Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mejores posteadores
Señor Nat (7425)
 
Nocturne93 (5327)
 
Lion L. Kai (3104)
 
Legim (2814)
 
Ikaru (2793)
 
Ryuta L. Fiamma (2313)
 
Alwyn (2265)
 
Webmaster (2249)
 
AlexEmpanadilla (2192)
 
Sawn (2161)
 

Todas las imágenes utilizadas en el foro a excepción de los avatares de los propios users y sus creaciones pertenecen a One Piece (ワンピース Wan Pīsu?). Este es un manga japonés creado por Eiichirō Oda y llevado a la versión anime por Kōnosuke Uda, actualmente el anime es realizado por Toei Animation y se transmite en Fuji TV. Comenzó a publicarse en Weekly Shōnen Jump desde el 4 de agosto de 1997.

Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Zane D. Kenshin el Vie 29 Jun 2018 - 19:14

Mi vista tardó en acostumbrarse de nuevo a la luz, y el alto consumo de estupefacientes que tenía en sangre tampoco me ayudaban a sentirme mejor. De vez en cuando todo daba alguna que otra vuelta o hacía que tuviera ganas de reírme por cualquier cosa, así que en ese estado solo tenía que esperar a que el factor regenerativo de mi cuerpo eliminara las sustancias tóxicas del mismo de forma más rápida. Y en ese momento fue cuando vino un amigo de Luka.

-Así que este es el famoso Tom -dije en voz a alta, teniendo mi mano para saludarlo-. Un placer, caballero, pero llámeme Zane, que estamos en confianza-. ¿Luka de niño? Dime que tienes fotos de eso, por favor. Necesito verlo -le dije a Tom, mofándome un poco de mi oficial de cubierta. La verdad era que el gyojin era el tipo duro de la banda, ese que te llevarías a cualquier tipo de reunión con otro pirata o en los bajos fondos, solo por el simple hecho de que imponía mucho respeto.

Llegamos a un lugar antiguo, muy antiguo, tras un dojo. Tom nos contó una historia sobre el lugar sagrado de aquel lugar, y era fascinante. A mi siempre me habían encantado las historias de fantasía y esa parecía ser una de ellas. Sin embargo, también opinaba que detrás de un mito o una buena historia siempre había algo de realidad; salvo en las historias de Earthland, que era todo fantasía sin criterio alguno, ¿personas mirando un aparato cuadrado durante horas mientras estaba en la calle? Eso era absurdo, aunque eso no venía al caso.

El interior era oscuro y pestoso, el hedor a cerrado, unido a pescado podrido hacía que tuviera ganas de vomitar, pero me aguanté. Luka insinuó que yo podía iluminar el lugar, aunque Spanner dijo que no era buena idea. Cogiendo lo mejor de cada plan, me quité mi camiseta abierta, lo envolví en un trozo de mi destruida Samauindo y la prendí; era la antorcha perfecta.

-Creo que con esto bastará -dije, sujetando la espada por su mango.

Descendimos durante varios metros por un sendero húmedo, cuya temperatura parecía descender a cada paso que dábamos. El olor a podrido se iba disipando, o quizás me estuviera acostumbrado a la peste del sitio, que era una posibilidad más que probable. El camino se hacía cada vez más angosto y cerrado, como si el túnel estuviera desapareciendo sobre sí mismo. Y de pronto, frente a mis narices, una bifurcación.

-¿Y ahora? -pregunté, cediéndole la antorcha a uno de los dos gyojins.

____________________________________________
¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!!


Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
Antiguas Firmas:








avatar
Zane D. Kenshin
Pirata7-Señor de la Piratería
Pirata7-Señor de la Piratería

Mensajes : 1160
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 26
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
110/150  (110/150)
Experiencia:
253287/790000  (253287/790000)
Berries: 117.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Katharina von Steinhell el Vie 29 Jun 2018 - 23:21

Entre los gyojins cobardes y el semigigante drogado, no hacían muy buen equipo. El hombre de la armadura parecía ser más sensato, aunque tampoco le confiaría su vida. A ninguno de ellos, la verdad. Soltó un profundo suspiro y dio un paso hacia delante, fijándose en que una raíz brotó del suelo e intentó agarrarle la pierna. No obstante, los movimientos de Katharina fueron lo suficientemente rápidos como para que no sucediera. ¿Qué diablos estaba pasando allí? Todo era demasiado extraño, sin hablar del eco. Las voces parecían rebotar como si el sonido chocara contra unas paredes invisibles. Y no parecía que estuvieran dentro de una caja o algo por el estilo. Como sea, ahora mismo tenía que preocuparse de no ser atrapada por una de esas raíces. Sin ningún gesto, el aire simplemente comenzó a arremolinarse en torno a la bruja y, de pronto, su cuerpo comenzó a levitar estando a varios centímetros de la superficie. Si los brotes se activaban con el contacto, solo debía volar.

—La gente simpática no nos salvará de esta, Marc —le dijo al semigigante, intentando darle una dosis de realidad—. No sabemos lo que nos espera, así que mejor ponte serio y evita morir.

La muerte siempre estaba presente en todos lados, en cada rincón del puto mundo y si alguien intentaba decir lo contrario, simplemente era estúpido. No era demasiado lógico que las personas fuesen atrapadas por un árbol emergido de la nada, así que las posibilidades de que hubiera un excesivo peligro eran altas. Marc necesitaba estar en sus cinco sentidos para sobrevivir a lo que fuese que estuviese allí fuera. La bruja no tenía ninguna intención de ser niñera, ni del semigigante ni de los gyojins que la acompañaban. Con esos pensamientos en la mente, continuó caminando hasta detenerse justo detrás del rubio. ¿Eso de allí era una puerta? Sí, definitivamente lo era… y una muy pequeña. Katharina se volteó a ver al semigigante alegre y movió negativamente la cabeza, dándose cuenta de que él no cabría en ese reducido espacio. Por suerte, la bruja era delgada y pequeña por lo que no tendría ningún problema en avanzar por ese estrecho lugar. Volteó una vez más la cabeza cuando Therax le dirigió la palabra, preguntándole si tenía una forma de iluminar el interior.

Una esfera lumínica comenzó a formarse en la mano de la bruja, quedando suspendida a unos pocos centímetros de la palma. Parecía que la luz se arremolinaba en torno al hechizo de la pelirrosa, ensombreciendo los alrededores. Hacía mucho que no usaba esa técnica, y ciertamente le traía recuerdos de cuando era marine. No duraría demasiado en permanecer encendida, solo esperaba que el interior no fuese excesivamente grande. Creó un par de esferas más y se las tendió a sus compañeros para abarcar un espacio más amplio, pues no sabía si allí dentro se separarían o no. En cualquier caso, si las pegatinas dejaban de iluminar, bastaría con crear una pequeña llama para volver a tener luz. No obstante, esa sería su última opción. No sabía si habría sustancias inflamables o no.

—¿Estamos listos? —preguntó después de haberle ofrecido una esfera a Therax.

Hechizo:
Absorber luz: Absorbe la luz de un área específica para crear una especie de pegatina que se adhiere a un material o simplemente queda suspendida en el aire. Esta pegatina iluminará la zona durante dos turnos, pero dejará completamente en sombras el área de donde se absorbió la luz. Ilumina un máximo de cuatro metros cuadrados.

____________________________________________
avatar
Katharina von Steinhell
PirEsp1-Supernova
PirEsp1-Supernova

Mensajes : 611
Fecha de inscripción : 18/12/2016

Hoja de personaje
Nivel:
84/150  (84/150)
Experiencia:
138917/790000  (138917/790000)
Berries: 19.723.800

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Nailah el Sáb 30 Jun 2018 - 16:38

Nailah se llevó la mano a la cabeza, los efectos parecían haberse ido lentamente y no recordaba nada de lo que había hecho anteriormente. De hecho, por las caras que veía a su alrededor sentía que todo lo que había pasado sería muy bien recordado y no permitirían que lo olvidase. Por otro lado, al recuperarse de aquella droga, aun seguía un poco ida de la situación real; sin embargo, no se alejó de sus compañeros y prestó atención a todo lo que ocurría a su alrededor.

Cuando estaban a punto de comenzar la expedición en busca de los demás miembros de la banda desaparecidos, una figura los abordó. Al parecer Luka conocía a aquel hombre llamado Tom. Tras un buen rato de presentaciones, llegó hasta la suya y Nailah no pudo evitar arquear las cejas ante el comentario seductor. Por desgracia, el hombre no era del gusto de la pirata y en aquella isla parecía que lo único interesante eran las sirenas.

Recorrer el camino que llevaba hacia sus compañeros no iba a resultar fácil. Nailah se acercó hasta la zona de la catástrofe, intentando averiguar algo, pero parecía no haber ocurrido absolutamente nada. A lo mejor todo había sido una alucinación de las drogas, pensó Nailah, y quizás ellos estaban escondidos bromeando.

La muchacha se alejó de aquella zona y siguió desde atrás a sus compañeros, los cuales habían emprendido la marcha junto a Tom. Caminaron durante bastante tiempo hasta que llegaron a un lugar extraño. La pirata estaba bastante sorprendida y, cuando Tom habló de que a lo mejor necesitarían a un humano puro, se cruzó de brazos. Las leyendas le gustaban, pero no eran más que eso, historias sin valor que nunca llegarían a cumplirse.

Cuando se adentraron, escuchó con atención las palabras del tritón. ¿Qué tan peligroso era aquello? Y lo peor, ¿qué es lo que podrían encontrarse? Nailah tenía muchas dudas, ¿por qué unas raíces podían hacer que desaparecieran determinadas personas? En ese momento, el comentario de Spanner la sacó de su ensimismamiento mental.

-Yo me encargo de la iluminación - comentando mientras se situaba al lado de Luka y Tom.

Tras eso, desenvainó a la Reina Roja y la alzó un poco, haciendo que brotaran llamas del filo. El fuego iluminaba lo suficiente como para que pudieran ver por donde caminaban.

-Continuemos.
avatar
Nailah
Pirata4-Pirata
Pirata4-Pirata

Mensajes : 100
Fecha de inscripción : 22/06/2017
Edad : 20

Hoja de personaje
Nivel:
46/150  (46/150)
Experiencia:
44345/790000  (44345/790000)
Berries: 11.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Marc Kiedis el Dom 1 Jul 2018 - 13:36

Parecía que los compañeros del semigigante no compartían su tranquilidad por mucho que él intentase hacerles ver que no había ningún problema. Las palabras de Therax, que a oídos de Marc sonaron exageradamente lentas y parsimoniosas en comparación a la forma de hablar habitual del rubio, despertaron cierta preocupación en él. A decir verdad, que una planta gigante te llevara bajo tierra era como para mosquearse... o bueno, tal vez no. Quizá la planta solo quisiera jugar y cuando se cansara les soltase. Si, seguramente eso era lo más probable, así que el grandullón seguía sin entender la desconfianza de sus nakamas hacia aquella situación.

Los extraños sonidos empezaban a adquirir unas características muy extrañas. Parecían rebotar en el aire y volver sobre sus pasos, creando unas peculiares reverberaciones que hacían que el cerebro de Marc, aturdido por el queso-droga, se inestabilizara ligeramente. Estaba algo mareado, pero aún así se le ocurrió que aquello podía ser parecido a un sistema de guía por ondas de sonido. No sabía cómo había llegado a aquella conclusión, tal vez incluso fuese a causa de la facilidad para crear teorías conspiranoicas que otorgaba su nueva creación a quien la consumía, pero sonaba bastante creíble, así que se lo comentó a sus amigos. Viendo que estos empezaban a moverse, Marc se levantó y les siguió. Siempre se pasaba mejor en grupo que uno solo, y no pensaba perderse las cosas interesantes que sus compañeros descubrieran.

En ese momento, una raíz brotó bruscamente del suelo justo delante de él. Del susto, el semigigante dio un pequeño salto hacia atrás que acabó haciendo que cayera de culo. Se puso de nuevo en pie, y pudo ver que esa raíz no había sido la única en aparecer. Al parecer toda la playa estaba de nuevo llena de ellas, que aparecían y desaparecían. Así que Marc continuó avanzando con precaución. Probablemente, a ojos de los demás sus movimientos resultaran exageradamente marcados y lentos, como en una película de dibujos animados cuando un personaje intenta ser sigiloso o evitar trampas en el camino. No obstante, en aquella situación a él le parecía la forma más natural de moverse. Tal vez fuese cosa del queso-droga, al que aún debía de encontrar un nombre apropiado, pero no tenía forma de saberlo con seguridad.

Poco después, el pintoresco grupo llegó a lo que parecía una casa. La curiosidad natural de Marc le llevó a acercarse a ella solo para descubrir que la puertecita por la que se entraba era tan pequeña que le iba a resultar imposible acceder a su interior. Desilusionado ante la perspectiva de perderse los posibles descubrimientos que allí hiciesen sus compañeros, Marc decidió que él también encontraría cosas interesantes. Así que, cuando sus nakamas se disponían a entrar en el edificio, el grandullón les dijo:

- Chicos, no hay forma de que yo consiga entrar ahí, así que mientras estáis dentro me dedicaré a investigar por aquí fuera.

Una vez el resto cruzaron la diminuta puerta, el cocinero decidió que lo mejor para observar el terreno sería mirarlo desde las alturas. Por lo tanto, su siguiente paso sería buscar la forma de subir al tejado de la caseta. Si lo conseguía, observaría con atención (al menos la que fuese capaz de mantener en su estado) los alrededores en busca de cosas que llamasen su atención. De lo contrario, se daría un paseo por los alrededores buscando el sitio donde rebotaban los sonidos.

Lo que sí haría, en cualquiera de los dos casos, es esforzarse en crear un nuevo trozo de queso-droga aún mejor que los anteriores. Cuando lo tuviera en las manos, se lo ofrecería a la planta gigante diciendo:

- Planta que nos has traído hasta esta playa, permíteme agradecerte el viaje con un obsequio. No sé si podrás comerlo o no, pero es mi más nueva creación como cocinero y estoy muy orgulloso de ella, así que quiero ofrecerte un poco.
avatar
Marc Kiedis
Pirata4-Pirata
Pirata4-Pirata

Mensajes : 125
Fecha de inscripción : 12/09/2017

Hoja de personaje
Nivel:
49/150  (49/150)
Experiencia:
50915/790000  (50915/790000)
Berries: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Luka Rooney el Lun 2 Jul 2018 - 9:56

Los Arashi continúan su recorrido por la Isla Gyojin entre dudas e inquietudes por todo lo que están viendo y escuchando sobre el pasado de la isla. ¿Quién se imaginaría que un árbol ancestral de la isla apareciese? ¿Y quién de los pocos locos que pudiera imaginarlo sería consciente de la “magia” de su interior? Puede que ninguno.

Grupo A:

Marc se queda irremediablemente fuera y asciende con cierta dificultad hasta el tejado de la caseta. Los que estéis en su interior escucharéis un intenso crujido que cada vez llama más al peligro. Incluso alguna piedrecita de la base del techo cae al suelo.

Cuando el semi-gigante ofrece queso a la planta, ésta parece no hacer caso. Sin embargo, aparece a los segundos y agarra el queso con fuerza para llevárselo allá donde quiera que esté. Vaya, las plantas comen queso.

Por cierto, ¿ves aquello Marc? Es un hombre a caballo con una armadura de metal. Además, su arma es una especie de lanza gigantesca. ¿Es real, o producto de tu imaginación? En cualquier caso, se acerca hacia tu posición a una velocidad moderada.

***

Los que estáis en el interior, podéis ver gracias a la habilidad de Katharina que todo está vacío. Hay una alfombra llena de polvo que conduce hasta una pequeña chimenea, algunos cuadros antiguos con un extraño gusto. No hay ventanas, ni parece haber más puertas. Sin duda parece la cabaña perfecta para echarte la siesta.

De repente, volvéis a oír los ruidos del principio, pero esta vez tenéis claro que no están rebotando. Parecen del interior de la cabaña. Más concretamente del subsuelo. ¿Habrá un pasadizo hacia abajo?

-¡Bajad! ¡Os lo imploro! -se oye casi en un susurro- ¡Por la chimenea, ahí hay una trampilla!

Parece que quien quiera que sea el que os ha avisado, ha entrado por ahí. Si miráis cerca de la chimenea, veréis que la trampilla es lo suficientemente grande para que entre Marc, pero él no puede acceder al interior de la cabaña. Interesante...

Grupo B:

Zane prende su camisa e ilumina ligeramente la entrada al pasadizo, aunque la luz no parece ser lo suficientemente intensa como para iluminar el recorrido de los Arashi y Tom. Sin embargo, Nailah se saca un as de la manga y hace lo propio con su arma, que sirve de segunda antorcha e ilumina al resto de los afectados.

Buen fichaje, Zane.

Camináis hacia abajo sin ver nada raro. Las paredes se estrechan y ensanchan sin mucho sentido, y el camino es un constante zigzag. Cuando parece que nunca tendrá fin, llegáis hasta un arco y, desde ahí, divisáis que el nivel del suelo ya parece estable. Puede que no tengáis que bajar más aún.

-Ahora viene lo bueno -comenta Tom, que parece conocerse el camino-. Allí delante puede que ocurra algo que jamás pensaríais que sería posible. Sobre todo mantened la calma y no actuéis por impulsos o sin pensar.

Cuando lleguéis hasta donde Tom dice, veréis una palanca y una puerta. El gyojin presionará la palanca, y entonces… Una especie de llama aparecerá cerca de la puerta. Ésta se dividirá en dos y rondará a todos los presentes. Y entonces dirá algo con una voz fantasmal.

-Observo gente fuerte y débil aquí, varones y mujeres, humanos y gyojins. Qué bonita es la diversidad. Pero ésta nunca ha sido muy aceptada… ¿Verdad Tom? ¿Verdad Luka? El racismo ha hecho mucho daño a nuestro mundo, y más concretamente a esta isla. Pero vosotros sois algo diferente. Noto dos presencias puras, y las necesitaréis para entrar. Por favor, aquellos humanos que se sientan puros… que den un paso al frente.

Los que deis un paso hacia la puerta, seréis examinados por la llama. Y ésta se introducirá en vuestro cuerpo, algo que os hará caer inconscientes al suelo. Los cuerpos se empezarán a mover solos durante unos segundos

Después, todo empezará a temblar, algunas piedras de pequeño tamaño caerán al suelo, y la puerta finalmente se abrirá. Parece que la estructura era dura y su grosor bastante profundo.

Los que quedáis conscientes podéis observar una especie de playa en la lejanía. Ya no os harán falta las antorchas, hay bastante luz.

******


La verdad es que bajar por aquella especie de túnel empezaba a agobiar al tiburón, que se limitaba a mirar al resto de sus compañeros por si alguno se encontraba en una situación similar. Aunque no fue capaz de identificar el sufrimiento en ninguno de sus rostros. Puede que fingiesen mejor que él, algo que por otro lado no era nada complicado.

-Vaya, no conocía esa extraña habilidad de tu arma, Nailah. ¿Con qué más nos sorprenderás?

El gyojin no sabía mucho de la nueva incorporación a la banda. Había compartido poco tiempo con ella, aunque casi tanto como con Nox o Alviss. Y puede que mucho más del que desearía haber compartido con Katharina. Aquella mujer… le ponía de los nervios.

Continuó descendiendo mientras pensaba en qué diantres les aguardaría en las profundidades de la isla. Nunca había atravesado aquellos pasadizos subterráneos, y tampoco sabía si el hacerlo tendría algún fin. Pero todo fuese por ver a sus compañeros de nuevo.

El habitante del mar escuchó las palabras de Tom, pero no hizo mucho caso a las habladurías del anciano dueño del dojo. En más de una ocasión, el gyojin se había entusiasmado tanto con sus historias de fábula que empezaba a discernir entre el mundo real y sus locas fantasías. Sin embargo, aquella vez parecía tener razón.

Cuando llegaron al primer punto clave, una especie de llama nació de la nada cuando Tom presionó la palanca. Y la llama quería a dos humanos puros. Cuando pidió dos voluntarios, el tiburón observó a sus compañeros.

-Yo creo que Spanner es el más puro en ese sentido. Nailah, ¿te consideras pura?

Solo había tres humanos, y Zane era el primer descarte de Luka. Aunque esta pureza se refería al ámbito interracial, la palabra “pureza" y Zane, no estaban muy ligadas. Y probablemente nunca lo estarían.

Cuando los dos voluntarios dieron un paso, la llama les atravesó y desapareció, cayendo los voluntarios al suelo. El gyojin corrió hacia ellos y se cercioró que ambos tenían aún pulso. Seguían vivos, solo estaban inconscientes.

-Despertarán pronto-comentó el habitante del mar al ver las pupilas de ambos humanos-. Tom, coge a Spanner, yo llevaré a Nailah.

-Preferiría que fuera al revés.

-Ya, pero no. Lo siento pero no quiero que saques al viejo verde que hay en ti de nuevo. No delante de mis amigos.

Y tras ello, el habitante del mar, portando a Nailah sobre su hombro, salió en dirección a lo que fuera que hubiese al otro lado de la puerta.

Jamás pensé que esto fuese tan grande
avatar
Luka Rooney
Pirata6-Lobo de los Siete Mares
Pirata6-Lobo de los Siete Mares

Mensajes : 368
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
84/150  (84/150)
Experiencia:
136480/790000  (136480/790000)
Berries: 31.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Therax Palatiard el Dom 8 Jul 2018 - 21:56

-Tengo que salir de aquí -dijo "H" de repente en su interior, provocando que Therax detuviese un instante el avance de su mano. Al parecer, Katharina era capaz de iluminar el interior de la extraña cabaña y le había tendido una de las esferas de luz que había generado.

-¿Se puede saber qué te pasa? -inquirió el rubio, esforzándose por no aislarse por completo del entorno. Marc estaba hablando, y confirmaba que no podría acceder al interior junto al resto del grupo. Proponía mantenerse fuera y explorar los alrededores, opción que Therax vio con buenos ojos. En consecuencia, tomó la bola luminosa de manos de la chica y se introdujo en la choza.

-No lo sé, pero no puedo quedarme aquí -respondió el ave cuando el domador acababa de introducir medio cuerpo en el lugar-. Déjame salir -añadió, empleando un tono que denotaba que el enfado iba en aumento.

-Ahora no es el momento -dijo Therax, percibiendo cómo el espíritu del águila se agitaba aún más. No obstante, guardó silencio.

El interior de la cabaña correspondía a una estancia extremadamente polvorienta. Llamaba la atención una ristra de retratos que colgaban de las paredes. ¿Corresponderían a alguna especie de antiguo linaje? Tal vez, aunque no llegaba a entender qué familia de esas característica viviría en semejante lugar.

Por otro lado, una gran alfombra roja parecía llevar hasta una chimenea, y el sonido que les había llevado hasta allí se sentía más cercano que nunca. Therax miró hacia abajo siguiendo la dirección del mismo y, como si alguien hubiese estado esperando que lo hiciera, una voz nació bajo sus pies.

No sabía si los demás habrían oído lo mismo que él, pero supuso que sí. Allí no había nada que pudiese ahogar la voz de una persona. Se aproximó a la chimenea y, tras tantear el suelo, descubrió que quien fuera que se encontraba bajo ellos decía la verdad. Dedicó una mirada a sus compañeros al tiempo que se alejaba unos pasos de la chimenea.

¿Sería un peligro la persona que se encontraba cautiva bajo ellos? Fuera como fuere, tal vez fuese el único ser capaz de proporcionarles información acerca de dónde se encontraban y por qué habían llegado hasta allí. Por tanto, si nadie se mostraba en desacuerdo trataría de abrir el acceso al nivel inferior.

____________________________________________
Always:


The tempest has arrived:


Shurmanos de la tormenta:


Loh Polloh:

avatar
Therax Palatiard
Pirata6-Lobo de los Siete Mares
Pirata6-Lobo de los Siete Mares

Mensajes : 814
Fecha de inscripción : 29/05/2017

Hoja de personaje
Nivel:
90/150  (90/150)
Experiencia:
181305/790000  (181305/790000)
Berries: 15.422.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Noximilien el Miér 11 Jul 2018 - 16:46

El grupo parecía llegar a una vieja caseta de piedra. Más que pequeña, el enmascarado hubiera usado el humilde adjetivo de “acogedora”. Los murmullos en pena, que iban cambiando continuamente de lugar de procedencia, parecía que los había medio guiado por aquí.

- No me extrañaría que aquí vivieran siete enanos mineros. -comento Nox.

Tras entrar a duras penas el grupo excepto para el semigigante, que era demasiado diminuta incluso para él, pudieron ver como estaba decorado aquel lugar de manera simple. Que el único sitio donde daba lugar al exterior fuera la puerta por la que le habían entrado, le provocaba ciertos escalofríos a Nox, dado a que no le gustaban los lugares cerrados.

“Claro, dejad que el gigante se suba a la casa. ¿Que puede salir mal?” –pensó el enmascarado al ver con su mantra como Marc se había subido al tejado a saber qué y veía como algún escombro sin importancia caía sobre ellos e incluso alguna minuscula piedrecilla hacia un adorable sonido al chocar contra la mascara de Nox.

Cerca de la chimenea de aquella caseta, por fin pudieron encontrar el origen de los lamentos. Como si alguien estuviese bajo  el suelo cubierto de la vieja e enmohecida alfombra. Por un momento Nox pensó en tirarse hacia debajo de cabeza. Si algo no soportaba era ver a alguien encerrado en un lugar tan claustrofóbico y oscuro. Giro su cabeza para mirar al rubio, que por algún motivo parecía estar medio en las nubes.

- Therax, tenemos que bajar –su tono era serio, pero sin embargo parecía más una súplica que una proposición de lo que hacer-.  Quizá no somos los primeros que hemos sido secuestrados por esas raíces.

En caso de que bajaran, Nox intentaría ir el primero de forma apresurada, intentando encontrar a aquella persona que sufría aquel confinamiento y ayudarla para que acabara su sufrimiento.
avatar
Noximilien
Pirata3-Saqueador
Pirata3-Saqueador

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 21/06/2016

Hoja de personaje
Nivel:
37/150  (37/150)
Experiencia:
22690/790000  (22690/790000)
Berries: 166.666

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Zane D. Kenshin el Jue 12 Jul 2018 - 22:33

Los caminos en la isla gyojin eran raros, muy raros. Nos adentramos por un pasaje cuyas paredes parecían estar oscilando continuamente. Primero ancho y después estrecho, luego otra vez se ensanchaban y luego se estrechaban, y así continuamente durante un largo camino que culminó frente a un gran portón de piedra muy antiguo. Cuando me colocaba solía volverme más curioso de lo normal, y me pregunté de que estilo arquitectónico podía ser. Y entonces, como si de magia negra se tratase, una llama que no quemaba recorrió mi cuerpo por completo.

-Hace cosquillitas -comenté, soltando una risotada tonta.

Una voz se escuchó en aquel lugar, resonando por todos los rincones. Cerré los ojos e intenté localizar un punto fijo, pero fue en vano, no fui capaz de encontrar el lugar desde donde procedía.

-¡Eh! -me quejé, al escuchar el comentario de Luka-. No seré puro de cuerpo, pero soy puro en espíritu. “No te lo crees ni tú” -intervino Yiromaru en mi interior. “Cállate” -le repliqué.

Me limité a cruzarme de brazos y ver como Nailah y Spanner caían inconscientes en el suelo. Instintivamente fui a recogerlos, pero Tom me hizo una señal para que parara. La puerta comenzó a abrirse y tras ella una playa. ¿Qué hacía una playa allí? A saber, pero me gustaba.

-¿Alguna vez has estado aquí, Luka? -pregunté, observando absorto aquello.

Una vez los habitantes del mar cogieron los cuerpos inconscientes de Spanner y Nailah, fui tras ellos y me adentré en la playa. Era un lugar amplio y grande, y algo lo iluminaba como si fuera el mismo sol. Estábamos a muchas leguas marinas de la superficie, así que sol natural no era. ¿Qué seria?

Esperamos allí hasta que los bellos durmientes despertaran y de pronto el suelo comenzó a temblar. Fue un seísmo que duró tres segundos exactos, y una figura apareció frente a nosotros.

-¿Qué demonios es eso? -inquirió, poniendo la mano sobre el mango de mi katana.

"Recuerda Zane, no cortes nada que no debas" -se dijo, apartando la mano.

____________________________________________
¡¡Invitado, yo traeré el exhibicionismo al foro!!


Detrás de un capitán impulsivo siempre hay un segundo de abordo que le corta el rollo:
Antiguas Firmas:








avatar
Zane D. Kenshin
Pirata7-Señor de la Piratería
Pirata7-Señor de la Piratería

Mensajes : 1160
Fecha de inscripción : 25/06/2015
Edad : 26
Localización : El lugar donde nacen los sueños (?)

Hoja de personaje
Nivel:
110/150  (110/150)
Experiencia:
253287/790000  (253287/790000)
Berries: 117.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Luka Rooney Hoy a las 14:35

Grupo A:

Algunos os decidís a bajar por la trampilla. Mientras lo hacéis, escucháis la voz de antes entrecortada y algo más difusa que al principio. Nox, tú decides ir primero, y tras unos metros, pisas algo resbaladizo y caes por las escaleras. Afortunadamente han sido pocos escalones hasta que te reincorporas. Pero… un momento. ¿Qué es lo que ves? Parece una palanca, y es roja. Las palancas siempre se activan, es ley de vida, pero las cosas rojas… dan un poco de respeto, ¿no?

Por tu parte, Therax, si te animas a bajar en lo que Nox se decide si mueve la palanquita, observarás que abajo del todo hay un gran sistema de sonido. Un par de altavoces a los lados con un sistema receptor enmedio. También te das cuenta que hay una cámara en la esquina superior izquierda. Acaso… ¿Estáis siendo vigilados? ¿Sale el sonido que escuchábais a través de los altavoces? Si te quedas un rato quizá salgas de dudas.

Grupo B:

Tom y Luka cogen a Spanner y Nailah respectivamente tras la caída de éstos. ¿Qué extraño poder les dejó inconscientes? Quién sabe, pero aquello no ha hecho más que empezar.

Los dos dormilones empezáis a recobrar el sentido, poco a poco visualizáis todo lo que está pasando, y no tardáis mucho en ser conscientes de la situación, recordando justo el instante en el que pedisteis el conocimiento.

Zane, por tu parte, ves una especie de monstruo. Tiene la apariencia de un oso de dos cabezas, y se lanza raudo y veloz hacia tí, intentando darte un zarpazo a la altura del pecho. Tras ello intentará morderte el hombro con una de las dos cabezas.

Un grupo de diminutos seres carga contra el resto de los allí presentes. Murmuran a cada golpe que intentan dar, y su velocidad es digna de mención. Podrían ser unos veinte, pero cualquiera los cuenta. Parece una malvada tribu tontatta.

***

El tiburón ladeó el cuello tras coger a Nailah del suelo. Observó cómo Tom le miraba con recelo, y no pudo evitar lanzarle una sonrisa despiadada, una de esas que de por sí solas dicen “jódete, no la vas a tocar”. Y aquello le gustó tanto que disfrutó el momento durante unos segundos. Aquél que fue su severo profesor durante años, estaba siendo torturado mentalmente por su alumno.

Caminó junto al resto de los allí presentes mientras su capitán le formulaba una pregunta, la cual le hizo recordar sus tiempos de niño travieso, donde cada trastada era un logro y cada castigo un premio.

- No, la verdad es que no. Un día nos colamos Eric, uno de mis mejores amigos de la infancia y yo aquí. Pero creo que bajamos hasta el cuarto o quinto escalón. Después salimos corriendo porque escuchamos algo. Qué tiempos…

El habitante del mar sonrió a la par que daba un par de pequeñas bofetadas a Nailah, intentando que despertase. Incluso concentró una pequeña cantidad de agua en la palma de su mano y la hizo caer sobre la cara de su nueva compañera. Quizá con aquello, el gyojin consiguiera que la exhausta mujer despertase de sus sueños.

- Esto es demasiado raro, ¿verdad Tom?
- La verdad es que jamás he visto algo igual. ¿Qué te parece si…?

De repente algo golpeó el rostro del viejo dueño del dojo, y tras ello una bestia corría hacia el capitán de la banda. ¿Qué demonios estaba pasando?

Luka quiso poner a Nailah en el suelo, pero antes de conseguirlo recibió un par de golpes, uno en el rostro y otro cerca de la boca del estómago. Cayó al suelo y su compañera lo hizo con él. Se reincorporó como buenamente pudo y fortaleció su cuerpo gracias al haki, poniéndose rápidamente delante de la ladrona.

- Espero que despiertes pronto… O voy a parecer un puto colador -comentó casi susurrando.

Entonces, en un amago por mantener a su compañera con vida, el tiburón hizo brotar cuatro brazos acuáticos de sus laterales, realizando sendos movimientos con ellos con la firme intención de frenar a quien fuera que les estuviese atacando. Eran como diminutas moscas, pero se movían a una velocidad infinitamente superior. Sin embargo, quizá por azar, fortuna o agilidad, Luka consiguió cazar a una de esas diminutas amenazas. Cuando abrió ligeramente la palma para ver qué era aquello que había cazado, no pudo sino sorprenderse a ver que se trataba de un tontatta. El gyojin había visto al primero en Jaya, durante la reunión de excéntricos piratas que había tenido lugar en aquella tosca de mala muerte, en aquella ocasión, Syxel derrotó a uno de ellos, aunque luego fue compañero de Nailah en la siguiente fase de la reunión.

- ¡Chicos, son tontattas! ¿¿Qué hacemos??

Antes de recibir contestación, centró su mirada en el diminuto ser atrapado. Aún a riesgo de recibir algún golpe más, intentó poner un semblante serio e infundir miedo en el pequeño tontatta.

- Y dime… ¿Qué haces tú por aquí? ¿Para quién trabajas?

A su vez, el tiburón empezó a crear una superficie de agua a su alrededor, intentando así que todo aquél tontatta que pasara por allí, perdiese velocidad en sus movimientos. Aguardaría las palabras del atrapado con suma calma. Y si no decía nada que le interesara… Sería su conejillo de indias e intentaría infundir temor al resto de sus compañeros. Quizá de aquella manera… Obtuviesen algo de información.

____________________________________________
avatar
Luka Rooney
Pirata6-Lobo de los Siete Mares
Pirata6-Lobo de los Siete Mares

Mensajes : 368
Fecha de inscripción : 23/06/2017

Hoja de personaje
Nivel:
84/150  (84/150)
Experiencia:
136480/790000  (136480/790000)
Berries: 31.000.000

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre peces y bombones [Privado Arashi]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.