¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
RAL
RAL
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

El vuelo del ruiseñor [Privado Blaze - RAL] Empty El vuelo del ruiseñor [Privado Blaze - RAL] {Sáb 6 Ago 2022 - 0:32}

La entrada del teatro Moonlight era un hervidero de actividad aquella noche. Uno de los teatros más prestigiosos de Dark Dome, la cuna de algunas de las más famosas en influyentes obras contemporáneas era esa noche el centro de atención de la ciudad. El maestro Reigi Draco, uno de los mejores autores de las últimas décadas estaba a punto de estrenar su última gran obra, una ópera que espera que fuera su mágnum opus antes de retirarse y pasar a la historia como, quizás, uno de los mayores artistas de su época. Como no, tal evento había atraído la atención de la élite de aquella ciudad, así como interesados de otras isas. Si sólo fueran señores del crimen lo que asistía no tendrá que estar aquí, pero por desgracia algunos altos mandos del Gobierno tenían contactos muy influyentes entre los asistentes. Algunas autoridades de la Legión, así como nobles menores de las familias de islas cercanas habían asistido a la gala, la cual había atraído la atención de los periódicos... y de algo más que estos.

Un par de días antes de la gala llegó un anuncio al periódico local, una amenaza. El mensaje decía que "acabarían con la vida de Lord Theodore Pyre" un noble heredero de una de las mayores familias que todavía permanecían leales al Gobierno. Una familia influyente, así como una con contactos poderosos entre los poderes que operaban al otro lado de la ley. Alguien quería quitarlo de en medio, o por lo menos estropear sus relaciones con alguno de los señores de la ciudad. Por ahora no se sabía quién había enviado el mensaje, pero dado que llegó al periódico antes de que se hiciera público el evento, cabía la posibilidad de que el autor fuera alguien infiltrado. Ni hace falta mencionar quién era el especialista en el tema más cercano en ese momento.

Esta sería una operación conjunta. Una división de la Legión había viajado escoltando a Theodore para asegurar su bienestar. Cancelar el evento estaba fuera de toda posibilidad, sería mostrar miedo y debilidad, así que un operativo especial de la división se encontraría conmigo en el lugar acordado para iniciar la investigación. El objetivo: encontrar al responsable y evitar que sus actos interrumpieran la obra, mucho menos que llegasen a perjudicar a los asistentes. Por motivos de seguridad no me habían informado del nombre o el aspecto de mi acompañante, simplemente me habían dado una frase y una contraseña con la que debían de responder. Estaba esperando lejos de todo el barullo de la entrada, donde los asistentes pasaban entre los flashes de las cámaras subiendo las escaleras camino al convite en el vestíbulo previo al estreno. Apartada con mi traje habitual en lo alto de un edificio adyacente. Sea quien sea a quien enviasen debía ser capaz de llegar hasta ahí y conocer la contraseña. Una vez resuelto eso podríamos proceder con la investigación.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

El vuelo del ruiseñor [Privado Blaze - RAL] Empty Re: El vuelo del ruiseñor [Privado Blaze - RAL] {Ayer a las 23:52}

Dio un paso adelante. Luego uno más. Se recogió a sí mismo y dio una voltereta. Estiró los brazos mientras se levantaba y dio un salto extendiendo completamente ambas piernas, hasta que notó el pinchazo en las ingles.

- ¿Qué tal?

- Algo justo en la entrepierna. Pero servirá.

Le habían hecho el traje a medida, siguiendo todas sus especificaciones. Marvin era un buen amigo desde la instrucción, un sastre militar de extraordinario talento y, sobre todo, la única persona dispuesta a investigar un prototipo específicamente para él. Lo había llamado A.T.O.P.E. en honor a un grito que compartían en sus tiempos de cadete, y aunque no se había molestado en memorizar todas las siglas, se había tomado la molestia de poner muchos eufemismos banales en cada acrónimo. No era la clase de humor que disfrutase particularmente, pero el nombre que el artesano le había impuesto no era el que él debía darle. Para Blaze, era simplemente la Atope 1.0. Se había empeñado en hacerla completamente modular para poder manipular individualmente cada pieza en base al testeo de campo que ahora debía hacerle, y aunque Marvin había tenido que congregar a algún que otro colega para las peticiones más raras lo había hecho sin rechistar.

- ¿Hidrólisis segura? -preguntó. No era ni de lejos un experto, pero sabía lo bastante de química como para entender que generar agua era peligroso.

- Hemos descartado esa idea -explicó Sally, una chica casi tan alta como él de cabello verde-. Lo que hace es captar la humedad ambiental, como un deshumidificador. Es más lento, pero ni tienes que llevar una batería gigante encima ni tienes miedo a salir ardiendo.

- ¿Espolones?

- Solo en el codo. -Marvin se ajustó las gafas-. En la rodilla Chett tuvo otra idea.

- Taser. -Hizo aquel gesto de las manos que siempre usaba para reforzar una idea concreta.

No quiso preguntar más al respecto. Le habían preparado un manual de instrucciones perfectamente explicado con cada mínimo detalle acompañado de nutridas imágenes, esquemas, consejos de uso y leyendas. Incluso los cuchillos y la máscara antigás entraban en aquel completo libreto.

- Os habéis olvidado de añadir las gafas de visión nocturna a esto -señaló, agitando el manual.

- Se nos acabó la tinta. Pero estamos seguros de que aún no has olvidado cómo ponerte unas gafas, ¿o sí?

Trató de alcanzar todo lo que aquel traje llevaba. También desenfundó su espada, una hoja recta estilo ninjato de doble filo, sin guarda, e hizo un par de movimientos. Podía alcanzar los cuchillos, el mechero, la máscara antigás, las gafas, un pequeño den den mushi y en general cada pieza de equipo acoplada al traje.

- Y se supone que si toco estos botones de las muñecas a la vez...

Blaze subió las escaleras del teatro paso a paso en silencio. Camisa blanca con corbata azul eléctrico, americana gris rayada y pantalones a juego. Sus zapatos, de ante azul, se acompañaban de una larga gabardina negra sin bolsillos, con forro azul brillante en su interior. Era un sobretodo cómodo que no quiso quitarse cuando en el guardarropa le ofrecieron custodiarlo, si bien sí dejó la americana. Los mandos de la Lanza lo habían enviado a una misión conjunta con el Cipher Pol, una suerte de escolta y desarticulación de un posible atentado que afectaría a uno de los prohombres de la ciudad oscura, fieles partidarios del Gobierno Mundial. Tras su desempeño en Jaya los mandos habían quedado gratamente sorprendidos, en general, si bien habían tomado la decisión de usarlo como punta de lanza: Misiones en solitario, exploración y recogida de información. Casi siempre en solitario, siempre varios días antes. Sus funciones no finalizaban una vez agotado ese tiempo, claro, pero todos sabían que era donde más partido le iban a sacar. Él también lo sabía.

Dentro del edificio examinó cada detalle del lugar. Salidas, puntos ciegos, entradas, número de guardas de seguridad... Cualquier información podía ser útil. De hecho, recorriendo los pasillos se percató de que el guardarropa daba a una zona tras bambalinas, lo cual anotó en una libreta. Llevaba las últimas horas haciendo anotaciones en aquel cuaderno a medida que recababa información: Él no la necesitaba, claro, pero quizá su acompañante sí.

Escaló por las tramoyas, una vez más buscando salidas. Vio puntos de tiro extremadamente sencillos hacia el palco, tanto desde el foso como desde el gallinero, e incluso desde las propias pasarelas. El edificio era un templo al arte, pero estaba muy mal organizado en lo que a seguridad se refería. Cuando salió por la ventana al aire fresco casi agradeció haber tomado una visual rápida. Cuando fracasasen, y si alguien quería de verdad matar a ese hombre fracasarían, por lo menos sabrían las rutas para perseguir al asesino.

Dio un trago a su petaca, guardándola de nuevo.

Caminó por el tejado hasta que llegó al borde del edificio, saltando para llegar al aledaño. No fue un salto complejo, pero la altura podría haber sido intimidante. Para él, sin embargo, lo más intimidante era la figura enmascarada que, rígida como una estatua, lo esperaba.

- ¿Eres tú? -preguntó, llevándose la mano a la empuñadura de la espada.

Nunca se sabía.
Volver arriba
Temas similares
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.