Vuelve el evento

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Zuko Lun 23 Mar 2020 - 18:54

Zuko se estiró, bostezando. Debía darle la razón a Lara, aquella pequeña misión sencilla que solo consistía en supervisar un festival cultural le había dejado como nuevo. No hubo muchas complicaciones y pudo relajarse. Además llevaba sin pensar en fumar un día entero. Aquello era un nuevo récord. Se encontraba en el despacho provisional que le habían dado mientras allí estuviera. Estaba vacío y no tenía nada más que una mesa, pues tampoco le iba a dar tanto uso. Estaba sonriendo, estaba bien. Por primera vez en mucho tiempo estaba bien. Tal vez se llevase a Lara a tomar un helado para celebrarlo, después de todo le venía bien pasar un tiempo con una amiga. Dicha amiga abrió la puerta.

—Vicealmirante, han...

—¡Lara! —gritó Zuko levantándose de la silla. Solo la llamaba Lara cuando estaba contento y no hasta las cejas de trabajo que, ciertamente, ocurría pocas veces—. Ha ido todo genial, ¿verdad? Menudo festival, ha sido maravilloso, ha sido...

—Escúcheme un momento, por favor, han...

El dragón cogió sus manos. La rubia se sonrojó mirándolo a los ojos, quedándose callada de golpe.

—¡Vámonos, Lara! A tomar un helado, a hacer turismo. Me da igual, pero hay que celebrarlo. —La soltó y se dirigió a la puerta, parándose en seco y empezando a rascarse la barbilla—. Mmmm... No sé si venderán helados aquí. ¿Pueden tener helados aquí con este calor? Seguro que hay algo, debe haberlo. También podríamos ir a tomar algo, algunas bebidas y comidas propias de la isla... ¡Oh! Mi tío dice que aquí hacen un té de especias delicioso, podríamos...

—Vicealmirante, por favor, ha habido un...

—Creo que me queda algo de dinero, puedo invitarte —dijo sacándose del bolsillo una cartera de cuero marrón—. Un té, podemos empezar por el té. Después podemos buscar algo de comer y dejamos el helado para el final. Sé que es tu comida favorita, por eso dejo lo mejor para el final, y entonces después podríamos...

—Han visto a Dexter Black en Arabasta.

Zuko se detuvo en seco. La sonrisa que tenía en el rostro se borró enseguida y la cartera que tenía en la mano cayó al suelo. Varias monedas salieron de esta e hicieron un ruido metálico al chocar contra el frío suelo y salir rodando. Se quedó quieto unos segundos y enseguida recogió lo que se le había caído, totalmente en silencio. Su respiración empezó a agitarse, pero se calmó.

—No.

—Dicen que lo vieron anoche en el festival, bailando con todo el mundo.

—No. No. Está muerto, lo está.

—Usted mismo decía que...

—¡Ya! ¡Lo sé! Pero no es tan imbécil como para fingir su muerte y luego... ¡Luego ir a bailar! No. No. No es él.

Lara se llevó la mano al interior de su chaqueta y sacó una foto, tendiéndola al vicealmirante. El dragón la cogió y la miró, con miedo. Allí había un hombre, alto, de largos cabellos blancos y negros. Tenía una pierna alzada y sus manos chocaban. Parecía que la foto había sido tomada en medio baile. La fuerza de los dedos de Zuko arrugaron el papel de la foto.

—Se la hicieron anoche, venía con la denuncia.

—¿Cuando han informado?

—Hace un momento. Imagino que no querían poner la denuncia durante el festival y...

Zuko quemó la foto. Se llevó la mano a la cara, apretándose las sienes y tapándose los ojos. Dio un fuerte suspiro.

—Teniente, por favor, prepara mi chaqueta.
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Mar 24 Mar 2020 - 20:07

Dexter estaba tomándose un cruasán tranquilamente en una concurrida cafetería de Arabasta. La gente iba y venía sin darle mucha importancia al dragón presuntamente muerto, que además llevaba sostén y falda propias de la más sensual danza del vientre, salvo por algunos turistas que de vez en cuando le echaban una o dos foros. Al principio se había sentido violentado, al fin y al cabo uno nunca solía esperar que repentinamente le disparasen una foto y ya tenía miedo de su siguiente cartel de busca y captura. Sin embargo, tras toda la noche bailando en un sinfín de posturas increíbles y demostrar una habilidad de baile espectacular la vergüenza se había licuado poco a poco.

Lo que ya no le gustó fue el tipo que se plantó delante de él a mitad del desayuno, interrumpiendo un ritual de cualquier buffet conocido como "provocar pérdidas", para únicamente señalar algo que ya se imaginaba.

- Te han visto -dijo un tipo con fedora que ensombrecía su rostro y una gabardina de solapas alzadas dándole un aspecto intrigante, a la par que ridículo. Se trataba de John Johnson, el espía hermano gemelo de John Johnson. Dexter estaba seguro de que John Johnson y John Johnson eran la misma persona, pero John Johnson siempre afirmaba ser el otro John Johnson, así que Dexter evitaba preguntar.

- Claro, he estado bailando toda la noche. ¿Qué esperabas?

- Esto es grave, Dexter. He podido acceder a una imagen de la Marina, y es peligroso.

Dexter tomó el sobre camel con las manos, abriéndolo casi con miedo. Cuando descubrió una imagen que era, cuanto menos, temible.

- Esto es el vicealmirante Kasai recibiendo un Mortadelo de... ¿Esa es Mura?

- Perdón, ese es un montaje para el uno de abril. La importante es la de detrás.

La otra era bastante más normal. Bueno, normal... Era un plano de Zuko de espaldas mirando una imagen de Dexter bailando. Seguramente acababan de hacérsela y había llegado vía dendenwifi, esa extraña red telepática global entre caracoles que permitía acceso a una red interuniversitaria, red que Dexter utilizaba con fines menos académicos.

- Está bien, supongo... Es el momento, ¿verdad?

- Eso pone en este memorándum de ochocientas páginas -Dexter se había arrepentido muchas veces de haberlo titulado "Soy imbécil y no sé seguir planes, oblígame a cumplir el mío", pero por algún motivo nadie accedía a cambiarlo-. Literalmente en la página trece pone "como en algún momento se me irá la pinza en Arabasta, oblígame a hacer eso que solo yo sé que debo hacer". Por cierto, ¿qué es?

- Un viaje romántico para dos -resolvió-. Es hora de enfrentar un momento bastante incómodo.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Miér 25 Mar 2020 - 15:27

—He dicho que voy yo solo.

La teniente insistía en que fuese con gente, que era Dexter Black y que él solo no podría hacer nada. Zuko sabía bien claro que llevar a cincuenta soldados con él no aportarían ninguna diferencia, es más, los pondría en peligro. Además, desde el principio que su objetivo no era detener al dragón, tan solo verle cara a cara. Ordenó tajantemente a Lara que no lo siguiera y amenazó con destituir a todo marine que viese cerca del pirata. ¿Acaso seguía siendo pirata? Gruñó, enfadado, mientras caminaba y salía del cuartel. Los adoquines de la carretera sonaban bajo sus pies. Su uniforme, exótico para aquellas personas, llamaba la atención de gente que paseaba o había salido a barrer la arena que el viento había traído hasta la puerta de sus casas.

Ni siquiera sabía donde estaba. Se habría escondido, seguro. Oficialmente era un fallecido, no podía permitir que lo viesen así como así. Tal vez la noche anterior se confió demasiado, tal vez incluso iba borracho. Frunció el ceño. Cuanto más pensaba en el antiguo Emperador más se enfadaba, y aquel enfado debió notarse a su alrededor, pues notaba miradas de miedo y precaución. Incluso le pareció oír que alguien caía al suelo. Intentó calmarse, que su ira no abrumase a otros. Fue entonces cuando paró en seco, habiendo visto algo en el rabillo del ojo al pasar junto a una cafetería. Se dio la vuelta y vio allí al hombre que, durante tanto tiempo, había hecho dudar al dragón. De su posición sobre la justicia, de sus ideales... Incluso de su fuerza y voluntad.

Apretó el puño y frunció aún más el ceño. Durante un segundo pudo verse un destello dorado rodearle, como si se hubiese planteado el cambiar de forma y darle un puñetazo en la cara. Pero no lo hizo. Lo miró, en silencio, durante varios segundos. El hecho de que estuviera tan tranquilo en una cafetería lo enfadaba aún más. ¿Acaso había ido allí solo para burlarse de él? ¿Acaso todo era mentira? Empezaba a preguntarse si el poderoso dragón tuvo alguna vez un verdadero plan o si simplemente lo hacía todo para reírse de todos aquellos que lo admiraban. Una última vez, notó el peso de la muerte de Rocket sobre sus espaldas y recordó algo que el mapache le dijo poco antes de fallecer.

«No eres ni la mitad de dragón de lo que él es.»

—¿Quieres hablar aquí, delante de todos, o prefieres ir a un lugar vacío? —le diría, por fin.
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Jue 26 Mar 2020 - 18:19

Se mantuvo a la espera. Puede que comiese algún que otro cruasán más y tal vez llevase más cafeína encima de la que debería llevar una persona responsable, pero si había algo que lo caracterizase no era precisamente su responsabilidad. Bastante tenía ya con estar siguiendo un plan tan complejo, lleno de variables y en gran medida incontrolable. No estaba dispuesto a renunciar a esa pequeña libertad de la que gozaba solo cuando bebía café o hacía lo que le daba la gana.

No obstante, al parecer Zuko tenía algo que decir al respecto. Como siempre su clarividencia fallaba cuando cualquiera con un mínimo de relevancia individual entraba en sus visiones. No sabía qué diría, pero sí que diría algo, o ya habría sentido la patada en la cara antes de poder siquiera decir "Arabasta". Por suerte el vicealmirante era una persona relativamente razonable y le había dado la opción de ir a un lugar más recogido donde hablar tranquilamente.

- ¡Ahora entiendo lo del viaje romántico! -exclamó John Johnson a través del intercomunicador.

Dexter se levantó, quitándose de un plumazo el sostén y lo dejó en la mesa como pago. Valía unos setenta mil berries, sin duda bastante más de lo que costaba su desayuno. Tras eso avanzó hacia Zuko con rostro amenazante, muy lentamente. En falda perdía tal vez un poco ese aire intimidante que caracterizaba a los tipos musculosos de más de dos metros, pero asumió que su fama sería suficiente como para que la gente entendiese que no estaba de broma.

- Hace falta mucho valor para venir a molestarme tras estar toda la noche celebrando el Festival del Drama, vicealmirante. Espero que tengas eso claro. -Salió volando, lo suficientemente despacio como para que Zuko pudiese seguirlo de cerca.

El Festival del Drama tomaba su nombre de una celebración artística en honor a todos los actores que habían muerto representando recreaciones bélicas antes de que una ley prohibiese utilizar balas reales en guerras de mentira. Por algún motivo hasta que Achmed Chabukele, el legendario actor que sobreviviera a siete balazos en la entrepierna y aun así logró tener doce hijos -hubo quien decía que le había muerto el testículo malo, por lo que el bueno funcionaba con el doble de potencia-, se puso en huelga hasta que todo aquello terminase.

Pero toda aquella lección de historia no tenía demasiado sentido en su mente, así que simplemente aterrizó cuando estuvo en el desierto y esperó por el otro dragón. Tenían mucho que hablar.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Vie 27 Mar 2020 - 16:13

La presencia del dragón azul era abrumadora, incluso cuando estaba vestido de aquella forma tan ridícula. El marine se mantuvo impasible, mirándolo a los ojos mientras se acercaba a él buscando intimidarle. Lo hacía, sí, pero Zuko se concentraba en no moverse un solo milímetro, en no mostrar el miedo. Lo que acababa de hacer, en cambio, alimentaba aún más el enfado que sentía hacia el antiguo emperador. Apretó todavía más el puño cuando el pirata le habló. De su espalda salieron dos enormes alas azules, mucho más bellas y brillantes que las del vicealmirante, y salió volando. Apretó los dientes mientras lo veía alejarse. Con rabia, lanzó una bola de fuego al suelo, intentando calmar su ira sin éxito. Arqueó las piernas mientras se transformaba y extendía sus propias alas, alzando el vuelo detrás de Dexter Black.

Se maldijo a si mismo. Incluso cuando estaba enfadado, incluso cuando era él quien tenía motivos para guardar rencor, debía seguir el paso del dragón azul. Debía ir tras él mientras elegía un lugar. Lo odiaba más que nunca... No. Se odiaba a si mismo por ser tan débil. ¿Es que acaso iba a ser esa siempre su vida? Siempre viviendo a la sombra de hombres más fuertes. Siempre quedándose atrás, como si estuviese... defectuoso. Como si fuese siempre mucho menos de lo que creía que era.

Observó como el dragón azul aterrizaba en la arena y el marine aterrizó tras él, a unos pocos metros de distancia. Nada más tocar el suelo volvió a adoptar forma humana. Se maldijo de nuevo, viendo como ni siquiera era capaz de controlar su propio poder lo suficiente como para poder evitar transformarse para viajes cortos como aquel. Se pasó la mano por el pelo, suspirando. Estaba seguro de que aquel punto en el que se encontraban no podía ser el mismo de su primer encuentro. El desierto era grande y vasto, pero si no lo era, por lo menos era idéntico. Aquel día que cambió la vida del marine para siempre, por aquel entonces un agente del Cipher Pol.

Ese joven dragón que se creía más poderoso que el mundo. Oyó noticias de como aquel que tenía la fama de ser el hombre más fuerte del mundo había traicionado al gobierno y al Ouka Shichibukai. Desobedeció a sus superiores, creyendo que podría con él, equivocándose por completo. El combate... no. El encuentro fue corto. Aquel día Zuko volvió a sentirse como el hombre más débil del mundo, cosa que no sentía desde que su propio padre decidió que quemarle la cara era un buen castigo por una insubordinación. Desde aquel día, como si Dexter Black hubiese moldeado su futuro con tan solo un calambre en el pecho, la visión sobre la justicia y el mundo de Zuko cambió por completo. El ente al que servía estaba corrupto, capaces de mandarle asesinar a un pobre niño. Aquel día, Zuko se decidió a cambiarlo todo, desde dentro, pues consideraba que la revolución violenta no causaría más que guerras, muertes y un círculo vicioso de venganzas interminable.

—¿Por qué? —le preguntó, esperando conocer sus motivos antes de decirle todo lo que le quería decir—. ¿Por qué fingir tu muerte? ¿Por qué engañarme...? —Cerró los ojos un instante. No, no era tan importante—... ¿Por qué engañar a todo el mundo?
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Lun 30 Mar 2020 - 12:37

- ¿Y por qué no?

Dejó que la pregunta resonase en el eco del desierto, que reverberase por unos instantes. Su rostro relajado y nuevamente jovial contempló a un marine desesperado, pequeño, casi indigno de lo que había querido representar cuando aun sin ninguna opción lo había enfrentado la primera vez. La vanidad y el orgullo estúpidos habían sido reemplazados por una autocompasión igual de tóxica; podía sentirlo. Si había algo que al dragón se le diese bien era calar aquella expresión cuasi derrotada, oler ese sentimiento de inferioridad injustificado. ¿Qué había cambiado en la mente de Zuko? ¿Qué era lo que había más allá del Marine?

- ¿Por qué no tomar un descanso y volver con fuerzas renovadas? -Lo cierto era que había aceptado aquel destino más como una penitencia personal que como una verdadera estratagema, si bien tras su ejecución se escondía una cadena de consecuencias que estaba casi milimétricamente calculada. Nadie podía conocer su plan, a lo sumo leves pinceladas para encauzar sus acciones de cara a que este se viese fortalecido, pero nada más que un suave empujón o un soplo de viento-. ¿Por qué no enviar un mensaje al mundo? Tú no conociste a Alice. -Sonrió con tristeza-. Ella me dijo lo que yo recité aquel día: No puedes luchar solo. Da igual lo fuerte que seas, tú siempre serás uno. He pensado durante mucho tiempo en eso, ¿y sabes qué? Es cierto. Pero mi ejecución encendió una chispa que incendió el mundo; dio no solo un mártir sino un motivo para luchar, una razón para rebelarse contra la tiranía y la opresión. Y es cierto que yo soy un asesino y un ladrón, un peligro para el mundo... ¿Pero sabes qué? Que nada de eso importa, porque todos tenemos derecho a redimirnos. Todos estamos deseando que la llama prenda, que alguien dé el pistoletazo de salida a nuestros deseos de ser héroes. He dado mi corazón por este incendio.

Un plan frío y meditado, una estrategia cruel consigo mismo y con los demás. Tal vez era cierto que él necesitaba, más que cualquier otro, pasar por aquello, pero eso no significaba que lo hubiese hecho guiado solo por la necesidad de sentir algo. Cierto era que no podía continuar dejando que el fantasma de Alice lo acunase cada noche, y que quizá sin ese factor habría arriesgado menos para conseguir el mismo objetivo, ¿pero por qué no hacerlo?

- Y había un mensaje más, un mensaje que tiene que ver con el Gobierno Mundial: No me atraparon, me entregué; elegí mi destino, no ellos; decidí yo mismo cómo y cuándo debía sacrificarme, y mi regreso de entre los muertos significa una cosa que ni con todo el despliegue de medios que se hizo para ocultar mi muerte puede esconderse: No pueden matarme. Mientras esté al otro lado de la mesa, aunque yo no pueda ganar, ellos tampoco. Soy, y perdona la falta de modestia, la esperanza.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Lun 30 Mar 2020 - 18:41

Zuko escuchó la respuesta del dragón. Digna, llena de soberbia e, incluso, insultantemente poética. Como si el dragón azul quisiese escribir una épica historia de aventuras en la que él era el protagonista más que de verdad ayudar al mundo. ¿Era esa la verdad sobre el antiguo Emperador? ¿Había estado admirando al hombre equivocado? Entendía las palabras detrás de lo que decía, pero no podía evitar pensarlo, que lo había hecho todo para alimentar su ego. Que, tal vez, su camino empezase recto y digno, pero que con el tiempo llegó a pensar que el destino del mundo descansaba sobre sus hombros. Y el vicealmirante tenía la horrible sensación de que a Dexter, eso, le gustaba.

—La esperanza... —repitió Zuko cuando Dexter terminó de hablar. La arena bajó sus pies tembló un poco, cediendo a su voluntad que no podía controlar. El dragón había notado que, a veces, cuando se enfadaba o emocionaba demasiado, pasaban cosas a su alrededor. La gente se intimidaba, los más débiles incluso se desmayaban, y a veces los materiales se agrietaban. Intentó controlarse—. Durante mucho tiempo, durante años, tuve ciertos ideales. Siempre había pensado que el mundo solo podía arreglarse desde el lado de la legalidad. Que los problemas de... la gente a la que sirvo... solo podía arreglarse desde dentro, discretamente. ¿Por qué? He crecido en una nación imperialista bajo la sombra de un padre que creía que la conquista y la guerra eran la respuesta para todo. No lo son. Creo que ya te lo he dicho alguna vez, ¿no? Que cuando hayáis acabado con todos los malvados, cuando todo sea bueno y justo según vuestros ideales... ¿Qué haréis con la gente como vosotros? Los buscaproblemas, los rebeldes, los inconformes. No quiero volver a abrir ese debate, sin embargo... Siempre ha sido lo que he creído. Que la guerra solo trae más guerra y que perpetuar el ciclo de la rebelión es un error. —Suspiró, apretando el puño y fracasando en el intento de calmarse—. Pero... Había algo en lo que creía mucho más. En ti. Siempre estuve... dispuesto a seguirte, a ayudarte. A ser parte de lo que sea que estés haciendo, de ser tu aliado en tu gesta de salvar el mundo. ¿Y qué hiciste? Siempre me has ninguneado. Siempre me has mirado por encima del hombro, siempre has pensado que soy débil, nunca me has visto más que como a otro marine más al que derrotar. —Sin darse cuenta estaba señalando a Dexter y alzando la voz—. ¡Durante años, detrás de ti, siendo nada más que la lagartija intentando imitar al dragón! ¡El estúpido lagarto que cometió la osadía de creer que el dragón lo veía como un igual! ¡En la Aguja! —se dio la vuelta, moviendo los brazos en un aspamiento de enfado y volviendo a relajarlos a los lados de su cuerpo. Agachó la cabeza—. En la aguja preferiste jugar a sus juegos, montar en aquel toro mecánico. ¿Es todo esto un juego para ti? —Se giró para mirar de nuevo al dragón azul. Al hacerlo un arco de fuego horizontal salió volando hacia el mismo, casi inconscientemente por el enfado, pero sabía que el antiguo Emperador podría desviarlo o incluso aguantarlo—. ¡Yo quemé a Krauser para darte más tiempo! ¡De no ser por mí, Zane lo habría tenido más crudo! ¡Hice temblar la aguja solo con un puñetazo y tú me ninguneas! ¡Me cargaste sobre los hombros la muerte de tu tripulante! ¡¡Ese animal luchó hasta el final con el único propósito de salvarte la vida y para ti no fue más que un peón en tu estúpida partida de ajedrez!!

Zuko gritó de rabia, dándose la vuelta y enviando una enorme bola de fuego al cielo. Respiraba agitado y notaba que estaba apunto de llorar. De llorar. Maldición, era fuerte. No tenía por qué llorar. Sustituyó sus ganas de llorar con ganas de gritar. Volvió a mirar al dragón azul. En aquel momento lo que quería era arrancarle la cabeza. Destrozarlo y entregarlo o morir en el intento.

—Si me lo hubieses pedido... Si simplemente hubieses confiado en mí... y me lo hubieses pedido... Lo habría dejado todo atrás. Me habría ido contigo y habría luchado a tu lado.

Sentía como si estuviese apunto de caer al suelo de rodillas. La presencia del dragón azul era abrumadora y le estaba afectando, pero hacía todo lo posible por alzarse ante ella, por no mostrarle miedo ninguno.
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Mar 31 Mar 2020 - 14:41

Vale, Zuko estaba cabreado. Podía entenderlo, era lógico. Lo había engañado -de hecho el marine aún no sabía que se habían conocido un poco antes de lo que creía-, había asaltado -y puede que robado un poquito- Impel Down provocando gastos billonarios al Gobierno Mundial, había secuestrado una nave de tamaño insultante al Gobierno Mundial -probablemente provocándole más gastos billonarios- que ahora utilizaba de puerto en el Ojo, había chantajeado a la Marina y luego traicionado el trato sin esperar siquiera media hora de cortesía, había hecho que su tercero al mando liberase a los esclavos en Mariejoa durante la guerra de Gray Rock, había asistido a la Aguja con intención de ayudar a la M... No, eso definitivamente no había sido, a ojos de nadie, malo. Sin embargo tras eso había mentido a casi todo el mundo, permitido la muerte de Rocket, planeado su ejecución, fingido su muerte, consumido un exceso de cafeína notable en pleno centro de Ennies Lobby con un mostacho postizo, se había comido el último cruasán de la cafetería tras el Festival del Drama... Vale, seguramente se debiera a eso. No al bollo en sí, pero sí a su presencia allí.

- Tú eres el único que te mira así -respondió, sencillamente, encogiéndose de hombros-. Yo también he estado en tu lugar: Fuerte, pero no lo suficiente, incapaz de defender aquello que más quería, viendo cómo lo perdía una y otra vez. Siempre a manos de lo mismo, de la misma fuerza colosal a la que no podía hacer frente, sintiéndome cada vez más frustrado, queriendo demostrar todo lo que valía. Pero parece que ese tiempo ha pasado, ¿verdad? ¡El admirable e increíble capitán pirata! -gritó, alzando los brazos en un gesto teatral-. ¡El clamor de la tormenta, la bestia más temible! Un ser colosal, ¿no te parece? ¿No es lo que piensas? Deja de buscar mi aprobación...

No la necesitaba. ¿Por qué la quería? Aquel discurso, todo lleno de dramatismo innecesario, cargado de un odio que parecía ir más contra sí mismo que contra el revolucionario... Cierto era que justificar que había montado en un toro mecánico era imprescindible para salvar al mundo se antojaba complicado, pero no parecía que en el momento le hubiese importado tanto como ahora. Zuko quería ser importante. Y no podía culparlo, pero descargar su frustración sobre él estaba de más.

- Está bien. ¿Recuerdas que te dije que no te enseñaría nada? -Empezó a caminar hacia él. Lo recordaba más bajito-. Pues hoy te voy a enseñar tu primera lección.

Cuando estuvo lo suficientemente cerca trató de acogerlo en un abrazo y retenerlo. Una mano en la nuca, otra en la espalda, como a un niño que llora. Zuko no era un niño, claro que no, pero estaba claro que necesitaba a alguien que por una vez le diese un poco de cariño. Tal vez no lo viera como a un igual, ¿pero quién era igual a él? Todos se habían empeñado en endiosarlo; él había aceptado el papel que le daban, no inventado uno. Tal vez había llegado a creer que era cierto, pero porque así era: Cuando muchos creen en algo lo hacen real.

- Rocket estaba enfermo -le susurraría al oído-. Si no fuese a morir jamás habría permitido que hiciese eso; no soy un monstruo. Ni tú un segundón. Deja de creer eso.

Todavía dejaba una cosa por resolver, un nimio detalle que Dexter había guardado para el final:

- ¿Es eso lo que tú quieres? ¿Seguirme? -preguntó-. Porque si así es, todavía estás a tiempo. Pero tu destino no es vivir a mi sombra.

Hacía falta ley tras el caos. Si todo el mundo se unía a él nadie limpio quedaría tras la batalla. Nadie que mereciese ser salvado, nadie con derecho a reinar... Pero era elección del marine.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Mar 31 Mar 2020 - 22:26

Las primeras palabras de su respuesta golpearon a Zuko como un puñetazo, más fuerte del que podría pegarle Dexter. Sus puños, hasta ahora cerrados y tensos, se relajaron abriéndose. Observó al dragón azul mientras hablaba, contando sus vivencias, comparándolas con las suyas. Se mordió el labio y miró a un lado, como si no quisiese que el antiguo emperador lo mirase. Entonces, empezó a notar como se acercaba. Sus pasos, ahogados por la arena, directos hacia él. El vicealmirante lo miró y dio un paso atrás, confuso. ¿Qué estaba haciendo? ¿Por qué se acercaba? ¿Iba a pegarle? ¿Se había cansado de la bronca? Frunció el ceño y apunto estuvo de colocarse en posición, directa a devolver cualquier golpe que pudiese darle. En el fondo sabía que el dragón era mucho más fuerte que él, por lo que debería mirar de esquivar su primer ataque y luego...

Lo abrazó. La cara de Zuko chocó contra su pecho y las manos del dragón lo aprisionaban desde su nuca y su espalda. Abrió los ojos, confuso. Todo aquello le era ajeno y extraño. Sin embargo, no tardó mucho en darse cuenta de que aquello no era un movimiento hostil. Que no le estaba atacando ni haciéndole daño. Aquello le recordó al como su tío Iroh lo abrazó el día que desapareció su madre. Como si el antiguo pirata estuviese consolando a un... amigo. Escuchó sus palabras, que pretendían librarle de la culpa. De convencerle de que no era un segundón.

Zuko se separó de él cuando escuchó sus últimas palabras. Dio un par de pasos atrás y se dio la vuelta, suspirando. Ciertamente, estaba mucho más tranquilo que antes. Los actos del dragón azul seguían pareciéndole erráticos, incorrectos incluso. Pero... ¿Estaba enfadado verdaderamente por eso? ¿O por qué creía que tenía la obligación de estar de acuerdo con todo lo que hiciese Dexter? "No eres un segundón", le dijo. Dentro de lo que cabía, el dragón azul seguía siendo un hombre admirable, pero no era perfecto. Tal vez ese sería su error. El pensar que lo era.

—No —contestó al ofrecimiento—. Iba a decirte que sí, ¿sabes? Ahora mismo. Estaba dispuesto a seguirte sin decirle nada a nadie. ¿Por cuanto me habrían buscado por desertar? Pero... No. —Se dio la vuelta de nuevo, mirando al dragón azul con otros ojos—. Quiero hacer esto, quiero arreglar el mundo. Pero lo voy a hacer... a mi manera. Soy consciente de que muy probablemente tú, mucho más experimentado y sabio que yo, tengas razón. Que yo esté equivocado, que esté cometiendo un error. Sin embargo... Es un error que yo cometo. Es mi decisión. Tal vez algún día rectifique y luche a tu lado, pero por ahora... Quiero seguir intentándolo. A mi manera. —Volvió a suspirar, cruzándose de brazos—. Lo único que voy a decirte, Dexter Black, es que no eres un dios. No intentes cargarlo todo a tus hombros, no luches solo.
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Vie 3 Abr 2020 - 22:07

Zuko tenía y no tenía razón. Claro que podía estar equivocado, del mismo modo que él mismo también podría equivocarse. Sin embargo, Dexter ya sabía que no era un dios. Dexter sabía que no podía ganar solo, y por eso había organizado todo aquello. Sí, él podía ser importante, incluso imprescindible -a decir verdad, él creía que posiblemente lo fuera-, pero no podía hacerlo sin la ayuda de tanta otra gente imprescindible también, gente a la que probablemente estaba enviando a una muerte segura junto a él. Pero a nadie que no estuviese dispuesta a morir por darle un mundo mejor a los demás... Al marine le faltaba mucho por aprender. Necesitaba darse cuenta de que las cosas eran más difíciles con cada día que pasaba.

- La vida no es un blanco y negro, Zuko -le respondió-. Podrías tener tu razón sin que yo me equivocase, o equivocarnos ambos. Podría ser un dios, y aun así no podría luchar solo. Estoy en una lucha abierta y declarada contra toda la gente malvada que habita y amenaza este mundo, pero de alguna forma el núcleo de toda podredumbre está en lo alto de Mariejoa.

Dio un par de pasos hacia atrás él también, siguiendo las pisadas que había dejado al caminar frente a él. Durante años no lo había visto, y aunque se habían cruzado por un instante en la plataforma no habían podido intercambiar más que un par de palabras. Casi le daban ganas de explicarle qué estaba haciendo, por qué actuaba de manera tan aparentemente errática, cómo había decidido permitir aquel vodevil barato frente al mundo entero. ¿Pero cómo decirle que lo había visto? Simplemente no le creería. Y, si le creía, podría arruinarlo. No podía decirle nada.

- Sé que eres marine, pero también sé de dónde vienes, e imagino las cosas que has tenido que hacer para llegar donde estás. Los dos sabemos que tendrás que hacer cosas que no te gusten, y que seguirás teniendo que hacerlas si decides unirte a mí en el futuro. No soy un santo, Zuko, solo un marinero que está harto de navegar. He perdido a demasiada gente, toda a manos del Gobierno Mundial, y aunque parezca que sigo aquí... No me queda nada. Lucho por otros porque para mí no hay futuro; gane o pierda, soy un criminal, y tendré que pagar por ello. Me guste o no, no debo ser yo quien me juzgue. Pero el mundo está avanzando, Zuko. ¿No lo notas?

Se tiró en la arena, disfrutando del calor estival que siempre reinaba en Arabasta. También de la arena mecida por el viento, y de la luz del sol. Hacía tiempo que no dormía bien, pero valía la pena. Lo sabía.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Sáb 4 Abr 2020 - 15:31

Se metió las manos en los bolsillos y miró al cielo mientras escuchaba las palabras de Dexter. La tormenta de emociones había cesado y se había calmado. Llegó a plantearse si aquella calma se debía a manipulación del dragón azul, como casi todas las veces que había tenido un pensamiento cerca suya. Por primera vez en mucho tiempo estaba empezando a verle como lo que era: un mortal. Un ser humano que, como él, era susceptible a la presión, a la tristeza y las pérdidas. Se empezó a preguntar que emociones lo llevaron a tomar las decisiones claves de su vida, pues en los informes que había estudiado tantas veces no había más que acusaciones de traición y la demonización de su nombre.

¿Qué lo llevó a hacerse a pirata? ¿Qué lo llevó a unirse al Ouka Shichibukai? ¿Qué lo llevó a dejarlo después? Si es que lo dejó, claro. Tal vez no fue una decisión suya, sino una impuesta por un gobierno mundial al cual no le hacía gracia lo que estaba haciendo. O que, tal vez, le tuviese miedo. Recordó las palabras de Dexter el día que se conocieron. Como le dijo que algún día el gobierno le temería a él también, por el simple hecho de tener un poder similar, y a la vez ridículamente inferior, al del antiguo Emperador. ¿Era esa la maldición del dragón? Se giró, para verlo tirado en la arena. Se acercó a él con tranquilidad.

—Vas a ponerte el pelo perdido —le dijo, señalando la longitud de su melena.

Suspiró. Se sentó en el suelo, justo a su lado, y se quedó allí de nuevo mirando al cielo apoyando las manos en la fina arena. La última vez que tocó aquella arena con las manos fue cuando Dexter lo tumbó de un simple calambrazo.

—He conocido muy pocos dragones. A mi tío Iroh lo llaman El Dragón del Norte, por sus actos heroicos en la guerra. Mi maestro en Reddo era un dragón, que custodiaba el poder que ahora poseo buscando a alguien digno de usarlo. Lo tomé sin permiso, en un acto de egoísmo y necesidad. Luego estás tú, que representas todo lo que pretendo ser. En mi isla adoran a los dragones, ¿sabes? Los maestros del fuego originales. Representan el honor, la virtud, la capacidad de mantener la paz y no verse doblegados. Durante muchos años he sentido que no soy quién para ser llamado dragón. Que es un nombre que viene grande. ¿Qué significa para ti ser un dragón, Dexter? ¿Te has sentido alguna vez indigno de las escamas, como yo? ¿O ni siquiera te lo has planteado nunca?
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Lun 6 Abr 2020 - 1:37

- No eres un dragón, Zuko. Ni nunca lo serás.

Tal vez la frase era demasiado lapidaria, pero tenía que entenderlo cuanto antes. No eran dragones, ni Zane un pájaro ni Karl había sido una quimera. Solo eran hombres, seres humanos que habían tenido la suerte de consumir, más por casualidad que por merecimiento, una fruta que les otorgaba misteriosas habilidades que, al final, los hacían mejores que el resto si sabían aprovecharlas al máximo. Pero, del mismo modo, cuanto más poderosos era uno más claro debía tener que ser usuario no era algo que lo definiese.

- Yo tampoco lo soy, no te preocupes, -alzó su mano, que por un momento se volvió azul y escamosa, con poderosas garras- solo comí una fruta. Fue una Akuma no mi, pero yo era un niño y seguramente ni habría sabido pronunciar esas palabras. Casi podría decirse que tengo suerte de que fuera así y no una baya venenosa, ¿no crees? -A lo largo de su vida había oído a la gente llamarle zafiro, dragón, criatura... Empezaba a cansarse de que las escamas dijesen más de él que sus actos-. Tal vez tú tengas algo más de mérito, ¿no? El viejo guardaba la fruta para alguien digno. ¿Quién te dice que no era su plan desde el principio que la comieses? Que la cogieses solo cuando la necesitabas, y nunca antes.

No necesitaba su Haki de observación -aunque lo confirmaba- para entender los complejos que Zuko cargaba. Pensamientos controvertidos, peligrosos, la clase de cosas en la cabeza que podían arruinar las buenas intenciones de una persona buena. Dexter había pasado por eso, y si bien había salido solo la experiencia terminaba por ser mucho más dura sin alguien que le ayudase.

- Te hacen más fuerte, te dejan volar y te conceden increíbles poderes mágicos con los que muchos niños ni siquiera se atreven a soñar. Un día eres uno de esos niños, y al siguiente, como por arte de magia, eres tú. O yo. ¿Y sabes qué? Eso no nos hace especiales. Hay hombres de hielo, mujeres de lava, hombres fénix y chiquillas que hacen verdadera magia. Hay cientos como tú, Zuko, aunque no tengan escamas. Aunque tengan plumas, o pico, o aunque se les vuelvan las puñeteras manos del revés como a un puto engendro. -De alguna forma sentía cierta grima cuando se topaba con humanoides que desafiaban la lógica anatómica-. Lo único que te diferencia de ellos es cómo usas tus poderes, cómo decides aprovechar el don que has conseguido. Porque sí, es un don, y muchas veces he llegado a pensar que otro lo habría aprovechado mejor que yo. Otros no habrían dejado a tanta gente morir... Pero yo solo soy yo, y tú solo eres tú. Y si nadie ha conseguido volcar el equilibrio del mundo con esos poderes, debe ser que esos poderes no importan tanto. Así que... Solo importa lo que tú hagas, dan igual tus poderes. Y tienes que hacerlo, porque si no igual no eres digno de ser quien eres. No por tu poder, sino por tu corazón.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Miér 8 Abr 2020 - 16:33

Abrió los ojos cuando pronunció aquellas primeras palabras. Arqueó un poco las cejas, dudando un poco de lo que quería decir. Cuando siguió hablando salió de dudas y se limitó a escuchar. Entendía sin problema lo que quería decir, aunque no esperaba que Dexter entendiese la implicación que tenían los dragones para alguien de Reddo. Miró su mano. ¿Cómo era capaz de transformar tan solo su mano? Antes también había sacado sus alas sin cambiar de forma. ¿Podía hacerse eso? Es más, ¿para qué querría alguien poder hacer eso? Zuko no pudo evitar soltar una pequeña risa cuando terminó su discurso.

—¿De dónde has sacado eso? ¿De un cómic para niños?

Se pasó la mano por el pelo. Por mucho que empezase a ver al dragón azul como un ser humano, como alguien más vulnerable, no podía evitar pensar en él como en una bestia invencible. Alguien que si quisiese podría, él solo, arrasar con toda esa isla con los puños desnudos. Podía entender el miedo que le tenía el gobierno mundial. Podía entender que dicho gobierno pensase que Zuko, al tener un potencial similar, pudiese llegar a ser igual de peligroso. Empezó a ver con otros ojos el hecho de que le hubiesen permitido alistarse a la marina. El hecho de que le hubiesen puesto la condición de trabajar para el Cipher Pol cuando se lo pidan. ¿Querían tenerlo vigilado?

—Cuando nos conocimos era miembro del Cipher Pol. No sé si habrás leído los periódicos, pero no hay ninguna mención a mi pasado como tal cuando se habla de mí. Para el público fui un recluta prodigio que no tardó en llegar a lo más alto y convertirse en lo más bajo del último escalón. La Marina no lo sabe. Todos mis actos como agente fueron encubiertos y el mérito dado a marines u otros agentes. Conozco sus métodos, no puedo... no puedo confiar en nadie. No puedo saber si uno de los capitanes a mi cargo es en realidad un infiltrado del Cipher Pol. Muy probablemente alguno lo sea. Y odio el hecho de que desconfío de ellos. Creo que es tu culpa, ¿sabes? Creo que le han cogido miedo a los reptiles con alas y ahora quieren estar más alerta que nunca.
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Sáb 11 Abr 2020 - 22:20

Dexter se quedó un momento mirando al cielo, sin responder. ¿Cómo que de un cómic? Era de un libro infantil, de "El principito dragón" más concretamente, una historia sobre el joven heredero de un reino lejano que por vicisitudes del destino se había transformado accidentalmente en dragón, secuestrado durante una batalla por su guerrero y guardaespaldas de confianza -una especie de travesti kabuki que pintaba cosas raras-, liberado por ya no se acordaba qué, pero al final para que la trama avanzase debía terminar bien. Y si terminase mal... Bueno, al fin y al cabo, no todas las historias podían terminar bien.

- No es por la fruta, es por nuestra historia de amor tormentoso -respondió, guiñándole el ojo a Zuko-. He sido cazarrecompensas, pirata, shichibukai... ¿Tú estuviste en Mariejoa?

No, claro que no había estado en Mariejoa. Y si había estado no se había fijado en él a causa de todo lo que había sucedido: Los piratas a los que casi no había logrado salvar, los gyojins que podrían haber acabado con todo, el repentino ataque de la Revolución, la traición de Karl... Demasiadas cosas en un solo día. "Incluso para una vida", pensó con un suspiro. Demasiadas cosas incluso para toda una vida.

Y tras Mariejoa había llegado un tiempo de paz relativa, dando caza a piratas de la talla de Zero con toda su tripulación o Kirito, aunque a ese último en solitario. No podía decir que hubiese dejado el listón bajo, mientras ocupó la espada del rey del mar sirvió con lealtad y valor, con la determinación que nadie habría esperado de un pirata, con la determinación que solo tenía un hombre por una promesa; la promesa de libertad.

- Me expulsaron por pisar la Tierra Sagrada -confesó, sin siquiera mirar hacia él. Se llevó las manos a la nuca, cruzándolas en un gesto desenfadado como si se tratase de una almohada-. Por visitar a mi madre. Aunque bien pensado, seguramente nadie sepa que es mi madre. Incluso ahí arriba hay infidelidades, y se podría decir que su marido no tomó muy a bien mi presencia.

No iba a relatarle con detalle el secuestro posterior a esa visita, pero desde luego no le importaba confiarle ese secreto. Al final del día, que lo supiese no cambiaba en nada lo que cada uno era. Dexter Black, el hombre que había vencido a la muerte y Zuko, el hombre que había derrotado a Krauser. La muerte pegaba más fuerte, era cierto, pero Krauser tampoco era moco de pavo. Enemigos, pero amigos igualmente. Tenían una relación rara, y todavía recordaba la extraña petición del viejo. Se levantó de un salto.

- Levántate -ordenó-. Tengo una promesa que cumplir.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Lun 13 Abr 2020 - 1:36

Negó con la cabeza cuando le preguntó si había estado en Mary Geoise. No tenía muy claro si se refería al sitio en general o a la guerra que allí ocurrió cuando tenía solo diecisiete años. Había oído cosas horribles de aquel asedio, entre ellas historias sobre Dexter Black. Como iba por allí, asesinando a inocentes a diestro y siniestro, como un loco suelto con un cuchillo en la boca. Aquella versión siempre le había parecido contradictoria según lo que sabía del antiguo Emperador. No lo conocía tan bien, pero no le daba la sensación de ser ese tipo de pirata. Sin embargo, algo de lo que si estaba seguro, es de la mala manía que tenían sus jefes de retorcer la verdad, igual que hicieron con su victoria contra Krauser.

La versión de Dexter ya tenía algo más de sentido, aunque escueta. No quiso preguntar por los detalles, no tenía pinta de ser recuerdos agradables. Él no había estado en una guerra de ese calibre. Había estado en batallas y en guerras, como en Sideros, la batalla por la cabeza de Legim en Gray Rock y, más recientemente, la Aguja. Sus recuerdos de la Aguja no eran precisamente buenos. Fue cuando se dio cuenta de muchas cosas, cuando sufrió enormemente. Cuando empezó la mentira que lo iba a atormentar para siempre. El hito por el cual sería recordado, un hecho tintado con mentiras y oscuras intenciones.

Apretó los puños, tenso. ¿Con qué derecho? ¿Qué derecho tenían a joderle así la vida? Tras la aguja fue cuando se dio cuenta de que nunca lo habían respetado. Que no era Zuko, el vicealmirante, el príncipe dragón, el señor del fuego. Era un vicealmirante. El soldado que necesitaban que sea, y nada más. Cogió un puñado de arena y la dejó caer. Entonces vio como Dexter se levantaba de golpe, con un habilidoso salto. Él se levantó después, mirándolo extrañado.

—¿Promesa? ¿Qué promesa?
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Jue 16 Abr 2020 - 1:30

Con un suave movimiento que le hizo ondear como una bandera se sacudió la arena por completo. Incluso de su cabello se desprendió la mayor parte, lo cual le hizo soltar una risita. "Que se me iba a llenar, decía". Se estiró un poco hasta que la articulación de sus hombros resonó con un estruendoso "clac" y dispuso la mirada hacia Zuko.

- El momento ha llegado, ¿no crees? Toda esa cháchara de ser o no ser digno, bla bla bla... -A medida que hablaba iba gesticulando con la mano, de una forma que podía resultar ligeramente ofensiva-. Vamos a ser francos. Nos conocemos desde antes de lo que crees, y la verdad es que le prometí a tu maestro... ¿Dlagón? En Reddo la gente habla un poco raro. Pero bueno, le prometí a tu maestro que cuando él no estuviese y tú sí, cuando te viese preparado me encargaría de llevarte por el buen camino.

Y entendía a qué podía deberse. El dragón, anciano y mucho más débil de lo que deseaba admitir, temía que Zuko siguiese los pasos de la gente incorrecta si no lo adiestraba la persona adecuada. También él había asumido que, antes de ver hacia dónde se dirigían los impulsos más viscerales del dragón de oropel, no iba a decidirse a ayudarlo. Pero en Zuko existía la misma batalla que él había llevado siempre consigo, aunque enfocada en otra abstracción. ¿Era bueno? Cuestionarse aquello era, como mínimo, un principio. Zuko lo hacía con su dignidad, con su valor. ¿Era digno, era válido? Preguntarse si lo era era lo que realmente lo hacía digno. Y nada más.

Dexter caminó por alrededor de Zuko, examinando su cuerpo con detenimiento. Tiró de su chaqueta para hacerla caer al suelo y completó la vuelta, parándose frente a él.

Era musculoso, no había duda, y su cuerpo denotaba un entrenamiento exigente tanto a nivel de fuerza como en destreza y agilidad. Buena postura, musculatura densa... De un buen barro podía salir la mejor de las jofainas. Del mejor mármol, una obra imperecedera.

- Vale, tu cuerpo está bien. Aún hay margen de mejora, pero desde luego no creo que haya en el mundo más de cien personas que superen tu físico. Tirando por lo alto, en realidad no conozco a más de veinte. Pero seamos cautos en esto, no queremos que te maten por exceso de orgullo. -Hizo una pausa, clavando la mirada en sus ojos. ¿Desde cuándo tenía uno de cada color?-. Bien, es hora de que domines tu fruta del diablo. No que la controles, no que seas uno con ella; no. Tú vas a ser tu fruta del diablo, quien elija qué, cómo y cuándo se produce cada impulso que una criatura tan indomable como un dragón. Hoy no eres un dragón, pero cuando terminemos lo vas a ser. Cierra los ojos.

Recordaba cómo a él los impulsos de la bestia casi lo habían matado. Aún tenía cicatrices en el costado, hechas a sí mismo, que habían tardado meses en cerrarse del todo. Tal vez Zuko nunca llegase a ese punto, quizás porque había sido más cauto en su consumo, pero iba a enseñarle cómo debía hacer si deseaba convertirse en la gran sierpe.

- Ahora, intenta visualizarte a ti mismo en tu cabeza. No a tu fruta, no lo que eres con ella. Solo tú. ¿Eres capaz?



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Jue 16 Abr 2020 - 20:47

—¿Maestro? Espera, ¿Conociste al sacerdote? ¿Cuándo? ¿Has estado en Reddo?

Aquello era demasiado confuso. ¿Conocía al Sacerdote del Sol y además este le había hablado de él? ¿Le había pedido eso? No podía creerlo. Después de tantos años y resultaba que el dragón azul ya lo conocía. Y había hecho esa promesa. ¿Por qué motivo no la había cumplido hasta ahora? Se habían encontrado varias veces desde... ¿Desde cuándo? ¿Cuándo se conocieron sin que él lo supiese? Su mente viajó atrás, en sus recuerdos, buscando cualquier cosa de la que pudiese acordarse que le diese una pista.

Recordaba a una joven a la que juzgó que tenía el pelo igual que Dexter. ¿Era una familiar suya? ¿Estuvo Dexter allí en ese juicio? No lo podía recordar. La muchacha salió inocente con solo un aviso, pues aquello por lo que la acusaban era excesivo. Ni siquiera recordaba lo que era. ¿Pero de verdad era ese el momento al que se refería? No recordaba haber visto a Dexter antes de ir a por él cuando dejó el Ouka Shichibukai.

De un tirón le quitó la chaqueta, sacándolo de sus pensamientos. Lo estaba mirando de arriba a abajo, como si quisiera estudiar cada milímetro de su cuerpo. No puedo evitar sonrojarse un poco cuando escuchó la frase "tu cuerpo está bien". ¿De verdad lo iba a entrenar? Estaba... extrañado. Sin embargo, no podía evitar alegrarse. Era algo que llevaba queriendo desde hace años, demasiados años incluso. Cerró los ojos, tal como le había dicho.

Escuchó su orden. Visualizarse a si mismo dentro de su cabeza... No a su fruta, no a lo que era con ella... a sí mismo. Intentó hacerlo. La imagen de un joven de diecisiete años surgió en su mente. Con el pelo recogido en una alta coleta y ropas de príncipe. Sobre su ojo izquierdo habían unas vendas recién colocadas, tapando una horrible cicatriz de quemadura. Sintió un nudo en la garganta, recordando aquel día. Aquello era lo que era sin su fruta. Un niño intentando soportar el dolor del fuego en la cara.

—Y... ya está...
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Dom 19 Abr 2020 - 21:54

Uno de los trucos más simples que un usuario avanzado de Haki de observación podía utilizar era fijarse en una persona: Comprenderla, entender qué se le pasaba por la cabeza y averiguar qué había más allá. Para Dexter no era muy diferente, y aunque se había centrado en su don innato para predecir el futuro, no era mucho más complicado para él saber qué pensaba Zuko que leer a la luz de una vela.

- Esa chica era yo -le confesó. Necesitaba atender a lo que veía en su mente, indagar un poco en aquellas reflexiones que poco a poco iban saliendo a la luz-. Buscaba algo allí, pero me encontré con tu maestro. Me pidió que cuando llegase el momento te entrenase, pero no llegamos a vislumbrar cuándo llegaría ese momento.

Hablaba casi por instinto, como si simplemente dejase salir las palabras sin pensarlas demasiado, contestando a lo que iba surgiendo en el torrente de dudas que era la cabeza de Zuko. La verdad es que no tenía muy claro si desde ese momento empezaría a pensar en su relación con el dragón o en cómo había logrado travestirse de manera tan efectiva, pero en cualquier caso se limitó a contemplar lo que se iba gestando en su mente.

Lo que vio no fue extraño, claro, aunque decir que lo veía tal vez era excesivo. Podía vislumbrar la impotencia y el dolor de ese pensamiento, deducir la cara quemada e imaginar que se trataba de una imagen más joven -bastante más joven, de hecho- que el Zuko que él conocía incluso cuando lo vio por primera vez. Débil, maltrecho, ¿eso era Zuko sin su fruta? ¿Así se sentía? Tal vez era un poco duro consigo mismo. "En fin, si él se ve así, así es".

- Verás, Zuko -dijo, tras abrir los ojos. Chapotear en su mente era realmente duro, había que forzar enormemente las capacidades del Haki-, todos los dragones poseen una serie de estados naturales que con el tiempo se van alcanzando. Tu forma bestial seguramente haya ido adaptándose a ti, creciendo contigo. Se ha hecho a ti, se ha acostumbrado a ti. Sin embargo, hay un último paso en la conquista de un poder superior al de cualquier otro: La gran sierpe. Dominarlo es conocerte a la perfección, entrar en un absoluto dominio tanto de tu fruta como de ti mismo y llegar al fondo de ello. -Suspiró, apartándose un par de pasos-. Ahora deja de pensar en eso, tan solo ten en cuenta quién eres tú, y qué es lo peor de ti mismo. Tu lado más salvaje, lo que el demonio en tu interior te grita, lo que tienes miedo de llegar a ser. Piensa en ello, y recuerda: Solo lo que sea por tu fruta, nada más.

Aquella batalla se libraba en el interior de su mente tanto como en su cuerpo, por lo que necesitaba que la tuviese despejada y lista para lo duro que iba a resultar todo lo que estaba a punto de suceder.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Mar 21 Abr 2020 - 15:32

¿Cómo que él era esa chica? ¿Dexter podía cambiar de forma? ¿Había algo que no podía hacer? Suspiró, intentando no pensar más en ello y centrarse en lo que el dragón azul decía. Como le hablaba de algo llamado "La gran sierpe". Jamás había escuchado algo así, por lo que no tenía ni idea de a que se refería. Por contexto, por sus palabras, lo único que pudo deducir es que se trataba de asimilar por completo el poder de su fruta del diablo. ¿Era una forma? ¿Una técnica concreta? No lo tenía claro. Y le preocupaba que, al no tenerlo claro, no pudiese aprender bien lo que le quería enseñar.

Seguir recordando su aspecto recién quemado le era doloroso. Creía haber superado y dominado esa herida, pues pensaba que el haber superado el trauma es lo que hizo que sus poderes regenerativos le librasen de ella por fin. Sin embargo, no pareció ser tan fácil. Si bien había dejado de tener pesadillas y recuerdos aleatorios de aquel día, de su padre a contraluz delante de un muro de llamas, alzando el puño para lanzarle una bola de fuego a su propio hijo, seguía dolorido.

Recientemente había perdido el ojo en la Aguja peleando contra Krauser. El mismo ojo que fue quemado. Como si el destino no quisiese que Zuko se librase de aquella herida y quisiese darle otra. Como si fuese el trabajo de la vida misma el golpearle, el evitar que pueda superar sus traumas y heridas del pasado y que siguiese adelante. ¿En eso consistía el entrenamiento? ¿En revivir sus recuerdos y pensamientos más oscuros?

Respiró con profundidad, buscando vaciar su mente y visualizar lo que ahora le había pedido Dexter. Aquello en lo que le daba miedo convertirse... No tuvo que pensar demasiado. En su cabeza visualizó una figura alta, vestida con largos ropajes rojos y negros, brillantes y lujosos propios de un emperador. Su pelo estaba recogido con un pasapelo dorado que hacía la suerte de corona, con forma de llama. Ya de por si Zuko se parecía mucho a su padre, pero verlo vestido de emperador... era como si lo estuviese viendo ahí mismo. Pero no era su padre, era él... Convirtiéndose en lo mismo que su padre era.

Siempre lo había temido. El dejarse llevar por su masiva fuerza. Siempre había dicho que su parecido con su padre era puramente físico, sin embargo... Notaba pequeños tintes. Siempre temió que su amor por el combate llegase al punto que superase sus ideales de honor y justicia. Siempre temió que sus brotes violentos lo llevasen a convertirse en un tirano. Que su ideal de gobierno y justicia lo cegase como a su padre lo cegaron sus ansias de poder.
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Vie 24 Abr 2020 - 18:37

Dexter recordaba cómo había sido su momento: un enorme dragón totalmente feral, su parte más salvaje, luchando contra un muchacho débil y albino que peleaba por transformarse cuando no era capaz. Estaba seguro de que las heridas se las había infringido Greedo mientras se debatía entre sus miedos y sus ambiciones, entre su cara y su cruz. ¿Debía él actuar de la misma forma con Zuko? ¿Debía hacer que aquella batalla tuviese una consecuencia real?

- ¿Lo tienes? -preguntó. No indagó en su mente; aquello ya era entre ambos Zukos. El bueno y el malo, ahora debían luchar.

Ennegreció su mano con el Haki de armadura y la posó sobre el torso del marine. Iba a romperle la camisa, seguramente, pero si deseaba adiestrarlo no le iba a quedar más remedio. En cualquier caso, solo por si las moscas, prefirió darle un aviso antes de que las cosas se volvieran por el lado indebido.

- Todos llevamos dentro una dualidad inherente a nosotros mismos -le dijo. Él había odiado siempre aquel discurso de equilibrio que predicaban sus maestros, pero precisamente por aquella razón casi había muerto antes de lograr dominar el potencial máximo de su fruta-. Luz y oscuridad, bien y mal... A mí tampoco me gusta este discurso, pero ya sabes por dónde voy. Ahora mismo tienes una parte bestial, apasionada y peligrosa, una parte de ti que podría devorar lo que realmente eres en un instante y destruir todo aquello por lo que has luchado. ¿No lo notas? Huélelo...

El peligro, el miedo, la hostilidad... Era muy importante que en su abstracción no notase -o no intentase notar- los movimientos que Dexter iba haciendo poco a poco con sus manos por sobre su pecho. En alguna mente aquello podría parecer algo homoerótico, pero no había nada erótico en un par de hombres frotándose entre ellos tratando de aprender.

- El peligro, su peligro. ¿Puedes ver a tu viejo yo? El que eres tú sin fruta. En tu mente no hay fruta que valga; no eres un dragón en tu cabeza, y esa parte de ti...

Le clavó las uñas en el pecho y bajó poco a poco, produciéndole un arañazo que sangraba profusamente, aunque pronto se cerró.

- Te matará si no la derrotas.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Lun 27 Abr 2020 - 18:02

Los dos Zukos se observaban en silencio mientras las palabras de Dexter llegaban a sus oídos, sonando distantes y apagadas, pero claras al mismo tiempo. Su respiración se aceleró cuando notó algo tocar su pecho... una mano. ¿Era Dexter? El emperador Zuko había dado varios pasos hacia delante y se había colocado frente al niño herido. Colocó una mano en su hombro, casi como si intentase apoyarle, mientras que la otra la ponía en su pecho. La diferencia de altura entre ambas figuras era marcada. Se mordió el labio cuando notó uñas clavarse en su pecho, aguantando un grito de dolor.

Una macabra sonrisa se había dibujado en el rostro del Emperador, como si disfrutase, mientras sus movimientos reflejaban aquello que recibía en la vida real. El dolor del arañado llegó a él y dio un paso hacia atrás, como reacción al mismo. En su cabeza el niño herido había sido empujado con fuerza por el Emperador y había salido volando varios metros, chocando con una pared invisible. Su pecho estaba herido y sangraba.

Su versión infantil estaba en el suelo, respirando con profundidad y jadeando, como si aguantara las ganas de llorar. El ojo que no tenía tapado brillaba, húmedo y a punto de romperse en llanto. Sus manos arañaron el suelo. Había algo que empezaba a tener claro: Dexter había confiado en él al querer enseñarle. No sabía muy bien que motivo le había hecho cambiar de idea, pero era un hecho. No podía simplemente romper a llorar de esa manera. Se llevó la mano a las vendas que cubrían su ojo vendado y se las arrancó, casi sintiendo el dolor real.

Cuando se volvió a levantar la figura ya no era un niño. Tenía el aspecto que Zuko llevaba poco antes de consumir su fruta del diablo, todavía con la cicatriz del ojo. Se frotó el ojo para quitarse el resto de las lágrimas que le quedaban mientras miraba al Emperador, que ahora tenía un aspecto mucho más bestial, cubierto de escamas y con fuego saliendo de su boca, como si fuese imposible de contener. ¿Esa era la intención de Dexter? ¿Que luchase contra si mismo? Pues eso haría. Se colocó en posición, cerrando los puños, mirando a aquella cosa en la que tenía miedo de convertirse. Se impulsó hacia delante y el Emperador hizo lo propio, haciendo que sus puños chocaran chocaran con fuerza.
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Jue 7 Mayo 2020 - 18:52

Sacó las uñas de su torso, ensangrentadas. La herida se fue cerrando lentamente, pero su vida no parecía correr el más mínimo peligro. Lo que estuviese pasando en su cabeza seguía siendo suyo, y aunque podía indagar, su papel en ese momento implicaba guiarlo; de una forma violenta y brutal tal vez, sí, pero la que necesitaba para sacar su máximo potencial a la luz. Y de paso aprendería que no todo se lograba a base de fortalecer los músculos.

- Vamos a quitarte esta camisa -susurró cariñosamente, desabotonando con un presto movimiento la prenda. Tal vez debería habérselo pensado antes de rajarla y manchársela con su propia sangre, pero cuanto menos se manchase mejor-. ¿Ves? Así todo perfecto. ¿No te sientes más tranquilo? El viento cálido del desierto, el sol en tu piel, la suave caricia de la arena...

Mantuvo su mano imbuida en Haki de armadura, concentrándose en pensar un golpe que, bajo circunstancias normales, no debería resistir. La cuestión era cómo, o hasta qué punto, porque tampoco era deseable que perdiese la postura. Tenía que abstraerse de su cuerpo aun cuando este era el recipiente de todo el entrenamiento; la finalidad de todo era reforzar su cuerpo a través del dominio de su fruta, de reinar en su mente.

- ¿Quién va ganando? -preguntó, sin esperar respuesta, antes de asestarle un puñetazo en el estómago. No particularmente fuerte, claro, pero sí impulsado por el Haki y tratando de propagar el golpe por todo su interior.

Tras el golpe dejó que la calma llegase. Acarició sus brazos, tensos, y trató de relajar con las yemas de los dedos su ceño fruncido. Había mucho que podía hacerle, pero también era importante que no colapsase.

- Si tú te haces fuerte con tu miedo, él se hará más fuerte también. Si te haces fuerte en la ira, también lo fortalecerás. Renuncia a todo lo que te intoxica, enciérralo... Sé quien debes ser.

Descargó un nuevo puñetazo contra su cara, a la altura de la mandíbula.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Sáb 9 Mayo 2020 - 19:34

El emperador Zuko le estaba dando una paliza. Escuchaba la voz de Dexter, distante, diciendo con un extraño tono de cariño que le iba a quitar la camisa, haciendo que el dragón se ruborizase un poco antes de volver a centrarse en aquello que ocurría en su mente. El entorno dibujado en su mente había cambiado. Ya no era un entorno vacío, ahora sus dos mitades estaban peleando en la sala del trono de su padre. Al menos tal como la recordaba. Enorme e imponente, con gruesas columnas que llegaban a un techo tan alto que no veía. Tras el trono vacío bailaba un muro de llamas. Aunque era posible que su visión del lugar estuviese algo nublada por sus infantiles recuerdos del mismo.

El emperador Zuko iba ganando, dando todos los golpes y sin recibir uno solo. El príncipe esquivaba a duras penas, pero recibía la mayoría de los ataques. Finalmente, recibió uno en el estómago que el dragón sintió en la realidad. Perdió la respiración un segundo y cayó al suelo de rodillas, tosiendo sangre, sintiendo el dolor recorrer sus entrañas. Apretó los dientes, negándose a abrir los ojos o a salir de aquella imagen mental que estaba viviendo, mientras se levantaba. Estuvo apunto de, por puro instinto, transformarse para minimizar futuros golpes. Pero no lo hizo. Si la intención de Dexter era fortalecer su cuerpo, tendría que recibir los golpes su cuerpo.

Escuchó las, de nuevo distantes, palabras de Dexter mientras eliminaba la tensión de su cuerpo. En su cabeza el príncipe había conseguido por fin dar el primer golpe, uno a su mandíbula. El emperador lo miró, con el puño en la cara, echando fuego por la boca. Entonces devolvió el golpe con velocidad y fuerza, un golpe que, de nuevo, sintió en la vida real. Cayó a la arena por el golpe. Una vez más se puso de rodillas, apoyando las manos en la arena y escupiendo sangre al suelo.

—C... ¿Cuánto rato vamos a estar así...? —preguntó, poniéndose de nuevo en pie.
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Dexter Black Dom 24 Mayo 2020 - 16:58

El golpe consiguió derribarlo, aunque habría esperado mayor oposición. Había caído a plomo, como si no pesara nada, como una simple pluma.

Tal vez había sido culpa suya por no explicarse, por no ser capaz de hacerle entender la importancia de que en su mente ganase a ese rival invencible, a su yo de la ira. Su fuerza, todo su poder, en cualquier momento podían volverse en su contra si no controlaba sus impulsos, si no ganaba en una lucha contra su propia mente. Era algo difícil de explicar, en cualquier caso, pero merecía la pena hacer un esfuerzo antes de seguir.

Se arrodilló con él cuando se incorporó, acercándose a escasos centímetros de su cara, y le limpió con el pulgar la sangre de la comisura de los labios. Menudo viaje le había dado; tal vez se había excedido un poco. Aunque, por otro lado, él podía aguantarlo. Rompió un pedazo de su falda y le secó el sudor que se acumulaba por su frente.

- Esto durará lo que deba, Zuko -trató de explicar con palabras dulces, pasándole también el trapo por la nuca-. Debes aprender que tú eres el único que domina tu cuerpo, pero no tú como ser. Tú como persona eres el único que debe controlarte, nunca tu inconsciente. Tu furia, tu miedo, tu inseguridad... Todo eso impide que avances, son sentimientos que nublan tus capacidades y empañan un potencial que podría ser más extraordinario de lo que crees.

"¿Y por qué me pegas?", era la pregunta que tal vez Zuko se hiciese o, incluso, le hiciese. La razón de golpearle se encontraba en que era muy sencillo fingir que podía derrotar a su mente, que podía vencer al gran enemigo. Podía incluso hacérselo creer a sí mismo, pero no podía hacerlo mientras los golpes de su versión más fuerte trascendiesen su mente.

¿Cómo sabría que lo había conseguido? No lo tenía claro, pero en cierto modo tenía la sensación de que simplemente lo sabría. Que de pronto sería más difícil empujarlo, su piel se tornaría más recia... Veía en el joven marine un reflejo -tal vez extraño- de sí mismo.

- Anda, levántate. Todavía no hemos terminado. Mañana continuaremos. De momento te mereces descansar.

Se sentó, relajando todo el cuerpo y dejando que el Haki se dispersase de nuevo por su cuerpo. Era agradable disfrutar de la brisa.

- Sé que tienes planes, pero no te vas a ir de aquí hasta que despiertes tu potencial interior. Luego ya lo que hagas es cosa tuya.



Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] EJq2YV7
Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] BOKei9S
Waiting for Zuko:

Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 198u77
Dexter Black
Mensajes :
1540

Fecha de inscripción :
17/04/2014


Hoja de personaje
Nivel:
146/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (146/150)
Experiencia:
921530/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (921530/1000000)
Berries: 995.076.001
Ver perfil de usuario

Líder de la revolución
Dexter Black

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Zuko Mar 2 Jun 2020 - 20:12

Se incorporó, quedando sentado en el suelo, jadeando y sintiendo el sabor metálico de la sangre en la boca. Dexter empezó a limpiarle la sangre y el sudor con cierta paternidad que incomodó algo al dragón. Escuchó sus palabras y consejos. Casi le recordaban a la forma de hablar de su tío, siempre tan profundo, aunque el dragón azul era menos metafórico. Zuko ya tenía claro algo. Que no le estaba pegando tan solo para fortalecer su cuerpo. Sabía que estaba teniendo una batalla mental, era algo que le había ordenado... aquellos golpes reales debían emular los que ocurrían en su cabeza. Y estaba funcionando, aunque no sabía hasta que punto podía ayudar que el Emperador Zuko tuviese la fuerza de Dexter.

Ya se estaba haciendo de noche. Y las noches de desierto eran frías, heladas. Se preguntaba como iban a dormir allí en medio. También se preguntaba que demonios iban a pensar los demás, que iba a pensar Lara. ¿Se iba a buscar a Dexter y no regresaba? Provocaría sospechas, eso seguro. Podrían pensar que el antiguo pirata había matado al vicealmirante. O que habían entrado en combate. Pero... ¿Dos dragones combatiendo y no se ve por toda Arabasta?

—Tal vez deberíamos ir cambiando de posición en el desierto— dijo cuando hubo recuperado el aliento por completo—. Seguramente vendrán a buscarme cuando tarde demasiado en volver.

Su estómago rugió. Empezaba a tener hambre. Seguro que Dexter se había convertido en un ser tan divino y perfecto que ni siquiera necesitaba comer... Bueno, eso era una exageración. Seguro que ni siquiera el dragón azul podría llegar a esos límites... ¿verdad? El dragón se miró la mano un instante. Le temblaba un poco, puede que del dolor y del cansancio. Hacía bastante tiempo que se encontraba con alguien capaz de superar su resistencia al dolor y el dragón azul era capaz de superarlo con creces, aún sin utilizar toda su fuerza.

Durante un instante el dragón se preguntó que tendría que hacer para poder igualar su fuerza a la de Dexter. Podía cambiar de forma, sí, pero... ¿Sería eso suficiente? El dragón azul también podía transformarse en dragón, seguro que también tenía transformaciones propias. Tal vez el vicealmirante pudiese igualar o superar la forma humana del antiguo emperador, pero este sería capaz de volver a ponerse por encima. Debía ser sincero consigo mismo... Tenía miedo a que llegase el día en el que tuviesen que enfrentarse en serio.

Después de todo, eran de bandos contrarios. Podía respetar a Dexter y su fuerza, pero aquello no eliminaba la verdad en absoluto. Podía ver en él a un maestro, puede que a un amigo... Pero en el fondo no lo eran. No podían serlo. Eran enemigos jurados y lo más probable es que, tarde o temprano, tuviesen que enfrentarse cada uno defendiendo sus propios ideales y métodos. ¿Era justo que fuese el propio Dexter el que estuviese entrenando a Zuko para ese día? No, no lo entrenaba solo para ese día. Los frutos de aquel entrenamiento se verían reflejados en más actos, lo tenía claro. Suspiró y se tiró en la arena de espaldas. Estaba empezando a darle sueño.
Zuko
Mensajes :
954

Fecha de inscripción :
26/09/2015


Hoja de personaje
Nivel:
107/150Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (107/150)
Experiencia:
322132/1000000Festival del Drama [Priv. Zuko - Dexter] 9h2PZk8  (322132/1000000)
Berries: 47.997.000
Ver perfil de usuario

Vicealmirante
Zuko

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.