¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
¿Donde está mi superior? [Pasado]Hoy a las 2:51Elyria Priscraft
El oasis de la oración [Priv. Grimm]Ayer a las 21:14Jaldabaoth D. Caprino
Christa ID Ayer a las 20:26Christa
Nuevos negocios [Privado Alpha]Ayer a las 20:10Hikari
Petición de experiencia y premiosJue 11 Abr 2024 - 13:36Claude von Appetit
Probabilidades y posibilidades. (Priv)Miér 10 Abr 2024 - 20:53Christa
Vanko [ID]Miér 10 Abr 2024 - 19:22Enolthar
Siguiente ronda


Ir abajo
Tazu
Tazu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Cosas de ninjas [Pasado - Tazu y Rokuro] Empty Cosas de ninjas [Pasado - Tazu y Rokuro] {Sáb 30 Mar 2024 - 14:08}

A Tazu nunca le había gustado que la gente susurrase. Era una de esas cosas, junto con frotarse demasiado las manos o fruncir los labios, que indicaba que algo no iba bien. Y las miradas ocasionales y no demasiado disimuladas que de vez en cuando echaban en su dirección no ayudaban precisamente a tranquilizarla.

Tras la más que larga deliberación que estuviesen llevando a cabo en grupo, uno de los legionarios, el contramaestre, el de la capa, se aproximó a ella con cara seria, como si masticase su indignación antes de escupírsela a Tazu a la cara, la misma expresión que ponía la gente cuando estaba pensando en decir algo que quería que sonase a reprimenda.

-Helado de fresa.

-¿Eh?

-Helado de fresa -repitió Tazu-. Si voy a tener que elegir mi última comida, quiero que sea helado de fresa. ¿Y puede tener una hamburguesa por encima? No hace falta que le echéis lechuga, pero que la haga el cocinero bueno, el gordo. Siempre remoja el pan en la mantequilla antes de servirla. Luego se chupa los dedos; seguro que por eso está gordo.

-Pero, ¿qué estás...?

-¿Sabes qué? Que sean dos. Dos hamburguesas, no dos gordos. Total, si vais a matarme, al menos quiero hacer una súper hamburguesa de seis pisos. Aunque igual hacen falta más, entonces. -Tasu se lo pensó un momento-. Sí, vale, que me traigan cuatro y ya me arreglo yo.

-Basta ya. ¿Se puede saber qué dices?

-Tienes cara de... -Tazu se cruzó el cuello con el pulgar y puso los ojos en blanco mientras emitía un gorgojo que quería sonar a muerta-. Hasta llevas un cuchillo -añadió, señalando el que colgaba de la cintura del tipo.

-No vamos a... No se ha decidido un proceder aún, pero la pena de muerte está por ahora... ¿Por qué íbamos a hacer eso?

-Sí, eso digo yo. No he hecho nada. El tipo se murió solo.

La verdad era que ella le había ayudado un poquito, pero el trabajo pesado lo había hecho él. Lo de morirse, y tal. La aportación de Tazu a tal calamitosidad -casi seguro que se decía así - había sido solo meterle el palo por el gaznate. Al legionario de la capa no parecía convencerle eso.

-Vale, vale, te contaré lo que ha pasado -Tazu carraspeó, ordenó sus pensamientos y adoptó su voz de narradora-: Estaba yo haciendo la ronda...

-Pero si tú no haces la ronda -interrumpió uno de los soldados presentes.

-Pues estaba haciéndola...

-¡Siempre se escaquea! Señor, no deje que le engañe. ¡Está chiflada!

-... cuando oí un extraño ruido aquí abajo. Así que, como es mi deber, bajé a investigar. ¿Sabes esas patatas que rellenan de queso y luego envuelven en panceta y clavan en un palo? Pues me estaba comiendo una.

-¿No sirvieron eso el lunes pasado?

-Sí, aún quedaban un montón en un cubo por ahí. Pues me estaba comiendo una y bajé aquí a ver qué pasaba.

-¿Y por que el guardia estaba drogado?

-Y resultó que el prisionero se estaba atragantando con un palo. -Otro de los soldados le enseñó el trocito de madera embadurnado en babas, que sujetaba con dos dedos.- Sí, ese justo. Y yo intenté hacerle el boca a boca para salvarlo, pero me arañé con el palo y por eso no creo que pueda hacer mi turno de lavandería mañana.

-¿Y dónde está el suyo? -quiso saber el de la capa.

-¿Eh? -Esta vez fue el turno de Tazu de decirlo.

-El de la patata. ¿Dónde está?

Tazu miró a su alrededor, consciente de que se encontraba actuando ante un público exigente. Iba a tener que salir con una buena.

-Me lo comí también. -Todos, el contramaestre y los dos soldados, se le quedaron mirando extrañados-. ¿Qué? La madera tiene fibra. Es buena para...

-Creo que ha quedado clara su versión de la historia, soldado.

-Para cagar.

Convencidos al fin, la hicieron marcharse. Por suerte, los prisioneros muertos en inusuales y poco disimuladas circunstancias no eran del todo raros en la Legión. Y además, aquel tipo era escoria sin valor ninguno. Tazu había sido demasiado buena con él. Le había dicho que si le ayudaba a practicar su nueva técnica ninja le ayudaría a escapar, lo cual era una mentira mucho más piadosa de lo que alguien tan guapo como aquel pirata se merecía. Mira que ir tan repeinado... ¿Quién se había creído?

En fin, iba siendo hora de subir a ver si había sobrado algo de la cena. Necesitaría otro palo si quería seguir practicando.
Okada Rokuro
Okada Rokuro
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Cosas de ninjas [Pasado - Tazu y Rokuro] Empty Re: Cosas de ninjas [Pasado - Tazu y Rokuro] {Dom 31 Mar 2024 - 18:35}

A Rokuro nunca le habían agradado los cuarteles generales de la Legión. Aquellos soldados eran sus aliados en la lucha contra los enemigos del Gobierno; mientras que ellos eran el rostro visible del Gobierno Mundial, la existencia de los agentes resultaba más como el marionetista detrás de los hilos. A los legionarios no les hacía mucha gracia la existencia de los agentes, y a los agentes no les gustaba el trato de los legionarios hacia ellos. Era como un ciclo que nunca terminaba y estaba abocado a toleración mutua.

Dentro de aquel cuartel entregó los documentos que le habían ordenado y se dispuso a retirarse. No quería estar allí más tiempo del necesario, prefería volver a su alojamiento en Ennies Lobby y continuar entrenando, preparándose para mejorar como agente y como ninja. Abandonó la construcción principal, pero se detuvo antes de continuar tras escuchar, no por cotilla sino por deformación profesional, la conversación de un par de guardias.

—¿Te acuerdas de esa niña, la que se cree una ninja? —preguntó uno.

—¿Tasustada? ¿La gamberra? —dijo otro, devolviendo más preguntas.

— Esa misma. Pues ya ha vuelto a hacer de las suyas.

—Joder, no entiendo cómo sigue dentro de la Legión. ¿Y de verdad es una ninja?

—No lo sé —se encogió de hombros—. Es una niña, seguro que mintió en su edad al alistarse.

«¿Una ninja?» se preguntó. Comenzó a sentir una mezcla entre curiosidad y terror, esperándose lo peor. Conocía a prácticamente todos los ninjas de su isla, Yokubogashima y, aunque era de extrañar que alguno hubiese acabado en la Legión, él mismo se había unido al Cipher Pol. Todo era posible. «También podría ser de otro lugar —se planteó—. ¿Wano, quizás? No hay demasiadas islas donde entrenen a ninjas».

El hecho de haber escuchado la conversación lo había cambiado todo. Ahora conocer a dicha ninja consistía su principal objetivo porque, ¿qué más tenía que hacer? Su alternativa era volver a lo mismo de siempre, lo cuál no le desagradaba, pero no todos los días podía conocer a alguien con quién compartir tradiciones y cultura. Alguien quién pudiera comprenderle. Un sueño algo tonto, la verdad, pero no por ello dejaba de sentirlo de esa forma.

Se ajustó la corbata del traje, se acomodó a Susurro de Oscuridad en su espalda, Takarashi salió del bolsillo para posarse sobre su hombro y se dispuso a buscar a la niña ninja que habían dicho. ¿Sería fácil reconocerla? Desde luego no se lo iba a preguntar a los dos guardias a quiénes había empezado a dejar atrás, no quería que le tomasen como un cotilla, pero tenía que indagar. ¿Cómo se buscaba a una niña gamberra dentro de un cuartel de la Legión?
Tazu
Tazu
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Cosas de ninjas [Pasado - Tazu y Rokuro] Empty Re: Cosas de ninjas [Pasado - Tazu y Rokuro] {Ayer a las 11:18}

Pues buscando en la cocina, claro. Así era cómo una daba con los mejores lujos. Solo había que esperar a que terminase el turno de cenas agazapada entre las vigas del techo y luego servirse cuanto quisiera una vez el personal se hubiera ido. Era la mejor forma de averiguar qué platos eran los mejores y, de paso, de enterarse de algunos cotilleos igualmente jugosos.

-¿Sabes que al oficial nuevo lo degradaron en su destino anterior?

-¿Y va ese tipo a pelar mis putas patatas? Porque sino, ya te digo lo que me importa.

El borde era el cocinero gordo. Tazu odiaba al cocinero gordo. De niña solían robar a los gorditos, porque erna débiles y siempre tenían aperitivos. Toda mendiga despreciaba a esa gente, pero no estaba allí para escupirle en el gorro, no esta vez.

Robar comida era un hábito para Tazu. No es que lo necesitara, pues por primera vez en su vida tenía tres comidas al día regularmente, pero costaba pasar por alto la gran cantidad de alimentos que guardaban las despensas de la Legión, y los viejos instintos eran poderosos. Además, nunca se sabía cuándo podía declararse una hambruna por culpa de una plaga de langostas, o algo así. Mejor tener reservas, por si las langostas no eran comestibles.

Sigilosa como una sombra, envuelta en su mejor traje de ninja, sospechosamente parecido a un pijama pero sin llegar a serlo, con unos zapatos tan silenciosos como su propia respiración, Tazu se deslizó entre fogones apagados y neveras enormes en busca de algo con lo que llenar el saquito que había llevado consigo. ¿Un trozo de esa tarta tan rara que ya estaba empezada? Para adentro. ¿Media barra de pan un poco dura? Un lujo, antaño. Al saco. ¿Y esas manzanas tan rojas apiladas en un bol en mitad de la encimera? Desde luego, parecía que estaban ahí esperándola a ella.

Convertida en un borrón indetectable, o al menos en su cabeza era así, se plantó ante el frutero y agarró una manzana con un movimiento que en otra circunstancia podría haber servido para casi cortarle la cabeza a alguien. La precisión del ninja dirigida en su máximo esplendor a la masacre del cuenco de manzanas.

Y entonces, enterrada entre las otras, la vio.

Era azul, azul como el cielo invernal visto a través de un carámbano semi-derretido en un inusual día despejado, con una intensidad que rayaba en lo obsceno, como si intentase destacar por encima de todas las demás manzanas. Su piel era totalmente lisa, sin la menor imperfección, tan solo una perfecta e infinita extensión de azul brillante que bailaba frente a los ojos de Tazu despertando su estómago.

Tenía que llevársela, estaba claro. Sin embargo, un ruido a su espalda la puso en alerta. ¿Alguien entraba en la cocina? Con un dramático gesto de ninjutsu, ejecutó casi a la perfección la técnica de la sustitución y se desvaneció en una nube de humo, dejando en su lugar solo un tronc... Mierda, ¡el saco! Se había sustituido a sí misma por su botín. Estaba claro que aún le faltaba entrenamiento. Eso y que tampoco llevaba ningún ronco a mano. Debía procurar recordarlo.

De nuevo en las vigas del techo, escudriñó la oscuridad en busca del origen del sonido, preguntándose si tendría tiempo de recuperar su comida. O, al menos, el saco, que era de tela buena.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Cosas de ninjas [Pasado - Tazu y Rokuro] Empty Re: Cosas de ninjas [Pasado - Tazu y Rokuro] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.