¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
La batalla de los enanos [Alice vs Alpha]Hoy a las 14:29Alice Wanderlust
Un baile a medianoche [Alice-Krein]Ayer a las 0:49Alice Wanderlust
Misión "Ave Rapaz" [Pasado]Jue 29 Feb 2024 - 18:14Matt
Petición de sueldo e ingresosMiér 28 Feb 2024 - 22:43Elyria Priscraft
Petición de experiencia y premiosMiér 28 Feb 2024 - 22:41Elyria Priscraft
El Juicio final


Ir abajo
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Mar 28 Nov 2023 - 14:26}

Estaba sentado en el tronco caído de un árbol, aunque no podía ver nada y a pesar de la gran humedad que se sentía en el frondoso bosque, solo al sentir en mi piel los leves rayos de luz que traspasaban las copas de los arboles, podía saber que era un día caluroso y soleado. Pero eso no era lo único que le revelaba el clima del día, sino la alegría  y tranquilidad de los canticos y revoloteos de los diversos tipos de pájaros, incluso los animales terrestres habían vuelto a la tranquilidad habitual que ya existía antes del devastador incidente de semanas atrás. Pequeñas lagrimas descendían de mis ojos muertos al recordar lo sucedido, o mejor dicho imaginar lo que pudo pasar y sus consecuencias.

Todo paso durante la noche de hace una semana, estaba toda la familia sentada a la mesa, cenando tranquilamente, cuando primero escucho a los animales del bosque huir del lugar de forma rápida y agitada, para luego empezar a escuchar ruidos de maquinaria. No fue el único que lo escucho, ya que su padre y tío se levantaron de golpe y le dijeron al unísono - Rai, sal y escóndete en el bosque y no vuelvas.- sus voces sonaban nerviosas como si supieran ya lo que estaba pasando. Al notar esos sentimientos, no pregunté que pasaba, sino que actué sin pensarlo y salí de la casa, ayudándome de mi bastón y mi oído para alejarme lo antes posible de los aterradores y mecánicos ruidos que se acercaban. Durante mi huida no deje de escuchar gritos, disparos y explosiones a mi espalda. Y entonces recordé lo que me dijo mi abuelo en una de sus charlas. - Pase lo que pase, debes tener esto presente siempre, hay mucha gente que quiere cazarnos, hacernos esclavos e incluso matarnos, así que debes sobrevivir ante todo, eres la esperanza y futuro de la familia, así que prométeme que no dudarás y sobrevivirás ante todo.- en ese momento no supe porque me dijo aquello, aún así se lo prometí.

Ya ha pasado una semana, y sigo sin saber quien pudo haber atacado a la familia, o que paso con ella, no volví a casa por si acaso seguían por ahí, lo que sabía seguro es que mi familia había sido derrotada, porque sino hubiesen venido a buscarme. Ahora solo podía pensar en quien podría a ver sido, quien tendría la fuerza y herramientas para realizar aquel ataque, el cual tuvo durante días a todo el bosque nervioso. En mi mente solo pasaba un nombre, y este era el de Gobierno Mundial, una organización sanguinaria e racista, que hacía cualquier cosa para obtener sus objetivos o al menos eso me habían explicado mis abuelos.

Y así perdido en mis recuerdos y pensamientos pasaba las horas los últimos días, eso sí, siempre después de realizar los entrenamientos de espada que me había enseñado mi padre y las meditaciones de mi tío. En el fondo sabía que debía volver al campamento, pero aún no me veía con fuerzas, ya que me imaginaba lo que me iba a encontrar.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Mar 28 Nov 2023 - 16:11}

Sowon había indagado en los origenes de aquel peliazul que le debía dinero, llegando a la existencia de las islas del cielo gracias a rumores, libros e intercambios comerciales. Encontrar un transporte adecuado que realizara viajes a estas maravillas de la naturaleza fue una tarea más complicada, pero por fortuna encontró un barco en el cual varios sastres se embarcaban para trabajar en una de las empresas más grandes de la isla Treno.

La mujer se alistó al mismo, deseaba explorar esa isla y buscar algún rastro de la presencia del peliazul para cobrar lo que le correspondía por su trabajo o en su defecto capturar a algún forajido exótico que valiese la espera. El viaje fue largo y no tan agradable, ir en un barco de meros obreros era una tarea de complicada digestión para muchos aunque cuando la herrera se proponía algo no había peligro o fuerza que le detuviese.

La ciudad valió todo el martirio, las calles y arquitectura del lugar junto a los maravillosos bosques daban una sensación de grandeza que cualquier humano soñaría solo con pisar y ella lo estaba haciendo. Comprobó la calidad de los sastres de ese lugar y no pudo evitar reconocer que ciertamente eran trabajos impecables los cuales todavía estaba lejos de replicar. Aunque buscó información sobre el chico y llevaba su cartel nadie parecía tener noción del mismo, muchos reconocían su raza como proveniente de otra isla más alejada.

Todo un fiasco, al menos podría desquitarse cazando algunos ladrones que llevaban escondidos en los bosques. En la posada local pudo escuchar a algunos habitantes hablar de un incidente en los bosques, al parecer la marina ocultaba los detalles y muchos lo atribuían al grupo de bandidos pese a que otros afirmaban haber visto a personas sospechosas y sugerían algo más grave como la presencia del gobierno mundial.

Si bien eran solo rumores y conjeturas de borrachos, Sowon tenía rntre sus manos tres carteles que juntos podían repercutir en una buena suma para engordar sus bolsillos y si quería alcanzar la perfección como sastre necesitaría dinero, mucho dinero.

La mujer pagó por el agua y su calabaza llena antes de partir en dirección al bosque. Su plan era sencillo, buscaría indicios de ese incidente y se aprovecharía del primero que pudiera ver para que le sirviese de escudo al momento de localizar a los bandidos. Si bien había rastros de árboles caídos, pedazos de chatarra y algunos charcos de sangre, la realidad era que el epicentro del desastre era custodiado por algunos marines y se llegaban a ver algunos cuerpos cubiertos a la distancia, no le dejarían pasar y lo mejor era tomar una ruta diferente.

Se adentró en el espeso bosque para luego seguir lo indicado en el mapa que el tabernero le había conseguido, al este estaba la última localización de los bandidos y al oeste se rumoraba sobre un monstruo que asustaba a los niños el cual blandía un arma grande y no era pequeño, algo como un ser gigantesco con una espada seguramente de muy mala calidad.

Paso a paso la herrera se detuvo al notar a una persona a la distancia, era un hombre cuya estatura le recordaba a Vanko, de piel morena y al parecer ciego cuyo bastón concordaba con la descripción de la supuesta bestia. Moreno, alto, faltaba que se prendiese fuego y tuviera alas negras para ser el tercer lunario que conociera. O era la cazadora mas afortunada del universo o esas cosas no eran tan extrañas como el gobierno quisiera pintarlas.

—Usted debe ser el supuesto monstruo que ronda el bosque con un trozo de metal al que llama espada... No se preocupe no vengo a aniquilarle ni nada parecido. Me gusta hacer tratos con los objetos que demuestren su utilidad, usted me ayuda y yo podría serle de utilidad. Seré sus ojos en este bosque y podría darle algo más... No tema, no está en la mejor posición para negarse... ¿Cuánto cree que tarden en enviar a otros peores que yo? Soy su única oportunidad de salir de este bucle conservando los sentidos que aún le queden...—

La mujer observó con sus ojos grises el rostro peculiar del ciego, sus ojos no tenían luz pero daban la impresión de haber llorado hace poco. Sowon pudo recordar en aquel rostro el de un niño a la deriva, si ese gigantón apenas era un recién nacido en términos de edad aquello sería tan fácil como utilizar una espada recién forjada. Suspiró a sabiendas de que su belleza no sería efectiva esta vez, esperaba que el perfume a frutas sirviese para atraer a algo más que solo mosquitos y que su voz siguiese siendo tan atrayente como para dibujar un rostro hermoso en la oscuridad del moreno.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Mar 28 Nov 2023 - 20:29}

Estaba comiendo un animal, el cual sabía a lo que alguna vez mi tía me había dicho que era un conejo, aunque esté sabía mucho peor que cuando lo cocinaba ella, al fin y al cabo, nunca se me había dado bien cocinar, era un desastre en la cocina, pero en esté momento no podía hacer otra cosa que cazar el animal más grande que pudiese y rustirlo en una pequeña hoguera, la cual siempre la realizaba de día, para no llamar mucho la atención. Era hacer eso o morir de hambre y eso no podía ser, no podía traicionar mi juramento, por eso, aunque estaba realmente asqueroso, no podía dejar de comer y alimentarme.

Estaba dándole los últimos bocados al supuesto conejo, cuando de golpe escuche unos pasos suaves y lentos, parecían ser los pasos de una sola persona, la cuál estaba justo enfrente mío a unos 100 metros, me sorprendió tardar tanto en darme cuenta, pero eran tan suaves y delicados, que parecían pasos de pequeños animales. Levante la mirada hacía el lugar de donde provenían los pasos, los que en poco tiempo ya estaban a 20 metros.

Entonces una femenina, suave y tranquila voz empezó a escucharse dirigiendo-se hacía mí. "¿Supuesto monstruo? ¿Así es como la gente me ve? ¿Tan feo debo ser?" me iba diciendo a mi mismo, mientras la voz seguía hablando sin parar, escuchaba todo lo que decía pero solo me iba quedado con alguna palabra suelta "No soy una amenaza", "soy su mejor opción". Aunque la voz era prepotente y amenazante, sus palabras decían lo contrario, parecía una persona que únicamente le interesaba mi ayuda para algo y eso podría ayudarme a mí, ya que mis provisiones de comida solo era comida cocinada por mí, en pocas palabras era una comida asquerosa y me moría de ganas de comer un verdadero manjar.

- Hola, no se preocupe, no soy un monstruo, ni me dedico a espantar a nadie. - le dije tranquilo sin moverme, pero atento a los movimientos y sonidos que viniesen desde el lugar de esos pasos o los alrededores, pero parecía que la voz venía sola, no se escuchaban más pasos por ningún lado. De golpe me percate desde donde habían venido los paso, y estos venían del campamento de mi familia. -¿Quien es? ¿Cómo ha llegado aquí? ¿Dice que no es una amenaza, pero viene del campamento? ¿Fueron sus amigos o compañeros los que atacaron mi familia? ¿Qué les han echo?- interrogue a la desconocida alzando la voz, pero no de forma amenazante, sino por el nerviosismo de tener ya alguna noticia sobre mi familia. Aún mi nerviosismo decidí quedarme sentado, eso sí pose mi mano derecha sobre la Oodachi, preparado para defenderme de cualquier ataque.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Mar 28 Nov 2023 - 21:39}

La mujer escuchó las palabras encogiéndose de hombros, las preguntas mas incisivas hicieron que esta confirmase sus sospechas sobre la procedencia real del moreno frente a ella. Era probable que fuese un lunario si es que estaba siendo cazado, aunque la marina no se dedicaría a ello seguramente los rumores de una infiltración del gobierno en la isla era probable aunque no podía sacar conclusiones a lo mejor era solo un grupo de ellos buscando algo que cazar y el dinero podía mover a muchos hombres no solo el gobierno mundial si no verdaderos seres sedientos de dinero que gustosamente arriesgarían el pescuezo por hacerse con un ejemplar como tal. Suspiró negando con la cabeza aunque el ciego no le pudiese ver, era desconfiada con aquellas personas y más con alguien que parecía poder sobrevivir pese a faltarle la visión nada aseguraba que la supuesta presa fuese un peligro.

—¿Amigos? ¿Compañeros? ¿Por qué razón tendría cosas tan inútiles e insignificantes en mi vida? No me malentienda, puedo hacer excepciones con personas que demuestren tener dinero o un valor significativo para sobrevivir como usted lo está demostrando pero no ponga tales trabas en mi andar... Mi nombre es Shinozaki Sowon, soy una herrera proveniente de la lejana isla de Wano. ¿Tiene un nombre señor? No me gusta hablar sin referirme a otros sin saberlo. En cuanto a cómo llegué fue en un barco hace un tiempo, mis propósitos en esta isla de momento son limpiarla de unos bandidos que se esconden más profundo en el bosque y cobrar por hacer mi trabajo... ese arma a la que tanto se aferra, no es digna de ver la luz del mundo pero supongo que servirá...—

La mujer cambió el tema a la Oodachi que sus ojos analizaban mientras se acercaba, le era muy evidente que esa arma no había sido forjado por un herrero experimentado o unas manos capacitadas no lejana a un trozo de metal curvado a sus ojos. Sonrió, al menos podría tener negocios tras la caza de ese día, se alejó nuevamente mientras sus ojos se posaban en el camino y bebía un poco de agua tras haberse presentado. Lentamente comenzaba a planificar la forma correcta de convencer al joven que le siguiera, su mente maquinaba las palabras antes de expulsarlas.

—Puede venir conmigo, supongo que los que custodiaban ese campamento tardarán un poco en irse y volver al lugar no es seguro para usted. Al regreso de nuestra honorable labor de limpiar a la escoria de esta isla, podríamos intentar adentrarnos a lo que quedó de ese lugar si es que tiene cosas pendientes...—

Ofreció mientras encaminaba la marcha en dirección al supuesto escondite de los bandidos del bosque, necesitaba aquella acción de dejar poco tiempo de reacción, forzar una respuesta apresurada. La mujer era bastante habilidosa en manipular hasta el mínimo detalle para lograr lo que quisiera, en este caso conseguir a un aliado tan valioso como había sido Lexa o Vanko y utilizarlo mediante las propuestas adecuadas para evitar cansarse en exceso contra los tres hombres que tenían una recompensa jugosa por sus cabezas. Si de lo contrario, resultaba ser débil y perecer en el asalto, podría llevar su cuerpo a algún mercenario del gobierno pagaba bien por un espécimen tan valioso como supuestamente eran aquellos ángeles de negras alas.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Mar 28 Nov 2023 - 23:15}

Parecía ser que la mujer no tenía nada que ver con el ataque a mi familia, así que me relaje un poco pero sin dejar de estar atento y preparado para cualquier situación, aún así decidí dejar de tocar la Oodachi. La mujer parecía buscar un grupo de bandidos que vivían por la zona, realmente no tenía ni idea de donde podrían estar, así que no podía informarla sobre nada de eso, así que lleve la mano hacía la mochila que tenía en el suelo, sacando de ella otro supuesto conejo o eso pensaba yo, lo que esté era especialmente más grande. Cuando lo saque me lo lleve a la boca y le pegué un bocado sin miedo y para mi sorpresa, el sabor era totalmente diferente. "Pues parece que esté no es un conejo, debe ser un cabrito" pensé mientras le daba otro bocado, aunque sabía diferente, igual que el otro estaba asqueroso, ni de lejos se parecía a lo que estaba acostumbrado.

- Perdona... me encanta comer y la verdad, que tengo mucha hambre.- le dije después de tragar el último bocado. - Mi nombre es Rai, Rai LucerKing.- me presenté mientras hacía un gesto con la cabeza, para luego darle otro bocado al animal.- Esgg uggn plgggacger señogrgritag Sowon.- le dije con la boca llena y seguí comiendo, como un joven medio salvaje que soy mi educación social es mínima y tengo pocos escrúpulos.

La joven estuvo unos minutos en silencio, hasta que empezó a caminar en dirección contraria, al principio pensé que se había ofendido y se iba enfadada. Ya pensaba que se iba, cuando paro de caminar y volví a escuchar su voz tranquila y serena, la cual me ofrecía a seguirla y ayudarla a encontrar esos bandidos. La verdad que me sorprendió, era la primera vez que conocía y hablaba con alguien que no fuese de mi familia, pero realmente como decía sabía que aun no podía volver al campamento, así que no estaría mal, mantenerme distraído mientras esperaba unos días más.

Me levante sin dejar de comer, y con la ayuda del bastón me puse a caminar hacía Sowon. -Pues me parece bien, me uniré a ti para encontrar esos bandidos, pero ya te aviso, no tengo ni idea de donde están, nunca he escuchado sobre ellos.- le dije acercando-me a ella. Mientras me acercaba comiendo hacía ella, el aire cambió de dirección y llego a mi olfato un agradable olor, lo que me indico que Sowon era alguien que tenía muy en cuenta su higiene y seguramente su vestimenta. -Por cierto, hueles muy bien.- le dije sin más, sin buscar ningún tipo de reacción, pero yo era así alguien que acostumbraba a decir lo que pensaba, sin miedo al exito.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Miér 29 Nov 2023 - 0:02}

El lunario ahora identificado como Rai le recordaba de cierta manera a Lexa. Parecía un niño pequeño, sobreviviendo y confiando en las pocas cosas que conocía pero a diferencia de la muchacha Rai parecía un trozo de metal más moldeable. Tendría sus normas y algo de conocimiento básico del bien o el mal pero la herrera notó en sus formas a un arma que le faltaba un mantenimiento que ella sería capaz de darle con el debido tiempo. De momento le era leal, parecía tener un buen sentido del olfato y sus palabras confirmaban que era agradable a su paladar más que esos trozos de carne que mordisqueaba.

—Quizás acostumbre a cocinarlos, pero no se preocupe puedo conseguirle mejores comidas luego de encargarnos de ese trabajo. En cuanto a su ubicación me han facilitado un mapa e información de suss últimos movimientos, les encontraremos y mataremos pero mantenga sus cabezas reconocibles de ser posible.—

La mujer volvió su rostro al gigante que le seguía, comía esa criatura y por un momento deseó conocer como se sentía la sangre de un animal muerto bajando por la garganta. Se preguntó si ese niño con cuerpo de hombre podría intentar arrancarle trozos de su cuerpo para saciarse y cuanto tardaría en ser consumida por su apetito. Claro que esa agradable fantasía se interrumpió cuando escuchó un ruido entre los matorrales, tocando la pierna del ciego para que se agachase.

Avanzó en silencio tras cubrir sus pies con tela y deslizó levemente un arbusto, sin mucho por donde mirar sus ojos se toparon con una vieja cabaña de madera. Un hombre con un arco vigilaba la entrada y otro patrullaba entre los arbustos, dentro de la cabaña pudo reconocer la cabeza de uno de los objetivos, estaban en el lugar correcto.

—Hay dos fuera y unos cuantos dentro... lo mejor es sacarlos de ahí dentro. Necesito que les distraiga mientras preparo las trampas y a mi señal debe atraerlos hasta dónde escuche mi voz. Una cosa más, recuerde venir volando cuando oiga mi voz, el suelo no será seguro...—

La mujer dejó caer varias trampas forjadas que había ocultado bajo sus ropas y disimulado con las telas de su fruta, le tardaría un tiempo montar todas y esperaba que el lunario pudiese aguantar contra unos simples bandidos humanos una cantidad decente de tiempo. Ella era buena con sus manos, restaba ver si el lunario era igual de confiable con su gigantesca espada.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Miér 29 Nov 2023 - 11:43}

Solo llevaba unos metros caminando detrás de Sowon, cuando está con su voz tranquila y suave me dijo que aunque ella podría cocinar algo de comida, haría algo mejor, que era conseguirme un buen manjar, siempre y cuando después de cazar esos malditos bandidos, lo que ratifico que había sido una buena idea acompañarla. Al fin y al cabo, no era alguien al que le gustase trabajar en equipo, ya que desconocía como se hacía eso, puesto que directamente siempre había echo todo por mi cuenta. Pero ahora no tenía a mi familia para respaldarme en ella, y realmente ya estaba cansado de estar en ese bosque y parecía que Sowon sabía bastante sobre el resto del mundo exterior, así que podría al menos seguirla durante un tiempo, ya que algo iba a aprender y además iba a sacar un buen manjar como benefició o eso decía Sowon.

"Solo espero que tenga un buen paladar..." pensé mientras seguía detrás de ella, aunque no dije nada no tarde en darme cuenta que está, caminaba muy despacio y/o sus piernas eran muy cortas. Por lo cuál tuve que bajar mi ritmo habitual de paso, para no adelantarla, aún así esto me dejo pensativo, ya que mis abuelos me habían hablado de otras razas, que vivían en este mundo como los humanos, los gigantes, los minks, los gyojins y otras diversas razas. Todas estás tenían diferentes alturas y medidas. Desde pequeño había odiado nacer ciego, porque me hubiese encantado ver y conocer todo ese tipo de personas, aunque mis abuelos me decían que eran peligrosas y que nos odiaban. Que todas eran malas personas, y los que más: los humanos.

A los pocos minutos de ir caminando empecé a escuchar delante nuestro pasos y voces robustas. "Deben ser los bandidos..." pensé llevando mi mano a la Oodachi, aún así seguí caminando hasta que Sowon me toco levemente la pierna y me paré de golpe, la escuche adelantarse con pasos muchos más suaves de los que había estado utilizando, para luego darme unas indicaciones.

Recordando siempre el beneficio, no pensé en negarme o contradecir a Sowon así que desplegando mis grandes alas, alce el vuelo, conocía la vegetación de aquel bosque como si fuese mi casa, así que no era la primera vez que volaba por él. Al llegar a una altura determinada, recogí las alas y me lancé en picado hacía donde estaban las voces robustas, recordando las enseñanzas de mi abuelo y envolviéndome en fuego para fortalecer mi cuerpo. A 4 metros de las voces cambie mi posición corporal para caer de pie sobre ellos con todo mi peso, fuerza y gravedad.

Primero golpeé algo que parecía madera, que se rompió debajo mío, provocando que las voces se callasen de golpe y empezarán a gritar cuando note que aterrizaba sobre algo suave y esponjoso. Para luego sin darle importancia a los golpes que había recibido, volver a agitar mis alas y salir volando de dentro de la chabola donde creía que había aterrizado.

Ya estando fuera de la chabola, escuche como los pasos de unas 6 personas salían detrás de mi, gritando e insultándome, también escuche una cuerda, para luego notar algo pasando cerca mío, lo que fácilmente podría haber sido una pequeña flecha, o eso me imaginé por su sonido.

Cuando ya me había alejado unos 100 metros de ellos, frené y sin llegar a aterrizar me volteé poniendo-me frente a ellos, saqué mi espada, pero en ese momento recordé las palabras de Sowon: -Mantén sus cabezas intactas...-, así que volví a esconderla y únicamente me lancé contra ellos pasando-los por encima sin dejar de cubrirme en llamas, por si me daban algún golpe y esperando que no dejasen de seguirme, al pasar por encima, noté lo que parecían espadas intentándome cortar o golpear y alguna otra flecha rozándome.

Habían pasado ya unos 10 minutos desde que había iniciado el ataque, cuando volví a pasar por encima de la chabola, en dirección a Sowon. "Espero que ya haya tenido tiempo de preparar sus trampas, la verdad es que no la he escuchado con los gritos de esos malditos bandidos" me dije mientras según mi orientación ya estaba pasando por encima de la chabola.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Miér 29 Nov 2023 - 15:02}

La mujer se dedicó a colocar las trampas bajo las telas que se adaptaban a la vegetación presente. Observó la fuerza, velocidad y poder de aquel joven ciego, era realmente un genio para pelear con tal fiereza y sobretodo con un sentido menos. Comprendía porque aquellas criaturas eran buscadas como bienes valiosos, au que siendo ahora una extensión de sus maquinaciones se negaba a soltarla. Un objeto como ese era mejor mantenerlo cerca y moldearlo a su gusto como un arma forjada por sus propias manos.

Diez minutos fueron suficientes para preparar todo y ya el lunario volvía de regreso, esperó escondida tras un árbol y al ver pasar al joven alzó lo que parecía una soga solo para que unas lanzas cayeran desde las alturas llevandose consigo a los criminales que habían servido de custodia. Los otros tres, los importantes, se adentraron al lugar creyendo que ya no había trampas solo para que sus pies quedasen aprisionados por trampas para osos generando un dolor estresante en los tobillos de cada bandido.

Ost:

La mujer salió desde las sombras a paso tranquilo teniendo frente a sus ojos a las tres presas que había buscado. Sonrió mientras sacaba de su escondite a su espada aguja ignorando los insultos y gritos de los bandidos. Sin mediar palabra atravezó la pierna izquierda del más valioso tomando su tiempo para disfrutar la sensación de Aguja abriendose paso por la carne mientras el frío lentamente se acumulaba en forma de escarcha alrededor de la herida abierta impidiendo que la sangre abandonase una herida palpitante. Su espada llegó limpiamente hasta salir por la parte anterior de la pierna y luego retrocedió tortuosamente hasta abandonar el cuerpo.

—Ha hecho un excelente trabajo señor Rai... ya puede descansar mientras yo me encargo de alimentar a mi espada... Sabe, las espadas a veces tienen hambre y no hay nada mejor que la sangre para saciar su implacable voracidad. Me pregunto cuanto tiempo podrá aguantar este bandido sin caer a su muerte. Debajo de usted, bandido de los cuatro millones, hay una estaca más afilada que mi espada, si cae hacia ella morirá y si no lo hace puede que muera por el dolor. ¿Apuestan cual será primero?—

La mujer volvió a dar una estocada esta vez en su otra pierna, mientras los bandidos intentaban safarse de sus trampas para ayudar a su jefe aunque solo lograban que estas se cerrasen más. Una tras otra las piernas del jefe se llenaban de agujeros de tamaño considerable cubiertos por escarcha, la mujer no tenía intenciones de hacerlo rápido. Tenía la ventaja de que los marines se encontraban ocupados con el campamento y nadie acudiría a salvar a unos maleantes, por lo cual disfrutaba cada segundo en que su espada exploraba la carne de su presa.

Finalmente el bandido no pudo aguantar más su propio peso, las heridas comenzaban a abrirse en cuanto las flexionó y primero cayó de rodillas, incando su pierna izquierda, sudando pese a no ver la estaca pudo notar que lo que había delante no era vegetación si no tela por la textura de la misma. El sudor caía por su rostro mientras un dolor punzante invadió su hombro izquierdo, la herrera no estaba satisfecha y le seguía llenando de agujeros hasta que tragó saliva aceptando su destino.

Se desplomó sobre el suelo y una estaca empaló su pecho a la altura del corazón. Sowon tomó su cabeza y utilizando una daga la desprendió lentamente del cuerpo. Los bandidos ya no hablaban, el temor ante una mujer tan sádica pero hermosa les había quitado toda esperanza y el gigante ciego a su lado hasta parecía una mejor forma de morir.

—¿Qué sucede? ¿Las ratas con las que viven les comieron la lengua? Sus cabezas también son valiosas, tres millones cada uno... Supongo que deben envidiar a mi colega ciego, pero no se preocupen, eso se puede arreglar... les proporcionaré una mirada tan blanca como la suya en un par de segundos...—

Aguja empaló a uno de los bandidos en su ojo izquierdo, la tortura siguió la misma fórmula para los dos bandidos restantes. Solo que el último se lanzó a la estaca apenas vio a la mujer aproximarse, un acto que fue respondido con un suspiro cansino de la bella dama. Aunque ya tenía las tres cabezas envueltas y listas para la entrega.

—Me disculpo por la tardanza Señor Rai, no tenemos nada que hacer aquí. Si lo desea podemos regresar hasta el campamento, supongo que el lugar estará más seguro ahora que el sol está descendiendo. Pero no se preocupe, seré sus ojos y no dejaré que le pongan una mano encima. Es... muy valioso como para dejar que eso ocurra. Puede considerarlo una muestra de honor o amistad por mi parte, no me preocupa demasiado su forma de interpretarme...—

La mujer realizó una leve reverencia mientras tomaba agua y llevaba en su mano derecha las tres cabezas envueltas en telas que le daban un aspecto de calabazas para no despertar la impresión de otros. Solo quedaba comprobar el campamento de Rai antes de entregar la recompensa, debería pensar una forma de camuflar al joven antes de ir a la ciudad. No era tan sencillo ir con un Lunario por el medio de la calle y simular que no pasaba nada, tendría que pensar en algo mejor para sacarlo de esa isla sin llamar la atención.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Miér 29 Nov 2023 - 17:16}

Al pasar por encima de donde suponía que estaba Sowon, escuche caer unos objetos desde lo más alto de los arboles. "Esas deben ser las trampas de Sowon..." Pensé al escuchar como los insultos se transformaban en gritos de angustia y suplicas. "Esta mujer, parece ser una experta cazadora..." seguí pensando mientras descendía ya al suelo y caminando lentamente hacía los gritos de los bandidos.

Me paré a unos 10 metros de Sowon, o al menos de su voz, la cual parecía felicitarme por esa simple faena que había hecho, al fin y al cabo, solo había hecho de cebo para esos bandidos inútiles, los cuales me habían seguido sin pensar en sus consecuencias, cegados por el odio y habían caído en las trampas como simples conejos salvajes.

Los conejos no paraban de suplicar por sus vidas, algo que a Rai no le importaba ni mucho menos. -Señorita Sowon, haga lo que tenga que hacer pero no tarde mucho.- le dije sin rastro de sentimientos mientras con el bastón buscaba un árbol donde apoyarme.

A Rai lo habían educado para ser una arma de guerra sin sentimientos, aunque a él no le gustaba hacer sufrir a la gente inocente, tampoco le importaba realmente si esta sufría a manos de otras personas. Pues imaginaros si en vez de gente inocente eran unos malvados bandidos.

Cuando encontré el árbol más cercano, me apoye en él, lleve la mano al bolso, saqué el penúltimo animal que me quedaba y empecé a comérmelo tranquilamente. "Este vuelve a ser un conejo..." pensé poniendo cara de asco mientras mordía el pequeño animal, el cual sabía a rayos. "Hecho realmente de menos la comida de mi tía... ella si que cocina bien" seguí pensando con nostalgia, intentando que ese sabor se trasformase a como sabía su comida.

Estaba acabándome el conejo, pensando en la nostalgia de la vida en familia, cuando escuche acercarse a Sowon o al menos sus suaves pasos, lo que confirmo su suave voz al decirme que sentía la tardanza y que ya podíamos volver, pasando por el campamento, ya que se estaba haciendo de noche. Esta noticia me dio tanta ilusión que me puse en pie y sin pensar empecé a caminar hacía el campamento, sin pensar en otra cosa, que en descubrir realmente que había pasado.

- Sígueme, te llevaré al campamento- le dije animado mientras empezaba a caminar sin parar dirección a este. No llevaban ni 30 minutos caminando que me paré de golpe. Aunque no escuchaba nada raro, el lugar apestaba a quemado y más o menos solo quedaban unos 200 metros para llegar. - Parece que realmente no hay nada... o al menos no escucho a nadie...- le dije a Sowon a la vez que volvía a ponerme en marcha. -Voy a necesitar que seas mis ojos y me digas que ves...- le susurré.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Miér 29 Nov 2023 - 22:18}

Ambos compartían al menos la pasión por lo que estaban haciendo, la mujer estaba agradecida de no tener a alguien más chillando por sus métodos algo peculiares a la hora de realizar su trabajo. Al poner marcha al campamento notó que Rai percibía el olor a quemado y tomaba una postura más defensiva al darse cuenta de que aquel lugar muy probablemente estaba inhabitado.

—No hay personas, pero la estructura principal está en ruinas y solo quedan unos cuantos escombros. Hay manchas de sangre, al parecer retiraron todos los cuerpos pero probablemente haya uno bajo este montón de rocas que al parecer hicieron como tumba y una muy grande he de decir.—

La mujer golpeó la cruz de madera para que Rai pudiera ubicarse en el mundo que le rodeaba mientras lentamente caminaba hasta las ruinas para asegurarse de que no habían perdido nada en cuanto a objetos de valor. No era de extrañar que la mujer apenas se interesara en las cosas de valor emocional desperdigadas por el suelo y lo viera como mero desperdicio, aunque las fué indicando tras beber agua por si Rai deseaba conservar algo.

Una gargantilla, una foto familiar quemada por la mitad, algunos trozos de lo que parecían muñecos o personas de madera. Sowon tomó asiento sobre una de las rocas del lugar mientras sus ojos estudiaban al Lunario y su mente pensaba en un atuendo que pudiera camuflarlo para sacarlo del lugar.

—Si desea salir de este infierno deberá seguir mis instrucciones, en primer lugar ocultaremos sus alas y le daré una vestimenta adecuada. Deberá mantener su fuego apagado y si le preguntan dirá que es un semigigante, aunque yo hablaré por usted. Me tomará un tiempo crear un atuendo lo suficientemente grande para ocultarlo, por lo que tiene ese tiempo para despedirse de este lugar y tomar todo lo necesario.—

Sin esperar una respuesta la mujer tomó una aguja desde su kimono y comenzó a tejer con ayuda de su fruta, era una capa improvisada a modo de sobretodo con capucha, pero no tenía los materiales ni el tiempo para improvisar un atuendo personalizado. La idea era tomar el barco que partiría en la noche desde el puerto, sin perder más tiempo ni tentar la suerte con un lunario a espaldas. Cuando estuviera todo listo repasarían el plan y ejecutarían el escape de aquella isla sin que nadie se diese cuenta.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Miér 29 Nov 2023 - 23:14}

Siguieron caminando hasta llegar al campamento, allí Sowon le indico lo que veían sus ojos con su ya habitual frialdad, la cual me agradaba, porqué siempre había preferido la cruda realidad, que cualquier mentira piadosa. Desde pequeño se había criado así y eso no iba a cambiar.

Sowon se alejo de la supuesta tumba, intuí que estaba observando los restos. -Yo no quiero nada en particular, coge lo que te interese, sin problemas.- le dije, parece que a ella no le intereso nada y me indico que se dedicaría ha realizarme un traje para irme con ella de la isla. La verdad que aunque era alguien independiente, me había gustado trabajar con Sowon, era alguien muy parecida a mí y me daba la sensación que podíamos trabajar bien juntos o como me gustaba verlo a mi, podríamos ayudarnos mutuamente. -Vale, pero no olvides que me tienes que invitar a un manjar cuando salgamos de aquí.- le recordé su promesa, era algo con lo que no se podía jugar.

Al estar en la tumba me arrodille y empecé a sacar una roca tras otra, mientras me venían a la cabeza recuerdos de cada uno de mis familiares, sacaba un par de piedras y recordaba los juegos de pilla pilla por el bosque con mi tío, sacaba otras dos y recordaba las largas charlas de mis abuelos, los cuales siempre acababan discutiendo con sus diversas maneras de ver la vida, sacaba dos piedras más mientras brotaban lagrimas de mis ojos secos y recordaba las veces que mis abuelas me habían curado las heridas provocadas por los golpes que me daba durante el día, otras dos piedras y sentía el sabor de la comida excepcional que hacía mi tía.

Al final se acabaron las piedras y noté lo que parecían huesos, unos grandes huesos, los cuales seguro que eran los humeros de alguno de su familia, entonces recordé una conversación con mis padres, los cuales me dijeron, que nuestros antepasados, tenían la costumbre de utilizar los huesos de sus fallecidos para formar o adornar sus armas, ya que esto demostraba el amor por ellos.

Así recordando estas palabras, me limpié las lagrimas de mis secos ojos y agarre dos de los huesos que habían en esa supuesta tumba, no sabía de quien eran, pero eran lo suficiente grandes para ser los humeros de un lunaria. Luego me levanté, con la tontería me había llevado unos 15 minutos desterrar lo que parecían los restos de algún familiar "Supongo que ya habrá tenido suficiente tiempo para hacer el supuesto traje..." pensé alzando la vista hacía donde se había dejado de escuchar sus pasos.

- Señorita Sowon, yo ya tengo lo que quería, cuando quieras ya podemos irnos.- le dije mientras colocaba los huesos dentro de la bolsa y sacaba el último animal que me quedaba. -Eeeggss- gruñí, estaba realmente malo. -Espero que ese manjar que me dijiste este realmente bueno...- seguí diciéndole a Sowon, mientras esperaba su indicaciones para salir de allí.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Miér 29 Nov 2023 - 23:58}

La mujer había conseguido crear una prenda lo suficientemente grande para ocultar los rasgos más prominentes de un lunario, seguramente bastaría para poder adquirir un pasaje en algún barco y no se olvidaba de la comida que debería pedir. Claro que con diez millones en forma de cabezas le sería más sencillo codearse con algún mercader que quisiera llevarles a cambio de algún servicio.

—Oh, esos huesos son algo excepcional. Sin dudas podría darles una nueva vida al ofrecerlos al dios que guía mis manos en la forja, dar lugar al nacimiento de un arma digna de su habilidad. De momento, le colocaré esto y recuerde ocultar sus alas debajo, no decir mucho y menos mencionar su raza. Simplemente es mi guardaespaldas, un trabajador, ese es el plan.—

La mujer no pudo evitar emocionarse al imaginar trabajar con tales piezas, unas que tenían una rareza y carga emocional enormes. Serían dos armas que le llevarían a un nuevo nivel como artesana o eso suponía, colocó la capa de tela negra y amarró los cintos alrededor de la misma para cubrir efectivamente el cuerpo del lunario y a la par dejar a sus piernas libres para que no tropezara.

Una vez asegurado todo, guió al lunario por la ciudad, cobrando las recompensas antes de finalmente emprender la marcha al puerto. La mujer bebió agua consultando los barcos disponibles en la noche y escogiendo uno que cumplía el requisito de habitaciones individuales para poder ocultar al joven que ahora le seguía.

—Somos dos, mi compañero necesita una habitación grande como puede notar. Sí, no me preocupa compartir habitación con usted... ¿Comida? El especial de la casa para mi compañero y una guardia vigilando su habitación. ¿Tendrá llave? Deseo una copia...—

La mujer se encargó de asegurarle a Rai una habitación individual, comida de calidad y seguridad privada para el viaje a cambio de pasar una noche con el dueño del barco a quien seguramente se encargase de torturar de camino a la isla más cercana. Una vez en la habitación del lunario el aroma a los manjares de la alta sociedad inundaban el lugar, quizás debiese agacharse para no golpearse la cabeza pero podría comer tranquilamente sentado en la litera. La mujer preparó una cama improvisada con varios colchones en el piso, al menos era más cómodo que dorrmir en el bosque.

—Bien, aquí tiene comida, también una especie de cama que encontrará muy cómoda. El baño está en la sala derecha aunque es de tamaño humano puede servirle, tiene un comunicador aquí le sugiero que lo tenga encima. Si habla le comunicará conmigo al instante. En la puerta hay dos guardias y descuide, los tengo controlados no harán nada sin mi intervención. Cuando sienta el suelo moverse habremos zarpado, le sugiero cerrar las puertas y ventanas al momento de acostarse.—

Tras las indicaciones la mujer aguardaría el tiempo suficiente a zarpar antes de separar los caminos de ambos al menos hasts llegar a tierra.
John Einstein
John Einstein
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {Jue 30 Nov 2023 - 1:13}

- Pues sería un honor portar unas armas creadas por sus hábiles manos.- le contesté a Sowon, porque aunque no podía ver sus obras, alguien que hablaba así sobre la herrería o creaba un traje en 15 minutos, quisiera o no tenía que ser alguien muy hábil. Después del alago, me mantuve callado, encogí todo lo que pude mis alas y deje que me pusiera aquel traje, el cual me apretaba bastante e incomodaba. Pero bueno solo era un pequeño sacrificio, que esperaba que durase poco, luego escuche las indicaciones de Sowon y le asentí con la cabeza, siguiéndola sin abrir la boca. Lo que me permitió escuchar y aprender de todas las artimañas y tretas que utilizaba Sowon para conseguir lo que quería. Realmente era una experta, sabía utilizar su dulce voz para persuadir a todo tipo de gente, tanto hombres como mujeres y también supuse que debía ser una persona de buen ver.

Cuando empezó a buscar barcos, la verdad es que me impaciente, ya que solo pensaba en comida y me daba igual en que barco zarpar. Pero después me di cuenta porque tanta búsqueda, al fin y al cabo solo buscaba el barco más lujoso y privado posible para sacarme de la isla de la forma más oculta y segura posible, y aún me quedo más claro cuando contrato hasta seguridad para vigilar el camarote que había elegido para mi.

Al subirme al barco, me enteré a las malas, que debería ir todo el viaje agachado, ya que al intentar entrar me golpeé con la cara en lo que parecía el marco de la puerta "Pues si que son bajitas estas naves, deben estar echas para humanos", así que me agache y entré sin darle importancia, puesto que solo deseaba llegar al camarote, donde según el marinero que antes había hablado con Sowon, la comida estaría esperando en el camarote, junto al personal de vigilancia.

Tenía ya tanta hambre, que el camino al camarote se me hizo eterno, y eso que solo tardamos más de dos minutos en llegar al camarote, el cual distinguí por el olor a comida que desprendía incluso antes de llegar. Por suerte Sowon me aviso que tendría que agacharme más aun para entrar al camarote, sino seguro que me golpeaba otra vez.

Ya dentro del camarote, me lancé a por la comida, sin darle importancia a otra cosa, empecé a agarrar un plato tras otro, allí toda la comida era pequeña y venia en platos, pero estaba realmente deliciosa. -Teniaggs razónggg, estagg todo deglicgggioso.- le comente a Sowon sin dejar de comer.

- No te preocupes, vete tranquila, nos vemos más tarde- le dije al acabarme todos los platos y acomodarme en algo acolchado que había estado escuchando que ponía en el suelo mientras comía. No llegué a escucharla salir del camarote, que ya estaba relajándome y en pocos minutos ya estaba dormido.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] Empty Re: Un encuentro inesperado [Pasado con Sowon] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.