¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
Whisky 'The Risky'Vie 21 Jun 2024 - 10:13Whisky the Risky
Derramando sangreJue 13 Jun 2024 - 23:53Raulgamerlol11
Petición de experiencia y premiosJue 13 Jun 2024 - 18:54Lumin Maj
La luna, la sombra y el bufónJue 13 Jun 2024 - 17:19Mako
¡Me prometió que no le contaría a nadie! [Ely - Prometio]Miér 5 Jun 2024 - 23:13Charlotte Prometio
Petición de moderación de técnicasVie 31 Mayo 2024 - 18:35El Gremio OPD
Rhea Jue 30 Mayo 2024 - 22:19El Gremio OPD
Berry [ID]Jue 30 Mayo 2024 - 19:45El Gremio OPD
Salem NizarJue 30 Mayo 2024 - 19:41El Gremio OPD
Prometeo, El Fénix [ID]Jue 30 Mayo 2024 - 19:34El Gremio OPD
¿Jugamos a un juego?Mar 28 Mayo 2024 - 19:24Charlotte Prometio
Siguiente ronda


Ir abajo
Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Miér 8 Nov 2023 - 2:57}

Los siguientes días, Pavlo se la pasó preocupado de más por Lisia, quien después del evento contra Sixto y sus secuaces, había quedado algo abatida físicamente. La mayor parte del viaje a la nueva isla, Lisia se la paso durmiendo y descansando, para recuperarse de sus heridas.

“Lo bueno es que tengo a mi enfermero personal, mi Pavito adorado” y si, cómo ella decía, Pavlo no se quitaba de su lado. Con excepciones de cuando necesitaba usar el baño o requería privacidad. Cualquier persona diría que el lobo macho lo hacia nada más por interés en Lisia, pero tanto Berry cómo él mismo sabían que era por amor y lealtad a la lobo albina.

A pesar de recuperarse físicamente de manera rápida, pues el ser Mink, y joven, hacia que los moretones y cortadas cerraran rápido, había una herida que no sano del todo bien. Su orgullo.
Lisia se sentía mal moralmente, pues la idea era que Berry y ella derrotaran a Sixto juntas, pero al final, fue Berry quien tuvo que luchar sola.  

Cuando hablaba con la zorro, pretendía estar bien, y ser la misma de siempre; Con sus dobles sentidos, y tratando de sexualizar a Pavlo. Pero no, se engañaba a ella misma, pues igual y Berry era capaz de leer que no todo esta bien con Lisia. Más con ese sentimiento que los tres Mink tenían de ya haberse conocido anteriormente, en otra isla, o en otra vida.

Por suerte, pronto arribaron a una nueva isla, quizás lo que Lisia necesitaba para recuperar su moral en batalla. Nuevos aires, nuevas experiencias, nuevas aventuras. O al menos eso era lo que ella esperaba. No quería ser un estorbo para Berry, quien le gustaba y admiraba por su proeza.

Originalmente no habían decidido en algún rumbo a seguir, pero Pavlo mencionó una isla donde los animales eran un poco más alargados de lo común.
“¿Osea que parecen penes?”
“N-no. Simplemente son diferentes a los que estamos acostumbrados a ver en Zou o en otras islas...”
“Pero dijiste que se alargan, así como el tuyo”
“Yo no mencione nada acerca de- Agh, olvídalo..."
Al menos Lisia se divertía un poco con eso.

Quizás cazar a un animal u otro le serviría para ponerse en sintonía de nuevo con su Mink interior.
Claro, pues en la isla de Karate, había mucha civilización. En un lugar cómo Long Ring Long Land, una zona de archipiélagos, donde la gente es nómada y sobrevive a la intemperie.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Miér 8 Nov 2023 - 3:41}

Viajar con los minks le recordaba a su hogar, si bien le agradaba Berry conocía que podían llamarle de urgencia en cualquier momento. Muchas veces se la pasaba entrenando mientras esperaba alguna llamada, era evidente que deberían dividirse en algún momento pero al menos deseaba tenerlos cerca. Al escuchar sobre un viaje a Paraiso, Berry no se interpuso e incluso lo alentó conociendo que varias islas alrededor estaban bajo el cuidado de la marina.

Al arribar a aquella isla, la mink ya portaba su uniforme de teniente y su preciada capa. Era la primera vez que los minks le verían con esa indumentaria pero le gustaba anunciarse como oficial en servicio en una isla tan inmensa y consciente de que reinaba la anarquía. Mientras la pareja de lobos avanzaba a desembarcar, Berry saltó del barco callendo frente a ellos luciendo su capa en todo su esplendor. No pudo evitar reír por su improvisada conversación, por lo cual tras una buena dosis de carcajadas se decidió a hablar con un tono sereno, como indicando que era recomendable para asegurar una estadía tranquila y sin incidentes inesperados. No podía evitarlo al estar en servicio y el traje le daba una imponente aura ante otros.

—Tengan cuidado estas islas son inmensas, según los informes del cuartel por lo que no recomiendo irnos sin dejar una marca en este lugar. ¡Luego podremos explorar! Puede que no haya nadie los nómadas tardan mucho en pasar de isla en isla, tal vez ni podamos encontrarlos. Me parece una isla perfecta para entrenar o relajarse.—

Berry suspiró elongando sus extremidades, no había ningún criminal que capturar ni cuartel que servir. Los minks podían hacer lo que quisieran, aunque la zorra era consciente de que Lisia ocultaba algo, un presentimiento combinado con un poco de su haki de observacion que poco a poco se volvía más fuerte. La mink no llegaba a desentrañarlo del todo, por lo cual se guardaba los comentarios para si misma y sonreía manteniendo su actitud inocente.

—Bueno, voy a quedarme por aquí entrenando un poco moviendo estas piedras. ¡Ustedes intenten despejarse!–

La mink guiñó su ojo mientras se ponía a mover rocas alargadas y gigantes de un lado al otro, sin demostrar mucho esfuerzo. Era evidente que nunca se quedaba quieta, mientras más entrenase mas viva parecía. En algunos momentos simulaba ser una mascota con las rocas atadas en su cuerpo y corriendo en cuatro patas, pero eso le daba un atractivo dificil de ignorar. Si bien entrenar con Lisia sonaba bien, no deseaba forzarla, conocía que incluso para un recluta su rutina era extenuante. Tampoco forzaría a Lisia más de la cuenta, aunque ella nunca se negaría a un combate o un entrenamiento si era ella quien lo solicitaba.



Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Miér 8 Nov 2023 - 4:50}

A Lisia parecia agradarle la nueva vestimenta de Berry, pues se quedo boquiabierta al momento que hizo una aterrizada heroica desde el barco. La verdad era que verla en uniforme de karate, a verla ahora vestida cómo autoridad, lograba que Lisia alcanzara un nivel de respeto mayor.

“Oye, Berry. Quería ver si-” ya se había animado a decirle lo que deseaba, pero al momento de que la zorro tomó la pose de cuatro patas, Lisia no pudo evitar mirar directo al trasero de Berry con ojos de corazón. Distrayéndose de inmediato con lo que iba a decir, por lo que tuvo que se resigno a comentar lo primero que se le vino a la mente “¡Ay, pero se te ve súper bien tu traje de marine! ¡Aunque también te verías genial sin el!”

De manera audible se pudo oír cómo Pavlo se dio una palmada en la cara, tras ser decepcionado por Lisia, quien decidió seguir su mente libidinosa, en vez de usar la cabeza.

“Ay, no, digo-” parecía que por primera vez en su vida se arrepentía de lo que acababa de decir. “Espera, mira, okey, te confieso, eres muy bonita, incluso quizás demasiado para mi, pero- Lo que quiero decir, es que se que no soy tan fuerte cómo tú…” Lisia se desinfló. Se encorvó, sus orejas se aplanaron, y la cola le quedó entre las patas. “Me di cuenta de eso cuando peleamos en el dojo. Cierto, eso ya lo sabía, pero ¿al momento de pelear contra Sixto? Debíamos pelear juntas y yo… Te abandoné… Te deje pelear sola...” forzó una risa, pero era claro que era muy falsa. “Qué clase de amiga soy...” y ahí era el problema de todo. Lisia sentía que había roto una promesa muy importante con Berry. Y todo por su debilidad…

“Necesito que me entrenes. Necesito ser fuerte como tú” Lisia gruñía, pero no hacia Berry, no, estaba enojada consigo misma “Haré lo que me pidas. ¿Debo romper cien rocas? ¡Romperé mil rocas! ¿Debo correr cien metros? ¡Correré mil metros!” la lobo jadeaba un poco, de tanta energía que le surgía de repente “¿Me pides que me quite la ropa? ¡Soy capaz de hacerlo, mira!” comenzaba a quitarse la camisa.

“¡Hey, hey, espera-!” Pavlo le interrumpió. No estaba seguro si acercarse a ella y evitar que terminara de desvestirse, o taparse los ojos. “N-no creo que eso ultimo sea necesario...”

“Claro, perdón, creo que me dejé llevar un poco. Es dificil concentrarse cuando una zorro tan bonita esta frente a mi, entrenando en su traje de militar” Lisia logró reírse un poco al menos con eso. Se le quedo viendo un rato a Pavlo, mirándolo de arriba abajo “También podemos hacer que Pavlo se desnude. Un entrenamiento de resistencia. La primera que se lo coma sexualmente, pierde”

Pavlo solamente rió nerviosamente “Eso no se oye como buena idea para entrenar...” cubriendo su cuerpo penosamente.

Lisia suspiró de manera escandalosa “No lo se, quizás me una a la marina. Obtenga un disfraz y me vea tan linda como Berry. Blah, no soy mucho de seguir reglas, pero si se trata de estar bajo a tu cargo, soy capaz de hacerlo. Me has demostrado que eres una Mink fuerte y leal, algo que se busca en un líder” al menos sus orejas ya no estaban planas, y se le veía algo más determinada que hace segundos.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Miér 8 Nov 2023 - 15:02}

Berry dejó su entrenamiento un rato para escuchar los halagos de Lisia, no negaba que estos eran una caricia al alma y que disfrutaba escucharlos tan seguido mientras lamía sus garras. Comprendía bastante aquel sentimiento de culpa aunque ella negó con la cabeza, no sentía que Lisia debería haber peleado a dsu lado. Era un criminal bastante peligroso y ella había estado esforzando su físico a niveles brutales contra sus compañeros la misión había resultado bien y Lisia debía comprenderlo de esa manera en lugar de buscar culpas donde no las había.

—Eres hermosa pero no es necesario desnudarte, de momento. Puedo entrenarte pero no soy blanda, nunca lo he sido cuando se trata del método Berry. Ahora bien, debes tener una cosa clara, no me debes nada. No fue tu error que Sixto fuese mi oponente en solitario, de hecho pude habermelo cargado en menos tiempo pero yo misma me estaba forzando para dominar mi Haki de observación a mayor escala. Si alguien tuvo la culpa fui yo por no acabar rápido esa pelea, pero ya no importa y no debes torturarte por cosas del pasado linda.—

La zorra abrazó a la loba aprovechando para acariciar su espalda y besar su hombro antes de separarse y sonreírle a Pavlo indicando que todo estaría bien y no forzaría a Lisia a mover un peso colosal como al que ella se sometía. Colocó las garras en los hombros de Lisia y clavó sus ojos rojos en ella.

—No debes seguir mi camino solo por mí, la marina tiene muchas responsabilidades y no es solo golpear a los malos. No es una vida sencilla para una mink tan salvaje como yo y no lo será para tu cuerpo. Quizás Pavlo pudiese soportarlo, pero tú eres un espiritu muy libre y no quisiera causarte cadenas de las que luego no puedas liberarte.—

La zorra sonrió a ambos por igual mientras se sentaba sobre una roca, la idea de unirse a la marina no era algo que debieran tomar a la ligera o solo por un impulso. Había aprendido con el tiempo de que las acciones podían tener consecuencias, que no todo era fuerza y que muchas acciones podrían derivar en castigos o situaciones incómodas por simple desconocimiento o costumbres ligadas a otra cultura.

—¡Pero no pensemos en eso! Vamos a iniciar con un entrenamiento básico para ser tan fuerte y bonita como yo. Aunque tal vez necesitemos pintura negra y dorada con un poco de pimienta en los ojos. ¡Bwahahaha! Es broma, no se asusten. Lo primero que haremos Lisia es ver cuanto peso puedes soportar. Por suerte tenemos unas largas rocas en la isla, ten esta cuerda y trata de mover alguna. No debe ser muy pesada, no quiero que te rompas la espalda, cuando traigas tu piedra podremos empezar a entrenar puñetazos.—

La mink bajó de la roca en la que se encontraba y concentró su haki en su puño. Su cuerpo se tensó a la par que chocaba su garra cerrada contra la formación natural haciendo que esta estallase en mil pedazos ante los ojos de ambos minks.

—Con esfuerzo llegaras a esto. ¡Nunca pierdas la esperanza! Entrena a diario, incluso mientras duermes, cuando otros den el doble debemos dar el triple. Los monstruos nacen para combatir a aquellos que son considerados genios de nacimiento, somos producto de nuestro esfuerzo y voluntad. ¡Prometo dar lo mejor para que nunca más te sientas débil porque sé muy bien que eres una loba inigualable!—

La mink guiñó su ojo y levantó su pulgar sonriente, a Lisia le esperaba un largo día de entrenamiento. Berry podía llegar a ser una fuente desbordante de energía e inspiración, aunque no perdía aquel lado salvaje y divertido al estar con otros minks. Esto se demostraba en la forma coqueta que tenía y su confianza con ellos, si bien cuando entrenaba mantenía su energía enfocada en otras cosas de lo contrario ya estaría en la cama con ambos lobos, no era muy complicado llegar a eso con tantas insinuaciones.
Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Jue 9 Nov 2023 - 2:35}

Lisia se sonrojó con el cumplido que recibió de Berry. Eso le gustaba de ella, que era siempre honesta con lo que decía y hacia. Aunque por lo mismo, eso también dolía un poco: Berry admitió que incluso hasta pudo haberse cargado a Sixto sin problema alguno por ella misma, lo que pasaba era que tenia pensando entrenar algo que llamó Haki de Observación. Esas eran palabras nuevas para Lisia.

Pero en algo si tenia razón Berry. Ya no se puede hacer nada por el pasado, lo que sigue sigue, y pensar en lo que se puede hacer en el futuro es lo único que sirve por ahora.

“¿Que es eso del Haki, Berry?” volteó a ver unos segundos a su lobo macho, pero Pavlo también se encogió de hombros. “Antes de desmayarme, creo que dijiste algo de ver las cosas cómo si fueran galaxias” era frustrante para Lisia no recordar bien. Después de quedar toda llenas de moretones y cortadas, perdió el conocimiento y no recordaba cosa que pasó más lo que le había contado Berry y Pavlo.

La zorro mencionó que Pavlo seria capaz de llevar la vida de Marine, pero Lisia no. La lobo albina no se lo tomó a bien ese comentario. El macho se dio cuenta, e intentó enfocar la conversación a él, para que Lisia no se molestara más.

“¿Yo? Uh, es decir, no creo que me convierta en Marine. Mi lugar es a lado de Helena, ella es mi mejor amiga y-”

Pero Lisia no estaba por quedarse callada “¿Entonces por qué estas en la Marine?” Lisia andaba mal emocionalmente, por lo que se le escuchaba algo dramática con la pregunta. Sentía que Berry y ella eran muy parecidas, pero ahora no sabia quien era Berry realmente “¿Acaso hay alguien a quien le debes tu lealtad ahi en la Marine, no lo se, un amigo quizás? Somos guerreras de Zou, Berry, libres, sin cadenas. Pero tu voluntariamente te has quedado con los Marines. ¿Qué pasa?”

“Helena, no creo que...” pero Pavlo no podía ya decir nada. Entendia que estaba frustrada. Pavlo sabia que ella era la más fuerte en su tribu alla en Zou, y encontrarse de repente en una isla de los Blues, donde una Mink cómo ella le pateó el trasero sin siquiera sudar… Por supuesto que su orgullo estaba dañado.

Berry sin embargo, tenia otros planes, y siguió con su divertida actitud. Incluso hasta contagiando a Lisia de nuevo.

“Bonita ya eres, preciosa incluso” decía Lisia, mientras se cruzaba de brazos, suspirando. Estaba frustrada, quería llevársela a la cama para liberar tanta frustración que traía atorada desde que andaban en Isla Karate. Pese a la cara molesta que tenia, la cola la meneaba de lado a otro rápidamente, desmintiendo su actitud hacia Berry. Pues ¿quien iba a poder estar molesta ante tan bella zorro?

Ambos lobos quedaron impresionados con la manera en que Berry se deshizo de la roca con la que estaba jugando anteriormente. Un solo puño, y esta se hizo añicos.

“Vale pues, pasa la soga, y a ver que roca me consigo” ¿Realmente iba a poder hacer lo mismo que Berry? No le daba miedo el entrenamiento, a ella le encantaba sobreexcederse físicamente, no de la nada llegó a ser la más fuerte de su grupo de guerreros. Tantas noches sin dormir, solamente entrenando sin parar. Esto no iba a ser nada comparado con lo que estaba acostumbrada.

Iba a poder hacer esto sin problema, y Berry iba a estar orgullosa de ella.

Sin pensarlo mucho, ató una soga a una piedra que le llegaba a la cadera. Checo que el nudo estuviera fuerte, y comenzó a jalar.
Sus gruñidos se escuchaban por el área, cada vez más fuertes y frustrados.
“¿¡Pero de qué carajos esta hecha esta roca!?” era una piedra común y corriente la verdad. Pero la mente de Lisia estaba en otra parta, y era incapaz de mover lo que Berry había hecho ver tan fácil.

Estaba a punto de rendirse, cuando una garra de pelaje color marrón se le unió. Era Pavlo, quien tomó la soga frente a ella, y comenzó a ayudarla. Él la veía a ella con una sonrisa tierna, y asentía para que ambos jalaran la roca pesada.
Muy cansada, pero intento de nuevo. Jalaron, juntos y…

Desafortunadamente la roca no se movió, pese a la ayuda que Pavlo ahora proporcionaba.

“Me lleva la que me trajo. ¡AGH!” Lisia soltó la cuerda, rendida de momento, tirando sus brazos al aire “Lo bueno es que ya esta muerta, sino estaría sumamente decepcionada de su hija quejumbrosa…”

Pavlo siguió intentando un ratito más. Pero sin la ayuda de Lisia, ni de broma iba a poder mover la roca.

“Ademas,” continuó Lisia “No creo que sea buena idea que me ayudes, Pavito. No me lo tomes a mal, apreció lo que haces, pero creo que debo hacerlo yo solita” volteó a ver a Berry, para ver que decía la maestra zorro.

“Vamos, Helena. He estado contigo desde el principio, cuentas conmigo en las malas y en las buenas y-… ¿Por que me estas mirando así? ¡H-hey, cuidado donde pones las manos!”

Aprovechando que Pavlo estaba distraído jalando la roca, Lisia se adelantó y comenzó a sentir su zona pélvica, de manera muy pervertida. “Mira, es tu culpa por ser tan lindo conmigo. Eres muy buena distracción ¿sabes?”

“No es buen momento, estamos a la intemperie... ¿Q-qué va a d-decir Berry?”
“Oye si. ¿Que va a decir Berry, eh, Berry?” Lisia intentaba voltear a Pavlo para que estuviera dando cara a la zorro. El macho se veía incomodo, sonrojado, y con orejas sumisas, pero no hacia nada para quitarse de encima a la mujer.

Mientras que Pavlo intentaba hablar en voz baja, Lisia andaba gritando el nombre de Berry para que viniera o a unirse a toquetear al macho, o a regañarles por andar jugueteando en vez de entrenar. Cual fuese lo que ocurriera, Lisia parecía divertirse.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Jue 9 Nov 2023 - 3:19}

La zorra levantó un dedo cerrando sus ojos antes de responder la primer duda, siempre se le olvidaba lo complicado que era introducir a alguien en el mundo del haki. Por suerte ya tenía algo de experiencia y sus maestros también habían explicado en forma sencilla lo que era el haki y la voluntad, así como explicar las sensaciones que este producía.

—El haki es el poder de la voluntad, una fuente de poder dormida en cada uno de nosotros. Para explicarlo sencillo es similar a nuestro electro solo que cuesta sentirlo hasta que llega el momenro. ¡Puede ser hoy o en un mes! Suele despertar en momebtos de peligro o de fuertes emociones como el deseo de protegerte. Si bien mi haki ya había despertado el deseo de protegerte me permitió tener más control sobre él. Hay dos tipos el de armadura que ayuda a golpear mas duro y defenderte y el de visión al menos de inicio es mejor dejarlos en esos dos.—

La mink finalizó su explicación justo antes de ser cuestionada sobre sus motivos de estar ella atrapada en la marina. La mink no demostró enfado, incluso lamió sus garras ignorando la reprimenda en gran parte.

—Por mis padres, les prometí volver cuando alcanzara un renombre como marine ya sea con esta capa o una mejor. Es una promesa con ellos y pienso cumplirla incluso si eso me cuesta, ellos depositaron su confianza en mí y mi tribu lo ha hecho. ¿Ves estos tatuajes dorados en mis garras? Cada vez que un mink se va de la tribu a explorar el mundo nos tatuamos nuestras garras con las cenizas de generaciones pasadas, cada uno de mis ancestros está presente en mi pelaje hasta que yo me vuelva parte del pelaje de otros. ¡Es un legado que pienso enorgullecer!—

La zorra sonrió mostrando sus garras doradas y cerrando su puño fente a su rostro, podía sentir cada vida fluyendo en su cuerpo, a veces imaginaba a su tribu sostenerla antes de caer y esa conexión muchas veces le impulsaba a seguir pese a sus deseos egoístas. El hecho de que uno de sus tics fuese lamer esa parte de su cuerpo no parecía una coincidencia tras semejante revelación.

Berry contempló a ambos lobos esforzarse por mover una roca, estaba feliz de ver su amistad aunque negó con la cabeza al percatarse de que aquella piedra era demasiado pesada. Ciertamente ambos tenían buenas intenciones, incluso Pavlo había tratado de ayudar pese a no tener la fuerza de un guerrero.

—¡Bwahahaha! Dije mover rocas no ponerlo como una roca.—

La mink zorra comenzó a reír palmeando el suelo antes de calmarse y avanzar hacia ambos cruzada de brazos haciendo gala de sus pechos. Su cuerpo había adquirido más masa y volumen lyego de las experiencias de la isla karate y sus rutinas de entrenamiento exigentes que retomaron apenas zarparon.

—Es mejor que vuelvan al entrenamiento, esta roca es demasiado para ustedes yo solucionaré eso.—

Con un rápido moviento de su garra una onda cortante salió disparada y cortó a la roca en dos mitades perfectas que cayeron delante de ambos lobos. Berry se sentó sobre la roca que correspondería a Lisia ignorando la invitación jugueteando con el deseo de la loba.

—Destruyan las rocas con sus puños hasta que sean polvo y lo consideraré...—

Comentó con una actitud coqueta, sabía que eso era prácticamente imposible pero buscaba utilizar el deseo de Lisia como combustible. Si estaba en lo correcto, Lisia había demostrado ser tan impulsiva y ansiosa como ella, era como verse en un espejo. Si alguien sabía como motivarse era ella misma y esperaba ser la motivación de ambos minks en ese entrenamiento.
Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Dom 12 Nov 2023 - 1:48}

“¿Deseo de proteger?” Lisia escuchaba las palabras de Berry, mientras miraba su propia mano durante un segundo y dos. Luego volteando a ver a Pavlo. El macho marrón era su mejor amigo desde la infancia, y una de las muchas razónes por las que ella queria volverse fuerte.

La mujer se sonrojo un poco, y dio sonrisa coqueta a Berry “Asi que ¿nosotros fuimos la razón por la que usaste tu haki contra Sixto? Que linda”

Sin embargo, hasta Lisia entendia que habia momentos en que se tenia que hablar con más seriedad. Sobre todo cuando Berry mencionó la razón de sus tatuajes. Al principio, los dos lobos, creyeron que eran puro estético, pero su zorro favorita pronto explicó que era una forma de recordar y respetar las proezas de sus antepasados.
Pese a que Berry tenia una personalidad en su mayoria juguetona, su fuerza no era broma y provenia de un lugar muy personal para ella.
“Eso explica porque te lames las garras de repente. Crei que era alguna peculiaridad personal tuya, pero va más alla ¿cierto?” Lisia suspiró. “Nuestras tribus son algo diferentes, aunque ambos seamos Mink. Eso me gusta de haberte conocido. Me agrada saber que las enseñanzas de mi gente no son universales”

Berry entonces dejó la seriedad por un momento, y la ganó la risa al ver que Lisia manoseaba al macho.  

“Aw. Que lástima, nunca me ha dejado vérsela
“Uh. Q-quizás en otro momento…”
“Berry ¿te he contado la historia de cuando nos tuvimos que bañar juntos? Eramos muy pequeños, pero-”
“La historia de las pulgas no, por favor...”

Lisia rio ante la inconformidad de Pavlo, pero sin decir más, la lobo dejo ir al pobre hombre avergonzado a no más poder. Pavlo caminó de manera graciosa durante algunos segundos, por suerte la mujer estaba más interesada en lo que hacia Berry de momento.
Sin mucho esfuerzo, al menos aparente por parte de la zorro, ella partió la roca con la que tanto problema tenían los lobos, con un solo golpe.

Fue entonces cuando la zorro supo cómo alentar a Lisia. “¿De verdad? Bueno, en ese caso, supongo que ya tengo la inspiración para deshacerme de la miá” de momento le dio tentación de usar su espada gigante, pues de todas formas ella peleaba con su arma, pero Berry había pedido usar la mano ¿cierto?
La lobo intentó imitar los movimientos de Berry. Un zarpazo de onda cortante… ¿Realmente ella podría aprender a hacer eso?  

De reojo, observó a Pavlo que intentaba hacer los mismos movimientos, pero con mucho más cuidado. Era obvio que el macho reconocía que físicamente no era el mejor, por lo que solamente daba palmadas a la roca, por miedo de romperse la mano.
“Hey, Pavito. ¿Que te parece si hacemos una apuesta? El primero que rompa su roca, puede desnudar al otro por completo”
“Sabes que no tengo oportunidad de competir contra ti ¿cierto?”
“Piénsalo bien. No me has vuelto a ver sin prenda alguna, esta seria tu oportunidad”
“Si me quieres ver desnudo, solamente tienes que preguntar, Helena...”
“Frente a Berry”
“B-bueno, eso ya es- Es decir… ¿Si ella quiere? Um, no lo se-”

Lisia seguía ignorando a Pavlo, realmente quería convertir esto en una competencia

“De acuerdo. A las tres.” la mujer levanto su puño al aire “Una” le dio un guiño a Berry “Dos...” le sacó la lengua a Pavlo “¡Tres!” soltó con toda su fuerza un golpe a la piedra.

Claro que el resultado no vario entre los dos lobos. La única diferencia fue que a Lisia le dolió demasiado la mano, y se la tomaba, tratando de apaciguar el dolor.
Pavlo también tenia dolor, pero podía soportarlo, pues él no utilizó toda su fuerza para atacar a la indefensa mitad de roca que le tocó.

"¡Mierda, carajo, puta madre!"

No había nada roto. Solamente el orgullo de la lobo.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Dom 19 Nov 2023 - 2:30}

Berry dedicó una sonrisa asintiendo ante las palabras de Lisia sobre el hecho de ser la razón del chispazo de su haki. Recordó todo el tiempo que había estado tratando de evolucionarlo por medio de la meditación y las enseñanzas ortodoxas de los maestros marciales pero le faltaba ese chispazo final que habían sido los minks. Se relamió curiosa ante el hecho de lamerse tanto las garras, riendo ante aquella conclusión.

—La verdad, nunca lo había pensado, supongo que lo hago instintivamente pero puede ser una bonita justificación a esa costumbre.—

La zorra se frotó la cabeza riendo, nunca pensaba en darle un motivo tan rebuscado a todo lo que hacía, simplemente lo disfrutaba sin un motivo o razón detrás. Pese a todo, le agradaba en cierta forma tener ojos tan pendientes de ella, le alimentaba un poco el ego y le hacía sentirse bastante deseada o importante algo que ciertamente no pensaba rechazar.

Sus ojos volvieron a Lisia al hablar sobre las tribus, conocía que su tribu era bastante particular en Zou ya fuese por la simpleza o la impulsividad de sus miembros. La libertad y los rituales festivos que muchos confundían con una tribu de borrachos salvajes que no podrían adaptarse nunca a una sociedad. Y ahí estaba Berry, riendo con dos de su raza y con un cargo de autoridad en una organización humana. Toda una proeza para su raza y su tribu, ahora deseaba ascender a lo más alto antes de finalmente tomar las riendas de su propio destino ya fuese como marine o como otra cosa.

—¡Bwahahaha! Se ve que ustedes dos se la pasan bien con ese tipo de apuestas...—

Comentó la mink escuchando las historias y a la vez el deseo de Lisia por ver carne, vamos que la chica era tan pervertida como ella y a Berry le hacía gracia su descaro. Aunque claramente se preocupó ante los gritos de la loba y con un salto aterrizó junto a ella para revisarle la pata, sin mediar palabra observó su palma y luego probó los dedos uno a uno supervisando que nada estuviese roto. Cortó una uña floja con un alicate y la vendó con cuidado antes de darle un beso al vendaje como signo de buena suerte.

—No creo que puedan romper rocas aún, pero tengo una idea. Esto parece un arco y creo que tengo lo indicado...—

Berry corrió hasta el barco para regresar con un balón de caucho, al cual hizo rebotar con unas patadas antes de medir una distancia prudente.

—Se turnarán para atajar el balón, lo haremos unas veces normalmente y luego se vendarán los ojos. Mis patadas no son tan brutales como mis puños, pero si necesitan protección pueden buscarla en el barco.—

Berry se preparó colocando una red de metal detrás de ambas rocas para detener el balón y estiró su cuerpo para iniciar la rutina. Sería similar a detener proyectiles y para lograrlo el haki sería una gran manera de predecir la trayectoria, bloquear el balón y no lastimarse por los mismos. La zorra estaba notablemente animada por jugar, al momento del primer "penalty" sonrió y sin mediar ningún aviso pateó el balón con una buena potencia pese a no ser su especialidad.
Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Jue 23 Nov 2023 - 8:48}

“¡Hey, cualquier cosa para ver a Pavlo desnudo! Aparte hace el entrenamiento más entretenido cuando hay una apuesta graciosa”
Se escuchó el suspiro profundo del macho.

Desafortunadamente, pensar en ver sin prendas tanto a Berry cómo a Pavlo, no fue suficiente para hacer que Lisia supiera cómo enfocar su fuerza para poder hacer añicos la piedra frente a ella.
Al ver que se encontraba lastimada, y maldiciendo, la zorro se acercó a ella, para atender su mano y revisar que todo estuviera en orden.

“Ow...” se quejó un poco “¿De donde sacaste esas pinzas, y esas vendas?” claro que intentaba hacerse la fuerte, y pretender que nada le dolía. Pero bueno, era más el dolor de orgullo que fisico. Ademas Lisia estaba algo roja de tener a Berry tan cerca, y sobre todo prestandole tanta atención “Perdon, no quise preocuparte...” y se pelaje se descontroló bastante al momento en que la zorro le beso el dedo. “Um. Um. ¡UM!”

“Excelente vendaje, Berry” Pavlo se les había unido. Él no estaba lastimado, pues a diferencia de Lisia, el lobo marrón sabía sus limites. “En Zou, era muy común que Helena se lastimara entrenando. Vaya que es algo nostálgico ver tus manos con vendas” Pavlo puso su mano sobre la cabeza de Lisia y le dio unas caricias.
Por primera vez, la lobo albina no tenía un comentario pervertido que decir, pues estaba algo abrumada de que toda la atención estuviera sobre ella.  

Tuvo un momento u otro para recuperarse mientras Berry ingresaba de nuevo al barco para tomar los materiales del siguiente ejercicio.

“¿Cómo te sientes?” Pavlo aprovechó para hablar un poco con ella en lo que su maestra zorro arreglaba todo.
“Tonta y débil. Y súper prendida al mismo tiempo. ¿Sabes lo difícil que es concentrarse cuando tú entrenadora es tan bonita?” Lisia le dio un pequeño guiño y sonrisa a Berry
“Hay tiempo y lugar para todo tipo de cosas, Helena”
“Fácil decirlo para ti. Eres lindo y bonito, inteligente también. Yo solamente tengo mi fuerza, y ya ni de eso estoy segura”

Pavlo se sentó junto a ella un momento.
“Para mi eres muy bonita, y a Berry también le gustas” poso su brazo sobre el hombro de Lisia, para acercarla a un pequeño abrazo “Ademas, en Zou, talabas arboles con tu arma. Lo más obvio era intentar romper piedras a continuación, pero decidimos escapar ¿Recuerdas? Tardaste mucho en lograr talar de una sola tajada. Incluso el primero que pudiste, casi me aplasta”
“Cómo olvidarlo...” Lisia rio un poco, a lo que Pavlo tuvo que unirse

“A lo que voy es que poco a poco vas a ir mejorando. Ahora tienes a Berry cómo guía, y te apoya. No te desanimes, estamos juntos en esto” el macho se levantó para darle la mano y ayudarla a se pusiera de pie también.
“Vale pues, tienes razón”

Lisia se colocó primero en la portería que Berry construyó. “Entonces… Cada vez que fallamos en detener el balón, ¿nos quitamos una prenda?”
“No...”
La lobo blanca estalló en carcajadas. Además, ninguno de los lobos optó por usar el equipo de protección.

“¡Estoy lista, maestra Berr-! ¡Uff!” La zorro no esperó, por su emoción de comenzar a jugar, y lanzó el balón hacia Lisia. Su rápida reacción logró que detuviera el balón, pero logró golpearla en el estomago “¿Qué tal? Tu turno Pavito, ya sabes que pasa si no la paras- Digo, detienes”

Lisia regresó el balón a Berry, con un pulgar arriba, y un guiño.

El macho negó con la cabeza mientras se ponía en posición para detener el balón “Mi deporte favorito… En el que siempre se burlaban de mi por nunca ser bueno y me excluían siempre” dijo con sarcasmo, pues claro, siendo más cerebrito, la actividad física nunca fue su forte “No puedo esperar a demostrar mi ineptitud al detener balones” suspiró mientras dio la señal a Berry de que tirará.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Jue 23 Nov 2023 - 13:11}

Berry sonrió al sentir que sus primeros auxilios no estaban tan oxidados, había aprendido un poco en sus días como marine mientras los aplicaba en sus aliados o civiles aunque solo era lo más básico y para heridas mas graves siempre recurría a un médico capacitado. No podía arriesgarse a una herida severa en el medio de la nada y conocía que Lisia era en parte como ella, le daba igual romperse nueve huesos con tal de hacerse fuerte, por lo que cambiar el enfoque era lo más indicado.

—Siempre tengo a mano una pinza por si me rompo una uña y algunas vendas por si me choco con algo duro. Además es muy útil salir preparada en islas tan grandes y con nulos centros de salud como en esta.—

La mink respondió con alegría y tras haber regresado de hacer los preparativos no pudo evitar reír ante la sugerencia de Lisia, la zorra casi se desarma a carcajadas al ver la cara de la loba tras el impacto del balón y al ahora ser su objetivo Pavlo la zorra preparó su tiro pero antes intentó instruir a ambos lobos.

—Pueden hacer lo que gusten con sus ropas, lo importante es que tengan en mente esto. Primero concentren sus mentes en su cuerpo, sientan ese calor similar al electro rodeando sus dedos, luego sus manos. Deben enfocarlo en sus manos hasta que sientan que están usando guantes, suena un poco tonto pero podrán sentirlo si se esfuerzan. Entonces lleven sus manos hacia adelante y traten de frenar el balón, lanzaré los primeros sin haki y poco a poco iré pateando más fuerte. ¡Traten de aprovechar cada segundo de descanso entre ustedes para seguir practicando!—

Sin darse cuenta la mink había dado una de sus mejores explicaciones sobre que hacer y esperaba que ambos lobos entendieran todo el proceso. Se dedicó a lanzar el balón una y otra vez, los primeros disparos fueron solo con fuerza natural y en los siguientes sus piernas se envolvieron con aquella armadura invisible generando disparos mucho más rápidos y potentes que realmente pondrían a prueba el avance de ambos lobos.

—No tengan miedo, no los voy a juzgar, sientan el deseo y la voluntad en sus corazones. Usen esa voluntad como guantes para detener los golpes. ¡Despierten ese poder que se les resiste!—

Berry animaba sonriente mientras sus patadas cada vez demostraban mayor potencia, tal vez porque al estar tan contenta no se limitaba a la hora de patear sus tiros. Tras una ronda donde ya habia disparado más de veinte veces a cada lobo, Berry hizo una seña con sus manos para tomarse un pequeño descanso y observar que tanto habían avanzado. Si al menos ya estaban sintiendo algo que no fuese los golpes del balón o el dolor de sus brazos estaban en buen camino.

Berry volvió al barco donde tomó unos duraznos de la nevera y al salir lanzó uno a cada lobo para luego comenzar a comer el suyo, disfrutando del jugo cayendo por sus mejilas a la par que sus dientes mascaban el dulzor del fruto como si de un cachorro se tratase. La mink terminó por dejar el carozo desnudo entre sus afiladas garras y no dudó en enterrarlo en la tierra para ver si en unos años encontraban un arbol de durazno cerca de esa portería improvisada.
Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Dom 26 Nov 2023 - 6:45}

“¿Para ti, o para la persona con la que chocaste?” Lisia lo decía entre broma, y con seriedad al mismo tiempo. Pues se le hacia difícil imaginarse a su amiga, y maestra, dañada. Malamente, de momento la idolatraba un poco. La veía como alguien inalcanzable, tanto en belleza cómo en fuerza.

“¿Electro? Oh, yo uh, no… No se cómo usarlo” con orejas caídas, Pavlo admitió que algo tan sencillo para la raza Mink, no le era posible aprovechar. Mucho menos para detener un balón de la manera que Berry le indicaba.
Aun asi, trato de detener el balón de la manera que su entrenadora le pidió. Berry tiró y…
Pavlo la detuvo sin problema. “¡Hey, pude hacerlo!” dijo triunfante, y orgulloso de si mismo. Le regresó la bola a Berry, para que se preparara.

Lisia le daba un pulgar arriba mientras cambiaba de lugar con Pavlo. “Sabes, seria muy útil si te quitaras la ropa para enseñarte lo del Electro. No soy maestra, pero si lo se utilizar. Estoy segura que a mi nivel te podría pasar uno que otro tip”
El macho meramente resopló ante la idea
“¿Qué? ¿Crees que es una trampa para verte desnudo? Pues, si lo es. Pero tambien es verdad que sirve no tener ropa, para que no interfiera con el Electro. Observa-” pese a estar en posición, y lista para recibir la pelota, se distrajo lo suficiente, y el tiro de Berry dio en la portería “Ups. Bueno, para la siguiente”
Tomó el balón, y se lo regresó a Berry. Antes de encogerse de hombros, y quitarse su camisa.

Pavlo lo vio cómo algo raro, pero no dijo nada al respecto. Quizás a Lisia meramente le estaba dando calor, y quitarse la camisa era para refrescarse un poco. Jamás se le ocurrió en ese momento que Lisia había tomado en serio la apuesta que hizo al empezar el ejercicio.

Berry poco a poco comenzó a subir la intensidad de sus patadas, pero nada para lastimar a algun lobo. Lisia en uno de los bloqueos logró utilizar Electro para detener el balón, guiñándole a Pavlo.
“Cómo dice Berry, imagina que tienes un guante, donde enfocas toda tu voluntad. Y ese mismo guante te ayuda a empujar cosas. Poco a poco empieza a concentrarte, y pon cada vez más fuerza. Pero no tanta, una vez me desesperé y se me salió un gas del esfuerzo”
“Ugh”

Siguieron turnándose. Berry les seguía el ritmo, incluso hasta parecía divertirse junto con ellos.

Lisia seguía usando el Electro, para sentir ese calor que su maestra zorro le indicó. Aunque en uno de los tiros, tuvo un efecto adverso, la pelota la detuvo, si, pero se le zafó de las manos, y terminó entrando a la portería aun así.    

“Ups” tomó la bola, y se la arrojó a Berry. Se hundió de hombros, y se quitó la venda que le cubría los pechos.
Por supuesto que Pavlo se alteró, balbuceando y preguntando que estaba Lisia haciendo “¿Qué? Pues he fallado. Cada fallo es quitarse una prenda, he fallado dos veces, por lo tanto me quitó mi segunda prenda. Ay Pavito, y yo creí que tú eras el inteligente” se burlaba de la reacción del macho “Además, no es nada que no hayas visto ya, nos hemos bañado juntos cuando eramos pequeños” pero el macho le reclamaba que no era lo mismo, pues las cosas habían cambiado mucho desde entonces.
Entre más ruidos hacia Pavlo, más risa le daba a Lisia.

Cómo fuera, era turno de Pavlo de detener el balón. Seguía siendo incapaz de utilizar el Electro, pero era capaz de mantener el ritmo con la fuerza de Berry. A pesar de estar más nervioso ahora, por el descaro de Lisia, no parecía perder concentración alguna.  

Cada vez que le tocaba turno a Pavlo, Lisia intentaba distraerlo echándole porras, segura con que de esa manera él voltearía a verla y perdería vista del balón. Desafortunadamente, para Lisia, eso nunca sucedió. Pero al menos parecía seguir divirtiéndose. “Me siento más libre así de todas formas. Además. Quieres ser médico, y te dan miedo los pezones de tú amiga”

“Esto no es una situación médica, y lo sabes. No es lo mismo”

“¿Osea que debo enfermarme para que me quieras ver desnuda?”
Pavlo no pudo responder ante eso, pero su silencio le dio aun más risa a Lisia.

Los tiros siguieron sin incidentes, aunque era claro que Pavlo comenzaba a tener problemas deteniendo todos los tiros. Hubo uno, que no reaccionó a tiempo, y le dio en la nariz. Estuvo estornudando un tiempo, pero no sangró ni nada, por lo que todos los presentes optaron por continuar sin problema.

Eventualmente, otro penalty dio en el blanco cuando Lisia estaba de portera. “Vaya...” era difícil saber si realmente lamentaba haber fallado, pues su siguiente acción de quitarse los pantalones podía significar que estaba haciéndolo a propósito.

“Estas rojo Pavlo. Creo que es demasiada actividad física para ti” Lisia se burlaba, sabiendo bien que esa no era la razón del rubor del macho. Pavlo seguía ignorándola, y continuaba con el ejercicio de Berry sin quejarse. Aunque, Lisia no estaba del todo mal, pues era cierto que el macho no estaba acostumbrado a ejercitarse tanto, su rincón estaba en los libros, y no en el deporte. Seguramente era su juventud lo que le permitía seguir.

Pavlo tenia todas sus prendas aun, y seguía siendo capaz de cubrir la portería, o desviar la pelota. Sus manos comenzaban a doler un poco.
Lisia solamente le quedaba su ropa interior, lo que cubría su feminidad. Pero no parecía importarle. Pues a pesar de ser capaz de usar su fuerza, y el Electro, fue incapaz de detener la siguiente tirada de Berry.

“Oh no, creo que se me acabaron las vidas. ¿Que haré ahora?” solamente lo hacia por molestar, y que la atención estuviera sobre ella. Se puso de espaldas, y se encorvo, para quitarse lentamente su ultima prenda. Miraba hacia atrás para ver si sus espectadores la… Pues, observaban. Pero le ganó la risa al ver que Pavlo intentaba cubrirse la cara para no ver a su amiga.
“¿Que tiene que hacer una dama aquí para que la observen, eh?”

Pavlo intercambió posición con Lisia, y ella inmediatamente comenzó a mover sus cinturas para distraer al macho. Y… Esta vez funcionó, pues Pavlo fue incapaz de detener el golpe de Berry. El pobre Pavlo tardó un rato en reaccionar, y ver que la pelota estaba dentro de la portería. Regresó la mirada a Lisia, y luego vio a Berry.
Suspiró, y se quitó su sudadera. No por calor, pero le parecía que era lo menos que podia hacer, ahora que Lisia estaba sin prenda alguna.

“¡Woooo!” celebraba Lisia desde su lugar, sabiendo que Pavlo había aceptado el castigo por dejar que la pelota entrara.

En los turnos de Lisia, falló de nuevo, y otra vez, y una más. En este momento era imposible saber si Berry subía su intensidad de golpe contra la mujer lobo, o si Lisia simplemente había dejado de tomarse en serio el juego. Aun asi jadeaba de cansancio “Pues ya no tengo nada que aposar. Les puedo hacer un baile privado si así desean”

Pavlo cubría todos los balones cómo podía. La carencia de Electro le daba cierta desventaja, incluso uno de los balones llegó a golpearlo en el estomago, y otro en la pierna. Fue hasta el ultimo de sus turnos, donde Berry acertó otro gol.
Suspirando, se quitó finalmente la camisa, desvistiendo su torso por completo. De manera graciosa se cubría con sus manos, pues al no tener pechos, no era necesario que tuviera tanto pudor.
A diferencia de Lisia, él no era tan musculoso. Era bastante delgado, y huesudo. Pero a Lisia eso le gustaba, pues no tardó en silbar hacia Pavlo de manera pervertida.

El ejercicio terminó al fin, causando que ambos lobos jadearan de cansancio. Berry regresó al barco de momento, para despues salir nuevamente con frutos que compartió con sus dos amigos.
El dulce sabor, y jugo de los duraznos los revivió.

“¿Y? ¿Qué tal nos fue, maestra?” preguntaba la lobo blanco mientras intentaba imitar enterrar el hueso del durazno de la misma manera que Berry. Claro que su modo fue un poco más tosco, pues sacó la tierra con sus garra de la mano no vendada, haciendo un poco de cochinero, para después plantar la semilla, y cubrirla.

Pavlo hizo lo mismo, pero de manera más cuidadosa, cavando un agujero muy redondo y lo suficientemente profundo para que el fruto creciera en un futuro.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Dom 26 Nov 2023 - 13:14}

La zorra se llevó una mano al mentón tras la pregunta de la loba albina, si bien le había encantado todo el juego y el tenerla sin una prenda frente a ella en cuestión de progreso con el haki sentía que ella misma era la única que había avanzado un poco tras haberlo usado para patear el balón. No vio un progreso en ninguno más que el dominio del electro hasta que Lissia se empezó a desconectar del entreno, para Berry le estaba resultando complicado inventarse algo que no distrajese a Lisia.

Tras unos segundos de pensarlo suspiró pesadamente, solo quedaba una cosa por hacer y era la manera en que ella había despertado, entrenado y dominado el haki: a los golpes. Pese a esto poder sonar suicida o muy peligroso, debería hacerlo con Lisia y no del modo pervertido de la frase. Berry sonrió mientras sacaba la lengua de una manera graciosa para responder de la manera más amable posible.

—Si me lo preguntas no hemos avanzado nada pero ¡No hay apuro! Creo que hemos ejercitado lo suficiente para que el método más doloroso no duela tanto. Bueno, doler va a doler, tal vez más a ustedes que a mí.—

La mink comenzó a reír mientras crujía sus nudillos y sonreía entusiasmada, con sus patas traseras dibujó una arena en el suelo. Un cuadrado medio deforme para luego colocarse en uno de los costados, se quitó las pesas corporales haciendo que estas al caer al suelo no solo hicieran ruido si no que se enterrasen como plomo en la tierra y ahora la mink crujía huesos que desconocía su procedencia.

—Muy bien, seguiremos jugando, si logras despertar el haki me quitaré todas mis prendas. ¿Sería injusto estar vestida mientras están jugando no les parece? Pero... debo advertir que este entrenamiento será peligroso y no voy a contenerme ni un poco. Pavlo te necesitaré sano para cuidar a Lisia si llego a excederme pero no pienso detenerme hasta que despierte su haki... cuando estes lista, ven a mi e intenta que tus colmillos me alcancen... ¡No quiero destrozar a una amiga tan sensual!—

Berry guiñó su ojo a Lisia al final mientras una sonrisa se desplegaba en su rostro quitando tensión al momento, tras remangarse su camisa y lamer sus garras, el electro comenzó a emanar de las mismas primero como una serie de pequeños rayos y luego como un aura dorada que emanaba lentamente desde su pelaje. Si bien era hermoso y hasta realzaba el atractivo de la zorra no alejaba el peligro. La mink comenzó a calentar como una boxeadora mientras esperaba, cada golpe se desplegaba a una velocidad extraordinaria y el trabajo de pies de Berry era envidiable.

—No pienses que estoy enojada Helena, me recuerdas mucho a mí. Yo también soy impulsiva, bromista y me cuesta tomarme las cosas con seriedad. La manera en que desperté mi haki fue a los golpes y creo que no hay mejor manera que esta, además ¿Quieres verme sin ropa o no?—

La mink provocó un poco a su compañera, necesitaba tenerla babeando por el premio y que diese todo en aquella pelea, Berry no debía contenerse aunque doliese porque solo una situación límite bastaría para que la muchacha pudiese despertar eso que tanto había anhelado. Sería un duelo justo y honorable entre las dos, primero Berry aguardaría, preparó su haki de armadura para resistir los impactos. Ya tendría tiempo de golpear, pero debía guiar a la loba mediante una terapia de impacto, que pudiera deducir por ella misma hacia donde enfocarse.

—¿Bailamos linda? Tal vez no es la danza que imaginabas pero nada me pone mas ardiente que pelear con alguien, puede que te muestre a que me refiero si llegado el caso me emociono demasiado...—

Berry gruño de forma seductora antes de utilizar una postura firme para el inicio, empezaría suave, si llegaba a encenderse demasiado de inicio podría dar paso a accidentes y necesitaba a Lisia lo más preparada posible antes de que el fuego consumiese todo en una danza candente y peligrosa a la que Berry estaba más que acostumbrada.
Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Miér 29 Nov 2023 - 11:22}

Tanto a Lisia cómo a Pavlo, casi se le salen los ojos de sus orbitas en cuanto Berry se quitó las pesas y las tiro al suelo. No tenían ni la menor idea que a pesar de tener tanto… Pues, peso, encima de ella, seguía siendo igual de ágil al momento de correr y patear el balón.

“No recuerdo trajeras esas pesas en Isla Karate...” Lisia no podía dejar de ver las pesas hundidas en el suelo.

A pesar de que estaba muy cansada, en cuanto Berry mencionó que iba a seguir entrenando con ella, Lisia pareció conseguir una especia de Segundo Aire, pues la energía le regresó, poniéndose de pie de inmediato y cara a cara con su maestra zorro. Lista para seguir el combate.

“Ay linda, sabes que me encantaría quitarte las prenda yo misma,” Lisia sonreía de manera coqueta “pero más que lo hagas porque te venza o no, quiero que lo hagas porque quieres. Que yo ande desnuda no significa que debas sentirte obligada a hacerlo también. Anda, que ser tu amigas es una gran bendición” le guiñó le ojo, cambiando a una expresión mas tierna, pese que su cuerpo estaba en posición de combate. Aunque su cara cambió a una confundida en cuanto Berry le decia que viniera hacia ella para darle un mordisco “Espera. ¿Quieres que te muerda realmente? Tenemos una mordedura muy poderosa nosotros los lobos. No va a ser lo mismo cuando peleamos en el dojo” pero al mismo tiempo se le ocurría a Lisia que Berry no era cualquier Zorro. Era muy poderosa, y se ella creía que podía soportar una mordida de la lobo, entonces Lisia iba a confiar en ella.

Pavlo había logrado levantarse del suelo también. No porque estuviera descansado, si no porque la voz de Berry presentaba algo de seriedad que el macho pudo detectar “Oh, uh, esta bien. Iré por el botiquín al barco” y dicho así, se retiro de la zona de combate.

Parecía que el espíritu de pelea de Lisia también se empezaba a despertar, pues comenzó a tronar sus nudillos, y a estirarse “Ja, tengo dos pies izquierdos. La danza no se me da, pero si se trata de combate, veras que me se un paso o dos” bien sabia que no iba a poder usar la misma estrategia que en el dojo de Isla Karate, pero no sabía cómo vencer a Berry. Y aunque verla en su pelaje puro y lindo era buen incentivo, Lisia estaba más que feliz de tener una segunda oportunidad de combate contra la zorro “Bien, has dicho que utilice mis mordidas. Entonces eso te daré”

Al ver que Berry ya estaba en posición, Lisia dio el primer paso a carrera, con manos al frente, para intentar agarrar a la zorro y pegarle la mordida que ella pedía.

Por suerte, para ambas, o al menos para Lisia, el macho ya se encontraba en camino con el botiquín en mano.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Miér 29 Nov 2023 - 14:17}

Berry estaba feliz de volver a luchar, al ser preguntada por las pesas esta negó con su cabeza. En la isla karate se había sometido a una búsqueda más espiritual que física y le habían aconsejado no llevar las pesas para centrar su mente y cuerpo simplemente en el haki de observación. Ahora estaba intentando ayudar a sus amigos a volverse fuertes físicamente por lo que usar pesas no era para nada una mala idea.

—Descuida, estoy acostumbrada a llevarlas pero no las usaba en los dojos para enfocarme en otras cosas. Y si por mi fuera te dejaría desnudarme pero si lo hago no habría incentivo.—

Berry sacó su lengua y se echó a reír, no le molestaba andar sin ropa siendo que desde cachorra no había usado nada. Sin embargo, como ella decía sin una motivación sería complicado que Lisia fuese con verdaderas ansias para derrotarle. Si bien la loba albina había malinterpretado las palabras Berry no se corrigió, esperó a Lisia y dejó que esta la mordiese en el cuello sin moverse del lugar.

Si bien esperaba sentir algo solo sintió cosquillas, aunque fingió dolor y hasta soltó un gemido falso mientras sus ojos se cerraban solo para que Lisia bajase la guardia al pensar que su mordida le había hecho algo. Sin embargo una de las garras de Berry ya se había aferrado en la cintura de la loba y la zorra abrió sus ojos de inmediato.

—Era broma, te mostraré una verdadera mordida...—

Berry se sacudió la boca de Lisia antes de dar su propia mordida al cuello con todas sus fuerzas buscando dejar clara la diferencia entre ambas y que no se iba a contener. Tras lo cual buscaría conectar un gancho al estómago de Lisia con su garra zurda el cual al impactar junto al electro y el haki no tendría toda su potencia pero a medida que fuese avanzando tomaría una fuerza completa buscando mandar a volar a la loba unos cuantos pasos. Valiendose de su garra derecha para mantener a la loba en su lugar y sin muchas opciones hasta que Berry la soltase ya en el final de su movimiento.

—Espero que te haya gustado el saludo, porque los siguientes serán fuertes de inicio a fin.—

La mink comenzó a saltar en el lugar mientras sus garras seguían desprendiendo aquella aura dorada. Buscaba darle tiempo a la loba de recuperar el aliento dado a que apalearla en el suelo no sería muy divertido y no ayudaría en nada. Sus ojos rojos vigilaban el cuerpo de la albina y no perdían oportunidad de dar una o dos miraditas de más. Berry seguía siendo Berry pese a querer mostrarse como una maestra implacable.
Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Mar 5 Dic 2023 - 3:44}

“Ja, supongo que es un buen incentivo, si. Pero el chiste es que tambien te diviertas, Berry linda” y sobraba decir eso. Desde donde estaba ella, se podía ver que la zorro disfrutaba de lo que hacia. Esa risa adorable que le encantaba a los dos lobos.

Lisia se asustó mucho cuando Berry pareció estar con mucho dolor. Bajo su guardia por completo, e intentó acercarse rápidamente para checar la herida que le había causado “¡Berry, lo siento mucho, no quise-!” pero fue tomada por sorpresa por la zorro cuando sintió una de sus garras en su propia cintura, para despues ser recipiente de un mordida tremenda que aunque le dolió horrores, no lograba gritar por la confusión de lo que estaba pasando. Seguido, un golpe al abdomen, que de primera instancia no parecía llevar tanta fuerza, pero si no fuera porque Berry tenia a Lisia tomada de la cintura, ella hubiera salido al aire.
Finalmente la zorro la dejó ir; Débil por los dos ataques, se tumbó de rodillas, jadeando bastante, recuperándose cómo podía.

Sin pensarlo dos veces, Pavlo comenzó a acercarse con botiquín en mano para asistirla, pero Lisia le detuvo, levantando la mano.
“¡Estas sangrando, este combate ha terminado!”
Pero Lisia solamente reía ( y se ahogaba) mientras lograba al fin levantar la vista para ver a Berry a los ojos. “Si apenas estamos comenzando...”

La cara de preocupación de Pavlo, rápidamente se convirtió en una de miedo. ¿...Miedo? ¿Hacia Lisia?

El pelaje de Lisia se erizó, haciéndola ver un poco más grande de lo que realmente era. Incluso parecía más oso que lobo ahora. Lentamente se comenzó a levantar, gruñiendole a Berry. “Si hay algo que no soporto, es que me engañen. Te voy a derrotar, Berry” parecía ahora que esto ya iba más alla de simplemente desnudar a Berry. Lisia se había tomado personal la pequeña broma de la zorro...  

Tanta actividad física había despertado algo en Lisia. Una especia de Ira que la obligaba a seguir luchando. Muy dentro de ella, sabia que no iba a poder derrotar a Berry sin importar cuanto lo intentara, pero eso no significaba que se iba a rendir ante una improbabilidad alta. Al contrario, parecía que la baja posibilidades de ganar le excitaban mucho.

Lisia rugió, concentrando Electro en sus puños. Se abalanzó hacia la zorro, lista para darle un puñetazo u otro.
La misma estrategia que utilizó en Karate Island…
Aunque a meros centímetros de Berry, se le alcanzó a ver una pequeña sonrisa.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Vie 15 Dic 2023 - 0:10}

La mink reconocía que estaba siendo dura con aquel golpe sorpresa, pero justamente buscaba esa reacción en la albina. Ese porte furioso, esa voluntad plasmada en sus ojos que le confrontaban por su pequeña broma. El rostro de Berry se curvó en una sonrisa de emoción al ver a su amiga con esa ira desatada, contrario al miedo de Pavlo la zorra temblaba de emoción mientras su cuerpo era recorrido por un cosquilleo de emoción.

La electricidad se sentía en el aire a la par que ambas minks avanzaban guiadas por su mera emoción. El puño de la lobaa impactó contra la palma de la zorra quien se dedicaba a atrapar los puños de la albina con bastante soltura. Incluso cuando alguno que otro impactaba en su cuerpo para Berry eran simples cosquillas que no dudaba en sacarse de encima rápidamente.

—¡Esa es la actitud Lisia! Pero recuerda que con solo actitud no basta, debes aplicar lo que hemos practicado. Pero tal vez aprendas mejor al sentirlo en carne propia...—

La zorra sonrió tras el halago dando una aparatosa pero efectiva voltereta cayendo en cuatro patas a espaldas de su rival. Ignorando la belleza de su oponente, la marine disparó un potente rodillazo al costado de la loba y prosiguió con una serie de patadas imbuidas en haki que no tenían un objetivo claro mas que impactar. Por suerte sus piernas eran algo más "suaves" que sus puños, la mink no era una experta pateando pero tampoco debía subestimarse con tanta rutina física.

Finalmente Berry recortó distancias y con su garra derecha cerrada intentó avanzar embistiendo de cara a Lisia. Ambas quedaron a escasos segundos de besarse pero la zorra había preparado un potente puñetazo que tal vez mandaría a volar un rato a la loba dado que esta vez empleaba haki en dicho golpe. Si bien no era un golpe con clara intención de matar o hacer daño, el impacto sumado a la excesiva fuerza de Berry podrían complicarle a Lisia el mantenerse con los pies en la tierra.

—¡Hace tiempo no me divierto tanto! Vamos Lisia, vuelve a atacar, si de verdad quieres derrotarme ese golpe no será un problema... Además todavía no uso mis mejores movimientos. ¿O eso sería excederme? Hmm... ¡No importa si me emociono demasiado Pavlo frenará el combate!—

La zorra estaba feliz, su actitud en batalla era incluso más bromista y divertida de lo habitual, parecía el típico animal salvaje que juega con sus presas y disfruta golpear para liberar todo lo que no puede expresar como normalmente haría una persona. Una cita para la marine era un buen combate, lamía sus garras, movía su cola y ponía ese rostro animalesco que se apoderaba de su ser al cerrar sus imponentes ojos rojos.

—¡Hora de un poco de fiesta!—

La mink saltó nuevamente hacia su rival, "lista o no aquí voy" una frase que se hizo eco en su cabeza mientras su boca imitaba el sonido de un motor y sus puños se dedicaban a ser lanzados contra la ubicación de su rival, algunos fuertes, otros mas suaves pero igual de punzantes. Berry consideraba irrespetuoso contenerse contra alguien, incluso si era clara la brecha entre ambas, mas cuando Lisia en su mente era una gran amiga y no pensaba herir su orgullo de guerrera conteniendo su fuerza o sus sentimientos. Además le había dicho que se divierta y eso haría hasta que su felicidad le nublase el juicio...

Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Vie 19 Ene 2024 - 22:05}

“¡ACK!” un rugido con dolor, y un fuerte CRACK se escucharon al momento en que Lisia sintió el rodillazo en sus costillas. Seguramente había algo roto ahora, pero la adrenalina le permitía seguir como si nada.
Confundida por la nueva estrategia de Berry, no le quedó de otra más que recibir los impactos de las patadas en todo su cuerpo. Intentó bloquear una que otra, pero la rabia no le permitía pensar en como contraatacar.

Fue entonces cuando Berry se abalanzó sobre ella. Por un momento, Lisia creyó que iba a besarle, y terminó distrayéndose de nuevo, permitiendo un fuerte golpe en la mandíbula. Al haberse relajado de momento, el golpe hizo más daño del planeado, mandando a Lisia unos cuantos metros por el aire. La inercia la obligó a dar unas volteretas en el aire, de milagro cayendo de pie, pero perdiendo el equilibrio inmediatamente, dejándola hincada tras los golpes, sangrando de su hombro, y un poco de la boca por el ultimo ataque de la zorro.

“¡B-basta, nada de fiestas!” Pavlo creía que ya era suficiente golpe, al menos para la lobo blanca, pues no parecía que Berry tenía daño alguno. Pero la zorro era demasiado rápida para el macho, quien desesperadamente intentaba que las dos rivales dejaran de pelear.

Al ver que Berry se acercaba de nuevo a ella, Lisia se puso de pie de inmediato, aunque ya débil. Tanto daño hizo que perdiera la capacidad de usar el electro para intentar detener los puños de Berry. Se tuvo que cubrir con sus brazos cómo pudo, pero era imposible defenderse del todo de la ráfaga de ataques de la zorro.
Lisia se tambaleaba, retrocediendo un poco, y jadeando fuertemente. Pero sus brazos seguian al frente, con ganas de aun pelear. Escupió un poco de sangre, antes de forzar una sonrisa “¿Qué? ¿Eso es todo, linda?” obviamente era su orgullo el que hablaba, estaba claro que ya no podía más.

Pavlo se interpuso entre Berry y Lisia “¡M-me quito la ropa si es necesario para que te detengas, pero por favor para ya!”

Eso pareció activar un poco la neurona en Lisia, pues se concentró en las palabras del macho. Dando una exhalación ruidosa, su sed de batalla se terminó.
“Esta bien...” dijo ella. No estaba feliz de abandonar el entrenamiento, pero decidió no hacer sufrir a Pavlo más.  
“Aunque la verdad, me gustaría a mi quitarte la ropa, en vez de que tú te la quitaras” esa sonrisa pícara le regresó mientras volteaba a ver a Pavlo quien estaba ya con el pantalón en sus rodillas.

“Oh...” rojo de rubor, se los subió de nuevo.

La lobo intentó reír a carcajadas, pero al ya aceptar que la batalla había terminado, la adrenalina se comenzaba a esfumar también. Se sentó con cuidado en el suelo, con una pequeña sonrisa “Lo siento, Berry… Creo que eso es todo por ahora...”
Pavlo ya se había juntado a ella, y con el botiquín comenzó a limpiar sus heridas.
La mujer hacia uno que otro gruñido incomodo, pues las curaciones ardían un poco.
“¿Que posibilidades hay de que te termines de quitar los pantalones?”
“Nulas”
“Aww, y pensar que hace rato estabas tan dispuesto a quitártelos”
“Estaba desesperado. Ahora deja de moverte...”
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Vie 19 Ene 2024 - 22:54}

La mink estaba en su mundo, tal era su diversión que su garra estuvo a segundos de golpear al lobo de no ser porque pudo frenarse a tiempo y al rostro del canino solo llegase un soplo de viento antes de que el golpe de Berry se estrellase contra el suelo a un costado de ambos. La zorra comenzó a reír mientras observaba el pequeño cráter que su golpe había formado y relamió sus labios al ver al lobo tan asustado frente a ella.

—Uhmm, es una lástima empezaba a entrar en calor pero tampoco busco matar a nadie. Espero no haberme excedido demasiado...—

Berry estiró su cuerpo mientras observaba a Lisia en una condición bastante menos agraciada que la suya, no había lugar que no viese sangre y con un pelaje blanco era complicado de ocultarlo. La zorra rascó su cabeza mientras pensaba como entretenerse, pese a relajarse al ver a Lisia tan pervertida y pícara como de costumbre no podía evitar pensar que a lo nejor había ido muy lejos por un mero entrenamiento.

—Estaré entrenando por el lugar y buscando comida, he oído que todo aquí es largo por lo que si encuentro algunas frutas tendremos para comer por días. No se preocupen, puedo localizarlos ya sea con mi olfato o mi haki, descansen por el momento.—

La mink sonrió antes de dirigirse a explorar el lugar, trepando los árboles alargados para entrenar y recogiendo algunas frutas del lugar, pese a que no todo era gigante, si había manzanas alargadas más parecidas a una zanahoria gorda y otros tipos de frutos que crecían en el bosque como moras, cerezas y frutillas que brotaban de unos alargados arbustos enroscados en los troncos.

La zorra no se detuvo y recogió varias de estas en uno de los sacos que rato antes había tomado del barco, cada vez que tomaba algo se forzaba a realizar flexiones o repeticiones, saltando, trepando o encontrando un nuevo ejercicio para no aburrirse.

No fue sorpresa que se perdiese en el ejercicio y regresase ya caida la noche cuando se había dispuesto a tardar menos tiempo, masticando una de las manzanas de camino al lugar y con la ropa llena de tierras y raspones. En medio de la isla se había encontrado con una especie de lagarto alargado al cual tomó como compañero de entrenamiento y ahora arrastraba como presa dado su tamaño.

Si bien al principio ambos habían librado un combate territorial, la mink progresivamente le había superado mientras más golpes este resistía y llegó a un punto donde uno de sus golpes había bastado para aplastarle la mándibula al animal y con esta desencajada solo bastó una llave de Berry para romperle el cuello. Cuando la mink no peleaba contra un ser pensante, no había límites más que el de conseguir comida o refugio, no le dolía ni importaba matar para sobrevivir.

—¡Chicos regresé! Tengo comida, no sé si son vegetarianos o comen carne fresca, hay frutas silvestres, otras frutas largas y tenemos carne de lagarto o lo que sea esta cosa.—

Berry sonrió indiferente a algunos raspones en su rostro, para ella había sido una aventura y pelearse contra otro animal solo le hizo recordar su infancia. Su sonrisa mostraba ingenuidad ante lo que para muchos sería una hazaña, su fuerza estaba fuera de discusión pero la normalidad con la que actuaba reflejaba que según su vida todas las personas eran al menos igual de capaces como ella.
Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Vie 22 Mar 2024 - 8:15}

“Ni un solo rasguño...”
“Intenta no moverte, te estoy vendando”
“No lo entiendo, era la más fuerte de nuestra tribu… De repente llega Berry y… Me apalea sin esfuerzo alguno. ¿La escuchaste? Que apenas estaba entrando en calor, y yo apenas y podía moverme ya...”

Berry se había ido del lugar a buscar provisiones, y a entrenar por su cuenta. Fue ahí cuando a Lisia se le cayo la mascara, y fue honesta con ella misma, y con Pavlo.
Se habían adentrado al barco para que ella descansara, y el macho pudiera hacerle las curaciones necesarias. No había nada roto, al menos no oseo, pero el orgullo de la lobo estaba por los suelos “¿Que clase de entrenamiento tuvo ella, para llegar a ser tan fuerte? Yo creo que talar arboles de una sola tajada era impresionante… Ahora ya no se ni quien soy”

“Descansa por ahora, Helena” el macho, con una pequeña sonrisa tierna, le dio una suave palmada en la espalda a la mujer. “Podemos hablar cuando te sientas mejor”

Lisia rio un poco “No estoy cansada… Ademas...” rápidamente revisó sus heridas, vendadas ya “Estoy completamente desnuda, y tú, compañero mio, estas demasiado vestido. Dijo esto, mientras utilizaba su propio cuerpo para tumbar suavemente al macho al piso

“¿¡H-Helena!?”
“¿Qué? ¿A poco tan mal me veo vestida de momia?” dijo, bromeando “Hace rato casi te quitaste los pantalones por mi. ¿Tiene algo de malo que te pida lo mismo ahora?”
“S-supongo que no, pero… ¿Pero que tal si Berry regresa? Dijo que no se iba a tardar”
“¡Ah, pues puede unirse si gusta!”


Pavlo no se veía muy convencido, por lo que Lisia desistió y se quito de encima de él. Aunque era difícil ignorar la pequeña protuberancia en sus pantalones.
Una vez de pie, el macho se dedicó a guardar los utensilios que usó para curar a Lisia. Poniendo el botiquín de vuelta en su lugar. A la mujer le daba risa lo rojo que se había puesto.

Finalmente, ella suspiró mientras se acomodaba en la pequeña cama de la enfermería, mirando al techo. “Me voy a hacer más fuerte, Pavlo...”
“Lo se”
“Lo suficiente para desnudar a Berry”
“L-… Bueno, si eso te sirve de incentivo, y ella esta de acuerdo, supongo que esta bien”
“Y tambien muy fuerte, para quitarte la ropa a ti. Quiero ver tu pollita algún día”

El macho solamente pudo reír nerviosamente, no sabiendo que decir ante tal comentario. Llevando años de conocerla, Pavlo sabía lo pervertida que era, pero aun así lograba dejarlo anonadado.

“Pavito. ¿Quieres acurrucarte conmigo siquiera? Prometo no pedirte cosas extrañas”

Sin responder, el macho se acercó a ella, acostándose a su lado. “El día que no me pidas algo extraño, sera un día en que me preocupe por ti”

No paso mucho tiempo para que ambos lobos se quedaran dormidos. Sin darse cuenta de cuanto tiempo pasaron de esa manera…

- - - - -

Los sonidos de llegada de Berry los despertaron a los dos. Pavlo fue el primero en ponerse de pie, para recibirla “Um, aquí estamos Berry, en la enfermería” tallándose los ojos, aun adormilado.
Lisia, mientras, se estiraba. Aunque se detuvo de repente al sentir un poco de dolor en su cuerpo. Aparentemente se le había acabado la adrenalina, y ahora le tenía que hacer caso a sus heridas.

Y hablando de heridas… “¡B-Berry, tu rostro! Pavlo inmediatamente se acercó para revisarle. Para suerte del macho, eran superficiales en su mayoría, y ya habían dejado de sangrar. Aun asi, Pavlo insistió en limpiarle un poco para evitar cualquier infección.  

“¿Alguien dijo carne?” Lisia bostezaba ruidosamente. “Bueno, Pavito es especialito, pero yo como de todo”
“Yo no soy el que se enferma del estomago a cada rato por comer cualquier cosa” el macho tomó ofensa a tal acusación, causando que Lisia riera, pero se detuvo casi de inmediato al sentir dolor en sus costilla de nuevo.

Fue entonces cuando ambos se dieron cuenta de todas las provisiones que Berry traía. Eran gigantes. “¿T-todo esto encontraste en el tiempo que estuviste fuera? Oh, espera ¿Que horas son?” lanzando una mirada por la ventana, Pavlo se dio cuenta que ya era más tarde de lo que esperaba “Cielos, dormimos mucho tiempo”

Esperando una respuesta de Lisia, que nunca obtuvo, Pavlo se percató que ella ya le estaba dando mordiscos a la carne de lagarto, o lo que fuera esa cosa “¡Helena!” le regaño, molesto que ni siquiera le dejara cocinarla primero.

“Oh, cierto” Lisia tragó el bocado “¡Gracias por la comida, Berry!”
“¡Agh, no eso no!”
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Vie 22 Mar 2024 - 12:42}

La zorra se dejó examinar y tratar con Pavlo riendo, no se había percatado de los raspones que adornaban su rostro y al parecer no era nada grave si tenemos en cuenta que aquello era el resultado de su enfrentamiento contra una bestia descomunal que le triplicaba en tamaño.

—Creo que me excedí un poco buscando y se me hizo tarde, pero entonces este lagarto raro intentó pelear y tuve que enseñarle quien se come a quien. La comida no puede comerte, solo nosotros comemos comida.—

Declaraciones un tanto enredadas, entre "nosotros" y comida, como si los animales a sus ojos fuesen en su mayoría comida y Berry actuase como una depredadora voraz que no tenía intenciones de dejarse atormentar por otros.

Por su parte, Lisia le recordaba mucho a su tribu al haber atacado la carne sin cocinar, pese a que la mink no hizo comentarios como Pavlo al respecto siendo que simplemente le acarició la cabeza a la albina con una sonrisa.

—No hay problema, me agrada que les guste la carne, lo necesitarán para mañana y los días venideros. El entrenamiento será de dos semanas, improvisaremos y repetiremos ejercicios. La constancia y el esfuerzo son claves.—

Comentó la zorra negra una vez cocinada su carne, entre mordisco y mordisco les fue contando la rutina que seguirían cada uno de esos días. En primer lugar, entrenarían golpeando rocas, luego ejercicios de defensa con los ojos vendados para luego repetir el juego de detener balones esta vez con un balón más pesado y teniendo que bloquearlo en lugar de adivinar el lugar.

Tras eso se alternarían los diferentes días en la rutina de constancia, aunque no se despertase el haki, Berry aclaró que esos ejercicios pondrían bastante en forma a ambos lobos y les prepararían para lo que el mundo tuviese que ofrecerles.

—Hay personas muy fuertes, incluso más que yo, no deben frustrarse más bien tomen eso como una motivación para seguir adelante. Una y otra vez van a caer pero deben levantarse, usen todo como un motor para volver más fuertes.—

Recordó Berry lamiendo sus garras, antes de retirarse para ir a dormir. Los días posteriores la mink entrenaría junto a sus compañeros en lugar de solo instruirlos, repitiendo rutinas entre golpes y peleas a ciegas a lo largo de dos semanas en las cuales también incorporaba juegos como el resistir los impactos de pesadas esferas haciendo gala de su haki que en ocasiones tomaba una apariencia azabache rodeada de un brillo morado.

Tras haberse cumplido las dos semanas de extenuante rutina, Berry les propuso a sus compañeros una excursión por la isla, declarando que deberían poner en práctica lo aprendido con algo que despertase adrenalina.

La zorra vestía una camisa beige pegada al cuerpo con unos pantalones cortos a juego y un sombrero recreando la estereotipada figura de una exploradora mientras llevaba una mochila cargada de cosas para la aventura pero en especial para hacer de peso extra a la hora de avanzar.

—Vamos Lisia, Pavlo. ¡La aventura nos espera!—

Declaró señalando el horizonte en busca de algo interesante para hacer, la caminata duró bastante tiempo hasta llegar a un gran agujero en medio del extenso bosque. La mink cerró sus ojos haciendo una señal para detener los pasos y pudo sentir una presencia reptando por debajo, un temblor lo hizo evidente para todos antes de que Berry abriera los ojos y lanzase a los minks al suelo.

Un gigantesco ciempies con un tamaño descomunalmente alargado emergió del agujeros mientras se movía rugiendo o imitando un chirrido ahogado. La zorra sonrió quitando su mochila de la espalda, era la emoción que estaba buscando.

—Pavlo quédate detrás de nosotras, mientras que tu mi guapa albina, te vienes conmigo. ¿Lista para darle su merecido a esa cosa? ¡¿Lista para demostrar quien manda?!—

La mink se levantó en guardia preparada para proteger a ambos amigos con su vida, pese a en tamaño ser pequeña a comparación de su oponente su voluntad la hacía gigante y era el cierre perfecto a un entrenamiento tan intensivo. Se preparó para la embestida inicial, mientras esperaba por ver arder la determinación de Lisia, las dos lucharían codo a codo en busca de derrotar a ese insecto con sus propias garras.
Lisia
Lisia
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Sáb 23 Mar 2024 - 23:39}

Lisia dio un pequeño gruñido de placer al ser tocada por Berry. Desde que habían llegado a esta isla, era lo unico que deseaba, que su compañera la tocase.
Partió un pedazo del lagarto, y se lo ofreció a la zorro.

Mientras Berry describía lo que pasaría a continuación, se escuchaba un suspiro de cansancio por parte de Pavlo. Pese a que el macho debería de tener las mismas capacidades de Lisia, el trabajo físico no era su fuerte. Sus ojos se quedaron plantados sobre Lisia un momento; Le preocupaban las siguientes semanas de entrenamiento. Si en un día Lisia obtuvo tantas heridas, no quería ni pensar en que iba a pasar en dos semanas.

“Eh, no te preocupes, Pavito” respondió la mujer sin incentivo alguno, “Podrás practicar tus conocimientos de medicina en mi”  cómo si le hubiese leído la mente a Pavlo. Él meramente dio otro suspiro, y asintió con una pequeña sonrisa.

El resto de la noche, la pasaron cenando y escuchando los planes de entrenamiento que tenía Berry en mente para los dos. Lisía parecía estar más enfocada en la comida que en lo que decía Berry, cómo si no le preocupara que su cuerpo fuera a ser destruido por el fuerte entrenamiento que les esperaba.
Pavlo hacía lo mejor para no hacer muecas de dolor, de solamente imaginar lo que Berry describía.

Por ahora, lo mejor sería descansar, y enfrentar los días poco a poco.

- - - - -

Las siguientes semanas fueron arduas para los tres Mink. La primera semana se volvió algo monótona para Pavlo: Despertar, desayunar, entrenar, vendar y curar a Lisia, cenar, y dormir. Al menos en resumen. Berry no carecía de creatividad, y siempre agregaba algo nuevo al entrenamiento. Ya fuese utilizar otro tipo de equipo, vendarse los ojos, o manejar un arma especifica, e incluso muchas veces meramente dedicarse al combate de mano desnuda.

Pavlo, pese a que cada día Lisia se lastimaba, debía admitir que las heridas de la lobo cada vez eran menos conforme pasaba el tiempo.

Después de ser vencida tan fácilmente por Berry la primera vez, Lisia comenzó a tomarse los entrenamientos más en serio. Seguía haciendo sus bromas pervertidas, e incluso flirteando ya fuese con Berry o con Pavlo, o a los dos al mismo tiempo, pero al momento de entrenar, ponía suma atención a las indicaciones, y hacía las cosas tal y cómo Berry se las pedía.

El progreso de ambos lobos era notorio, Pavlo avanzaba más lentamente, pero se le veía más fuerte y astuto al menos. Lisia, se le veía más brillante, y más emocionada que antes. Se podía decir que incluso se sentía más libre, y emocionada de ver que no había llegado aun a su auge, cómo ella erróneamente pensaba al abandonar Zou.

- - - - -


Al terminar las dos semanas que Berry les había prometido de duro entrenamiento, la maestra zorro decidió que era tiempo de poner en practica toda la… Practica que habían obtenido. Llamando a ambos lobos a aventurarse más adentro de Long Ring Long Land. Pavlo no olvidaba la descripción que Berry les había dado acerca de las criaturas a las que se enfrentaba cuando salía de caza, confiaba en Lisia, y por ende, en Berry también, pero aun así no podía evitar sentir bastante miedo.

La mujer se dio cuenta de que tan nervioso estaba Pavlo, y le acertó un golpe en el brazo “Calma, Pavito. Berry nos ha estado preparando para esto, todo va a estar bien-” sin embargo, la fuerza de Lisia aumentó mucho desde la ultima vez, causando más dolor del deseado a su compañero, quien se sostenía su brazo, y tratando de evitar que las lagrimas escurrieran por su rostro “A-ay, perdón...”
Pavlo movió su mano, tratando de decir que estaba bien, aunque fuese mentira.

Estaban tan distraídos, que les tomó de sorpresa cuando la tierra comenzó a vibrar. Confundidos. Fueron embestidos por Berry, llevándolos a ambos al suelo, a una distancia a salvo del ataque repentino de un bicho gigante.

Berry le indicó a Pavlo que se refugiara, pero se le hacía difícil moverse del todo, pues la sorpresa que tenía de ver a un ciempiés de tamaño descomunal lo había paralizado.

“Augh… De todos los seres que pudimos encontrar, tuvo que ser un bicho” Lisia decía asqueada, mientras se levantaba con calma, y limpiaba sus prendas de la tierra que obtuvo al caer. “¿Les he dicho que odio a los bichos? Con sus… Manitas chiquitas, y sus mandíbulas que hacen así. PUAJ la mujer imitaba los movimientos del ciempiés, los cuales ella percibía cómo asquerosos. “Espera ¿me dijiste guapa?” la cara le brillaba

“¡Helena, concentrate!”
su preocupación por sus amigas logró que Pavlo pudiera resolver su aturdimiento.

“Ya pues, vale” se rio la albina, mientras se quitaba su espada de encima, y se la daba a su compañero “¿Me la cuidas, Pavito? Gracias, eres un amor”  

“Vamos pues” Se estiró un poco, trono sus nudillos, y finalmente su unió a Berry. “¡Aplastemos a este bicho, Berry!”
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {Dom 24 Mar 2024 - 0:16}

La zorra lanzó una risita al escuchar sobre la repulsión de Lisia hacia los insectos, aunque para ella todo lo que la albina describía y representaba era perfecto para esa fase del entrenamiento. Podrían dar rienda suelta no solo a su haki si no a toda su rutina de fuerza, combate y trabajo en equipo. Guiñó su ojo ante la mención de haberle llamado guapa, asintiendo con una sonrisa y lista para su nueva tarea la de aplastar a ese insecto gigante.

—¡Así se habla! Esto es mejor de lo que esperaba, puedes canalizar todo ese asco en tus puños y enfrentar tus miedos, ten cuidado cuando escupa o intente atraparte con sus tenazas. Puede que sea duro, no olvides todo lo que practicamos.—

La zorra desplegó sus alas, mientras recubriendo sus brazos con haki lanzó dos golpes al lomo del insecto quien reclinó su cuerpo hacia atrás. Berry esperaba que aquella ruptura diese el tiempo suficiente a su compañera para montarse en el invertebrado y comenzar a escalarlo como un coloso, pero el bicho se sacudía bastante e intentaba arremeter contra Berry que volaba a su alrededor para enfocar su atención antes de que un nuevo golpe esta vez descendente hiciera al bicho inclinar su cabeza hasta casi rozar el suelo.

—¡Lisia sube hasta su cuello y trata de sujetarlo firme!—

Berry guardó sus alas para comenzar a rodar sobre si misma en el aire, el electro le recubría el pelaje pareciendo un segundo astro solar girando varios metros por encima de la cabeza del bicho, fue cuando este intentó volver a erguirse que la mink zorra descendió con un golpe sobre la cabeza del mismo.

—¡Moonlight Eclipse!—

Gritó antes de que su puño imbuido en haki y electro colisionara violentamente contra su objetivo, el choque levantó una fuerte polvareda y algunos árboles perdieron estabilidad pero dado su enorme tamaño solo algunos vieron sus raíces despegadas del suelo. El bicho tampoco cedía ante el violento impacto, buscando responder pese a que su coraza había sido destrozada y parte de su sangre ahora fluía como un vino viscoso desde el punto de impacto.

—Es fuerte para ser un bicho, resistió ese ataque mejor que muchos, pero ahora solo tiene ojos para mí.—

Comentó la zorra aterrizando en el suelo y usando su garra derecha para detener su retroceso, observando fijamente a su rival, parecía que se había olvidado de la albina y ahora tenía un punto débil perfectamente explotable. Berry se reincorporó levantando la guardia, buscaría sujetar al insecto en cuanto embistiera para dejarle el camino libre a su compañera.

Sus brazos adquirieron una tonalidad azabache con un brillo morado, sus ojos se cerraron, la zorra aguardó moviendo su cola de lado a lado como un látigo. De pronto lo sintió, esa amenaza latente y cuando abrió los ojos cerró sus brazos cual tenaza contra la cabeza de su oponente.

Su fuerza era formidable, pero Berry no cedía, parecía un nuevo choque de voluntades que culminó cuando la zorra pudo afirmarse en la tierra y amortiguar completamente el empuje de aquel enemigo. Ahora la lucha era la del ciempiés por liberarse del agarre de la mink que poco a poco atravezaba su coraza para aferrarse dolorosamente en su carne. Si había algo que esperaba Berry era que Lisia no hubiera caído y ahora tuviera una gran oportunidad para atacar.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

[Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] Empty Re: [Pasado] Un toque Animal [Privado Berry & Lisia] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.