¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
¿Estamos en una nube?Ayer a las 14:38Berry
La luna, la sombra y el bufónAyer a las 11:13Mako
2.0Ayer a las 4:13Raulgamerlol11
¿Jugamos a un juego?Dom 19 Mayo 2024 - 22:28Mako
Rhea Sáb 18 Mayo 2024 - 22:50Raulgamerlol11
Escapando de Spider MilesSáb 18 Mayo 2024 - 20:28Gobierno Mundial OPD
Petición de experiencia y premiosSáb 18 Mayo 2024 - 20:27Gobierno Mundial OPD
CensosVie 17 Mayo 2024 - 14:44Raulgamerlol11
Y olvidar lo que hay detrásVie 17 Mayo 2024 - 14:27Señor Nat
El peso de la consciencia [Primera parte]Vie 17 Mayo 2024 - 12:28El Gremio OPD
El Clan: Tercera parte [Privado]Vie 17 Mayo 2024 - 5:11Christa
Siguiente ronda


Ir abajo
Vaeron
Vaeron
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {Vie 5 Abr 2024 - 15:25}

El señor Will era un buen hombre, de metro setenta aproximadamente, bigote blanco y cabello canoso portaba un traje con sombrero. Tenía una esposa pero no tenían hijos, Marie era una mujer rubia con un cuerpo ideal pese a estar rozando sus cuarenta seguía conservando la belleza de una veinteañera pero la experiencia de una mujer adulta. Will siempre le llevaba una taza de té a la mañana, a veces tarde, a veces puntual pero siempre lo bebían juntos en la cama.

Will recientemente había tenido pesadillas, solía despertarse de madrugada con el sudor frío recorriendo su cuerpo, su mujer asociaba esto a su trabajo. Durante años se había desempeñado como guardia privado de un importante mercader local, su jefe se había jubilado meses atrás y ahora Will tenía en sus manos a quienes hasta hace poco habían sido sus colegas de seguridad.

Sin embargo, quitando aquel tema la mujer no sospechaba de que Will ya no era Will, sus colegas tampoco notaban nada extraño en el hombre quien les saludaba como de costumbre e incluso seguía siendo ese tipo justo que permitía dias libres por salud cuando estos necesitaban un descanso, siempre dispuesto a hacer un favor.

El señor Will paró en una cafetería cercana a su hogar, llevaba un maletín con la información, sus botas lustradas y un caramelo sabor a fresa que degustaba a menudo cuando tenía que estar presentable. Internamente, Vaeron adoraba estas golosinas y no dudaba en comerlas al menos una vez al día, para su fortuna Will era un hombre desordenado por lo que incluso en su caos diario su mujer le ayudaba a encontrar ciertas cosas como su reloj de bolsillo, una herencia de la abuela materna que Will siempre llevaba a todos lados.

—Un té, mi estimado señor. No conozco si mi cita precisará algo, de momento solo eso.—

El señor Will le indicó al camarero mientras extraía de su maletín una carpeta, según habían  asegurado desde la central enviarían a alguien, Vaeron era reacia a colaborar pero le habían indicado que el sujeto no era un infiltrado como ella. Más bien era el brazo de acción, el asesino que gracias a su trabajo tendría todo el camino libre.

Vaeron repasaba el plan todavía en su papel del señor Will, tomó el reloj del bolsillo de su chaqueta y observó las agujas correr. En unas horas debería presentarse a su trabajo, dar el día libre a Nick para que ingresar a la propiedad fuese sencillo. Luego, abriría las puertas a su colega.

Todo estaba en esa carpeta, cerró el reloj y recibió el té con elegancia, bebiendo un sorbo largo. Se sentía bien tener algo rodando por la garganta, el señor Will se mostraba con cierta impaciencia no sabía si su contacto llegaría o lo habían descubierto, esperaba no tener que llamar al cuartel para que enviasen un repuesto.

—Excellent, las noticias de la mañana...—

Tomó el periódico del niño y le tendió unos berries como era habitual en todas las mañanas, Jimbo era un buen chico y a diferencia de otros mocosos trabajaba duro como a ella le gustaba. Will observó la primera plana, como el gran G había alardeado la noche anterior, esa noche se celebraría su gran subasta anual. Una fiesta donde la mansión estaría abierta a la alta sociedad, claro que la seguridad corría a manos de Will y ya había hecho los arreglos para que su colega pudiese colarse.

Marie asistiría como invitada, había un vals a mitad de la velada que Vaeron planeaba utilizar como cebo, ya que la mayoría de la guardia se tomaría el receso y curiosamente solo uno estaría cerca del gran G. Bailaria con Marie mientras su compañero tomase las riendas de otro asunto, pero ahora el reloj seguía insistiendo con su tic tac. ¿Habían enviado a alguien y ella llegó tarde? Imposible, incluso llegando tarde le aseguraron que su contacto esperaría.

La impaciencia le carcomía, el rostro del señor Will hizo un gesto, una mueca de desagrado antes de volver a su expresión normal al escuchar la puerta abrirse. ¿Habría llegado?

Señor will:
Matt
Matt
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Re: Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {Vie 5 Abr 2024 - 16:05}

Ajustes y ajustes, Matt estaba dando más problemas a "Glass" que de costumbre, cada vez que usaba su fruta en combate su "programación" cambiaba de forma brusca, fallos, información cruzada, datos bloqueados que se descifraban de forma misteriosa, siempre era un problema, pero más que de trabajo informático, el problema era "vetar" de nuevo la verdadera personalidad de Matt, cosa que cada vez dejaba salir poco a poco.

Tras la anterior misión donde la personalidad se vio bastante afectada, el gobierno decidió mandarlo a una nueva, "Glass" el científico a cargo del proyecto "Matt" tenía que hacer lo de siempre, resetearlo por así decirlo y dejarlo en optimas condiciones, pero la última pelea, cuando hirieron el brazo robótico del cyborg y este se transformó en hombre-araña, algo se encendió, la sensación de "Dolor" que es algo muy de ser vivo, inundó la mente de la "Maquina".

En esta misión sería diferente pues no se reseteo del todo, Glass no hizo lo que se le ordenó y el soldado que siempre partía de cero, hoy no lo haría... La verdad que estaba nervioso por como actuaría Matt, pero si había cualquier fallo lo achacaría a la fruta del diablo, lo malo es si hacía una matanza, entonces Matt sería retirado y suprimido...

Por el momento todo era normal, pero en esta misión, el agente no iría como siempre, vendado a cal y canto, tapado con una manta zarapastrosa y con una espada de un tamaño demasiado grande a la espalda, iría bien vestido, traje, corbata, zapatos, calcetines, todo su cuerpo iría tapado para no mostrar su brillo metálico, guantes, cuello alto, sombrero y hasta peluca, lo que no podían tapar era la cara pero Glass se las buscó para que eso no fuera un problema. Llevaba una careta elegante tipo fiesta de lujo que hacía simular un rostro, verdad es que los ojos eran negros pues la lente la tiene en el centro pero daba el pego, ¿Llamaba la atención? Sí, pero no como un robot andrajoso con una guillotina de arma...

Entró, se cruzó con el niño con el cual chocó, -Disculpa señor- Dijo el joven, pero Matt no podía sonreír, no tenía la habilidad social para disculparse o decir "no pasa nada chico" simplemente se le quedó mirando fijamente, cosa que asustó al niño el cual salió por patas. Se sentó junto al señor Will, quien reconoció fácilmente por tener su cara en la base de datos y una vez sentado, apareció la camarera, Matt hizo un gesto educado pero frío con la mano para darse a entender "No quiero nada". Evitaría hablar con su compañera pues su eco metálico sería aún más sospechoso, pero cruzó dedos frente a ella, en posición de espera...

Careta:


Ficha

274310
Vaeron
Vaeron
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Re: Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {Vie 5 Abr 2024 - 18:56}

Curioso, no esperaba ver a alguien con esas pintas por su seña parece ser el informante, Will ladea la cabeza vigilando con el rabillo del ojo a sus costados de manera disimulada y desliza la carpeta de cuero negra por la mesa. No se le ve nervioso, su elegancia no se ha perdido pero si tiene rastros de inconformidad por haber tenido que esperar. Su mirada pese a todo vuelve a ser afable, acaricia su bigote en un típico gesto de su persona, es casi imposible detectar que aquello es falso. La cafetería sigue su curso con normalidad, personas charlan y otros comen su desayuno. Will ha tomado otro trago de su té, se relame antes de hablar con una voz formal pero afable.

—¡Me alegro que haya llegado a tiempo señor! Como puede comprender la fiesta es de extremo conocimiento y no pude reservar muchos lugares para mis allegados. Pero para su fortuna, el señor G me ha permitido una excepción al contarle su situación.—

Will sonrié, su rostro es el de un señor bastante agradecido con G, extiende su brazo hasta una servilleta y escribe en una delicada caligrafía. Luego la acerca con sutileza a su contrario por debajo de la mesa. "No hables, si necesitas comunicarte escribe, esa carpeta debe destruirse tras esta conversación. Ignora todo lo que salga de mi boca. No es relevante "Shoko ♡".

A lo mejor el corazón del final le restaba seriedad al asunto, a lo mejor, pero la servilleta pronto se destruiría también. Will se ajustó la chaqueta, tendiendo una pluma a su compañero. Sonrió mientras servía el agua caliente a la copa, ya no estaba impaciente y su mente solo buscaba completar la misión.

—Lo que le he entregado es un formulario de admisión, no olvide completarlo y leerlo paso a paso. Puede preguntarme sus dudas y no olvide utilizar servilletas, mi empleador suele ser muy quisquilloso con la higiene y las manchas en esos documentos.—

Una mentira, pero que cuadraba en la formalidad de la vida de Will, algo que hizo que ninguna persona se fijara en su mesa incluso tras la extravagancia de su invitado. Si era un conocido de Will a lo mejor era un comerciante importante, un hombre de negocios o un promotor de gran categoría que venía a la subasta. Podía haber traído un objeto a subastar, la mayor parte de personas conversaban sobre la subasta de la noche y la extravagancia de la fiesta.

Informe de Vaeron. "Carpeta":
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Re: Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {Sáb 6 Abr 2024 - 16:02}

La cafetería tenía ambiente, el suficiente para poder pasar desapercibido pero no tanto como para no poder conversar. O escuchar otras conversaciones. La operación Chococrispi había constado únicamente de dos operativos en su inicio, pero tras analizar a los agentes implicados decidieron enviar al agente Kurokage como refuerzo.

Los últimos informes habían revelado datos preocupantes sobre el agente Matt, y hasta la fecha Kurokage había sido quién más había trabajado con él y quién había demostrado ser capaz de detenerlo en caso de entrar en una forma de destrucción generalizada. Además, contaban con la presencia de Shoko, una agente especializada en cambiar su aspecto para imitar a los demás, quién había demostrado grandes habilidades pero al parecer no era nada más que una iniciada. Creían que el agente Kurokage podría compensar su falta de experiencia, dada la misión.

«Tratos con la marina, filtración de información —recordó Rokuro—. Debemos ser bastante sutiles, o si no podríamos acabar perdiendo información». El agente coincidía en que era buena idea haberle enviado. No solo existía la posibilidad de que Matt provocase una matanza, sino que los resultados de las pruebas físicas de la agente Shoko habían resultado decepcionantes. Ni siquiera era capaz de usar Rokushiki. Aunque su capacidad de mimetización había resultado superar con creces la de muchos agentes expertos. Quizás hasta se tratase de una especie de genio.

Matt entró en la cafetería, ataviado como buenamente podía para no destacar. Los disfraces no eran su fuerte, aunque hacía lo que podía. Sin embargo, si le habían enviado a esta misión no era por su capacidad de infiltración sino por su habilidad natural para matar y arrasar con todo lo que se interponía en su camino. Todo grupo necesitaba a un matón para según qué trabajos.

El agente robótico se acercó y sentó en una mesa ocupada por un señor de cierta edad. El mismo hombre que estaba sentado detrás de Rokuro, espalda con espalda. «Vaya, nadie diría que en realidad es una mujer. Ni siquiera que actúa como alguien más joven —reconoció el peliblanco—. Bueno, va siendo hora de presentarme».

Para esta ocasión había priorizado la discreción, utilizando unos de los últimos ninjutsus que le había practicado. Haciendo uso de los poderes de su fruta del diablo, había creado un dibujo que cubría todo su cuerpo, haciéndose pasar por un hombre de unos cuarenta años, pelo corto oscuro y complexión gruesa y robusta.

—Muy buenas, mis estimados —dijo al levantarse—. No he podido evitar escuchar vuestra conversación. Resulta que también estoy interesado en rellenar ese cuestionario de admisión. ¿Les importa que tome asiento?

De forma discreta, casi imperceptible, le entregó una nota que había escrito con anterioridad a la agente Shoko, explicando quién era y qué hacía allí. Tras hacerlo, se sentó al lado de Matt, quién quizás no se hubiera percatado de su auténtica identidad. Aunque no importaba, ya se lo explicaría más tarde.
Matt
Matt
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Re: Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {Sáb 6 Abr 2024 - 16:19}

Al sentarse, admiró en parte el lujo de detalles que había gastado este agente de infiltrado en su personaje, era igual que la foto que tiene en la base de datos, pequeños detalles son los que se le escapan, pero Matt no es capaz de reconocerlos, para él, el disfraz era cuanto más que perfecto, no conocía al señor Will por lo que no pujo juzgar sus gestos, forma de hablar, posición corporal, etc... Agarró la carpeta de cuero negra y la abrió, ojeó brevemente las hojas para hacer "capturas de pantalla" y recordar la información, luego agarró un bolígrafo que tenía en el interior de las ropas para fingir que formalizaba la inscripción agregando sus datos. Finalizó cerrando la carpeta y devolviéndola a su dueño.

En un abrir y cerrar de ojos, la servilleta pasa de "Will" a Matt, quien entrecerrando los puños delante de él con los codos en la mesa, la lee de forma sutil para luego guardarla, posteriormente la haría desaparecer. No tenía nada que decir por lo que cogió el bolígrafo que dejó sobre la mesa y lo guardó haciendo entender que era así. No cogió la pluma de su compañera pues interactuar de forma correcta con los demás no era lo suyo.

De pronto, el hombre que estaba detrás de "Will" se levantó e interrumpió la conversación, la misión de Matt era entender la misión y ejecutarla, pero este hombre podía ver la información que contenía la carpeta y poner en riesgo los objetivos del gobierno, el cyborg no podía hablar, solo miró "fijamente" ya me entendéis, a dicho hombre, para luego mirar a su compañera y asentir levemente... El objetivo de Matt estaba decidido, hiciera lo que hiciera Vaeron, el tipo que se sentó junto a él ya era un hombre muerto, pero no podía matarlo ahí mismo, simplemente esperaría que su compañera lo "echase" de forma educada o le enseñara la información para que se asustara y saliera corriendo, atraparlo y matarlo en cualquier callejón de la isla. Impasible esperó, si el hombre veía la información y montaba una escena en la cafetería, no quedaría más que fingir un ataque de cualquier tipo, arrearle bien fuerte en la boca para que no pudiera hablar y sacarlo de ahí arrastras... Quizás lo envolvería en una tela de araña y le succionaría todos los líquidos de su cuerpo para que nadie lo reconociera... ¿Qué? ¿Se pasa? Haber llamado a otro...


Ficha

274310
Vaeron
Vaeron
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Re: Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {Sáb 6 Abr 2024 - 18:37}

En una misión siempre había imprevistos, no esperaba que fueran dos agentes, desconocía si lo estaban haciendo adrede o le estaban subestimando. Kurokage, le habían hablado de este, era un agente que se estaba ganando un nombre y el perfecto supervisor de novatos. Vaeron conocía sus limitaciones físicas pero también su código de que toda misión debía ser exitosa a como de lugar, de cierta manera ella era responsable por sus dos compañeros. Observó al primer hombre, al parecer consideraba al hombre una amenaza, le tendió la nota de manera sutil mientras deslizaba la carpeta hasta el recién llegado.

—¡Que afortunado! Usted sabe que es una oportunidad única, puesto a que solo quedaban unos pocos cupos y al parecer la esposa de mi querido colega se ha quedado en la frontera por un asunto de papeles.—

Will levantó la mano hacia el primero que llegó indicando que no había problema, en esta ocasión tres no eran multitud dado las múltiples tareas a realizar y el corto tiempo entre ambas. El señor Will volvió a acariciar su bigote y sus ojos mostraron una determinación, la conversación se volvió seria mientras el recién llegado leía el informe.

—Siguiendo lo que le estaba comentando a mi invitado, el señor G suele ser muy estricto con la higiene de sus invitados. Si esperan una reunión privada es mejor que lo vayan olvidando. Aunque al ser una ocasión especial podrán deleitarse con su presencia.—

Sorbió de su té e inclinó la cabeza sirviendo con cuidado otra taza para el invitado, la cortesía de Will era un sello inescrutable, siempre amable y respetuoso para con sus conocidos y no tan conocidos. Abrió el periódico en la página del informe sobre la mansión, claro Gordon era tan orgulloso y narcisista que había pagado por una entrevista donde estaban los planos del edificio y la extravagante fortuna que este había destinado a refaccionarla.

—Como pueden ver es una maravilla de la arquitectura, puede resultar abrumadora pero les aseguro que no encontraran mayor lujo en toda la ciudad.—

El dedo de Will se deslizó por los pasillos del plano antiguo y con sutileza marcaba los tres pasajes secretos que se encontraban en funcionamiento. Mientras de cara a las apariencias explicaba la historia del edificio a ambos invitados, para Will los detalles de la historia eran enriquecedores y una lágrima rodó por su mejilla al contar la muerte de la difunta esposa de Gordon, la decimotercera vaya.

La actuación cautivó las miradas del bar quienes tras el conmovedor relato comenzaron a recordar a Joanne, ignorando la mesa de Will mientras este secaba la lágrima con elegancia antes de guardar el pañuelo en su bolsillo. Poco a poco el lugar empezó a vaciarse, con la mesa de los hombres como la última, Will por lo general era el último en retirarse y tenía un fuerte sentido de respetar la hora del té.

—¿No les apetece un poco de música?—

Sugirió el señor Will levantando su mano al camarero para indicar que pusiera alguna pieza musical mientras observaba su reflejo en el agua del té de su copa. Vaeron no se reconocía, solo veía a ese señor que poco a poco se había vuelto parte de ella, a veces se preguntaba si era una mujer, un hombre o una mera herramienta. ¿Qué era? El rostro de Will se mostraba taciturno y peensativo, como si algo le hubiera recordardo a su esposa en aquella nota músical, incluso sus emociones eran una mentira.
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Re: Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {Sáb 20 Abr 2024 - 14:26}

«Ya veo —pensó Rokuro examinando las carpeta que le había facilitado la agente Shoko—. Me queda clara la situación».

A su lado, Matt parecía tenso. No es como que un robot pudiera tensarse, pero Rokuro había trabajado junto al mecanizado soldado el tiempo suficiente para saber que estaba procesando la información de su alrededor para, posteriormente, decidir acabar con el intruso que se había sentado a su lado. Esperaba que la nota que le acaba de entregar la mujer que se hacía pasar por el señor Will aclarase la situación y no se diese un caso de violencia excesiva. Si era así... tendría que actuar con excesiva cautela para evitar que descubrieran la tapadera. No podía arruinar la misión.

Mientras recibía las explicaciones, se dedicó a aparentar que tomaba notas para la reunión nocturna, aunque en realidad había comenzado a realizar un par de dibujos, y para cuando la conversación encubierta en la que Shoko les estaba facilitando la información había terminado, no quedaba nadie más en el local a excepción de los trabajadores. Entonces el señor Will pidió que pusieran algo de música. ¿Sería un buen momento para hablar sin tapujos? Quizás nadie pudiera escucharles hablar gracias a la música. «No, mejor no» decidió. Existía gente con habilidades muy extrañas en todo el mundo, y el ser capaz de escuchar cosas que, en apariencia, no deberían escucharse, no era tan descabellado. O quizás alguien tratara de leerles los labios. Cubrirse las espaldas nunca estaba de más.

—Entonces, ¿a qué hora debemos reunirnos? —preguntó finalmente el agente Kurokage encubierto—. Muero de placer porque llegue esta noche.

De forma discreta y disimulada, hizo que los dibujos tomaran forma y salieran del papel. Entonces alzó la mano para estrechársela al señor Will y aprovechó para depositarle uno de sus dos creaciones, una pequeña rana que cabía en la palma de su mano, junto a una nota aclarativa. Después se despidió formalmente del agente Matt y salió del establecimiento manteniendo su identidad falsa.

Nota:
Matt
Matt
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Re: Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {Mar 30 Abr 2024 - 12:12}

En el callejón, espadón en la cabeza... No, muy llamativo, picadura por araña gigante, no, aquí no hay de eso y menos en el barrio, quizás un par de navajazos simulando un robo, se le olvidó la navaja... ¡Ya sé! Una paliza, arremetería con todas sus ganas, soltando unos cuantos puñetazos bien encajados a la mandíbula, luego le destrozaría las costillas, para posteriormente partirle las piernas con todas sus fuerzas, finalizando por colocarle la boca contra el bordillo ¡Y como en esa película de nazis! Pisando la nuca... O eso es lo que creo que estaba pensando Matt para el agente Kurokage, a saber en realidad lo que se le pasaba por la computadora, quizás estaba pensando que ese bigote le quedaría bien a él mismo...

Siguió la conversación, cayó en la cuenta de la pista que les estaba dando la agente encubierta con el dedo, la de los pasadizos secretos y finalmente, entre la señal de la compañera más entender que ese era un compañero (Que haya visto una rana dibujada tomar vida para nada le aclaró que se trataba de su superior directo, la que casi lía el desgraciado) entendió que estaba con Rokuro en la misma sala. No reaccionó de ninguna forma a la petición de música ni a la rana que vio en un instante de forma sutil, estaba ahí parado como un mueble más.

Tras unos segundos y tenerlo todo claro, se agarró el sombrero, hizo un gesto de "saludo" y salió del local, no tenía por qué seguir ahí, ya tenía toda la información en el "disco duro" (Forma de hablar pues cerebro si tiene) así que salió del establecimiento y se fue directo a un escondrijo, tras la casa donde se celebraría la fiesta y esperaría su turno, sin quitarse la máscara. Se metió la mano en el bolsillo interno de la americana tan elegante que llevaba, de la cual sacó un bote pequeño como una probeta con una sustancia verde de un símil espeso y algo brillante, brillante a la luz, no es que sea radioactivo...


Ficha

274310
Vaeron
Vaeron
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Re: Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {Mar 30 Abr 2024 - 14:02}

Soledad, dulce soledad, sus compañeros asignados se fueron mientras ella debía destruir las pruebas. Tal vez siempre le dejaban esa parte al verle inútil para otras tareas, no era que le molestase pero sí deseaba que al menos una vez sus asociados tomasen sus medidas. Le costaba bastante redactar los informes, días de trabajo para tirarlos a la basura, se preguntaba para que debían tomarse tantas molestías si a fin de cuentas destruirían todo el contenido por seguridad. El señor Will finalizó su té y partió del lugar, se dirigió a una zona aislada de la ciudad donde destruyó fuego mediante toda la información compremetida, no había nadie para ser testigo del acto ya que las leyendas de un asesino sin rostro habían hecho de esos enreversados laberintos una zona segura.

—Diez de la noche, todo estará despejado para esa hora. Si necesitan algo más pueden contactarme, pero estaré con los invitados.—

Comunicó mediante la rana de manera sútil antes de salir de la zona segura y continuar la rutina meticulosamente estudiada de Will. Llegó a la tintorería unos minutos antes, tomando el traje de gala y el de su esposa antes de ir al trabajo, se dirigió a la mansión y dejó los trajes en manos de Jimmy el mayordomo quien prontamente preparó una habitación para que Will se cambiase de ropa en cuanto terminase los preparativos de seguridad.

El hombre se desplazó hasta su oficina, preparando el camino libre para sus compañeros, asignó a los dos agentes más torpes en la custodia del objetivo y despejó la zona de la biblioteca. Sin rastros de dudas, el señor Will desactivó las cámaras de seguridad de las zonas implicadas y reemplazó su prroyección con la de un vídeo pregrabado de la noche anterior.

Estudió los movimientos de la mansión en otra pantalla, aquel día el objetivo había estado muy ocupado, había recibido la visita de algunos importantes cargos de la marina y estudiado con estos varios movimientos futuros. Will apagó la pequeña televisión y guardó las cintas, colocando los estuches falsos en la repisa y conservando los rollos reales para su posterior investigación a manos de profesionales.

Tras cumplir su cometido se dirigió a la mansión y tras asegurar la puerta con el seguro se cambió de ropa al traje de gala, se aseguró que la cámara estuviese apagada tal y como lo había preparado teniendo tiempo de ajustar los detalles de su disfraz nuevamente. Al cabo de unos minutos Will ya estaba preparado, ocultó la rana en el bolsillo interno de su nuevo traje, mientras enviaba la otra ropa a la tintorería, costumbre que el mayordomo destacaba como obsesiva pero no oponía resistencia.

Al salir de la habitación G le saludó con un fuerte apretón de manos, Will solo soltó un pequeño chillido seguido de una risa, el hombre era fuerte pero parecía disfrutar de las reacciones de Will ante su diferencia física notable. Will era un hombre delgado, alto y que tenía una apariencia frágil a comparación de su empleador bajito, regordete y con una fuerza digna de un elefante o eso contaban los aduladores.

—¡Jajaja! Te ves como esos nobles de antaño, lo que hace un poco de dinero Will. Tu mujer llegará en unas horas, la fiesta no va a empezar hasta las nueve. ¿Qué tal si subes arriba y te aseguras de que todo esté en orden? Hace mucho que no tengo a tantas personas en la lista, pronostico grandes ofertas.—

El hombre siguió su camino por la mansión dejando a Will con completa libertad para explorar, subió las escaleras del segundo piso y comenzó a recorrer el salón de fiestas. Estaba preparado con decoraciones doradas y sobre el atril una colección de siete piezas en perfecto estado, cada una dentro de un estuche sellado. El señor Will observó las sillas dispuestas frente al atril, la más cercana a la estatua tenía su nombre y a su lado el de su esposa, todo estaba dispuesto. Revisó la estatua de manera sutil, encontrando el mecanismo y comprobando que este no estuviese estropeado, su ruta de escape estaba asegurada.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] Empty Re: Las aventuras del Señor Will [Matt-Vaeron] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.