¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Anna Bloodfallen
Ciudadano
Anna Bloodfallen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

Anna Bloodfallen [ID] Empty Anna Bloodfallen [ID] {Vie 4 Mar 2022 - 21:35}

Nombre: Anna Bloodfallen

Apodo:

Raza: Humana

  • Los Hijos de la Luna son un clan extinto oriundo de Yhardum, una isla del mar del norte. Estos, se caracterizan por sus ojos escarlatas y su cabellera negra. Además, son potencialmente más fuertes que un humano ordinario, traduciéndose en un rango adicional en Agilidad y un rango adicional en Precisión.
  • A su vez, un Hijo de la Luna es virtualmente más talentoso que un ser humano ordinario, traduciéndose en una fortaleza adicional.


Género: Femenino

Edad: 32 años

Facción: Civil

Empleo: Cesante(?)

Trasfondo: Anna es la única superviviente de la Masacre Solar ocurrida en Yhardum, mar del norte, hace más de diez años.

Nació en Yhardum, una isla-estado del North Blue de la cual solo quedan cenizas, escombros y un montón de horrores nacidos de las pesadillas más horripilantes. Creía que sus padres le habían vendido a la Iglesia por ser una Hija de la Luna, una raza única de seres humanos fáciles de identificar por el color escarlata de sus ojos. Sin embargo, descubrió que, en realidad, sus verdaderos padres fueron los guardianes de la familia real y posteriormente traicionados por el Rey.

Creció en un orfanato bajo la tutela de la sacerdotisa Isabella, una mujer cruel que le enseñó a través de métodos inhumanos a sobrevivir sin importar la situación. A pesar de los dedos rotos, las humillaciones y los días sin comer, Anna la considera su auténtica madre. Todavía conserva las marcas en su espalda de los latigazos que recibió por su actitud rebelde, aunque prefiere recordar a esa vieja estúpida como la mujer que creyó en ella. Anna tiene razones para visitar su tumba todos los años.

Se unió a la Santa Inquisición para tener un sueldo medianamente decente, aunque más tarde fue acusada de traición y sentenciada a muerte. Pudo escapar de Yhardum gracias a la influencia de uno de los nobles de la isla con la promesa de entregar información vital del Ejército Revolucionario. Y, aunque estuvo viajando con piratas por un par de meses, no tardó en regresar a Yhardum con un jugoso botín: uno de los líderes más relevantes de la Revolución.

Decidió desaparecer del mapa y vivió tranquilamente hasta que estalló una guerra de orden mundial. Una horda de no muertos llegó a las calles de Yhardum y volvió a luchar, aunque no fue lo suficientemente fuerte como para proteger a su mejor amiga, Jaine, ni a la madre Isabella, quienes murieron en manos de esos horribles seres. Por otra parte, la invasión no muerta avivó los conflictos internos y sucedió un golpe de estado en el que murieron inquisidores, legisladores y civiles por igual. Al final, los únicos vencedores fueron la muerte y el caos.

A día de hoy no cree en el bien ni en el mal; tampoco le interesa embarcarse en filosofías absurdas que no llevan a ningún sitio. Lo único que le importa es sobrevivir. Carece de enemigos porque todos están muertos, pero tampoco tiene amigos por la misma razón. Le da igual: ha decidido llevar una vida solitaria sin molestar a nadie, aunque, bien en el fondo, sabe que es imposible puesto que los problemas siempre llaman a su puerta.

Personalidad: Es una mujer independiente, agresiva y que no tiene límites morales para conseguir sus objetivos, aunque tampoco es malintencionada. Teniendo en cuenta que ha sido traicionada en varias ocasiones, no podría decir que la confianza es especialmente lo suyo. Anna es como un gato callejero que siempre mantiene la distancia con los demás, y hablo desde un punto de vista muy literal. Vive tensa y le cuesta relajarse por culpa de todo lo que ha vivido.

Anna alberga mucho odio en su cuerpo: odia la burocracia, a los ricos y a los nobles, a los que hacen mucho ruido y a los que se rinden sin siquiera intentarlo. Es gruñona, vulgar y definitivamente no tiene ninguna clase de educación. Es rebelde, desafiante y no teme ensuciarse las manos con sangre, mierda o lo que sea que haga falta. Jamás ha sabido reconocer la autoridad y, probablemente, nunca vaya a hacerlo.

Siguiendo el perfil de chica tsundere, debería colocar algo como: “En el día a día es muy apacible, pero en el combate es fría, inteligente y calculadora”. Sin embargo, la verdad es que Anna no es una persona fría. Actúa por impulso casi como un animal y suele involucrarse en situaciones peligrosas para proteger a quienes estima. Anna sufre como cualquier otra persona, lo pasa bien y tiene sus malos momentos, también tiene miedo y se frustra: está lejos de ser una mujer perfecta.

Anna puede ser la heroína o la villana de la historia, depende de cómo quieras verlo. Tiene tan normalizada la muerte por culpa de Yhardum que ya no le resulta impactante, aunque le tiene miedo a morir. Ha desarrollado una ambición importante, aunque tampoco sabe exactamente qué es lo que quiere; solo sabe que quiere algo grande, muy grande. Es resentida y rencorosa, envidia al que más tiene y suele quejarse de que la vida es injusta.

Apariencia: Han pasado muchos años desde que Anna dejó de ser esa niña mugrienta que intentaba parecer un hombre para evitar ser violada, maltratada o víctima de comentarios machistas. Por el contrario, ahora es una mujer de cuerpo fibroso pero delgado que alcanza el metro ochenta y cinco. Antaño, su cabello fue negro azabache y siempre parecía estar sucio; a día de hoy, es una brillante cabellera nívea que ata en una cola de caballo. Gastó una buena cantidad de dinero para transformar sus ojos escarlatas en unas impávidas gemas azules, ahorrándose así una agotadora cacería por parte del nuevo Gobierno Mundial. Sin pruebas de ser la última del clan de los Hijos de la Luna, nadie le perseguiría.

Actualmente, sabe cuidar mejor su piel e intenta sacarle provecho a sus rasgos femeninos. Es dueña de unos labios carnosos y atractivos, una mirada profunda pero tenebrosa y, cómo no, unas facciones afiladas características de las mujeres del norte. También tiene unos pómulos pronunciados y una nariz pequeña y respingada.

Imagen referencial:

Fortalezas:

-Ambidiestra (10 puntos): No hace falta explicar ninguna cosa, ¿cierto?

-Reloj andante (10 puntos): Por alguna razón, Anna es muy buena con la hora. Necesita una mínima orientación como lo puede ser la posición del sol o el ángulo de una sombra para tener una noción de qué hora es.

-Estómago de hierro (20 puntos): Anna puede comer casi cualquier cosa y es resistente a las enfermedades. Esto es producto de las condiciones antihigiénicas en las que vivió durante años, y también por lo que consumía para sobrevivir como, por ejemplo, ratas medio cocidas. Es capaz de comer casi cualquier cosa y, probablemente, soportar una amplia gama de toxinas que ingiere.

-Perspicaz (30 puntos): Todos estaremos de acuerdo en que ser inculto y listo son cosas distintas, ¿no? Bien, Anna tiene una alta capacidad de razonamiento, pues de lo contrario no podría sobrevivir a las situaciones especialmente mortales en las que entra. Puede comprender situaciones rápidamente y atar cabos sueltos sin demasiada información.

-Sueño ligero (30 puntos): No hace demasiada falta describirlo, pero digamos que unos pasos muy cerca de Anna son suficientes para despertarle.

-Detallista (Adicional): Te fijas en detalles que a la mayoría se le escaparían, de modo que puedes obtener más información de una misma imagen.

-Resistencia al dolor (80 puntos): Si no fuera exageradamente buena aguantando el dolor, jamás habría sobrevivido a los tratos que le dieron, y me refiero a dolor físico y emocional. Debe haber una explicación biológica para esta condición, pero Anna no la conoce. Siempre ha sido buena resistiendo torturas y castigos insanos. Es increíblemente buena sobreponiéndose al dolor, en serio.

-Inescrutable (80 puntos): A un psicólogo le costaría muchísimo leer a Anna y la gente no sabe de qué pie cojea. Acceder a lo que piensa es bastante difícil, y no porque no piense. Puede aprovecharse de esto y la verdad es que le va bien como asesina.

-Mirada del abismo (120 puntos): Hay algo en tus ojos. Es algo oscuro y peligroso, y nadie puede devolverte la mirada. Nadie te atacará si no le queda más remedio, y absolutamente nadie lo hará gustosamente.

-Puntos totales: 380

Debilidades:

-Voz defectuosa (2 puntos): Anna tiene problemas en sus cuerdas vocales, impidiéndole realizar sonidos demasiado fuertes sin dañarse. Normalmente, habla muy bajito y solo cuando es necesario y, de ser ese el caso, probablemente acabe soltando palabrotas.

-Uñas a la pizarra (2 puntos): Lo que se le da bien es causar temor y daño, asesinar, no entretener a las personas con cantitos bonitos y solos de guitarra. Si bien tiene un buen ritmo, Anna es incapaz de tocar cualquier instrumento. Bueno, de poder puede. ¿Hacerlo bien? Creo que un bebé tocaría mejor usando sus codos.

-Poco decoro (10 puntos): A pesar de haber trabajado para reyes y gente importante, no tiene idea de cómo comportarse. ¿Etiquetas? ¿Modales? Eso déjaselo a la gente rica. Anna podría perfectamente rascarse el culo y luego sentarse con las piernas abiertas.

-Timidez (10 puntos): Si bien no es tan reacia a trabajar en equipo, prefiere hacerlo sola porque eso de la comunicación no se le da especialmente bien. Se siente incómoda en fiestas y en situaciones donde hay que usar estas conocidas “habilidades sociales”.

-Intolerancia (10 puntos): Curiosamente, justo a la edad de 30 años desarrolló una intolerancia a la lactosa. No es que haya bebido demasiada leche a lo largo de su vida, pero es una putada no poder comer queso, pasteles o lo que sea que lleve leche con lactosa.

-Negado en la cocina (10 puntos): Para alguien que ha comido ratas crudas saber cocinar o no tampoco es importante. Con tal de que no vaya a enfermarse del estómago todo va bien, además Anna tuvo un problema importante hace un par de años y acabó perdiendo el sentido del gusto.

-Tartamuda (10 puntos): Pánico escénico, timidez y tartamudez: tiene de todo para ser una fracasada social. Cuando hay demasiadas personas cerca, incluso si es que no debe presentarse en público, es bastante probable que empiece a tartamudear y a sonrojarse.

-Pánico escénico (20 puntos): Sumado a lo anterior, Anna se paraliza cuando debe presentarse en espacios donde hay más de diez personas expectantes. Puede tener la mejor de las ideas o haber elaborado la estrategia más efectiva, pero es incapaz de presentarse cuando hay muchas personas.

-Alergia (20 puntos): Tiene intolerancia a la lactosa, eso es cierto, pero eso no es nada comparado con la alergia que tiene: Anna es alérgica a la felpa. Sí, tal como lo lees. La única forma de poder sostener un peluche es con guantes; la única forma de sentarse en un asiento afelpado es con unos buenos pantalones.

-Laguna de conocimiento (20 puntos): No sabe nada de biología ni de química, al menos no su teoría. Hasta hace unos años todavía creía que las cosas caían por arte de magia. Esto es un gran impedimento para formarse como científica, pues aprender a los 30 años lo que normalmente se aprende a los 15… Ya sabes lo difícil que es.

-Independiente (20 puntos): Hay animales en la naturaleza que son solitarios y saben cazar y sobrevivir a la perfección. Anna es más o menos de ese estilo. Prefiere trabajar ella sola y no tener a nadie a su lado; ya sabes, ir a su propio ritmo.

-Caótica (30 puntos): Como puede verse en el primer episodio del diario pre-ficha de Anna, la inquisidora es un caos con patas. Es incapaz de mantener en orden una habitación y, por lo general, le suelen pasar cosas que la introducen en un vórtice caótico de nunca acabar.

-Pesadillas (30 puntos): Alguien que ha vivido un infierno por más de treinta años es normal que tenga pesadillas. No son tan recurrentes, pero sí que son espantosas y suelen repetirse a lo largo de la noche, impidiéndole descansar. A su mente regresan las muertes de sus amigos, de las personas que no pudo salvar durante la Masacre Solar.

-Aversión animal (30 puntos): Los perros le ladran cuando va por la calle, los gatos huyen y las bestias salvajes, dependiendo de su comportamiento, intentarán atacarle o huir. Anna cree que esto es una ventaja porque ella es la única bestia que debe sobrevivir, así que si las otras corren, pues qué mejor.

-Diplomacia (30 puntos): Debido a su naturaleza especialmente salvaje y violenta, sumado a su incapacidad de comunicarse correctamente, Anna es incapaz de convencer a alguien para hacer cualquier cosa sin recurrir a la violencia. No sería siquiera capaz de convencer a un niño de prestar un juguete, posiblemente le rompería la mano y se lo quedaría para ella.

-Comunicación inefectiva (30 puntos): Tiene problemas para comunicar efectivamente pensamientos, sentimientos e ideas, y esto va más allá de un problema psicológico. Anna es una mujer asesina que habla especialmente despacio, siendo difícil ser escuchada por los demás. Para nosotros lo que es un tema moderado, para ella es gritar. Esto le cansa y le hace daño a las cuerdas vocales.

-Falta de conocimiento (40 puntos): Un niño común y corriente de 10 años aprende sobre ciencias naturales, matemáticas y lenguas, pero a esa edad Anna estaba aprendiendo a cazar herejes, sobrevivir a horrores nocturnos y a sanar sus propias heridas. No es que sea tonta, solo es muy ignorante en temas que debería conocer.

-Un sentido menos (80 puntos): Unos dirán que da igual no tener sentido del gusto, pero ser incapaz de deleitarse con los sabores de la vida… Uf, horrible. A lo largo de los años ha tenido graves problemas en todo el sistema que compone la boca. Le resulta doloroso gritar y, peor aún, no puede sentir ningún sabor.

-Lenta (80 puntos): Si no estuviera bendecida por la Madre Luna, Anna tendría un cuerpo considerablemente débil. Sí, es una Hija de la Luna, pero una con un cuerpo físico bastante… deficiente. En comparación a los demás, debe entrenar el doble para conseguir exactamente el mismo resultado y en parte es bastante frustrante. Le cuesta el doble de tiempo entrenar técnicas físicas.

-Falta de talento (120 puntos): Adquiere una técnica cada 10 niveles en vez de cada 6.

-Puntos totales: 574

Estilo de lucha: Anna es una especie de duelista que destaca principalmente por sus movimientos ágiles y fluidos; una destreza impresionante a la hora de usar armas; y todo esto lo complementa con una precisión casi milimétrica que le permite alcanzar puntos de difícil acceso como lo puede ser un ojo. Compensa su falta de fuerza física y su nula resistencia con acrobacias que le permiten esquivar los ataques del oponente. Sin embargo, un análisis exhaustivo de las capacidades y competencias de su objetivo es lo que le ha permitido sobrevivir.

Anna suele iniciar una batalla desde el sigilo para aumentar las probabilidades de ejecutar un ataque mortal. Las estocadas al corazón o rajar gargantas son sus técnicas favoritas. A lo largo de su vida ha sabido entender que no todos los oponentes caen con el primer golpe, así que se ha desarrollado como duelista para incrementar la posibilidad de sobrevivir al término del combate. Se decanta por las fintas para burlar la defensa del rival y, por supuesto, las paradas que propician un contraataque letal.

Gusta de usar trucos y trampas para quedarse con la victoria: armas trucadas, venenos paralizantes, ataques psicológicos, entre otros. Intenta mantener en todo momento el factor sorpresa, guardar sus recursos para que el oponente no pueda responder. Una de sus tácticas favoritas es la de esconder una escopeta de doble cañón y disparar a quemarropa. O también le encanta jugar con el alcance de su aguja; nadie se espera que una espada tan delgada pueda crecer hasta el doble de su tamaño en menos de un segundo.

Armas: Deben ser pasadas por moderación.

Fuerza: 4

Fortaleza: 5

Velocidad: 7 (6 + 1)

Agilidad: 12 (10 + 1 + 1)

Destreza: 12 (10 + 2)

Precisión: 12 (10 + 1 + 1)

Agudeza: 10

Intelecto: 10

Instinto: 4

Power ups físicos
Ventaja racial


Saberes: Sigilo (gratuita), Manejo (gratuita) y Navegación (50 puntos)

Pertenencias:


Datos:


El Gremio OPD
Webmaster
El Gremio OPD
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuariohttp://staffopd42@gmail.com

Anna Bloodfallen [ID] Empty Re: Anna Bloodfallen [ID] {Lun 14 Mar 2022 - 0:42}

Aceptado.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.