¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
¿Estamos en una nube?Hoy a las 16:58Berry
¿Jugamos a un juego?Hoy a las 16:43Raulgamerlol11
Las chicas no son guerreras... Son la parcaMar 21 Mayo 2024 - 20:17Berry
La luna, la sombra y el bufónMar 21 Mayo 2024 - 10:32Raulgamerlol11
2.0Lun 20 Mayo 2024 - 4:13Raulgamerlol11
Rhea Sáb 18 Mayo 2024 - 22:50Raulgamerlol11
Escapando de Spider MilesSáb 18 Mayo 2024 - 20:28Gobierno Mundial OPD
Petición de experiencia y premiosSáb 18 Mayo 2024 - 20:27Gobierno Mundial OPD
CensosVie 17 Mayo 2024 - 14:44Raulgamerlol11
Y olvidar lo que hay detrásVie 17 Mayo 2024 - 14:27Señor Nat
El peso de la consciencia [Primera parte]Vie 17 Mayo 2024 - 12:28El Gremio OPD
Siguiente ronda


Ir abajo
Naminé
Naminé
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Diario Pre-ficha Naminé acabado Empty Diario Pre-ficha Naminé acabado {Jue 17 Ago 2023 - 15:26}

No sabía a que había venido aquella carta, pero había sido citada nada más y nada menos que por mi padre en Toussaint. Mi padre, Meneror, no era una persona fácil, es más no solíamos tener demasiada relación más allá de los “cafés” a los que solía asistir a su mansión de vez en cuando. Si bien mi padre parecía interesarse por mi, lo hacía muy a su manera. Fuera como fuera el asunto, mi padre no solía hacer este tipo de cosas, así que no pude evitar pensar que esta vez, y por el contenido de aquella carta, la cosa era realmente seria. Por este motivo, y con ciertas dudas acabé en el sofá del salón de la mansión de mi padre. Allí estaba él, con las piernas cruzadas, una copa de vino en la mano y exhalando humo de su puro encendido hacia el techo. Su mirada se clavaba en mi a ratos, no decía nada, y yo estaba algo impaciente.

-Padre, recibí tu carta...¿Me has hecho venir desde Shabaody solo para quedarte callado? ¿ Que sucede? ¿ Que es eso tan importante que reflejabas en tu carta?- dije antes de coger la botella de vino de la pequeñita mesa de café que había entre ambos.
Meneror dio un sorbo a su copa, un con una leve sonrisa pretenciosa, como no podía ser de otra manera en él, me respondió.

-Que hayas acudido presta a mi, díceme mucho más que tus dudas. Dime Naminé, ¿Todavía quieres ser una gran pirata, y llegar a ser una emperatriz?- dijo con cierto tono burlesco, pero no caí en su provocación.

-Por supuesto...en cuanto tenga suficiente pasta pienso crear mi tripulación, irme al mar y tener más fama que tu padre. Pienso ser la mejor. ¿Hay algún problema con eso padre?.

-No realmente, lo que hagas o dejes de hacer es asunto tuyo , Naminé...bien lo sabes. Pero eres mi nieta, y creo que es hora de darte un cierto “empujón”. ¿Así que estás interesada en mi oferta?

Me quedé mirándolo arqueando la ceja, hasta que al final le respondí con tono tranquilo.

-Depende. Tu carta me dijo que necesitaba una cosa de gran valor, y que habías pensado en mi para conseguirla y “lanzarme” a la fama pirata con un único golpe.

-Sin embargo, seguro estoy de que llamado os ha la atención sobre la segunda parte de la carta.

-Me ha llamado más la atención eso que lo de tu “trabajo”...así que por favor explícate.

-Sabía que si te tocaba el tema en esa carta venir ibais, así que si mas demora..

-Por favor padre, conmigo no es necesario hablar como un pollavieja, te lo he dicho mil veces...

Meneror se me quedó mirando seriamente, pero tras unos segundos esbozó una sonrisa.

-Tan impertinente...como tu madre. Bien, escúchame. Tengo un trabajo para que podría ayudarte a coger fama pirata. No te hablo de una menudencia, sino de un golpe directo a la Marina. Así que prestad atención. Me han informado que un cargamento de Akuma no mi saldrá de un buque de guerra Marine desde Impel Down a Marineford. Como llevar escolta supondría llamar la atención, el buque va solo, y ha sido “camuflado” como un buque mercante de especias para Marineford. Aún así sabemos que tiene sus armas ocultas. También he sabido que está custodiado por un capitán y una dotación de cuarenta marines. El trabajo es sencillo.

-Vamos, que quieres el cargamento. Sabes de sobra que no tengo barco, ni hombres...todavía estoy empezando en esto, padre, pareces olvidarlo.

-No he acabado. Pues solo necesito una de esas akumas. Un cliente,  estúpido a no poder más pero significantemente importante hasta el punto de haber aceptado yo su propuesta quiere una de las akumas que van a bordo.  Por ello te dotaré de una fragata, bien armada, y puedo darte un total de cincuenta hombres...el navío irá camuflado como otro mercante de especias, el que se supone debería ir por esa ruta, aparte del camuflado marine. No te preocupes por el barco de especias original, nos hemos encargado de él, así que no sospecharán nada. Deberás abordar el barco, tomar el cargamento y volver aquí como si nada hubiera pasado. Ahora bien, si encuentras algo más de valor en ese navío, tráemelo igualmente. Quiero que piensen que es un ataque pirata normal y no un ataque a una única cosa, en este caso las akumas. Piensa que si logras esto...me encargaré personalmente de que la hazaña esté bajo tu nombre, la marina lo sabrá, y tu empezarás tu carrera como pirata. Creo que es un trato de lo más justo.

Me quedé pensativa por unos segundo, porque obviamente algo olía mal. Aún así le respondí.

-¿Y si me capturan? Estás dando por sentadas muchas cosas....como que va a ser fácil.

-Te mandarían como mucho a una prisión regional, y yo me encargaría de que estuvieras libre a los dos días. Como te he dicho, aún no te conocen, por lo que serías una criminal de poca monta y solo em costaría uno berrys liberarte, al fin y al cabo eres mi hija...aunque esto tiene una pequeña cláusula de “motivación”. Que si fracasas, trabajarás para mi...hasta que estés preparada.

-Te falta la segunda parte. Haré tu trabajo por echarte una “mano”, pero quiero que cumplas esa segunda parte...que me digas el nombre de mi madre, todo. Si no, cojo me levanto y me voy. ¿Lo ves o no?.

Meneror se quedó por unos segundos mirándome con el puro entre los dedos. Dio un sorbo a su copa de vino y sonrió maliciosamente y alzando las manos soltó un :¿Empezamos?.

Pasaron varias semanas, donde tanto mi padre como yo estuvimos detallando los últimos detalles del plan. En principio debería ser fácil, entrar, coger y salir. Mi padre me extuvo explicando como podía abordar le navío, y una vez hecho, nos dispusimos a ello, aún así abía dudas que debía resolver, pero más adelante, a mi regreso.
Embarcamos en la fragata a la cuarta semana, todo estaba listo. Cincuenta almas para veinticuatro cañones y aparejos y yo como capitana. Admito que estaba nerviosa, es más, por fin me veía en un barco como una pirata...aunque fuera costeado por papi. Fuera como fuera soltamos amarras y nos dirigimos, en la fragata camuflada como barco de especias, rumbo a interceptar la ruta del barco marine camuflado.

Pasaron las horas, estábamos en la ruta prevista en el lugar previsto, pero no vimos nada. Yo me encontraba en el castillo de popa con el catalejo, oteando.

-¿Nada aún?- me preguntó el segundo de abordo.

-Nada...esto es muy raro...-le dije sin quitar vista del catalejo.

Fue entonces cuando el vigía lanzó un grito.

-¡Velas al Oeste! ¡ Navío a la vista!.

Rápidamente toda la marinería, yo incluida, fuimos a la mura de babor para comprobar lo que decía el vigía. Efectivamente, ahi estaba.

-Bien muchachos ya sabéis que hacer, asi que venga ¡ Moveos, moveos!.

El barco comenzó a agitarse debido a los movimientos de la tripulación yendo de un lado para otro como locos. Se cebaron los cañones, se ocultaron las armas en los pañoles, se dispuso a un marinero a cada dos metros de la mura, mientras que los artilleros esperaban para bajar las lonas que tapaban las portillas de los cañones. Todo estaba listo, y fue entonces cuando mi padre me llamó por den den mushi.

-¿Todo está listo?.

-Si , padre, los tenemos a dos millas al Oeste.

-Bien, que sea rápido, solo debo pedirte una cosa, no hay supervivientes.

-Lo sé...cogeré las akumas, todo lo que no este apuntalado y me volveré.

-¿Recuerdas cual quiero?.

-Si, la iu iu no mi, colorada, con rabo corto y esferas a los costados.

-Así es, bien sabido es que esa es una de las gordas, pero también hay datadas varias más, entre ellas algunas muy antiguas, zoas de criaturas del mundo antiguo, paramecias de gran uso si acaban en nuestras manos...al margen quiero todas las armas de ese barco. Tendréis como mucho diez minutos...antes de que la Marina se entere del ataque “pirata”.

-No te preocupes padre- colgué.

Fue entonces cuando ordené poner todo trapo y mantener un rumbo paralelo a aquel navío. Imaginaba que no pasaría nada, ya que es un buque mercante frente a “otro”. La situación era graciosa...barco marine camuflado frente a barco pirata camuflado. Miré a mis hombres, estábamos listos. Fue entonces cuando un marinero marine con ropa de mercader, con un megáfono en el castillo de popa comenzó a hablarnos.

-Buque especiero...”Labound”, les habla el buque “ Constantin”, especiero también. Vemos que tiene la misma ruta que nosotros, le rogamos que mantenga la distancia por seguridad de nuestros navíos. Les pedimos amablemente que cedan el paso a nuestro navío, o si lo prefieren que ustedes pasen primero.

En ese momento, yo que estaba mirando al frente, como ignorando a aquel portavoz grité: ¡ Arrien Banda!

“ARRIAD BANDAA” gritaron en las cubiertas mientras mi Jolly Roger personalizada mientras que las lonas que tapaban los cañones descendían y las bocas de cañón salían por los costados, los mosqueteros levantaron los pañoles cogiendo sus armas y los marineros restantes se dispusieron para el combate.

¡PIRATAS, PIRATAS! Gritaron en el otro navio cundiendo el pánico, tratando de prepararse para la defensa.

“En BATERÍA CAPITANA”. Dijo el jefe de artilleros a la espera de mi orden. Mi sorpresa fue mayúscula cuando vie que los marines estaban también preparados, como había dicho mi padre...era obvio, no iban a tener las armas sin cargar con lo que cargaban en su barco. Abrí los ojos como platos y di la orden de abrir fuego a todas las baterías, así como los fuegos de mosquetería. Toda la artillería disparó, creando una gran humareda, los marines tampoco se quedaron atrás y intercambiamos diferentes salvas. Varias explosiones surgieron en ambos navíos, las astillas volaban, las cubiertas se prendían, algunos cañones salieron volando, algunos marineros salían disparados, otros caían por el fuego de mosquete. En el imperante caos grité al navegante que pegara nuestros navíos para el abordaje. Si los cogíamos a tiempo podíamos asaltarlos antes de que sus hombres formaran en cubierta.

La artillería seguía escupiendo, mientras que los ganchos de abordaje y pasarelas fueron dispuestas para que los piratas comenzaran el asalto. Muchos lograron alcanzar el barco enemigo, otros caían por los disparos de mosquete en ambos bandos, o caían de las pasarelas ante un tiro perdido. Yo no lo dudé, cargué por una de las pasarelas vaciando mis dos pistolas contra los primeros marines que veía. Comenzaba el combate en cubierta.

Había muchísimo humo, tanto que apenas nos distinguíamos unos de otros, se escuchaban gritos, cortes, sangre salpicando, disparos en la lejanía y en la cercanía. En un primero momento parecía que teníamos la ventaja. Yo, rodeada de mis hombres tratábamos de llegar raudos hacia el pañol donde estaba el premio.

-¡Vosotros dos venid conmigo, vamos vamos!

Fuimos abriéndonos camino a disparo y sablazo por la cubiera inferior, recibiendo yo un disparo de pistola en el hombro. A pesar de la herida continué hacia adelante, contando en mi cabeza los minutos que nos quedaban. Abatimos a dos marines, pero también tumbaron a uno de mis acompañantes de un sablazo. Aún así logramos llegar a donde estaba el botín, y allí estaba, una caja bastante grande, entre otras, con las akumas, varios sacos de oro, armas, especias, víveres y brea. Sin embargo, faltaba la que quería mi padre, quedándome blanca. Así que agarré por el pecho a uno de los marines moribundos y le pregunté por donde estaba la akuma faltante. Al principio se negó a hablar, pero entonces fue cuando me di cuenta

-El capitán...- claramente, si era tan importante la tendría en su camarote.

Así que corrí rápidamente escaleras arriba para intentar llegar al camarote del capitán, abriéndome paso a espadazo y pistoletazo. El humo seguía, y aquello era un caos, pero logré entrar en el camarote. Pues la puerta estaba abierta y había peleando varios marines contra  mis hombres, y allí, en el medio, el capitán batiéndose con mi segundo de a bordo. Corrí a auxiliarle. No tardamos en cruzar espadas, pero aquel tipo era un capitán y no éramos rival para el, y de hecho a mi logró tirarme contra una esquina del camarote y a mi segundo contra las ventanas de atrás, quedamos ambos sin fuerzas, y fue entonces cuando sacó de su bolsillo la akuma que deseaba mi padre.

-¿Buscáis esto malditas basuras? ¿Qué os pasa? ¿ No podéis quitármela de mis viejas manos? Pensabais que esto iba a ser un paseo. Admito que no sé como demonios habéis logrado la información, y admito que nos habéis pillado en parte por sorpresa...pero no vais a llevaros nada de este navío.

Entonces fue cuando se dirigió a mi con su espada desenvainada, con intención de matarme. Totalmente distraído conmigo, la batalla de fuera había acabado, mis hombres habían reducido a los marines. Entonces se hizo el silencio al otro lado  de las ventanas y puertas del camarote. El capitán marine se detuvo, arqueó la ceja. ¿Qué estaba pasando? Era imposible que el combate acabara tan rápido, y aun nos quedaban dos minutos. Fue entonces cuando un gran reguero de arena entro de imprevisto por las ventanas, rodeando al capitán haciéndolo levitar en el aire. El capitán comenzó a gritar, sorprendido mientras su cuerpo se iba desecando a gran rapidez hasta quedar como una momia, la cual cayó contra el suelo con un estrepitoso “bonk”.

-Mierda...-traté de levantarme como pude, mi segundo igual y salimos del camarote, no sin antes coger la fruta del bolsillo de la chaqueta del capitán. Salimos a cubierta y podía ver a mi padre, junto a sus hombres, y su navío “ Big Crocodile” apostado al otro lado del buque marine. ¿Qué cojones hacía aquí? Me acerqué a él con la fruta en la mano.

-¿Que haces aquí? Estaba todo controlado ¡Mira!- le puse la fruta ante él- Faltaba un minuto y medio.

Meneror exhaló humo por la boca, y con gran calma me respondió.

–Si, y en un minuto y medio mas estarías muerta...aún así...has hecho tu parte...enhorabuena, hija. ¿Está el cargamento asegurado?.

Pff sabía que mi padre era un capullo, pero era lo que había.

-Si si....está todo, tienes especias, brea, todas las armas que decías y un cajón lleno de akumas no mi a tu gusto.

-Perfecto- dijo el capo- Ahora acompáñame, pero antes...-extendió la mano y cogió la akuma que le ofrecía.

Nos dirigimos ambos al pañol, donde estaba todo el botín, el cual estaba siendo ya retirado a toda prisa por mis hombres y los de mi padre, dejando solo algunos barriles de brea, y la caja de akumas, por orden de Meneror ante mi. El capo se quedó mirándolas con una sonrisa macabra, propia de él.

-¿Las conoces verdad?- preguntó soberbio.

-Si...si, tu mismo me has dicho que son cada una de la mayoría de estas...ahora bien, he cumplido mi parte ¿ no? Igual deberíamos largarnos antes de que los refuerzos de la marina lleguen y pregunten por este barco.

-Cierto es...-dijo el capo antes de caminar pasando por mi lado.

-Pero antes...dime todo lo que prometiste que me ibas a decir....me ha costado nueve años y mi primer trabajo sucio saber algo que creo que, por derecho, debiste habérmelo dicho antes.- le dije cruzándome en su camino.

Meneror se quedó inmóvil sin quitarme la vista de encima, como enojado, y fue entonces cuando se acercó a la caja de akumas.

-Tu madre, era una gran persona, muy parecida a vos Naminé. De hecho sois una réplica de ella, lo cual me produce cierto odio...y en cierto modo, desearía poder apreciarte más, más no es posible.

-Explícate.

-¿Quieres la verdad? Tu madre...por muy buena que pudiera ser... era una furcia de mierda que acabó como tenía que acabar.

No lo dudé me lancé contra él tratando de colocar mi mano en su cuello y estampándolo contra la viga del pañol. Por algún motivo no se deshizo en arena.

-¡Pero como te atreves! ¿Una furcia? ¿Qué le hiciste? Empieza a hablar, ¡me lo debes!

-Que os debo...¿que?-dijo el capo con tono serio.Rápidamente cogió del cabello, y haciendo una llave me lanzó contra la caja de akuma no mi que estaba a punto de ser recogida por los marineros, haciendo que estos se apartaran y que yo rompiera dicha caja al caer, esparciendo las akumas por la cubierta- Maldita mocosa ¿ que te lo debo? No tienes ni puta idea de lo que era tu madre, me engañó.

Traté de levantarme poco a poco mientras procuraba responderle en la medida e lo posible magullada.

-¡Y si era una prostituta que problema tienes! ¡Conociéndote te la has cargado verdad!

Se hizo el silencio, y entonces Meneror comenzó a reirse salvajemente.

-JA JA JA ¿Una prostituta? No cariño mío, no, tu madre era peor que las putas de Toussaint..así acabó, con el cráneo hundido y ahogándose en su propia sangre.¡ Lo merecía y no me arrepiento, me oyes!.

Sentía una gran ira dentro de mi, ¿Cómo se atrevía?, me lancé  contra él nuevamente con mi espada desenvainada, y traté de saltar hacia él, pero m padre me agarró por el cuello en el aire y me mantuvo suspendida. Yo entre lloros e impotencia le gritaba que donde estaba mi madre y quién era.

-¿Desea saber la verdad? Bien, será toda tuya. Has hecho tu parte, como prometiste, ahora bien...atente a las consecuencias. Tu madre era una miembro del Cipher Pol 7, una puta espía que fingió amarme mientras recopilaba información sobre mis negocios, sobre Toussaint, y me la jugó para tenerte a ti y usarte en un futuro como arma arrojadiza contra mi. Y POR ELLO CUANDO LA DESCUBRÍ LE ESTAMPÉ EL CRÁNEO CONTRA UNA PARED UNAS QUINCE VECES, NO SIN ANTES DESTAPAR TODO SU ENGAÑO¡ TE HA QUEDADO CLARO AHORA! Eres mi hija ante todo, y no iba a tolerar que una puta de mierda del Gobierno Mundial me la fuera a jugar. Sabes de sobra que trabajamos para la Legión y estos rendirán cuentas en algún momento por hacerme esta jugada de espionaje.¡No lo dudes!. Y si vas a cuestionar a tu padre, ahora recuerda siempre esto ¡YO SOY EL QUE TE HA PROTEGIDO DE TU PROPIA MADRE!¡ YO SOY EL MOTIVO POR EL QUE SIGUES RESPIRANDO!- dijo lanzándome nuevamente contra el suelo de un gran golpe.

No sentía el dolor, al menos ya no, todo esto me superaba, mi madre ¿ una espía? Mi madre¿ una traidora? ¿ De verdad iba a usarme en un futuro? Mi padre era un mentiroso nato pero, esta vez, parecía ir muy en serio. No puede ser, no podía ser. Era hija de un diablo y de una desgraciada...¡NO PUEDE SER!. Me quedé boca arriba llorando con todas las akumas tiradas a mi alrededor. Algunos marineros iban recogiéndolas con suma cautela de no meterse en la bronca. Entonces fue cuando giré la cabeza y vi una de las frutas cerca de mi mano. Meneror me miró y vio mis intenciones.

-¿De verdad vas a intentarlo? Entiendo que me odies- dijo acercándose a mi lentamente- Y quiero que sepas que este viejo todavía alberga algo parecido al amor. Me importas Naminé..y eso es algo que jamás volveré a decir...pero no juegues conmigo si no quieres acabar como ella por muy hija mía que seas...

Ante la impotencia saqué fuerzas de donde no las tenía y agarré la akuma y me puse de pie desafiante ante mi padre.

-¿Vas a comértela? ¿ De verdad?...¿Concretamente esa?....Sabes perfectamente que puedo quitártela de tus manos sin despeinarme, pero también sabes que tengo razón en todo lo que te he dicho. ¿Deseas comerla? Hazlo...pero atente a las consecuencia de hacerlo...y de intentar pegarme en consecuencia... Así que no seas estúpida y....

-¡VELAS A LA VISTA!

El vigía del Big Crocodile daba aviso de la llegada de una pequeña escuadra marine a lo lejos. Todavía estaba lo suficientemente lejos como para distinguir nuestros navíos, pero era hora de pirarse. Meneror pegó un grito dando órdenes de dejar las frutas que no pudieran ser cargadas y que todos volvieras a sus barcos, sin decirme nada y con una mirada de reprobación, mi padre subió las escaleras desapareciendo de la escena. Yo seguía con la akuma en mi mano, y de hecho así seguí con ella, pero corrí escaleras arriba para ir a la fragata de vuelta.

Una vez cada parte de la tripulación en sus respectivos navíos, se empezó a incendiar el buque marine. Meneror se encontraba en la fragata, en el castillo de popa, esperándome, mientras los dos barcos piratas se iban separando del destartalado buque marine, el cual comenzaba a arder como una pira.

Yo seguía impotente, pero me acerqué a mi padre y este me dijo unas palabras, de espaldas a mi mirando el mar, obviando el tema de mi madre.

-Si podías haber hecho tu todo esto solo...porque me has dejado hacerlo a mi...

-Porque era lo que deseabas y ambos salíamos ganando. Has cumplido. Me vale. Soy un hombre de palabra...este navío y sus hombres son tuyos...y el mérito del ataque..así que enhorabuena...eres una pirata. Atente a las consecuencias.- se giró hacia mi- Querías la verdad..ahí la tienes...ahora bien, tienes dos opciones...o verme como padre...o verme como el asesino de tu madre...-extiende su mano a la izquierda y su garfio a la derecha- TU...decides...ahora bien, un camino te impide coger el otro. Decidid...capitana Naminé.

Me quedé mirándole, apretando la futa que  tenía en mis manos sin saber que hacer. Estaba deseando matar a mi padre por lo que le había hecho a mi madre....pero a la vez...le estaba agradecida por salvarme de aquella traición...pero...era mi madre. Me privó de conocerla, de decidir si yo quería crucificarla o no. Estaba confusa, mirando su mano y su garfio, hasta que miré su mano, que era la decisión del padre. Meneror al ver esto comenzó a sonreír lentamente, y fue entonces cuando le respondí.

-Elijo...ser libre.

Entonces le pegué un mordisco a aquella fruta amarga como si no hubiera un mañana ante la impasividad de la cara de mi padre, que a pesar de ella, abrió algo los ojos sorprendido. Tras esto el aire comenzó a levantarse y un rugido comenzó a escucharse en el ambiente, como si el propio viento susurrara, y tras eso hubo calma. Mi padre seguía sin creérselo, y sin embargo no alzó el tono de voz.

-Sea...sigues siendo mi hija, espero que sepas lo que has hecho.

Entonces yo le respondí.

-Sea, se lo que hecho...y espero que sepas que sigues siendo mi padre.

Nos los habíamos dicho todo con aquellas dos frases. Nuestros caminos se separaban, y si bien éramos familia, ahora cada uno tomaría su rumbo. No podía perdonarle lo que había hecho a mi madre, pero tampoco iba a perdonar al Gobierno por lo que había hecho a mi padre. Fuera como fuera....mi padre sin quitarme la vista de encima, con tono calmado y hasta con cierto paternalismo dijo unas últimas palabras: Sabed...que, a pesar de todo...amaba a vuestra madre....y se fue deshaciendo en arena hasta desaparecer de la cubierta, rumbo al Big Crocodile. Mientras que yo me quedaba en popa, mirando al horizonte, pensando en que debía saber todo sobre mi madre, pues sabía de sobra que mi padre se había callado cosas, pero no podía rendirme y pensar que mi madre era así, era hora de buscar respuestas. Mi jolly roger estaba colgada en el mástil de proa del buque marine, que ahora estaba hundiéndose en el mar...mientras que los buques marines de rescate llegaban a lo lejos y miraban con cierto horror, como un nuevo pirata aparecía en escena. La capitana Naminé.
Petición:
El Gremio OPD
Webmaster
El Gremio OPD
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
http://staffopd42@gmail.com

Diario Pre-ficha Naminé acabado Empty Re: Diario Pre-ficha Naminé acabado {Lun 28 Ago 2023 - 23:41}

Bueno, bueno, bueno. Creo que ya me he demorado demasiado con esta corrección. Mis disculpas, no tengo excusa. Bien, no vamos a perder el tiempo con pomposas presentaciones dado que soy un moderador anónimo así que al lío.

En cuanto a la trama, una sencilla y rápida. Naminé quiere emanciparse de la influencia de su padre y saber la verdad sobre su familia. En el proceso lo consigue de cierta forma. Tiene que superar los obstáculos y afrontar la verdad, todo bien. Si eso hay algún detalle que no sé si he leído mal pero me pareció que en algún punto al principio del relato Menenor era el abuelo de Naminé y no el padre. Pero por lo demás nada que objetar.

En cuanto a la escritura, por lo general pulcra, no sabría bien cómo moderar el castellano antiguo. Pero en algunas ocasiones me han faltado algunos acentos y he visto un par de letras cambiadas de sitio. Gajes del tecleo.

Bien ahora la parte que interesa. La recompensa por la cabeza de Naminé pasa a ser de 10.000.000 por que se le acusa de la destrucción de un navío militar. Recibes 387 Px y 39 Doblones. En cuanto a la Akuma no mi, no considero que la trama sea lo suficientemente trascendental para conseguir una tan poderosa. Deja que me explique, es una situación en la que un personaje que no es el protagonista lo orquesta todo. Al final sucede porque quiere Menenor, no Naminé. Sí, es su emancipación y ha desafiado a su padre, pero no parece haber reto en ese desafío. De todas formas sí te podría dar para acceder a otra akuma menos poderosa como una paramecia.
Naminé
Naminé
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Diario Pre-ficha Naminé acabado Empty Re: Diario Pre-ficha Naminé acabado {Mar 29 Ago 2023 - 8:18}

Primero no pasa nada, todos tenemos vida. Segundo gracias por las apreciaciones, sabía que esta akuma iba a dar algún que otro problema, aún asi, y viendo las opciones que se me dan me gustaría solicitar la Melo Melo no mi, creada y ya moderada. Es una paramecia de manipulación, si no hay problema con ello por mi está todo hecho. Nuevamente gracias.
Gobierno Mundial OPD
Gobierno Mundial OPD
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Diario Pre-ficha Naminé acabado Empty Re: Diario Pre-ficha Naminé acabado {Miér 30 Ago 2023 - 12:18}

Aceptada la petición de la Melo Melo no mi, Ficha actualizada.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Diario Pre-ficha Naminé acabado Empty Re: Diario Pre-ficha Naminé acabado {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.