¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
¿Jugamos a un juego?Ayer a las 0:19Berry
¿Estamos en una nube?Vie 24 Mayo 2024 - 16:36Berry
Las chicas no son guerreras... Son la parcaMar 21 Mayo 2024 - 20:17Berry
La luna, la sombra y el bufónMar 21 Mayo 2024 - 10:32Raulgamerlol11
2.0Lun 20 Mayo 2024 - 4:13Raulgamerlol11
Rhea Sáb 18 Mayo 2024 - 22:50Raulgamerlol11
Escapando de Spider MilesSáb 18 Mayo 2024 - 20:28Gobierno Mundial OPD
Petición de experiencia y premiosSáb 18 Mayo 2024 - 20:27Gobierno Mundial OPD
CensosVie 17 Mayo 2024 - 14:44Raulgamerlol11
Y olvidar lo que hay detrásVie 17 Mayo 2024 - 14:27Señor Nat
El peso de la consciencia [Primera parte]Vie 17 Mayo 2024 - 12:28El Gremio OPD
Siguiente ronda


Ir abajo
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Mar 14 Nov 2023 - 0:30}

La plaza hervía con una vida que un forastero jamás pensaría capaz en una isla como esta, los tenderos vendían sus mercancías con una sonrisa en la cara, las pocas cafeterías y bares servían en la terraza sin una sola preocupación bajo la sombra proyectada por los picos carmesís y la torre del campanario. Casi nadie juraría que esta era una de las pocas islas del mundo totalmente controladas por piratas, una curiosa sensación de normalidad traída por la seguridad de que absolutamente todos los que estaban aquí portaban armas y seguramente un nombre con cierta infamia. Pero Bloothe era un santuario de descanso, o por lo menos así se vendía. La mayoría de piratas recién llegados a Grand Line tenían pocas o ninguna gana de meterse en problemas, así que había alguna que otra sección de la ciudad en la que el crimen a plena vista era escaso. De toras formas no había ni un solo alma lo suficientemente inocente como para pensar que este era un sitio remotamente seguro, el crimen y el dinero negro se movían como el agua roja por estas calles. Una prefecta primera parada en el paraíso.

Aunque no había transportes públicos que te trajeran, si sabías donde preguntar podías encontrar una manera de llegar, no gratis desde luego. Me recomendaron antes de bajar del barco ir con un atuendo algo más discreto, agradecí el consejo pero no hice caso. Esta era una isla llena de piratas y criminales de mala muerte, y aunque no era raro ver a alguien bien vestido por la calle, podías evitar meterte en problemas si caminabas con la confianza de quien se conoce estas calles como la palma de su mano. Al fin y al cabo la mayoría de los presentes no quería arriesgarse a meterse en problemas por tratar de atracar al hijo pijo de algún señor del crimen. Técnicamente no estaba mintiendo si nadie me preguntaba, y técnicamente no sabía si era esa la razón por la que nadie me había molestado hasta ahora, pero me gustaba pensar que era esa. En todo caso tenía un plan en caso de que las cosas se torcieran.

En este entorno se movían toda clase de divisas y mercancías, tanto legales como ilegales, pero lo que me interesaba era lo más valioso, información. No sobre algo en concreto, información en general, no podía moverme por este mundo a ciegas, y por algún lugar tendría que empezar. Saber quien posee los mejores tesoros, las mayores riquezas, quien ostenta el poder y quien le puede venir bien contratar a alguien. Pero seamos sinceros, lo que buscaba no era dinero, bueno, no mucho, buscaba el próximo reto, robar una corona de joyas del tesoro de un pirata, la preciada pintura de un jefe de los criminales, o incluso saber si alguno buscaba alguien para dar el golpe.

Ponerme a buscar de forma descarada era una mala idea, por eso había venido a esta zona, una con una gran cantidad de locales de ocio, restaurantes, cafeterías, tabernas, tanto de buen ver como de mala muerte. Todo era escoger bien el primer establecimiento y saber escuchar y a quien preguntar. Estaba atardeciendo, el sol ya se había ocultado tras los picos de sal, tiñendo el cielo de rojo, unos breves minutos antes de que se encendieran las luces que bañaban todo en una luz rojiza, unos breves instantes que revelaban ante los ojos la verdadera naturaleza de ese lugar. Aquella ciudad se sostenía sobre pilares de sangre, y por una vez me alegré que mi pelo rojo no desentonara con el entorno. Ahora sólo quedaba encontrar un lugar donde no desentonara cuando empezase a hacer preguntas.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Mar 14 Nov 2023 - 0:58}

Por suerte aquel vendedor de agua le había abastecido para unos cuantos días y a un precio irrisorio, quizás su belleza le había hecho ganar algún descuento. ¿Y que hacía en esa isla carmesí? Pues trabajar, habitualmente buscaría alguna recompensa destacable pero realmente estaba cazando por diversión. Deseaba que la sangre real fluyera por la isla, que los ríos rojos en verdad fuesen sangrientas grietas y que la tierra bebiese de las entrañas de sus víctimas.

Pero ahora tras pasar los puestos y sin una recompensa tentadora, la hermosa mujer se dedicaba a visitar las posadas en busca de algún rumor o pirata de medio pelo que imprudentemente hubiese subido su recompensa sin consideración. Sus ojos grises, su atuendo exótico y sus labios pintados de aquel rojo carmesí que realzaba el blanco inmaculado de su rostro encuadrado en un bonito peinado atraían las miradas de los incautos.

Estaba atardeciendo y la ciudad pronto mostraría el lado mas interesante para los cazadores, presas con ojos inyectados en sangre y una lengua fácil producto del licor se harían presentes. En una isla sin leyes era similar a una dulcería, donde incluso un criminal o mafioso podría poner precio a la cabeza de alguien por caminar sin mirar.

—Disculpe, ¿Sabe donde está la posada más cercana?—

Preguntó a un visitante que claramente no desentonaba con el paisaje, cabello rojizo como la mayoría de cosas que había visto y con un aspecto de trotamundos que ciertamente conocería lugares de interés. Sowon empleó una reverencia tradicional y cruzó miradas, debatiendo mentalmente si aquel sujeto sería peligroso o en su defecto una potencial herramienta aunque por un instante creyó estar viendo un trozo de metal inerte del cual no pudo rescatar nada seguro. Hacía tiempo que le resultaba habitual ver a todos como meros objetos, pero era la primera vez que se encontraba con un objeto tan complicado de discernir con respecto a seres inertes. Ni su mejor sonrisa pudo descifrar o ver una grieta por donde actuar, por primera vez en mucho tiempo sentía que ese tipo era complicado de moldear.

Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Mar 14 Nov 2023 - 16:55}

Para mi sorpresa la primera pregunta no la formulé yo, sino una joven señorita que había decidido aproximarse a mí de entre todas las personas. Si la propia pregunta no fuera suficiente, su aspecto destacaba en cierta medida, sí, nada me decía que ella no formara parte de una banda pirata, de lejos el colectivo más variopinto de este mundo, pero algo me decía que no tenía ese nosequé de quéseyo que tienen los piratas. Se trataba de una persona de aspecto hermoso, rostro y modales impolutos, demasiado delicados para pasar la vida en la cubierta de un barco, puede que quizás formara parte de una organización criminal, pero en ese caso tendría más sentido que fuera una residente y no una extranjera ¿Alguien del otro lado de la ley? ¿Una marine o legionaria, o incluso cazadora? No creía que fueran tan osados de mandar a alguien de su aspecto aquí, pero no podía descartarlo. Ignoré la tormenta de posibilidades que se arremolinaba en la cabeza y me olvidé de las preocupaciones por un momento para no hacer de aquel momento incómodo.

- Oh, disculpe que me quedase abstraído, uno no suele encontrarse alguien con unas formas tan refinadas en esta isla. - Me disculpé por mis escasos segundos de silencio con la mejor de mis sonrisas. - Me temo que yo también soy un recién llegado. - Respondí con una leve inclinación de cabeza. Según las indicaciones que me han dado los alojamientos más tranquilos deben de estar calle arriba. - Miré en dirección a la salida norte de la plaza. - ¿Pero qué modales los míos? Mi nombre es Rusty.

Me presenté con un nombre falso, no quería emplear el nombre de la familia ni tampoco el apellido, sería problemático en más de un sentido que me relacionasen con ellos. Quizás esta identidad necesitase un poco más de trabajo, elaborar un pasado, pero puede que lo que hiciera hoy ayudase a forjar ese trasfondo. Era algo que necesitaría de cara al futuro, un nombre no muy complicado, fácil de recordar y que no era muy común, claramente parecía un mote por el todo del cabello, peor podría ser un nombre de verdad.

- Me disponía a buscar un lugar para cenar y alojarme, y dado que ambos buscamos lo mismo ¿me permitiría que la acompañase? - Pregunté con una sonrisa amigable y un tono suave en la voz. - Al fin y al cabo es mejor no caminar solo por las calles de esta isla.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Mar 14 Nov 2023 - 18:30}

Al parecer Rusty estaba tan perdido como ella misma, no le pareció un mal sujeto ni tampoco alguna especie de pirata por lo cual simplemente sonrió ante su presentación asintiendo con la cabeza ante la propuesta de seguir juntos. No era habitual que una herramienta corriese a sus manos sin ella pedirlo, pero si podía ahorrarse esfuerzos y de paso conseguir un cliente nuevo para venderle algo mejor que mejor.

—Mi nombre es Sowon, con gusto aceptaré su compañía, podría tener algo que le interese.—

Comenzó a caminar por donde Rusty había señalado, como si no le importase ser guiada a una trampa mortal, situaciones peores había vivido y además estaba preparada bajo su kimono tenía su fiel espada Aguja y los trucos de su fruta siempre estaban a la orden del día. Observó su alrededor notando varias bandas piratas de poca monta, comprando baratijas y armas de una calidad deplorable a sus ojos, obteniendo el tema perfecto para sacar una conversación.

—¿Le gustan las armas señor Rusty? En mi opinión son bastante diferentes según el artesano que las forje. En esta isla no he encontrado nada digno de colección, si me deja darle un consejo no gaste sus monedas en los puestos... Puedo recomendarle una artesana de gran calibre y cuyos precios no defraudan.—

La mujer bebió algo de agua mientras caminaba, manteniendo en misterio que se refería a sí misma, quería conocer sobre los intereses del hombre y cuanto dinero podría aflojar por un arma de calidad. Un estudio de un potencial cliente para no hacer el trayecto tan aburrido, la herrera se caracterizaba por ser curiosa y a la par necesitar mantener su mente ocupada para no caer en el aburrimiento. Ya entrarían en los detalles, aunque fuese un amante de las armas de fuego o incluso de los brazos gigantes su maestría con el metal podía servir incluso en esas armas.

Además por como vestía tal vez le interesara un poco la moda y ahí podría entrar con su otra pasión, la sastrería, tal vez la publicidad agresiva de Sowon y su forma de plantear las cosas como una araña que asfixia a su presa hasta succionar la última moneda eran algunos aspectos a mejorar. Pero en una isla llena de criminales, piratas y mafiosos, esa actitud le ayudaba a no desentonar entre tanta inmundicia de la sociedad.
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Miér 15 Nov 2023 - 16:56}

Sowon, era un nombre curioso, sus modales y facciones me recordaban a la gente procedente de Wano, aunque no podía dar nada por sentado, era un estilo bastante extendido por varias islas. Una lengua y costumbres presentes incluso en algunos aspectos de la Marina, algo que indicaba que ese país había tenido cierta influencia en algún punto de la historia. Pero no era experto en el tema, lo poco que sabía era lo que había leído, mis experiencias personales y lo que me habían contado. Lo que me acercó más aquella isla fue su comentario sobre las armas. Wano tenía fama de ser el hogar de algunos de los mejores artesanos y herreros, que alguien como ella sacase el tema no era casualidad. Aunque por ahora su procedencia me importaba poco, fuera de la isla que fuese quedaría como un dato anecdótico a no ser que necesitase ir en algún momento.

- Por desgracia no soy un entusiasta de las armas, no me gusta usarlas, es más, ni siquiera llevo una. - Dije sin bajar el tono lo más mínimo abriendo los brazos en un gesto que evitaba ocultar nada. - No voy a negar que me he fijado en la calidad... económica, de las armas expuestas en los puestos. - Y en el escaso tratamiento que habían recibido para ocultar que habían sido usadas. - Y puedo llegar a apreciar el arte de una buena pieza cuando la veo. De todas formas me temo que el trabajo de un buen artesano estaría desperdiciado en mis manos, ya sea como arma o como pieza de colección. Si buscara algo en estos objetos sería algo que ningún herrero puede forjar. - No pensaba decirlo en alto, ningún herrero estaría de acuerdo con hacer un objeto para ser robado. La emoción de adquirir algo difícil de obtener, el éxtasis te tener en tus manos algo preciado, aunque sólo fuera de manera temporal, llegar a ello por encima de todos los que intentan impedirlo. Esas sensaciones irremplazables eran imposibles de forjar.

Era un tema raro de conversación con un recién conocido. Un tema bien hilado dado el entorno, pero uno poco natural, una estrategia de venta agresiva seguramente. En cuanto a la herrera a la que se refería, no tenía pinta de que sus brazos fueran los de alguien que se pasa horas en una fragua, por lo menos lo que me sugería la silueta que la ropa que llevaba. Su piel estaba bien cuidada sin signos del uso de maquillaje para tapar las imperfecciones ocasionadas en esta durante el trabajo. Cuando bebió agua me fijé en las manos, no parecían tener el desgaste ni los callos de alguien que trabajaba con herramientas. Seguramente se refiriese a otra persona, una cara bonita para vender con buenas palabras artesanía o armas de calidad. Lo que me llevaba a pensar, dudaba que yo fuese su objetivo, ni yo ni nadie de los alrededores, si una persona con aspecto tan distinguido había sido enviada a esta isla era porque alguien con dinero podía ser un cliente potencial. Además esa confianza al aceptar mi invitación... tenía que andarme con cuidado, podía estar trabajando para alguien influyente. Como decía mi abuelo "ten cuidad con las personas cuyo aspecto tengas que dedicar más de una servilleta para describir".

- Este puede ser un buen sitio. - Comenté parándome delante de una posada que tenía buen aspecto. "El potro rojo", fachada cuidada, de tres plantas, de piedra con ventanas de madera, lejos del distrito rojo, así que no era un burdel, en el interior se podía ver un bar al lado de la recepción a través de las ventanas. - Después de usted. - Dije abriendo la puerta e invitándola a entrar con un educado gesto de mi mano.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Miér 15 Nov 2023 - 22:36}

En parte era decepcionante que un hombre bien vestido y con signos de entrenamiento militar como esos brazos no viera con interés algún tipo de arma, pero por otro lado podría ofrecer hacer trajes cuando se presentase oportunidad. Sonrió ante aquella descripción tan vaga de un valor, parecía referirse más al valor que otra persona tuviese por un objeto que el valor propio que Rusty le pudiera dar a uno propio. Al parecer era el tipo de persona que en un funeral pediría al muerto como recuerdo, o aquel que tomaría el trozo de carne más bonito de la piel de alguna mujer con mucha autoestima.

—Oh, entiendo lo que dice... su coleccionismo es algo selectivo y cuyo valor está más atado a lo emocional que a el valor en sí. Como ladrón no tendría mucho futuro siguiendo esa norma, pero no me malentienda, en cierta parte la delicia de un momento recae en las emociones que se experimentan. Lo material casi siempre queda en un segundo plano.—

Después de todo, aun con todo el dinero del mundo, nada podía equipararse a la sensación de apuñalar a un bandido y arrancarle lentamente la información. De saciar a su espada con la sangre inmaculada de un noble estafador o saborear el martirio de un asesino en serie bajo su propia mano. Debió detener su caminata al no sentir al hombre, al parecer había encontrado un buen lugar, una posada bastante cuidada y esto le hizo volver sobre sus pasos mientras le invitaba a entrar.

Sowon asintió con la cabeza e ingresó, anunciando su llegada en recepción y rentando una habitación por unos días, con un leve movimiento pasó un trozo de tela a la encargada donde indicaba la ubicación de algunas cosas que había dejado bajo custodia en el puerto. Inmediatamente unos botones salieron en dirección a este, el servicio parecía bastante eficiente.

Se dirigió al bar donde se ubicó en la tarima y pidió un trago para ella, mientras señalaba un asiento junto a ella para que Rusty se acercase. La tabernera volvió con el trago mientras señalaba un cartel en el tablón, uno sin rostro pero si un valor de tres millones.

—Por suerte han llegado antes de que oscureciera, los crímenes del Asesino de la Rosa Negra han aumentado. Nadie sabe como se ve, solo que busca personas guapas o parejas físicamente bonitas para asesinar y luego les entierra una rosa negra en cada ojo. En una isla como esta ni la marina ni la legión existen y locos como ese siguen sueltos, los piratas tampoco hacen mucho si no valen más de diez o veinte millones para sumarlos a su recompensa. Pedazos de escorias...—

La mujer mostró una pistola a cada lado de la cintura mientras encendía un puro y volvía a atender la barra dejando en claro que oocos se metían con ella y menos en su lugar de trabajo. La herrera observó el cartel unos minutos, si la descripción era correcta tenía la carnada perfecta para llevarse unos cuantos millones aunque debería cargar con el cuerpo y las evidencias para probar que era la presa correcta. No bastaría solo con la cabeza si nadie conocía su aspecto o su género.
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Jue 16 Nov 2023 - 16:55}

Mi juicio no estaba errado, era un local seguro, de momento. Estaba seguro de que, como todo en esta isla tenía sus sombras, pero estas no parecían ser algo preocupante. Dejé que Sowon fuera primero, cuando terminó pedí una habitación para una noche. No sabía cuanto tiempo estaría en esta isla, y tampoco que importaba extender la estancia unos días más. Dentro de las expectativas parecía un lugar caro, pero el coste no era un problema, no mientras las calles estuvieran llenas de piratas descuidados. Con un simple paseo y el movimiento adecuado de manos uno podía sacar una cantidad interesante de dinero, lo suficiente como para vivir cómodamente. Procuraba no hacerlo más de una o dos veces en cada calle, normalmente sería menos, pero en esta isla la ventaja era que la gente empezaba a sospechar del de al lado y empezaban una pelea sin pruebas.

Miré a un lado cuando todo estaba terminado, Sowon me esperaba en la barra, había sido tan amable de invitarme a sentarme a su lado, y parecía que la tabernera estaba contando algo interesante. Al parecer había un asesino en serie suelo, alguien con una especie de resentimiento contra las personas guapas o aquellos que habían encontrado el amor (o una noche de desfogue). Un modus operandi curioso, con una firma clara, no ocultaba sus intenciones ni su preferencia de presa. Un asesino compulsivo, seguramente, pero me interesaba un detalle que ella había comentado. Las rosas en los ojos, parecía estar segura de que era después de matarlos y no antes o durante. De todas formas viendo la preferencia de presa... estaba claro que dentro de poco tendría que cambiarse de isla, no es que este entorno criase las flores más delicadas que dijéramos. Estaría desando encontrar una presa pronto, y si salíamos cualquiera de los dos a la calle de noche teníamos todas las papeletas de ser sus próximas víctimas.

- Es un proceso curioso ¿Se sabe algo más de los asesinatos? ¿El método que tiene de matar a sus víctimas? ¿Es en plena calle o prefiere asesinar en interior de una forma más íntima? ¿Hay indicios de tor...? - Me detuve un momento, las preguntas que estaba haciendo no eran las más adecuadas en aquel entorno, me hacían parecer más un detective o un agente de la ley que otra cosa. - Perdón por avasallarla de esta forma, comprenderá mi preocupación, al fin y al cabo aquí hay por lo menos tres personas a por las que ese asesino podría ir. Y no querría que le pasara nada a ninguna de las dos. - Traté de recuperar la compostura, a veces la curiosidad tomaba lo mejor de mí. Al fin y al cabo un ladrón y un detective eran lo mismo solo que a diferentes lados de la ley.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Jue 16 Nov 2023 - 19:52}

Sowon sonrió ante tanta curiosidad, en especial porque le había ahorrado la molestia o sospechas resultantes. La herrera estudió la pregunta inconclusa y negó levemente con la cabeza, suspiró mientras se refrescaba los labios con su bebida para luego explicar lo que detectó tras la descripción inicial de la amable tabernera.

—Es improbable que torture Señor Rusty. Alguien cuya profanación al rostro de la víctima ocurre tras la muerte no está interesado en alargar la agonía de su presa si no de acelerar la descomposición de lo que tanto odia. Alguien que tortura necesita a su víctima con vida durante todo el proceso, para saborear las dulces súplicas de horror que busca. En este caso estamos frente a alguien que parece actuar con rencor y prisas para no quedar atado en pleno escape. Aunque me interesa saber dónde ataca, debe ser un lugar poco frecuentado, para que no hayan testigos que pudieran venderlo, un pirata pagaría bien por saber sobre su rostro...—

La voz de la mujer pareció cautivar a la tabernera quien explicó que las muertes se llevaban a cabo en callejones pero luego se trasladaron a una de las colinas carmesí de la isla cercana a la ciudad. Se creía que era el punto de reunión de varias parejas debido a que desde ahí se veía la silueta de un corazón conformado por dos afluentes de agua roja que recientemente se habían cruzado. El típico lugar de historias cursis donde dos parejas se juraban amor eterno y tendrían suerte, aunque ahora la única suerte que encontraban era una vida mas corta.

—Un lugar con un rumor fácil de creer por cualquier turista, si vemos su recompensa podemos intuir que es alguien que necesita matar frecuentemente. Podríamos dar un vistazo a esa colina en la mañana, ir directamente a enfrentarlo en su zona de caza natural por muy buenas que sean sus intenciones señor Rusty puede ser imprudente.—

Si bien Sowon no tenía oposición en terminar rápido el trabajo desconocía si el asesino era un tirador o un cobarde que le dejase al pelirrojo que no valía ni un centavo muerto y escapase a otra isla. Deseaba crear una trampa a la altura para evitar que este escapase, aún si la vida del pelirrojo le servía como una moneda de cambio.
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Lun 20 Nov 2023 - 19:57}

Procuré ignorar el detalle en el que explicaba Sowon los motivos que lleva a una persona a torturar, así como las experiencias que buscaba en esto, parecía saber del tema, pero no me apetecía preguntar. Me centré más bien en el desglose del motivo que llevaba a este asesino a matar, el agente estresor lo llamaban algunos libros, algo que desencadenaba la urgencia de matar. Por lo que se podía recabar de lo que nos contaba la tabernera había cambiado de territorio de caza a uno más próspero. Se me hacía raro que existiera un lugar tan romántico como ese en esta isla, pero nadie le podía negar a los piratas y criminales una oportunidad en el amor. Quizás ese sitio se estaba quedando seco dada la fama que estaba teniendo, o puede que los que asistían lo hicieran buscando un subidón de adrenalina con una experiencia arriesgada. Pero lo que me pilló desprevenido fue la invitación de la mujer.

- ¿Mañana? sí, podría ser interesante. - Accedí a la propuesta sin pensarlo mucho. - Al fin y al cabo no voy a dejar que valla sola a un lugar tan peligroso. - Era cierto, no podría dormir con la conciencia tranquila si sabía que ella se disponía a investigar a un asesino en serie en su territorio, aunque fuera a plena luz del día. - Y no se preocupe. - Me dirigí a la tabernera. - Se apañármelas.

Parecía un poco arrogante por mi parte, y no me iba a confiar por una recompensa de sólo tres millones. Eran tres millones matando en esta isla, una en la que los crímenes como ese no parecían repercutir en una recompensa mayor. El hecho de que no tuviera más precio por su cabeza seguramente también fuera porque había evitado atacar a alguien con conexiones poderosas. Sabía donde estaba y con quien se metía, no atacaría a nadie con nombre.

- Bueno señoritas, el viaje me ha cansado, y mañana nos espera un día largo. Con su permiso me retiro a mi habitación, si necesitan cualquier cosa ya saben donde estoy. - Me despedí haciendo una leve reverencia. - Por cierto señorita Sowon, ¿Mañana tras el desayuno le parece una buena hora? - Si decía otra hora aceptaría antes de retirarme y subir las escaleras.

Dejé a las dos en el bar y entré en la habitación. Un cuarto sencillo con una lámpara una cama, un pequeño escritorio y un armario empotrado al lado del baño. Me quité la chaqueta y la dejé en la silla al lado del escritorio para luego tumbarme en la cama y cerrar los ojos. No iba a dormir, no tan temprano, no podía en el sentido estricto de la palabra. No por en entorno de la isla, sino porque desde que comí aquella fruta había sido prácticamente incapaz de tener un sueño profundo. Era consciente las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana de cada proceso de mi cuerpo, era responsable de su control, hasta los más básicos, y eso era un arma de doble filo, algo que podría haber vuelto loco a cualquier persona. Por otra parte me permitía lograr cosas de lo más curiosas.

Me centré en una línea del brazo derecho, entre la muñeca y la articulación del codo. La piel se abrió en ese punto como si de un corte hecho por el bisturí más afilado se tratase, tan perfecto que ni una gota se sangre había sido derramada. La piel se retiró unos centímetros exponiendo los músculos braquiorradial y flexores. Era una tarea que llevaba semanas haciendo en los momentos de descanso, podía hacerlo bajo la piel, pero mi control era mejor cuando observaba directamente lo que hacía. Había entrenado estos últimos días la habilidad de separar los tejidos precisamente para esto, he de confesar que al principio fue un desastre que casi me cuesta una extremidad, olvidándome de cortar la circulación, si a eso le añadíamos los errores cometidos en mi otra tarea podríamos decir que estaba en una situación complicada y autodestructiva. La realineación básica de las fibras musculares, o el trenzado muscular como me gustaba llamarlo, era una tarea complicada que requería de casi toda mi atención. Lo había estado haciendo para incrementar la efectividad de los músculos, pero requería que fuera hecho en todos y cada uno de ellos con una ejecución cuasi perfecta. Ya me había dislocado varios dedos experimentando con las posiciones adecuadas hasta que le cogí el truco y me pasé a algo más grande. La tarea estaba casi acabada, sólo me faltaban unos detalles de este brazo y unos cuantos del otro, algo que podría terminar en unas horas si nadie me interrumpía.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Mar 21 Nov 2023 - 18:56}

Sowon asintió al horario pactado, quería usar la noche para prepararse, lo primero que hizo tras estar a solas con la tabernera fue pedir un par de fotos del lugar del crimen antes de retirarse a su habitación. Haciendo uso de su fruta y las fotos que le habían sido proporcionadas, utilizó un par de horas en la construcción de su Realistic Sewing los cuales tenían la clara función de camuflaje con el suelo del lugar. Tuvo que generar varias tonalidades para ir rotando de camuflaje en cuanto la iluminación se tornase demasiado clara u oscura. Tenía la clara intención de no moverse una vez escondida y solo cambiar de tela, preparando también su armadura de telas bajo el kimono y leyendo el periódico dentro de su habitación mientras trabajaba para detectar algo que no haya visto.

La prensa no daba mucho detalle sobre las muertes pero sí mencionaban la presencia de cortes en algunas víctimas y marcas de defensa bajo las uñas de otras, cosa que dejaba claro que la mayoría de ataques sucedían a corta distancia como si el fugitivo disfrutase de asesinar mirando los últimos segundos de vida desde una posición privilegiada. Al menos no lidiarían con un tirador a las primeras de cambio, solo dos horas después de iniciar la mujer bebió agua mientras contemplaba su camuflaje y lo ocultaba en su bolso para llevarlo, quedaban todavía unas horas para descansar y planificar la estrategia perfecta. Rusty había mencionado el saber defenderse, pese a su negación a usar armas tenía un cuerpo bastante tonificado a la altura de los brazos.

La mujer se recostó en la cama pensando en la escena como un tablero, si Rusty lograba aguantar un poco ella tendría todo el tiempo y espacio para atacar desde un lugar inesperado, claro que eso involucraba poner en peligro a un potencial cliente. Sowon sonrió al pensarlo mejor, en realidad no era un cliente, su única función era servir de carnada mientras este pensaba que ella se estaba lanzando al peligro. No tenía nada que perder si ambos morían y quizás hasta el mismo Rusty tenía alguna recompensa en algún lugar para cobrarse, cerró sus ojos para dormir fantaseando con la idea de entregar a ambos si es que la excursión resultaba ser demasiado "peligrosa".

Su sueño se vio invadido por la visión de esa espada cuya silueta cada vez era más detallada frente a sus ojos, los cuerpos muertos y la sangre fluyendo desde la hoja hasta su piel, sentía el calor de la vida y el óxido de la misma caer hasta su garganta, en un punto ella era el arma, se enterraba en la piel de su presa y bebía no solo la sangre, si no el terror, la vida y la agonía hasta dejar una cáscara vacía en aquella cueva. Una voz, una que cada vez le resultaba más familiar le guiaba hasta su cuerpo, no era el momento pero ya le reconocía como alguien digno. Abrió sus ojos, sus ojos grises se encontraban abiertos observando el techo mientras el sudor frío recorría todo su cuerpo, no tardó mucho en darse una ducha y aparecer con su bolso, la calabaza de agua vacía y un nuevo kimono floreado mientras su cabello aún húmedo dejaba deslizar unas gotas por su inmaculada piel.

—Espero que haya descansado Señor Rusty, he estado viendo en el periódico las rutas más frecuentadas hasta ese lugar y creo saber cual nos favorecerá. No se apresure, todavía no he desayunado, asegúrese de llevar todo lo necesario.—

Se presentó con una reverencia y se dirigió a la sala de estar donde le esperaba su desayuno junto con un reabastecimiento de su calabaza de agua. No se tomó las cosas con rapidez pese a su notable impaciencia, tenía una rutina clara y marcada con tiempos pactados con ella misma, el desayuno era uno de esos momentos donde ni su propia impaciencia le perturbaba.
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Mar 21 Nov 2023 - 22:08}

La piel se comenzó a sellar sin problemas, sin dejar marca ni cicatriz como si nada hubiera pasado, al fin y al cabo las células en los límites del corte seguían vivas y capaces de enlazarse con otras. Hice unos cuantos movimientos con los brazos, todos los normales y los más extraños también, asegurándome que su funcionalidad seguía intacta tras la intervención. Para mi agrado se notaba diferente, pero eran plenamente funcionales. Este era sólo el primer paso, había hecho una lista mental de todas las modificaciones necesarias, esta por supuesto era la más sencilla de ellas. En un futuro tendría que mejorar la calidad del tejido óseo para soportar la carga muscular y no romperse, así como la resistencia de los tendones para que no se desgarrasen. Todo esto ya sin entrar en lo que realmente me daba escalofríos, la modificación de los propios órganos, me daba miedo pensar en lo que podía llegar a pasar si algo salía mal, pero era una alternativa preferible a que fueran más vulnerables y de verdad lamentase no haber hecho nada al respecto.

Cerré los ojos tratando de conciliar el sueño, o por lo menos dejar que el cuerpo descansase, pero como siempre lograr un sueño ligero era un reto. Traté de hacer mi propio conteo de ovejas, recordando el pasado junto con mi hermana, los absurdos límites a los que llegaba mi abuelo por asegurar mi entrenamiento, Edga, el maestro que me enseñó las artes marciales que antes sabía usar. Había ganado mucho al comer esa fruta, pero había perdido tanto... Un potencial que me había separado de mis seres más queridos, que me había vuelto incapaz de moverme correctamente durante semanas, y aun así estaba teniendo que recordar poco a poco a usar este cuerpo como antes de los poderes, años de entrenamiento perdidos. Pero si alguien me lo preguntaba, lo volvería a hacer, si era por protegerla, una y otra vez. Tal y como dicen, no hay buena acción que quede sin castigo.

Otra noche que se pasaba entre el sueño ligero y la vigilia, no era raro que me levantase más cansado de lo que me había acostado, más teniendo en cuenta que la modificación había sido tan exigente como un entrenamiento activo. Pero había algo más, mi cuerpo recordaba viejos hábitos que mi mente pensaba perdidos, por alguna razón hacer lo de anoche había vuelto más fácil acceder a aquel aprendizaje de hace años. Me faltaba algo, quizás entrenamiento de verdad y no sólo recordar, pero no contaba con ese tiempo.

Tras asearme y vestirme bajé a desayunar. Sowon me saludó y se dirigió a la sala de estar para tomar el desayuno, no se la veía alterada a pesar de la peligrosidad de lo que estábamos a punto de hacer. Comenzaba a pensar que ese rostro inmaculado suyo podría ser de porcelana de verdad de no ser por los movimientos que hacía. Tanto sus modales en la mesa como su ritmo a la hora de comer eran perfectos, como una noble bien educada, lo que me hacía cuestionarme si el asesino atacaría. Por mi parte pedí un desayuno más contundente, con abundancia de huevo y salchichas, repitiendo en el zumo de naranja. Necesitaba acelerar un poco el metabolismo para recuperar las energías perdidas, las proteínas y vitaminas serían de ayuda, y nunca estaba de más tener una pequeña reserva por si acaso.

- Bien, creo que lo tengo todo listo. - Comenté limpiándome la boca con una servilleta una vez me aseguré de que mi acompañante había terminado su desayuno. - ¿Procedemos? - Señalé la salida de la puerta con un educado gesto y la sostuve para que ella saliera primero. - Confío en su juicio a la hora de escoger la ruta y... si el camino se hace largo podríamos aprovechar para conocernos mejor, bueno, no en el sentido en el que se suele usar esa frase. - Sonreí inocentemente. - Pero es una persona de lo más peculiar señorita Sowon, y comprenderá que ha despertado mi curiosidad.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Miér 22 Nov 2023 - 20:40}

Sowon alzó una ceja al ser considerada interesante, no respondió de inmediato tratando de descubrir que era lo interesante en ella además de su evidente belleza, sin embargo pese a pensarlo y explorar sus acciones pasadas buscando descubrir que era lo que le había interesado a Rusty no encontró nada. Asintió con la cabeza mientras se ponía de pie tras el desayuno y luego de tomar un trago de agua se dirigió a la salida buscando los caminos que los periódicos señalaban desde esa posición. Observó a la izquierda y a la derecha, para luego comenzar a caminar hacia la izquierda esperando que el hombre le siguiese durante el recorrido debido a que era uno bastante complicado de memorizar con varios giros y múltiples encrucijadas las cuales derivaban tras un buen rato de dar vueltas en un camino degastado muy poco frecuentado cuya estructura intercalaba la tierra con un tipo de cemento antiguo agrietado.

—Claro que podemos hablar, aunque no comprendo porque le interesaría una mujer tan frecuente como lo soy. No se asuste, me agradan esos halagos pese a no encontrar una razón clara para recibirlos señor Rusty. En cuanto a este camino, se construyó hace muchos años, solía ser usado por las personas como entrada principal de la ciudad, aunque lo abandonaron tras un accidente y lentamente desapareció entre todas las nuevas edificaciones que se construyeron dada la creciente llegada de piratas y criminales a la misma. Lo bueno de esta ruta es que permite llegar al lugar sin poder ser detectados, dado a que el sol por la mañana estará justo tras nosotros e incluso desde la colina será imposible divisarnos hasta ya estar muy cerca mientras que nosotros tendremos la vista a nuestro favor.—

La mujer apuntó su espalda donde el sol se levantaba y causaba una intensa luz dadas las condiciones de la tierra carmesí, la mujer continuó su camino sin detener su paso mientras más rápido llegaran mucho más tiempo tendrían para preparar su emboscada y claramente Sowon no era la más paciente en cuanto a caza o peligro se refiriese. El camino resultaba algo tosco, rudo para los zapatos y con varias piedritas pequeñas que tendían a meterse entre los calzados para molestar aún más el hecho de pisar contra la tierra y cemento ardientes. La herrera, sin embargo, dada su costumbre de manipular o quemarse con objetos ardientes durante su trabajo no parecía afectada y aunque lo estuviese su duro entrenamiento para ser una figura de porcelana perfecta le impedía demostrar la misma.

—Ahí está, la colina y ese debe ser el lago que tanta fama tiene... me pregunto si encontraremos algunos cuerpos que puedan servir de evidencia al subir por la ladera. Por lo que leí en las noticias las víctimas fueron atacadas estando de espaldas por lo cual debe haber un lugar para ocultarse y tener una visión en todo ángulo. Leí sobre unas rocas apiladas en medio de la colina y siempre podemos ocultarnos cerca del lago si es que la colina deja demasiado al azar.—

Comentó segura de sus opciones, sin indagar demasiado sobre Rusty o su procedencia en todo el trayecto, así era ella después de todo. Un objeto solo era importante en cuanto a la función que fuese a realizar, los complementos o las historias que le rodeasen eran intrascendentes mientras solo fuesen eso: trozos del pasado que no afectaban al plan o la tarea que ahora tenían entre manos. La herrera nunca se había destacado por ser la más interesada en otros a no ser que estos ofrecieran dinero a cambio de su atención, sus emociones incluso eran una mercancía que utilizaba frecuentemente para tomar a sus presas con la guardia baja.
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Jue 23 Nov 2023 - 0:56}

Un camino antiguo, deteriorado y en desuso. El hormigón se había erosionado hasta el punto de estar mezclándose con la tierra roja que lo rodeaba. La ciudad había sido construida con tan poco respeto al antiguo acceso que este ya no se distinguía de un camino rural. En efecto, las sombras proyectadas por el sol matinal cubrían nuestra pequeña excursión, si a eso le juntabas el resplandor de este mirando desde la colina se hacía muy difícil divisarnos, por lo menos desde ahí.

- Oh, usted es de todo menos frecuente, y se habrá dado cuenta que aún menos en esta isla. Y, por supuesto, su presencia ha obligado a muchos a ejercer un autocontrol que no sabían que tenían, al fin y al cabo el miedo a meterse con alguien poderoso o uno de sus protegidos es mayor que la avaricia o la lujuria del peor de los rufianes que vagan por estas calles. Si a eso le añadimos su intención de ir tras un asesino en serie comprenderá que se trata de una combinación de características de lo más infrecuente. - Expliqué mientras caminábamos.

Según subía la pendiente podía ver claramente el lugar al que se refería y la razón por la cual era un punto de citas popular. Pero la información que daba Sowon no era tranquilizadora, las parejas tenían a estar ensimismadas en ese momento, con una visión de túnel que les impedía fijarse en cualquier persona acercándose. Si ese era su objetivo no necesitaba un escondite perfecto, sólo la presa lo suficientemente distraída.

Era un poco maleducado por mi parte, pero me aparté un poco, imaginando la posición de las sombras con el sol del atardecer, caminando por zonas claramente iluminadas pero que supuse que quedaban en la penumbra a esa hora. Todas parecían demasiado expuestas, incluso con una pareja con la guardia baja, tarde o temprano uno acabaría mirando al otro, viendo parte de lo que tenía a la espalda. Las rocas apiladas no me parecían un escondite mejor, la posibilidad de hacer que cayera alguna e hiciera ruido era demasiado grande para alguien que había tenido éxito varias veces. Entonces miré al lago y la luz del amanecer reflejada en este.

- Señorita Sowon. - Me acerqué de nuevo llamando su atención. - Creo que he encontrado un posible escondite. - Señalé las aguas del lago. - El reflejo de la luz, en el momento adecuado desdibuja una silueta y deslumbra a quien la mira directamente. es una posibilidad remota, pero todas las parejas tendrán un momento en el que aparten la mirada del lago.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Jue 23 Nov 2023 - 19:09}

La mujer sonrió ante el análisis de su compañero sobre como su mera presencia influenciaba a otros, como ella suponía, objetos sin valor ni importancia para sus labores en dicho lugar. No era necesario aclararlo, más bien se dedicó a estudiar aquellas palabras en silencio, su encanto no se había desvanecido pese a sus años y era bueno escuchar que podría seguirlo usando mientras el tiempo seguía corriendo. A la hora de estudiar el terreno, Rusty se apartó un poco y ella se dedicó a subir por la colina para estudiar la posibilidad de esconderse sin embargo no había un buen lugar que asegurase una entrada limpia. Aún así tomó algunas de las telas que había preparado y las colocó sobre las rocas, haciendo que estas aparentasen no estar camufladas bajo un paisaje falso que engañaría a cualquier incauto haciéndole creer que alguien o algo había retirado las rocas a la vez que podría ocultar a las parejas que se sentasen detrás de las mismas y forzar al asesino a comprobar el lugar saliendo de su escondite.

—Si no le conociera diría que tiene experiencia en asesinatos... es cierto que es un buen lugar, si el sospechoso se asoma demasiado podría quedar encandilado y a la vez deberá acercarse dado a que escondí las rocas bajo ese falso paisaje. Ahora bien, hora de montar nuestro escondite señor Rusty...—

Sin perder el tiempo la mujer comenzó a sacar varias muestras de tela y tras un tiempo de análisis escogió las que más se confundían con el suelo del lugar, cuidando de no colocarlas sobre algún hormiguero. Tras esto montó con unas ramas presentes en el lugar una pequeña carpa de espera la cual al estar conformada por sus telas realistas se camuflaban como camaleón en el lugar. Era como ingresar al mismo paisaje con solo mover levemente la tela y desde dentro podrían tener una visión ideal contra la ladera. Si bien el camuflaje sería temporal, la mujer había empacado un reloj en el bolso que ayudaría a cambiar las telas que componían la carpa cada ciertas horas por si su asesino no se presentaba hasta más tarde y el camuflaje comenzase a quedar obsoleto dado la iluminación del lugar.

—Es increíble lo que una humilde sastre puede realizar ¿No cree?—

Comentó una vez dentro del escondite, vigilando con sus ojos grises el horizonte, deberían estar atentos a cualquier movimiento incluso si una pareja llegaba, la mujer había caído en cuenta que el sujeto podría ser un don juan que atrajese a mujeres o hombres bonitos al lugar para asesinarlos por tanto incluso las víctimas estaban bajo sospecha aunque ella no actuaría. No, necesitaba pruebas y cazarlo justo en el acto, debía sacrificar peones para tener evidencias de que realmente era el asesino que valía tres millones o el gremio no le daría una recompensa tan elevada por sus relatos. Era una cuestión de llevar al asesino y la prueba del hecho, ¿Qué mejor prueba que un cuerpo con las rosas negras incrustadas en los ojos? Luego si Rusty deseaba hacerse el héroe no le cuestionaría, pero era claro que necesariamente debería morir alguien y ella poder constatar la evidencia.
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Vie 24 Nov 2023 - 0:34}

Me abstraje un momento cuando Sowon dijo lo de la experiencia con asesinatos, pensando en cómo había llegado a tener cierta intuición en ese aspecto, era algo de lo que no te dabas cuenta hasta que alguien lo señalaba. Pero en el fondo tenía sentido, me había pasado la mayor parte de mis años de estudiante intentando evitar que se la jugasen a mi hermana con los duelos y, más adelante, evitando que llegasen a hacerle algo irreversible. De la misma forma el mundo por el que me estaba moviendo desde hacía un tiempo acababa haciendo que acabases metiéndote en la cabeza de lo más bajo.

- ¿Qué puedo decir? - Dije encogiéndome de hombros. - Pasa el suficiente tiempo en las sombras y acabarás pensando como los malos. - Me excusé mirando lo que hacía aquella extraña mujer. - Al principio piensas que eres mejor que ellos, pero la vida te acaba dando lecciones de humildad, y aunque te de asco a veces tienes que mancharte y ver las cosas desde sus perspectiva para comprender como piensan. - Pero no había venido para excusas mis decisiones en la vida.

No hablé mucho más y ayudé como pude a Sowon, parecía que había preparado una serie de telas muy realistas que camuflaban la tienda de campaña improvisada y las rocas con el fondo. Bien usadas eran un camuflaje perfecto, no pude evitar fijarme en la calidad de estas y en lo específico de sus motivos, preparados para una posición y una perspectiva específicas.

- Humilde se queda corto. - Comenté. Esto iba más allá de la mera habilidad y la predicción.

¿Acaso se había pasado la noche anterior preparando todo esto usando referencias? Definitivamente no parecía un recurso improvisado en el último momento. Mis dudas se iban desvaneciendo al pasar el tiempo y ver cómo las telas eran cambiadas de una hora a otra, coincidiendo con la iluminación del entorno. Aunque bueno, las tonalidades no variaban mucho, rojo, rojo más claro, magenta, naranja, rosa y burdeos. Aunque estas dudas iban siendo sustituidas por unas nuevas a medida que pasaba el tiempo, casi con la misma frecuencia del cambio de telas. De todas formas había conocido y oído hablar de gente con talentos increíbles y habilidades refinadas a lo largo de décadas, personas cuyas habilidades parecían magia al verlos trabajar, pero cuyo secreto radicaba en una destreza forjada a lo largo de años.

No podía decir que me sintiera incómodo esperando dentro de esa tienda junto con Sowon, pero las horas pasaban y el silencio de la caza comenzaba a pesar más y más. Hablar, aunque fuera en susurros podía delatar nuestra presencia, así que sin nada más que hacer me recosté y cerré los ojos, si ella miraba el exterior yo me centraría en el oído. No podíamos descartar que el asesino nos hubiera visto montar todo esto y estuviera tratando de emboscarnos en nuestra propia tienda. Descarté todos los estímulos innecesarios, ralenticé mi respiración y la volví lo más suave posible para que se escuchara lo mínimo al mismo tiempo que tranquilicé los latidos del corazón para que sus pulsaciones no interfirieran tanto. Fue un rato largo, pero mantener la concentración en sí era su propio entretenimiento. Entonces abrí los ojos.

Di un par de toques con el dedo en el hombro de Sowon para llamar su atención, una vez me miró señalé la dirección en la que lo había escuchado. Estaba lejos pero era demasiado rítmico como para ser algo casual, eran pasos a lo lejos, sobre un camino de tierra. Desde donde estaba no alcanzaba a ver, pero Sowon seguramente pudiera en cuanto se acercasen un poco.

Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Vie 24 Nov 2023 - 12:52}

La mujer asintió a las palabras de Rusty, no era ajena a explorar como funcionaban otras herramientas y adaptar métodos de estos a sus propio repertorio. Si bien era un proceso peligroso y que le llevaba a lugares de malos hábitos de vez en cuando, poco le preocupaba su seguridad a la hora de hacer dinero a montones. Observó al hombre al momento de ser halagada por su oficio, era evidente que aquello no era la gran cosa gracias a su fruta, pero al hombre no saber nada de esto lo asociaba al puro esfuerzo y talento, del cual si había algo dado las horas que pasó preparando cada tela la noche anterior.

—Me alegra que opine de esa manera sobre mi talento, aunque pienso que me falta un largo recorrido para alcanzar a los prodigios.—

Respondió de manera educada, antes de que se iniciara la espera pactada y algunos insectos comenzaran a busscar la piel de la mujer como los mosquitos que eran repelidos gracias a un insecticida presente en la piel de su presa favorita y algunos caían muertos de solo posarse en ella. La mujer debió cambiar las telas unas cuantas veces hasta que finalmente, con el ocaso presente sintió las palmaditas en su hombro y observó para ver la colina.

Levantó dos dedos para indicar que eran dos personas en la lejanía, la mujer agudizó su vista para percatarse que era una mujer y un hombre. La primera tenía una rosa negra adornando su vestido y destacaba por ser una bella dama de rubios cabellos y dos orbes zafiros como ojos ¿Tal vez ese hombre era el asesino? La geisha indicó a Rusty que se acercase, si tenía un oído tan agudo quizás pudiese identificar al hombre aunque no fue necesario ya que cuando ambos se sentaron se pudo ver a un apuesto galán de traje negro.

La herrera tomó la espada bajo su kimono, pese a todavía estar a la espectativa de que se cometa el crimen. Deseaba saber si era el hombre, la mujer o alguno más. Los latidos de su corazón retumbaban en sus oídos mientras su ansiedad le recorría, era una mujer bastante impaciente y eso se notaba en sus ojos que no podían esperar por ver sangre. Entonces ocurrió, la mujer rubia sacó de su bolso un puñal con el cual asaltó la jugular de su pareja y en pleno forcejeo hundió la rosa de su vestido en uno de los ojos de su acompañante.

El hombre pese a esto seguía vivo, la mujer pareció entrar en paánico y gritaba porque no estaba muerto, al parecer nunca había sufrido un contratiempo semejante y no podía retirar el cuchillo del cuello del hombre que se negaba a morir y pedía ayuda mientras escupía su propia sangre. Una escena encantadora pensó la cazadora, que pudo observar a la rubia apartarse y correr para buscar algo en su bolso, aunque en el camino se llevó por delante el pilar de rocas oculto trastabillando al suelo.

—Creo que es nuestro momento, aunque me gustaría que terminase su trabajo supongo que es suficiente evidencia...—

Suspiró Sowon todavía con la vista fija en la pareja que se arrastraba por el suelo, uno tratando de vivir un día más y la otra manoteando el bolso para encontrar algo en este. Solo era cuestión de tiempo para que a uno de los dos se le acabase la suerte, incluso corriendo tardarían en subir la colina y el destino alcanzaría a escribir la última letra de aquella historia antes de su intervención.
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Vie 24 Nov 2023 - 14:25}

Una pareja, todo parecía ordinario, jóvenes, enamorados, buscando un momento memorable y algo de intimidad que no daba la propia ciudad, y algo más. Quizás la señal más obvia de que uno de los dos era el asesino era la rosa negra que llevaba la joven rubia ¿En serio, acaso ninguno de ellos escuchó las noticias? Viendo lo ensimismados que parecían estar supuse que una cara bonita hacía que ignorases las amenazas más obvias, y esto lo sabía por experiencia propia.

Me excusé saliendo de la tienda por la parte de atrás para no alertarlos y dar un rodeo sin que me vieran. La vista de él estaba fija el en atardecer y en su pareja, pero la de la rubia parecía estar más bien atenta sólo a él. Esta distracción hacía fácil que me moviera acercándome por sus puntos ciegos, así si alguno de los dos era el culpable podríamos sorprenderlos desde dos direcciones. De todas formas no hizo falta pensar demasiado, la culpable se delató una vez pensó que estaban solos y que su pareja estaba en el momento más vulnerable. Un puñal directo al cuello y una rosa al ojo, pero quizás el ansia sobrepasó la razón, haciendo que la puñalada fuera torpe. Una clara expresión de miedo se dibujó en su rostro al ver que su víctima seguía viva y pidiendo ayuda. En medio de la confusión tropezó con una de las trampas de Sowon.

- Tranquilo, presiona esto contra la herida y ni se te ocurra tocar el cuchillo. - Dije en voz baja ofreciéndole un pañuelo a aquel hombre, me había escabullido a su lado para ver la gravedad de sus heridas. Perdería un ojo, pero la del cuello no lo colocaba en peligro de muerte si mantenía la calma. - El cuchillo ha pasado al lado de tu yugular, créeme, si te la hubiera seccionado ahora no estarías consciente, pero no lo toques si no quieres cambiar eso. Ahora se un buen chico y quédate ahí, volveré en un minuto. - Me incorporé caminando en dirección a la culpable que estaba distraída buscando algo en su bolso. - Dicen que todas las rosas tienen espinas, pero no esperaba que fuera de manera tan literal. - Comenté poniendo una mano sobre su hombro. - Lo he visto todo, así que si te entregas me aseguraré que al menos tengas-

Un destello plateado me cortó a mita de la frase, mis reflejos me ayudaron a apartarme a tiempo del ataque de la rubia. En sus manos tenía otra daga, mucho más ostentosa y afilada que la anterior, y por aquel movimiento parecía saber manejarla bastante bien. Estuve a punto de decir algo, pero al mover las boca las palabras no salieron, un tajo se abrió en mi cuello y un chorro de sangre salió disparado a un lado. Llevé la mano al cuello y miré la sangre antes de caer sin sentido como un peso muerto sobre el suelo de piedra y sal.

Una gran oportunidad para practicar una de las grandes farsas que se me habían ocurrido. Aquel cuchillo a penas me había llegado a cortar la piel, pero había aprovechado para abrir esta en una línea simulando un corte más profundo. El resto era añadir realismo con un chorro de mi sangre "falsa", por suerte esta evitaría que alguien viese que bajo el corte en la piel no había músculo ni venas dañadas hasta que lo cerrase. Fui soltando lentamente un poco más de sangre "falsa" hasta llegar al medio litro, tras eso bajé al mínimo mi respiración y mis latidos para más realismo. Procuré caer boca abajo, pero con la cabeza ladeada para estar atento de lo que pasaba, manteniendo en una parálisis perfecta tanto los músculos de los ojos como los párpados y el iris.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Vie 24 Nov 2023 - 15:53}

Rusty había tomado la iniciativa mientras que ella se fue acercando sigilosamente gracias a envolver sus pies con tela y podes deslizarse sobre el terreno como si una patinadora se tratase. No le tomó mucho tiempo llegar y presenciar aquel corte que le habían dado al pelirrojo, mala fortuna pensó para si misma mientras avanzaba y tocaba el vestido de la mujer a la altura del hombro y lentamente deslizaba su mano por la espalda como una caricia de muerte que dejó tres marcas sobre la tela.

El corte en su hombro no tardó en llegar pero este había sido amortiguado por una armadura de telas que también evitaron un corte limpio dado a que se había enredado en esta peculiar armadura. La herrera sonrió reconociendo a la rubia y esta también pareció hacerlo, ambas mujeres mantuvieron sus ojos estudiando a la otra.

—Una cliente tratando de matar a alguien con su propia creación, soy creyente de que las armas pueden negarse a matar a su madre. ¿Acaso una daga que hace cortes tan limpios con un simple roce se puede dar el lujo de enredarse en un momento decisivo?—

Comentó la herrera tras ser apuntada nuevamente por su daga, para Sowon era una escena digna de verse. Pese a que no había mostrado signos de interesarle los heridos y esto perturbó de alguna forma a la rubia quien le cuestionó sobre el suceso, sobre cosas de "amistad" y su aparente antipatía a lo que ocurría a su alrededor. Sowon se limitó a negar con la cabeza lentamente, suspirando a desgana mientras tomaba su calabaza para beber un poco de agua y refrescar sus labios antes de hablar.

Ost para el que desee leer mientras escucha:

—¿Amigos? ¿Quién se detiene a pensar cosas tan prescindibles? Solo veo negocios a mi alrededor, mi compañero pelirrojo estaba dispuesto a morir si eso garantizaba una apertura. Las herramientas que cumplen su parte del trato tienen un lugar en mi respeto, en cuanto a tí eres una herramienta obsoleta para lo que te dedicas y voy a encargarme de limar tus impurezas...—

Sowon chasqueó los dedos haciendo que las marcas dejadas en el vestido desaparecieran, la damisela asesina llegó a gritar para luego caer de rodillas mientras sentía miles de agujas atravezar y rasgar su piel causando que al aterrizar en el suelo su piel se viese recorrida por miles de hilos de sangre procedentes del vestido. Seguía viva, pero parecía en un trance tras ver tanta sangre sobre su piel que apenas movió sus ojos en cuanto la herrera sacó su espada Aguja desde su manga derecha y se acercó a ella.

—Un asesino que le teme a la sangre, que no es precisa, que no puede matar de un golpe y siempre sufre lesiones por no hacer bien una simple tarea... no merece los tres millones por su cabeza, ese dinero estaría mejor en mis bolsillos...—

Una estocada al hombro, una puñalada que bastó para abrirse paso por la delgada extremidad hasta salir por el otro lado, un quejido de dolor y un frío que se apoderó de la zona donde lentamente se extrajo el arma. La herida se cauterizó con una fina capa de hielo mientras la hoja templada con una técnica damasquina congelaba los hilos de sangre que le alimentaban, decorando su extensión con pequeñas gotas carmesí que a la lejanía parecían rubíes.

—Un asesino no debe mostrar miedo, no debe dudar, debe ser cuidadoso y no dejar nada al azar... ¿Por qué no apuñaló a Rusty mientras se desangraba? ¿Por qué temer a pintar de rojo este bello paisaje? Usted, solo está jugando...—

Otra estocada, esta vez a una de las piernas, nuevamente la aguja se retiró lentamente mientras se abría paso como un gusano en el interior caliente de aquella joven. Una tras otra las estocadas continuaron entrando y saliendo del cuerpo de la asesina de la rosa negra hasta que finalmente sus ojos comenzaron a perder brillo y su cuerpo cayó de espaldas contemplando el cielo, las nubes y el rostro ensombrecido de Sowon.

—La belleza es una herramienta, como la lujuria o el deseo... cuando solo te pierdes en una espada y dejas de lado el esfuerzo,la práctica y te crees invencible es cuando te vuelves una herramienta inútil y desechable.—

Finalizó la mujer dando el golpe letal al corazón, sintiendo como su espada Aguja le atravezaba en pleno latido y contemplando la sangre salir por la boca de la mujer. Desenterró la espada y tomando el bolso como evidencia futura, se dirigió hasta las dos víctimas. El hombre apuñalado parecía aún consciente, podría servir de testigo si se recuperaba además las fotos que le tomarían al ingresar a un centro de salud eran evidencia más que necesaria.

Se giró entonces para ver a Rusty, le había ignorado durante toda la tortura esperando que simplemente muriese para no tener que cargarlo hasta la ciudad. Para cuando se acercó a este, la sangre ya se había fusionado con el paisaje y la cabeza de la rubia colgaba de su mano izquierda. Apuntó a Aguja al cuerpo desplomado, de ser necesario se aseguraría de matarlo por si misma.

—¿Señor Rusty? Si desea puedo intentar cauterizar esa herida... aunque puede doler un poco... Si ya está muerto permita que utilice su cuerpo para alimentar mi espada... hace mucho no prueba sangre y está ansiosa por devorarle.—

Comentó con frialdad, su espada parecía temblar emocionada mientras la escarcha se agrietaba en su hoja y un leve humo de visible blanco comenzaba a evaporarse desde la superficie. Sowon nunca había usado a Aguja para salvar una vida y claramente la hoja no estaba muy a gusto de hacerlo, sin embargo, la herrera no estaba de humor para llevar a dos heridos y una cabeza durante todo el trayecto de vuelta.
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Vie 24 Nov 2023 - 16:38}

Todas las rosas tienen sus espinas, y Sowon no es que fuera una excepción, es que se le había colado un poco de rosa entre tanta espina. No fue fácil escuchar su monólogo mientras atormentaba a la asesina hasta la muerte con su espada, no me gustaba que ella acabase muerta, pero había demostrado ser alguien capaz de tomar una vida sin dudar. No sólo eso, tras esa fachada era un depredador sediento de sangre que volvería a matar si tenía la oportunidad. Pero lo preocupante eran que no estaba claro cual de las dos sería más peligrosa de escapar, pero llegado el momento tuve que hacer de tripas corazón e inclinarme por aquella que había decidido eliminar a alguien peligroso. Entonces se giró hacia mí diciendo que si estaba muerto alimentaría su espada. Si no estuviera centrado en controlar mi cuerpo hubiera roto mi fachada, pero pensé que era suficiente, levanté la mano y una aguja tocó la punta de su espada.

- Aprecio su preocupación pero... - Me incorporé mirándola a los ojos con gesto serio mientras me llevaba la mano al cuello, no mencionando que, de haber sido una herida real estaría muerto por falta de riego en el cerebro. - ¿Qué herida? - Aparté la mano revelando un cuello casi intacto y sonriendo, había sellado la piel abierta mientras el combate había ocurrido. - Ah, esto, una bolsita de sangre falsa en el lugar adecuado puede hacer maravillas. El resto no ha sido más que un rasguño. - Me encogí de hombros a la vez que me levantaba y sacaba hilo de otro bolsillo.

Le di la espalda a la vez que enhebraba una aguja que había esterilizado con su espada y que seguramente le resultaría familiar. Caminé hacia el hombre herido, quien mantenía el pañuelo en la herida con una expresión de pánico en los ojos, la confusión se reflejaba en su rostro mientras intentaba procesar todo que había sucedido en los últimos minutos. Me arrodillé a su lado y miré la herida, el corte era limpio y el cuchillo no se había movido del sitio. Le miré con mi sonrisa característica y le pedí que mantuviera la calma. Retiré el cuchillo, echando un poco de agua para limpiar la herida y ver mejor, se había salvado por un pelo. Entonces empecé a coser rápidamente, primero sutura subcutánea, luego unos puntos de aproximación rápidos para que aguantase hasta llegar al médico. No era nada nuevo, y era definitivamente mejor coser a otros que a uno mismo, pero eso era una anécdota para otro momento.

- Bien, y ahora que el señor... - Esperé a que hablase, pero bien el shock, o bien la garganta afectada de impedían hablar. - Suertudo, podrá testificar, asegurando que has matado a la asesina de la rosa negra. Lo acompañaré a que le eche un vistazo un médico y así no necesitará preocuparse por su vida. - El hombre me miró, como preguntando con la mirada. - ¿Quien? ¿Yo? Se hacer un par de puntos, pero no soy médico. - De todas formas me había asegurado de cobrarme mis servicios. - La pregunta es ¿Qué desea hacer ahora señorita Sowon?
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Vie 24 Nov 2023 - 17:18}

La sonrisa en el rostro de la mujer no fue más que un camuflaje ante la sorpresa de ver al hombre con vida y casi sin ninguna marca, más fue su asombro al ver que este había tomado prestada una de sus agujas quizás cuando cambiaba las telas o tal vez antes en la espera. Rusty era alguien de manos rápidas y sobretodo una actitud inescrutable, complicado de leer y para la mujer un peligro que era mejor tener como aliado.

Negó con la cabeza mientras guardaba la espada y examinaba la supuesta sangre falsa, olía como sangre y de manera muy fuerte era casi indestinguible a la sangre real pese a ser descrita como falsa el truco realmente le había sorprendido siendo algo que ella consideraba complicado de imitar. Su rostro se giró a ambos hombres mientras tomaba su Den Den mushi del bolso y realizaba una llamada para que pudieran trasladarles a la ciudad.

—De verdad me ha sorprendido y para bien señor Rusty... ese "truco" fue algo que se sintió real y hasta el aroma llegó a confundirme un poco. Como alguien que utiliza trucos, no puedo hacer más que felicitarle por haberme dejado sin palabras por unos instantes.—

Comentó restando importancia a lo que había acontecido en aquella colina mientras revisaba el bolso de la asesina. Había bastante evidencia como un diario personal, panfletos de sus recompensas anteriores, rosas negras artificiales y armas que coincidirían con las usadas en algún asesinato.

—Creo que tengo todo lo necesario para cobrar la recompensa, solo nos queda esperar el transporte, deberíamos bajar la colina y mantenernos cerca del camino principal. Mientras lo hacemos podría contarme un poco sobre ese truco y cómo sus manos llegaron a mi bolso sin perder un par de dedos... descuide, no le mataré no trabajo sin dinero de por medio.—

Bromeó la mujer mientras descendía la colina con la cabeza en sus manos, solo bastaba aguardar el transporte y podría cobrar una buena tajada por un trabajo bien hecho. Rusty podía aparentar ser inofensivo pero a sus ojos era un valioso recurso que esperaba exprimir en futuras cazerías. Siempre venía bien alguien que pudiera fingir su muerte de manera tan convincente y garantizara una entrada exitosa, podían ganarse la vida con ese acto cazando a todo aquel que sumase dinero a las arcas.
Gareth Silverwing
Contraalmirante
Gareth Silverwing
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {Vie 24 Nov 2023 - 20:42}

- No tiene nada de especial.- Respondí a los halagos de Sowon. - Sólo encontrar la proporción ideal de solución salina y óxido, es lo que le da el olor a la sangre después de todo. Puedes esconder una bolsita tras la ropa y apretarla bien con un movimiento rápido, te sorprendería cuantas personas personas se creen un truco tan simple. - Un buen mago nunca revelaba sus trucos, pero ese no era mi truco, y aun así era una explicación perfectamente plausible. - En cuanto a lo de la aguja e hilo... digamos que es simple juego de manos, cualquiera puede hacerlo, especialmente alguien tan diestra como usted. Sólo es tener la picardía de escoger el momento adecuado. Puede serle de utilidad si busca pruebas que incriminen a un sospechoso en un futuro.

Notaba la mejoría en los músculos. Antes me hubiera costado ayudar a aquel hombre a caminar hasta el doctor más cercano, pero ahora notaba como si pesase menos. Claramente no estaba para trotes, había perdido un ojo y bastante sangre, su lío de aquella noche había resultado ser una psicópata asesina en serie y las personas que lo habían salvado de una muerte segura eran una psicópata aún mayor y un farsante que le había quitado el dinero de la cartera sin que se diera cuenta, bueno, dejando lo suficiente para pagar a un doctor. No era un monstruo.

- Me quedaré en la isla unos días más, si necesita algo o que testifique a su favor sólo tiene que decírmelo. - Me despedí de la señorita Sowon una vez dejamos al testigo para que no corriera peligro. - O si prefiere quedar para cenar alguno de estos días sería un placer acompañarla. Siempre que no vuelva a aparecer otro asesino en serie. -Bromeé antes de despedirme de forma definitiva.

Necesitaba volver a la posada, descansar un poco y, sobre todo, volver a beber líquido que había perdido. De momento no tenía prisa de abandonar la isla, y dependiendo de cómo jugase mis cartas el testigo no sólo podía ponerme en buenos términos con alguien, podía llegar a extender cierta fama sobre mí. Entre tanto dedicaría los días que me quedasen en la posada para refinar un poco más los cambios a los músculos y comprobar ciertos límites de mis habilidades. Sowon no me dijo el nombre de esa herrera, no sabía si al final se refería a ella misma o a otra personas, lo único que tenía claro es que era alguien que daba miedo. Había visto cómo luchaba, una cosa eran los cortes, pero las estocadas eran más profundas, se me tenía que ocurrir una idea para reducir su efectividad, al fin y al cabo era algo también útil para los disparos. Había muchas cosas que podían matarme si me ponía a pensar en ello, y sólo había comenzado a rascar la superficie de lo que en verdad podía hacer con estas habilidades. Me esperaba un largo camino por delante, y si volvía a encontrarme con Sowon, esperaba que fuera en su lado bueno.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Bloody Mary con un toque de sal [Privado] Empty Re: Bloody Mary con un toque de sal [Privado] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.