¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Alice Wanderlust
Alice Wanderlust
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuariohttps://www.onepiece-definitiverol.com/t25719-when-darker-the-ni

Dulce agonía [Presente] - Página 2 Empty Re: Dulce agonía [Presente] {Vie 6 Mayo 2022 - 21:32}

- No te preocupes -contestaste-. Nunca tomo riesgos innecesarios.

Acariciaste a Regaliz antes de levantarte. Si la iba a liberar probablemente no la vieses más, y nunca habías tenido oportunidad de tocar un rey marino. Momo era muy afortunado de haber dado con un tesoro de ese calibre, y si bien iba a liberarlo -o eso decía él- tú no estabas segura de que renunciases a poseer una mascota tan increíble. Además, se decía que algunos de ellos eran extraordinariamente inteligentes y reflexivos, casi como niños, de manera que se podía hablar con ellos y razonaban con cierta lógica. Renunciar a un compañero así era una decisión que requería de extraordinaria empatía y un sentido moral muy desarrollado. Tenía muchos defectos, pero su brújula ética funcionaba particularmente bien.

Saliste la primera sin haber probado un solo bocado. Te disculpaste con la dueña, pagando por tu menú e invitándola a compartirlo con alguien que lo necesitase más. Momojiro se iba al puerto, lo que te dejaba a ti tiempo para hacerte cargo de la zona pobre: Las barriadas eran tu objetivo inicial; también sabías el apellido del guarda desaparecido, por lo que muerto o cómplice había probabilidades no particularmente bajas de que se encontrase en su casa. Y no se te daba mal encontrar las casas de la gente; de algo tenía que valerte el tener un aspecto tan dócil y confiable, ¿no?

Caminaste apresuradamente por las calles casi sin darte cuenta de que tu paso se aceleraba cada vez más hasta que empezaste a notar el dolor. Te sentaste en una acequia que llevaba agua hacia los campos, estirando un poco las piernas mientras las dejabas descansar. Para encontrar a un hombre desaparecido solo había que seguir tres indicadores, dos de los cuales dependían de que alguien lo buscase. El tercero tan solo de que tuviese un comportamiento humano razonablemente normal.

- ¡Hola! ¿Ha pasado ya Guillard? -preguntaste en una panadería.

- ¿Quién?

- Perdona, no importa. -Sentiste la tentación de explicarte de más, pero eso habría sido un error-. Creí que se habría pasado. Gracias.

Habrías comprado el pan allí, pero acumular una barra por cada panadería hasta dar con la buena podía significar acabar cargando una veintena. El plan era, sin embargo, sencillo: En alguna conocerían al guarda, y en ella no parecería raro preguntar por él. Era cierto que te preguntarían quién eras, pero con explicar lo que sucedía sería relativamente sencillo encontrar su vivienda. Sin embargo, en las siete primeras no había habido suerte.

- Lo siento por las molestias. ¿Cuánto cuesta la magdalena de manzana?
Momojiro
Momojiro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Dulce agonía [Presente] - Página 2 Empty Re: Dulce agonía [Presente] {Vie 6 Mayo 2022 - 22:51}

Caminé con una mezcla de sentimientos entre pena y orgullo, pena por separarme de este granujilla que había mordido lo suficiente como para comerse a una persona normal en segundos, orgullo por haber salvado al pequeño de ser maltratado por algún ricachón estúpido, claro que estaba la probabilidad que muriera en el día de hoy, pero eso era naturaleza y yo no era nadie para desafiar dichas leyes, lo de la fruta del diablo lo dejaremos a parte, ese tema se me escapa, pero si al soltar al pequeño, un pez más grande se lo come, sería una pena y la ley del más fuerte, nada se podía hacer para evitarlo...

Caminé hasta puerto, donde empezaría tanto la liberación como la búsqueda de problemas, caminé por la pasarela de madera hasta el final donde aparté mi capa y le enseñe el mar al pequeño, -Eres libre, se feliz, ten cuidado y esas cosas- No era mucho de despedidas, se me había inundado el lagrimal, si seguía hablando lloraría por una criatura que acababa de conocer y no era plan... Aix, siento como mi garganta me presiona, quiero llorar... Cinco minutos más tarde, miré al animal... -Salta.. Venga, al agua, nada...- el animal me miraba con la misma cara, la misma que ponía yo cuando intentaban explicarme aritmética, química o política... O cualquier cosa en general pero más en profundidad, no me estaba entendiendo. Me agaché hasta que mi mano llego al agua salada, noté como succionaba mis fuerzas, el mar y la fruta eran contrarios, pero podía sacar la mano del líquido, mojé al animal para que supiera que el agua no era mala, pero no funcionaba, me cerró los ojos y se frotó con mi mano como si fuera un premio -No, bicho tonto, al agua, libre, nada, ¡Que te largues puñetas!- Dije mientras intentaba sacarlo de mi cuerpo para lanzarlo al mar, el bicho se resistía, tenía fuerza, cuando conseguía separarlo, si me descuidaba volvía a engancharse, era rápido, pero con paciencia conseguí desenroscarlo de mi cuerpo y tirarlo al mar. Regaliz sacó la cabeza del agua y me miró, le sonreí -Vive feliz, no dejes que te coman los más grandes- Era el único consejo que me salió... ¿Que puñetas hacia dando consejos a un animal? -Adios...- Que triste.. Mis ojos empezaron a sudar, me di la vuelta como en el momento épico de la serie/película y caminé por la madera hasta tierra firme...

-Grrñññ...- ¿Tengo hambre? ¡No comí al final! Pero un momento... Al levantar mi capa me encontré al puto bicho pegado a mi otra vez, miré hacia atrás por si se había multiplicado pero no, tenía pinta de ser el mismo -¿Qué haces? Eres libre Regaliz- Comenté, me volví ha acercar al agua, me senté en el borde del puerto e intenté que se escapara... Cuando consequí que se bajara de mí y nadase, me quedé un rato, para que se sintiera a gusto, para que viera la libertad que tenía y si fuese posible, ella misma ¿Es macho o hembra? Elle misme se largase...
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.