¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
¿Donde está mi superior? [Pasado]Hoy a las 2:51Elyria Priscraft
El oasis de la oración [Priv. Grimm]Ayer a las 21:14Jaldabaoth D. Caprino
Christa ID Ayer a las 20:26Christa
Nuevos negocios [Privado Alpha]Ayer a las 20:10Hikari
Petición de experiencia y premiosJue 11 Abr 2024 - 13:36Claude von Appetit
Probabilidades y posibilidades. (Priv)Miér 10 Abr 2024 - 20:53Christa
Vanko [ID]Miér 10 Abr 2024 - 19:22Enolthar
Siguiente ronda


Ir abajo
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Negocios Abiertos [Privado John] {Miér 17 Ene 2024 - 18:18}

Había pasado un tiempo desde su última visita a Dark Dome, sus ojos habían sido una grata adquisición y ahora su visita se debía a algo más mundano que un implante o modificación. Había escuchado de un viejo casino en la ciudad que había sido rematado pero sus dueños originales se negaban a abandonarlo y la ciudad lejos de expulsarlos dado las mafias que movían los hilos decidieron hacer caso omiso al comprador quien contrataba mercenarios para recuperar el negocio sin éxito más que su muerte.

El edificio era un antiguo hotel de dos plantas, una planta inferior que antaño servía como un casino y una planta superior que constaba de diferentes habitaciones administrativas. Desde el exterior era visible el estado de abandono, las ventanas y entradas tapiadas y los mensajes amenazantes escritos con sangre sobre no traspasar las puertas. Si bien habían atrincherado parte de la estructura, la madera de las barricadas se desgastaba gracias a su cercanía con el mar y era común ver como las aves se acumulaban en el techo del lugar.

El comprador no tenía mucho interés genuino en el edificio, su idea de comprarlo era rentarlo al mejor postor y la reparación de la estructura hacía el plan inviable. Su único deseo era ver al usurpador muerto y ahí es donde entraba la mujer, su tarea era tan sencilla como entrar y traer la cabeza del okupa sin levantar mucho alboroto a los alrededores más que las trifulcas habituales entre los propios bandidos.

—La recompensa es de ocho millones, algo baja pero no tendré problemas. En cuanto al edificio, confío en que no tengamos problemas en apropiarnos del inmueble como parte del acuerdo... no quisiera perder mi tiempo sin obtener nada a cambio mi compañero deseaba un sitio en que nadie molestase y creo que si mueve algunos hilos puede continuar así.—

La mujer sonrió mientras repasaba los carteles de recompensa sobre la mesa y bebía un poco de agua. Según lo pactado ella mantendría en secreto la muerte del rebelde mientras el cliente se asegurase de que nadie en la ciudad metiera sus narices frente a las inminentes refacciones que ocurrirían en el lugar.

—No se preocupe, pudimos comprar a uno de los trabajadores del puerto para que comente sobre una posible adquisición tras tanto tiempo. Nadie en los alrededores sabrá de su verdadera misión en el lugar y tampoco lo que hagan a partir de la muerte de este desgraciado.—

El hombre mostró fotos de la zona y los puntos posibles para iniciar con buen pie junto con las grabaciones del interior tomadas antes de la llegada de los intrusos. La mujer acarició la empuñadura de su espada mientras aguardaba impaciente la llegada de John para ponerse manos a la obra, según lo visto los intrusos preferían el combate en el interior del lugar por tanto entrar no sería mucho problema,  las sorpresas aguardaban en el interior.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Sáb 20 Ene 2024 - 12:23}

Hacía días que llevaba buscando una embarcación mercantil que fuese a la isla de Dark Dome, en la cual pudiese colarme y llegar lo antes posible a mi cita con la señorita Sowon, la cual después de crear mi nuevo bastón, el flamante Apomyus, se ofreció a ayudarme a encontrar un lugar donde pudiese empezar a crear mi laboratorio secreto. No lo había hablado con ella, pero en mi mete además de un montón de proyectos y creaciones, se estaba formando y desarrollando el pensamiento de crear un gremio de cazarrecompensas, los cuales además de ser un experimentado ejercito, también podrían ayudarme, después de unas pequeñas clases, a conseguir materiales i diversos tipos de sangres para mis creaciones y estudios sobre los diversos factores de linajes.

Pero bueno esos solo eran deseo hasta el momento, ahora en el presente me encontraba realizando mis entrenamientos básicos de Kung Fu en silenció, infiltrado en la bodega de una embarcación mercantil que se dirigía hacía la isla de Dark Dome. Al acabar estos y no notar ningún cambió en el movimiento de la embarcación, me senté en el suelo con la pose de Jade e inicié mi meditación diaria, centrándome en la respiración y esa energía que había empezado a notar desde que mordí aquella fruta en la isla de Kuraigana.

Había pasado un buen rato que había comenzado mi meditación y estaba totalmente metido en mis sensaciones corporales y las que me venían de mi alrededor, cuando noté que el barco disminuía su marcha. Siendo aquella la señal, para volver en sí, levantarme y utilizando mis nuevos poderes, es decir convirtiéndome en aire, salir de la embarcación sin ver visto.

Al estar fuera, me encontré con una ciudad totalmente llena de luces y rascacielos, algo que ya sabía por lo que me había dicho la señorita Sowon, pero aún así al verlo con mis propios ojos, no dejaba de sorprenderme, "Como podía ser que en aquella isla nunca diese el sol..." fue el primer pensamiento que me vino a la cabeza. Aprovechando aún mi invisibilidad mientras era aire, me oculte detrás de un edificio del muelle, donde nadie podía verme, para volver a mi forma natural.

Después de sacar la cantimplora de debajo la capa y darle un trago, saqué el periódico que me dio la señorita, donde salía la noticia sobre el edificio que antes había sido un casino, que ahora parecía haber sido ocupado por bandidos, y el cual era el lugar de encuentro con la señorita. Y sin hacerme más de esperar me puse a caminar en busca de esté, el cual parecía estar pegado al rio que cruzaba la isla. "Esto de tener una entrada y salida por el río... le da muchos votos para ser el sitio ideal"

Y así perdido en mis pensamientos y siguiendo el rio, llegue a encontrarme justo detrás de la señorita Sowon. - Un gusto volverla a ver, señorita Sowon.- le dije con voz calmada y esbozando una leve sonrisa, cuando esta se giró a mirarme. - Siento la tardanza...
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Sáb 20 Ene 2024 - 12:59}

La reunión había terminado para el momento que el joven hizo acto de presencia, pese a ella no ser tan puntual John no parecía mejor en ese aspecto, se giró mostrando una sonrisa ante su llegada y asintió elegantemente hacia las palabras que este le dedicaba. Bebió agua antes de ponerle en contexto de la operación y los detalles de como ingresarían, no era una entrada frontal gracias a que tras hacer unas llamadas la mujer pudo localizar un mapa de las antiguas cloacas que recorrían la isla y una de estas pasaba justo por debajo del abandonado edificio.

—Es un placer verle nuevamente señor John, espero sepa apreciar el potencial a futuro de este edificio. No solo es grande si no que está conectado como puede ver a gran parte de esta zona de la isla mediante la red antigua de cloacas, siendo sencillo refaccionarlas para que funcionen como una entrada a distancia. Si bien hoy vamos a emplearlas sin refaccionar para ingresar desde abajo.—

La mujer guió al joven hasta una de las antiguas fosas por donde descendió hasta un tunel seco. De contorno circular e impregnado de mohô pero sin rastros de agua en su interior, solo un intenso aroma a humedad. Tal y como le habían informado, esa red existía desde antes de la modernización de la isla y había quedado abandonada desde hace más de cincuenta años, por tanto el túnel se había secado y la humedad restante se convirtió en el hogar perfecto para los hongos.

Sowon no se inmutó, utilizando la tela en sus zapatos para deslizarse con elegancia por el estrecho túnel hasta llegar al punto que su informante le había comentado. El cemento del techo se veía irrumpido por un trozo de madera cuadrado, al parecer una refacción improvisada por parte del edificio una vez las cloacas quedaron inutilizadas.

Movió su mano con elegancia hasta la empuñadura de minazuki y con un sútil movimiento la madera se dividió en dos mitades, siendo atrapadas por la mujer antes de que tocaran el suelo. Tras lo cual bastó conectar dos trozos de tela a cada lado del agujero y tejer una escalera improvisada por la cual subió para dar un vistazo a la zona del edificio.

Afortunadamente parecía ser un lugar de deposito, donde habían ido a parar toda clase de mesas, juegos y decoraciones que los nuevos ocupantes vieron como innecesarias. Hizo una señal a John desde las alturas para que subiera, utilizando sus ojos para estudiar la zona antes de algún movimiento. Solo había una salida, la puerta de madera que no parecía tener seguro y una pequeña ventilación por donde ella no podría pasar.

Se asomó por una de las hendiduras de la puerta para observar a su alrededor, pudo ver algunos hombres caminar por el pasillo pero sin hacer guardia mientras que otros dos se encontraban charlando más a la izquierda donde el pasillo se dividía en dos direcciones, una llevaría al hall y otra a las habitaciones. Juzgando el mapa de la red de túneles, su ubicación actual era probablemente el centro del edificio, para encontrar a su presa aún deberían sortear esta planta sin hacer gran alboroto.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Sáb 20 Ene 2024 - 17:53}

Al girarse, observe que la señorita Sowon portaba con ella un mapa, el cual me explico que era de las rutas de cloacas que recorrían la ciudad por debajo, las cuales estaban abandonadas desde hacía décadas y que estás podrían ser reformadas para nuestro interés. Ya que una de esas rutas pasaba justo por debajo del edificio que nos interesaba, pudiendo utilizar estás como entradas y salidas secretas para no llamar la atención más adelante, pero que ahora nos permitiría coger a aquellos bandidos con las defensas bajadas.

Nos introducimos en las cloacas a través de una antiguas fosas, al entrar en estás, si no fuese por los hongos, que allí habían crecido por la humedad que se había creado cuando por allí circulaba agua, a primera vista podrías pensar que por aquellas cloacas jamás había pasado agua ninguna. Mientras seguía a la señorita Sowon, comiéndome un trozo de pollo que había robado en el barco que me había traído a la isla, pude ir observando bien las cloacas y sus dimensiones, dándome cuenta que por estás se podría ir con el patinete o monopatín planeador que tenía pensado, pudiendo movernos por la isla a gran velocidad, solo necesitaríamos limpiar estás y bloquear todas aquellas que no nos interesasen.

Pasaron unos cuantos minutos, hasta que la señorita se paro y miro hacía arriba, seguí su mirada y vi una salida bloqueada por una fina madera, la cual cortó por la mitad, la señorita, con un leve movimiento de espada después de desenvainar esta, para luego crear de la nada una escalera de tela. "Parece que si que ella también es usuaria de fruta del diablo" confirme el pensamiento que ya tenía desde hacía tiempo, desde aquella aventura que tuvimos en isla Kuraigana.

Al subir por la escalera creada por la señorita Sowon, me encontré con lo que parecía una sala de almacenamiento, puesto que estaba repleta de mesas de juego y tragaperras, y teniendo solo dos salidas, una puerta y una entrada al sistema de ventilación. "Podría meterme por ahí... pero dudo que Sowon pudiese entrar... lo mejor será salir por la muerta.

- ¿Qué ves?- le pregunté con un susurro a Sowon, la cual se había puesto a mirar por una de las aberturas en la puerta. Mientras me acercaba a ella e intentaba mirar a través de otro de los agujeros.

- Podríamos encargarnos primero de los que andan por el pasillo, si no hacemos ruido los otros dos no se deberían percatar.- le dije puesto que los tipos de la izquierda, nos estaban dando la espalda y aunque los otros parecían irse, no deberíamos dejar ninguno que pudiese atacarnos después por la espalda.

Después de decir eso, agarre con mucho cuidado la puerta y la quite de sus oxidadas bisagras, evitando hacer cualquier tipo de ruido, teniendo un flamante éxito en la tarea, para luego dejar la puerta apoyada en la pared de al lado, ahora sin puerta que nos pudiese molestar, cualquier plan podía ser exitoso.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Sáb 20 Ene 2024 - 19:33}

La mujer observó el entorno, tras unos minutos John había abierto la puerta sin hacer demasiado ruido pese a su ruinosa condición, lo más sensato era intentar ir en sigilo pero había peligros por lo cual colocó una de sus manos frente a John para que no se moviera. Utilizando su fruta y sus manos tejió a un soldado de tamaño humano y colocó una daga en su mano, fue un trabajo sencillo ya que su técnica de Sewing Soldiers había mejorado con el correr del tiempo, la marioneta era dirigida por las manos de Sowon quien lentamente la movió hasta los hombres con cuidado pero la suficiente velocidad para no tardar una eternidad. Su herramienta hizo su trabajo degollando a los dos que caminaban con un movimiento rápido para luego ser confrontada por los dos hombres que se encontraban charlando, sin embargo al ser atravesada por los disparos de ambos la marioneta continuó su camino y atravesó con su daga a uno de los tiradores, siendo emboscada por sorpresa por otro bandido que estaba oculto en el pasillo.

—Otro más que quiere rajarnos, esta vez mató a dos pero hasta aquí llegas—

Esgrimió el hombre mientras golpeaba al trozo de tela, la mujer sonrió satisfecha mientras desprendía los hilos de sus manos y señalaba el pasillo contrario, aquella bifurcación era una trampa y mientras los bandidos se desquitaban con el trozo de tela de forma humanoide ellos podrían avanzar por el lado contrario subiendo las escaleras a la segunda planta y manteniendo a los hombres con una falsa sensación de seguridad al haberse cargado a otro supuesto cazador. Más teniendo en cuenta que arrastraban al supuesto cuerpo sin vida por el pasillo lejano, pero solo sería una distracción momentánea hasta que fueran conscientes de que aquello no era una persona real. Sin perder tiempo la mujer se deslizó elegantemente por la alfombra, llegando a las escaleras de madera al doblar el pasillo, las cuales pese a ser oscuras no estaban vigiladas, todo el que saliera del cuarto de reservas tendría la imperiosa necesidad de avanzar a la bifurcación más cercana en lugar de seguir al camino más lejano.

Desde la planta superior se escuchaban algunos ruidos y murmullos, parecía una zona mucho más conflictiva que la tranquilidad de la planta principal, seguramente algunos de los miembros de aquella banda de ladrones y okupas se habían cansado de resistir dentro del lugar. Llevaban meses sin salir y la comida, el dinero junto a otros placeres de la vida cotidiana seguramente comenzaban a escasear entre la multitud. Sowon conocía que entre esa banda había algunos sujetos que no tendrían reparo en comerse a otros para sobrevivir, también que el grupo estaba dividido entre los bandidos que invadieron la propiedad y aquellos refugiados que habían estado ocupando el edificio desde antes de su llegada.

—Señor John, tal parece que arriba están sumidos en una guerra de egos por el control y las decisiones del lugar... Pienso que lo mejor en lugar de subir e identificarnos es avanzar hasta otra habitación cerrada, una vez dentro nos disfrazaremos como miembros de las bandas y buscaremos al jefe, lo mejor será estudiarlos y secuestrar a uno de cada bando con tanto ruido puede que no se den cuenta de nuestra tortura hasta mucho después...—

Tras analizar el lugar la mujer comenzó a subir las escaleras, para sin esperar a John adentrarse a una de las habitaciones que tenía la puerta abierta y encontrando a uno de los bandidos muertos por un corte en su garganta. Vestía una chaqueta de cuero negra con un símbolo extraño adornando su espalda, la vestimenta no le sería complicada de replicar con un poco de tiempo. Tal y como su contacto le había advertido, era uno de los reclutas de la banda de su objetivo, el hombre de los ocho millones, sería más probable acercarse a este y descubrir como eliminar a los otros veinte individuos una vez con la oficina principal a su favor. Otro ducto de ventilación se encontraba en aquella habitación, una idea se estaba propagando en su mente, si John podía emplear algún tipo de veneno o encontraban alguna cámara que contuviera gases podrían eliminar a todos los presentes con solo verterlo mediante la ventilación.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Mar 23 Ene 2024 - 1:14}

Después de dejar la puerta contra la pared, y al girarme a mirar otra vez por la puerta, vi como la señorita Sowon estaba usando otra vez sus poderes, tejiendo lo que parecía una persona de tela, la cual parecía una persona de verdad. "Esta habilidad que tiene es muy versátil, y parece ser que la señorita Sowon le da un muy buen uso" pensé admirando las versatilidad y posibilidades que daba la fruta de esta. Cuando acabo de tejer el muñeco, le dio una daga y luego como si de una marioneta se tratase, la dirigió hacía los bandidos que estaban caminando, degollándolos por sorpresa, para luego dirigirse hacía los que estaban hablando, los cuales no dudaron en dispararle, siendo ineficaces sus disparos y llegando a caer uno de los bandidos apuñalado por el muñeco de tela, y por ello permitiendo esté que descubriésemos un quinto bandido el cual estaba oculto.

"La verdad que es una habilidad muy interesante... que nos a permitido descubrir a más bandidos... además... ¿Cuántos muñecos debe poder hacer y dirigir a la vez?" pensé rápidamente, recordando en más adelante realizarle esa pregunta a la señorita Sowon, la cual en silencio me señalo el pasillo más lejano el cual dirigía hacia la escalera, la que por su parte daba al piso superior, entendiendo que esta me quería indicar que aquel era el camino aunque más lejano, el más seguro y rápido para llegar a nuestro objetivo.

La seguí sin rechistar y sin usar el bastón para caminar, ya que debíamos seguir sin realizar ruido alguno, al llegar al pie de la escalera, empezamos a escuchar gritos y golpes arriba. Los cuales intuía o debía tener información la señorita Sowon que dentro de la misma banda de bandidos habían peleas de egos y que estos no se llevaban nada bien. Así que propuso utilizar ese jaleo, para intentar reducir e interrogar a alguno de ellos que estuviese despistado y solo en otra habitación, para luego disfrazarnos de ellos y llegar al jefe. Y sin decir nada más, subió las escaleras sin mirar atrás desapareciendo en el piso de arriba.

Subí las escaleras detrás de ella, pero por mi intención no era interrogar a nadie, por mi cabeza pasaba otra idea, a mi parecer, esa discordia que había, nos podría ayudar a acabar con gran parte de la banda, la cual por las voces y recriminaciones que escuchaba no necesitaban más que un pequeño empujón para que ellos mismos acabasen unos con otros. "Para un buen empujón... que mejor que el propio viento" me dije mientras me convertía en viento, volviéndome totalmente invisible y me infiltraba, por la rendija de debajo de la puerta, en la habitación de donde provenían todos aquellas voces.

Al entrar, pude ver que en aquella habitación, la cual era bastante grande, pero aún así había demasiada gente dentro, unas 20 personas, las cuales por el reducido espacio y la acalorada discusión estaban a menos de medio metro uno de otros, lo que me podía permitir que con un solo empujón, se liase una batalla campal allí mismo. Todo esto lo veía desde las alturas, donde me encontraba flotando en forma de viento.

No tarde mucho en diferenciar los dos cabecillas y planear la estrategia. La cual consistiría en observar a todos los integrantes de la habitación, especialmente los que estuviesen en la frontera del conflicto, el cual estuviese algo despistado y le pudiese dar un puñetazo materializando mi puño. El cual seguro que pensaría que le ha pegado el del otro bando y se "devolvería" comenzando el desmadre. Mi plan no tardó en poderse realizar, puesto que encontré el tipo ideal, el cual estaba totalmente centrado observando la discusión que tenía el que parecía su líder, con el líder del otro lado.

Para variar, después de recibir el puñetazo sin saber de donde, la tensión era tanta que ni se dieron cuenta que un puño se había materializado de la nada, el tipo reacciono como esperaba y después de soltar un insulto se lanzó a pegar al que tenía enfrente, siguiéndole los demás y creando una pelea campal, donde volaban puñetazos y espadazos por todos lados. Los gritos se intensificaron, pero la riña no duro más de 5 minutos. De la cual solo sobrevivió un tipo, el cual se encontraba todo lleno de sangre, con varios cortes no muy profundos y sin aliento.

- Vaya, vaya...- exprese mientras bajaba hasta el suelo y me materializaba delante del tipo. - Parece que sois más bobos de lo que pensaba, esto ha sido coser y cantar.- le dije mientras me acercaba a él y cogiendo el bastón con una sola mano, el cual parecía vibrar indicándome que se moría de ganas de golpear aquel tipo y saborear su sangre, le di tal golpe que hundí la calavera del bastón en la cabeza del tipo, muriendo este al instante. Después de revisar que todos estuviesen muertos y rebuscar en los armarios de la habitación donde habían diversas ropas, las cuales portaban simbolismos que desconocía, me puse uno de ellos sobre mi propia ropa y salí de la habitación.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Mar 23 Ene 2024 - 3:08}

La mujer tardó unos minutos en imitar las prendas del hombre y cambiarse a aquel estilo manteniendo su armadura de telas ahora imitando la tonalidad de su piel. Sus brazos se recubrieron de tela que se enrolló como una segunda capa de piel tatuada, mientras su chaqueta de cuero disimulaba los pliegues que adornaban su espalda. Se peinó diferente, dejando su cabello caer a ambos lados y con su flequillo transformado en una raya que descendía a la izquierda, su espada se mantenía en su cintura, amarrada ahora a un pantalón que imitaba la textura y coloración del cuero pese a ser de tela. 

Una imitación de gran calidad que transformaba a una geisha como ella en toda una pandillera moderna. Ocultó a Aguja en el espacio entre su chaqueta y su falsa piel, para salir de la habitación con su mano en la vaina de Minazuki. Caminó por los pasillos encontrando a John y mostrando su espada paraxque le reconociera, dado a que incluso su postura y gesticulación se había adaptado a la de aquellos pandilleros.

—Señor John, bonita chaqueta, al parecer su pandilla ocupa el piso inferior y su líder es alguien que no merece mi tiempo o el de mi espada. Puede ir a buscarlo, en cuanto a mí buscaré al líder de esta banda cuya cabeza me han encargado. Tenga cuidafo, a veces los más sencillos esconden sorpresas.—

La mujer inclinó su cabeza y partió hasta las habitaciones, no tardó en encontrar a algunos pandilleros fumando, los cuales hablaban sobre el líder del lugar. Pese a tener una recompensa baja era un motociclista de cuidado, había peleado varias veces contra piratas y criminales hasta hacerse un nombre como sicario a sueldo.

Le gustaban los bates, las cadenas y las motocicletas, por lo general se ocultaba en su oficina paranoico de que alguien del otro bando pudiera intentar tomar las reservas del lugar. Su oficina fungía de centro de administración, ocultaba el dinero y las provisiones que el calvo Phil se encargaba de distribuir dejando las sobras a la banda rival quienes se habían dedicado al canibalismo y la caza de miembros rivales pero todavía mantenían cierto respeto por este.

La entrada estaba resguardada por dos pandilleros con bates, debería ser ingeniosa para entrar sin alertar a nadie, sonrió mientras bebía algo de agua y tomaba la empuñadura de Minazuki, una sonrisa se dibujó en su rostro mientras sus pies comenzaban a deslizarse gracias a Sewing Feets, era hora de hacer su movimiento ya había esperado lo suficiente. 

Agradecía poder moverse sola, era algo que le relajaba pese a no tener una carnada humana, era momento de valerse en solitario y ya lo había hecho bastante bien en la isla de los simios. Quizás, hasta su cuerpo estaba cambiando tras tanto tiempo como forjadora y cazadora, algo que sencillamente le intrigaba.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Dom 28 Ene 2024 - 20:56}

Justo después de cerrar la puerta, apareció una joven morena, la que mientras se acercaba me enseño la espada que llevaba a la cintura, la cual reconocí como la preciosa Minazuki, la espada de la señorita Sowon, así que aquella joven, debía ser esta, y efectivamente, al estar ya delante, me informó que el jefe de la banda a la cual pertenecía la chupa que llevaba se encontraba en el piso de abajo, justo donde habíamos dejado aquellos tipos con el clon de trapo que había realizado la señorita Sowon.

- De acuerdo, yo me ocupo de él y los integrantes de su banda, no te preocupes iré con cuidado.- le contesté al notar que aunque no quisiera decirlo en voz alta ni demostrarlo, se preocupaba por mi integridad física, algo que podía demostrar el apreció que estaba agarrándome.

Esta después de despedirse con un gesto de cabeza, siguió su camino por el pasillo, en dirección a su objetivo, me esperé a verla desaparecer por una esquina, para dirigirme otra vez hacía el piso inferior. "Lo llego a saber... y me quedo abajo, aunque bueno, al menos nos hemos sacado una gran cantidad de enemigos de encima..." pensé mientras caminaba hacía la escalera.

Antes de llegar, empecé a escuchar una conversación entre dos tipos, los cuales se encontraban en el inició de la escalera, dando la espalda a esta y hablando sin ningún tipo de cuidado, donde uno de ellos confiando en la seguridad de estar en su terreno, le contaba al otro, la grata experiencia que había tenido la noche anterior, cuando un pequeño grupo de la banda, dirigido por el jefe de esta, fue a robar a uno de los bancos de la ciudad, llevándose estos un botín 10 millones de berries.

Al escuchar esto, mis ojos se iluminaron, aquella cantidad de berries podría sustentar al menos un par o tres de mis futuros objetivos, los cuales consistían en realizarme unas pequeñas modificaciones, que me permitieran mejorar o incluso obtener audición en mis dos oídos. "Parece ser, que esto se ha puesto más que interesante, además... seguro que el líder de esta banda también tiene un precio por su cabeza... debo acordarme de pedirle el wanted a la señorita Sowon, la que parecía conocerlo" me dije mientras empezaba a bajar las escaleras poco a poco, sin realizar ruido alguno.

-¡Eh tíos!. ¿Dónde esta el jefe? - dije en voz alta cuando me quedaban tres escalones para llegar al final de la escalera, asustando a los dos tipos los cuales se giraron de golpe. Los cuales después de decirme que no les asustase de esa manera, me señalaron el pasillo que había a mi derecha a la vez que me decían que se encontraba en la sala del botín, estaba con un tal Peter, recontando las ganancias conseguidas esta semana. -Vale, tengo que decirle que estos tipos, se están pasando, se creen que somos tontos...- les dije haciendo un gesto hacía arriba con la mano, dejando claro que me refería a la banda con la que compartíamos territorio, para después seguir mi camino por el pasillo que me habían indicado.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Dom 28 Ene 2024 - 21:22}

La oficina de su objetivo no era muy amplia, el hombre calvo se la pasaba abarrotado de cajas fuertes y diferentes estantes repletos de provisiones enlatadas, era evidente que se estaba preparando para un motín dado la situación del lugar. Sowon había tenido suerte de pasar gracias a sus prendas, utilizando a aguja sutilmente para atravesar a los guardias por detrás del cuello y encerrarse en aquella oficina con su único objetivo, el hombre mostraba poco interés en su presencia dado los problemas que había con la banda rival y solo había pedido que no tocase las cosas mientras buscaba unos documentos.

—Un mal momento ¿Verdad? Señor Phil...—

La mujer preguntó en un tono sereno mientras desenvainaba su espada, gesto que el hombre respondió con un batazo, aunque gracias al haki y los rápidos movimientos manuales de la mujer terminó por partirse contra la dura hoja de Minazuki, era lo esperado un bate de tan baja calidad jamás podría compararse a una espada forjada con tanta experiencia, delicadeza y tiempo como Minazuki. Era hasta el momento la espada que llevaba la técnica damasco al extremo y cuya dureza era tal que incluso las piedras, una de las maneras más sencillas de destrozar una obra de arte del acero no podía dejarle muescas o mancillar su belleza. El calvo se mostró aterrado ante la visión de su arma rota y girando sobre si mismo tomó otro bate, esta vez de acero.

—¿Va a combatir con un arma tan vulgar una pieza de acero destinada a ser una reliquia invaluable? Me decepciona, pero no esperaba mucho de un criminal que apenas se aproxima a un valor adecuado... espero que su sangre y sus ganas de vivir me ayuden a entrenar un poco, aunque sospecho que apenas entraré en calor...—

La mujer apuntó la hoja de Minazuki al cuello de su oponente y tomó una postura elegante que contrastaba con su vestimenta rebelde para el combate, todavía recordaba al hombre de los doce millones, aquel que había dado un combate bastante interesante y peculiar ayudando incluso a que su Haki se volviese más poderoso pudiendo ahora controlar cuando usarlo. Se preguntaba cuanto podría resistir este calvo, era evidente que esa pelea le había hecho madurar y ya no era una mujer tan frágil tal vez por ese egoísmo deseó tomar esta recompensa por su cuenta sin abusar de un escudo humano. Deseaba ver que tan fuerte era ahora, que tanto podría disfrutar con Minazuki en soledad, cuando una espada bebía sangre había que darle privacidad. Mordió su labio inferior, permitiendo a sus manos aferrarse a la empuñadura de Minazuki, cerrando sus ojos y dejando que la espada guiase el primer movimiento de aquel macabro ritual.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Mar 30 Ene 2024 - 23:35}

Mientras me dirigía hacía la habitación donde supuestamente estaba el líder de una de las bandas que estaban ocupando el edificio, no perdí el tiempo y aprovechando que ya quedaba poca gente en aquella planta, me dedique a observar la estructura de la planta baja. "La planta de arriba esta bastante bien, solo necesitará algo de limpieza o pintura, pero esta planta va a necesitar una gran reforma, debemos hacer el mejor casino, para que además de ser una buena tapadera, nos dé buenos ingresos..."

Estaba creando mentalmente la estructura arquitectónica del edificio, cuando de golpe se abrió la puerta que estaba frente a mí, de ella salió un tipo el cual estaba hablando con alguien que aún seguía dentro de la habitación, sin darle tiempo a reaccionar, le peque una patada en el pecho.

- ¡Tu, para dentro! - le dije al tirarlo hacía atrás, para después entrar a la habitación y cerrar la puerta. - Lo siento señores pero ha llegado el recaudador- les dije teniendo a los dos tipos delante, uno en el suelo y el otro sentado en una silla contando berries. "Esos deben ser los berries que robaron anoche" pensé mientras los miraba con una sonrisa y me apoyaba con las dos manos en la cabeza de Apomyus.

- Ya le dije quien soy señor.- le contesté al tipo del suelo, el cual debía ser el jefe, ya que me preguntó que quien era y porque llevaba puesta la ropa de su banda. - Y no, no pertenezco a la otra banda, soy una tercera parte, que ha venido a limpiar el edificio de basura como vosotros.- seguí contestando sus preguntas, para luego mirar al tipo de la silla y interrogarle sobre los berries que estaba contando. - ¿Cuántos berries hay ahí señor?

- Vaya... así que tenía razón el tipo de fuera... para ser unas basuras realizáis buenos atracos... - les dije después de que me confirmase que habían 10 millones de berries. - Si fuera otra la situación os pondría bajo mi mando... pero bueno, creo que hoy no es vuestro día...

Acto seguido de decir esas palabras el líder de la banda, creyendo que estaba despistado se intento levantar, a lo que no le deje saltando sobre él mientras le clavaba a Apomyus en el pecho. Al ser la parte más fina de Apomyus y con la ayuda de todo mi peso, no fue difícil atravesar al tipo por el estomago, el cual desprendió un leve grito, para después caer inconsciente por el dolor.

Por otro lado, Apomyus parecía vibrar de placer. "Esto debe ser cosa de la Señorita Sowon, que imprime su propia esencia en sus creaciones..." pensé mientras extraía a Apomyus de su victima. - ¿Vaya y esté era el líder de la banda?- pregunté mientras miraba al tipo que seguía contando dinero sin inmutarse, el cual por actitud tenía más pinta de líder que al que acababa de matar.

- Vaya... así que eres tu...- dije al ver que después de mis palabras el tipo empezaba a reírse y se levantaba tranquilamente de la mesa. El cual no parecía tan alto sentado, pero de pie podía medir unos 2 metros de alto. Aun así su constitución no era la de un peleador, al menos un peleador cuerpo a cuerpo. Lo que se confirmo al ver como sacaba dos pistolas de detrás suyo.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Miér 31 Ene 2024 - 2:51}

La hoja danzaba deslizando su peligroso filo contra la piel de su objetivo, las heridas no tardaban en desplegar su delicado trazo mientras la sangre completaba una cuidada obra de arte. Sin embargo, el rostro de Sowon era serio, demostrando que no estaba jugando pese a dejarse guiar por su espada en cada corte. Abrió sus ojos concentrando el haki a lo largo de la hoja, sintiendo como la espada se volvía una extensión de su ser y entonces el acero atravezó limpiamente la carne separando unos cuantos dedos de la mano izquierda del hombre sin esfuerzo.

—No opone resistencia... lamentable, creo que estamos en un nivel diferente. Usted y yo, no hacemos una buena pareja.—

El hombre asustado bloqueó la espada con su brazo, una herida se abrió ante el roce. La mujer sonrió ante la herida, podía seguir practicando mientras extendía la agonía del sujeto, aunque no esperaba lograr un progreso inmediato. El calvo rebuscó en su arsenal otro bate, uno más grueso y de mejor calidad que los dos anteriores.

Ahora estaba privado de su mano hábil, algo que reducía su peligro, pero la mujer no mostraba signos de estar confiada. La danza no se detenía, poco a poco los sonidos llegaban a otras habitaciones y Sowon conocía que probablemente estaría rodeada si salía por la puerta principal.

—Entiendo su punto, extender esto y rogar porque venguen su muerte. Solo me hace disfrutar más de este tiempo, ya que usted será la piedra con la que afile mis capacidades.—

Un corte se abrió en el torso del hombre, haciendo a este doblegarse con su peso y caer de rodillas al suelo. La herrera limpió la hoja con un movimiento decidido y aguardó a que su ooonente se pusiera de pie. No le importaba cuantos le esperasen afuera, era un criminal de ocho millones y su mente le seguía diciendo que estaba ocultando algo. Su espada estaba emocionada por descubrir que secretos podía conocer si forzaba todavía más a esta presa.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Sáb 3 Feb 2024 - 22:48}

El tipo no dudo en empezar a dispararme, pensando que ha esa distancia le sería imposible fallar, razonamiento que no era erróneo, el problema es que en esté no entraba que yo fuese usuario de una fruta del diablo tipo logia, la cual me daba la habilidad de convertirme en un hombre viento. Aún así para que el tipo no se diese cuenta de esto, me moví lo más rápido posible, para tirar una mesa al suelo que había entre nosotros y ocultarme detrás de esta. Consiguiendo esquivar casi todas las balas menos una de ellas, la cual me hubiese dado en uno de mis hombros, si no hubiese convertido esté en viento, justo antes de recibir el balazo.

- Vaya, vaya... así que eres un pistolero... - le dije mientras seguía oculto detrás de la mesa, el tipo empezó a reírse a carcajadas, la verdad esté se estaba pensando que estaba en superioridad y así lo exclamaba, pidiéndome que saliese de detrás de esa mesa y asumiese mi final. - Vale, me rendiré si no me matas... - le mentí para que esté bajase la guardia, o al menos pensase que tenía la situación bajo su control, a lo que me dio el visto bueno para que me levantase con las manos en alto.

- Me levanto, no me dispares... ¿Por cierto, cual es su nombre?- le dije mientras me levantaba con las manos en alto. Esté me dijo que se llamaba Dier Kolostiv y que lo recordase en el infierno, como el tipo que le había quitado la vida. Para justo después de decirme eso estando ya de pie cara a cara con él, pegarme un tiro en la cabeza. El cual me hubiese matado al instante si me hubiese dado.

Pero gracias a mis poderes, la bala atravesó mi cabeza como si esta fuese un holograma, algo que enfadó al tipo el cual después de insultarme siguió disparándome sin parar, maldiciéndome e interrogándome porque no me daba ninguna de sus balas. - Creo señor, que esa es información insignificante en este momento, necesito su local y su cabeza, y esa ha sido su perdición desde el inició.- le dije a la vez que empezaba a caminar acercándome a su posición, atravesando todos los objetos que habían entre nosotros además de las balas que seguía disparándome.

Ya estaba a menos de un metro de él, cuando esté se quedo sin balas y me pregunto si acaso era un fantasma. - No señor, únicamente soy tu verdugo.- le contesté con una sonrisa para luego agarrarle las pistolas de las manos, quitándoselas sin ningún tipo de impedimento. Dier estaba totalmente blanco, su mente había colapsado, realmente se notaba que era un tipo débil que únicamente se le daba bien disparar y ya esta, pero su fuerza de voluntad era mínima o incluso nula.


Última edición por John Einstein el Dom 11 Feb 2024 - 20:58, editado 1 vez
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Miér 7 Feb 2024 - 13:37}

El rostro de la mujer contemplaba a la figura del bandido tumbado en el suelo, su rostro pálido mostraba un enrojecimiento en la mejilla producto de un leve roce que la mujer redujo gracias a su haki. Sin embargo, pese a haberlo intentado no pudo forzar esa evolución que logró las dos veces anteriores al llevarlo al límite. 

Si, el combate había logrado que su espada se adaptase mejor al haki de armadura y su dominio del mismo se habia afinado levemente. Pero para nada había aumentado su fuerza o su potencia de corte, bebió agua para colocar su espada a la alfura del cuello del criminal.

—Que decepción, tal parece que debo acercarme más a la muerte para lograr la perfección, no me mire con esos ojos su muerte me reportará dinero y quizás haya movido alguna fibra en mi voluntad que a futuro alivie el entrenamiento.—

Con frialdad separó la cabeza del cuerpo mediante un corte limpio y tras guardar la espada envolvió la misma en telas. Ahora solo debía planear un escape, o al menos sorprender a los pandilleros que buscasen ingresar al lugar. Siendo consciente de que John quizás tuviese un combate más largo que el suyo, su mente divisó una abertura entre las cajas fuertes, un hueco que se hizo más evidente al mover las pequeñas bóvedas de acero.

Debió arrodillarse para ingresar cómodamente por el recoveco, descubriendo un pasaje secreto que conectaba con una habitación aislada. Al salir al exterior la herrera sse encontraba ahora en una habitación con dinero, drogas y más comida de la que el calvo le repartía a sus propios hombres.

—Señor Wright, he encontrado el cargamento que le robaron, sin embargo todavía hay cosas como las armas que al parecer no aparecen.—

Informó via Den Den Mushi a su cliente, si bien el cargamento había sido incluido como parte del pago por limpiar la residencia todavía faltaba encontrar el cargamento de armas las cuales podían reportar bastante ahorro en materiales comunes. Utilizó a Minazuki para cortar la puerta en dos mitades y salir hasta el pasillo, para su fortuna se encontraba en una zona de la planta superior que había sido camuflada como una pared y la mujer no tardó en colocar una tela que lo mantuviese así.

Solo faltaba encargarse de los pandilleros que se habían agolpado en la puerta del jefe esperando a un supuesto asesino y traidor de la banda. Cerró sus ojos acariciando la empuñadura de su espada mientras se deslizaba mediante los Sewing Feets, acechando como una loba a sus presas desde su descuidada retaguardia.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Dom 18 Feb 2024 - 17:39}

Con las pistolas del tipo ya en mis manos, les di la vuelta agarrándolas por el mango y le apunté con estás, justo al corazón, apoyando el caño de las pistolas en el cuerpo de Dier, el cual seguía temblando, entonces disparé a quema ropa, asegurándome no fallar, contando que era la primera vez que disparaba arnas de fuego.

-No hay nada más vergonzoso que te maten con tus propias armas... pero es lo que tiene ser un despojo que solo juega a ser alguien.- dije mientras veía caer el cuerpo del bandido al suelo para luego tirar las armas al suelo, las cuales no eran de mi agrado, pero en el fondo podía admitir que estas era efectivas y más o menos sencillas de utilizar, solo se debía apuntar y apretar un gatillo, no eran como las artes marciales o el uso de la espada, los cuales necesitaban un arduo y constante entrenamiento físico y mental.

Después de tirar las pistolas, sin prisa pero sin pausa me puso a observar con atención la habitación en la que estaba, la cual estaba totalmente alborotada por la pelea que había habido en su interior. Durante la observación, encontré una vieja y oxidad espada, la cual no dudé en coger y utilizar para cortar la cabeza de aquel tipo, lo cual además de llevarme un buen rato, puesto que esta no cortaba nada, algo normal al ver que el filo estaba totalmente plano, me ensucie más de lo que me hubiese gustado.

Por suerte, además de la espada oxidada, en una de las paredes de la habitación había incrustado un lavamanos, donde pude limpiar todas las manchas de sangre además de beber y rellenar la cantimplora de agua. Otra de las cosas que encontré fueron un par de bolsas deportivas de tela, las cuales utilicé una de ellas para meter los 10 millones de berries que habían robado la semana anterior, y la otra para transportar la cabeza del bandido.

"Bueno... creo que ya es hora de salir de aquí y acabar de limpiar el edificio" me dije mientras cogía las bolsas y me cargaba una al hombro izquierdo, la cual llevaba el dinero, y la otra la que ocultaba la cabeza de Dier, la agarraba con la mano derecha. Portando ambas, abrí la puerta de la habitación y salí de esta con paso firme y sin titubear.

Lo que no me esperaba, aunque debería habérmelo imaginado, fue que al girarme después de cerrar la puerta, me tope con cinco bandidos portando bates de beisbol. -¡Hey, hey, hey, no se confundan señores!- dije mientras levantaba las manos. -Aquí tienen el dinero, pueden quedarse con él.- les dije mientras lanzaba a sus pies la bolsa con la calavera de su jefe. Agachándose uno de estos y abriendo la bolsa.

Sin dejar que reaccionasen, agarré a Apomyus por su parte inferior y me lancé contra ellos, pateando primero la cabeza del bandido que se había agachado a abrir la bolsa, luego golpeé con fuerza a otro con la cabeza de Apomyus, el cual cayó inconsciente, después recibí un puñetazo en la cara, el cual dolió bastante, pero no lo suficiente para tirarme, como contra golpee a mi agresor con Apomyus en el estomago, haciendo que este se agachase y quedase a media altura, para poder batear su cabeza como si de una pelota se tratase. Al levantarme y girarme hacía los dos bandidos que quedaban, estos me miraron asustados y después de agarrar a sus colegas, salieron corriendo del edificio sin mirar atrás.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Miér 21 Feb 2024 - 14:47}

El piso superior pronto vio sus pisos cubiertos de sangre, los bandidos no eran rival para el filo de Minazuki ni para seguirle el ritmo a la danza macabra que esta entonaba en manos de alguien como su propia portadora. Los bandidos fueron tomados a traición por la espalda y los que intentaron defenderse resultaron degollados por una tormenta de afilados compases que se abrieron paso por su carne.

En total la masacre de nueve bandidos no ocupó más de cinco minutos al estar distraídos y con su guardia baja. Los charcos de sangre eran tragados por las alfombras mientras algunas manchas decoraban las paredes como un arte abstracto. La herrera rebuscó entre los cuerpos para encontrar una pequeña llave en uno de estos.

—Entiendo, así fue como lo ocultaban...—

Susurró la mujer con una sonrisa apreciando una última vez los cuerpos mutilados que yacían a su alrededor sin mucho interés. Observó la cabeza de su objetivo todavía aferrada a su cintura entre las telas y luego bebió un poco de agua restante de su calabaza.

Exploró el resto del complejo en busca de una puerta o bodega oculta, llegando tras unos minutos a una encrucijada donde se habían colocado dos barriles a modo de decoración. Sospechoso teniendo en cuenta que ningún otro lugar había sido decorado en la planta superior sin contar la macabra escena que ella misma había improvisado recientemente.

Tras correr los barriles y hacer un tajo con Aguja en la pared, el arma chocó contra un metal duro siendo cuestión de tiempo para terminar de revelar la puerta oculta y encastrar la llave en la hendidura. La puerta se abrió lentamente revelando varias cajas de donde sobresalían armas como lanzas, rifles y espadas que los bandidos no empleaban dado a que los lugares eran demasiado estrechos para armas de semejantes longitudes y tras dar un vistazo a algunas parecíanestar hechas como mera decoración del lugar ya que algunos rifles ni siquiera tenían gatillo.

—El señor John estará encantado al ver esto, quizás le sirva para fundirlas o vender algo....—

Sowon se dedicó a evaluar las armas mientras esperaba a su colega, intuyendo que no necesitaría ayuda contra unos bandidos de tal calaña. Si había sobrevivido a lo que ocurrió con los humandrilos esto debería ser un paseo, además no estaba allí para ser una niñera y no le pagaban extra por matar a más o menos personas lo único interesante era la cabeza que ahora reposaba en sus piernas.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {Miér 21 Feb 2024 - 23:15}

- Pues vaya, parece ser que el entretenimiento se ha acabado- expresé en voz alta mientras seguía con la mirada a los dos bandidos que se iban lo más rápido posible mientras cargaban a sus camaradas. Cuando ya salieron del edificio y desaparecieron de mi campo de visión, aproveche para recolocarme en el hombro la bolsa con el dinero y agacharme a coger la bolsa que portaba la calavera.

Portando ya las dos bolsas encima, me fui a encontrar con mi compañera de cacería. "Supongo que ya habrá acabado con los tipos de la planta de arriba, al fin y al cabo, ya hice una buena limpieza antes, solo deben quedarle una decena de bandidos como mucho" pensé mientras me dirigía hacía la escalera que daba al piso superior.

Llegué a la escalera y desde el pie de esta no se escuchaba a nadie arriba, así que subí sin prisas. "Como pensaba... la señorita Sowon ya debe haber acabado con todos" pensé tranquilo, la verdad que aunque solo habíamos vivido una aventura juntos, esta había demostrado ser una tía confiable y muy fuerte, para la cual aquella incursión solo debió ser un paseo relajante o un simple juego de niños.

Mientras iba subiendo, el olor a sangre y mortecina empezaba a hacerse notorio, siendo ya una constante en el ambiente al llegar al piso de arriba. "Mierda, parece que los cuerpos ya se están empezando a podrir, debemos sacarlos lo antes posible, sino luego será imposible quitar este asqueroso olor" me dije mientras me colocaba la camiseta en forma de mascarilla.

Realmente estaba acostumbrado a aquellos olores, pero desde hacía unos años me había vuelto muy tiquismiquis y maniático, prefería el olor a sangre fresca que al de cadáveres en inicio de putrefacción o ya putrefactos. Ya con la camiseta puesta como una mascarilla, me pasee por el piso de arriba buscando a la señorita Sowon.

No pasaron ni un par de minutos, que me la encontré saliendo de lo que parecía una puerta secreta incrustada en la pared. Esta seguía portando el atuendo de la banda contraría, la cual le daba un aspecto de malota, el cual pegaba mucho más que el que portaba habitualmente.

- Buenas Señorita Sowon. ¿Que tal ha ido todo? Veo que ya tiene su presa al cinto.- la saludé con la mano mientras me acercaba a ella y observaba que portaba una cabeza atada a la cintura, la cual supuse que sería del tipo al que buscaba. - Por cierto, si nos queremos quedar con este edificio deberíamos sacar los cuerpos muertos lo antes posibles. Sino quitar este olor a mortecina, será casi imposible. - le dije mientras señalaba hacía una de las puertas que teníamos enfrente. -En esa habitación tenemos una veintena de cuerpos. ¿Me ayudas a tirarlos por la ventana? - le dije mientras entraba en la habitación.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Negocios Abiertos [Privado John] Empty Re: Negocios Abiertos [Privado John] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.