¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
Últimos temas
¿Donde está mi superior? [Pasado]Ayer a las 20:24Lumin Maj
Petición de moderación de técnicasMar 16 Abr 2024 - 0:51El Gremio OPD
SkidhbladhnirLun 15 Abr 2024 - 23:31El Gremio OPD
Objetos para el galloLun 15 Abr 2024 - 23:28El Gremio OPD
Ely y sus objetosDom 14 Abr 2024 - 15:40El Gremio OPD
Azadan (Paraiso)Dom 14 Abr 2024 - 15:35El Gremio OPD
Siguiente ronda


Ir abajo
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Dom 10 Sep 2023 - 4:15}

 Elaina estaba feliz hoy. Normalmente andaría un poco más amargada por tener que soportar las tonterías de cada día en palacio. Además de aguantar al pedante de su hermano y el déspota imbécil de su padre en el almuerzo. La comida sabía mil veces mejor cuándo no la tenías que compartir con quienes estaban destruyendo la isla para su propio beneficio. Quien lo diría, ¿no?

 Pero eso, que estaba pasando la semana en Silverhaven. Había sido complicado conseguir que su padre no mandase la guardia tras ella a buscarla, pero después de recordarle que el tampoco quería aguantarle a ella… Pues bueno, se hizo solo.

 Silverhaven era una ciudad preciosa en las zonas más altas de las cumbres de cristal. Como era evidente, todo a su alrededor estaba completamente nevado, y las temperaturas eran muy bajas. Pero la población se había adaptado, y se podían ver grandes hogueras en jaulas de metal por toda la ciudad, manteniéndola a una temperatura mucho más soportable. Igualmente, Elaina llevaba un abrigo por encima de la túnica blanca con detalles dorada y capa azul. Le gustaba mucho llevar todo tipo de atuendos, pero le tenía un cariño especial a este. Además, era precioso.

 La gente de Silverhaven adoraba a Elaina. Bueno, la gente del reino en general, pero tenía una afinidad… especial con ellos. Por su posición un poco más complicada, era una de las ciudades más alejadas de las garras e influencia de su padre, el rey. Eso terminó creando varias comunidades en contra de la corona. O más que la corona, de los que la ostentaban actualmente. Muchos de ellos veían lo que le estaban haciendo a la isla, y tenían sospechas de que estaban pasando cosas turbias en las sombras. Bueno, para ser justos, Elaina era parcialmente culpable de esparcir esa información, pero bueno, detallitos sin importancia.

 Y bueno, ¿que demonios hacía la princesa aquí? Pues muy sencillo. Mas o menos. La versión oficial era que iba en nombre de la corona y el reino para estar con su pueblo y comprobar su bienestar. Vamos, demostrar que se preocupa por su gente. Spoiler, no se preocupaban por su gente, la única con esos pensamientos era la propia Elaina. Ahora, la versión real. Estaba aquí para ver que todo iba bien, que no había demasiados espías de su padre, y para intercambiar información con la revolución. Además, le gustaba llevar al día cómo se movían las diferentes facciones de la ciudad. Y por último, pero no por ello menos importante, para comprar piezas para sus aparatos médicos. Uno de sus proveedores favoritos era un local de aquí.

 Pero antes había que comer, que ya entraba el hambre. Así que fue a Aurora Bites, una taverna que servía una comida increible, acompañada con una cerveza artesanal fermentada con unos ingredientes únicos de las montañas. Entró tranquilamente, y como era usual, todos la saludaron. Por suerte, Elaina se había ganado su cariño y confianza con los años, y no se volvían locos porque la princesa estuviese comiendo a su lado. Rápidamente tomo asiento en la barra y pidió algo de comida, fijándose en que tenía a una desconocida a su derecha.

 “No eres de por aquí, ¿no?”
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Dom 10 Sep 2023 - 15:21}

Llegar a esa isla en busca de metales raros no había sido muy complicado, solo usar su encanto y algunos pocos berries para pagar un pasaje con descuento. Tan pronto desembarcó se dispuso a no perder mucho tiempo en la capital y llegar al lugar que le interesaba. Aquellas cumbres montañosas y nevadas, el trayecto llevó un buen tiempo, aprovechando el viaje para leer aquel libro que había iniciado unos días antes.

El frío del lugar era notorio pero estaba preparada con aquel kimono envuelto en varias telas de hermoso diseño que en conjunto con el leve calor de las grandes hogueras hacían su andar algo menos tortuoso. Silverheaven era un lugar bastante bonito en su soledad, los habitantes al reconocerle como una extraña por sus ropas o su ornamento que ataba el cabello se dedicaron a mostrarle las maravillas del lugar.

Así había estado un rato mirando en los mercadillos, charlando con vendedores y observando la calidad de los metales, algunos comunes y otros un poco más inusuales. Si bien era evidente que no venderían sus metales más extraños a una desconocida, en especial tras los rumores de que solo unos cuantos valientes se aventuraban a extraer algo sin perder un brazo o la vida en el intento.

Tras comprar algunos metales que le hacían falta, fue a la taberna local de un nombre curioso e invernal como todo edificio en mitad de las montañas el Aurora Bites. Se sentó en la barra y pidió algo para beber mientras se dedicaba a mantener a su espada aguja, simplemente era para mantenerla bonita ya que pocas veces necesitaba emplearla en esos sitios. Sus manos pasaban por los patrones de damasco de la hoja en un ida y vuelta hipnotico, mientras sus dedos podían sentir el leve picor del mismo manto helado que gracias a la temperatura ambiente era incluso más gélido de lo usual.

Tan inmersa estaba en su tarea que no pudo apreciar a una nueva integrante de la barra, alguien que por su influencia no tardó en identificar como una persona importante. Guardó su arma entre sus ropas antes de beber un poco de agua, aprovechando el intervalo para estudiar el rostro y la figura de su interlocutora. Era complicado no asociarla con alguien de clase alta, su ropa era de una mejor calidad que otras y eso a un sastre no se le podía ocultar, también su mera presencia que provocaba asombro a los ciudadanos simplemente por sentarse y hablar.

—Oh, disculpe usted mi señora. Es verdad no soy de este pueblo ni de esta isla, solo he venido a hacer negocios y aprender. Me dijeron que estas colinas ocultaban minerales y metales de gran calidad por lo cual no pude resistir comprobarlo. ¿Ante quién tengo el gusto de esta agradable interferencia?—

Se movió con elegancia al momento de presentarse con una leve reverencia y una sonrisa que transmitía confianza pese a su modo tan formal de dirigirse a la muchacha. Era algo usual en Sowon mantener aquellas costumbres de disciplina y cortesía pese a internamente detestarlas, su exterior era un sinónimo de belleza exótica y más vestida de esa manera en una isla que claramente no estaba habituada a tales visitas.

Movió su mirada sutilmente hasta los carteles de recompensa, tal vez encontraba algo que valiera la pena llevarse como recuerdo pero no era una cuestión decidida. A lo mejor podía obtener más información del lugar como un establecimiento para leer libros o una armería en donde impartieran alguna clase, después de todo no siempre se contaba con un privilegio semejante como una guía bastante particular.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Lun 11 Sep 2023 - 1:31}

 Vale, definitivamente la mujer no era de por aquí. No entendía por que había tardado más de unos instantes en darse cuenta, cuándo literalmente no tenía las orejas puntiagudas típicas de las gentes del reino. Tenía que prestar más atención. Y bueno, sus palabras claramente lo confirmaban. ¿En que estaban pensando? Bueno, al menos ahora tenía una excusa para hablar con ella. No tenía muchas oportunidades de salir de Elyndor, así que siempre era un soplo de aire fresco hablar con gente de fuera.

 “Oh, con que tenemos aquí a una aventurera. ¿Acaso has escuchado sobre lo peligroso que es extraer minerales de la zona y quieres venderlos? ¿O trabajas con ellos?“ Dijo Elaina, fijándose en sus manos. Herlock Sholmes, el protagonista de unas novelas que se estaba leyendo, descubría los oficios de la gente con cosas así. Ella no se enteró de nada, y devolvió la mirada a los ojos de la mujer antes de parecer una rarita. “Eh… Soy Elaina Sy— Elaina, puedes llamarme Ela si te gusta ser eficiente.“ Por los pelos. Si decía su apellido seguramente descubriría que era la princesa. Tal vez solo con su nombre no se daría cuenta. No le gustaba nada que le tratasen diferentes por su estatus social.

 La ropa de la mujer era interesante cuanto menos. Era un kimono de un estilo que nunca había visto en Elyndor. Elegante, y con unos patrones preciosos. Lo que no terminaba de entender es como no se estaba muriendo de frío. Los kimonos que se había probado ella en el pasado no resistirían las bajas temperaturas de las cumbres de cristal. Pero bueno, esa era una pregunta para otro momento. O tal vez no.

 “Por pura curiosidad. ¿Ese kimono es de tu isla natal? Me encanta, es muy elegante,“ dijo con una sonrisa amable en su rostro. Pero antes de que pudiese seguir preguntándole acerca de ello, escuchó la puerta del local abriéndose bruscamente.

 Entonces entró un grupo de tres hombres vestidos de cowboy, armados con pistolas. Vaya conjunto de mierda para traer a la nieve la verdad. Además, sus orejas no eran puntiagudas, así que seguramente también eran de fuera. ¿Habrían venido con la mujer? No que fueran amigos, ni de coña. Ella tenía estilo, imposible. Pero en el mismo barco.

 “¡Quedaos quietecitos y entregadme a la princesa! A no ser que queráis que esto se convierta en una puta carnicería, claro.“ Gritó el que parecía ser el lider de la banda. Vale, parece que habían venido a secuestrarla. El problema es que no contaban con que cuándo le eras fiel a tu pueblo, ellos te respondían adecuadamente. Rápidamente, todos la cubrieron, y un par corrieron a atacar a los hombres. Y bueno, ella no iba a quedarse atrás. No era la mejor luchadora, su especialidad era la medicina. Pero no pensaba quedarse mirando mientras que su gente le ayudaba. Así que se puso de pié y se unió a la trifurca.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Lun 11 Sep 2023 - 2:45}

Sowon observó con curiosidad como la mujer le miraba las manos, no sabía si era que estaban bonitas o simplemente tenía algún tipo de gusto por las manos de las extranjeras. Sin embargo, encontró la primer pregunta interesante para iniciar un intercambio de palabras.

—He escuchado los rumores, trabajo con los metales, soy herrera y aprovecho el tiempo libre para buscar materiales que pudieran resultar interesantes. Muchas veces el mismo misterio de las cuevas me suele atraer como la luz a las polillas. Si cuesta tanto extraer algo de ese lugar, por simple lógica algo forjado con el corazón de estas montañas debe ser extraordinario.—

Explicó con cierta pasión, era usual tener esos discursos desde que se había empeñado en trabajar más a fondo con metales exóticos en su deseo de crear verdaderas obras de arte y calidad superior. Por fortuna las manos no se veían afectada gracias a los guantes que empleaba en la forja, manteniendo aquel terciopelo a la vista y siendo una seda al contacto. El nombre parecía curioso, Elaina Sy, pero no era su trabajo juzgar costumbres de otros lugares, tal vez en algún lugar le hubieran puesto el nombre de una fruta o cosas incluso peores.

—Es un placer señorita Elaina, mi nombre es Sowon, no poseo algún apodo o similares pero creo que no lo necesito. Cinco letras son complicadas de resumir.—

Esbozó una leve sonrisa y siguió bebiendo agua, el viaje había sido agotador y tener que hablar con su boca pastosa no era la experiencia más agradable. Señaló su ropa cuando la joven se interesó en el origen de las prendas, como era de esperar, su estilo llamaba la atención en cualquier isla que no fuese Wano.

—Digamos que emula lo que vestimos en Wano, pero este en particular lo hice yo en otra isla, me agrada que le sea bonito a la vista. Puedo hacerle uno, si presta atención puede ver que la tela...—

Estaba a punto de explicar como la tela era más gruesa y se complementaba con otra tela adicional abajo cuando fue interrumpida por unos hombres bastante extraños. Pudo entender que buscaban a una princesa y al instante todo era un completo caos con sillas volando, disparos al aire y la clientela del lugar a puño limpio. Hasta su compañera de charla había saltado al caos dejando a Sowon con un rostro de incredulidad ante lo que sus ojos llegaban a ver. Hasta el tabernero se había esfumado y unido al desastre.

Todo se calmó cuando el presunto lider del trio fue empalado por una espada con forma de aguja en el pecho, soltó sus armas mientras algo de sangre empañaba su camisa y también ¿Escarcha? Rapidamente los otros dos fueron reducidos por parte de los ciudadanos a la par que el bandolero cruzaba sus ojos con los grises ojos de la dueña del peculiar arma.

—Interrumpirme ante un potencial cliente está mal... muy mal... deberé enseñarte modales.—

Desenterró lentamente su arma dejando caer al hombre, era una herida precisa que le impediría moverse de forma brusca pero no era letal. Acercó lentamente la punta del arma al cuello del hombre, mientras presionaba su estómago con uno de sus pies, una peculiar escena de poder femenino sin duda alguna. Hubiera continuado de no ser porque todos le miraban confundidos, como si ahora centrasen su atención en ella y en su arma que había dejado a un maleante en el suelo sin que se desangrase. Otra extranjera armada era suficiente para sembrar un poco de desconfianza, debía encontrar una coartada rápida.

Guardó su espada tras limpiarla y volvió su mirada a la joven que le había hablado anteriormente. Dedicando una sonrisa y viendo en esta su oportunidad para que todo quedase como un incidente en defensa propia. Parecía alguien influyente después de todo y en teoría Sowon le había salvado.

—Oh, disculpen mi atrevimiento pero estaba preocupada por esta amable joven. Además este hombre era una amenaza para su seguridad, pueden enviarlo a las autoridades si así lo desean.—

Guardó sus manos entre las mangas de su kimono e inclinó levemente la cabeza, caminando lentamente hasta quedar frente a la joven rubia. Todo dependería de ella, a ojos de la herrera le debía un favor tras haberle salvado de un secuestro.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Mar 12 Sep 2023 - 0:10}

 Oh, ¡conque era eso! Tendría que haberlo adivinado. Herlock habría dicho algo como que sus manos eran rugosas y—¡Un momento! Pero si sus manos eran perfectas… Que cosas.

 “Una herrera… Interesante, interesante. Y sí. Hay metales muy valiosos en las cumbres, aunque no recomendaría su extracción a no ser que seas una experta en geología, extracción de minerales, derrumbes, gases tóxicos y sismología. Hay muy poca gente capaz de hacerlo de forma segura. Y es algo que lleva bastante tiempo, así que ni siquiera es rentable hacerlo.“

 Elaina estaba con una sonrisa de oreja a oreja cuándo la mujer le dijo que podría contratarla para que le hiciese un vestido así. Estaba contenta, deseando hablar los detalles y el procedimiento. Pero no duro mucho, porque los secuestradores habían llegado.

 Rápidamente, se puso a la defensiva, observando el entorno. Que estuviesen armados era un problema, eso solo podía significar una cosa. Heridos. Le emocionaba que todos se uniesen para protegerla. Más aún que ni siquiera se lo hubiesen pensado. Pero odiaba ver como su gente acababa mal por su culpa. Si solo fuese más fuerte, todo esto sería mas fácil… Aunque no se quejaría más. Tenía que actuar y demostrar que podía defenderse de ataques así. Era algo a lo que una tenía que acostumbrase al ser la princesa de un reino. Y al estar en contra de la corona. Una combinación curiosa cuánto menos.

 Aprovechó que uno de ellos estaba distraído para pegarle un codazo en el estómago. Spoiler, no sirvió de nada. El hombre la empujó por puro reflejo, haciendo que cayera de culo al suelo. Pero no se quedaría ahí tirada. Tenía una ventaja sobre ellos, y era que tenían que mantenerla intacta. Así que volvió a golpearle. Al menos serviría como distracción para que el rest—

 “¡Cuidado princesa!“

 Elaina dio un paso atrás, y un instante después, una silla golpeó con fuerza el rostro del criminal, noqueándolo y tirándolo al suelo. Y entonces, miró a su alrededor, fijándose en que los otros dos habían caído. Y en la mujer con la que estaba hablando antes en una posición un tanto extraña con el lider. ¿Era eso escarcha en su pecho? ¿Y cómo es que no perdía sangre con esa herida?

 Miró a su alrededor, fijándose en que no había ninguna baja en su bando. Menos mal, habría sido incapaz de dormir esta noche. Pero había heridos, y era su deber atenderlos. Sobretodo después de todo lo que habían hecho por ella. Mientras tanto, la herrera parecía estar buscando excusas, pero cuando vino a ella negó con la cabeza y se agachó a tomarle el pulso al líder de los secuestradores.

 “Está vivo y estable, menos mal… Pero me vas a explicar que demonios le has hecho,“ dijo antes de ir a atender al resto de heridos. Un par de huesos rotos, y alguna herida de bala, pero por suerte nada demasiado peligroso. Sacó sus herramientas del bolso, y rápidamente le trajeron el botiquín del local. Y la siguiente hora fueron las de la princesa manchándose la ropa de polvo y sangre para cuidar a su gente.

 Cuándo terminó, volvió a buscar a la herrera, mirándola a los ojos con cierta seriedad.

 “Ahora. ¿Me puedes explicar que has hecho? No te voy a culpar de nada, fueron ellos los que atacaron. Y te agradezco la protección. Pero necesito saber lo que ha ocurrido, es importante…“ Dijo Elaina, sacudiéndose la ropa. Menudo desastre, iba a ser curioso sacar todas estas manchas. “Y no te olvides de todo el tema del kimono.“


Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Mar 12 Sep 2023 - 0:48}

Sowon no era una experta en tantas cosas, contratar un equipo de tal calibre se salía de su presupuesto y nada le aseguraba que en otra isla pudiese encontrar el mismo metal con una mayor tasa de éxito. Suspiró ante la idea de poder al menos ver ese metal algún día, tal vez mucho más adelante, cuando su habilidad con la forja hubiera mejorado y terminase de estudiar los libros que todavía no había terminado referentes a la minería. Solo pudo negar con la cabeza antes de que todo se saliese de control.

Para su fortuna su intervención había sido bien recibida, una vez las cosas se calmaron se dedicó a observar como la joven atendía a los heridos e incluso revisaba al secuestrador. Era una muestra de compasión que a la herrera le hacía ruido, como si no fuese lo indicado. O el criminal era un suertudo o la muchacha era algo ingenua. Aunque le salvase la vida, nada le ataba a no intentar volver a secuestrarla y si le habían marcado posiblemente era por aquella piedad excesiva que le volvía un blanco fácil del mundo criminal.

—¿Qué hice? Solo lo atravezé con mi espada, quizás le interesa saber que hizo ella...—

Respondió la herrera mostrando nuevamente su espada a la joven, señalando con uno de sus dedos la hoja de la misma y comenzando a recorrerla lentamente. La espada similar a una delgada y larga aguja resaltaba por su belleza en el forjado, además de la fina capa de escarcha que se apreciaba mientras el dedo surcaba el camino a través del metal.

—Señorita Elaina, a lo mejor no conoce sobre armas como yo, déjeme que le explique un poco sobre Aguja. Es una espada que forjé desde la propia piedra, me tomó muchas horas sin descanso y puede que piense que es normal en la herrería. Pero Aguja es más que una espada, es algo más. Es mejor que una espada común, mucho más duradera y podemos decir que en cierto sentido tiene vida. Puede rodearse de escarcha, es un arma muy impaciente, pero a la vez es como un niño, juega con su objetivo, no lo mata hasta estar satisfecha...—

La mujer le cedió el arma a la muchacha desde su empuñadura para que sintiese por sí misma la diferencia entre el arma y una común. Después de todo, tanto misticismo parecía rodear al arma de cualidades que tal vez no se apreciaban a simple vista. Seguía siendo un arma de una calidad muy inferior a las legendarias armas que algún día tocaron la tierra y forjaron su leyenda en el mundo, pero pese a esto era mucho mejor que la típica espada que portaba cualquier soldado.

—Si nos centramos plenamente en que sucedió con ese hombre, digamos que al herirlo el propio frío de la hoja evitó que se desangre y cubrió la herida con un fino manto de hielo para mantenerlo más tiempo con vida. Sin quitar el dolor o la gravedad de lo que es una estocada precisa al pecho. No fui muy brusca ni mi fuerza es suficiente para hacer mucho daño interno, dudo mucho haber tocado algo más que el músculo.—

Explicó a la par que extendía su mano para que la espada le fuera devuelta a su mano. Habiendo dejado un tiempo prudencial para que su peculiar conocida pudiera sentir el peso, la consistencia y tal vez el eco del alma de su espada. Clavó su mirada en ella con una sonrisa tras escuchar lo del kimono, siendo que estaba agradecida de poder compartir su pasión por las armas o la ropa sin ser interrumpida.

—Por supuesto que no me he olvidado de ello, puedo hacer uno, pero no aquí. He pedido que trasladen mis cosas al lugar donde se hospedan los turistas de esta zona, allí tengo mi nuevo set de sastrería y podemos ver las telas. Tengo algunas de muy buena calidad que seguramente le pueden interesar.—

La actitud de la mujer volvía a ser la usual, más centrada en los negocios y con un carisma que enaltecía su propia belleza en conjunto con esos movimientos elegantes. No perdía su porte ni sus buenos modales, dejando de lado aquel misticismo de la forja para volver a ser una comerciante más. Sin dudas, se le daba bien vender su trabajo y más cuando los adornaba con esos detalles sobrenaturales que impresionaban incluso al más escéptico de los presentes.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Miér 13 Sep 2023 - 16:08}

  Elaina ladeó la cabeza algo confusa al ver cómo la herrera trataba a su arma como si fuese una persona. Que mujer mas rara, ¿seguro que no había subido a las cumbres a intentar extraer algún mineral y se había dado en la cabeza? O respirado algún gas raro, quién sabe. Y bueno, luego estaba la expiación. Un poco turbio y sádico todo, la verdad. No iba a dormir peor esta noche si hubiese matado al criminal con esa estocada, después de todo, habían sido ellos los que se lo habían buscado atacando así. Pero eso no eliminaba sus principios, y si podía ayudar a un herido, lo haría. Incluso los criminales tenían ciertos derechos.

  “Interesante…“ Dijo Elaina, intentando ocultar su sorpresa, y en parte, su miedo. No porque pensase que le fuese a hacer nada malo, si no por sus pensamientos.

  Asintió con la cabeza, tomando el arma por la empuñadura. Y para empezar, se sentía extraño. Y no, no era la espada haciéndole escuchar voces extrañas diciéndole que lo quemara todo. Ni que pesase más de lo normal, ni nada de eso. Lo extraño es que quitando su forma, se sentía como una espada común. Y eso era algo extraño después de lo que había hecho. Elaina pensaba que sentiría algo especial o diferente al sujetarla. Y viéndola de cerca, tampoco veía ningún mecanismo ni tecnología extraña para que pudiese liberar ese frío y esa escarcha. No entendía nada, su conocimiento no llegaba a tanto.

  “Sí… Saldrá vivo de esta, y como cerró la herida, ni siquiera tuve que molestarme demasiado por eso. La guardia real debe estar de camino, ellos lo llevarán al hospital junto con los heridos. Y luego al calabozo, claro.“

  Entonces fue a entregarle el arma, pero algo hizo click en su cabeza. Joder, no era el momento… Pero claro, estas cosas nunca esperaban a que te vieniese bien. Apretó con fuerza la empuñadura del arma, insisitiéndole a la herrera para que la cogiese rápido antes de abrir la mano unos instantes. Su rostro cambió al de una mujer enfadada con el mundo, y joder, ahora mismo lo estaba. Pero tenía que controlarse. No estaba sola en su habitación, estaba en público. Si solo su rostro no fuese tan jodidamente expresivo y delatador... Pero contendría su actitud, así que respiró profundamente antes de hablar. No le podía decir lo pedante que estaba siendo intentando vender su mier— Tranquila Syl, tranquila…

  “S-suena bien. Vamos,“ dijo sin querer hablar demasiado, haciendo un esfuerzo por mantener el control. Era una princesa, y su objetivo era recuperar el reino de las manos de su padre y su hermano. Si iba a vivir con este problema, tenía que aprender a controlarse a pesar de él, por mucho que le agotase mentalmente. Ahora mismo le resultaba imposible cambiar sus expresiones, pero estaba segura de que con trabajo y esfuerzo lo terminaría logrando.

  “Por cierto, no me has dicho ni cómo te llamas,” consiguió decir sin sonar demasiado borde. Aunque sinceramente, menudo feo intentar buscar una clienta, estar hablando con ella, prestarle tu arma, y ni siquiera preguntarle su nombre. ¿Acaso eran todos tan maleducados fuera de Elyndor? ¡Joder Syl, que te relajes de una puta vez!


 Finalmente llegó la guardia real, así que les explicó todo lo que había ocurrido y salieron del local, no sin antes despedirse y comprobar que todos estuviesen bien. Por suerte, aquí no eran tan fieles a su padre, si no ya hubiesen usado el ataque como excusa para llevarla de vuelta a palacio. Entonces siguió a la herrera hasta donde se estaba hospedando estos días.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Miér 13 Sep 2023 - 23:49}

La herrera no mostró desesperación ni una pizca de desagrado ante el evidente escepticismo de la muchacha. Ella tambiéno había experimentado por mucho tiempo hasta que finalmente su trabajo le recompensó con esa espada, era evidente que ahora guardaba una conexión más profunda con su arma y su trabajo en general. Había tomado la creencia de que tal vez si aplicaba el mismo entusiasmo en perfeccionar su talento podría llegar a resultados que le distinguieran.

Seguía pendiente de los bandidos, incluso en aquel lugar era habitual dejarlos con vida. A Sowon aquello le daba igual, a ella solían pagarle por cabeza y era menos tedioso transportar una cabeza en lugar de un cuerpo o intentar que este se arrastrase hasta el gremio. Ese día el hombre tuvo suerte, a lo mejor agotó toda la que su vida le guardaba aunque ella había tenido la misma suerte de que ninguno le hubiera pegado un tiro gracias a los demás valientes o tontos que se lanzaron en una turba.

—Ya veo, por lo general es bueno repararlos para que puedan funcionar en la sociedad y abandonen esa vida antes de acabar peor...—

Suspiró con algo de cansancio ante las explicaciones del supuesto traslado, tal vez los tres no llegarían ni a tres pasos del pueblo antes de que los tirasen por ahí o se los dieran de comer a los lobos. No era una mujer que se fiara de las palabras de otros y menos en una isla de la cual no conocía nada, además la realeza tendía a impregnar mentiras o peor creer que esas cosas eran lo más cercano a la realidad.

Inmersa en sus pensamientos mientras pagaba el agua y terminaba su vaso, pestañeó al ver ese hermoso contraste. La joven amable y dulce portaba un rostro digno de conservar en una vitrina, los trazos que denotaban su furia y probable frustración eran para Sowon una intrincada obra de arte que no podía dejar de observar. Sus ojos grises más que alarmados, asustados o euforicos mostraban un leve brillo de interés. Hubiese preguntado más pero al tomar su espada nuevamente ese pequeño monstruo se había extinguido, ladeó su cabeza ante las palabras de la joven.

—¿No lo he dicho? No, eso no es verdad, nunca cometería una falta dde respeto semejante cuando usted lo preguntó en la barra hace unos minutos. Tal vez todo el descontrol le ha nublado la mente, pero no me es molestia volver a repetirlo. Soy Sowon, Shinozaki Sowon en mi tierra natal, espero que esta vez mi nombre quede en su memoria como las marcas en el acero que forjo...—

Sowon inclinó su cuerpo en una reverencia tradicional de su isla para luego hacer lo mismo ante la guardia y comenzar a caminar hasta el lugar de hospedaje unos metros más al norte del Aurora. Se presentó ante la recepción recibiendo la llave y pasando a la habitación 31 donde le esperaban sus cosas. Hizo que la princesa pudiera pasar, encendiendo el fuego de la chimenea y pasando a la habitación contigua a la principal, había pedido una doble simplemente para que sus cosas no le estorbasen en medio de la noche.

—Bien, puede ponerse cómoda mientras ordeno un poco esto...—

Colocó una caja de madera sobre la cama y comenzó a extraer lo necesario de la misma, en pocos minutos tenía confeccionado un pequeño rincón donde se reunían las herramientas necesarias para la confección de las prendas. Faltando un solo detalle, las telas, pasó nuevamente a la habitación continua mientras regresaba con varias telas.

—Bien, si fuera una clienta común no haría esto, pero ya que he hablado un poco de más sobre estas telas le recomiendo darles un vistazo. Digamos que tengo una habilidad que me permite crear tela con patrones cercanos a lo irreal o mejor dicho muy reales...—

Extendió una tela cual lienzo sobre la cama, la cual al ser cubierta por la misma pareció llenarse de rosas. Tan reales que incluso el simple hecho de mover la tela parecía imitar el viento moviendo los pétalos de las mismas con suavidad. Las flores se veían vivas, incluso las espinas, las gotas de agua o la refracción de la luz les dotaban de una imágen vívida. La herrera pasó su mano sobre las rosas para que la princesa pudiera ver por su cuenta que se trataba de tela y no de rosas reales, un mago no revelaría sus trucos pero Sowon no era una.

—No solo rosas, agua, animales, paisajes... puedo vestirle con lo que más le guste y darle tanta profundidad como desee. Luego, podemos hablar si desea que sea más o menos abrigada... puede tomarse todo el tiempo del mundo en ver las que más le gusten o pedirme una en especial me basta ver o imaginar el lugar para confeccionarla aunque puedo tardar un poco si es demasiado complejo...—

La mujer dejó las telas a un lado de la cama mientras se dedicaba a acomodar sus demás cosas en los estantes, no sabía cuantos días se quedaría pero sería mejor no ocupar mucho espacio con las cajas en un espacio reducido de por sí.

Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Lun 18 Sep 2023 - 14:25}


 Elaina chasqueó la lengua algo molesta cuándo escuchó el nombre de la herrera, recordando que, efectivamente, ya se lo había dicho antes. Que mal había quedado olvidándose de algo tan básico, joder. Menuda mierda. Pero bueno, intento poner buena cara, y aunque no tuvo mucho éxito en ello, logró al menos controlar su tono de voz.

 "Oh, creo que me lo había dicho ya, sí, qué vergüenza…" Idiota, si es que eres idiota, Syl.

 Al ver las telas, Elaina no pudo evitar quedar boquiabierta por la calidad y el realismo de las mismas. Le molestaba un poco esa manipulación barata de intentar hacerle sentir especial con ese si fuera una clienta común, pero se calló la boquita. Lo más probable es que fuese su cabreo irracional hablando. O hablando irracionalmente, no podía decidir—¿Qué?

 Pero en cualquier caso, era sorprendente y muy impresionante de ver. Si no fuese porque le había visto ponerlas en la cama y porque sabía que eran telas, sentía que podría haberle engañado haciéndole pensar que habían rosas plantadas en la habitación. Si no fuese porque le había salvado el culo antes, se preocuparía; ni en su estado actual era capaz de hacer un juicio tan estúpido. Así que la princesa caminó alrededor de la cama, tocando y revisando cada detalle. No eran telas de mala calidad, para nada, le sorprendía que pudiese generar algo así a voluntad. Super injusto.

 "Hmm… Cómo puede ver, me gusta mucho el azul, el blanco, el rojo, el dorado…" Dijo mientras daba una vuelta sobre sí misma, aprovechando para sacudir un poco la ropa. "Aunque tal vez me atreva a probar algún color nuevo esta vez… Al menos mientras mi padre no pueda verme. Es… complicado."

 Elaina sabía que eso le hacía ver cómo una niña. Y joder, en parte ella también lo pensaba. Pero el puto imbecil de su padre era el rey, era una situación comprensible, ¿no? Quería que fuese digna de la familia real, y que tuviera ciertos estándares sin sentido. Tonterías de la puta monarquía. Y a ver, a ella le encantaban muchos de lo que solía usar, y no tenía pensado dejar de vestirlo aún cuándo lograse escapar de la influencia de su padre. Pero a veces le gustaba usar algo distinto, algo que no estuviese tan acostumbrada a ver, por mucho que le gustase.

 "¿Qué crees que podría quedarme bien? Algo suficientemente diferente de lo que llevo, pero que no choque demasiado ni vaya llamando mucho la atención. Aparte de por el hecho de ser un kimono, claro…"

 Vale, su ánimo se estaba calmando, y por fin estaba volviendo a la normalidad. Al menos no le habían dado ataques de tristeza. No eran tan visibles o agresivos para el resto, pero le destruían internamente y le dejaban sin energía. Aún más que intentando contener sus palabras y tono de voz.

 "Tal vez un rosa suave con unas rosas podría quedar bien… ¿O tal vez es mejor un azul marino? Nah… Ya llevo mucha ropa azul. Aunque algó así con una playa de arena dorada como Emberstrand… Podría ser interesante," dijo Elaina mientras daba vueltas por la habitación, sin poder parar quieta. Entonces respiró profundo y se sentó en una silla, dándose cuenta de cómo se estaba comportando. "Perdona… me pongo un poco hiperactiva cuando estoy indecisa… Malas costumbres de cuándo trabajo en el laboratorio, supongo."
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Lun 18 Sep 2023 - 17:30}

La mujer respondió con una sonrisa el despiste y tomó el cuaderno de diseño para ahorrar tiempo. Estudió los dibujos de sus anteriores diseños mientras escuchaba a Elaina platicar sobre sus preferencias en cuanto a colores. Si bien el rojo le hizo alzar la mirada al ser nombrado, era un color que le atrapaba en gran medida por su simbolismo. La pasión, el fuego, la sangre y el valor de una vida escapando del cuerpo. Si bien era un color que le agradaba por si mismo decidió esperar a una decisión más firme.

—Comprendo lo que dice, podemos dejarlo en que tampoco tengo una buena relación con mi familia. Si por mi fuera, me gustaría darle a mi espada un tiempo a solas con mi padre, aunque claramente si hiciera eso me convertiría en algo similar a ellos. Es complicado...—

Decidió terminar su oración de la misma manera, en cierta parte usaría a sus padres para practicar puñaladas pero tras tantos años le era indiferente si alguna vez ocurría. Pero en su interior nunca le negaría una gota de sangre a sus armas y menos una que cargaba un simbolismo tan exquisito como para rechazar.

—Teniendo en cuenta todo lo que me ha dicho, puedo sugerirle combinar rojo y dorado. Si desea que parezca arena recorriendo un eclipse lunar puedo diseñarlo de esa manera, la luna roja, un cielo rosado y detalles dorados fluyendo como arena. ¿Qué opina? Podemos seguir debatiendo el diseño hasta que este convencida, sabiendo lo del laboratorio debe estar acostumbrada a la prueba y error hasta dar con lo indicado.—

La mujer comprendía un poco más el escepticismo de la muchacha, al ser alguien de ciencia estaría viendo todos sus dogmas cuestionados con una tela irreal y una espada sin ningún mecanismo que se congelaba y cerraba heridas. Un divertido cruze entre la ciencia y el misticismo, el futuro y la tradición. Sowon no era muy defensora de estas ideas o creencias pese a que su aspecto, sus actitudes y todo su exterior diera la impresión contraria. Una curiosa combinación entre su odio a la tradición pero unos mecanismos insertados en su cerebro como naturales, bebió algo de agua para que la misma arrastrase sus traumas al fondo del abismo.

—Todos los objetos tienen sus defectos, no es algo de lo que estar avergonzados, algún día podremos mostrarnos sin utilizar tantas máscaras. Oh, suelo filosofar un poco cuando diseño, mis disculpas...—

Expresó ante el último comentario, camuflando entre palabras sabias su visión del mundo como meros objetos. Continuó centrada en su cuaderno diseñando otras alternativas si su primer diseño el cual se encontraba sobre la mesa era rechazado, dsus diseños después de todo eran algo exóticos pero incluso ella creía que debían generar algún impacto pese a ser leve.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Miér 20 Sep 2023 - 17:48}

 Elaina asintió con la cabeza al escuchar que la herrera también tenía una situación complicada con su familia. Le preocupaba un poco que dijera tan abiertamente que lo mataría, pero sabiendo que ella probablemente haría lo mismo por el bien de su pueblo… Sería bastante hipócrita, la verdad. Tampoco intentó indagar más en su pasado. A fin de cuentas solo era una desconocida, y no era el momento.

 La idea del kimono no sonaba mal. Le parecía un tanto agresivo todo lo de la luna roja, aunque había venido a descubrir cosas nuevas, ¿no? Aunque después de lo que habían hablado y el pequeño incidente en la taberna, estaba cada vez más segura de que tenía una extraña obsesión por la sangre, por decirlo de alguna manera. Un poco turbio para una costurera y herrera, pero bueno. Cosas más raras había visto en su vida.

 “Suena bien, pero me gustaría que la luna de sangre no llamase tanto la atención… No quiero que la gente piense que soy una loca sangrienta ni nada de eso. Un poco raro cuándo eres médico, ¿no cree? Que a ver, no es como si lo fuese a llevar en público. No todavía…“ Evidentemente, no terminó la frase. No iba a decirle a una desconocida que no lo haría mientras su padre siguiese vivo. Las ideas de matar a la familia real no solían ser algo que contarle a cualquiera.

 Elaina no pudo evitar alzar una ceja y ladear la cabeza cuándo Sowon se refirió a las personas cómo meros objetos. Que mujer más extraña, cada vez que abría la boca decía algo más raro y preocupante que lo anterior. Aunque tenía que reconocer que sus telas eran impresionantes. Y ya ni hablar de ese arma tan extraña que aún no había logrado descifrar. Tal vez si volvía a verlo más de cerca, en su laboratorio… Nah, tenía que ser otra cosa, ¿pero el qué?

 “No creo que las personas seamos objetos, Sowon. Pero no soy nadie para intentar cambiar tu visión de la vida. No tengo ni idea de que clase de experiencia o pasado te ha llevado a estos pensamientos y no soy quien para juzgarte. Pero no se refiera a mí de esa forma, si me puede hacer el favor.“

 Ni siquiera lo dijo en un tono demasiado molesto. Pero no le gustaban esas cosas. Ya tenía suficiente con que muchos le trataran especial solo por ser la princesa. Lo que le faltaba es que una herrera aleatoria del nuevo mundo la tratase como un objeto. Vale. Tal vez estaba exagerando un poco, pero aún le quedaban restos del enfado de antes.

 “En cuánto a las capas, en esta zona hace bastante frío, pero Elyndor es una isla con muchos biomas y climas diferentes, no sabría muy bien por donde tirar. Aunque seguramente algo un poco más fresco estaría bien. Si no voy a sudar la gota gorda cuándo baje a palacio y me lo pruebe en secreto en mi habitación. Si no vienen los lamebotas de mi padre a molestar, claro… En fin, me las apañare, no quiero aburrirte con mis problemas. ¿Necesitas medidas, algo en especial?“ Dijo llevando una mano a su cintura. “Ah, y si puedes echarle un ojo a mi ropa y repararla… Si mi padre se entera de esto va a ser complicado vivir normal por unos cuántos meses”
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Miér 20 Sep 2023 - 18:24}

La mujer dedicó una risa sutil ante la confusión de una luna echa loteralmente de sangre, para luego extender otra de las telas sobre la cama proyectando un cielo nocturno y la luna teñida de un color carmesí a causa de un eclipse. Era un diseño que en cierta medida le recordaba a noches importantes de su vida y uno que adoraba implementar en sus diseños. La señaló indicando con sus dedos las partes que cortaría para el diseño final, poniendo junto a luna una tela que emulaba la arena, corriendo lentamente como un pequeño caudal de agua descendente a través del cielo.

—Disculpe el malentendido, me refería más a este tipo de Luna roja, creo que un diseño sangriento no se vería bien en ninguna persona a no ser que fuese ceremonial. Y aunque fuese para llevar en privado tampoco me daría buena fama, por lo tanto ahora que puede observar las telas en conjunto le será más sencillo proyectarse en ellas.—

La mujer detalló un poco más el boceto antes de centrar su mirada en la joven, sus ojos grises parpadearon al escuchar la primer frase, como si algo en su interior se encendiera. ¿Objetos? Derivó por su mente un buen rato, tratando de arraigar un concepto o definición de las personas que se apartase de su idea inicial, recorriendo las torturas, la sangre, el asesinato, el como le obligaron a mantener unas normas que no le representaban solo para cuidar un estatus que ni ella llegó a gozar. Si ella era un simple objeto para su familia, si todo era cuestión de dinero, si incluso el placer se contaba en billetes. ¿Por qué los otros no lo serían?

—Lamento mi pequeño desliz, sepa que no fue mi intención tratarle de esa manera. Y agradezco que sepa respetar una tamizada versión de lo que muchas veces escapa de mi cerebro, supongo que no todos podemos ver las cosas de la misma manera, pero la vida sería aburrida de no existir el debate ¿No cree?—

Sonrió mientras trataba de volver a centrarse en el tema de las telas, para su fortuna no era complicado, el ser impaciente le solía facilitar olvidarse de ciertos temas y focalizarse en lo verdaderamente importante. Comenzó a rebuscar en la pequeña mesa de sastrería las lineas métricas para tomar las medidas, a la par que memorizaba lo dicho por la joven sobre un bioma tan variado como único en una isla.

—Puedo ofrecerle una tela con un diseño que se adapte al clima, puede ser más fresco en el verano y proteger bien del frío. No será tan eficaz para un clima extremo pero podrá usarlo sin preocuparse del lugar. Además pensaba en darle una resistencia algo inusual dado lo que presencié en ese incidente, pero eso ya es un secreto.—

Volvió a tomar las medidas necesarias en la cintura, brazos, piernas y demás medidas. Se notaba el poco o ningún pudor que la mujer tenía en tomar medidas de lugares algo más vergonzosos con tal de crear una prenda que se adaptase perfectamente al cuerpo de su clienta. Tras volver a la mesa y anotar los números, alzó su mirada ante la sugerencia de también reparar las prendas.

—Oh, eso no me será problema, puedo hacerlo de inmediato. Solo deja las prendas sobre la cama y puedes buscar algo para ponerte en la otra habitación. Solo ten cuidado de no cortarte con alguna daga o espada que suelo transportar para vender, son muy filosas y un simple roce puede cortar un dedo limpiamente. Las prendas están en el bolso rojo, alguna puede que te quede bien mientras reparo las que traes, o puedes no usar nada, no me opongo ante la comodidad de mis clientes.—

Llevó su mano a su cabello mientras lo ataba en un moño tradicional y buscaba entre las agujas una para comenzar el labor de reparar las prendas. Era mejor iniciar con la tarea de cerrar y reemplazar ciertos espacios de tela para luego concentrarse en la confección desde cero. Después de todo, por la urgencia en que Elaina lo había requerido era evidente que ansiaba más su ropa reparada que una nueva prenda.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Mar 26 Sep 2023 - 14:30}


 Vale, eso estaba algo mejor. La mujer parecía estar un poco loca, así que le preocupaba seriamente que hiciese algún diseño raro o sangriento. Pero bueno, parecía que al menos se controlaba a la hora de trabajar en sus diseños, lo agradecía. Y no se veía nada mal, era impresionante lo realista que se veía todo. No era algo ideal para ropa de vestir, pero definitivamente era bastante diferente a lo que estaba acostumbrada.

 “Mejor así, sí. Perdona la confusión, no quería acabar con una prenda super sangrienta. Un poco raro en una médico, ¿no cree? A no ser que sea la sangre de mis pacien—Perdón, que me pongo a divagar,“ dijo finalmente en un suspiro.

 Pudo notar como a Sowon se le iba la mente al cielo durante unos segundos cuándo le dijo que las personas no eran objetos. ¿Acaso había tocado alguna vena sensible? ¿Tenía que disculparse? No estaba segura, pero antes de que pudiese tomar una decisión, la herrera habló, aclarándolo todo. Vale, definitivamente había ocurrido algo en su pasado si tenía esa actitud. Pero no iba a indagar más en el tema. Después de todo, solo era una desconocida, no tenían la confianza como para ponerse a preguntarle cosas tan personales. Estaba feo.

 “No es nada. Solo no me trates así y estamos bien. Me cuesta imaginar por lo que habrás pasado en tu vida, no puedo juzgarte demasiado por ello,“ dijo Elaina en un tono más tranquilo. Ya se le estaba terminando de pasar el cabreo de antes. Solo esperaba que no le diese otro ataque aquí en medio. Era demasiado molesto cuándo tenía que disimular delante de la gente.

 A la princesa le brillaron los ojos cuándo le habló de la protección y adaptabilidad de su nuevo conjunto. No terminaba de entenderlo del todo, sus conocimientos en este campo eran limitados. A pesar de ser una científica con experiencia, era imposible saber de todo. Así que se ilusionó al escucharlo. Estaba un poco harta de que le destrozaran la ropa, la habían atacado varias veces este mes, la isla se estaba volviendo un lugar peligroso para ella. Tendría que ponerse a entrenar también para poder defenderse mejor. De nada servía la revolución contra el trono si acababa muerta antes de poder hacer nada.

 “Esto estaría genial. ¿Sería posible darle una capa interna de protección a mi túnica? Últimamente la gente está obsesionada con secuestrarme… No se si es mi padre intentando librarse de mí o algún agente externo, pero me vendría de perlas. Hace unas semanas me pegaron un tiro en el hombro…“ Dijo llevando la mano a la herida. Estaba mucho mejor, pero aún le dolía bastante.

 Sin ningún tipo de vergüenza, Elaina dejó que Sowon tomara todas sus medidas. Estaba acostumbrada a ello, ya que toda su vida había tenido que hacer esto para sus conjuntos. En cuánto a la ropa, se cambiaría. Ya no tanto por que no quisiera que le viese desnuda, tampoco le importaba demasiado. De nuevo, costumbre. Pero aún con todo, hacía demasiado frío como para andar por la habitación sin nada. Así que fue a coger algo para cambiarse, cogiendo lo primero que encontró, y dejó su ropa en la cama cómo le habían indicado.

 “¿Cómo es que acabaste aquí, en Elyndor, Sowon? No es una isla muy conocida, y minerales raros hay en muchas más islas. Y mucho más fáciles de conseguir. Y sinceramente, nuestra gente aún no les ha encontrado ningún uso extraordinario. Aunque he pensado más de una vez en investigarlo y ver si encuentro algo util. Pero cómo puede imaginar, aún en mi posición privilegiada, es un tema bastante complicado. No puedo arriesgar la vida de otros para algo que ni siquiera sé si va a dar frutos, ¿sabe?“
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Mar 26 Sep 2023 - 18:10}

El tema de la sangre llegó a divertir un poco a Sowon, al final su cliente parecía más obsesionada con esas cosas al punto de tratar de minimizar lo mejor posible su redundancia. Sin dudas, algo que recordaría de la princesa era un interés inusual en la sangre al momento de atender a sus pacientes. Suspiró mientras escuchaba las condolencias o eso le parecieron hacia su pasado, era evidente que ambas venían de ambientes tensos y opresivos pero ninguna indagaba mucho más. La princesa quizás por respeto y la herrera por mero desinterés, aunque conocer la trama politica del lugar le estaba siendo útil. Los reinos en crisis solían soltar considerablemente más dinero que uno próspero por irónico que pudiera sonar y eso le llevaba al hecho de poder abusar de la belleza de sus armas para sacar el doble o el triple del valor real en una tarde.

—Pondré mi alma en asegurar algo de protección adecuada, no es que a mi me guste que mi bello arte se vea mancillado por mercenarios. Si me lo pregunta, no he visto ninguna recompensa fijada por su cabeza señorita Elaina, pero me parece inusual. Si su padre no se lleva bien con usted, habría aún menos interés en raptarla ya que no pagarían nada por su liberación. El secuestro de un miembro de la nobleza siempre busca golpear al poder real, pero este no parece ser el caso...—

Expresó la mujer observando el brazo de la princesa, era muy extraño que dañasen la mercancía casi sin consideración, un rehén tenía más valor entero que herido, casi parecía que los mervenarios no supieran hacer su trabajo o quien estuviera encargando los secuestros buscase borrarla del mapa.

Tomó las prendas para luego tomar asiento y comenzar a examinar la ropa, encontró algunos huecos y rasgaduras en el pantalón y también en la zona de los codos. Paso a paso fue suturando y parcheando los huecos más grandes. Inmersa en su tarea sus manos se movían con una veloz destreza y precisión casi inhumanas, de hecho sus ojos inmersos en las prendas apenas parpadeaban.

Si bien el cuerpo de la princesa pudo ser la fantasía de todo joven, para Sowon era carne y ya había visto mucha más de la que quisiera admitir en su edad. Estiró el pantalón tras terminar la última sutura y lo sacudió un poco para comprobar que nada se soltase, tras ponerlo a contraluz y notar que ningún parche era reconocible a simple vista lo dobló y colocó en la cama, iniciando con la blusa, la tela se sentía más suave y esto la hacía fácil de romperse por lo que pese a no ser grandes mostraba rasgaduras en las costuras seguramente producidas al caer o ser jalada por alguno de los participantes en la trifulca.

—Digamos que fue una casualidad, aunque prefiero pensar que nada sucede por casualidad, estaba comprando minerales en una isla lejana por lo que conocía nunca había nada nuevo más que los metales comunes. Fué entonces cuando vi una pequeña piedra, una de la cual no se podría fabricar ni un cuchillo pequeño, pero pude identificar que ese mineral era extraño. Su dureza y brillo era algo que nunca había apreciado, no quiero aburrirle con detalles técnicos pero en resumen era un material ideal para forjar un arma hermosa. Le pregunté al vendedor de su origen y me comentó que provino de esta isla, pero que no era explotada ni tampoco exportada dado a su dificultad, tengo un asociado que es minero voluntario y preferí venir a echar un vistazo antes de llamarle. Pero dadas las circunstancias ni el hombre o animal más duro del planeta podría llevarse algo de estas montañas, mi asociado diría que es la voluntad de la misma, yo solo creo que aún no se ha descubierto la manera.—

Tomó un largo sorbo de agua tras explicar todo, volviendo a su tarea del bordado tras bajar la vista, sus manos no chocaban con la aguja pese a la veelocidad que esta podía llegar a alcanzar.

—Desperdiciar un recurso sin obtener nada a cambio puede resultar una mala inversión. Más cuando la vida no es algo que pueda recuperarse, lo mejor por el momento es dejar esas cuevas en paz. Llegado el momento podrá encontrar la manera de no arriesgar vidas si no construir algo para explorarlo, los humanos somos hominidos a medida que modificamos el entorno y creamos objetos que nos ayuden a sobrevivir. Así como un herrero requiere un martillo, una fuente de calor, una materia prima y la habilidad para moldearlo... puede que lo que se necesite para explotar esas montañas sea una herramienta que aún no haya descubierto.—

Dejó la blusa sobre el pantalón, tomando otra prenda e iniciando nuevamente el proceso. Tras dar un vistazo inicial a las montañas incluso ella sabía que sacrificar vidas no le daría el mineral que necesitaba, sin dudas, requeriría una herramienta o una vida que fuese reemplazable algo como lo que sucedia con las amputaciones. Una vida que pudiera reconstruirse de ser necesario.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Lun 2 Oct 2023 - 17:23}




 Elaina suspiró levemente ante las palabras de la herrera. Su situación con su padre era complicada. Parte del pueblo sabía que su relación con él no era muy buena, pero la imagen oficial era la contraria. La casa real no podía proyectar ese tipo de cosas como si nada. Así que podía ser perfectamente un secuestro de intereses económicos. Aunque que fuesen tan agresivos cómo para incluso herirla de un disparo innecesario la última vez le preocupaba. Eso sí, no sabía si eran unos idiotas atacando a la casa real o algún plan de su padre para deshacerse de ella.

 “Ojalá fuese tan fácil. Pero mi padre lleva años queriendo quitarme del medio. Pero obviamente no pude hacerlo sin justificación, sabe de sobra que el pueblo se le tiraría encima. Tengo demasiados apoyos cómo para que se pueda deshacer de mi tal que así. Aunque la historia sería diferente si me secuestran y me encuentran muerta misteriosamente después de pagar… Una manera perfecta de malversar los fondos del reino y acabar conmigo de un plumazo.“

 Un rato más tarde, la princesa observaba trabajar a Sowon. Aunque no tardó en sacar un pequeño aparato mecánico de su bolsa, junto con varias herramientas. Tenía pensado quedarse en la ciudad unos días, así que se trajo sus cosas. No le gustaba estar mirando y perdiendo el tiempo sin hacer nada. Así que limpió un escritorio lleno de cajas y se puso a trabajar en sus creaciones. Mientras tanto, siguió hablando con la mujer, no era algo que requiriese demasiada concentración, solo unos ajustes y calibraciones rutinarias.

 “Un momento, no entiendo. Si te dijo que no era exportada y que era imposible de recolectar, ¿cómo es que la estaban intentando vender? ¿Era un timador? No recuerdo la última vez que alguien salió de Elyndor con ese mineral. No que sepamos, al menos. Y es complicado recolectar algo así sin que nadie se entere. La última persona con experiencia en su recolección murió hace unos años. Ahogado en Emberstrad cuándo intentó bajar a bucear y su equipo falló. Irónico, ¿no crees? Que la única persona viva capaz de sobrevivir a los peligros de la recolección de ese mineral a esas altitudes muriese bajo el nivel del mar…“

 Volvió a suspirar algo molesta cuándo la herrera siguió hablando de las personas cómo simples objetos. ¿Acaso no tenía sentimientos? ¿No le importaba lo que le ocurriese a los demás si así sacaba beneficios?

 “Si… Aunque nadie ha conseguido crear una herramienta así. No aún, al menos. Es peligroso experimentar con algo así. Y complicado, a esa altitud. Y sabiendo que no parece tener nada especial… No despierta el interés de nuestros científicos. Aunque a mi me da mucha curiosidad. ¿Y si resulta ser ideal para mis aparatos médicos? ¿A cuánta gente podría salvar? Pero solo es un sueño. No puedo arriesgar vidas basándose en posibilidades sin ningún fundamento.“

 Elaina siguió con su trabajo, mientras que Sowon hacía lo suyo. Le seguía fascinando su extraña habilidad, y ese arma de escarcha cuyo mecanismo aún no lograba entender.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Lun 2 Oct 2023 - 18:21}

Las tramas de la realeza se alejaban de los libros de fantasía, siendo mucho más cercanos a su infancia y el trato que recibió por parte de su familia. Tenía sentido contratar matones para hacer el trabajo y más cuando su objetivo tenía tanta empatía por otros. Los cazadores aceptaban cualquier cosa que les diese dinero y en ocasiones estaban desesperados por conseguirlo, ella por su parte prefería tomar los encargos que no hicieran despertar alarmas y ser enemiga pública de un reino arruinaría bastante sus negocios.

La figura de un timador no era descabellada aunque Sowon estaba segura de no ver aquel material y no idenrificarlo pese a su basto y ancho conocimiento de minerales. Rebuscó en su kimono y encontró el colgante con la muestra el cual deposditó con elegancia a un lado de los planos de la princesa.

—Dudo que haya sido un timador pero todo es posible, engañarme no es sencillo con mi experiencia puedo notar falsificaciones y timos casi sin esfuerzo. Ese material fue el que me vendió o mejor dicho lo cambié por una de mis dagas, cambiar una pieza de acero por un mineral raro aunque no sea real lo veo una ganancia. Después de todo recupero ese dinero en poco menos de una semana. Pero ya que tengo ante mí a una experta en el tema, prefiero confiar en su criterio.—

La historia de aquel hombre y su muerte hicieron que la herrera levantase una ceja, perder a alguien de una manera tan irónica era casi una broma del destino. Un reino que no había cuidado a uno de sus más valiosas mentes, comenzaba a entender porque era una monarquía con tantos problemas internos y aquel secretismo para que los ciudadanos no se percatasen del poder real que vagaba entre sus manos.

—Lo que me hace ver ese trágico suceso es el miedo que tiene tu padre. Miedo de que emerja una figura que guíe al pueblo hacia el progreso no solo médico si no bélico. El lograr exponer la fragilidad de un reino y despojarlos de un poder, uno del cual abusan al ver a sus ciudadanos como simples herramientas. ¿No te parece extraño que la mayor mente y la única en conocer la manera de explotar el recurso más valioso muriese de forma tan repentina? Si se forjaban armas con ese mineral el pueblo no necesitaría una monarquía, las riquezas no necesitarían protectores. Usted lo ha dicho, el pueblo le protege y en cierta forma mantienen a sus líderes...—

La mujer dejó las ropas reparadas a un lado y sus ojos se cruzaron con los de la princesa, claramente esperando la respuesta sobre el mineral y dejando de lado aquel debate sobre el miedo o no de su padre ante la niña de cuna dorada que podía derribar un poder tambaleante.

—¿Alguna vez deseó infundir el miedo en el rostro de quienes le asfixian? Usted me ha dado a entender que ver a las personas como simples objetos es insultante, tal vez porque siente esa mirada en su padre. Pero si fuese usted la que sostuviese la espada contra su cuello... si fuese el pueblo quien le protegiera... ¿Derramaría la sangre real para saborear el poder al menos por unos instantes?—

La herrera pareció disfrutar describir aquel panorama antes de darse la vuelta e iniciar con el corte de las telas para el kimono. Siendo consciente de que a lo mejor se había dejado llevar ante la idea de que su viaje había sido en vano. Si nadie podía extraer ese mineral, volver con las manos vacías era algo que no podía permitirse. Jugaría un poco con la princesa, moldería un poco su srr como si se tratase de una daga, afilaría e impregnaría su destino con simples conjeturas. Sowon sentía que ambas se parecían, solamente que la princesa se negaba a verlo, ambas eran objetos rotos solo que una aún no había probado la sangre de su dueño por voluntad propia, seguía atada a las cadenas que le asfixiaban.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Miér 17 Ene 2024 - 19:40}

Elaina alzó una ceja ante las palabras de Sowon. Le resultaba un tanto extraño todo esto, y definitivamente parecía que le habían timado. Si alguien hubiese si quiera intentado conseguir el mineral, la gente del pueblo se habría enterado. Y cuándo ella venía, siempre le contaban todos los rumores. No tenía sentido que alguien hubiese conseguido un mineral así cómo si nada. ¿Y para encima venderlo cómo el que vende joyas en la ciudad? Imposible.

"Lo siento, Sowon. Pero me temo que es imposible que sea ese mineral. Seguramente era un mercader que escuchó las leyendas e intento venderlo mejor. Si piensas que es valioso seguramente tengas razón, pero no puede ser de Elyndor. Y por mucho conocimiento que tengas, no puedes reconocer un mineral que no has visto en tu vida, ¿no? Ni siquiera sabías de su existencia, según me dejaste entender."

En cualquier caso, no tenía mucho sentido seguir perdiendo tiempo hablando de estas cosas. No sacarían ninguna conclusión util ni segura. Así que siguió escuchándole hablar. Su rostro no disimuló la desaprobación de sus palabras. Nunca había sido muy buena en eso. Pero joder... Odiaba a su padre, pero esas teorías conspiranoicas eran bastante dudosas. Se creería que su padre matase por sus intereses. Pero que fuese util para armas o no era desconocido, y en cualquier caso el hombre ni siquiera estaba interesado en esas cosas. Y en cualquier caso, las armas irían a los hombres de su padre, al ejercito. El nunca permitiría que el pueblo hiciese algo así. Y grán parte del mismo seguía creyendo en sus mentiras igualmente.

Cuándo siguió hablando, sintió un poco de miedo. ¿Que demonios había vivido la herrera para acabar tan jodida de la cabeza? Esos eran pensamentos bastante de psicopata. Tenía que tener cuidado con no enfadarla, aunque tampoco se iba a quedar callada. Ella era más que eso.

"Lo siento si te llevas una decepción, Sowon. Pero no busco el poder. Mataría a mi padre si pudiera..." Reconoció en un suspiró. "Y lo haré, llegado el momento. Y a mi hermano. Muertos, o en el calabozo de por vida, con trabajos forzosos para devolverle al pueblo todo lo que robaron." Elaina apretó el puño, dejando ver su rabia. Y esta vez no por su bipolaridad. "Pero no. Es mi deber, mi responsabilidad. No necesito gloria, pero hare cualquier cosa por mi gente. Y eso implica esperar. Esperar a tener los suficiente apoyos como para poder mantener la estabilidad. Lo último que quiero es una guerra civil."

Elaina se levantó, caminando por la habitación. No sabía si debía preguntar. Si quería escuchar la respuesta de alguien que claramente no estaba muy bien de la cabeza. Pero lo hizo igualmente.

"¿Y tú, Sowon? ¿Matarías a los que te rompieron? ¿Buscas el poder o el bienestar?"
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Miér 17 Ene 2024 - 20:41}

La mujer suspiró, al menos la pérdida era ínfima y ya se le ocurriría algún anillo para estafar a alguien por una mayor suma usando el pequeño mineral desconocido. Lo habitual era que a veces se perdía pero incluso en la derrota alguien como ella encontraba la manera de rescatar algo. Sonrió mientras guardaba el mineral, sus manos rápidamente volvieron su atención a las agujas y sus ojos se concentraron en la tarea, haría los preparativos al menos para esa noche y el vestido en un día o dos no le era muy complicado dado su destreza con la aguja.

—Descuide, una artesana sabe bien como recuperar sus inversiones. Si el mineral de este lugar es tan raro, supongo que incluso en mis manos será mera decoración. No quisiera quebrar algo tan puro si no tengo los recursos o materiales adecuados para trabajarlo. De momento, me centraré en otros metales que estas tierras puedan ofrecerme.—

Su voz tenía un semblante elegante, sincero pero voraz, como si todo mineral llegaría a sus manos a su debido tiempo. No había renunciado al mineral exquisito de esas montañas, simplemente aguardaría el momento indicado en el cual pudiera trabajarlo. 

La conversación fluía, llegando a un punto en concreto que la herrera disfrutaba. La muerte, el final de una vida y ciertamente le reconfortó las afirmaciones de que una princesa mataría a su padre en un reino helado. Era como una novela, la pequeña hija que toma venganza por mano propia y libera a su pueblo, al ver a la princesa levantarse Sowon aprovechó para una pregunta incisiva.

—¿Y luego que hará? Mata a su padre, encierra a su hermano o lo mata también. Para luego tener todo el poder, un poder que nunca experimentó y aunque crea que es sencillo habrá mucho que todavía no vio. Reuniones diplomaticas, luchas internas, movimientos de ciudadanos desconformes, medios opositores, y puedo enumerar mil más... Si usted no tiene un plan, el reino caerá en manos de la peor calaña al cabo de unos meses y creame he visto como los bajos fondos y la piratería han moldeado islas enteras a raiz de un estado débil. Incluso sus apoyos podrían volverse en su contra. ¿De verdad puede confiarse en alguien cuando hablamos de un quiebre de tal magnitud?—

La mujer bebió de su calabaza, refrescando su garganta ante la pregunta sobre sus propias motivaciones. Una sonrisa escapó de su rostro a la par que finalizaba una costura con su aguja y mantenía el hilo tenso para cortarlo, a contra luz, haciendo que este brillase entre el delicado perfil de su rostro y la tijera.

—¿Matar? ¿No le parece demasiado piadoso? Extinguir una vida es un movimiento sencillo, pero un placer de corta duración como el éxtasis en las sábanas de un noble virgen. No, no busco poder, mi meta es el dinero y si debo reclamar mi herencia en algún punto lo haré pero sin acelerar las cosas. Tal y como la costura requiere tiempo, mi accionar será lento. ¿Realmente quiere saberlo? Claro, no le dejaré con la miel en los labios...—

La mujer cortó el hilo de forma delicada y se levantó, mostrando su altura junto a su delicada figura, su desorbitante belleza se reflejaba en sus ojos grises mientras se acercaban como un lobo hambriento a la princesa y su voz esta vez parecía salida del mismo fuego del infierno.

—Primero arrancaré sus cabellos uno a uno, luego sus uñas, su piel será desollada lentamente. Mi espada beberá cada gota de sangre hasta estar satisfecha, aguantaré mi impaciencia con fuerzas y solo cuando no pueda más, cuando mi espada se haya aburrido de la sangre oxidada de mi noble carne y yo me haya vestido con la piel de mis progenitores... solo entonces les concederé la fortuna de la muerte.—

Se mordió el labio inferior mientras volvía a su lugar luego de haber estado a una distancia en el que incluso un cuchillo hubiese cortado el aire entre las dos y al voltear nuevamente la mirada aquella mujer elegante y refinada había vuelto al cuerpo, prosiguiendo con su costura como si nada hubiera ocurrido. Si la princesa era consciente, se habría dado cuenta de que lo que la mujer contó solo había sido la punta de un sangriento iceberg que era mejor no explorar.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Mar 12 Mar 2024 - 1:52}

Elaina no pudo evitar reír ante las palabras de Sowon. Esa soberbia, esa condescendencia, pensando que lo sabía todo y que ella era una maldita ignorante. ¡La heredera al trono! No le gustaba usar su título para darse la razón a sí misma, ni siquiera en su cabeza. Pero joder, la costurera no hacía más que hablar sin tener ni idea, sin conocer su situación, el panorama de Elyndor. No era facil. ¿Y quién demonios era ella para saltar con esas? ¿En serio pensaba que ella no había sido la primera en pensar en todas estas cosas? Su padre la había dejado de lado durante años, pero aún así había sido educada en los deberes de un gobernante. Y todo lo que había estudiado ella por su cuenta, leyendo sobre gobiernos de todo el mundo para cuándo finalmente tomase el trono. Toda la paciencia que estaba teniendo, las preparaciones, con lo lentas y arduas que eran. ¿Y iban a venir a decirle que no había hecho nada? Sus multiples personalidades estaban peleando, y el enfado estaba ganando. Aunque la princesa intentó mantener la calma.

“A ver, Sowon,” dijo en un tono regio, irguiendo su espalda y fijando la mirada en sus ojos. “¿En qué momento te he dado la sensación de no saber lo que hago con mi reino?” Mi reino… ¿En qué demonios estoy pensando? Aún no… Tranquila, Syl. Pero siguió hablando.

“Llevo demasiados años de mi vida planeándolo todo para que vengas a dudar de mis capacidades. Viniendo sin ningún tipo de respeto, asumiendo que iba ciega. No proyectes tus ansias de venganza y tu desestabilidad mental y falta de un camino claro en mí. Gracias.”

Elaina mantuvo la postura. Estaba harta, y ahora solo quería sentarse, pero no perdería la forma, o toda su aura de autoridad desaparecería al instante. Un buen gobernante, en una situación así, no podía darse el lujo de relajarse, de mostrar debilidad. Relajate un poco, Elaina. Ni que estuvieses tratando con un reino rival, o con contrabandistas.

Cuándo escuchó las… no muy delicadas palabras de la costurera, su enfado se convirtió en asco. Tuvo que usar todo su esfuerzo, evitando de forma consciente hacer ninguna mueca ni perder su firmeza. Pero controlar sus expresiones faciales nunca había sido su punto fuerte.

“Joder Sowon, estas enferma,” dijo en un tono frio, seco, y claro. La pura realidad, realmente. “Diría que espero que las cosas mejoren y no acaben así. Pero la gente cómo tú no cambia, ¿me equivoco? No. Claro que no.” Elaina se permitió el lujo de suspirar. La situación lo ameritaba. “Realmente estás rota. Imagino que es lo que te ha llevado a criar esos sentimientos. Pura debilidad, si me preguntas.” ¡Cállate imbécil, te van a matar! ¡Viste lo que hizo en la taberna! Pero no podía. ¿Qué maldita personalidad era esta? Nunca la había visto, y era incapaz de controlarla. Lo que le faltaba. “No los sentimientos, no te confundas. No me gusta negar los sentimientos de la gente. Pero esa forma tan… sádica de confrontarlos. Debe ser triste llevar una vida así. Dinero y venganza…”


Finalmente, Elaina tomó asiento en una de las sillas de madera, cruzando las piernas elegantemente y sin perder en ningún momento ese aura tan regia. Sinceramente, no le disgustaba verse así. Fuerte, segura de si misma. Pero claro, todo eso era inutil si no salía viva de aquí.

Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Mar 12 Mar 2024 - 3:05}

La mujer no levantó la mirada de su costura, sus manos se movían con destreza tornando la tela en arte con una velocidad envidiable, si bien escuchaba suspiró al notar esa vena de ira en la muchacha que lentamente inundaba sus oídos. Saboreando cada palabra, su confirmación de planes y de que le estaba juzgando sin saber. Le agradaba notar que esa jovencita no era la flor tan débil que se mostraba, como pensaba, las flores delicadas tenían las espinas más peligrosas.

—Le deseo suerte en su objetivo, no creo haberle juzgado pero acepte las humildes disculpas de una artesana por su atrevimiento. Como bien ha definido, no tengo autoridad para juzgar su reino o lo que tenga pensado a futuro, solo tuve una vena de curiosidad sepa comprender que no todos los días se tiene acceso a información tan exquisita.—

Su voz era firme, elegante e incluso con la belleza necesaria en una leve mirada. No le importaba herir el ego de la muchacha, no inclinaría su cabeza más de la cuenta y en su mente la muchacha era un perro que ladraba pero tenía miedo de morder. ¿Era peligroso forzarle a morder? Quizás, pero era muy delicioso como para detenerse y ver sus colmillos tratando de desgarrar su carne le deleitaba. Detuvo su trabajo para levantarse y girar, colocando el kimono sobre un maniquí, una muestra de la capacidad de trabajo que sus manos acostumbraban a alcanzar con inspiración. Una digna pieza de la nobleza de Wano a la que solo le restaban los detalles con otras telas, si le mantenía entretenida podría salir del lugar con el kimono en sus manos y la cabeza sobre sus hombros.

—Enferma, rota, débil, triste. ¿Se está mirando en un espejo? Me honra al ser objeto de su proyección, pero si busca que corte su cabeza para escapar de su vida, lamento informarle que mi espada no bebe la sangre de quienes no alcanzan un valor digno.—

Comentó tras tomar una tela y comenzar a cortarla sobre su trabajo, buscando los trazos precisos que su mente le indicaba. No sentía sus palabras como un atrevimiento, sencillamente le había devuelto la cortesía.

—El arte, suele ser espacio de mentes trastornadas y tristes, es un sentimiento que fluye mejor en recipientes rotos. No busco su compasión, ni su consejo, las personas como yo no pueden cambiar porque se han forjado en condiciones que les hacen extremadamente duros. ¿Venganza? Como dije, no es mi objetivo pero no la desaprovecharé de presentarse ante mis manos...—

La mujer parecía inmersa en sus palabras mientras sus manos terminaban los últimos trazos, sonriendo mientras cortaba el hilo con su boca y sostenía la aguja entre dos de sus dedos. Sus ojos grises observaron a la princesa, sin ninguna muestra de rencor u odio en sus ojos simplemente compasión.

—El arte también es lo que nos diferencia de los salvajes, espero que mi trabajo esté a la altura de la realeza. Usted será quien juzgue y use mi trabajo después de todo lo pagará. Espero que si mis palabras le llegaron a incomodar pueda olvidarlas al sentir mi esfuerzo sobre su piel.—

Hizo una sútil reverencia y dejó la habitación con la princesa sentada frente al kimono, una intimidad entre objeto y propietario. La herrera y sastre simplemente buscó a Minazuki entre sus pertenencias antes de regresar a la habitación. Si la princesa necesitaba un favor más profesional era mejor mostrarle la verdadera joya de la corona que tanto sudor, sangre y lágrimas había costado.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Sáb 16 Mar 2024 - 3:24}


Elaina no pudo más que reir para sus adentros ante las palabras de la costurera. ¿En serio no tenía nada mejor que usar sus propias palabras? Para ir de artista por la vida no parecía derrochar originalidad. Aunque no iba a presionar más en ese tema por ahora. Incluso en su estado actual, seguía teniendo instintos de supervivencia. Joder, pues no lo parece… ¿¡Y cómo que por ahora!? Aunque realmente le daba cierta pena. La gente en su situación muchas veces no se daba cuenta de su propia locura. Y la mujer no tenía pequeños rasgos de psicopatía, tenía un cartel luminoso gigante en su cara. No hacía falta ser psicóloga.

Ante el resto de su discurso, sin embargo, sí que tenía algo que decir.

“No lo digas cómo si fuese la única con un pasado de mierda. Vivimos en un mundo donde por desgracia es algo mucho más normal de lo que debería. No confundas la dureza con la locura. No tienen nada que ver. Una persona dura cumple con su deber, y hace lo que es necesario para llevarlo a cabo. Pero echar mano de la tortura para ello es una marca de debilidad, una linea que nunca se debería de cruzar…”

Elaina se acercó a mirar y tocar el kimono. Al menos la calidad era espectacular, al nivel de sus mejores sastres en palacio. Incluso superior al mismo en muchos aspectos.

“El arte no te hace menos salvaje, Sowon. No puedes hablar de esas cosas cómo si nada y luego soltar una frase así. En cualquier caso, hablando de cosas un poco más… alegres, la pieza es preciosa, me encanta. Y siendo sincera, no tengo ni la más remota idea de cómo has conseguido hacer la mitad de lo que veo. ¡Y en un tiempo récord, nada menos!”

Vale, su cabeza se estaba volviendo loca. Tantos cambios de personalidad la estaba confundiendo hasta a ella, y eso que vivía con ello cada día. Aunque para ser justos, el descubrir esa nueva forma tan agresiva aún la tenía un poco perdida y en shock. Tenía que tener más cuidado si pretendía salir viva. Y no solo con esta loca. Le quedaba mucho trabajo por delante para salvar al reino del tirano mentiroso de su padre.

Al poco rato, la costurera volvió con un nuevo arma. No terminaba de entender lo que sus ojos estaban viendo, y si era algo remotamente parecido al arma que había usado en la taberna… Parecía que su vena científica saltaría de nuevo. Y de nuevo se daría cuenta de que no entendía nada de su funcionamiento. Pero si no era ciencia, que demonios… ¿Magia? Imposible, la magia no existía.
Sowon
Sowon
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Sáb 16 Mar 2024 - 12:53}

La mujer observó con calma mientras la princesa hablaba sobre la profesionalidad. Si bien su punto de vista era válido a Sowon poco pareció interesarle el hecho de otros objetos rotos, eran comunes y lo común era que toda persona fuese utilizada por sus creadores para cumplir sus demandas. Lo que diferenciaba a un objeto pasivo de ellas era que ellas no habían nacido para ser utilizadas a placer. Tenían sus espinas madurando y pronto atacarían la mano que les había estado martillando, suspiró negando con la cabeza mientras sonreía con cierta simpatía.

—Puede que otros tengan pasados más duros, pero no es mi problema mientras no demuestren ser útiles para mí. No soy una organización sin fines de lucro o busco salvar el mundo de la devastación, dejo eso a los soñadores y oradores de las religiones. La tortura puede representar una ganancia extra, una vez una mujer cuya hija había sido atacada por un bandido me contrató para cazarlo y por cada hora de sufrimiento me pagaría mil berries más, supongo que no quiere saber la tajada que pude cobrarme en una semana... si bien la tortura puede parecer un acto alejado de toda moralidad, un cazador en mi situación podría decir que simplemente estaba cobrando justicia por la niña. Yo no soy tan falsa, creo que eso me diferencia un poco de los salvajes.—

La herrera dio un paso adelante, sonriendo y con un porte de elegawncia en su andar. Invitando a la mujer a probarse el kimono si lo deseaba, su mirada pasó al plano de los negocios de un momento al otro al ser digna de los elogios.

—Sobre el pago, tengo un acuerdo que beneficiaría a ambas partes princesa. ¿Recuerda los bandidos que le atacaron? Supondré que para usted no le es nada complicado acordar su liberación y dejarme sus cabezas como pago. Yo le aseguro que no vuelvan a intentar nada y usted salda su deuda.—

Sowon sonrió antes de dejar a Minazuki sobre la pequeña mesa a un lado de la habitación, su mano acarició la empuñadura mientras cerraba sus ojos sintiendo la voz de su arma, esa impaciencia que le caracterizaba y ese calor que tenía al momento de ser tentada con alguna nueva ofrenda.

—Traje a Minazuki para usted, no como un regalo no me malentienda. Al conocernos dijo que mi espada pese a su calidad no tenía nada de extraño, nada que le diferenciara demasiado de otras armas. ¿Quiere sentir a mi preciada Minazuki? Después de todo, no va a levantarse y cortarle el cuello, eso es imposible según usted... Solo tenga cuidado de no desenvainarla a la ligera, la he afilado hace poco.—

La mujer dejó la espada mientras se colocó al otro lado de la hhabitación, la distancia justa para que la princesa y Minazuki pudiesen conocerse mejor. Se preguntaba si la princesa seguiría manteniendo su postura luego de aquel encuentro, en especial cuando su espada se encontraba impaciente por saborear sangre nueva.
Elaina Sylveraen
Elaina Sylveraen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {Dom 7 Abr 2024 - 2:02}

Con que Sowon no quería salvar al mundo de la devastación. Le sonaba esa frase de algo, pero no terminaba de caer ahora mismo. Algo del espacio exterior, y de despegar de nuevo o algo así. ¡Bien dicho Elaina! Pero la herrera estaba claramente loca. Una puta psicópata que no parecía ni siquiera darse cuenta de su propia enfermedad. Le daba bastante asco, la verdad.

“A ver, un poco salvaje si que es, qué quieres que te diga. Qué situación tan triste…”

Diría que le daba pena la mujer, pero no. Era incapaz de sentir pena por una puta loca que normalizaba la tortura de esa forma tan fría. Y bueno, con esas propuestas de mierda que le traía. ¿En serio se pensaba que iba a dejar que los matase y se los llevase cómo el que sale a comprar el pan? ¿Pero que coño le pasaba a esta señora? Eran criminales, y habían intentado acabar con ella, sí, pero serían juzgados, no decapitados por la avaricia de una psicópata.

“No.” Dijo en seco. “No pienso dejar que hagas nada con ellos, la guardia real ya los está llevando a ser interrogados, y pagarán por sus crímenes. Así que déjalos tranquilos, Sowon, te pagaré. No llevo tanto encima, pero puedes mandar la factura a palacio, te firmaré un permiso.

Cuándo Elaina cogió a Minazuki, una extraña voz invadió su cuerpo. Era una sensación bastante desagradable, pero se mantuvo firme. Era un buen ejercicio, supongo. Su cara era un poema, aún tenía que trabajar en sus expresiones faciales, pero su cuerpo y su voz se mantuvieron tranquilos. Aunque claramente no lo estaba. Después de un tiempo que consideró oportuno, volvió a dejar el arma en la mesa. Había muchas cosas que no entendía, cómo su otra arma. Pero no quería ni saber que clase de tecnología usaba esta aberración. O lo que demonios fuera, no conocía nada que pudiese crear un efecto ni siquiera remotamente parecido. Y sinceramente, no le interesaba aprenderlo.

La princesa firmó los papeles dándole permiso a Sowon para cobrar cierta cantidad de dinero, y se ajustó la ropa, cogiendo el kimono y doblándolo con cuidado para llevárselo. Estaba cansada, quería dormir, y si seguía con la herrera iba a acabar diciendo algo que terminase con ella muerta. Y muerta no podía ayudar a su pueblo.

“Adiós, Sowon, espero que puedas solucionar tus problemas de psicopatía y ser una persona medianamente decente algún día, de verdad.”
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

Pero princesa!! [Elaina - Sowon] Empty Re: Pero princesa!! [Elaina - Sowon] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.