Próxima ronda fugaz

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Últimos temas
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Zira Vie 28 Ago 2020 - 7:13

Otro barco turístico llegaba al puerto de la isla Copo, un grupo mediano de personas salían del mismo con sus respectivos abrigos debido a la baja temperatura de aquellas tierras, la mayoría llevaban botas para la nieve, pero éstas no eran del todo necesarias ya que la nieve del sendero había sido quitada. Aún así la caída de copos de nieve era incesante y no tardaría mucho tiempo en volver a llenar el camino. Eran alrededor de treinta turistas acompañados por cuatro guías que iban contando historias de la isla además de contar varios aspectos culturales.

Sin embargo una persona se separó de aquel grupo sin que éstos se dieran cuenta, era una chica vestida con un short y una chaqueta negra, se quitaba la capucha dejando ver los extremos de dos espadas sobresaliendo desde el cuello de aquella prenda. –Brrr… ¡Puto frío! –Insultaba al aire mientras temblaba, pues ella no buscaba terminar en esa isla, pero el boleto que había robado decidió por ella. Se adentraba al pueblo a paso apresurado mientras se frotaba los brazos del frío, no se llevaba bien con las temperaturas extremas y menos estando con la vestimenta incorrecta para aquel ambiente.

Quería encontrar un lugar para calentarse y comer algo, no había recorrido ni doscientos metros cuando se cruzó de frente con un bar, ni se lo pensó y entró. Lo único que oía al entrar eran los murmullos de la gente que conversaba, el lugar no estaba del todo lleno pero habían bastantes personas, menos mal que era un establecimiento grande, aunque llamaba un poco la atención una joven abrigada únicamente con una chaqueta delgada y que de la misma se le asomaban los extremos de dos espadas.

Más de una mirada se dirigió hacia ella, pero la pirata no les dio importancia, pues tenía otro objetivo en mente, de lo contrario habría gritado "¿Qué mierda miran?" O algo por el estilo. Fue entonces que dos hombres se levantaron de las butacas de la barra y se dirigieron a la salida, Zira aprovechó para tomar uno de esos lugares.

Miró el menú que estaba en la pared, los distintos precios que cada vez estaban más elevados le desalentaban, pero entonces sus ojos encontraron el especial de la semana, un café con una porción de pastel. Con unas señas de su mano llamaría la atención del hombre que atendía la barra, le diría su pedido con poca gana, pues estaba cansada y con hambre. Ya el frío se había ido, por lo que la chica bajaría completamente la cremallera de su chaqueta, dejando ver que la única vestimenta que tenía debajo era la parte superior de un bikini negro.

Su pedido no tardó en llegar, ella pagaría en ese instante mientras mentalmente hacía las cuentas de cuánto dinero le quedaba y el resultado era desesperante, largaría un suspiro al aire mientras bajaba la mirada a su pastel. Comería un trozo del mismo a la par que miraba de reojo la butaca libre a su derecha, lo único que esperaba es que no se sentara un idiota a su lado.
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Sáb 29 Ago 2020 - 21:19

Isla copo, nos volvemos a encontrar. Realmente el jóven rey de la forja no esperaba en ningún momento tener la oportunidad de volver a esta Isla por una segunda ocasión. ¿He dicho tener? Definitivamente no creo que regresar a esta Isla por una segunda oportunidad sea una obligación que tenga que cumplir el chiquillo. Tan sólo podía quedar en claro que ha sido simplemente por casualidad, o también podría ser por caprichos del destino.

- Tomemos un descanso aquí, Suzaku. - Para nuestros porqueño protagonista le parecía una buena idea tomar un descanso en un bar. Tal vez comer un gran plató de carné y beber el suficiente sake hasta quedar satisfecho.

Había un puesto vacío, y justo al lado de encontraba una chica sentada. Sorprendentemente era más pequeña que el pirata, algo muy sirorebdete, incluso para el.

-Espera aquí, Suzaku. - La súper ave espero en las afueras del establecimiento mientras Alpha entraba lentamente al local. El dio de hoy, el pelilargo se encontraba usando un kimono rojo con bordados de flores. Una vez se sentó allí, llamo al cantinero con mucha tranquilidad.

-¡Jefe! Una enorme botella de sake. Me gustaría que también está fuera acompañada de un plató repleto de carne, por favor. - El hombre no de hizo esperar mucho y comenzaría a realizar el perdido de él. Mientras tanto, observando de reojo lo que la chiquilla estába comiendo. Éste sonrió, llamando nuevamente al encargado, añadiendo.

-También añada una orden del mejor bebida caliente y su mejor pastel para esta señorita. Va por mi cuenta.
Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Miér 2 Sep 2020 - 9:21

Sin darse cuenta se terminó todo el café de un trago, cuando vio su taza vacía se quedó rígida, no entendía lo que había pasado, lo hizo de forma tan automática que ni siquiera saboreó la bebida, solo tenía una sensación amarga en la boca. –"Relájate un momento, idiota" –Se regañaba a sí misma mentalmente, ahora solo quedaba la porción de pastel, tomó el tenedor y comenzó a comerlo en bocados pequeños, veía como poco a poco se terminaba. Y no estaba en posición de gastar más dinero, ya hasta le daba miedo contarlo, largó un suspiro resignada. –"Tocará asaltar a alguien entonces" –Pensaba a la par que comía el último pedazo de pastel.

Lo peor es que ni siquiera se sentía saciada, ahora estaba algo molesta, no dejaba de tener hambre y sabía que en cuanto saliera tendría que luchar contra el frío otra vez, si lo hubiera sabido, habría pedido otra cosa. Fue entonces que alguien se sentó a su lado, ella no pudo evitar voltear la mirada, solo para encontrarse con un jovencito, a sus ojos aparentaba quince como mucho, no le resultaba nada especial, solo habían dos cosas que le interesaban de él. Su cabello y su dinero, estaba segura de que una cantidad considerable debía llevar encima, ya se había decidido, él sería su objetivo.

–¿Eh? –Fue lo primero que salió de su boca cuando el chico le compró algo, ¿Qué intentaba? El pedido no tardó en llegar y ella comió un pequeño bocado del pastel antes de decirle algo. –Si crees que me vas a conquistar con esto, déjame decirte que no. –Diría en un tono más tirando a broma. –Supongo que debería decir gracias. –Su macabra sonrisa aparecería, le era muy difícil ocultarla, extendería su mano hacia el muchacho. –Zira. –Se presentaría únicamente con su nombre, si podía conversar con él y ganarse su confianza, las cosas le podrían resultar más que favorables, aunque también estaba considerando otra alternativa pero antes debía averiguar más sobre él. En ese momento recordó que sus espadas estaban a la vista, esperaba que eso no frustrara sus planes, aunque ella no es del todo consciente de la impresión que da su apariencia en sí.
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Vie 4 Sep 2020 - 16:19

Menuda manera de romper el hielo ¿No lo creen? La reacción con una singular sonrisa llena de malicia acompañada de unas afirmaciones bastante…¿Descararas tal vez? ¿Conquistarle? Realmente el joven que tenemos en este momento portando un hermoso kimono de color rojo acompañado de un hermoso bordado de flores, pensaba simplemente en ser un poco amable con una persona que tal vez estaba pasando un mal día. Se notaba en la mirada de aquella chica, no paraba de fijar sus ojos en aquella torta con esa clara expresión de: que día tan mierda.

-Freites D. Alpha. Un gusto – El pirata le regalaría una cálida sonrisa mientras se recogía la manga de la derecha para darle el apretón de manos. Su piel era bastante suave, eso tenía que admitirlo. Bueno, todo en si en ella parecía ser suave exceptuando su obvio cinismo a través de esa sonrisa, sin mencionar el par de katanas que ella tenía en su espalda-

Por otro lado, el pedido del chiquillo había llegado. Una enorme reacción de filete. Se podía contar unos diez apilados como si fuera una torre. El olor que este desprendía era maravilloso. A parte, el sake también venia en una cantidad enorme. Alpha quito el corcho rápidamente para acercarlo a su nariz y disfrutar del olor. La sonrisa se había dibujado en sus labios, en definitiva Isla copo era uno de esos lugares tranquilos donde podías pasarlo bien y tener un tiempo de paz y tranquilidad.

-¿Y cuál es tu historia, Zira? – El joven rey de la forja tomaría si primer filete, pero en vez de verlo comenzar a comerlo, lo lanzaría  en una ventana que se encontraba justo al lado contradrio donde se encontraba la pequeña. Alli fue cuando Suzaku, la super ave, sin perder tiempo pasaría a toda velocidad atajando el trozo de carne. Devorándolo. – Dudo mucho que alguien que porta un par de katanas no tenga una historia que contar.
Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Sáb 5 Sep 2020 - 17:31

Ese primer apretón le dejó algo claro a la chica, su mano era dura y fuerte, más allá de ser la mano de un hombre, por sus conocimientos y experiencia, sabía que era la de un peleador. Se le quedó mirando fijamente, ya comenzó a pensárselo mejor, si le iba a robar a alguien prefería que sea un simple civil, todavía recuerda la última paliza que le dieron por meterse con la persona equivocada. Pero de todos modos, no podía evitar sentir una profunda emoción por tener una pelea con él, ya sea un buen o mal día, ella siempre estará dispuesta a pelear, la lucha y la sangre llegaron a su vida para quedarse y acompañarla.

La malicia se fue de su sonrisa, solo para mostrar cierto interés. –El gusto es mío… lindo cabello. –Diría mientras miraba su cabellera de arriba abajo, comería otro pedacito de su pastel, pero alejaría la vista de este al ver como el muchacho lanzó el filete por la ventana, no llegó a ver al ave atrapandolo, solo vio una silueta pasar rápido. –¿Qué carajo? ¿Por qué hiciste eso? –Le preguntó confundida mientras volvía a mirar por la ventana, pero no vio nada más.

Le daría un sorbo al café solo para hacer un sonido con su boca y mostrar una expresión que dejaban claro que estaba amargo, le pondría bastante azúcar antes de seguir bebiendo. Fue entonces que aquella pregunta llegó al oído de la chica, liberó una risita ante eso. –Da igual que parte cuente, será suficiente para meterme entre rejas. –Comentaría a la par que volvía a beber del café, lo miraría de reojo a la par que se lo pensaba un poco. Apoyando la tasa le daría otra respuesta. –Peeero… fuiste muy amable conmigo, mínimo debo contarte algo. –Le guiñó un ojo tras esas palabras.

Miraría al techo pensativa, no era la mejor contando historias, menos su vida, ya que pocas veces se sienta con alguien a charlar. –Pues… nací y crecí en los barrios bajos de Downs, crímenes y mierdas por un lado y por el otro, desde que tenía dieciséis comencé a practicar con las espadas. No te lo puedo negar, varias cabezas rodaron en mi camino, una vez hice que un tipo se comiera su propia verga. –Largaría una carcajada tras eso, a ella le hacía mucha gracia, no pudo evitar reírse al recordarlo. –Estos últimos dos años estuve viajando de isla en isla, haciendo un trabajo por aquí, otro trabajo por allá, hago dinero y lo gasto, luego hago más y sigo gastando, así me mantuve éstos últimos tiempos. –Le contó de forma breve, una vez finalizó pasó a beber más café hasta terminarlo, mantendría la mirada en el chico mientras lo escuchaba.
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Sáb 5 Sep 2020 - 22:48

¿Lindo caballo? ¿En serio ella piensa que nuestro chiquillo tiene un lindo cabello?  Bueno… después de todo él es un chico lindo, eso es verdad. Para suerte del pirata, él ya se había acostumbrado a este tipo de halagos por parte de damas lindas y atractivas de este mundo, ya no era el joven inexperto de hace un tiempo atrás. Agradecido con su maestra desde el fondo, claro que sí.

-¿Por qué lo he hecho? Mi compañera animal se encuentra afuera. Es un ave muy hermosa y es carnívora. Siempre le doy de lo que yo como y en esta taberna lamentablemente no dejan entrar animales.

Un sorbo de sake y ya era momento de escuchar un poco sobre la historia de Zira. Y aunque suena simple e incluso cliché en cierto punto, eso es lo que le da la magia a su historia. El no profundizar sobre la misma genera mucha más incertidumbre y la añade misterio ¿Tendría alguna razón en específico para todo aquello? ¿Habría tenido mala suerte en la vida? ¿Qué tal sobre sus padres? Tantas preguntas sin respuesta, y a nuestro pequeño no le interesaba indagar para encontrarla, con lo que ella le permitía saber le bastaba.

-He visto a muchos hombres llorar por sus vidas en sus últimos momentos. He visto a hombres mantener el fuego del valor vivo hasta el último momento y… he visto hombres ser tan imparables como un tanque de guerra. Si has hecho lo que afirmas, me parece bien. En este mundo todos tienen derecho a tomar lo que quiera siempre y cuando tengan el poder para lograrlo. Luchar es el único mérito real en esta vida.

Muchos recuerdos… esas jodidas minas eran un muy buen recuerdo y al mismo era uno malo. Nuestro joven rey obtuvo allí a unos muy excelente soldados al igual que mucha experiencia en combate. Y pronto seria el momento de regresar a reclamar lo que alguna vez fue suyo, pero en este caso, sería para confirmarlos a todos.

-En mi caso no tengo mucho que contar. Al igual que tú, tengo suficiente cargos para mantener más de una vida en prisión. Aunque el único cargo que realmente importa es el que he tenido que hacer hace mucho tiempo. He tenido que matar a toda mi familia, exceptuando a mis padres. El hermano de mi madre, mi tío… había querido vender nuestros conocimientos a los nobles de la Red Line, convenciendo a el resto de la familia y organizando un acto para derrocar a mi madre como cabecilla. No es… un recuerdo que me agrade mucho, pero al igual que tu he matado en pro de sobrevivir. Ya que eran ellos o yo.

Recordar eso le ponía algo melancólico, pero nada que un buen trago de sake no quitase. Así que nuestro pequeño se dispuso a dar otro profundo trago mientras devoraba un trozo de aquella carne. La vida en definitiva es algo que te llena de sorpresas ¿Acaso esta será una de ellas?
Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Lun 7 Sep 2020 - 4:01

La muchacha mantendría el silencio mientras escuchaba al joven hablar, comería el resto del pastel mientras tanto, una sonrisa tan maliciosa como la anterior se dejó ver, le estaba gustando las palabras que salían de la boca del chico, concordaba bastante con el pensamiento de la chica. –Que poco tardaste en caerme bien. –Diría manteniendo la sonrisa, segundos después comería el último bocado del pastel. Era jora de escuchar la historia del pequeño hombre, aunque era ligeramente más grande que Zira, a sus ojos era pequeño si lo comparaba con el promedio de los hombres.

Mientras lo escuchaba, las sospechas de la chica se volvían realidad, ese tipo era alguien fuerte sin duda, si bien Zira era una persona irrespetuosa, tenía la conciencia suficiente para no hacer un comentario desafortunado sobre lo vivido del chico. Apoyaría su cabeza en ambos puños a la par que miraba a Freites sin dejar la sonrisa maliciosa, sin embargo esta vez no mostraba los dientes, sus ojos estarían entrecerrados. –Me gustas, chico. –Comentaría en ese momento a la par que liberaba un bostezo.

Liberaría una pequeña carcajada a los pocos segundos. –Planeaba ganarme tu confianza para luego robarte, pero estoy segura que si lo intento terminaría mal parada. –Le contaría sus verdaderas intenciones, pero su palabrería no terminaría allí. –Me contaste un suceso muy importante de tu vida, déjame que te cuente el mío para que estemos a mano. –Largaría un suspiro a modo de pausa antes de continuar. –Maté a mi madre, con mis propias manos, tenía quince, la estrangulé mientras estaba descansando en la cama. A diferencia de ti, yo lo recuerdo con felicidad, era un odio mutuo, ese suceso fue un gran paso en mi vida, digamos que me sentí liberada de algún modo. –Le restaría con una sonrisa que denotaba su alegría, no mentía al decir que lo recordaba con felicidad.

Doblaría su espalda haciéndola sonar. –¿Sabes? Me agradas bastante, ¿Quieres que haga algo por ti? Matar a alguien, robar algo, conseguir información, algún favor en el baño, dime chico, te lo debo por lo que me pagaste. –Diría sin pudor alguno, aunque sí bajaría un poco el tono, no sería conveniente que todo el mundo se entere.
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Lun 7 Sep 2020 - 16:42

Una interesante historia, ella realmente mostraba satisfacción al momento de narrar el hecho de asesinar a su madre. Aun así ¿Quién era Alpha para juzgarla? Cada quien tiene sus motvos y razones para realizar cualquier acción y, en el caso de Zira, no era la excepción.

-Agradezco la honestidad.- Dijo el chiquillo. – Basado en mi lógica, lo más importante de todo es ser fieles a nosotros mismos, esa es la esencia de todo, si tu crees que ella merecía morir, pues lo merecía y ya esta ¿Quien soy yo para decir que esta bien y que esta mal? Solo soy un pirata con sueños y metas alocadas. Además, tú también me agradas, Zira. Es más, podría decir que llegarías a gustarme pero… Te falta algo.

Cuando ella sugirió en devolverle el favor. Se quedó pensativo durante un momento. Alpha llevaría la mano derecha a su barbilla y comenzaría a pensar un poco. En general le daba curiosidad ver como ella se defendía, que tan buena ella seria para la batalla. Más que nada, esa era la mayor curiosidad que tenia el pequeño rey de la forja.

- Y para responder que es lo que te falta y hacer algo por mí, pediría amablemente un duelo contigo. Quiero ver que tan fuerte eres ¿Te parece bien si vamos al bosque? Pediré más comida y bebida para llevar. Así después de luchar no estaremos con el estómago vacío.

El pirata ordeno dos grandes porciones de carne, dulces, pasteles, sake y un poco de chocolate caliente extra para ella. Luego de eso, pagaría por todo. Le indicaría a su nueva acompañante que le siguiera y, allí afuera se encontraría con la fiel compañera del pequeño herrero, Suzaku.

-Hermosa, tenemos nueva compañía. Ella es Zira. – Suzaku se quedaría fijamente mirando a la pequeña. De igual manera, no se dispuso a mostrarle mucha atención. La plumífera tomaría las cosas que el pelilargo había comprado y se dispondría a guardarlas en sus alforjas. Luego, el chiquillo tomaría el pico de su ave para que ella lo elevara hasta su lomo. Luego, el extendería la mano para invitarla a subir. – Tal vez no es lo que esperas para alguien como yo, pero esta nena es más rápida de lo que aparenta.



Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Vie 11 Sep 2020 - 8:11

No lo podía negar, le estaba agradando el chico, tal vez más de lo que piensa, la temperatura de su cuerpo se estaba elevando, no quedaban rastros del frío que antes sentía, su sonrisa seguía pero su expresión cambiaba a una de interés por el joven. ¿Pirata? No tenía la pinta de uno, pero era una grata sorpresa. –Vaya vaya… parece que nos movemos por la misma corriente. –Decía a la par que sonaba una sutil risita de entre los labios de la chica. Si era un pirata había una pequeña posibilidad de que se uniera a su tripulación, si es que había alguna.

Levantaría una ceja ante la petición del enano, le gustaba, más bien le emocionaba, era tan tentadora la oferta que no podía negarse. –Pues claro, me encantaría, chico. –Tras esas palabras esperaría hasta que el muchacho hiciera todos los pedidos, toda esa comida también era muy tentadora para la chica, al final esto podría volverse un gran día. Lo seguiría hasta fuera, abriendo bien los ojos al ver a aquel pájaro enorme, tomaría la mano de Freites al instante, terminando por subirse detrás suyo.

El frío había vuelto, pero ella se estaba calentando a su manera, apoyándose en la espalda del joven le dijo. –Si es muy rápida, tendré que agarrarme fuerte. –Rodearía el torso del chico con los brazos a la par que apoyaba su mentón en el hombro derecho del muchacho. –Estoy lista… –Le diría al oído mientras seguía en la misma posición, entonces comenzarían la marcha hacia los helados bosques.
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Vie 11 Sep 2020 - 18:01

Suzaku comenzaría con un paso lento. Dando la oportunidad a tanto a Zira como a Alpha tener la oportunidad de observar los alrededores. El ambiente era totalmente tranquilo, un pueblo pacífico en su totalidad donde la gente solo se disponía a vivir su día a día en comunidad. Me atrevería a decir que se podríamos nombrar a este sitio: un lugar de paz. Después de todo, rara vez aquí ocurre algo como una pelea o algún enfrentamiento.

-Cuando vengo de visita al mar del norte, siempre me tomo un tiempo para pasar por esta isla para disfrutar de su tranquilidad, la nieve e incluso de sus pobladores. Pero a pesar de que la gran mayoría han demostrado ser muy amable conmigo. Aunque siendo honestos no me sorprendería que algún día respondiera alguno de manera hostil contra mí.

Al llegar a la salid del pueblo, la plumífera comenzaría a correr a gran velocidad. Dentro, el bosque era igual de hermoso que el poblado. La nieve estaba por doquier, en cada rincón, no se quedaba ningún lugar sin estar cubierto por aquel manto blanco. – Este bosque también me agrada. – La tranquilidad era maravillosa. Disfrutar de ella siempre será uno de los placeres más grande del pequeño Alpha. Aunque, todos sabemos que disfrutar de la paz tiene su precio.

Después de un rato. Llegaron a lo que parecía ser una cabaña abandonada. Menuda casualidad. Alpha bajo para luego ayudar a la chica a bajar de manera delicada. Luego el mismo inspeccionaría la cabaña para ver el estado actual de la misma. Un poco llena de polvo, eso si. Pero se podría pasar la noche aquí si llegara a ser necesario. Por otro lado, en la parte del frente tenía un gran campo abierto. – Este lugar es perfecto y tranquilo, aquí nadie nos molestara y además el campo abierto será perfecto.

El joven rey camino directo al campo abierto. De los costados de su cabeza comenzaron a salir un par de astas. Cuarenta centímetros cada una. Se voltearía en dirección a la pequeña, mirándole con tranquilidad. Descubriendo sus brazos torso y abdomen. El herrero adoptaría una postura bastante tranquila y relajada. Dejando en claro que ella sería la primera en atacar. - ¿Comenzamos?
Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Mar 15 Sep 2020 - 2:03

Zira admiraba los alrededores junto al joven, aunque también su atención se dirigía hacia el ave que montaba, nunca vio una tan grande y bella, se tomaría un momento para acariciar su espalda. A pesar de eso, algo más llamaba la atención de la chica, volvería a rodear al joven con sus brazos, apoyándose en su espalda, primero comenzaría a olfatearlo, quería recordar su olor. –Ya veo, no te lo voy a negar, el lugar es tranquilo, aunque mucha tranquilidad me enferma a veces, soy de las que siempre que puede se las agarra a los puños con el borracho más grande que haya. –Le comentaría a la par que largaba una risa, no mentía, le gustaba pelear y descontrolarse, así es como mata el aburrimiento. Ya por los bosques no pudo evitar largar una carcajada de diversión por la carrera que se estaba echando el ave. –Y dime, ¿Qué tan fuerte eres? –Le preguntaría al oído en voz baja, apoyando su mentón en el hombro del chico, tenía curiosidad y aunque poco le importaba, invadía su espacio personal, no lo hacía a propósito ni sin querer, solo era algo natural en ella.

Ya cuando llegaron a aquella solitaria cabaña ella se quedó contemplandola, en cuanto Alpha se bajo ella levantó ambas cejas. –Que poco sutil que es. –Balbuceó para luego tomar la mano del joven y bajar, se voltearía hacia el ave y le mostraría una sonrisa. –Gracias por traerme amiguito… o amiguita. –Le hablaría al animal para luego mirar al hombre, este inspeccionaba la cabaña, el chico diría algo sobre pasar la noche allí, cosa que despertó uno de los típicos comentarios anticlimaticos de la chica. –Prepara el culo Zira. –El tono no era nada sutil, en parte por el problema auditivo de la joven, pero en gran parte era por su descaro al hablar.

Minutos más tardes saldrían para tener aquel combate, la muchacha se quitaría la chaqueta para terminar lanzandola hacia el ave con tal precisión que terminó sobre su espalda. –Por mi parte estoy lista, intentaré no matarte. –Diría a la par que desenvainaba ambas katanas, pero entonces frunció el ceño cuando vio ambas astas en la cabeza del joven, sabía que había gente así de rara, pero nunca vio a una de frente. –No te va bien en el amor por lo que veo. –Una sonrisa se formaría en su rostro tras ese chiste.

Se lanzaría al ataque sin dudarlo, una gran cantidad de cortes se dirigían al chico, Zira dijo que evitaría matarlo, pero es torpe como un dodo y simplemente evitaría atacar por encima del cuello, pero de ahí para abajo se lanzaba como una fiera. Algo estaba claro, ella no contenía su fuerza, estaba atacando con todo lo que tenía y no planeaba parar, sus energías son muy elevadas, una vez que comenzaba su ataque no paraba hasta después de un buen rato.
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Mar 15 Sep 2020 - 23:42

Esos comentarios. Esa manera tan vulgar de usar las palabras. Esa confianza. Si, en definitiva ella estaba llena de orgullo. Un orgullo tan fuerte que la brindara el poder de hacer grandes cosas en este mundo y este mar. Pero… ¿Realmente estaría lista cuando el momento llegara? Sería interesante averiguarlo, Ella había demostrado una iniciativa implacable y feroz. Alpha por su parte, ante tales acciones, seguía manteniéndose tranquilo y sonriente. – En el amor no me va bien porque ninguna me aguanta en la cama. - ¿Seria verdad o seria mentira? Quién sabe. Después de todo, los jóvenes de hoy en día estaban llenos de mucha fuerza y vitalidad. Quizás sus palabras eran ciertas… o quizás no.

Aunque eso podría ser tema para otro momento. Zira se lanzaba con toda su fuerza y poder contra el joven rey de la forja. Pero a simple vista y estaba claro, ella no se estaba conteniendo. Eso le recordó al joven pirata “Acaso ella no había preguntado qué tan fuera era?” Pues en ese momento Alpha se mantuvo en silencio, respondiendo simplemente con una sonrisa. Siempre era aconsejable esperar el momento indicado para actuar o decir las cosas y, este era uno de ellos.

-Soy así de fuerte. – Al tenerla a escasos pasos simplemente cerró su puño y realizo un rápido movimiento de mano. Alpha abanico con la suficiente potencia para generar una onda de choque. Con la única intención de mandarla a volar lejos. Ya sería ella la encargada de cuidar su propio aterrizaje. Una vez visto el resultado del ataque. El pelilargo le miraría aún más tranquilo. Gozando del espectáculo.

-Esto no es nada, Zira. Ni siquiera estoy dando la mitad. Me encanta tu manera de ser. Pero aun así te falta mucho poder, pequeña. Inténtalo de nuevo. Pelea y aprende de cada golpe, de cada estocada, de cada caída y de cada batalla. Además respóndeme esto ¿Vales la pena para mí? Dame una razón para que me interese en ti - Alpha chasqueo los dedos y su compañera plumífera le arrojo una hermosa espada, estaba enfundada. El pequeño acerco sus labios al mango de la empuñadura para susurrarle algo. Luego, el pequeño desenfundo una de las armas más fuerte de su arsenal bélico: La hoja gélida.

-¿Continuamos?
Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Sáb 19 Sep 2020 - 9:30

La ofensiva era lo único importante para Zira, no se detenía al atacar, era lo que ella acostumbraba, no dejaba ni un respiro al oponente, sin embargo sus ataques no surtían efecto en el chico. –Grr… Maldito. –Gruñiría a la par que retrocedía para recuperar algo de aliento, fue entonces que Alpha hizo aquel comentario en respuesta al chiste de sus cuernos. Una risa salió de Zira. –Listo, hoy no te zafas de mí, pequeño hablador. –Esas palabras del chico le causaron algo de emoción interna. Pero a los pocos segundos de soltar aquellas palabras, el ataque del joven la alcanzó y la lanzó lejos provocando que atraviese la ventana de la cabaña, el ambiente se mantuvo en silencio.

Varios segundos pasaron hasta que la chica salió por la puerta, caminaba en dirección al hombrecito, se le notaba seria y determinada a seguir. Tenía varios cristales clavados en los brazos, piernas y espalda, pero un pedazo destacaba, este estaba incrustado al costado de su cabeza y era grande como unos veinte centímetros o más. Tardó un poco en darse cuenta de esto, la sangre brotaba de sus heridas, esto se intensificó más cuando se quitó aquel cristal de la cabeza, dejaría una espada clavada en el suelo y se aproximaría hacia su oponente, dispuesta a atacarlo con su golpe más fuerte. Con el siguiente ataque ha logrado cortar árboles de un tajo en el pasado, ¿Qué hará ahora? Estaba por averiguarlo, era su momento.

El agarre con la que sostenía la espada era distinto, la presionó bien fuerte con su diestra a la par que comenzaba a correr hacia él, ya a pocos metros saltó con furia, cayendo en picada hacia él puso su espada por delante lanzando un fuerte golpe. –¡Prueba la garra del tigre! –Es lo último que alcanzaría a decir antes de llegar a él, pues todo se puso negro ante sus ojos, había perdido la consciencia y ni sabía si el ataque le dio o no, pero tampoco pudo demostrarle que ella era digna de su interes. El mal día de Zira no terminaba, había perdido algo de sangre además de que se golpeó fuerte la cabeza en la caída, ella no moriría por eso, ha pasado cosas peores y esto no era nada, en algún momento despertaría.
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Lun 21 Sep 2020 - 18:06

¿Quizás el pequeño se había excedido un poco? Puede que sí, puede que no. Pero en este caso vamos a decir que no, ella demostraba durante todo momento que daría el cien por ciento ¿Por qué no darlo de igual manera?

El silencio de aquella espera había resultado ser incluso incomodo ¿Le habría matado? Si era así, sería una lástima. Puede que ella tenga una actitud ruda pero en definitiva si podría decir que es bastante linda, o al menos físicamente simpatizaba con el herrero. Aunque el físico también era lo de menos, a Alpha no le llegabas a gustar por el físico, la única manera de lograr meterte por los ojos del herrero, era con actitud.

Al fin ella había salido de la cabaña y estaba totalmente llena de vidrios, incluso uno logro perforar un poco en su cabeza. La expresión facial de Zira estaba totalmente seria. Ella arranco aquel trozo de cristal de su cabeza y se lanzó al ataque. Si ataque, a pesar de ser simple. Venía con mucho potencia y poder, incluso traía consigo un nombre bastante genial. Alpha no pudo evitar sonreír. En respuesta a tu ataque, tomo su espada con ambas manos y la abanico contra el filo de su katana, realizando el choque. Cuando el pequeño se disponía a dar aplicar más fuerza en el empuje para romper la arma de la pirata por la mitad, se dio cuenta que ella había caído inconsciente. Sin pensarlo mucho y antes de que callear al suelo la tomo entre sus brazos. Mirándole con ternura e incluso sintió orgulloso por ella.

- Lo has hecho bien, pequeña. – El pequeño hombre se pico en camino al interior de la cabaña. Sus cuernos regresaron al interior de su cabeza y Suzaku rápidamente tomaría las espadas de Zira con su pico para llevarla adentro.

Al entrar, el lugar estaba lleno de vidrios por todos lados. El pelilargo coloco con mucho cuidado a su acompañante en la cama que se encontraba en el fondo de la vivienda. Suzaku le haría entrega de unas vendas. El pequeño con sumo cuidado comenzaría a vendarle la cortada que tenía en la cabeza. Luego, comenzó a retirar el resto de los cristales que se encontraba por todos lados, cubriendo con las vendas donde hiciera falta.

- Con esto debería bastar. Esperamos que despierte pronto. – Mientras esperaba, Alpha se dispondría a limpiar la cabaña y taponear la ventada con unos tablones que estaban allí adentro. Una vez terminado todo. Se dispondría a sentarse en el sofá. Era momento de esperar pacientemente.
Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Mar 22 Sep 2020 - 8:22

Toda su vista se había tornado oscura, para ella fue como un parpadeo entre que perdió la conciencia y despertó. Solo veía el oscuro techo de la cabaña, ¿había perdido? Sí, como nunca antes, se maldecía por ello, todavía le ardían todas las heridas, comenzó a palpar su cuerpo, sentía los vendajes frotarse contra la punta de sus dedos, todavía no veía con claridad debido a la falta de luz. Oía un pitido en su oído derecho, pero se fue a los pocos segundos. –Tch, maldita idiota… –Balbuceó molesta, estaba por levantarse, pero entonces sintió algo, su mirada se enfocó en su zona inferior. –Algo pasó allí… –Diría con leves sospechas de lo que podría haber pasado.

–Ese mocoso alzado… –Se pondría de pie con brusquedad, esto sumado a su estado actual provocó que perdiera el equilibrio y cayera golpeando su frente contra la esquina de la cama. –AY AY AYAYAYAAAAAYYYYYYY… –Se quejaría agarrándose la frente y rodando por los suelos, estaría así varios segundos, ya una vez pasó el dolor se sentó. –Dios, que torpe. –Un moretón se formó en el lado izquierdo de su frente y no pasaba desapercibido.

Se levantaría al rato con cierto enojo, el día empezó mal y solo sigue empeorando, lo único que se podría calificar como bueno es haber conocido a Alpha, pero todavía duda de ello. Se cruzaría con el chico a los pocos segundos de salir de la habitación, este estaba en el sofá, mostraría una sonrisa y se pararía frente a él. –Ay chiquillo chiquillo… te agradezco por cuidarme, pero… –Se acercaría más hacia él. –Sé que tener una chica inconsciente frente tuyo puede ser tentador, no te lo voy a negar, si la situación se presta ¿por qué no lanzarse? En especial teniendo tu edad, siempre te ves en la necesidad de meterla cuando hay una oportunidad. –Largaría un suspiro para hacer una pausa. –A lo que voy es, ¿Lo hiciste? Solo quiero que seas sincero, la verdad me da igual, por experiencia es mejor inconsciente que despierta. –Terminaría su cuestionable palabrería ahí, ya no se veía una sonrisa en ella, su expresión era de desinterés, la respuesta le daba igual, solo quiere saber si el chico es sincero, ya que un mar de hombres cobardes se encuentran en el camino que la muchacha tuvo que recorrer.
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Miér 23 Sep 2020 - 16:21

Realmente la espera comenzó a hacerse larga. De hecho, ya habían pasado un par de horas y la tarde ya comenzaba a hacer acto de presencia. Pronto Alpha comenzaría a iluminar la casa con unas cuantas lámparas. Luego buscaría entre las cosas que compro una de las botellas de sake. Sentándose nuevamente en el sofá y comenzando a beber muy tranquilamente.

Para él, no había nada mejor que beber, era lo que más disfrutaba en todo momento. El dulce pero a la vez amargo sabor de la bebida era una de las cosas que le motivan a seguir explorando el mundo y seguir probando bebida tras bebida hasta llegar a tener un gran sabor. De hecho, me atrevería a decir que Alpha muy pronto desarrollaría una manía de coleccionar bebidas. Al fin y al cabo, cada persona tiene un hobbie extraño ¿No?

Zira finalmente había despertado y llego al lugar donde se encontraba el pequeño pirata. Ella sin perder el tiempo se acercó frente al pelilargo y comenzaría a invadir su espacio personal. Alpha solo se limitaba a seguir bebiendo y escuchar sus palabras. Aunque este no tardiaria nada en responder a su pregunta, con otra pregunta. - ¿Qué tiene de divertido coger sin poder escuchar sus gemidos o ver sus expresiones? -Tal vez no era la respuesta que ella esperaba. Pero el rey de la forja no era el tipo de pirata que abusaba de una mujer. Ni de lejos, el tenia un código de honor que por un lado marcaba en lo correcto y por otro lado, el literalmente hacia lo que le diera la gana, o mejor dicho, hacia lo que quisiera siempre que tuviera la fuerza para lograrlo.

-No tiene nada de divertido coger con algo que no se mueve, no siente y no grita mientras hago que cuerpo se sienta como mil infiernos. – Un profundo suspiro y la habitación completamente se llenaría de vapor que saldría de los labios del pequeño. Tal vez un poco de calor seria agradable para ella, después de tanto frio. – Allí en la mesa tienes comida, bebida y tus dulces. Siéntete libre de tomar lo que quieras.

-El pequeño draia otro profundo trago a la botella vaciándola. Quedando un rato mirando hacia el techo. Estaba totalmente relajado y disfrutaba poder beber. – No hay nada mejor que esto.

Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Jue 24 Sep 2020 - 7:26

Si el chico llegaba a confesar que lo hizo, sería presa de las burlas y la lujuria de la mujer, pero la respuesta que recibió la dejó algo desencajada. Sin embargo una sonrisa se dejaría ver en ella, esas palabras no eran las que esperaba pero fueron mejores que las que quería oír. –Ya veo… se nota que somos personas diferentes, tú eres del tipo guerrero honorable seguramente. Yo en cambio no me guío por honor o ética, lo hago por mis propios deseos e impulsos. –Diría con el puño cerrado frente a su rostro, sus ojos entrecerrados serían acompañados por aquella traviesa sonrisa. Se tomaría el atrevimiento de sentarse sobre las piernas del chico y rodearlo con los brazos. –Quiero sentir esos mil infiernos… –Una declaración directa, sin pelos en la lengua le revelaría con más claridad sus intenciones.

Pero así como se subió se bajó, se apartaría del joven y mostraría una expresión de fatiga. –Pero otro día, hoy me duele todo y no tengo la presión nivelada. –Dijo con algo de desinterés a la par que se dirigía a la mesa. –Gracias por la comida. –Le agradecería antes de sentarse y tomar un trozo de pastel, comería un pedazo del mismo mientras se mantenía pensativa, estaba claro que el chico debía tener un grupo o debería estar formando uno, a Zira le vendría muy bien ir con él. Solo hay un problema, es la incertidumbre de si el joven la aceptará, demostró que no combinan y que ella es mucho más débil que él, solo dio razones para rechazarla, debía encontrar una forma sea cual sea.

Se serviría un poco de chocolate que todavía se mantenía algo caliente, daría un sorbo para saborearlo y luego procedería a darle dos tragos. Se quedaría algo pensativa sobre cómo ganarse al chico, podía usar su cuerpo pero no era cien por ciento efectivo, además de que Alpha no parecía alguien que cayera ante eso, algo se le debía ocurrir. En cuanto terminó de comer se puso de pie y comenzó a dirigirse nuevamente al dormitorio. –Me voy a acostar, si quieres ven, entramos los dos en la cama. –Le ofrecería antes de meterse en la habitación y acostarse, mantendría la mirada fija a la entrada unos segundos, pero terminaría por voltearse hacia la pared mientras seguía acostada sin poder dormirse por la emoción.


Última edición por Zira el Lun 28 Sep 2020 - 10:25, editado 1 vez
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Dom 27 Sep 2020 - 13:50

Un interesante juego de palabras por parte de Zira. Se podría decir que ella si logra simpatizar con el pequeño Alpha, pero tal vez ella aún no termina de comprender al chiquillo. El era sin lugar a dudas alguien tranquilo y educado. Le el gustaba tratar con respeto a las demás personas ya que le gustaba realmente recibir el mismo trato,. Aunque, estamos hablando del mundo pirata, muy rara vez te encontrarás a un corsario como el.

Todas sus acciones despertaron su interés, ya que para muchos ella podría parecer una zorra más, pero para el pequeño ella era totalmente una guerrera más. Ya lo dice el refrán: No esperes que una mujer te entregue su cuerpo si no estás dispuesto a sacrificar tu vida.

Ella se retiraría a la habitación. Alpha se levantó y tomó otra botella de sake y aparte, de un solo bocado consumió un trozo de carne. Suzaku se le quedaba mirando desde el rincón donde ella descansaba. El pequeño pirata le sonrió y le arrojó un filete para luego ponerse camino a la habitación.

Allí estaba ella. Acostada con el rostro en dirección a la pared. El pelilargo lentamente se subió a la cama y se sentó justo a su lado. - ¿Puedo ayudarte con el dolor?- Pregunto con amabilidad. Si ella aceptaba, le indicaría que se acostara boca abajo. Allí Alpha le daría un masaje desde sus hombres hasta los pies. Y tocando muy descaradamente por todos lados, especialmente su culo.

- Se que no soy el tipo de pirata al que estarías acostumbrada. Me disculpó si te estas llevando una mala impresión de mi hasta ahora. - Dijo sonriente. - Yo también me dejó llevar por mis instintos, pero en el campo de batalla. Donde disfrutó masacrar a todos mis enemigos y los enemigos de mi familia. - Se escucho un crack, la columna de Zira definitivamente le faltaba cariño. - ¿Cuanto ha pasado desde la última vez que te trataron bien? Te diré que yo aceptó a quien este dispuesto a morir por mi, ya que yo no dudó en morir por los míos. Pero, se nota que tu quieres algo más que simplemente eso ¿No?

El rey de la forja término con los suyo. Se cruzaría de piernas al lado de Zira y daría un trago a su bebida, añadiendo. - Por que lo único que quiero es una guerra eterna y tu... ¿Que deseas?
Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Lun 28 Sep 2020 - 11:38

El chico ya se estaba tardando, eso le molestaba, largaría un suspiro de cansancio acompañado de un bostezo, prefería ya dormirse de una vez, la emoción se le fue. O eso creía, fue entonces que escuchó los pasos del chico, sentía su aroma a sake, oía su suspirar, percibía como el colchón se hundía cuando él se sentó y fue entonces que esas palabras llegaron a sus oídos. Esa pregunta le devolvió la vida, un cosquilleo recorrió su espalda, una sonrisa se formó en su rostro a la vez que se ruborizaba, su corazón comenzaba a animarse y ella misma no tardó en voltearse. –Hazlo… –Respondería cruzando miradas con él, estaban bastante cerca uno del otro, la habitación no tenía ninguna fuente de iluminación, pero la luz que venía del salón era suficiente para que se pudieran ver ambos.

Ella le miraría fijamente, ya tenía ganas de tirarse encima suyo y convertirse en presa de sus propios deseos, pero decidió esperar a las palabras del hombre que tenía en frente. Se acostaría como él decía, al sentir como el chico comenzaba a masajearla, procedió a desarmar el nudo que aseguraba su bikini, el tacto que él tenía provocó un gran estado de relajación en la mujer, además evitaba las heridas recientes, mojaría sus labios con un pasar de su lengua. Procedería a quitarse aquellos apretados shorts, le daba más carne al chico para el masaje, nunca nadie la había llevado a un estado como este con un masajeo, de hecho no recordaba haber recibido uno como tal, esa sensación era distinta a la que podía generar el sexo, ya que esta le traía tranquilidad.

Fue entonces que su espalda sonó, no se lo esperaba, se pudo escuchar un chillido salir de ella, eso la puso rígida un momento, pero al segundo volvió a relajarse, lo miraría de reojo con una leve sonrisa. –¿Mala impresión? Ya pasó tiempo desde la última vez que un hombre no me decepcionó. Me he cruzado con un sinfín de hombres mediocres, pero tú me haz cautivado, chico. –Esas palabras eran sinceras. –¿Crees que una prostituta reciba buenos tratos? –Preguntaría de forma retórica para tomarse una pausa antes de seguir. –Yo quiero… que me lleves contigo. –Dudó un poco pero al final respondió con sinceridad.

Se daría la vuelta dejando a la vista su torso desnudo con varias cicatrices, esas eran sus marcas de batalla, sin embargo había una que no lo era, era la única parte de su cuerpo que a Zira no le gustaba mostrar, una cicatriz horizontal que se encontraba en la parte baja del abdomen ya llegando al pubis. La miraría un segundo antes de volver su atención al jovencito, ¿Qué deseaba? Eso la chica lo tenía bien claro. –Deseo vivir una aventura. –Respondería única y llanamente.

Ahora el estaba sentado en el borde de la cama, ¿Acaso pretendía desatenderla? No estaba en lugar de hacer eso, debía terminar lo que empezó, algo cayó al piso frente a los ojos del joven, era la única prenda que le quedaba a la chica. Una vez que se volteara se encontraría con la figura de la mujer sentada en medio del colchón con ambas rodillas juntas y abrazando las mismas. –¿Por qué me das la espalda? Me haces sentir sola.

Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Freites D. Alpha Mar 29 Sep 2020 - 16:17

Al fin había conseguido la reacción que tanto estaba esperando, Alpha no solo podía ver las reacciones que su tacto provocaba en ella, también podía escuchar claramente como la pequeña dama decía claramente que el pequeño pirata le había cautivado. Aunque eso de que se declarara a si misma prostituta no le molesto, pero tampoco le agrado, sinceramente al joven rey de la forja le daba absolutamente igual. Pero si ella quería estar a su lado, debía aspirar totalmente a la cima, al igual que su capitán.

Verla totalmente desnuda atrás de él mientras se abrazaba así misma era una imagen que el pequeño pirata pretendía guardar en su cabeza durante el resto de la vida. Cicatrices por todos lados. Zira definitivamente era del tipo guerrera. – No me alejo, simplemente me preparo. – Alpha lentamente comenzaba a deslizar su kimono a través de su piel para comenzar a desnudarse. Sin dejarla de ver en todo momento. - Creo que me has pedido los mil infiernos ¿No es así?

Y el resto, os lo dejo a su imaginación.

A la mañana siguiente, el pequeño se encontraba muy tranquilo reponiendo la comida y el sake que se habían gastado el día anterior. Lo grandioso de isla Copo era que siempre te reciben con una sonrisa en el rostro. Era esta amabilidad de la cual disfrutaba tanto Alpha. Tal vez una base secreta en esta isla no caería mal en un futuro. Ustedes saben, para vacaciones.

-¿Todo en orden, chico?

- Más que en orden, magnifico diría yo. – Responderia el pequeño con una sonrisa.

-¡Jaja! Tienes cara de que la has pasado bien anoche chico. Seguro te ha ocurrido algo muy en especial.

- Digamos que, tengo lindos recuerdos en mi mente.

Y con una sonrisa se puso camino nuevamente a la cabaña. Cabalgando sobre su fiel compañera plumífera, era momento de llevar el desayuno y tal vez ella aún se encontraba dormida. O tal vez no.
Freites D. Alpha
Mensajes :
562

Fecha de inscripción :
14/10/2018


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm78/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (78/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm142660/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (142660/1000000)
Berries: 110.000.000
Ver perfil de usuario

Mensaje por Zira Miér 30 Sep 2020 - 0:32

Se le quedó mirando con la misma postura, le sonreía con deseo, le interesaba ese chico, era listo, fuerte, guapo, joven y solo faltaba comprobar un último detalle, el que para Zira era el más importante. –¿Preparándote? Yo ya estoy lista desde que hablamos en el bar. –Diría a la par que el joven abandonaba sus prendas, la muchacha liberó un silbido al verlo desnudo, sí, último detalle comprobado. –Te estoy esperando. –Y entonces comenzaron.

A la mañana siguiente, la chica tardó en despertarse, abrió los ojos con lentitud, parpadeó varias veces antes de despertar definitivamente. Tenía el cabello desatado y estaba bastante adolorida, largó un pesado suspiro. –No mentía con los mil infiernos… –Se le escapó un bostezo en el final del balbuceo, nunca había conocido un hombre como él, tan solo pensar sobre su persona le emocionaba, aunque daba algo de pena, pues Zira es una chica especial. Cuando ella se interesa en un buen hombre, termina haciéndose adicta al mismo, querrá hacerlo otra vez en cuanto lo vea, el pobre Alpha se había metido con una loca. Ella cada vez que encontraba a alguien que le gustaba tanto, comenzaba a exprimir a esa persona hasta que no pudiera más, pero Freites era algo especial para Zira, no lo quería perder tan rápido, sería ligeramente más sutil y se relacionaría más con él para poder tenerlo tanto como quiera. Ella no solía ser egoísta cuando se trataba de una persona, lo dejaría estar con quien quiera, pero se aseguraría de ser la favorita.

Se levantaría de la cama sin preocuparse de vestirse, hoy era un nuevo y bonito día, bueno, en realidad ni sabía que hora era, perdió la noción del tiempo durante el acto, hace rato que no encontraba a alguien bueno, pero este chico era único. La mujer se había decidido a seguirlo donde sea y así lo hará, se apoyaría en el marco de la puerta durante un rato, se estiraría un momento antes de avanzar al salón. Fue entonces que vio al joven entrar a la casa, una sonrisa se formaría en el rostro de Zira, aquel hombre era una potencial adicción para ella y ya quería probar otra dosis de aquella droga en forma de persona. ~Buenos días~ Fue lo primero que dijo al verlo, acababa de empezar el día y había comenzado una nueva obsesión.
Zira
Mensajes :
84

Fecha de inscripción :
23/08/2020


Hoja de personaje
Nivel:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm44/150¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (44/150)
Experiencia:
¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 3qaWnZm34350/1000000¡Que frío! Y no hablo del clima [Priv. Zira - Freites D. Alpha] 9h2PZk8  (34350/1000000)
Berries: 0
Ver perfil de usuario

Desconocido
Zira

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.