¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
Derramando sangreJue 13 Jun 2024 - 23:53Raulgamerlol11
Petición de experiencia y premiosJue 13 Jun 2024 - 18:54Lumin Maj
La luna, la sombra y el bufónJue 13 Jun 2024 - 17:19Mako
¡Me prometió que no le contaría a nadie! [Ely - Prometio]Miér 5 Jun 2024 - 23:13Charlotte Prometio
Petición de moderación de técnicasVie 31 Mayo 2024 - 18:35El Gremio OPD
Rhea Jue 30 Mayo 2024 - 22:19El Gremio OPD
Berry [ID]Jue 30 Mayo 2024 - 19:45El Gremio OPD
Salem NizarJue 30 Mayo 2024 - 19:41El Gremio OPD
Prometeo, El Fénix [ID]Jue 30 Mayo 2024 - 19:34El Gremio OPD
¿Jugamos a un juego?Mar 28 Mayo 2024 - 19:24Charlotte Prometio
¿Estamos en una nube?Mar 28 Mayo 2024 - 16:21Berry
Siguiente ronda


Ir abajo
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty ¿Estamos en una nube? {Dom 19 Mayo 2024 - 0:01}

Después de todo lo ocurrido en Arabasta, Rhea y Berry volvieron en tren a Jaya para aventurarse al mar abierto en barco. Durante el camino el mar se empezó a poner mas agresivo, las olas se hacían respetar y el cielo se empezaba a oscurecer. De repente un remolino empezó a arrastrar el barco hacia su centro. Rhea estaba aterrorizado, todo su pasado y sus recuerdos le venían a la mente, aunque el estar con la mink le tranquilizaba, era como un niño que se siente seguro en cualquier situación con su madre.
El agua se empezó a acumular formando una especie de montaña azul con el barco encima. Todos los suministros del barco se tambaleaban para los lados, y Rhea estaba cogido al costado barco. De repente el agua exploto hacia arriba dirección al cielo. La adrenalina estaba por las nubes con el aire de cara y el agua salpicando. Aun así, cada segundo que pasaba, Rhea se sentía mas y mas débil por culpa de la fruta del diablo.

Cuando este despertó estaba en una habitación semi desnudo, este reincorporo de la camilla con cuidado, para ver si Berry se encontraba ahí pero no estaba en la misma habitación. Por suerte las pertenencias estaban colocadas en lo alto de un sillón de la habitación. Mientras reflexionaba y se preguntaba donde podía estar observo la habitación. Había un gran cuadro de alguien que parecía un rey, aunque le extraño que este tenía alas. La habitación era muy acogedora y simple, no tenía muchos muebles; había una camilla y un sillón. Estaba claro que estaban en un lugar distinto, pero no le entraba en la cabeza como podían haber llegado a tierra cuando estaban en pleno mar cuando paso el accidente.
De repente llego una enfermera, aunque parecía normal esta tambien tenia alas. Parecía que venia a ver el estado de Rhea.


-Muchas gracias por todo, pero… ¿Dónde estoy? - Pregunto a la enfermera antes que esta pudiera mediar palabra.



-Estas en la isla del cielo, Skypiea; ¿No conocías la isla? Es bastante conocida. Además, has tenido que venir por la corriente ascendente. Aunque por como ibais equipados entiendo que no erais muy conscientes, hemos conseguido rescataros algunas cosas, pero el barco ha quedado hecho añicos. – Contesto esta mientras le tomaba las constantes vitales a Rhea para asegurar-se que estaba bien.

- ¿Dónde está la mink? Es la amiga con la que viajaba. – Preguntaba Rhea preocupado por no ver a Berry.

-Soy consciente de que la han traído aquí tambien, pero la lleva otra compañera mía, está bien tranquilo, por tu seguridad es mejor que reposes un rato antes de partir a buscar-la- le respondió la enfermera.
Rhea se quedo mas tranquilo al escuchar aquellas palabras, hizo caso a su cuidadora y se quedo reposando.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Dom 19 Mayo 2024 - 0:52}

Había decidido abordar aquel barco para ayudar en la entrega de cangrejos a una isla cercana, la mink gustaba de ayudar pescadores a cambio de transporte. La caza había resultado exitosa y se encontraban de camino al punto de entrega cuando una extraña tormenta se presentó. Y luego ¡Pum! ¡Splash! Lo que parecía un remolino los elevó cual montaña en el cielo, la mink gritaba de la emoción con un "¡Wiiii!" Mientras todos gritaban y se aferraban al barco, el accidente era tan surrealista que la mink creyó haberlo soñado y por tal motivo estaba tan contenta.

Abrió los ojos, despertando en un lugar extraño y sin ropa, una mujer de blanco y alas le revisaba. Berry parpadeó, mientras la mujer le frotaba la frente y anotaba en su planilla algo. ¿Estaba muerta y eso era el paraíso? Estaba desnuda, la chica era bonita y tenía alas, le acariciaba mientras rellenaba lo que la zorra creyó era su estadía en el cielo.

—¿Hemos muerto? ¿Acaso eres mi angel de la guarda? ¿Qué te parece un beso por tantas veces que me has salvado la vida?—

Berry rodeó la cintura de la mujer con su brazo mientras presionaba su cuerpo contra el de la Skypean y acercaba sus labios a los de la muchacha claramente sonrojada. La misma empezó a mover sus brazos para detener a la mink y aclararle las cosas.

—¡No estas muerta! Su barco se destrozó al poco tiempo de caer en el mar blanco pero por suerte ustedes salieron volando hasta caer en las nubes de la isla. Los rescatamos y pusimos a salvo, nadie murió. Y no soy tu ángel, solo soy una enfermera.—

La mink expresó su desilución con un "Oww" como si hubiera preferido morir, aunque luego se rascó la cabeza tratando de procesar la información sobre el supuesto mar de leche y las nubes. Había estado en islas del cielo con anterioridad y también conocía a algunos sujetos con alas, a lo mejor había caído en alguna de esas de manera bastante accidental.

—¿Cuánto me he dormido?—

Preguntó más repuesta siendo informada de que solo llevaba dos días dormida, al parecer no había sufrido grandes daños y la mujer pronto le comentó que fue su aura tan fuerte lo que les había alertado de su posición. La mink volvió a rascarse la cabeza, no esperaba que alguien pudiera estar tan seguro de aquello pero el haki era algo común en esa región.

—Supongo que deberé ir a ver a Rhea y a los otros...—

La zorra comenzó a vestirse mientras la mujer enfermera le miraba atónita al darse cuenta de que la mink realmente se tomaba la experiencia con toda la calma del mundo. Se colocó su chaqueta y los pantalones mientras agradecía la atención, salió del cuarto siguiendo el olfato del albino e ingresó a la habitación como dueña de la casa pegando una patada a la puerta y con las manos en sus bolsillos.

—¡Hey Rhea! ¿Vas a seguir durmiendo? Salgamos a comer algo, ¿Por qué me miran así? ¿Tengo algo extraño en la cara?—

La mink no se percató de que todo ese tiempo había estado en su forma humana, claro que sus orejas y cola mostraban que se trataba de la mink, pero su cuerpo era el de una mujer humana con los pechos desnudos solo cubiertos con la chaqueta y el abdomen al aire capaz de sonrojar a cualquiera. Lamió sus manos por puro acto reflejo mientras se sentaba a esperar, todavía sin darse cuenta de su aspecto. Era muy distraída y a veces cambiaba inconscientemente de forma, siendo usual que tras un suceso como un accidente su cuerpo alternase su forma por mero acto reflejo.

—Ehmmm... ¿Hola? Soy yo... ¡Berry! ¿Ha perdido la memoria o algo?—

Se señaló el rostro ante el silencio y preguntó a la enfermera mientras ponía caras extrañas, como si esos gestos pudiesen ayudar al albino a recordarle en caso de estar desmemoriado.
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Dom 19 Mayo 2024 - 15:09}

Rhea se encontraba soñando, teniendo grandes aventuras, destrozando a los malos. Típicos de superhéroe. Los dias tan intensos hacían que se sintiese realmente satisfecho pudiendo soñar y disfrutar del descanso despreocupado. Ya no se sentía como si fuera una pieza de una maquinaria sucia y llena de podredumbre. De repente empezó a escuchar gritos de una voz que le era familiar. Este abrió los ojos y se encontró a la mink… o no… La sensación que tenia era que ella 100%, nunca confundiría a una amiga; pero se veía algo diferente, ya que a pesar de mantener sus orejas el resto de su cuerpo era totalmente humano. Su vestimenta era algo curiosa ya que se podían observar los pechos descubiertos siendo solo tapados con una chaqueta. La enfermera se encontraba muy nerviosa por la situación

-Holaa ¿Be e eerry? – Dijo Rhea dirigiéndose a ella mientras tartamudeaba y le repasaba el cuerpo entero con gestos descarados para que la mink se diese cuenta.


- ¡Vamos a comer! Que estoy cansado de estar aquí- Contesto a las palabras de la mink.


Tosió disimuladamente mientras se miraba la mano llena de sangre. Quizas era el momento de contárselo a Berry, y no habia mejor momento que comentárselo mientras comían algo. A pesar de estar algo desubicada, la enfermera cogió algo de fuerzas para recomendarles un lugar.



-Teneis que visitar nuestro establecimiento mas famoso, el Pumpkin café, realizan la mejor sopa de calabaza que probareis en vuestras vidas-



Rhea se levantó lavándose la mano rápidamente con las sábanas, se vistió con una chaqueta y los pantalones que le había regalado la mink y se dispuso a ir a comer algo, ya que después de estar alrededor de dos dias inconscientes el cuerpo pedía algo de contundencia.
Se dirigió hacia allí esperando que la mink le siguiese. Una vez salio de allí vio la realidad del lugar que estaban. Realmente era una isla en el cielo. Los suelos estaban compuestos de nubes, y la gente de los alrededores era muy amable, saludando a los extraños sujetos que había aparecido allí, parecía que les gustaban los extranjeros. Todas las personas de allí tenían alas, era muy curioso. Tambien usaban unos mecanismos que Rhea desconocía por completo, si se trataba de una nueva tecnología estaba profundamente interesado, que parecía que la llamaban diales.  Estaba dispuesto a destinar un buen tiempo estudiando aquellos denominados diales. Mientras llegaban a la cafetería le pregunto a Berry.


- ¿Habías estado aquí alguna vez? Es alucinante. Tengo que confesarte algo, parece que en algún momento de mi camino algo ha cambiado en mi… Digamos que soy capaz de controlar mi sangre, es muy extraño. Aun asi soy incapaz de dominarlo –
Después de estas palabras le intento hacer una demostración sacando un pequeño coagulo de su mano, aunque segundos después se derramaría por el suelo, y este volvería a absorber la sangre.
-Ya que he podido ver que tambien tienes algo extraño, ¿de qué se trata? -Pregunto con mucha curiosidad, ya que ambos casos eran bastante extraños e inexplicables, y por suerte había conocido a alguien con la que tener una suficiente confianza y que tenía una transformación extraña.
Una vez llegaron al bar, Rhea se pido una sopa de calabaza y un vaso de agua.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Dom 19 Mayo 2024 - 16:01}

La mink se observó el cuerpo, en lugar de sonrojarse o hacerse mucho problema por lo que había ocurrido se encogió de hombros y continuó en aquella forma. Ante la mención de un café famoso la mink salió siguiendo al albino con sus manos detrás de su cabeza. La isla parecía habitada en su totalidad por gente de Skypiea quizás algunos turistas pero no mucho más, los diales parecieron captar la curiosidad de Rhea y la mink pese a no saber de que se trataban los veía como un lindo recuerdo para llevar en caso de que su precio no fuese excesivo.

—No en esta en particular, pero sí en otra parecida, aunque esta parece más grande. O puede ser por tantas nubes, a veces es complicado dimensionarlas adecuadamente.—

La mink se frotó la cabeza, las nubes se extendían a lo largo y ancho haciendo complicado dimensionar correctamente el lugar, aquellas islas siempre parecían ocupar más de lo que realmente era habitable. Luego observó al albino cuando este explicaba lo de su control de la sangre, al principio la zorra pareció alarmarse al ver la sangre salir del cuerpo de su amigo para luego suspirar aliviada al ver que se trataba de una demostración.

—¡Es geniaaaal! Se ve que has consumido una fruta del diablo, no podrás nadar pero no te pierdes de nada a cambio tienes unos poderes geniales. Aunque yo no puedo ayudar mucho en ello, cada fruta funciona diferente. ¿Mis poderes? Consumí la Neko Neko no mi: Modelo Esfinge hace mucho tiempo, es una fruta que no hace gran cosa.—

La mink comentó riendo mientras describía su fruta, nunca le daba gran importancia a los poderes que era capaz de utilizar usando solo un poco la cabeza. Incluso se trataba de una fruta extraña y valiosa, pero para Berry era una fruta bastante aburrida y din muchos poderes geniales más que volverse grande y golpear fuerte. Tal vez omitía muchas de sus otras capacidades que para un humano normal resultarían asombrosas, pero para ella eran lo más normal del universo dado el tiempo que llevaba con ellas.

—Deberíamos ver que podemos hacer por aquí, tardaremos en encontrar un vehículo para volver abajo y parece que la mayoría de habitantes son buenos usando el haki. A lo mejor podría enseñarte un poco sobre eso, pero antes ¡A comer!—

La mink se sentó en la mesa devorando la sopa de calabaza y pidiendo otra y otra... así hasta saciarse tras doce raciones. Se le notaba de buen humor ofreciendose a lavar los platos de ser necesario, la dueña del lugar dijo que aquello no era necesario y que luego volviera con el dinero. Era una chica muy amable y Berry dejó que le acaricie las orejitas como agradecimiento, una vez repuesta la mink estiró su cuerpo mientras se cruzaba de brazos.

Pese a ser una pirata, en aquel lugar no parecían guiarse por lo qur ocurriese debajo, pocos le reconocían y tampoco había recompensas dando vueltas. Era como un mundo ajeno al paso del tiempo, un óptimo lugar de descanso en el que podía disfrutar y aprovechar para despejar su mente. Decidió retomar lo del haki, sentía que Rhea estaba preparado para adentrarse en aquel mundillo, sin embargo, primero debía explicarle lo básico.

—El haki es como si te pusieras una armadura al golpear y también hay otro con el que ves estrellitas. Lo que hay que hacer primero es despertarlo porque le gusta dormir, pero descuida te arrojo con una cuerda desde aqui arriba y seguramente lo despiertas...—

Las personas a su alrededor cayeron cómicamente al suelo mientras la mink estallaba de risa, no aceptaban que alguien tan adentrada en la materia usara ese tipo de metáforas o entrenamientos. Sin embargo, Berry se puso seria luego de su aparente explicación, aquello había sido para comprobar que estaba frente a una civilización conocedora del tema.

—Hablando en serio, el haki es la voluntad, existen tres tipos pero nos centraremos en el más básico primero. El haki de armadura, cuando lo concentras puedes tener una capa protectora e incluso fortalecer las armas. Hay rumores de armas de tal calidad que pueden alimentarse de este para romper los límites. Cuando llegues a cierto dominio, podrás hacer esto...—

La mink cerró su puño mientras su haki se endurecía creando una especie de recubrimiento azabache con contornos violetas, los lugareños se impresionaron ante tal revelación, algunos incluso se acercaron para verlo de más cerca. Solo los más avanzados llegaban a demostrar tal capacidad y era una rareza verlo en un foraneo.

—Lo primero que haremos es intentar despertarlo, lo mejor a mi forma de verlo es con una prueba de voluntad. Buscaremos algo para que golpees y luego combatiremos un poco, primero te será complicado notarlo pero confío en que lo lograrás.—

Berry bajó su puño mientras su piel volvía al color normal y clavaba sus ojos en el albino, lista para buscar algún elemento que pudiese servir en su futuro entrenamiento.
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Lun 20 Mayo 2024 - 2:59}

¿Una fruta del diablo? Qué curioso, parecía que había un elemento que al comerlo te podía otorgar diferentes poderes y Berry tenia el curioso poder de una esfinge, parecía que de ahí venia su forma humana. Después le comento algo sobre el haki, a pesar de la extraña explicación de Berry, parecía que era un poder del que se puede sacar mucho provecho. Por las palabras de la mink podía tener varios usos y era muy importante para romper los limites de poder. Posteriormente está realizo una demostración recubriendo su puño con el haki; este era azabache con contornos violetas. Todo el mundo se había quedado impresionado, aunque a los ojos de Rhea solo era una cosa mas de todas las cosas increíbles que hacia Berry, y estaba emocionado por conseguir aquel poder.
Después de unas palabras de animo para el albino, la mink empezó a buscar algún elemento para golpear. Los métodos de Berry eran duros, aun así, Rhea los agradecía profundamente, ya que a pesar de haber mejorado notablemente su forma física, aún había mucho por mejorar; las aventuras anteriores las acababa hecho polvo, mientras que la mink estaba fresca como si se hubiera levantado un domingo a las 11 de la mañana.
-Antes de nada, vamos a un lugar mas apartado, ¿no? – Dijo Rhea mientras miraba a la gente que seguía observando a Berry como si se tratase de un ser mitológico.
- ¿Dónde podemos ir a entrenar sin molestar, señor? - Pregunto a un hombre que se encontraba al lado de la mesa donde estaban sentados.
Este les dijo que no muy lejos había una antigua zona de prácticas en medio de una especie de bosque pequeño, que usaban algunas tribus de Skypiea en el pasado, había de todo, desde muñecos de prácticas, pesas, etc.
Antes de dirigirse allí Rhea, miro a Berry con un gesto de aprobación sobre el sitio que les había recomendado aquel señor. Mientras se dirigían hacia allí, Rhea se preguntaba a sí mismo como podría utilizar la fruta, tener el control de la sangre daba pie a muchas posibles ventajas y no necesitaba de unos atributos físicos inmensurables como Berry, admiraba su estilo de lucha; y quería inspirar-se en él, pero con su propia esencia. Se le podía percibir muy concentrado, estaba dispuesto a todo.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Lun 20 Mayo 2024 - 14:38}

La zorra aceptó ir a un lugar más apartado, entrenar cualquier cosa rodeada de civiles no era buena idea y se notaba cierta felicidad en su rostro porque Rhea considerase lo mismo. Tras un pequeño andar llegaron a la especie de bosque artificial rodeado de nubes, era como si alguien hubiese tomado un trozo de tierra y lo colocase sobre las nubes. El lugar parecía conservado, pese a su antiguedad los muñecos y otros objetos alrededor mostraban un buen aspecto. La mink se quitó la chaqueta, el pudor sobre su cuerpo era nulo pese a estar en forma humana, se cruzo de brazos mientras movía su cabeza pensando en como enfocar la semana.

—Hmmm, ¡Lo tengo! Escucha con atención, entrenaremos una semana, lo primero que debemos hacer es preparar tu mente y cuerpo para el haki. Te daré un ejercicio simple pero efectivo para el día de hoy, y no, no es mirar mis pechos aunque si lo haces no me voy a quejar. ¡Bwahaha!—

La zorra seguía con su buen humor habitual mientras tomaba su postura delante del albino, flexionó sus rodillas antes de mover sus puños a la altura de su cintura. Respiro hondo y exhalo mientras al ritmo del aire iba juntando sus palmas hasta que ambas se chocaron quedando en posición de rezo. La mujer entonces comenzó a explicar que estaba haciendo, además de respirar y juntar sus palmas claro está.

—Lo primero que harás es concentrarte, puedes cerrar los ojos, intenta sentir tu alrededor, intenta sentir tu voluntad como un calor alrededor de tus manos. Junta ese calor en medio de ambas palmas y luego trata de que cubra ambos puños al terminar de respirar. Entonces, golpea tratando de que el calor no se desvanezca. ¡Uno y dos!—

La mink lanzó un golpe con la derecha y otro con la izquierda al aire, el golpe pareció mover suavemente las hojas de un árbol cercano antes de que la mink repitiera la acción una vez más. Se enfocaba en mostrarle cada movimiento a su alumno desde cada ángulo, como mover la cintura, las piernas e incluso el ritmo de la respiración y como el aire no se quedaba atrapado en sus pulmones si no que salía de forma tranquila.

—Por eso debía quitarme la chaqueta, si observas el aire sale completamente y luego antes de golpear tomas un pequeño bocado y lo expulsas de golpe. También es importante el movimiento de cadera, cuando golpeas para que todo el tren superior acompañe el golpe. El objetivo son mil golpes, no importa que tardes todo el día, yo pude reducir el tiempo recién luego de muchos intentos. Ahora es tu turno, tranquilo, te corregiré si veo que lo haces de forma incorrecta.—

Berry se sentó sobre una roca a observar, intervendría si notaba alguna falla corrigiendo con sus manos y cuerpo la postura, lo que quizás resultase con el albino sintiendo sus pechos por todos lados. Pero a la zorra solo le interesaba que el entrenamiento se cumpliese, era el primer paso para que se familiarizara con el Haki y pese a parecer algo simple dar mil golpes de esa manera resultaría agotador. Rhea sentiría en carne propia como sus brazos quizás le pesaran al llegar a los cien y para los quinientos todo su cuerpo podía temblar, pero para probar la voluntad nada mejor que poner al propio cuerpo en contra.
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Mar 21 Mayo 2024 - 11:47}

El plan era entrenar una semana entrenando conjuntamente la mente y el cuerpo. Después se dispuso a explicar de que iría el entrenamiento. Rhea imito a Berry en todo momento; consistía en juntar las manos y respirando en una especie de posición de rezo mientras acumulaba calor fruto de su voluntad, posteriormente intentando golpear sin que este se desvaneciese.
Procedió a quitar-se la chaqueta, ya que según la mink le ayudaría a realizar el ejercicio. Al principio Rhea se centraba demasiado en coordinar sus puños y respiración con el aire. Berry al ver que no lo estaba haciendo correctamente se dispuso a ayudarle y seguir aconsejándole. Después de unas horas le vino un sentimiento desconocido y se sentía mas cálido cada vez que golpeaba.
El entrenamiento había sido bastante intenso, a diferencia del ultimo entrenamiento donde solo ejercitaba el físico, en este acababa aún más cansado incluso sintiendo temblores por su brazo. Aun así, había hecho progresos. Con el paso de los dias aquel sentimiento era aún mayor y aunque no tenía ningún recubrimiento como la mink, ya sentía que al usar aquel poder tenia algo mas de fuerza y resistencia.
Durante aquellos dias se los había pasado pensando en que dieta podría ayudar-le a mantener un control de su cuerpo, ya que utilizaba la fruta del diablo para reducir la fatiga, provocando una aceleración del hígado, páncreas y riñones; generando una sustancia llamada creatina. Esto le hacia doblar el rendimiento que estaba teniendo, además de una concentración aumentada.  Estaba siendo muy fructífero, ya que estaba aprendiendo a controlar dos cosas a la vez, una ayudando a la otra. En el último día de entrenamiento ya podía usar libremente aquel poder y aunque aun estaba muy lejos del poder de la mink estaba muy orgulloso. Aun así, Rhea era consciente de que sus condiciones físicas no eran ni comparables a las de su amiga, y tenia que idear un estilo acorde a sus características.
Esta semana que le ayudo a fortalecerse tambien tuvo tiempo de poder pensar sobre muchas cosas. Su estilo debía basarse en impactar en los puntos débiles de los enemigos, que era el estilo que ya estaba usando, pero quizas los puños ni la espada eran su mejor arma. Estaba claro que tenia que sacarle partido a aquel control de la sangre.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Mar 21 Mayo 2024 - 14:51}

Mientras Rhea se centraba en su entrenamiento durante la semana, Berry decidió aprovechar el tiempo en su propio entrenamiento, esta vez la técnica que tenía en mente requería de un entrenamiento menos demandante para su cuerpo. Muchos pensarían que solo meditaba mientras el albino se dedicaba a dar golpes al aire, pero en realidad se dedicaba a concentrar calor en su estómago antes de liberarlo en forma de una respiración dorada por su boca. La primer semana, mientras no debía corregir la postura de su aprendiz, la zorra llevaba el calor por su cuerpo hasta sus manos y luego lentamente lo expulsaba por la boca en reiteradas veces.

Los primeros días, la respiración dorada no era muy visible, se rompía al separarse demasiado de los labios de la mink y apenas conservaba el calor que esta deseaba. A medida que el tiempo transcurría, se fueron notando los primeros cambios. El calor comenzó a emanar en una forma más uniforme, el resultado poco a poco parecía un rayo de luz y no un simple humo de colores. La mujer apenas había utilizado el calor de otra forma que no fuese expulsarlo por su boca, todavía no definía como lo usaría si como una espada de luz o un ataque diferente.

La semana llegó a su fin relativamente rápido, la zorra había meditado que la mejor forma de usar el calor era como una llamarada. Si alguien se acercaba desprevenido o un rival intentaba mantener la distancia, el poder de una potente ráfaga de calor podía hacerles replantear la decisión. El hecho de estar en una isla tan apartada y desde cuyo extremo podía entrenar una técnica de tal magnitud sin poner en peligro a otros le había inspirado a desarrollar semejante arma.

—Lo has hecho bien, noto que has despertado tu haki de armadura tras esta intensa semana. Ahora cambiaremos roles, porque lo que sigue es, bueno cuando yo lo hice por primera vez me resultó muy aburrido.—

La zorra se encontraba en su forma habitual mientras lamía sus garras, ahora que no debía preocuparse por meditar podía relajarse y actuar como un animal sin muchas preocupaciones. La mujer había trasladado el entrenamiento a un punto de la isla que quedaba a pocos pasos del lugar que habían estado usando, se trataba de una colosal abertura con vistas impresionantes al cielo y el mar azul muy por debajo de ellos. Enseñó el paisaje mientras se sentaba en una roca que había colocado frente a la abertura y adoptaba una pose de meditación.

—El plan consiste en que sientas el mundo a tu alrededor, el viento, las hojas, las presencias. Lo ideal es que tengas paciencia y traigas algo para comer mientras tanto, el haki de observación permite muchas cosas interesantes pero al principio es muy aburrido de despertar. Yo me dedicaré a perfeccionar mi técnica justo aquí, puede que lo primero que veas al despertarlo sea mi propia presencia, pero como dije paciencia que esta semana se hará larga.—

La mink se levantó para caminar unos pasos hasta el borde del precipicio, adoptó su postura mientras comenzaba con su rutina de acumular calor en el interior de su cuerpo, lentamente lo fue dirigiendo hasta su garganta. Exhaló aire notando el calor fluir suavemente por sus labios y fosas nasales. Tras unas cuantas respiraciones abrió los ojos para pronunciarse con un poderoso rugido, el calor emergió desde su garganta como un fuego abrasador en forma de una ráfaga brillante. Esta masa de calor se quebró a los cinco metros, pese a lo impresionante de aquello, la mink sacudió su cabeza y cruzó sus brazos inconforme. Decidió volver a intentarlo, no estaba cerca de su objetivo, nuevamente se colocó en posición y esperó a recuperar el calor le esperaba un día largo.
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Mar 21 Mayo 2024 - 16:13}

Al final de la semana ya había conseguido dominar y sentir aquel poder llamado haki. Berry le llevo cambio de lugar, que consistía en una colosal abertura donde el paisaje era precioso, se podían observar todas las nubes e incluso se observaba el mar por debajo. La brisa corría por aquella zona y era bastante relajante. La idea de Berry era que usase aquel lugar tan tranquilo para intentar sentir el aura de todos los elementos que le envolvían; los animales, las plantas, las hojas y el viento; hasta conseguir sentir el aura de la mink. Esta le advirtió que aquel entrenamiento era bastante aburrido y efectivamente así fue. Al principio era como estar concentrado con los ojos cerrados sin ver ni sentir absolutamente nada. Rhea tuvo que acelerar la sangre, para evitar dormir-se durante ese periodo de tiempo.

Cada vez se podía concentrar más, y a pesar de no sentir las auras de su alrededor ya empezaba a estar más sereno; podía prever más o menos la dirección del viento en todo momento, en que árbol estaba el animalito que va saltando y el movimiento de las flores. Aunque al principio era bastante aburrido, al final resulto ser muy placentero y tranquilo. No estaba siendo tan mala experiencia. Poco a poco iba detectando sus primeras auras, aunque de forma muy simbólica, ya era un gran paso; podía ver auras de pequeñas plantas; sus auras eran minúsculas, pero con un color muy bonito.
Cada hora que pasaba era más consciente de su ambiente, aunque aquel entrenamiento era casi mas duro que el anterior. Aquellos dias descansaba plenamente ya que el cuerpo tenía una relajación excesiva mientras que el celebro un desborde de concentración. Aun así, el progreso le animaba a seguir haciendo el entrenamiento que tenían estimado. Por las mañanas se dedicaba a hacer lo mismo de siempre, ir a por un poco de sopa de calabaza para él y para su amiga; la suficiente para pasar el día, estaba tan deliciosa que posiblemente fuera difícil aborrecerla. Luego no perdían el tiempo y dedicaban el día a entrenar.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Mar 21 Mayo 2024 - 22:33}

Los días pasaban mientras la mink repetía su rutina de acumular calor y expulsarlo, se había dado cuenta que cuando el sol se encumbraba en lo alto de la isla le costaba menos reunir el calor suficiente para rugir. Lentamente, la distancia recorrida entre cada disparo se fué alargando, la constancia que la mink dedicaba había brindado sus pequeños frutos trascurridos los dos primeros días de la segunda semana.

La sopa de calabaza era deliciosa, se había acostumbrado a comer tras los primeros disparos para conservar algo de calor en su boca. Los siguientes dos días de su entrenamiento fueron cruciales para que el rayo alcanzara una distancia mayor a costa de sacrificar un poco la envergadura del mismo, la zorra sentía que estaba llegando finalmente al punto requerido para que fuese un arma que pusiera en apuro a los combatientes a distancia.

Pensó que incluso tras encerrarlos podría dispararlo a quemarropa, por lo cual tanta envergadura no sería necesaria en un combate real. Tras haber dado los primeros pasos en el pulido de la técnica, la semana parecía haberse escurrido entre sus garras y ahora solo tenía unos pocos días para culminar los detalles.

El albino por su parte pareció emprender un camino más lento pero productivo, los primeros días le costaba mantenerse despierto aunque ahora se estaba acostumbrando a sentir las cosas por medio del haki. Esperaba que ambos tipos estuvieran despertados tras concluir la semana y así ponerle a prueba a su manera, la isla del cielo tenía el suficiente espacio como para poder probar de manera eficiente y sin muchos impedimentos todo lo que ella había pensado.

—Una vez más... uno, dos...—

Rugió con entusiasmo mientras el calor brotaba como un gigantesco haz de energía, la luz que irradió fue cálida y se desplazó varios metros hasta romperse contra las nubes. La distancia había aumentado, ahora solo necesitaba acostumbrarse al retroceso de la técnica y controlar que este no se curvase o descontrolara al salir de su boca. Cada día, la mink sentía que estaba cerca de finalmente poder nombrar aquella habilidad, pese a lo extenuante que le resultaba lanzarla de manera consecutiva sin perder todo el calor de su cuerpo.

Se sentó junto al muchacho mientras observaba como meditaba, comenzó a caminar a su alrededor tratando de no hacer ruido, quería comprobar si todavía estaba despierto. Tomó su forma gumana, imitando gestos y caras graciosas para poner a prueba su meditación o si estaba haciendo trampa mirando a escondidas. Tras tontear un rato sonrió y comenzó a analizar las marcas que habían en el borde de la nube, por donde algunos de sus rayos habían pasado factura.

—Si no tomo un descanso su poder a comparación es menor, en una pelea real una técnica debilitada no es de utilidad. Lo mejor es pensarla como un recurso que se utilice de manera letal y no continuada...—

Berry comentó tocando el pedazo de nube, el calor de los impactos más grandes todavía se mantenía, mientras que los más pequeños apenas tenían algun rastro sobrante. Debería incorporar breves descansos entre cada lanzamiento para asegurar que todo marchaba bien, por suerte se había dado cuenta mientras todavía tenía tiempo. La zorra siempre priorizaba la letalidad de las técnicas, era cierto que muchas eran vistozas pero con el tiempo había aprendido que lo mejor era que fueran funcionales. Lo vistozo era un plus porque estaba en sus genes el querer lucirse, pero lo cierto era que incluso su técnica menos vistoza era una potencial arma letal.
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Mar 21 Mayo 2024 - 23:15}

Era el último día de entrenamiento y ya estaba muy cerca de lograr dominar el haki de observación. Cada vez podía sentir mejor las auras con un poco de esfuerzo y concentración. Aquel día dedico un tiempo a ver a Berry entrenar, ya que sus métodos y las técnicas que creaba eran muy vistosas. Después de estar un buen rato observándola mientras comía sopa de calabaza, empezó el entrenamiento; ya que tenia que acabar de pulir el haki de observación. Se dirigió otra vez al sitio donde meditaba siempre y con la mente más calmada ya podía notar las auras de las plantas perfectamente; así que aquello era aquel poder que le explico Berry, a pesar de no entender muy bien la función que tenía confiaba plenamente en la mink y en que aquello tendría un uso útil en el futuro. Después de estar un rato mas en aquella postura ya sentía todo tipo de auras difusas a su alrededor, aunque aún le resultaba difícil saber la posición de aquellas auras. Entre todas pudo sentir un aura más potente, que Rhea supuso que era la de Berry. Rhea instintivamente dio un salto hacia el costado donde venia el aura, y efectivamente ahí se encontraba aún perfeccionando su técnica.
- ¡Berry! ¡Creo que ya tengo el haki de observación! Voy a por algo para celebrar-lo- Dijo Rhea mientras salía escopeteado de allí casi sin dejar que la mink mediase palabras.
Se dirigió hacia la zona comercial de la isla del cielo en búsqueda de algo que pudiese ayudar a la mink, o al menos hacer un esfuerzo ya que le estaba ayudando mucho.
Se dirigió al bar de siempre, y pidió una especie de carne que no podía averiguar de que animal se trataba relleno de la calabaza tradicional de allí. Después fue a una tienda donde vendían aquellos artefactos raros por curiosidad y quizás se encontrará algo interesante.
Allí el buen hombre de la tienda le explico que eran los diales. Se trataba de unas especies de conchas marinas que recogen sobre arrecifes de coral y era la base de la tecnología de allí. Había de varios tipos; viento, fuego, sabor… Cuando el hombre menciono fuego Rhea no se lo pensó dos veces y se lo compro a la mink, deseando que tuviese alguna utilidad.
Se dirigió al lugar de entrenamiento para dar-le los obsequios a Berry. Llegó le preparo aquel plato, que era algo parecido a un pollo relleno con una especie de salsa de color anaranjado. Y seguidamente le dio el dial.
-Mira Berry, esto es un dial; permite absorber y lanzar fuego, espero que te sea de mucha utilidad- Le dijo Rhea con una sonrisa.
Después de aquello se limito a descansar y a observar el entrenamiento de la mink.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Miér 22 Mayo 2024 - 22:04}

La zorra había pulido su flamante técnica "El super berrayo ultra casliente de la hermosa Berry", aunque ahora tocaba colocarle un nombre más corto y con gran impacto en caso de que debiera nombrarlo frente a algunos desconocidos en una charla de borrachera. Había logrado que mantenga una trayectoria recta hasta alcanzar los veinte metros y visto lo que podía hacer en un muñeco, estaba convencida de que aquel ataque podía rostizar un pollo sin problemas. Se encontraba pensando en un nombre, de cuclillas mientras imitaba el movimiento de las agujas de un reloj xon sus ojos. De repente escuchó la voz del albino emocionado afirmando que ya podía sentir el haki, no pudo escuchar que ya se había ido y un ave extraña se había colocado a sus espaldas, haciendo que esta creyese que el muchacho seguía detrás.

—Eso es genial, yo estaba pensando en el nombre de mi técnica, debe ser algo genial y que suene intimidante. ¿Berry rayo? ¿Solar Berry?—

—¡Urrack Huuurrrr!—

—¿Solar Beam? Eso suena grandioso, muchas gracias Rhea, aunque creo que tu voz está un poco crispada a lo mejor un poco de agua te ayude.—

La mink se giró para ver a Rhea volviendo de la ciudad, ignorando que en todo ese tiempo había estado debatiendo con un pájaro que se había ido volando al ver que su alumno regresaba. Berry aceptó los objetos con curiosidad, aunque el plato era delicioso y el dial era bastante bonito, la zorra pareció observar al albino con cierta incertidumbre sobre la razón de tantos regalos.

—¿Has hecho algo malo? En mi tribu los regalos son sinónimos de disculpas por malas acciones, se me hace raro que me regales tantas cosas pero no estoy molesta contigo ¡Bwahaha! De hecho me has ayudado a ponerle nombre a mi técnica. Ahora que dices poder sentir auras te enseñaré un uso bastante práctico de este tipo de haki.—

La mink terminó de comer antes de ponerse manos a la obra, guió a Rhea hasta el primer lugar de entrenamiento y ahí le colocó una venda en los ojos bien ajustada. La zorra comenzó a explicar que harían, lo cual no era más que uno de sus entrenamientos favoritos en cuanto a haki.

—Como supondrás para cualquier tipo de combatiente sus ojos y sentidos son lo más importante, pero tus rivales pueden intentar cegarte o apuntar a tus partes blandas. El haki de observación te permite poder defenderte aunque tengas un sentido menos, siempre y cuando estés concentrado, de momento te será muy complicado activarlo voluntariamente pero intenta alcanzar ese estado y cuando me des la señal lanzaré algunos golpes para que intentes bloquearlos.—

Tras explicar el ejercicio Berry aguardaría la señal para una vez dada, lanzar diez puñetazos en dirección al albino y retroceder, el ejercicio buscaba familiarizarle con el uso práctico de ese tipo en concreto de haki. Mientras no se dedicaba a golpear, la zorra esperaría y cambiaría de posición sin avisar, buscando que sea Rhea el encargado de localizarle.
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Jue 23 Mayo 2024 - 10:01}

- ¿Algo malo? Que va, no esta de mas un detalle por toda la experiencia que me estas transmitiendo. –
Después de comer la mink le explico que harían, volvieron al lugar de entrenamiento y le vendo los ojos a Rhea. Le comento que el haki de observación servia para defenderse, aunque tuviese un sentido menos en alguna pelea donde el rival intentase cegar o apuntar a alguna parte débil. Aunque era bastante complicado para activarlo voluntariamente.  
El entrenamiento iba a consistir en que la mink iba a lanzar diez puñetazos y Rhea tenia que ir esquivando o bloqueándolos. Así que Rhea le encontró un buen uso al haki de observación, ya que podría ser muy útil en distintas situaciones.
Los primeros golpes de la mink le impactaron, ya que no había tenido que sentir auras tan cercanas y con movimientos. La sensación era extraña; ya que no se parecía en nada al ejercicio anterior, tenia que estar en movimiento y en pose de batalla mientras paraba los golpes de la mink. Berry se iba moviendo para que Rhea se tuviese que dirigir a la dirección de donde le venían los golpes.
Aunque los primeros fueron bastante difícil debido a la complicidad, una vez le cogió el truco por pequeños destellos de aura que sentía muy sutilmente, cada vez podía parar más golpes y le era mas facil moverse donde estaba la mink, aunque no siempre la posición era exacta; la iba rectificando con los golpes posteriores. La verdad es que estaba siendo complicado, pero poco a poco iba mejorando. La verdad que aquello era un aumento de poder considerable, y entendía porque Berry estaba tan por encima de él, el dominio de los hakis junto a su fuerza le hacían ser una gran promesa en el mundo de la piratería y Rhea tenia que mejorar lo suficiente para no ser un estorbo.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Jue 23 Mayo 2024 - 14:41}

El albino le explicó que los regalos eran una forma de agradecimiento por su parte, la zorra asintió pensando en lo que Elyria alguna vez le dijo sobre que eran sobornos. Había tantos conceptos entre la misma raza que ya no sabía en cual pensar, suspiró mientras continuaban con el entrenamiento. El muchacho había iniciado con dificultades, pero al ritmo de los golpes mostraba una buena mejora al momento de bloquear y evadir. Ciertamente, la zorra no esperaba que este terminase por dominar la técnica en un par de golpes, pero al menos ya estaría preparado para intentar usarlo en otros combates. El haki de observación ya no sería visto como un complemento sin utilidad por parte de su alumno.

—Creo que esto es suficiente en cuanto al haki de observación de momento, no quiero que te comience a doler la cabeza.—

La mink le quitó la venda a Rhea para que este pudiese verla en su forma humana nuevamente, lentamente la mujer roció un poco de agua en la cabeza del albino antes de volver a ponerse manos a la obra. Ya le había golpeado mucho, por lo que ahora debería ser él quien intentase utilizar su haki de armadura, el recubrimiento que le había enseñado no solo servía como defensa si no como un arma adicional. Como si se tratase de guantes de boxeo, sin perder más tiempo colocó un muñeco de prácticas cerca de ellos y empezó a explicar lo que haría.

—Ya que dominas las bases es momento de intentar mantener tu haki de armadura en tus golpes. ¿Recuerdas en primer ejercicio? Esta vez golpearas al muñeco, intenta al menos diez repeticiones en donde puedas mantener tu haki. El uso ofensivo es el más sencillo de aplicar, para el uso defensivo creo que ya te he golpeado bastante. ¡Bwahahaha! Te mostraré la diferencia con este muñeco...—

La mujer se dirigió a otro muñeco del lugar, primero utilizó un golpe normal que sacudió al pobre muñeco de un lado al otro y al utilizar su haki sin endurecerlo el pobre muñeco salió arrancado del lugar hasta rebotar contra las nubes e incrustarse en uno de los extraños árboles. Berry sonrió mientras explicaba a Rhea que no buscase aquel resultado, dado a que aquello era resultado de la ya excesiva fuerza de la mink en combinación con un haki mucho más avanzado. El objetivo era un incremento gradual del daño, una forma de familiarizarse con el haki para que su uso práctico dejase de ser algo extremadamente complicado, a fin de cuentas, Berry buscaba que su alumno se acostumbre a utilizar el haki incluso contra el bandido más débil. Las normas de su tribu eran jamás limitarse y siempre mostrar respeto empleando toda la fuerza posible contra un adversario, claro que Berry no golpeaba a Rhea con toda su fuerza pero buscaba ser lo menos blanda posible como muestra de respeto.
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Vie 24 Mayo 2024 - 16:06}

Después de conseguir despertar el haki de armadura, Berry le quito la venda a Rhea. El sol le deslumbro, ya que siempre que acababa el entrenamiento era de noche; y este respondió tapándose los ojos. Seguidamente la mink le hecho agua por encima para refrescarle, y le comento que era hora de que usase el haki de armadura, que era aquel poder que le podría hacer traspasar la barrera humana.
El entrenamiento consistía en golpear al muñeco con el objetivo de intentar mantener diez golpes consecutivos manteniendo el haki de armadura. Al principio era complicado golpear con una fuerza suficiente mientras mantenía el haki, ya que cada vez que intentaba golpear con todas sus fuerzas este se desvanecía. Al principio le era complicado mantenerlo mas de tres golpes seguidos y a una máxima intensidad, pero poco a poco conseguía esa constancia.  
Fruto del cansancio, Rhea decidió hacer un último esfuerzo a máxima potencia para conseguir unos buenos golpes al muñeco de práctica, consiguiéndolo casi al final.
¡Uno…Dos…Tres…Cuatro… y Cinco! Lo había logrado. Después de aquello cayo agotado al suelo, mirando a Berry para ver su aprobación, cayendo al suelo sentado con satisfacción.
Aquello era un gran avance, había conseguido despertar los hakis de armaduras y observación. Aunque la mink estaba lejos en cuanto poder, ya iba entendiendo y había subido un pequeño escalón.  En aquel momento de finalización del entrenamiento, se dio cuenta de que estaba siendo un privilegiado de entrenar y aprender con aquellas vistas conjuntamente a una maestra igual de buena que de bruta a partes proporcionales.
Mientras tanto se tumbó y durmió una siesta plácidamente fruto de la satisfacción combinada con el cansancio.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Vie 24 Mayo 2024 - 16:36}

El joven alumno demostraba no darse por vencido con facilidad, cada golpe le resultaba complicado pero tal y como había hecho con aquel lejano muñeco de arena no se rindió. A Berry le agradaba ver que incorporase el esfuerzo y trabajo duro como parte habitual de cada entrenamiento. En su forma de ver las cosas un poder no servía de nada si no había esfuerzo detrás, la vida no regalaba las cosas y todo debía ganarse con pasión, tenacidad, constancia y dedicación. Finalmente tras un arduo e intenso día el albino puso toda su voluntad en la balanza, logrando que el haki se mantuviese en los cinco golpes que impactaron contra el muñeco antes de caer por su propio cansancio.

—Bien hecho, puede que sea un paso pequeño, pero puedo confirmar que los has despertado. Ya entrenaremos en las siguientes semanas para que te sea mucho más sencillo de manejar pero no es intención forzar tu cuerpo.—

La mink conocía que dos semanas podían resultar extenuantes y pese a haber descansado desde que se conocieron solo se habían dedicado a entrenar y luchar. Unos días de descanso no vendrían nada mal a Rhea para que su cuerpo terminase de adaptarse, después de todo ella también necesitaba relajarse de vez en cuando.

Así pasaron unos días en los que la mink se dedicó a pasear por la isla, comprar ropa y jugar con pelotitas u ovillos de lana. Su cuerpo disfrutaba de tumbarse en las suaves nubes y observar con tranquilidad el paso del viento. Fue durante estos tiempos de descanso que una bonita Skypiana, le visitó para informarle que el gobernante del lugar se había interesado en su dominio del haki.

No tardó mucho para que tanto ella como su peculiar alumno fuesen llevados a Upper Yard, viendo en eel camino gigantescos animales y otros extraños como un cocodrilo inflable al que Berry tuvo que apalear para que no tumbase la embarcación. Cada vez esa isla era más curiosa, navegaban por rios flotantes y contemplaban paisajes de lo más surrealistas como árboles y ruinas que se columpiaban en formaciones nubosas.

Una vez llegados a Upper Yard antaño considerada tierra sagrada, les fue encomendada por medio de una comitiva con alas el encontrar un dial extraño perdido hacía años en unas ruinas. Su recompensa, en nombre del gobernador sería un barco capaz de llevarlos nuevamente al mundo inferior. La mink ya se había divertido lo suficiente en Lovely Street y sus alrededores, había entrenado y se había relajado lo suficiente como para volver al alocado mundo de donde venía.

—Parece que tendremos una aventura que no involucra piratas, ni bandidos, ni cosas locas. Solo unas ruinas y algún animal raro, ¿Listo para recuperar ese dial?—

Aceptó con una sonrisa emocionada por lo que pudiesen encontrar en esas ruinas, la comitiva los guió a un antiguo templo cubierto de vegetación y envuelto en nubes, no sabían quien lo construyó pero creían que era una reliquia de tiempos remotos. El lugar según decían estaba rodeado de trampas y solo alguien con un haki lo bastante afilado o una inteligencia que rozara la genialidad podría superar las diferentes cámaras hasta llegar a la cripta del tesoro.

—No se preocupen les traeremos esa reliquia, mi compañero es bastante aplicado y yo, bueno solo soy una mink a la que le gusta golpear cosas.—

La zorra comenzó a reír mientras ingresaba a las ruinas en espera del albino, por sus palabras muchos de los miembros de la comitiva dudaban en que tuviese éxito, pero si les habían escogido para esa tarea a lo mejor daban una sorpresa. Nadie podía ver tanto tiempo en el futuro, pero algo les decía que esa mujer parte zorra y parte humana ocultaba un gran potencial pese a lo simple de sus declaraciones.
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Dom 26 Mayo 2024 - 16:17}

Después de aquello se tomaron unos dias para relajar-se ya que en la isla había muchas cosas interesantes; y era ideal para hacer paseos y disfrutar de las vistas tan bonitas y peculiares. Rhea decidió que quería aprender mas sobre la isla, y fue a una pequeña tienda a preguntar sobre algún libro que explica-se la historia de la isla. El señor de la tienda le ofreció un libro antiguo que explicaba la creación de la isla. Rhea volvió al bosque; y acomodándose encima de unas hojas, se estiro y empezó a leer el libro tranquilamente.
Aquella isla había llegado hasta el cielo, por algo llamado Knock-Up Stream, que por su descripción parecía ser aquello que los había llevado hasta allí.  Cuando aquella corriente de agua vertical apareció por primera vez hace 800 años, se llevó media isla de Jaya hacia el cielo. Aquella parte de isla provoco varios enfrentamientos entre los que habitaban la parte de tierra y los habitantes del cielo.
Se trataba de una de las historias más curiosas que podía haber sobre una isla, y en el presente se encontraba encima de aquel pedazo de tierra que anteriormente había formado de un continente totalmente normal.
Tambien hablaba algo sobre un heroe que les salvo de un malvado tirano con la fruta del diablo que le permitía usar y transformarse en electricidad; vencido por un chico de goma. La historia era fascinante, y a pesar de todo parecía que ahora vivían una época de paz y tranquilidad.  Uno de aquellos dias que estaban destinados a descansar, Berry y Rhea fueron llamados por el gobernante, para pedirles ayuda y llevarlos a Upper Yard. Durante el camino podían observar unos paisajes igual de bonitos como de interesantes donde se veían diferentes animales extraños, incluido un cocodrilo del que Berry se tuvo que deshacer. Una vez llegaban les explicaron que su cometido consistía en un dial perdido en unas ruinas; como recompensa tendrían un barco con el que podrían bajar de la isla del cielo.
-Adelante, será pan comido para nosotros. – Decia Rhea ante las palabras de la mink con total seguridad, mas por su amiga y maestra que por confianza en sí mismo.
Posteriormente entraron a las cámaras del tesoro, Rhea desenvaino la espada con mucho cuidado mientras se endentaban. La primera sala no era muy grande, y había varios dibujos por toda la sala con varios botones. Unos segundos después de entrar las puertas se cerraron, y la sala empezó a llenar-se dé un extraño gas que no seria nada bueno estar expuestos a él durante mucho tiempo. Rhea en el libro que había leído anteriormente que en la tierra sagrada había varias criptas del tesoro, donde tenían que superar varias pruebas para llegar al tesoro final. Rápidamente pudo ver que ya se encontraban en medio de una de las pruebas. Analizo rápidamente la situación, y al ver que no había ninguna puerta y mirando hacia arriba se podía ver una gran subida; empezó a buscar algo que le pudiese cuadrar. Después de unos minutos pudo ver un dibujo de la corriente ascendente, y sin pensárselo dos veces apretó el botón. La plataforma empezó a subir hasta llegar a otra de las salas. -Buffff, menos mal Berry; parece que esta misión será más difícil de lo que parecía…-
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Dom 26 Mayo 2024 - 16:58}

Tardaron poco tiempo en toparse con una de las pruebas, la cámara había empezado a echar gas y no era muy sensato quedarse allí por demasiado rato. La zorra buscaba alguna salida mientras contenía la respiración, lo más vistoso era el techo que se mostraba como un hueco ascendente, cuando estaba por usar sus alas Rhea tocó un botón. La plataforma comenzó a ascender mientras que ambos se mantenían de pie, era curioso que hayan incluido un ascensor cuando la mayoría de personas de Uper Yard tenía alas.

Al detenerse en la siguiente cámara, la zorra se estiró observando su alrededor, no estaba tan vacía como la primera. Se encontraban en una cámara con varias estatuillas y frente a ellos una puerta con rejas la cual pese a que Berry intentó quebrar estaban forjadas por un metal bastante duro e inusual. La única salida era resolver aquel enigma, afortunadamente la respuesta parecía clara al mirar el techo.

—No sería divertido de ser fácil...—

La mink respondió mientras tomaba las figuras y comenzaba a ponerlas en sus respectivos pedestales según las cabezas que adornaban la habitación. El problema es que dos de las seis cabezas habían sido corroidas por el tiempo dejando al azar donde colocar las figuras restantes, la mink notó que las plataformas eran mecanismos que de presionarse demasiado dispararían alguna trampa.

—Mantente lejos, esto no parece obra del tiempo si no algo premeditado, si se coloca la figura incorrecta asumo que nos lanzarán algo.—

La zorra colocó primero la figura del guerrero shandia y el pedestal cedió, ante el sonido de advertencia Berry endureció su cuerpo con el Tekkai y su propio haki de armadura, justo a tiempo para que la mayoría de lanzas y flechas rebotase en su cuerpo sin causar mayores problemas. Una había raspado su mejilla pero el daño era mucho menor al de ser empalada viva en todas direcciones.

Completó el acertijo mientras la puerta de rejas se levantaba, comenzó a reír mientras se dirigía a la otra sala, tras un pasillo se hallaba la cámara final. Una puerta con varios sellos, una nota y una llave en forma de dial, la puerta era infranqueable sin utilizar la llave que al encastrarse en la cerradura permitía girar los sellos.

—"El dios falso mira en el centro, mientras el valiente guerrero y sus fieles compañeros toman el lugar en el cielo, liberando al pueblo del infierno" Hmm, esto es raro solo hay un rayo, una muchedumbre y un corcho esculpidos en cada runa, no veo un dios ni un guerrero... ¿Tal vez está hecho en forma de analogía y cada objeto representa algo? La muchedumbre debe ir abajo...—

La mink colocó a la muchedumbre debajo y el mecanismo giró, desbloqueando parte de la cerradura, sin embargo era complicado para su conocimiento de la isla saber que era un dios falso y un valiente guerrero ya que asociaba el rayo con ambos términos. Se apartó de la puerta para estudiar el enigma nuevamente, buscando por la sala alguna pista de que debía hacer.

Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Lun 27 Mayo 2024 - 14:50}

La siguiente sala consistía en una cámara con varias estatuillas y antes de poder sacar alguna conclusión; la mink ya estaba poniendo las estatuas juntándolas con las cabezas. La mink advirtió a Rhea de que si no ponía las estatuas de manera correcta seguramente alguna trampa se activaría; y este procedió a ponerse detrás de Berry para cubrir-se de unas posibles trampas. De repente, al poner una de las estatuas varias flechas y lanzas golpeaban el cuerpo de la mink, aunque con su haki solamente le rasparon en la mejilla. Rhea se subió encima de la mink y cicatrizo la herida. -Sigamos- comento con despreocupación. Después de completar el acertijo unas rejas se abrieron llevándolos a la cámara final. El pasillo conducía a una puerta con varios sellos, una nota y una cerradura con forma de dial. Berry leyó la nota que decía algo sobre un dios y un valiente guerrero. Fácilmente Rhea supo que aquello trataba sobre aquella historia que había leído anteriormente. Las runas que había colocar consistían en un rayo, una muchedumbre y un corcho. Berry se adelanto poniendo a la muchedumbre debajo. Estaba claro que con el rayo se referían al falso dios que los gobernó en el pasado y aquel corcho debía simbolizar a aquel aventurero con sus compañeros. Asi que coloco la runa del corcho arriba y el rayo en el centro. Cada vez que una runa era puesta, la cerradura comenzaba a girar y al poner la última pulsando el dial esta se abrió. Aquella puerta llevaba a unas escaleras que bajaban a lo que era el objetivo; la cámara del tesoro.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Lun 27 Mayo 2024 - 15:19}

La zorra se encontraba revisando las paredes cuando un ruido le hizo voltear, sin darse cuenta Rhea había resuelto el puzzle haciendo que la puerta comenzara a bajar hasta enterrarse en el suelo. Berry felicitó al albino por haber resuelto el acertijo aunque no sabía si esto había sido por casualidad o este conocía algo que ella no. A fin de cuentas el muchacho se había interesado mucho más por la historia de la isla que ella. Tras pasar la puerta, descendió un largo trecho hasta la oscuridad más profunda, la mink usó la electricidad en sus garras para iluminar el camino y no tropezar.

—¡Whaa!—

Chilló al ver un cuerpo momificado cubierto de telas de arañas al cual le reventó la cabeza de un puñetazo, vaya susto dejar una momia colgando en medio de un pasillo. El descenso siguió hasta que al llegar a las puertas las antorchas se encendieron por si solas una por una. De repente la densa oscuridad fue reemplazada por un cálido pero inquietante color ocre, la cámara del tesoro era una amplia sala con varios sárcofagos y una gran cantidad de oro, joyas y otras ofrendas esparcidas por el suelo.

La mink se adentró a la sala pateando algunas copas de plata del camino, hasta recorrer la gran recámara en su totalidad. Detrás del ataud central se encontraba una mesa con amplias ofrendas y en un pedestal el dial que se alzaba como la joya de la corona. Berry tomó el dial de un manotazo y lo alzó llamando a su alumno con gran emoción.

—¡Lo encontré, lo encontré!—

La celebración duró poco, un temblor se hizo presente en la recámara mientras las tapas de los ataudes comenzaban a caer y volar de sus lugares. Una horda de momias como la que Berry había reventado minutos antes comenzaron a salir de sus lugares de descanso. Lentamente rodearon a los intrusos mientras hablaban un idioma probablemente extinto.

La zorra se lanzó hacia estos con gran voluntad, estaba asustada pero la emoción por la batalla pudo más y su voluntad resurgió en forma de su haki endurecido que tumbó a varios de sus oponentes. Vencerlos a todos era una tarea imposible, apenas derribaba a cinco, otros diez llegaban dispuestos a ocupar su lugar. Una cripta de tales dimensiones podría tener muchos cuerpos, Berry cargó contra los que bloqueaban la salida mientras se aferraba al dial.

—¡Rhea toma lo que puedas y sigueme! Debemos escapar, quedarnos aquí solo nos cansará ya que aunque los derribemos seguirán llegando. ¡Usaré mis puños para abrirnos un camino!—

La zorra rugió mientras de su boca expulsaba un haz de calor dorado, el rayo recorrió unos veinte metros hasta impactar contra las puertas de madera y convertirla en madera ardiente. Las momias comenzaron a apartarse del fuego, al parecer los muertos también tienen sus miedos y no era momento para desaprovecharlo, repeliendo el metal contra su haki la mink comenzó a correr en dirección a la puerta, golpeando las arrugadas caras de quienes osaban meterse en su camino.

Esperaba que Rhea le siguiese, una vez subieran podría usar sus alas para escapar por una de las ventanas dispuestas en la sala de las estatuillas, la adrenalina recorría su cuerpo y la muchacha sonreía no recordaba la vez anterior en la cual se sintiera dentro de una loca aventura sobrenatural.
Raulgamerlol11
Raulgamerlol11
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Mar 28 Mayo 2024 - 12:49}

Después de resolver el acertijo bajaron unas escaleras oscuras que la mink ilumino con sus garras. De repente, esta se asusto con una momia; reaccionando, reventándole la cabeza.
Rhea salto una gran carcajada, de lo bruta que había sido ante tal susto, ya que lo que era un cráneo, se había convertido en unos huesos destrozados. Cuando llegaron abajo vieron una sala, donde las antorchas se encendían al paso de los dos aventureros. Se encontraban en una gran sala llena de joyas y oro. En las paredes se podían observar una gran cantidad de sarcófagos rodeando la sala.
-Wow…- Exclamo Rhea al ver algo tan impresionante que no fuese en los libros; aquello era muy imponente, ya que no todos los dias veías tal cantidad de riquezas. Mientras este estaba pasmado viendo todo el panorama; Berry se había adentrado pateando todo lo que le estorbase. Cuando se quiso dar cuenta Rhea escuchó unos gritos provenientes del final de la sala; pertenecían a Berry que había encontrado el dial, el objetivo de aquella misión. Muy contento se dirigió hacia la mink para celebrar, pero repentinamente un eco metálico retumbo por toda la sala y una gran horda de momias zombis les rodeaba.
Rhea empezó a correr aun mas rapido, con la desgracia de tropezarse de boca sobre unos calices dorados. En ese momento la mink había cargado contra unas momias mientras le decía que cogiera todo lo que pudiera, que tenían que largarse ya. Aprovechando que estaba en el suelo le dio tiempo de coger un cáliz y un par de monedas; aunque no podía permitirse coger mucha cosa mas ya que su mochila no era muy grande. La mink hizo un camino soltando una especie de rayo dorado. Las puertas se incendiaron, provocando que las momias se apartaran del fuego. Aprovechando aquella oportunidad salio corriendo de la sala; sin Berry aquella hubiera sido su ultima aventura sin ninguna duda. Rhea empezó a seguir a la mink a la lejanía; aunque las momias estaban ganando terreno. - ¿Qué hago ahora? A este paso las momias me alcanzaran y tampoco queda el suficiente tiempo para que Berry me salve derrotando-las y que nos de tiempo a salir… Tendre que probar esto…
Después de la reflexión mientras corría a toda velocidad este se paró y empezó a soltar litros de sangre por las manos con una textura liquida y muy caliente. Toda la sangre empezó a bajar por las escaleras mientras las momias caían derribadas, resbaladas o simplemente dejaban de subir las escaleras a causa del calor que la sangre desprendía. Con las fuerzas que le quedaban siguió subiendo las escaleras hasta llegar a la mink que le esperaba con las alas preparadas. Este sin pensarlo y analizando la situación se subió encima; y Berry salio de allí por una de las ventanas. Durante todo el camino, este permanecería callado, concentrado en no caer inconsciente y una vez llegaran a tierra, Rhea se desmayaría a causa de la anemia, viéndose este un poco pálido pero sin mostrar unos síntomas muy graves.
Berry
Berry
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {Mar 28 Mayo 2024 - 16:21}

Por fortuna su rápida acción había logrado el tiempo necesario para salir corriendo por las escaleras, el albino había empleado sus poderes para hacer resbalar a las momias mientras que al llegar a la sala de las estatuillas Berry lanzó las mismas lejos de sus pedestales y la puerta enrejada cayó sobre un par de momias manteniendo a las demás del otro lado.

Sin perder mucho tiempo, la mink convocó sus bellas alas blancas y como un ángel se elevó para salir volando por la abertura que conectaba a las nubes. El paisaje que se extendía debajo era una mezcla de realidad y fantasía, la zorra podía identificar las ruinas debajo de ella junto con los bosques sostenidos en bellas nubes blancas. Suspiró mientras observaba el extraño dial en su mano y descendía contra la tierra sin mucho temor de caer.

—¡Lo logramos!—

Exclamó victoriosa aunque tras tocar la tierra su alumno había caído dormido, sin poder despertarle decidió cargarlo sobre sus hombros todo el trayecto hasta localizar a la comitiva mediante su haki. Allí les hizo entrega del dial y estos se encargaron de llevar a Rhea con algunos curanderos para recuperarle, mientras el albino estuvo inconsciente le hicieron entrega a Berry y los pescadores el barco prometido, que esta decidió darle a los civiles para poder continuar con su empleo.

—No es nada, ustedes dependen de un barco para subsistir, yo ya encontraré algo. Además de no ser por ustedes no hubiera llegado a este hermoso lugar.—

Declaró Berry haciendo llorar a los pescadores que le abrazaron y besaron las mejillas como si esta fuese su salvadora. Riendo la zorra decidió cargar las provisiones que los habitantes amablemente les habían preparado junto a la sopa de calabaza que tanto había disfrutado.

No pasó mucho tiempo para que partieran despidiéndose de sus nuevos conocidos, mientras retornaban a la superficie, la mink no pudo evitar pensar en cuantas islas estarían ocultas como Skypiea. Cuantos misterios aún esperaban a ser descubiertos y que nuevos desafíos podría encontrar en caso de seguir navegando, aunque también observó al albino.

Sus poderes eran riesgosos, quedarse inconsciente por usarlos le podía dejar en mal lugar si ella no estaba cerca, necesitaría mejorar su resistencia. La mink no podía hacer otra cosa que dedicarle más tiempo a su entrenamiento y formación, el albino tendría que aprender a medir sus límites una vez el trabajo de Berry hubiera llegado a su tope.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

¿Estamos en una nube? Empty Re: ¿Estamos en una nube? {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.