¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Dom 20 Jul 2014 - 9:20}

La noche reinaba en aquella oscura isla donde nunca se hacía de día. Era una paranoia extraña de las más raras, pero en el mundo había muchas cosas inexplicables. Se podía ver una bazar nocturno donde había todo tipo de puestos vendiendo sus productos y además de aquello varios bares por la zona. Había también restaurantes y demás, era un buen lugar si se tenía cuidado. Las bandas callejeras eran uno de los mayores peligros en aquella isla futurista, aunque no era algo muy preocupante. Por aquellos enormes rascacielos se pudo escuchar un extraño sonido, parecían pisadas. Se trataban de las pisadas de una figura encapuchada que corrí a toda velocidad por uno delo altos edificios. Estaría al menos a unos treinta metros de altura, saltaba de tejado en tejado lo más rápido que podía. La figura era alta y parecía bastante fornida, el color de su capucha era negro y tan solo le distinguían unas botas blancas de metal. Un dato más que suficiente para reconocer al individuo que corría, llegó a un edificio donde parecía haber despistado a los que le seguían, pues si corría era para salvarse y no para entrenar la maratón.

Parecía haberlo logrado y pegó un suspiro mientras se relajaba un poco. Sin embargo no fue suficiente pues escuchó un ruido tras su espalda. Al girarse pudo ver como del edificio del que él había saltado, saltaban ahora cinco personas trajeadas de negro. Los cinco le miraban con el ceño fruncido mientras portaban espadas, el cabecilla que parecía ser un hombre alto de pelo rubio y ojos verdes, se quedó mirándole mientras sacaba unos guanteletes de lucha y se los colocaba encarando al encapuchado a unos cuatro metros de distancia. Los demás tragaron saliva mientras observaban la escena, Kedra soltó una pequeña carcajada, pues el sujeto de la capucha se trataba del capitán de Kage Akuma. De quitó la túnica negra tirándola a un lado para después encarar a los cinco hombres que sin duda alguna parecían tipos del gobierno, al salir de las aguas de los mares cardinales y entrar al Red Line. Estaba comprobado que ahora agentes del gobierno irían a por él y no simples marines reclutas, en cierto modo le agradaba que lo buscasen tanto y por otro lado no le agradaba tanto. Pegó un suspiro mientras crujía los huesos de sus nudillos y escuchaba las palabras que el tipo rubio le dedicó.

- Kedra “The Nightmare” como agente del CP5 te condeno a ser encerrado en la prisión de máxima seguridad conocida como Impel Down, en un nivel superior al cuatro. La sentencia está hecha. ¿Algunas palabras ante los portadores de la justicia?

- Si, perdóneme padre, porque voy a pecar.


Dijo en un tono sádico mirando hacia la luna mientras ahora sus ojos se iluminaban en dorado y sus orejas comenzaron a volverse lupinas. Sus ojos se pusieron rojizos como la noche y su cuerpo comenzó a cubrirse de pelo mientras de la parte baja de su espalda surgía una cola peluda. Creció cuatro metros de altura y su musculatura aumentó de forma exagerada mientras pegaba un rugido en el inmenso edificio. Era tan alto que la gente se veía como hormigas, sin embargo su rugido llegó al suelo sin problema. Su aura comenzó a surgir mientras los hombres trajeados temblaban de miedo. El hombre del CP5 fue el único que pareció resistir y se preparó para pelear con la temible bestia que los miraba con el niño que mira un caramelo antes de comérselo. Pobres ilusos, se habían metido con el capitán equivocado y ahora lo iban a pagar.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Dom 20 Jul 2014 - 9:44}

Un hotel, si un hotel de la mejor calidad, mesas elegantes mucha gente adinerada y uno que otro vagabundo que quería algo de berries, pero que era echado literalmente a patadas por culpa de los guardias, a decir verdad era un lugar ideal, buena comida, un lugar grato y agradable, y en la última mesa del rincón se encontraba una linda pareja, un joven alto vestido de forma elegante con un traje negro y pantalón y zapatos del mismo tono, pelo verde y una sonrisa muy amable acompañaba a una hermosa joven, rubia y de unos hermosos ojos verdes, vestía de con un vestido amarillo que lograba brillar por las lentejuelas que llevaba en este. Eran Midorima Shintaro y Sakura, ambos piratas y por ahora sin mucho renombre y quizás por esa razón es que lograban estar tan tranquilos. Pero por casualidades del destino, un enorme rugido se hizo presente alertando a todos incluidos a los guardias, todos se alarmaron y sacaron sus armas pero aun así no lograron hacerle frente a la multitud que intentaba arrancar de ese hermoso hotel, y fue entonces que Midorima se levantó de su silla y se saca el traje para quedarse solamente en una camisa blanca con una corbata, y le dice a su mujer:

Midorima: Sakura, quédate aquí, iré a ver qué está pasando y luego volveré.

Le dio un beso suave y largo a su mujer para luego irse, aprovecho a la multitud para así pasar desapercibido, y fue que logró que llegar a la escalera de forma tranquila y empezó a subir mientras se arreglaba las gafas, sonreía de forma tranquila mientras escuchaba bastante tranquilo los ruidos del lugar. La gente normal corría como si hubieras visto al diablo, muchos gritos y estaban destrozando ese lindo hotel con sus carreras a locas, aparte los guardias eran unos buenos para nada ya que no lograron controlar a la multitud, mientras subía lograba sentir una aura extraña y horrenda pero era conocida de cierta manera, se quitó la corbata para luego desabrocharse el primer botón del cuello dejando ver parte de su cuello musculoso, a veces el peli verde se preguntaba si el destino era muy caprichoso ya que de una forma u otra casi siempre terminaba metido en problemas.

Luego de subir hasta la azotea fue que la escena no pudo ser mejor, un hombre lobo y cinco hombres trajeados de negro
Midorima: Gobierno Mundial…y seguramente sea Kedra el hombre lobo, después de todo es horrenda esa aura y es imposible de olvidar. pensó de forma tranquila y se quedó callado viendo que hacer, ya que eran pocos hombres y aparte si era Kedra era más que suficiente para derrotarlos, así que espero alguna señal ya que en sí también quería algo de acción y luego de ello invitar a comer al supernova después de todo el hotel seguramente quedaría completamente abandonado y siempre caía bien una buena comida. Se quedó en silencio viendo la escena de forma tranquila, mientras un fuerte viento pasaba por el lugar.


Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Dom 20 Jul 2014 - 10:08}

El puño del lobo se estrelló contra la cara del rubio mandándolo al suelo sin esfuerzo, pegó un enorme rugido de nuevo que hizo a los otros cuatro chillar como zorras, ese sonido no le gustó nada y sin piedad alguna corrió hacia ello lanzándoles varios tajos con sus garras y rápidamente despedazándolos por completo y sin ninguna compasión. La sangre se veía por el suelo de la azotea, eran meros agentes del CP1 seguramente y sus vidas acabaron en menos de un segundo. Ya solo quedaba el rubio, este ya estaba de pie mientras ahora se lanzaba a por Kedra pegando pasos en el aire y avanzando.

- ¡Geppou!

Dijo aquel hombre mientras lanzaba su puño al pecho del lobo, este interpuso su mano bloqueándolo enseguida para después de un cabezazo tirarlo al suelo y soltar un nuevo rugido mientras depositaba su pie sobre su cabeza no dejándole respirar de ninguna forma. El hombre peleaba por poder respirar a toda consta pero la fuerza del lobo espectral era muy superior a la de un simple humano. La tortura continuó un par de segundos más hasta que apartó su pie de la cara del tipo y le dejó respirar. Aquel hombre se levantó furioso mirándole a los ojos mientras escupía a un lado. En ese momento aquel lobo se percató del chico peli verde, se había acostumbrado a su olor y en cuanto percibió aquel olor, supo que se trataba de su compañero. De repente volvió a la forma humana mientras observaba al agente del CP con una mirada calmada y tranquila, como si no hubiese pasado nada de nada y no se fuera provocado ningún combate.

- Lárgate de mi vista o acabare con tu vida.

- Me temo que no, lo lamento chucho pero hasta aquí has llegado, es hora de que mueras.


Dijo aquel tipo mientras preparaba su as en la manga, el haki de observación del capitán de las sombras le advirtió de sus acciones “Soru y después Shigan, buen plan”. Pensó ahora el chico tras leer los movimientos con su haki. De repente aquel tipo usó el Soru desplazándose a toda velocidad hacía el chico lobo que ya había visto todo. Después el agente realizó su técnica especial con el dedo apuntando al corazón de Kedra, justo donde estaba el tatuaje de la luna creciente negra. De repente el tatuaje brilló y la luna se extendió por su pecho como si estuviese creciendo. El dedo del agente no pudo perforar el tatuaje, era la habilidad defensiva del lobo, era llamada Yami Moon. Era como una especie de Tekkai, aunque algo más débil, sin embargo combinándolo con su haki armadura era algo muy útil. Ahora llegaba el turno del chico lobo que no contuvo, agarró al agente del cuello mientras fruncía el ceño y lo elevaba con su mano derecha.

Sus ojos ahora vieron como tres agentes más surgían de otro tejado corriendo hacia él, esos se los dejaría al peli verde. Ahora apretó su mano partiéndole el cuello al rubio para después lanzar su cadáver al vacio y recoger su túnica negra. Se la puso por encima mientras bostezaba con algo de pereza. Observó a los agentes recién llegados y después al peli verde, se dirigió a este con la voz de la misma forma de siempre.

- Ocúpate de estos si quieres, me da algo de pereza.

Dijo mientras su tatuaje volvía a la normalidad. Ya se había vertido sangre esa noche y si se vertía más, sería por parte del peli verde, pues al castaño ya le daba pereza y había cumplido su cupo de muertes por ese día.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Dom 20 Jul 2014 - 10:31}

Shintaro estaba en lo cierto, ese sujeto era Kedra y estaba luchando con agentes del gobierno, aunque la pelea brilló por se corta ya que el supernova acabo con esos sujetos con bastante facilidad, suspiro por lo bajo para luego ver cómo es que luego de un rato otros tres agentes del gobierno aparecieron por arte de magia de otro tejado, y al parecer al supernova ya no le interesaba seguir cargándose gente cosa que le llamó la atención al peli verde quien simplemente asintió con su cabeza para luego adelantarse al castaño y quedar de frente ante los hombres trajeados, y con total naturalidad como si no hubiera nadie delante de él, le dijo al supernova con su tono de siempre, sereno y calmado:

Midorima: Luego de sacar la basura, te invito a comer, seguro tienes hambre ¿qué dices?

Aunque los tipos del gobierno mundial no le dejaron mucha chance de oír alguna respuesta ya que intentaron rebasar al peli verde y atacar directamente al supernova, un esfuerzo inútil ya que Shintaro no dudo en quitarse sus pesas de forma veloz para así de la misma forma impedir que los tres sujetos avanzaran más allá de su cuerpo, los detuvo a base de puñetazo, un gancho al hígado, un upper cut a la mandíbula y un puñetazo recto al rostro, su velocidad no estaba nada mal y podía comparada a esos sujetos, así que los miro furioso y de la misma forma les habló o mejor dicho les grito:

Midorima: ¡ESTÚPIDOS BASTARDOS! ¡ANTES DE TOCARLO PRIMERO TENDRÁN QUE DERROTARME! ¡QUE ESTE SUJETO TIENE PEREZA!

Cuando terminó su frase se rio a lo loco, y al parecer esas palabras habían hecho que los agentes del gobierno se enfadaran ya que rápidamente los tres atacaron al mismo tiempo, así que Midorima tomó precauciones y uso el Haki de Armadura en ambos brazos, y así fue como frenó el primer puñetazo que iba al rostro, para luego usar el izquierdo para frenar el que iba a sus costillas y uso su pierna derecha para evitar que una patada llegara al mismo sitio pero del lado opuesto, pelear contra los tres a la vez no era una cosa tan sencilla, así que el peli verde hizo un poco más de fuerza para separarse de aquellos hombres, y fue que empezó su contra ataque y dando un paso largo fue que llegó de forma rápida a donde estaban los tres, y sin quitarle su poder a sus brazos fue que conectó un poderoso gancho a las costillas del primero que se topó en su camino, el golpe había sido fuerte ya que se escuchó sentir el sonido del “crack” y también notó que ese agente no se había levantado, clara señal de que estaba inconsciente o muerto, para Shintaro esperaba que fuera la segunda ya que no le interesaba tenerlo de vuelta. Y fue entonces que se agachó justo a tiempo para esquivar el dedo asesino del segundo agente del gobierno, y aprovechando que estaba con una enorme apertura fue que impactó un upper cut en la mandíbula que lo mandó a volar, al igual que el otro escuchó el “crack” de antes. Y para finalizar su tarea fue que con una poderosa patada a las costillas lo mandó directo contra una pared, había acabado así que se puso sus pesas de nuevo y le dijo al supernova:

Midorima: ¿Vendrás a comer conmigo verdad? Estoy seguro que tienes hambre.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Dom 20 Jul 2014 - 10:58}

El chico accedió y se puso a pelear con los otros agentes del gobierno, el castaño se sentó en el suelo de forma tranquila mientras les observaba de forma calmada, el peli verde que iba vestido con una camisa de camarero del amor y con una corbata de sexy lady, empezó a pelear y a derrotar a los agentes tranquilamente mientras gritaba. Era una buena escena que el asesino contemplaba mientras bostezaba, empezó a rascarse la cabeza cuando de repente a sus oídos llegaron aquellas palabras, lo de que el sujeto tenía pereza y por ello debían pelear con él, ese grito de desespero provocó que el chico espectral se atragantara con su propia saliva. Empezó a toser revolcándose por el suelo gruñendo con la mano en el cuello, no había otro motivo al parecer y de todos los que había, el chico tuvo que decir aquel, era algo increíble y en ese momento no podía parar de toser de un lado a otro. Pensaba que se iba a morir cuando de repente la voz de Kira llegó a su mente, estaba recordando una de las muchas cosas que le decía. “Escúchame bien caramelo, si te pasa algo malo, iré al infierno para golpearte yo misma”. De repente dejó de toser tragando saliva y pensando en la chica asesina enfadada con su aura sombría que a veces daba más miedo que la suya propia.

- Joder, no entiendo cómo me puede dar miedo una humana como Kira, maldita sádica, como acojona cuando quiere…

Dijo en un tono alto sin querer dándose cuenta de que el peli verde había acabado ya con los sujetos y ahora le miraba fijamente. El lobo se levantó del suelo sacudiéndose la túnica negra y observando que se había manchado de sangre cuando este se tiró al suelo. Pegó un suspiro y la tiró a un lado para después quedarse sin camiseta y crujirse un poco los huesos del cuello y de los hombros al mismo tiempo que pegaba otro sonoro bostezo. Recordó que el chico le había dicho que le invitaría a comer, no iba a hacerle el feo aunque prefería comerse la cabeza de alguno de aquellos inútiles. De repente abrió la puerta por la que había venido el chico y le miró tranquilamente mientras asentía de forma calmada y segura.

- Claro, te espero abajo pues, no tardes mucho.

Dijo mientras caminaba escaleras abajo a la zona donde estaban las personas reunidas, o al menos antes pues ahora había muy pocas, al menos unas siete y cada una en un rincón paralizada por el miedo. El chico lobo al ver eso así, observó una mesa donde había un mantel blanco, algunos cubiertos puestos de forma elegante y unas botellas de vino junto con unas copas de cristal. El chico lobo lanzó el mantel con una mano lanzando las botellas y copas que de quedaron hechas añicos totalmente, tras aquello se sentó en la silla y pegó un suspiro esperando al chico peli verde. Sabía que no iba a tardar en bajar pero aún así miraba a la puerta esperándolo, ya estaba harto de tener que eliminar a idiotas del gobierno y la marina, se ve que con la subida de precio de su cabeza, había aumentado su número de enemigos. Cosa que le daba igual pues iba a seguir aumentándola hasta convertirse en lo que planeaba ser, un Yonkou y después eliminar al resto y convertirse en el rey de los piratas para formar un ejército de piratas y revolucionarios unidos y acabar con el gobierno y la marina, no era un mal plan.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Dom 20 Jul 2014 - 11:27}

Midorima suspiro tranquilo mientras observaba a los tres sujetos, esperando que ninguno se levantara de nueva cuenta estaba seguro que no lo harían, pero para evitar molestias se dirigió a paso lento a los cuerpos de los Agentes del Gobierno Mundial, fue que a sangre fría los mato a cada uno de ellos ya que así por lo menos iba a tener una velada tranquila con sus amigos, con Kedra y Sakura que lo estaba esperando hace un tiempo, una vez terminó con la vida de esos agentes fue que empezó a bajar tranquilamente la escalera, que por cosas que pasaban, ahora se le hacía mucha más corta que antes. De hecho, se demoró un poco menos en llegar a donde estaban todas las mesas y también estaba el supernova sentado de forma algo ruda en una mesa, así que el peli verde lo miró de forma calmada para sin llamar la atención ir a la cocina y decirle a los cocineros que aún estaban ahí:

Midorima: Quiero un festín para tres personas, les pagaré de buena fe así que por favor llévenlo, estoy sentado junto a un chico de ojos raros, ya entenderán de que hablo aparte estoy con una hermosa joven de pelo rubio. Gracias.

Acto seguido salió raudo de la cocina para luego irse a donde estaba el supernova y aparte le hizo una seña a Sakura para que lo siguiera, y fue entonces que usando sus dos manos logró traer dos sillas más y así estar los tres sentados, y fue entonces que el enorme festín que pidió el peli verde con antelación ya estaba sobre la mesa, había una gran variedad pero lo que más estaba presente era carne, enormes pedazos de filetes de carne y muchos huesos, la boca de Shintaro lentamente empezó a hacerse agua por el hermoso olor que salía, así que antes de empezar a comer miró al supernova y sin dudarlo más le dijo:

Midorima: Adelante, come amigo, nada viene mejor que una buena comida. Y no te preocupes por la cuenta, que aprovechando que no hay nadie saldremos corriendo como nunca, y te presento a mi novia, ella es Sakura y es la persona a la cual debo proteger a toda costa.

Mantuvo su sonrisa tranquila, para luego agarrar un enorme filete de carne y llevárselo a la boca, miró a su lado y Sakura comía tranquila en un plato y no de una forma tan bestial como el peli verde, pero poco importaba ya que tenía mucha hambre y por culpa de Kedra aún no podía comer con tranquilidad, así que era hora de saciar su hambre.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Dom 20 Jul 2014 - 12:00}

El castaño continuaba allí sentado de forma calmada mientras observaba a su alrededor lo que ocurría. El peli verde no tardó mucho en bajar tal y como el castaño había deducido. A continuación se fue directo a las cocinas, el chico se quedó quieto analizando la situación lo mejor que podía. No podía fiarse, en cualquier esquina podía haber un enemigo acechando, tenía muchas ganas de echarse una buena siesta. Tumbarse en su cama de forma tranquila y destapado totalmente desnudo y roncando como buena morsa, era sin duda algo que estaba deseando ahora mismo y no le importaría si la asesina le visitara en su lecho. La metería consigo tranquilamente como si no pasara nada. La verdad era algo extraño, había conocido a la asesina en un bar y además había tenido riña con ella desde el principio, sin embargo la asesina había logrado de alguna forma hacer que el castaño no le hiciera nada de nada. Encima de vez en cuando mientras Kedra dormía, la chica se escapaba de su camarote y se metía con él en la cama, la cara del chico era un poema cuando abría los ojos a la mañana siguiente y se encontraba inmovilizado por los brazos de la asesina.

Una escena que a muchas causaría pavor, una temible asesina a sangre fría abrazada a un psicópata en serie y de los peores del planeta, sin duda una pareja temible y letal desde cualquier punto. Lo peor eran las noches que la tripulación se iba a liarla en alguna isla y él se quedaba solo con la morena. Aquello sin saber cómo, acababa en los dos sobre las sabanas sin ninguna prenda y dormidos después de de hacer “Ejercicio”. Sin duda alguna era una escena curiosa y algo cómica pues Kedra se sentía violado literalmente y no podía defenderse, era como si aquella asesina psicópata le gustara o algo así. Sin duda alguna, aquello no iba a acabar en una simple relación de capitán y nakama, había algo que los dos se traían entre manos y no iban a desvelar al resto, al menos el capitán, pues la chica no ocultaba nada a la hora de llamarle caramelo. Ahora estaba allí sentado y además de vigilar por si aparecían marines o agentes, vigilaba por si la asesina hacía acto de presencia poniéndole un cuchillo en el cuello y violándole allí en mitad.

De repente llegó el chico de pelo verde y con una chica de cabellos rubios y ojos claros. La presentó como su novia, la chica a la que quería proteger. Sin duda alguna con Kage Akuma lo podría lograr, ya que la chica tendría la protección de los demás. Ahora empezaron a traer grandes cantidades de deliciosa comida, el chico no se lo pensó y empezó a coger los filetes de carne como si se tratasen de vasos de agua, se los comía en segundos debido a sus dientes que despedazaban la carne en segundos. La carne era su comida favorita, además empezó a coger hamburguesas y cangrejos y a devorar todo lo que pillaba de por medio. Era una escena algo bestia pero el chico lobo era así a la hora de comer. Algo que todos los de la familia Lars poseían, Drake, Gildarts y Kazuya también podían comer de esa forma tan bestia, pero los dos ganadores eran los dos lobos. Nunca se habían visto desde que pasó todo, pero el día que se vieran habría sangre y uno moriría, pero por el momento el asesino disfrutaba de la comida completamente mientras hablaba en un tono grave y tranquilo.

- Esto es lo mejor del planeta.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Lun 21 Jul 2014 - 1:52}

Midorima veía a Kedra que comía como si un diablo se llevara su comida, pero el peli verde no podía quedarse atrás y también comía como condenado a muerte, de hecho en su mano derecha estaba un filete de carne y en la izquierda estaba un suculento hueso de carne que el jugo de la carne caía al suelo, los que estaban sentados a los alrededores los miraban con cara de extraños, la única que se comportaba como una humana era Sakura quien ya había terminado de comer y ahora se estaba repitiendo la comida, era la única de la mesa que estaba comiendo con los servicios, ya que tanto Midorima como el supernova estaban comiendo con las manos. Shintaro tuvo que frenar para tomar del vaso de agua que estaba a su derecha para así hacer que un pedazo de carne que se estaba quedando pegado a su garganta terminara en el fondo de su estomago, y suspiro de alivio para luego mirar al castaño y decirle:

Midorima: Siempre he querido saber ¿qué tipo de personas hay en tú banda? ¿Son tan fuertes como tú?

Pregunto curioso al supernova, ya que en todo lo que habían pasado Kedra aun no había hablado de sus nakamas y era una buena oportunidad para ir imaginárselos y saber que se encontraría en un futuro no tan lejano o por lo menos no quería que el supernova lo esperara por siempre, así que mientras esperaba respuesta aprovechó para comerse otro filete de carne y volver a suspirar mientras se golpeaba su barriga, cada vez más estaba lleno pero aun podía con una segunda ronda ya que el peli verde notaba que la comida se estaba agotando y eso era imperdonable, así que levantó de su silla y gritó para la cocina:

Midorima: ¡Traigan el segundo round de comida. Y también un buen vino!

Gritó con fuerza mientras se terminaba de tomar el vaso de agua para nuevamente bajar un trozo de carne hasta su estómago, y los cocineros no tardaron en llevarse los platos vacíos que estaban todos acumulados a un lado de la mesa donde estaban los tres compartiendo como si nada más existiera que ellos, los cocineros y la comida, fue que aquel festín no terminaba nunca ya que nuevamente en la mesa exquisitos platos de carne de la mejor calidad estaban frente a los ojos de los tres, así que el peli verde no espero a nadie y nuevamente estaban sus dos manos ocupadas con trozos de carne, mientras comía una sonrisa boba se formaba en su rostro ya que todo estaba demasiado rico como para ser verdad y lo mejor es que nadie iba a tener que pagar ya que al final terminarían huyendo como los piratas que eran, sin más espero alguna respuesta del supernova.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Mar 22 Jul 2014 - 5:24}

La comilona del chico espectral y el hombre de pelo verde, continuaba. Tragaban como barbaros y sin pensarlo nada de nada. No importaba que hubiese huesos o algo parecido, los dos trituraban todo con voracidad. Mientras los dorados ojos del lobo estaban fijos en la comida, escuchó las palabras que le había dicho aquel chico. Le había preguntado si los demás miembro de su banda eran igual de fuertes que él. En el sentido físico se podía decir que solo el dragón estaba a la altura del lobo ya que ambos eran muy fuertes y estaban igualados. Sin embargo los demás eran muy fuertes a su modo aunque no fuera con el cuerpo, pues sabían usar bien sus armas no físicas. El tipo de personas era algo muy extraño, una panda de chiflados desalmados sin duda alguna, eso era lo que había en aquella banda de locos. De todas formas el espectro no se sentía molesto con ellos, todo lo contrario, le gustaba que estuviesen así de locos y la liaran tanto, dejó de comer unos segundos escuchando como pedía la segunda ronda y tras beberse su vaso de agua entero, eructó a un lado y después sonrió de lado empezando a hablarle en su tono serio y grave de siempre, aunque hablaba con algo más de confianza pues ya conocía al chico peli verde de varias ocasiones y no era lo mismo que si hablara con un desconocido. Principalmente porque un desconocido ya habría muerto.

- Muy bien veamos por donde empiezo. Todos son muy fuertes, pero físicamente creo que solo se me acerca Dexter, un chico dragón, es mi comandante y el segundo al mando de Kage Akuma, estamos muy igualados. También hay un chico llamado Akai, pelo rosa y aspecto juvenil, posee la fruta Mera Mera, la capacidad de fuego, yo maté a su antiguo dueño, el revolucionario Jin Surfer, líder de Akatsuki. El sustituto pasó a ser Akai. También tengo a una chica asesina y muy cruel, capaz de cortar cuellos e infundir tanto miedo que hace a la gente suicidarse, da algo de miedo, pero no le temo, solo cuando entra en mi camarote a violarme a media noche. Dos más son un monje bastante ágil y un hombre ciego el cual puede notar muchas presencias. Creo recordar a Meneror, un Supernova capaz de usar gas ardiente, el monje también es un Supernova, al igual que Akai. Un chico capaz de usar ojos especiales, un rubio con sombrero capaz de transformarse en una enorme serpiente mítica y por ultimo un chico de orejas picudas espadachín. Se puede decir que somos una de las tripulaciones más poderosas del mar, a los nuevos solo les falta entrenamiento. No sé cómo eres tú de fuerte, no he sentido tu poder contra mí, por lo que no sabría decirte a quién más de la banda te parecerías en nivel de poder.

Una vez dijo aquello observó la segunda tanda de comida y empezó a comer como loco sin pensárselo no un momento empezando a engullir aquellos deliciosos filetes de pollo que había ante sus ojos. Cuando el camarero trajo el vino, el chico cogió el agua, no le gustaba beber si no estaba en su barco y seguro, en un sitio como aquel no podía fiarse de beber, podría haber enemigos cerca y nunca se había emborrachado, pero conociéndole, la isla ardía. Mejor era controlarse por el momento, sabía de sobra los efectos del alcohol al haberlos vistos en otras personas, pero por el momento prefería seguir bebiendo agua y seguir comiendo de forma tranquila engullendo todo a su paso mientras apenas tragaba, más bien engullía. Había dado los datos de sus hombres, todos en carteles y buscados, apenas había alguno que se librase, todos y cada uno de ellos tenía un precio por su cabeza, tal vez por ello eran tan cuidadosos y se protegían unos a otros como una familia. Aunque una familia de las tinieblas más bien, estaba llena de asesinos y sádicos y aunque se apoyaran entre ellos, con los demás eran crueles y sanguinarios. Tal vez de esa descripción se libraran Dexter e Inaga y con algo de suerte Vince y Satsujin. Por los demás, todos estaban acostumbrados a matar sin ningún temor a ser pillados o algo por el estilo, era la vida de los miembros de Kage Akuma. Buscados por todo el mundo y más de mil peligros, era divertido en cierto modo y eran los momentos en los que el chico lobo sonreía satisfecho por poder estar con gente de su mismo modo de ser y de su nivel. Ahora se iba a unir el chico, esperaba a que se llevara bien con los demás, aunque seguramente con su espíritu de lucha se haría pronto un hueco, y si no, él se ocuparía de que le respetasen.

- ¿Alguna pregunta o comentario que desees hacer Midorima?
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Mar 22 Jul 2014 - 5:46}

Midorima sonreía cada vez que un jugoso pedazo de carne pasaba por su garganta y llegaba a su estómago, haciendo que un enorme y delicioso sabor inundara sus venas y todo el cuerpo, tuvo que tomar algo de vino para hacer que un pedazo de carne algo grande pasará por su garganta, mientras comía escuchaba con atención la descripción que hacía el supernova de sus nakamas, muchos nombres y habilidades especiales al parecer, pero Shintaro se sorprendió al saber que tanto Dexter como Akai estaban a su lado, a ambos los conocía demasiado bien como para no saber lo fuerte que eran, los demás suponía que los iba a conocer en un tiempo más, así que trago un poco más de carne para luego suspirar aliviado al parecer no iba a llegar a una banda de total desconocidos ya que había luchado tanto con Dexter como con Akai y aparte ahora mismo estaba deglutiendo como loco junto con el supernova.

De reojo veía que la joven Sakura comía con demasiada tranquilidad como para estar en la misma mesa que ellos pero no importaba mucho, ella era la única persona que en verdad le importaba a Shintaro y por ella daría la vida, y al escuchar la pregunta de Kedra fue que tuvo que frenar de comer y rato, darse tres pequeños golpes en su pecho para que la comida finalmente llegara a su estómago, y fue entonces que le mencionó con tranquilidad y la sonrisa sincera de siempre:


Midorima: Pues tuve el honor de luchar contra Dexter y Akai, ambos son fuertes y muy habilidosos y he de decir que a Dexter estuve a punto de vencerlo, pero uso su fruta y ahí la balanza se declino a su favor…solo te diré algo Kedra…si en un futuro me termino uniendo a tú banda que es muy seguro, solo pediré que a Sakura no le pase nada. Es mi única condición, si me aseguras que ella estará cien por ciento segura, entonces ten por seguro que me iré a tú banda.

Lo último que dijo no pudo evitar decirlo serio, pero lo mantuvo poco rato ya que nuevamente tragó mientras hacía el esfuerzo de recordar los nombres de los que serían sus futuros nakamas, aunque solo había dado los nombres de Meneror, Dexter, Akai y nadie más a los otros solo los había mencionado, pero no importaba con el tiempo los terminaría conociendo, así que terminó de comer nuevamente para apuntar a Kedra con un pedazo de carne y con una sonrisa le dijo al supernova:

Midorima: Cuando quieras te muestro mi poder. Sería muy divertido pelear contra ti.

Menciono con mucha sinceridad para luego acabar el pedazo de carne de un bocado y darle la palabra al supernova.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Mar 22 Jul 2014 - 6:08}

El supernova había parado ya de comer, se había llenado pero bien y ahora estaba tranquilo allí sentado, su mirada estaba fija en el chico de pelo verde. Kedra no era el típico que miraba a la frente o a la barbilla para disimular su mirada, sus ojos se clavaban como estacas en los ojos de las personas con las que hablaban, como si un cuchillo atravesara el queso a la hora de hacer un bocadillo. Estaba bastante calmado, incluso su haki de observación estaba desactivado, sin embargo tenía otra cosa que apreciaba mucho más que el propio haki y eso ya era difícil de decir. Su propio olfato, gracias al poder de su fruta, tenía un olfato increíble y podía detectar los olores de las personas que ya conocía y no solo eso, los olores como la pólvora y demás, gracias a eso sabía si había marines cerca. Sin embargo los agentes del Cipher Pol. No usaban mucho las armas de fuego y preferían usar sus artes marciales. Ese era el motivo por el cual era más difícil de olerlos y era el principal motivo por el que el castaño no se quedaba tranquilo del todo, siempre atento a todo aunque pareciera que no lo estaba, era una de sus habilidades.

De repente escuchó las palabras del chico, su condición era muy simple, quería proteger a la chica a la que quería proteger. Algo que le iba a ser muy fácil después de la propuesta que le iba a decir el castaño. Le daba lo mismo pues resultaba que ya había otra mujer a bordo y no habría problemas con ello. Así la tendría más cerca y podría protegerla mejor, incluso contaría con el apoyo de los demás para hacerlo. Ahora solo faltaba decírselo. Sonrió de lado mostrando sus afilados y tenebrosos dientes mientras ahora soltaba una sonrisa algo sádica y tranquila. Cerró sus ojos durante unos segundos mientras se llevaba la mano al rostro y se echaba dos de sus mechones a un lado, después de aquello volvió a abrir sus ojos despacio mientras se fijaba unos segundos en la chica. Después volvió su mirada al que sería su próximo compañero y tranquilamente comenzó a hablar de nuevo en un tono muy tranquilo y calmado mientras se cruzaba de brazos.

- Entonces te diré que estará segura, mi solución es muy fácil, si le dejas por ahí. Cualquier bandido podría clavarle un cuchillo o dispararle en un intento fallido de violación y la mataría. –Dijo pretendiendo usar el miedo como aliado para convencer al chico pues aquella idea era macabra y dolorosa y para el peli verde seguro que también. –Sin embargo, te propongo que la traigas al barco. Allí ya hay otra chica y de ese modo estará siempre contigo, además no la dejaras sola, estará con gente que la protegerá a la mínima de cambio. Incluso no se sentirá sola, mi chica… digo… mi violadora personal. –Rectificó ocultando su relación con la asesina. –Es una sádica pero con sus amigos o amigas es la persona más protectora y amable que hay. Y si alguien trata de hacerle algo, créeme que yo mismo acabare con la vida del que lo intente, o tú si estas cerca. El barco es enorme y está lleno de camarotes, quedaos en dos, o si lo preferís en el mismo.

Tras sus palabras se volvió a beber un vaso de agua mientras sonreía de lado de forma calmada y tranquila y volvía a mirar al chico a los ojos. También escuchó lo otro que le dijo y fue cuando sonrió de lado tranquilamente para después hablarle de nuevo en un tono calmado y muy tranquilo.

- En ese caso larguémonos y luchemos abajo.

Dijo como si fuera muy normal. Solo tenían que salir corriendo y enfrentarse abajo en alguna plaza o algo, de ese modo no tendrían ningún tipo de problema para continuar con sus vidas y ya saber a qué nivel estaba el chico. Según dijo el peli verde, había forzado a Dexter a usar su fruta, algo que veía normal pues las frutas estaban para usarlas y él mismo la usaba como diversión y no como desesperación. Aunque fuera ganando, le gustaba usar su forma hibrida, pero aún así forzar al chico dragón era un verdadero logro, por lo que seguramente, el peli verde era bastante poderoso, ahora se quedó callado esperando su respuesta a las dos propuestas que le había dicho mientras cogía uno de los cuchillos y se lo usaba de mondadientes para quitarse los restos de carne de los dientes. Tras aquello se dio cuenta de que dobló el cuchillo con los dientes y suspiró sonriendo de lado y volviendo su mirada al chico mientras esperaba. La gente cada vez era menos numerosa debido a que se iban tras comer para no estar allí.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Mar 22 Jul 2014 - 6:39}

Shintaro al fin había terminado de comer también, al fin estaba lleno y había comido bastante, aunque el último bocadillo fue algo amargo ya que las palabras de Kedra lo habían tomado de forma muy sorpresiva, incluso cuando de reojo miro a Sakura supo que también la habían tomado de improvisto. Pero aun así estaba tranquilo, él sabía que todo lo que estaba diciendo el supernova tenía sentido, por muy fuerte que fuera Midorima en un descuido o algo Sakura podía salir lastimada, pero si se quedaba en un lugar tan seguro como un barco pues eso era una historia diferente, no era para nada una mala propuesta y de hecho la iba a aceptar sin problemas. Tomó de su copa de vino para acabarla de un sorbo cuando escuchó lo último del castaño y fue que dé la impresión quebró su copa, por suerte no había nada de vino. Suspiro de forma pesada mientras con la mano alejaba los trozos de  vidrio de la mesa, y fue que sin pensarlo si quiera fue que le respondió con seriedad.

Midorima: Tú propuesta sobre proteger a Sakura me encanta y la acepto con gusto. Es cierto que no importa que tan fuerte sea por un descuido puede salir lastimada, así que dejarla en tú barco es un buen negocio, así que acepto y es obvio que dormiremos juntos…sobre la pelea ¿no crees que estamos perdiendo el tiempo? Ya era hora que me dijeras que querías luchar contra mí. Está claro que acepto.

Dijo lo último con una sonrisa, clavando sus ojos con fuerza en los dorados del castaño, no iba titubear aun cuando supiera que el supernova tuviera las de ganar no se iba a rendir tan fácil, le dejaría en claro que era fuerte, tanto como para entrar a su banda. No se podía quedar corto después de todo debería estar al nivel de Dexter o Akai si quería pertenecer a Kague Akuma, así que aceptó sin preámbulos la pelea contra Kedra, y aparte su orgullo y ego le impedían no aceptar una pelea y menos contra alguien tan fuerte como el que sería su capitán. Y fue que con la misma sonrisa de antes le dijo a Kedra:

Midorima: Bien es hora de luchar, espero poder tener esa pelea tan divertida que tanto tiempo esperaba, desde que te conocí que quería intercambiar puñetazos contigo. Eres de esa clase de personas que se encuentran de muy rara vez y te demostraré que soy digno de pertenecer a Kague Akuma.

Cuando finalizó no pudo evitar romper la botella de vino de un puñetazo, los vidrios y el líquido rápidamente se esparcieron por la mesa, por suerte ningún pedazo de vidrio fue a parar a alguno de los que estaban compartiendo mesa con Shintaro, así que se tranquilizó mientras esperaba alguna respuesta por parte del capitán de Kague Akuma. Era hora de luchar, miró de reojo a Sakura quien también había terminado de comer quizás hace un rato atrás, pero ahora todo estaba listo para la pelea. Aparte la gente se estaba yendo una vez terminaban de comer, seguramente era por la presencia de Kedra y Midorima y el enorme bullicio que los dos gigantes hacían sin desprecio alguno dejando de lado los modales, tampoco importaba, eran piratas y ellos tenían el derecho para hacer y deshacer lo que les da la gana. La pelea no iba a tardar en empezar y Midorima ya estaba ardiendo de emoción.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Mar 22 Jul 2014 - 7:10}

El chico había aceptado, ahora que todo estaba resuelto, quedaba que le respondiera a lo del combate, también respondió de buena forma y encima se cargó la botella de vino haciéndola añicos. Se había emocionado demasiado, eso hizo que el espectro sonriera de lado mientras observaba al chico. Se crujía los nudillos mientras suspiraba y lentamente se levantó de la mesa, miró fijamente al chico a los ojos y le habló en un tono calmado pero con seriedad mientras pretendía sonar serio y algo molesto.

- No se rompen las cosas.

Después de aquello bostezó pegándole un rodillazo a la mesa y partiéndola en dos mientras todos los platos de comida caían al suelo manchándolo todo. Cualquiera que hubiera visto aquello se habría quedado con una cara digna de un poema, ahora estaba pensando en que mejor buscarían un lugar apartado y cómodo para pelear pues entre la multitud podía resultar muy aburrido y sofocante, tanto idiota suelto y más en aquella isla llena de tecnología extraña y demás idioteces. Se llevó las manos a la cabeza para después coger una botella de agua de la mesa de al lado y empezar a echársela por la cabeza debido al calor que hacía. Sintió una debilidad algo pequeña, pero apenas se había mojado y tan solo era agua no salada, por lo que no tenía problema para hacer aquello. Una vez se hubo mojado el pelo, sus mechones cayeron sobre sus mejillas mientras sus dorados ojos observaban al chico peli verde. En ese momento apareció un camarero. Era un hombre que vestía con un traje negro y corbata roja, de pelo rubio y ojos azules y parecía tener unos veinte años. Seguramente iba a quejarse y a pedirles la cuenta, pero en ese momento el castaño golpeó su cabeza tirándolo al suelo y dejándolo inconsciente.

- ¡Un tipo se ha desmayado, venid a ayudarle ahora!

Tras pegar aquella voz, los dueños del bar y los demás camareros corrieron para atender al pobre hombre que sangraba por la cabeza. El chico lobo lamió la sangre de su puño antes de que se lo vieran y después le hizo una señal a su compañero para que le siguiera, de ese modo se podrían ir sin pagar y muy felices. Realmente el asesino era un verdadero bestia empleando sus técnicas de no pagar, no era la primera vez que hacía aquel numerito, realmente era el más eficaz allá a donde iba. Ahora se dirigía a la salida, comenzó a bajar las escaleras esperando a que el chico y la chica le siguieran. De repente algo llamó su atención, un contenedor de un combustible, en el cartel ponía que era muy inflamable. Este sonrió de lado y golpeó con su bota derecha el barril desparramando aquel líquido dorado por toda la entrada del local. Después escondió el barril aunque el apestoso olor dejaba huella. Después se acercó a una mesa y cogió un mechero.

- Después del combate podremos ver unos bonitos fuegos artificiales, no te acerques mucho, porque esto va a estar un poco ahumado.

Tras sus palabras soltó una carcajada algo grave y seria y salió de aquel sitio. Estaba claro que no se iba a conformar con irse sin pagar, después prender de fuego aquel sitio sería un buen espectáculo para atraer la atención de todos y mientras largarse al puerto sin ningún problema con aquello. Era algo cruel con sus métodos, pero eran efectivos que era lo que importaba y sin duda alguna, estaba muy orgulloso de lo que había hecho. No sabía cómo iba a ser el pensamiento de Midorima, pero sinceramente quemar aquello molaría bastante después de un buen combate.
Invitado
Anonymous
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {Mar 22 Jul 2014 - 7:38}

Midorima sonrío de medio lado al escuchar las palabras del castaño, no le interesaba mucho que digamos romper la botella ya que de todos modos no iba a pagar la cuenta, fue entonces que se dio cuenta de que Kedra había dejado inconsciente a uno de los camareros, rubio, ojos azules y unos veintitantos, seguramente vendría a cobrar la cuenta pero el pobre diablo se encontró con el supernova quien de un solo golpe lo tumbó al suelo. Shintaro rio por lo bajo al ver como se limpiaba el puño ensangrentando y ver que todo el mundo atendía a atender al joven de pelo rubio, era la oportunidad perfecta para huir. Así que Midorima agarró con suavidad el brazo de Sakura y salieron caminando a ritmo de trote prácticamente del lugar. Fue entonces que a la salida lograron ver el momento justo en que Kedra arrancaba un combustible y lo esparcía por el lugar, no importaba ya que viéndolo del lado bueno sería una excelente distracción pero del malo mucha gente inocente podría salir lastimada y otros quedarían sin trabajo.

Shintaro y Sakura siguieron el veloz paso de Kedra para llegar al lugar de la pelea, debería ser un lugar como una plaza o algo por el estilo ya que un lugar con mucha gente o muchos tipos tratando de impedir la pelea sería algo molestoso incluso para Midorima quien no era de esas personas que se enojaba por muchas cosas. Aunque cabe destacar que en la mente del pirata solo estaba la pelea contra el supernova, lo demás era secundario ya que sabía que una lucha contra el supernova tendría que ir al máximo casi de inmediato si no quería quedar inconsciente de un solo puñetazo del capitán de Kague Akuma, y fue entonces que agarró la dulce mano de Sakura para entrelazar los dedos y decirle a esta:


Midorima: Sakura, en cuanto lleguemos al lugar de la pelea, escóndete ya que seguramente nuestra lucha destroce el lugar, así que no quiero que te pase nada de nada. Ya sabes como es nuestra vida y así lo seguirá siendo hasta que te encuentre un lugar lo suficientemente seguro como para protegerte…y ese podría ser el barco de Kedra.

Terminó de decir con un tono seco, aunque lo dijo bajó ya que no quería que el supernova pensará que él se unía a su banda por mera conveniencia que no era el caso ya que en verdad quería irse con él, así que sin mirar a Sakura siguió su camino para llegar al lugar de la pelea. Seguramente en esta isla sería muy recordada ya que dentro de nada dos poderosos guerreros harían poner de cabeza esta isla y eso solo significaba problemas para todos en la isla, excepto claro, para los luchadores y Sakura. Ya no quedaba nada para la pelea decisiva entre Midorima Shintaro y Kedra The Nightmire, un joven pirata talentoso en ascenso y un supernova de renombre. La pelea sería sin dudas muy dura para los dos, pero también muy divertida.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa!  (Kedra y Mido) (Privado) Empty Re: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, pero no me importa! (Kedra y Mido) (Privado) {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.