Vuelve el evento

El skin, las tablillas y el diseño del foro pertenecen exclusivamente al staff del mismo, fue creado por Brianna Byrne y agradecemos a Yuu por su ayuda a la hora de editar algunas de las imágenes como son la portada, avatares de nuevos usuarios y la imagen de las estadísticas para integrarlas en el foro. Dichas imágenes no nos pertenecen, por lo que damos sus créditos a sus respectivos creadores, Sakimichan, Wlop y algunos otros cuyos nombres no conocemos.

Rogamos encarecidamente que no copien nuestro contenido, es más divertido cuando cada uno crea lo que quiere con sus propios medios.
CRÉDITOS
Tan flipao que pelea el covid a puñetazos
Salvador de yayos, siempre tan importante para nosotros, siempre tan dispuesto para ellos
El pobre lo intentó, pero no le dejaron, aún era pronto para él
GRACIAS POR TODO
ULTIMOS TEMAS
¿Sabías que?
NUESTRO STAFF
Mr. Nat - Admin
Katharina - Admin
Therax - Admin
Brianna - Mod
Hazel - Mod
Deathstroke - Mod
Arthur - Mod
William - Mod
Oppenheimer - Mod
SI NECESITAS AYUDA, CONTACTANOS
AWARDS

La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Hazel Miér 21 Abr 2021 - 21:07

Cuánto ha pasado en tan poco tiempo, ¿verdad? Una guerra en la otra punta del mundo, en el hogar de los samuráis y el honor, Yonkous enfrentándose entre sí, alguna oportunidad que se te ha escapado de entre los dedos. Se podría decir que has madurado, o como poco te has dado cuenta de que va siendo hora de tomarte las cosas más en serio. El poder es importante, pero no sirve de nada en el mundo en solitario. Reflexionando mientras cada miembro de su banda tomaba su propio rumbo en pos de encontrar qué es lo que realmente quieren hacer y necesitan de la banda, de sí mismos y de ti; has llegado a la conclusión de que el primer paso para formar tu gran imperio es conseguir asentarte. Un lugar que sea tuyo, tus propios dominios. Y tú no necesitas una herencia de familia como podría ser la de Iván, ni que nadie te regale nada. Vas a forjar tu propio Imperio con tus propias manos.

Es con esas ideas que has llegado a la isla que será la primogénita de tu nación, English Garden. Ubicada en el North Blue, seguramente tú sepas mucho más que yo sobre este pintoresco lugar. Una tierra con dos mundos: En el Sur se encuentra la parte que muchos llamarían como «civilizada»: Casas bonitas y sofisticadas, decoradas de forma pomposa. El estilo victoriano rezumba de los preciosos suelos de las calles, adosados, de las lámparas, los jardines llenos de flores y de sus buenas gentes. Hasta los campesinos parecen tener clase. Y toda la clase que les sobra a ellos les falta a sus compatriotas del norte: Rudimentarios, sin educación, burdos… Aunque quizás una parte de ti tenga curiosidad sobre que esconde su cultura y sus creencias.

Como sea, ahora es cuando tienes que decidir, sobrevolando la superficie del océano, no tardas en avistar la isla. Imagino que no te conformarás con solo una mitad, sino que buscaras hacerte con ella al completo. La cuestión es por dónde empezar, pero seguro que tú ya tienes algo en mente mientras te acercas a tocar tierra firme, ¿verdad?
Hazel
Mensajes :
202

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm47/150La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (47/150)
Experiencia:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm40590/1000000La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (40590/1000000)
Berries: 130.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador habitual
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Jue 22 Abr 2021 - 23:06

Había pasado mucho tiempo desde la última vez que estuvo en el North Blue. Recordaba con cierta nostalgia el viento frío, las grandes montañas congeladas y los extensos bosques que cubrían las llanuras eternas. Podía decir que su aventura había comenzado en el mar del norte, habiendo significado mucho para ella. Y, si había abandonado temporalmente la guerra que azotaba al mundo, era porque había algo más importante que cualquier otra cosa: dentro de una semana harían cuatro años desde la muerte de su hermana.

Sin embargo, no era el único motivo por el que visitaba el mar del norte. Uno de los reinos más prestigiosos e importantes del North Blue era English Garden, un país un poco atrasado en cuanto a avances científicos y nuevas tecnologías se refería, pero con un valor cultural e histórico incalculable. Lo había analizado desde hacía tiempo, llegando a la conclusión de que era un punto estratégico para formar su imperio pirata. ¿Cómo se coronaría Emperatriz si es que no tenía ninguna tierra propiamente suya? Tenía grandes ambiciones, y conquistar English Garden era una de ellas.

Imaginaba dos escenarios posibles para tomar el control del reino, aunque sentía predilección por uno de ellos. Podía obtener influencia y convencer a los nobles para que se le unieran, debilitar lenta y progresivamente el poder de la corona para entonces dar la estocada decisiva; esa era la ruta sensata e inteligente. O bien podía aparecer frente a la reina y declarar sus intenciones. Si había alguien tan poderoso como para detener a Katharina, English Garden sería un auténtico imperio y no un reino que ni siquiera podía conquistar la totalidad de la isla.

Por otro lado, conocía la situación del reino: muchos ciudadanos vivían en condiciones precarias. Usando la política a su favor, podía ganarse el corazón del pueblo y obtener el respaldo que necesitaba para mantener el poder. No obstante, debía ir paso a paso: primero la reina. Así que sobrevoló la ciudad y se dirigió directamente al castillo, palacio o lo que fuera, para entonces descender como un verdadero rayo y detenerse frente a las grandes puertas de la casa de la reina.

—¡Mi nombre es Katharina von Steinhell y exijo una audiencia con la reina! —vociferó a toda voz, esbozando una sonrisa cargada de confianza mientras su mano buscaba la empuñadura de Fushigiri.

En caso de que alguien osara intervenir, usaría su poderoso haki del rey para desmayarle y continuar con su objetivo. Confiaba en que la reina actuaría con prudencia e inteligencia, confiaba en que aceptaría la audiencia.
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1579

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm140/150La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm721635/1000000La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.435.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hazel Vie 23 Abr 2021 - 11:24

Una entrada espectacular, desde luego. En el patio que se ecuentra frente a la entrada del palacio resuena tu estrepitosa caída, como si un rayo hubiera penetrado con fuerza la tierra. Tras una polvadera tu figura se va vislumbrando poco a poco hasta que quedas completamente al descubierto para alzar la voz y exigir la audiencia con la reina. Bueno, te han escuchado alto y claro, pero como supondrás la respuesta no ha sido la más complaciente para ti. Si te fijas con tu mantra… O con el simple hecho de dar un vistazo veras que desde las vallas de hierro negro que hay delimitando el patio de las calles hay un par de soldados mirándote con una mezcla de miedo y confusión. Estaban en su puesto tranquilamente y les has sorprendido hasta el punto de tener que moverse. Por otro lado, delante de ti se encuentran custodiando la puerta dos hombres con el mismo traje y no menos intimidados por tu persona. Han cruzado sus lanzas en cuanto te han visto. Son débiles, mucho más débiles que tú. Pero hay que reconocerles el valor por no echarse a un lado en cuanto de has presentado toda grandilocuente exigiendo hablar con su majestad. Lealtades así quedan pocas en el mundo, ¿no crees?

Por suerte para ellos, y también para ti, hay más guardias en la zona, siendo uno de ellos el comandante de los que estaban vigilando la entrada. Este ha llegado antes de que te pudieras plantear el usar tu Haki del Rey para desmayarles. Asaltar el palacio de esa manera tal vez no te de la imagen que quieres para que el pueblo te acepte como su reina por mucho que haya gente sufriendo de hambruna o falta de recurso.

—¿Qué está pasando aquí? —cuestiona el recién llegado, primero mirando a sus hombres y después a ti. No le cuesta mucho reconocerte, aunque lo cierto es que salvo que se haya vivido debajo de una piedra nadie podría decir que no le suena el nombre de Katharina Von Steinhell. Jurarías que palidece un poco, pero su entereza es mayor que la de sus allegados, quienes le cuentan con voz trémula lo que acaba de ocurrir.

—E-Esta mujer acaba de caer desde el cielo… Ha dicho, ha dicho que se llama como la pirata Katharina… Y que exige ver a su majestad.

—¿Es así eso? —Ahora te pregunta a ti. Esperará a que contestes para tomar una decisión sobre si te dejará pasar o no. Aunque al final se quedará con qué, si no eres una visita esperada por su majestad deberá decidir ella si quiere recibirte o no—. Enviad a alguien a preguntar a su majestad, si ella lo ve conveniente o no está ocupada la dejaremos pasar. ¿Está bien eso para usetd también, Señorita Von Steinhell?

Bueno, el hombre trata de ser cortés contigo pese a todo… Sabe que no está en posición de contradecirte, pero no va a hacer algo que la reina no le ordene o que la ponga en peligro sin más. Y eso ya te debe ir dando pistas sobre la forma de pensar de este pueblo para con su monarca. Lo más probable es que, si buscases aliados contra la corona, solo las sabandijas más despreciables y traicioneras del reino se planteasen ponerse de tu parte. Dudo que quieras traidores ni gente que no te acepte, así que tu dificultad para hacerte con el reino no va a ser la fuerza para arrancarlo de manos del gobierno, sino para que no se revolucionen en cuanto te marches porque has venido sola y no hay nadie a quien dejar al cargo tras tu marcha.

Por el momento estás de suerte. La reina tiene un rato libre y ha decidido concederte la audiencia que pides mientras te ofrece acompañarla a tomar el té. Si aceptas, los dos guardias que custodiaban la puerta te acompañaran para guiarte por tu camino y para tenerte vigilada.

Caminais por los largos y bellos pasillos del palacio, con enormes cristaleras similares a las de las catedrales góticas en forma, pero sin adornos de vidrieras de colores, solo cristales transparentes y lisos que permiten ver los jardines del otro lado, llenos de hermosas flores y arbustos podados al milímetro. La reina te espera en el jardín, en lo que parece una pagoda de piedra que protege del escaso sol que pudiera haber, esta se encuentra situada sobre una plataforma que flota sobre un lago artificial de agua cristalina, decorada con faroles y flores de loto. El olor de la brisa del patio es embriagador y suave.

—Bienvenida, usted debe ser la afamada señorita Von Steinhell. Me han dicho que queréis tratar un asunto conmigo. Por favor, tomad asiento. ¿Qué puede hacer la reina de este humilde país por alguien como usted?

Mientras te vas acomodando y hablando te ofrecen una taza de té como la que sostiene la reina entre sus manos, además se te indica que puedes comer lo que quieras del surtido de pastas que hay servidas. No es poca cantidad de comida y dudas mucho que la reina coma tanto, así que o han puesto tal cantidad por ti, o el resto iba a acabar en la basura. Como sea, tienes vía libre para hablar.
Hazel
Mensajes :
202

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm47/150La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (47/150)
Experiencia:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm40590/1000000La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (40590/1000000)
Berries: 130.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador habitual
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Sáb 24 Abr 2021 - 0:10

Alejó la mano de la empuñadura de Fushigiri cuando apareció un hombre cortés y bien educado frente a ella. No mataría a alguien así, al menos no de primeras. Podía olfatear el miedo en él cual bestia, reconocer esa sensación tan propia del humano cuando se estaba frente a un monstruo, pero aun así intentaba mantener la serenidad y la lealtad hacia su reina. Mientras los soldados cumplieran las exigencias de la bruja, realmente no tendría razones para atacarlos.

Miró al capitán o lo que fuera y pensó en la respuesta. «Espero que la reina me reciba, por el bien del reino entero». «Me da igual lo ocupada que esté, la veré hoy. ¿O harás algo para detenerme?». «No tengo tiempo para estupideces, quiero ver a la reina ahora». Fueron algunas de las respuestas que se le pasaron por la cabeza, pero considerando que quería English Garden para ella…

—¿Cuál es tu nombre? Me tratas con demasiado respeto sabiendo que soy una pirata. ¿Lo haces porque me tienes miedo? —le preguntó al hombre, dando un paso al frente mientras sonreía—. Bueno, tampoco importa. No he venido a lastimar a nadie a menos que sea estrictamente necesario, pero si todos se comportan con tal educación nos llevaremos bien.

Poco tiempo después, llegó un mensajero anunciando que la reina tenía tiempo para hablar con la hechicera. Los soldados que vigilaban la puerta intercambiaron miradas y recibieron la orden de escoltar a Katharina. ¿Qué harían esas pobres y frágiles criaturas en caso de que la bruja decidiera actuar? Nada, por supuesto. Antes de que pudieran desenfundar sus armas o dar aviso las llamas devorarían sus cuerpos y nada quedaría de ellos.

La reina esperaba a Katharina en un hermoso jardín, situada sobre una plataforma sobre la superficie del lago de aguas cristalinas. La reina era una mujer que rondaba los cuarenta años y tenía los rasgos marcados por el paso del tiempo, largas jornadas de trabajo y más discusiones de las necesarias. Tenía los ojos profundamente azules y el cabello rubio peinado en forma de cascada. Sobre su cabeza reposaba una delicada pero imponente corona con un gran rubí en el centro de esta.

Tomó asiento frente a la reina y la estudió con ojo clínico, esperando reconocer cualquier rasgo que pudiera darle información sobre su personalidad y pasado. Incluso dejó caer su desarrollado mantra sobre la mujer con la intención de leer sus pensamientos superficiales y, más importante aún, conocer sus ambiciones. Para algo estudiaba las mentes de los seres humanos y las lenguas que estos usaban, ¿no?

—¿De verdad considera un “humilde país” a uno de los reinos más influyentes y poderosos del mar del norte? —le preguntó, depositando su mirada en los ojos azules de la reina—. Si usted conoce mi nombre, sabe perfectamente quién soy por lo que es innecesario añadir cualquier advertencia de lo que sucedería si llegara a enfadarme, pero no he venido con la intención de lastimar a nadie. —Hizo una pausa para estudiar la reacción de la reina y luego continuó—. Quiero crear el primer imperio pirata que ha visto el mundo, una potencia tan poderosa como para hacerles frente a las influencias e intereses del Gobierno Mundial, y el Reino de English Garden es una pieza fundamental para dominar el mar del norte. Ahora mismo, su humilde país carece de protección externa y, considerando las precarias condiciones en las que vive su pueblo, diría que el Ejército Revolucionario se dejará caer en cualquier momento. Y enfrentar a Dexter Black es el mejor de los escenarios, ciertamente. ¿Qué pasaría si cualquiera de los otros Emperadores quisiera reclamar esta tierra? Los poderes que mantienen la balanza en el mundo están cambiando más rápido de lo que usted cree, eso es algo que está demostrando la guerra mundial. Por todo ello es que le ofrezco tanto mi protección como las ideas de alguien que ha viajado por casi todo el mundo, pero a cambio el Reino de English Garden pasará a formar parte de mis territorios y cumplirán mi voluntad.

Como la bruja carecía de una habilidad llamada «diplomacia» no dudó en disparar sus intenciones sin ninguna sutileza, pero al menos fue educada. Cualquier soldado del reino podía verlo como un insulto, una ofensa al honor y a la voluntad de la reina, pero tampoco es que le importara demasiado. Ante la fuerza, ante la verdadera fuerza nada ni nadie podía hacer algo. Era como querer cambiar las arenas del destino o luchar contra la misma naturaleza: sencillamente imposible. Y para English Garden, Katharina representaba una de esas fuerzas.
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1579

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm140/150La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm721635/1000000La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.435.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hazel Sáb 24 Abr 2021 - 13:34

—James. Ese es mi nombre, señora. Y sí, obviamente sé que sois una criminal para el gobierno, una persona peligrosa. Pero hay dos verdades aquí que parece no tener en cuenta: La primera es que en nuestras tierras aún no se ha demostrado que seáis alguien a quien considerar enemiga y, además, aunque lo fuerais no soy tan estúpido como para no valorar lo insulsos que podrían ser mis esfuerzos. Lo principal para mí es velar por la seguridad de las personas a mi cargo, pensar que el único método sería encararla… Bueno no me haría merecedor de mi puesto.

Vaya, estoy segura de que no esperabas a alguien con la cabeza tan bien puesta sobre sus hombros, ¿verdad? Una pena que fuera tan débil… Aunque si todo fuera tal y como tú quieres podría trabajar para ti a futuros… Tal vez entrenarle para volverle un soldado ejemplar. Pero para eso tendría que salirte todo como la seda.

Y tal vez lo hubiera hecho, si hubieras sabido controlar tus formas, pero ambos sabemos que la impulsividad de Katharina no tiene límites, menos ahora que se ve tan poderosa. ¿Pero de qué sirve el poder si no va acompañado de un carácter que incite a seguir a la persona que lo maneja? Jurarías que eso mismo se le pasa por la cabeza a la reina según te escucha hablar. No se mofa de ti en su cabeza, pero no pareces convencerla. Claro, ella podría perder la vida en cualquier momento a tus manos, pero eso no te daría el control sobre sus dominios… Así que.

—Por favor, toma asiento niña —Te ordena antes de dignarse a contestar a ninguna de tus «proposiciones»—. El té se va a enfriar, y sería muy descortés para con aquellos a quienes esperas ganarte como súbditos de tu parte, ¿sabes? Aunque eso será primero si consigues convencerme con más que amenazas o la idea de que otros instigadores no serán tan amables. Para empezar, me gustaría preguntarte algo —Su tono sigue calmado, es como un remanso de paz y jurarías que no siente miedo ninguno sentada frente a ti pese a su frágil apariencia. «Es así como debe ser una reina» podrías llegar a pensar. Tal vez fuera incluso admirable—. ¿Con cuántas personas ha venido para intentar hacerse con mi corona? —La pregunta llega como una flecha a perforar tu orgullo. ¿Está insinuando que eres demasiado débil como para hacerlo tú sola? Imposible. Estás segura de que el temor que desatas rezumbaría incluso por los caballeros más importantes de la guardia real. ¿Pero qué se ha creído? ¿Qué tiene el control? ¿Qué ella sola puede contigo? Como sea… Es un poco pronto para sacar conclusiones—. Quiero decir… Hay algo que leí en un libro, una historia interesante. Un cuento bastante popular, la verdad. En una de sus muchas versiones del libro La princesa cisne, el villano de la historia dice esta frase: «Cuando robas algo tienes que pasarte la vida luchando por mantenerlo». Este hombre hablaba de conseguir un reino, arrebatárselo a su monarca. Querer poder sin saber lo que esto conlleva y esperar mantenerlo por tu simple renombre no saldrá bien. Imagino que has pensado en ello. ¿Has traído a alguien que sea leal a ti? Alguien en quién confíes lo suficiente como para poder alzar el vuelo y saber con toda seguridad que no se revelará contra ti al tener el poder en sus manos. ¿O vas a dejar al pueblo abandonado y cruzar los dedos para que no se les ocurra sublevarse contra ti cuando no mires? Como ves, no es solo que no quieras hacernos daño. Es que, para cumplir tu objetivo debes lograrlo sin hacernos daño.

¿Qué opinas de las palabras que acaba de decir la reina? Parece que, como poco, te tocará recapacitar al respecto aprovechando ese momento para tomar el té. Ella desde luego va a hacerlo, más con el riesgo de que esa pueda ser su última taza de té. Así que cuando vea que te has decidido sobre si seguir charlando o pensar en otro plan, apartará por fin esos ojos azules que se clavan en los tuyos, profundos y serenos y tomará una pasta para mojarla en su té, disfrutando del sabor. Incluso verás cómo gira la cabeza para felicitar la elección a su sirviente y pedir que agradezcan de buena forma al cocinero que las ha preparado: el panadero del pueblo, alguien de palacio, quien fuera. ¿Y tú, aceptarás ahora la invitación a tomar el té de la reina? Si lo piensas bien, no te ha dicho que no de forma rotunda, aún.
Hazel
Mensajes :
202

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm47/150La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (47/150)
Experiencia:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm40590/1000000La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (40590/1000000)
Berries: 130.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador habitual
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Mar 27 Abr 2021 - 2:47

La hechicera frunció el ceño, mostrándose disgustada por las palabras elegidas por la reina. Esperaba que una persona educada para gobernar supiera escoger con más cuidado sus palabras, ser más rigurosa a la hora de analizar un panorama. Lo que había comentado era una predicción: el mundo estaba cambiando y tarde o temprano habría que tomar bandos. Encima le había tratado de niña y, si bien podía ser bastante más joven, no tenía ningún derecho en llamarle así. La reina debía agradecer que Katharina no fuera como el resto de los piratas, de lo contrario, su cabeza estaría en una pica y la mitad de Towerbridge en llamas.

Escuchó con atención el resto de la respuesta, tomando apuntes mentales para seleccionar lo más importante y aferrarse a ello para contraargumentar. Ahora, si la reina pretendía provocar a Katharina para que cometiera un error, tendría que hacerlo mucho mejor. Por ahora le había dado las herramientas necesarias para dirigir la conversación a su conveniencia, a un punto donde la reina no tuviera nada más que aceptar la voluntad de la bruja.

—Como puede ver, he venido completamente sola —contestó, tomando la taza de té—. ¿Es que acaso no escuchó mi propuesta, Su Majestad? No he venido a robarle la corona ni a dañar a nadie, traigo ante usted la oportunidad de pertenecer a algo mucho más grande. Y de paso evitar que su reino termine hecho cenizas, ¿o piensa que la guerra de Hallstat se debe únicamente a sus conflictos internos? Ambos sabemos que una reina como usted no puede ser tan ingenua. —Olfateó con el sentido de un perro el té mientras se lo acercaba a su boca, intentando reconocer alguna malicia en la bebida. Si no había nada, bebería—. Hay un enemigo tan poderoso como para haber puesto de rodillas al Gobierno Mundial. Puede que haya perdido en el lejano país de Wano, pero ha destrozado Hallstat, el Reino de Sakura y también el Archipiélago de Sabaody. La guerra se extiende por todos lados como un maldito virus, Su Majestad, y no tardará en golpear su puerta.

» Pero me dejaré de rodeos y contestaré su pregunta: no he traído a nadie que sea leal a mí porque pretendo que usted confíe en mí. Qué fácil sería para mí quitarle la corona por la fuerza, pero no soy ninguna salvaje. Fundaré un imperio pirata y entre sus dirigentes habrá confianza, comunicación y lealtad. —Dejó el té sobre la mesa y le sonrió a la reina, demostrándole que estaba convencida de lo que decía—. ¿Cómo pretendo hacer que usted confíe en una pirata como yo? Bueno, solucionaré los problemas del reino. Erradicar la pobreza, transformar la ciudad en un lugar y reformar el esqueleto de English Garden en pos de la modernidad, son cosas que lograré con todo lo que he aprendido en mis viajes.

La bruja giró la mano con la palma apuntando al cielo y entonces proyectó una preciosa ilusión con sumo detalle. En ella se veía Runaterra, la capital de Lëxius, y los sofisticados trenes que iban de allá para acá sin siquiera estar limitados a un riel. La gente bien vestida disfrutaba de la tranquilidad del día a día, y todo apuntaba a una sociedad tan avanzada tecnológicamente que parecía sacada de una obra de ciencia ficción.

—Podemos trabajar en equipo y alzar el primer imperio pirata no salvaje de la historia, Su Majestad —dijo finalmente, sonriendo ante su tonto chiste pero de pronto su rostro se tornó serio y su mirada intimidante—. O podemos hacer esto como enemigas.
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1579

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm140/150La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm721635/1000000La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.435.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hazel Sáb 1 Mayo 2021 - 16:33

Kath, la reina escucha tus palabras y sopesa las posibilidades, sus pros y sus contras, mientras tú das el primer sorbo a tu taza de té. Tienes suerte de que el gesto pudiera simplemente considerarse como una muestra de aprecio ante el agradable aroma que la infusión desprende con su vapor. No es que la reina pudiera hacerte mucho, pero le hubiera sentado muy mal que desconfiarais así cuando ella misma estaba bebiendo té salido de la misma tetera que la tuya. Y la verdad es que te resulta delicioso cuando lo pruebas, sería una pena que se hubiera desperdiciado.

La velada sigue su curso y llegamos al momento en que muestras lo que parece ser tu visión de la utopía que puede llegar a ser esta isla, combinando la tradición arquitectónica y la moda de la burguesía actual, sin gente pobre o muerta de hambre, el ferroviario llegando hasta la zona norte de la isla, las maravillas tecnológicas… Pero, lo que más llama la atención a la reina es que toda la isla es un conjunto en tu mente, la ausencia del territorio norte como zona enemiga.

—Puede, que os haya juzgado mal, Katharina Von Steinhell —dice, mucho más seria que antes, mientras que sus guardias te apuntan con sus armas ante tal amenaza. La reina alza la mano, indicando que esperen—. No soy una persona ingenua, tampoco tan tonta como para no saber lo que esas personas estaban buscando. Esa «guerra» se ha movido por uno u otro motivo siguiendo la estrella que cayó del cielo hace una semana. El seísmo fue tal que sacudió los mares y agrietó la tierra. Aún hay caminos, casas, estructuras portuarias y ferroviarias que necesitaran un duro trabajo y recursos para reconstruirlo. Sin embargo, es cierto que si estos grupos buscasen hacerse con el control de más islas no podríamos defendernos. —Hace una pausa, bajando la mano—. Mi pueblo no cuenta con la protección del gobierno mundial pese a ser un reino, y la marina de los blues es más débil que la del Paraíso, pero están más atentos que los del nuevo mundo en nosotros. Si te cedo mi territorio sin más estaría poniendo a mi pueblo en contra del gobierno mundial. ¿Qué haremos si nuestra benefactora no está aquí para asegurar la seguridad de este? Quiero confiar, y recibir el beneplácito de quien cree poder superar a estas fuerzas que van contra el mundo mismo, pero primero necesito una prueba de tus capacidades.

Tras decir estas palabras se levanta y da un par de pasos antes de volver a mirarte y hacer un gesto con la cabeza, te sonríe.

—Acompáñame, seguiremos esta conversación en privado.

Si la sigues, de conducirá de nuevo al interior del palacio, esta vez sin guardias acompañándoos, una muestra de parte de la reina para que veas que no solo no es tan tonta, sino que quiere confiar en ti y está dispuesta a acceder a tus peticiones, con sus propias condiciones, claro. Al final, acabaréis llegando a la que parece la biblioteca del palacio, llena de estanterías de libros que cubren las paredes de la primera y segunda planta, siendo esta una zona con el suelo abierto y barandillas de forma que se puede ver la planta baja casi en su totalidad. Un sistema planetario con el mundo en el centro adorna el centro de la estancia. Tras este, ventanales que quedan con un enorme mapa de la isla entre ellos, sujeto a la pared y dos largas mesas de estudio se disponen para el uso de la reina y los ministros… Y ahora para ti.

—Como reina, tengo que velar por mi pueblo, y tú tendrás que hacer lo mismo. Por eso mismo, nuestro primero objetivo tiene que centrarse en el interior. Necesitaremos que tu nos protejas, que consigas hombres que puedan unirse a los míos y sirvan de defensa contra el exterior… Y también terminar de obtener toda la isla para mi… nuestro pueblo. Cuando estas dos cosas estén hechas, podríamos hacer oficial este trato… Hasta entonces tendré que pedirte que esto se mantenga en secreto… ¿Te parece bien, señorita Steinhell?
Hazel
Mensajes :
202

Fecha de inscripción :
09/02/2020


Hoja de personaje
Nivel:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm47/150La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (47/150)
Experiencia:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm40590/1000000La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (40590/1000000)
Berries: 130.000.000
Ver perfil de usuario https://www.onepiece-definitiverol.com/t24199-hazel-the-banshee-

Cazador habitual
Hazel

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Katharina von Steinhell Miér 5 Mayo 2021 - 4:28

Pensó con cuidado su respuesta, pues así funcionaban la política y la diplomacia. Había que ir con paso calmado, midiendo cada palabra para evitar cualquier sacada de contexto, ver los puntos de dolor del adversario y usarlos a favor. Si a la reina tanto le preocupaba el reino, entonces le ofrecería protección. Si la reina quería prospección y mejoras tecnológicas, entonces le daría la puerta al futuro.

—Si el Gobierno Mundial no ha intervenido durante años en este reino, no lo hará cuando lo proclame como parte de mi territorio. A los grandes señores de nuestro mundo sólo les importa lo que pasa cuando ellos están involucrados, siempre ha sido así —contestó, acabando con la introducción a su jugada—. Si yo no estoy aquí para defender English Garden, lo estarán mis subordinados. Puede confiar en ellos, Su Majestad, si no fueran capaces de hacer algo así no les permitiría viajar conmigo.

De pronto, la reina se levantó y le pidió a la bruja que la acompañara. Así lo hizo. Caminó junto a ella, pensando en que todo parecía estar yendo a la perfección. Si las negociaciones seguían ese curso, tomaría English Garden sin derramar una sola gota de sangre. Sería un gran triunfo para la sanguinaria Katharina von Steinhell, pues de esa manera le demostraría al mundo que también podía hacer las cosas de otra manera, que era una persona digna para liderar y gobernar a la gente. Porque de eso se trataba todo, ¿no?

—Mi estandarte pesa más que un ejército de diez mil hombres entrenados, Su Majestad. Una vez anuncie la formación de mi Imperio Pirata con English Garden como uno de sus principales territorios, ningún pirata, criminal o marine osará levantar una espada —le aseguró la hechicera—. En los últimos años, ¿alguien ha atacado los territorios de Lion D. Émile, Julius C. Zar, Zane D. Kenshin? Estoy segura de que no, y soy alguien que constantemente se informa sobre los acontecimientos del mundo. —Sonrió con seguridad—. En cuanto a los asuntos internos… Hay diferentes formas de tratar con las tribus del norte. Podemos aniquilarlos, pero eso no mejorará nuestra imagen de cara a la ciudadanía y al mundo, así que descartaremos esa opción. Ahora bien, si la fuerza no es nuestra aliada frente a este problema, la diplomacia y la tecnología lo serán. —Señaló el mapa—. Hace meses se inició la construcción de un tren ferroviario que pretende unir la isla, de esta manera crecería la economía y prosperarían los ciudadanos del reino. ¿Por qué no les ofrecemos la promesa de un futuro mejor para todos?
Katharina von Steinhell
Mensajes :
1579

Fecha de inscripción :
18/12/2016


Hoja de personaje
Nivel:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm140/150La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (140/150)
Experiencia:
La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  3qaWnZm721635/1000000La hora del té y las conquistas [Moderado Nvl 5]  9h2PZk8  (721635/1000000)
Berries: 1.435.223.800
Ver perfil de usuario

Señor de la Piratería
Katharina von Steinhell

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.