¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
¿Estamos en una nube?Hoy a las 0:52Berry
Rhea Ayer a las 22:50Raulgamerlol11
Escapando de Spider MilesAyer a las 20:28Gobierno Mundial OPD
Petición de experiencia y premiosAyer a las 20:27Gobierno Mundial OPD
CensosVie 17 Mayo 2024 - 14:44Raulgamerlol11
Y olvidar lo que hay detrásVie 17 Mayo 2024 - 14:27Señor Nat
El peso de la consciencia [Primera parte]Vie 17 Mayo 2024 - 12:28El Gremio OPD
El Clan: Tercera parte [Privado]Vie 17 Mayo 2024 - 5:11Christa
Descubriendo el desiertoJue 16 Mayo 2024 - 22:29Berry
Las chicas no son guerreras... Son la parcaJue 16 Mayo 2024 - 14:41Berry
Petición de moderación de técnicasMiér 15 Mayo 2024 - 12:19Raulgamerlol11
Siguiente ronda


Ir abajo
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Por qué merece la pena luchar [Salem - Blaze] Empty Por qué merece la pena luchar [Salem - Blaze] {Miér 1 Mayo 2024 - 1:29}

Blaze se frotó los ojos por un momento, agotado. Todo el papeleo que había evadido durante su viaje a Navarone seguía esperándolo a su regreso, más todo lo que había descubierto durante su corta estancia y de lo que había debido dar parte, convirtiéndose en más dosieres a rellenar y una montaña de documentos que tenía pendientes de leer y firmar, así como los diversos informes que a causa de la extraña condición de Salem debía cumplimentar casi diariamente. Suspiró. El muchacho tenía talento, estaba seguro, pero el protocolo que había desarrollado para que pudiese comer un poco estaba lejos de resultar óptimo, y mientras no recibía respuesta sobre la dotación que había solicitado no le quedaba más remedio que darle de comer personalmente cada vez que era necesario. Tenía serias dudas de que funcionase del todo bien; al fin y al cabo no tenía experiencia en asuntos referidos a frutas del diablo, pero confiaba en que aun si fuese un poco estuviese mejorando su calidad de vida.

Su sentido del deber tampoco ayudaba: Helmond era un inútil, eso había quedado claro, pero una investigación superficial bastó para demostrar que había algo detrás del extraño funcionamiento de Navarone. Tenía sospechas de que la negligencia del comandante no bastaba para explicar todo el material que se había extraviado en los últimos años, y aunque había sido testigo y en parte cómplice de la primera pérdida de piedra marina -hasta donde sabía- del cuartel, todo lo que leía en los documentos a los que pudo obtener acceso apuntaba no hacia Helmond, sino hacia...

- ¡Adelante! -gritó al escuchar los tres golpes contra la madera.

La puerta de su despacho se abrió rápidamente y dejó que un tipo larguirucho con un extraño bigote estilo chevron atravesase el umbral con la seguridad que el manto escarlata solía regalar a los hombres mediocres. Blaze, sin grandes parsimonias, se levantó de su asiento e inclinó la cabeza mientras recitaba la máxima de la Legión a modo de saludo. Había otras maneras más ceremoniosas de dar la bienvenida a un superior, pero en esa ocasión era el tribuno quien se presentaba en su despacho.

- Tribuno Köol -dijo, reprimiendo el impulso de mencionar lo irregular de esa visita.

- Comandante Aswen -correspondió-. Le habría hecho llamar, pero la urgencia de nuestro cometido ha hecho que el Pretor Vertov ordene máxima premura. Por tanto, no me iré por las ramas y atenderé al llamado que ha realizado de la manera más práctica posible, teniendo en cuenta todas las posibles implicaciones de esta inesperada visita -Blaze contó mentalmente cada uno de los cuatrocientos diecisiete segundos que Köol se pasó hablando sin cesar- con el fin de hacerlo a usted y a su aprendiz acompañar a la tripulación del pretor para prestar apoyo en Sadrena.

- Es decir -resumió Blaze-. ¿Se nos conmina a embarcar junto al pretor? -preguntó-. Salem está lejos de ser un activo valioso; aunque tiene potencial sus habilidades podrían hacerlo peligroso para...

- ¿He preguntado su opinión, comandante?

Blaze agachó la cabeza.

- No, señor.

- Muy bien; quiero verles en treinta y cinco minutos en el muelle diecisiete. Y pertréchese bien, que tiene una cierta tendencia a salir herido de sus misiones.

- Sí, señor.

Köol sonrió. Blaze apretó los puños tras la espalda, inclinando la cabeza otra vez mientras se alejaba.
Salem Nizar
Salem Nizar
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Por qué merece la pena luchar [Salem - Blaze] Empty Re: Por qué merece la pena luchar [Salem - Blaze] {Jue 2 Mayo 2024 - 11:30}

El giro que había dado su vida era tan agradable que por momentos temía abrir los ojos tras un parpadeo y comprobar que todo era un sueño. Alguna vez había ocurrido. Sin embargo, tras una sesión de unos 15 minutos diarios de asegurarse de que su desconfianza no venía más que de una ansiedad derivada de un periodo prolongado de reclusión, disfrutaba del punto de vista más realista del mundo. Era verdad que el método por el cual podía volver a comer sin temor a las represalias era un tanto denigrante, tenía que ponerse un traje de baño y sumergirse hasta el cuello en una bañera de agua salada mientras su tutor le daba de comer; e incluso así, todavía había ciertas secuelas, mucho menores y mucho más manejables, pero el susto momentáneo de una mente sana que presencia una locura no se lo quitaba nadie.

Por otra parte, algunos de sus compañeros a los que les había llegado la información de este tratamiento especial había decidido empezar una pequeña burla, tachándolo de “marica” por sus baños privados con el comandante. Pronto se habían dado cuenta de lo afilada que era la lengua del soldado Salem cuando no estaba bajo los efectos de las drogas y tras unos comentarios especialmente hirientes, habían decidido dejarlo en paz.

Aun así, Salem había empezado a desarrollar cierta dependencia nerviosa hacia Blaze. Era el héroe de la Legión que lo había escuchado y salvado de sí mismo; cuando pasaba mucho tiempo lejos de él tenía la sensación de que pasaría algo malo. Quizá drogara a alguien sin querer, por mucho que siempre llevara guantes para evitar aquello, la idea intrusiva no parecía querer irse. A lo mejor, cometería un error y todo lo que estaba construyendo se iría a la mierda. Sabía que su ansiedad estaba injustificada, de verdad que lo sabía, pero no se sentía con las fuerzas para lidiar con ello por su cuenta, llevaba muy poco tiempo en este mundo; otra vez, así que por ahora se consentía acudiendo a su oficial.

Por eso había podido escuchar la conversación que ocurría en el despacho de su oficial. Su espíritu curioso, y cotilla, le había obligado a prestar atención, espíritu que se vio reforzado cuando se le mencionó explícitamente. Se tragó el orgullo cuando su comandante comentó aquello sobre él, sabía que tenía razón por mucho que fuera frustrante. Cuando las voces se acallaron, se echó hacia atrás rápidamente, fingiendo estar llegando al despacho a la par que Köol se marchaba, saludándolo como el protocolo marcaba. Tras aquello, antes de pasar al cuarto, tocó la puerta y esperó la confirmación de Blaze.

-No he podido evitar escuchar la conversación.- Admitió rápidamente.- Parece una decisión demasiado apresurada, ¿no?

Miró hacia atrás, en dirección a la puerta, pensando más en el tribuno y la conversación que habían tenido. A veces la Legión tenía un sistema un tanto… Desorganizado y este tipo de cosas ocurrían de vez en cuando, pero…

-¿Cree que se nos está presionando por el acontecimiento del almacén?- Robo, pero el acontecimiento era mucho más agradable y fácil de decir-. En ese caso, siento haberlo arrastrado conmigo, comandante.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.