabronazo sabía lo que se hacía.

Una vez dentro de la casa comenzó a registrar el inmobiliario. No buscaba nada en concreto; prefería hacer algo a quedarse quieto esperando. La espera habría sido insoportable.

—Vámonos —alentó a sus dos compañeros cuando se percató de que habían acabado sus preparativos.
Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Lun 6 Nov 2023 - 21:02}

-Aún no- Comenté mientras miraba por la ventana, observé durante un buen rato entre las cortinas hasta el momento justo -No está...- Comenté, siempre había un vagabundo en la esquina de la calle, al lado del contenedor de comida del restaurante de en frente -Están aquí- Agregué mientras me separaba de la ventana y apagaba las luces del piso, señalé un armario de los que había en el piso -Detrás del armario hay un pequeño agujero que da a un hueco de la escalera, tenéis que tirar una pared de pladur, es fácil, los dos podéis con ella supongo, ahora... Os recomiendo que si queréis matar a los ojeadores, no os vayáis...- Saqué el ojo por una pequeña esquina de la ventana y observé, pude reconocer a uno -Davian... Ese ojeador es lento, gordo, no es de combate, simplemente es listo, está en el edificio de enfrente, tercer piso, zona este, puedes acceder desde atrás, desde la puerta principal o, desde la azotea de este edificio, si saltas al edificio colindante de la derecha, te será más fácil saltar al de la calle de enfrente, que esta justo al lado del de Davian, ¿Puedes?- Pregunté al asesino, creía que sí, pero si no me encargaría yo -Esta bien cubierto, será difícil que yo acierte con un simple revolver pero si vas sin que te vean como hiciste en aquella casa, es presa fácil... Y que no te duela, es un abusador de mujeres, adicto al sexo, un cerdo en toda regla...- Era verdad y merecía morir por muchas más razones...

Me levanté y agarré tres granadas de debajo de la almohada... Miré a los presentes -¿Qué? ¿Vosotros tenéis un libro?- Dicho eso las enganché en mi cinturón -Si está Davian, se cual es el equipo, son cuatro, son buenos y dos de ellos son peligrosos, pero no serán nada para mi, se como piensan, como actúan... Si nos encargamos de Davian, se quedan sin el cerebro... Mientras tanto yo... Te crearé una distracción...- Comenté mientras debajo de la mesa del comedor sacaba un fusil de precisión, bastante antiguo pero bien cuidado. Arreé un golpe con la culata del arma a la ventana y disparé hacia el callejón del restaurante, de pronto mi acción fue contestada con una lluvia de balas... -Por si las dudas, yo soy el objetivo tu eres secundario, lo de matar a Davian es uno pequeño consejo, pero vamos... no tienes más opciones...- Le miré, sonreí y empecé a disparar de la mejor forma que sé... A matar....


____________________________________________________________________________

Davian, oculto en el tercer piso, zona este, normalmente no lleva armas, justamente hoy sí, pero él y los tres soldados que estaban con él, sabían que Mako les conoce a la perfección por lo que teniendo esa posibilidad en mente, habían tres matones escondidos a la espera de que Mako apareciera por la espalda.
En la habitación pequeña de dicho piso, estaba el ojeador. En la puerta de la entrada, había uno de los matones, en el pasillo al acecho de la escalera que venía de la azotea otro. El tercero estaba escondido en el armario detrás de Davian, si Mako llegaba a el ojeador, el tercer asesino dispararía desde dentro del armario. Todos portaban armas de chispa, todos esperaban un ataque....


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Jue 16 Nov 2023 - 19:18}

Estupendo. El calvo había tardado tanto lamiéndose las heridas que nos habían rodeado en su piso franco.

-Puedo -dijo sin más explicaciones. Llegar hasta aquel hombre no iba a ser difícil, aunque podría haber resultado más sencillo de no haberles estado persiguiendo. Lo más seguro es que esperasen un ataque, lo que eliminaba el factor sorpresa y cualquier ventaja que Rokuro pudiese esperar tener-. Descuida, me va a doler tan poco como si te matase a ti.

Al poco se cubrió detrás de un mueble, después de que el criminal llamase la atención disparando por la ventana. "En fin, al menos me sirve de distracción" pensó resignado. Le dejó en su piso, haciéndose cargo de los tiradores, mientras salía y subía por las escaleras hacia la azotea. Mientras caminaba, una sombra envolvió todo su cuerpo, volviéndose una especie de nueva piel a la vez que sus pasos y movimientos dejaban de emitir sonido.

Cuando llegó a la azotea asomó la cabeza para observar la calle, entremezclándose con la oscuridad predominante gracias a su habilidad. Una vez analizó los alrededores y determinó la mejor forma de actuar, se llevó un mano al cuello. De pronto comenzó a surgir una especie de capa negra que creció hasta alcanzar sus piernas. La capa se agitaba sola, aunque no soplase el viento, y en dónde terminaba parecía convertirse en volutas de humo oscuro. No era una capa normal, era una capa de tinta.

Rokuro se subió al borde de la azotea, expuesto pero confiado en que la oscuridad le mantuviera oculto como había hecho tantas otras veces. Sin dudar, dio un saltó y por un instante parecía que se precipitaba hacia el vacío, pero comenzó a dar varios saltos sobre el aire, pareciendo que volaba. Para aquel tipo de misiones, el Geppou resultaba de lo más útil.

Alcanzó la azotea del edificio en el que se encontraba el ojeador y su grupo de ejecutores, y se dispuso a descender por las escaleras, no sin antes extender su capa y hacer que de ella surgiera un cuerpo humanoide. No tenía un aspecto demasiado real, pero sí que tenía la forma y la capacidad para hacer de señuelo en aquellas circunstancias. En cuanto el dibujo, más parecido a un manchurrón de tinta, comenzó a adentrarse en el edificio, escuchó disparos. Y no, no se trataban de los hombres que le devolvían el fuego al calvo, sino de los que se encontraban bajando las escaleras.

Rápido, sin perder tiempo, Rokuro se adentró y, al vislumbrar a un hombre que se acercaba a un charco de tinta, usó el Soru para abalanzarse sobre él y clavarle en el cuello un cuchillo kunai.

-¡Tú! -gritó una voz. Rokuro levantó la cabeza y vio a otro hombre que se acercaba corriendo hacia él mientras levantaba su arma-. ¡Muere!

Activó el Tekkai, volviendo su cuerpo de acero. Unas balas impactaron contra él, pero tan solo rebotaron sin causar daño alguno. Acto seguido desactivó la técnica y alzó la capa con su brazo. Al instante se generó una andanada de shurikens que salieron disparados contra el hombre, ametrallándolo y arrancándole la vida en el acto.

"Pensaba que Davian estaba solo, pero ha tomado precauciones" pensó Rokuro.
Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Vie 17 Nov 2023 - 18:58}

No era suficiente, le había dicho que sin Davian, se quedaban sin inteligencia, cierto es, pero Lady Morg era peligrosa, ponzoñosa podría decir, estaba seguro que no le interesaba en lo más mínimo Rokuro pero yo... Ciertos tonteos, alguna misión cruzada y... Bueno, quizás lo peor son que le quité el puesto con los "Nalia" sí, eso le cabreó, perdió mucho dinero y renombre, estoy seguro que esta cacería para ella esta siendo revigorizante y excitante. Seguía disparando pero no iba a quedarme ahí de por vida. Clavé el arma en una posición, con un trípode de última hora y atando una cuerda al reloj de cuco el arma iba disparando, simulaba como si aún estuviera yo, tardarían poco en darse cuenta que algo no cuadraba pero suficiente para mi.

Tras dejar el arma en su posición, salí corriendo por el agujero mencionado antes para escapar. Sí, se me pasó por la cabeza dejar al asesino a su suerte en medio de esta jauría, pero sin él creo que no podría sobrevivir, por lo que le iba a ayudar a duras penas. Pasé a la habitación de al lado, desde la cual se veía algo más el callejón. No había nadie pero sabía que si estaba Lady Morg, estaría Eukates. Ese ojeador era curioso, arriesgaba demasiado, era bueno pero temerario. Por lo que cuando abrí la ventana de la habitación contigua a la mía y observé el edificio de enfrente y cerca de Davian, pero aún más directo a la ventana de mi habitación estaba él. Eukates, el ojeador que saborea la tensión, le encantaba estar observando cuando la victima moría, me pidió muchas veces en diferentes misiones que apretara el gatillo frente a él, era un sádico que disfrutaba, pero para mí, solo era un mirón salido...

Ya era notable que el arma que dejé en la habitación no era más que un señuelo, pude ver la cara de Eukates cuando se dio cuenta y sí, en ese momento le entendía, pues un calambre de gozo me recorrió toda la espalda cuando quité las anillas de las tres granadas y junto a un empujón de mi poder, dichas granadas entraron en la habitación donde estaba el segundo ojeador a la vista. Si hubieseis podido ver sus ojos cuando los cristales se rompieron, como miró las granadas y luego a mi por la ventana hasta tubo los cojones de decir algo antes de la foto final... -¡Maldito calvo de mier...!- Kabummmm...

La explosión se pudo notar tanto en los edificios laterales como en el de enfrente, cristales rotos, suelos que temblaron y ese olor a polvora seguido de humo fueron unos pocos acontecimientos tras la deflagración de las granadas, esa habitación empezó a iluminarse por las llamas que precedían a la muerte de Eukates... Uno menos, seguramente Davian también, quedan dos... Lady Morg y.. ¿Quien será el último? Tengo dos en mente, los dos peligrosos... Por suerte Eukates era fácil de adivinar. Davian siempre iba acompañado de Lady Morg, Eukates estaba coladito por ella, era una posibilidad viable... El último, podían ser dos, uno me caía muy mal, el otro muy bien, sería una pena si era la última opción...


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Sáb 18 Nov 2023 - 11:50}

«Debería pensar en alguna forma de deshacerme de la tinta» razonó al ver el cuerpo inerte frente a él. Los shurikens que había disparado desde su capa, fruto de sus poderes, habían vuelto a convertirse en tinta, entremezclándose con la sangre que manaba de las heridas y manchando el suelo sin piedad.

Bajo estas circunstancias no estaba realmente preocupado por la presencia de la tinta; incluso había llegado a considerarla algo así como su marca. Algunas personas, se tratase del ámbito que se tratase, aunque por lo general solía darse en el mundo criminal, realizaban sus labores de formas concretas para demostrar que habían sido ellos los encargados del trabajo. Algunos casos eran simples, como dejar un símbolo pintado o escrito, como una firma. En el mundo de los asesinatos la gente era más imaginativa, haciendo que sus víctimas se comiesen sus propios dedos de la mano izquierda antes de matarlos o arrancándoles los ojos y colgándolos del techo. En el caso de Rokuro, su firma era la tinta. Nunca había pretendido que lo fuera, pero sus poderes a menudo le resultaban necesarios para hacer su trabajo y había acabado por dejar múltiples escenarios llenos de tinta negra.

Así que su firma era motivo de orgullo y de preocupación a la vez. Que alguien pudiese observar uno de sus trabajos y dijese «esto ha sido cosa de Kurokage» o como quiera que le llamasen fuera del Cipher Pol, significaba que se estaba haciendo un nombre, que comenzaba a ser reconocido. Pero al mismo tiempo era contraproducente para la propia naturaleza de su trabajo. Algunas misiones requerían sigilo, pasar inadvertido y, sobre todo, que no se pudiera sospechar de ningún individuo en especial. Hasta el momento nadie había llegado a relacionar sus asesinatos con el Gobierno Mundial si así no se lo ordenaban, pero también era cierto que sus misiones se volvían cada vez más difíciles. ¿Cuánto tiempo pasaría hasta que se viese obligado a usar sus poderes en alguna misión cuyo anonimato fuese crucial y no pudiese eliminar el rastro de tinta? Sí, tenía que idear la manera de evitarlo.

De pronto, una sacudida agitó el edificio. El polvo cayó del techo bañando el suelo y los cristales de las ventanas se rompieron en miles de pedazos. ¿Quién había sido el imbécil que había provocado la explosión? «No puede ser...» pensó cuando recordó las tres granadas que guardaba el calvo bajo su almohada. Aquel desgraciado no hacía más que darle motivos para querer matarlo.

Aún con todo, aprovechó la distracción de la explosión para adentrarse en la habitación del tercer piso en la que se suponía que se encontraba Davian, el ojeador. Unos pocos segundos más tarde, el criminal había muerto. El matón escondido en el armario le había dado un poco de guerra, incluso había llegado a herir su brazo izquierdo con una bala, pero no tardó mucho en acabar con los dos. Como había dicho el calvo, Davian era solo cerebro, nada de músculo.

Retomó el aliento un instante y, todavía fundido con las sombras de su técnica, se movió hasta la ventana para estudiar el avance de la situación en la calle. El humo comenzaba a imponerse al aire, y la zona se estaba caldeando. Probablemente comenzase un peligroso incendio, aunque eso le beneficiaba. Por si acaso activó el Tekkai, inmovilizándose, pero adquiriendo una gran defensa. Prefería evitar morir por ataques sorpresa, a ser posible.

«Y ahora, ¿a por quién debería ir?» pensó, debatiéndose entre varias opciones.
Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Lun 20 Nov 2023 - 21:17}

Tras acabar con Eukates me quedaba su amor platónico pues nunca fue correspondido, sabía que sería un tanto complicado por que era su perro faldero y seguro le habrá dolido perder a un seguidor fiel, lo que no llegué a esperar es que usase a ese maldito bastardo como cebo para pillarme a mí, claro que me di cuenta tarde, más bien justo en el momento en el que al girarme tras lanzar las granadas me la encontré junto a tres hombres más apuntando a mi cabeza con fusiles -Wooouuw, buena jugada- Comenté al darme cuenta que caí en sus redes -Gracias- Dijo con tono orgulloso, la mala bicha también era lista, no me esperaba que tanto -Pobre Euka- Comenté con una sonrisa -¿Por qué? Murió haciendo lo que más quería, servirme- Razón no le faltaba, intenté moverme pero los tres hombres enseguida respondieron apuntando de forma brusca, un claro "Si te mueves, pierdes" -La verdad que ha sido muy fácil, llevo siendo ojeadora bastante tiempo, se como se mueve la gente y más si he estado en su equipo. ¿Sabes cuantas veces me he sorprendido de tus jugadas? Pero siguen un patrón, eres implacable pero no tan bueno como te crees- Maldita pe... Encima que me había pillado me daba el sermón...

Tras un momento de tensión donde el silencio pesaba y la mujer disfrutaba de mi caida, una flecha se clavó frente a mi, pasó por el hueco de la ventana y entre mis pies se hundió en la madera -Mierda...- Comenté al darme cuenta de quien era el cuarto ojeador -Sí, no han escatimado en gastos, Ezequiel está aquí...- Aclaró. Ezequiel, un gran amigo y un ojeador de combate, es llamado como uno de los cuatro arcangeles de una religión perdida por que es tan implacable como uno de los soldados de dios. Usa flechas y se mueve como si volara... Fuerte, rápido, listo y aún que me repita, un gran amigo... -Qué pena, podrías haber formado una nueva familia conmigo, pero tú sigues con esos pensamientos arcaicos y obsoletos... Ahora solo puedes darme beneficio en forma de recompensa- Que asco, de todos me tenía que pillar ella... -¡Mako, claudica ya, no lo hagas más difícil- Se escuchó desde fuera de la ventana Ezequiel tampoco quería pelear contra mi, pero era nuestro trabajo y era consciente de que se tenía que cumplir a raja tabla o el próximo eres tú...


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Mar 21 Nov 2023 - 0:29}

Las llamas comenzaron a propagarse con cierta rapidez. Los edificios de Dark Dome solían ser modernos y resistentes, no como las típicas casas tradicionales de madera de la isla natal de Rokuro, pero solo los de la zona rica.

En su retirada estratégica, atravesando el alcantarillado, se habían adentrado en una zona más pobre. Allí los edificios eran de ladrillos, pero el interior y otros elementos, como los suelos o las escaleras, seguían siendo de madera. Y sin contar con el mobiliario. Si no hacían nada, el fuego se extendería por todo el barrio.

Los sentimientos de Rokuro se entremezclaron. Por un lado, aquel fuego era tanto una inminente amenaza como un potencial aliado al enfrentarse a los criminales, y un maravilloso medio para no dejar evidencias. Por otro lado, los daños que podían causar el incendio podrían ser catastróficos, cobrándose un sinfín de vidas. Y lo peor es que el fuego podría llamar atenciones indeseadas. Bajo esa perspectiva, buscar la forma de apaciguar las llamas parecía la mejor opción.

Rebuscó en el interior de su chaqueta hasta encontrar el dial de llamas que siempre portaba. No solía usarlo, pero bajo ciertas circunstancias resultaba realmente útil. Sin embargo, tras analizar mejor la situación lo volvió a guardar. El fuego había alcanzado ya una magnitud considerable, demasiado para el alcance del dial.

«Me pregunto si funcionará» se dijo mientras extraía un pergamino enrollado. Se alejó de las llamas y se resguardó en un rincón, atento a la posible aparición de otro criminal. Por lo que había logrado captar a través de la ventana, el calvo se estaba viendo superado en número, pero tampoco le urgía ir a ayudarle. Ahora su prioridad era apagar las llamas, y después, acabar con los ejecutores. Si lo lograba antes de que matasen al calvo, bien por él, y si no... No le iba a echar de menos.

En su rincón, con el pergamino extendido sobre el suelo, empezó a dibujar. Hacía tiempo que había comenzado a experimentar con dibujos sobrenaturales. Le había costado lograrlo, pero era capaz de crear cosas con habilidades extraordinarias. Se trataban de dibujos que requerían mayor dedicación, y hasta la fecha solo era capaz de mantener uno a la vez, pero con eso servía.

Al acabar de dibujar hizo brotar a la criatura hasta alcanzar un metro de altura. Se trataba de una especie de lagarto humanoide, de mirada simpática y color naranja, que tenía una pequeña llama ardiendo en su cola. Entonces, como si ya supiera para lo que había sido creado, el lagarto caminó hasta las llamas y empezó a engullirlas.
Mako
Mako
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Mar 21 Nov 2023 - 19:07}

Ante mi derrota inminente, un pensamiento entre suicida y victorioso me vino a la cabeza, si estaba rodeado, ¿Qué era lo que tenía que hacer? ¡Cambiar de lugar! Pero como aún no sabía teletransportarme simplemente volví a hacer algo que no esperarían ¿Qué era? Claramente me tiré por la ventana. Alcé con mi poder los cañones que me apuntaban y salté rompiendo los cristales, una flecha me pasó cerca, no pensé que quisiera darme, o dudó o falló a posta, no podía ser otra cosa. En mi caida, agarré los cuchillos con mis manos y antes de tocar suelo los empujé, ¿Repelé? con mi poder para evitar así en gran medida un buen guantazo contra dicho cemento. Para cuando me dí contra el suelo, aturdido conseguí cubrirme en un callejón de los tres que empezaron a disparar desde la ventana...

¿Donde puñetas estaba el tonto que iba de profesional? Quizás lo habían matado, tenía que salir de ahí por mi propio pie pero antes necesitaba pensar bien, no tenía armas, solo un revolver, seis balas y tres cuchillos, tenía herido el hombro izquierdo y un buen golpe en la espalda la caer que me había quitado el aire, las cosas no pintaban bien. Acabé adentrando mi pobre cuerpo en el edificio que había detonado las granadas, olía a humo y la temperatura era alta, estaba en llamas pero eso me daría tiempo, pues o moría calcinado o saldría para morir tiroteado, eso pensarían, con eso jugaría...
No me llevó mucho tiempo subir al último piso, parecía que el humo había decrecido un poco pero imaginé que solo había encontrado por donde salir al exterior y en el último piso, cuando me adentré en la cocina de uno de los habitáculos, me encontré a un hombre apuntando con un arco a mi cabeza -Te dije que no fueras ambicioso y no me has hecho caso... Ahora van a por ti y no pararan hasta verte muerto...- Sonreí -¿Acaso había otro final para un alma en pena como la mía?- El arquero estaba enfadado, decepcionado -Tengo que matarte, no correré tu mismo destino...- Esas palabras no dolieron como esperaba, morir en manos de un "colega" no era algo tan malo para alguien como yo... -Es una pena, ese plan de comprar una granja que tenías, que lastima que no pueda ir a gorronear el embutido, carne y productos de granja cuando la abras, supongo que me reencarnaré en ratón para robar algo...- Siempre quiso una jubilación temprana y yo una muerte tardía, que dura la vida....


Ficha

337070
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {Miér 22 Nov 2023 - 16:26}

Engullía, engullía y volvía a engullir. Bocado a bocado iba consumiendo las llamas, a la vez que su color anaranjado se iba tornando en un rojo carmesí. Cuánto más comía, más brillante era su color.

Rokuro observó la escena, orgulloso de sí mismo. Hasta la fecha, el poder de aquella fruta le había sido de bastante utilidad, incluso le había salvado la vida en varias situaciones, pero en esta ocasión lo estaba usando para salvar vidas en vez de arrebatarlas. Que algunas veces tuviera que perpetrar masacres a causa de su trabajo no significaba que le gustara hacerlo por placer, y la sensación de saber que estaba haciendo lo correcto por una vez le mantuvo en calma unos pocos segundos.

Dejó al extraño lagarto al que había dado vida y volvió a asomarse por una ventana, a tiempo de ver la brillante y para nada estúpida estrategia del calvo: saltar por un edificio. Para sorpresa de Rokuro consiguió escapar indemne del aplastante peso de la gravedad contra el asfalto, o todo lo indemne que se puede encontrar una persona a la que intentan matar. «Seguro que ha sido cosa de sus poderes» dedujo Rokuro. No estaba seguro de cómo funcionaba su habilidad, pero podía controlar el metal a su antojo; si algún día se enfrentaba a él, tendría que despojarse de cualquier arma metálica para evitar ser controlado por él.

Aunque el enfrentamiento contra el criminal era algo secundario. Primero debía deshacerse de los ejecutores. Por lo que había visto desde la ventana, uno de ellos, armado con un arco, había perseguido al calvo. Según sus cálculos, todavía quedaban uno o dos más tras la muerte de Davian, y seguramente estos también tuviesen a varios hombres como refuerzos. A lo sumo podían quedarle más de diez enemigos si el arquero terminaba por asesinar al hombre que había provocado toda esa situación. «No me veía tan superado desde el iceberg» se dijo, recordando la batalla campal contra los revolucionarios. Aquella vez logró sobrevivir gracias a que tenía una estrategia de batalla planificada, pero en esta ocasión no era así. Cierto, se estaba poniendo en el peor de los casos, pero no podía confiar en el calvo, y escapar no era una opción hasta que eliminase a los testigos de la zona. Tenía que actuar, y tenía que hacerlo rápido.

Manteniendo las sombras que cubrían su cuerpo, volvió a sacar el dial de llamas de su chaqueta. Absorbió el fuego que todavía no se había zampado el lagarto, ayudando así a aplacar el incendio, abrió una ventana cercana y saltó por el edificio. ¿Hipócrita? Sí. ¿Que podía saltar por el aire y «volar»? También.

Utilizó el Geppou para llegar hasta el edificio de enfrente, pero en esta ocasión llegó hasta la azotea, dónde levantó el brazo del dial y lo activó, deshaciendo las sombras que cubrían su cuerpo. En unos segundos había pasado de estar oculto a ser el centro de atención, convirtiéndose el fuego en una especie de vengala.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Los fallos se pagan [Pasado] Empty Re: Los fallos se pagan [Pasado] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.