¡10 años en activo! Hace ya 10 años que esta comunidad, todavía más antigua, encontró su lugar en OPD. Los tiempos han cambiado y los usuarios más antiguos han dado paso a las nuevas generaciones que hoy rolean, pero siempre con el mismo espíritu que nos vio nacer: Construir juntos la historia más grande jamás contada. Da igual si acabas de llegar o llevas una vida; si te quedas o te vas: Gracias por hacer de este foro un lugar mejor.
27/02La actualización ha terminado con éxito casi completo. Quedan cosas por pulir, pero en breves se solventarán.
27/02Hemos tenido un pequeño problema con las afiliaciones al cambiar de skin. Rogamos comprensión y un poco de paciencia.
27/02La lotería ha terminado. Ya no se pueden intercambiar más premios por este evento; gracias a todos por participar.
Búsquedas
Últimos Temas
El Juicio final


Ir abajo
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Dom 31 Jul 2022 - 16:05}

Mientras corría trataba de mover el brazo derecho. Tirante, dolía, pero se movía. Se quitó la camisa rasgándola con la daga para no tener que dañar el brazo más de lo necesario sin dejar de avanzar a toda velocidad. Con la mano sana se apoyó para escalar hasta los tejados y evitar a la gente, aprovechando los estrechos callejones para saltar de casa en casa sin preocuparse de chocar con nadie. Además pudo encontrar una terraza abandonada en la que dejar sus armas, bien ocultas entre la maleza que había comenzado a invadirlas.

Para cuando llegó a la costa apenas llevaba los pantalones y la camiseta interior, además de los zapatos. Se los quitó casi sin pensar y solo se detuvo frente al mar para tener un momento de otear el horizonte: El barco en el que habían llegado no estaba, pero sí una estela de humo a doscientos metros de la costa. No sabía cuánto podría tardar. No sabía cuánto iban a aguantar. Tan solo sabía que tenía que entrar ya. Se desató el calzado tan rápido como pudo y, con tanta carrerilla como fue capaz de ofrecerle el puerto, Blaze saltó al agua como una flecha.

Entre el puerto y el barco transcurrió demasiado poco tiempo. Cada segundo contaba y estaba seguro de haber tardado una eternidad, pero le faltaba un plan de acción. Había, si no recordaba mal, treinta personas en el barco. No era realista pensar en rescatarlas a todas. Ni siquiera a la mitad, en realidad. Pero tampoco quería tener que priorizar.

Se acercó al palo mayor. No tenía la daga. Maldijo para sí mientras golpeaba con todas sus fuerzas las vergas. No era capaz de desatarlas, mucho menos bajo el agua, y estaba empezando a acabársele el tiempo. Buceó hasta la cocina y agarró el primer cuchillo de despiece que encontró, subiendo a respirar nada más tenerlo en las manos.

Era consciente de que cada segundo la nave se hundía un poco más. Con cada vez que debiera subir era una vida que se perdía. Inspiró hondo por la boca y se sumergió a toda velocidad, cortando con dificultad todas las gruesas cuerdas que amarraban el mástil, aunque con ese era más sencillo: Un golpe en la base hizo que se partiese y comenzase a ascender. Con ello, comenzó a buscar gente entre los restos destrozados del barco.

Ignoró a los mutilados. No iban a sobrevivir sin atención inmediata, muy probablemente, y fue quitándole los zapatos a todos los que encontraba mientras les señalaba que subiesen. Algunos, inconscientes, tuvo que empujarlos hacia arriba con la vaga esperanza de que algún compañero tuviese fuerzas de llevarlos.

Hizo las cuentas en algún momento. Llevaba diez que pudieron a duras penas subir y había dejado a siete inconscientes flotando. Aún no había localizado a Maxwell. Cortó la base de una de las cuerdas y ató a los siete, confiando en que podría contar con los que se habían salvado. Comenzó su segundo ascenso, consciente de que a quienquiera que siguiese ahí abajo se le acababa el tiempo con la siguiente apnea. Ya no sabía si resistirían a las secuelas siquiera.

- ¡Tirad! -gritó desde arriba, arrojándoles la cuerda a los legionarios, y volvió a descender.

El brazo había empezado a doler de forma constante. Ni siquiera la adrenalina podía contener aquella rotura de fibras, pero debía usarlo si quería tener la más mínima oportunidad. No sabía dónde mirar. Había revisado el barco entero ya, y entonces el mar ahogó el grito de horror. ¡El barco seguía cayendo! Si Maxwell estaba en cubierta cuando el cañón fue disparado... No quería pensarlo porque dudaba que pudiese encontrarlo en el fondo, pero aun así decidió intetarlo.

Apenas podía ver. Para descender al menos ya no necesitaba los brazos, que pudo pegar a su cuerpo como si fuese una bala. Movía ambas piernas al unísono con naturalidad, yendo más rápido que muchos nadadores pero infinitamente más despacio de lo que sentía necesitar. Por suerte, fue suficiente. No sabía si era él, pero un cuerpo yacía en la oscuridad, casi imposible de distinguirse del lecho de arena. Un cálculo rápido le hizo entender que difícilmente el buque los aplastaría. Su falta de aliento le hizo saber que no sería una subida agradable. A no ser que...

Dos veces tan seguidas no podían resultar en nada bueno. Ya empezaba a sentirse cansado, y no contaba con aire para malgastar. Si aquello salía mal quizá ambos muriesen, pero aun así decidió abrazar el miedo:

En silencio musitó el nombre de la técnica, enviando hacia lo alto una poderosa punzada de agua que estalló como un géiser en la superficie. Blaze cerró los ojos y se los apretó con una mano, tratando de cubrirse también la nariz. Hizo lo mismo con Maxwell mientras la presión se vaciaba de golpe y el agua, que invadía la efímera oquedad que dejó la espada del mar, los elevaba a toda velocidad.

Cuando salieron despedidos tosió sangre. Varias venas en su nariz habían reventado, también en sus ojos. Podía notar la presión de golpe volviendo a la normalidad, y cayó contra el palo casi de bruces. Le costó reponerse, pero estaba vivo. Y sus compañeros, por ahora, también.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Dom 31 Jul 2022 - 20:40}

Había logrado reducirlos a ambos. El segundo se desplomó frente a ella, pero el sonido quedó ahogado por el disparo. Julianna se dio la vuelta, con la sensación de que llevaba segundos de retraso. Por un momento, todo pareció suceder a cámara lenta.

Vio la sangre en el hombro de Blaze lo primero, y tragó saliva lentamente. Oyó su voz, clara como el día, tranquila ante la situación. Luego llegaron las risas. Con esfuerzo, apartó la vista del legionario para estudiar la situación. Vio el cañón, rodeado de personas. Ese extraño gas seguía surgiendo, rodeándolo todo. Blaze se puso en guardia y ella alzó su estoque, dispuesta a pelear contra la nueva horda de enemigos, pero los detuvieron antes de que pudieran empezar.

El discurso hizo cosas extrañas en su cabeza. La voz iba cambiando paulatinamente y le costaba concentrarse en lo que decía. La de Blaze, la suya propia y la de… su superior. ¿Cómo? La explosión sucedió de repente y volvió a reunirlos. Blaze la tiró, apartándola del peligro. Se levantó todo lo aprisa que pudo, pero entonces se quedó helada. ¿Sabían lo de su enfermedad? Lo habían utilizado para cuadrar su plan. Apretó los labios. ¿Hasta qué punto estaban rodeados? No solo ellos, tenían controlados al resto de efectivos en la isla.

Respiró hondo, sin mudar la expresión, y agarró con firmeza el estoque mientras Blaze dejaba que empezase a surgir el agua. Sabía lo que iba a hacer. No era la única opción que tenían, pero no habría dejado que escogiera ninguna otra. Asintió con calma y cambió levemente su postura. Mientras él cargaba su ataque, ella cogió disimuladamente un cuentagotas de entre su ropa.

El cañón estalló en dos. La luz entró a raudales y Blaze le dio un último recordatorio antes de irse corriendo.

-Hagas lo que hagas, no saques la bala. Yo te cubro.

Solo faltaba que se desangrase por querer apurar. Pero no, eso no iba a suceder. Mientras él corría, ella aprovechó para dejar caer en la punta de la lengua un par de gotas de su medicina. Ya lo sabían todo, ¿no? Qué importaba ya. Blaze se había marchado y ella no tenía por qué seguir fingiendo. Otra persona habría dicho que no hacía ninguna diferencia; seguía estando sola. Pero él apareció delante de ella, con una sonrisa macarra y una mirada amable. Para Jul, eso era todo lo que necesitaba.

-Jack. – Susurró, estudiando a sus objetivos.- No podemos derrochar segundos.

El chico asintió y se hizo a un lado. Jul echó a correr, dejando salir no poca ira contenida. Era cierto, no podía correr largas distancias. Era débil en combates largos. No era fuerte y un tropiezo podía costarle la vida. Pero había estudiado y practicado para hacer de todas esas cosas un arma. Un recordatorio de todo en lo que no debía fijarse.

Cuando atacó, el polvo todavía no se había asentado. El primero de los hombres murió sin poder decir nada, cuando Julianna le cortó suavemente la garganta. Otros dos la vieron y se lanzaron sobre ella, solo para encontrarse con que era más pequeña y ágil de lo que habían calculado. Jack, junto a ella, la dirigía a su manera, una que solo Julianna era capaz de entender. Le enseñaba cuándo atacar y cuando esperar y pronto el segundo de los hombres cayó al suelo.

Cogió aire. No había terminado, pero el reloj seguía corriendo. Tenía que terminar y seguir a Blaze hasta la costa. Tenía que coserle la fea herida que se había hecho… y tenía que contactar con su superior. Quería pensar que estarían todos a salvo, pero la intuición le decía que había pocas probabilidades.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Dom 31 Jul 2022 - 23:41}

- ¡¿Cómo has hecho eso?! -exclamó uno de los soldados.

Blaze tosió una vez más, en esa ocasión más saliva que sangre. No había sido un cambio de presión muy grande, solo una molestia terrible.

- Remad -ordenó mientras con un solo brazo terminaba de sacar del agua a Maxwell.

La situación estaba lejos de ser la ideal. El palo mayor era cilíndrico, con lo que constantemente tenían que coordinarse para que no comenzase a rotar. Los inconscientes tenían que estar arriba y en una cadena de reanimación extraordinariamente complicada de hacer, vistas las circunstancias, martilleaban casi sin energías el pecho de sus compañeros en busca de hacerles expulsar el agua en sus pulmones. Blaze también lo intentaba, insuflándole aire con la boca mientras empujaba con una sola mano su corazón, intentando que no dejase de latir. Ya era una maniobra delicada en un terreno estable, pero estando como estaban era aún peor.

- ¿Por qué volvisteis al barco? -preguntó-. Se suponía que no ibais a moveros hasta mi señal.

No se llevaba particularmente bien con la mayoría de sus compañeros. Más vagos de lo tolerable, incompetentes en situaciones de riesgo, más centrados en el momento en que su jornada terminaba o de que su siguiente destino fuese tranquilo. Trataba de disimular el desprecio que sentía por algunos de ellos, pero simplemente se escapaba entre sus palabras como una emanación maligna: No los aguantaba.

- Órdenes del Centurión Turing -respondió uno-. La misión se había abortado.

Blaze siguió golpeando. Cuando contaba tres minutos Maxwell por fin empezó a convulsionar, expulsando al menos medio litro de agua de golpe y cayendo al mar nuevamente. Por suerte, estaba preparado para esa situación y por acto reflejo agarró su mano. Mala idea, porque sintió cómo el desgarro se iba haciendo más profundo en su hombro. Cambió de mano para el agarre, tirando de él hasta subirlo. Le dio un par de bofetadas para que recobrara completamente la consciencia. Cuando trató de incorporarse lo agarró nuevamente, esa vez con la mano izquierda.

- ¿Tú no estabas muerto? -fue lo primero que preguntó, con la voz hecha polvo.

- Hay un topo, señor -contestó por instinto-. El Centurión Turing no ha llamado ni dado orden alguna de retirada. Todo era una trampa para hacer caer el barco. Toda la misión, en realidad, era una trampa.

Terminó de explicarle la historia completa mientras se aproximaban a la costa, más llevados por las olas que por la fuerza de los soldados. La entrada secreta, los almacenes vacíos y el imitador de voces. Incluso el rehén que habían tomado que había resultado ser parte del plan desde el principio. Para cuando arribaron al puerto montados sobre un mástil Blaze había repetido la historia cuatro veces más. Maxwell no se fiaba de su versión y estaba buscando puntos débiles en ella, aun a sabiendas de que no tardarían en encontrar la nave. Aun a sabiendas de que había recibido un disparo en el hombro cumpliendo su labor, no confiaba en él.

Desembarcaron patéticamente para un recuento extraordinario. Sumando a Maxwell se habían salvado en total catorce. Trece, en realidad, pues Blaze no contaba en esa situación. Quedaban menos de la mitad, y varios de ellos estaban incapacitados o necesitados de atención médica. El soldado Bohss, por ejemplo, tenía un corte muy feo en el antebrazo, y la soldado Dresde tenía la pierna atravesada por un madero que había tenido el buen tino de no retirarse. Era poco más que una astilla grande, claro, pero si se lo retiraba a ciegas podía hacer un destrozo.

- Entonces... Dices que alguien nos ha tenido una trampa desde dentro, ¿es así, soldado? -La determinación de Maxwell hacía que su voz resonase más allá del tono de ultratumba que emitía.

- Sí, señor. Los contrabandistas nos estaban esperando. Es la única explicación posible, señor.

- Si nos han traído aquí para morir... ¿Con qué propósito?

Blaze se encogió de hombros. Un relámpago recorrió su espalda por el dolor.

- Muchos, señor. Desde obtener frutas del diablo hasta enviar un mensaje. Quizá el hecho de que se hayan mostrado en superioridad constante pretendía simplemente hacernos ver la corrupción dentro de la Legión, señor. Si se corre la voz y los soldados dejan de creer en la Justicia del Gobierno Mundial...

- No me cuadra, soldado. Esfuérzate más.

Tenía una teoría. Maxwell tenía una puñetera teoría.

- ¿Un señuelo? Eso no explicaría por qué han volado el barco.

- No, no lo haría. Porque no es un señuelo -repuso el decano-. ¿Por qué habrían de entretenerte a ti, engañarnos a nosotros y luego atacarnos solo delante de ti? Yo lo veo bastante claro, Aswen: No puedes saberlo. En los próximos días, o semanas, sabremos más al respecto. Tendremos más piezas que analizar. No puedes formular teorías sin tener la perspectiva íntegra, o tus planes van a estar cambiando cada cinco minutos. Por ahora, piénsalo así: Si hay más de tres posibilidades lo más probable es que no estés viendo algo.

En realidad, tenía razón. Mucha razón.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Lun 8 Ago 2022 - 12:39}

-Julianna Shelley, deja las armas en el suelo y no te resistas.

Vaya, Valagar se había vuelto todavía más aguafiestas. Solo que no era él, si no la extraña máquina que se empeñaba en hacerles frente cuando habían lidiado ya con la mayoría de sus hombres. Y el que quedaba se estaba parapetando tras el cañón, pero eso no iba a librarle.

-Bueno, no han investigado tanto. – Dijo Jack a su lado.- Falta un nombre ahí en el medio.

-Si supieran de ese, sí que me preocuparía.

Jack se rió y se adelantó a ella. El hombre no le vería acercarse, pero a ella le gustaba la parsimonia con la que se movía. Le tranquilizaba. Se rió sin querer y eso la puso alerta. ¿Sería cosa del gas? ¿Un simple gas de la risa de actuación a largo plazo? Hm. Quizá con el boquete que había abierto Blaze se estaba desperdigando y por eso tardaba más en actuar. Fuera como fuera, era hora de acabar.

-No pienso jugar al escondite. No me lo pongas más difícil.

Era el único que quedaba y estaba rodeado de los cuerpos de sus compañeros. No sabía por qué le habrían mandado o si pensaría que iba a ser una misión sencilla, pero el hecho era que su destino ya estaba escrito. En parte, le daba pena. No le gustaría que sus puestos se intercambiaran. Si fuera por ella, le dejaría ir, siempre y cuando se entregara.

-No tengo forma de perdonarte en estas circunstancias.- Dijo, en voz baja.- Y mis manos ya están demasiado manchadas como para que una vida más haga cualquier diferencia. Sal. Déjame verte.

No le hizo ni caso, por supuesto. Julianna se acercó, todavía en tensión. El hombre ya no estaba detrás del cañón.

-Jul.

Oyó el susurro de Jack, su propio instinto avisándola, y se dio la vuelta justo a tiempo para desviar la pistola que llevaba el hombre con su rapier. El disparo resonó en la estancia, pero erró el tiro y por un momento, ambos se miraron a los ojos. Él tenía miedo. Ella, pena.

Con la otra mano y de un suave movimiento, repitió una vez más. Escalpelo en mano, de derecha a izquierda le cortó la garganta. El hombre se tambaleó hacia atrás, llevándose las manos a la garganta mientras la sangre manaba. Ya no podía hablar y pronto estaría muerto.

-Lo siento. Sabíais a lo que veníais.

Dejó que cayera al suelo antes de darle la espalda y poner los brazos en jarra mientras miraba al enorme cañón. Debería cargárselo. Claramente alguien hablaba desde él y no le extrañaría que tuviera una cámara desde la que les estuvieran vigilando. Se mordió el labio. No tenía ni idea de por dónde empezar y el tiempo corría en su contra. Quedaría así, de momento.

Enfiló el agujero por el que se había ido corriendo Blaze y empezó a trotar hacia la playa. No era tan rápida como él, pero había mejorado con los años. Al principio siguió la sangre, que no tardó en llevarla… hasta los tejados. No eran más que pequeñas gotas y sabía que solo lo encontraba porque sabía lo que estaba buscando, pero se alegraba de tener una guía. Llegó hasta una terraza. Rebuscó un poco y encontró las armas de Blaze. Con los labios apretados por la preocupación, se las llevó consigo y siguió el camino.

Logró llegar hasta la playa. Estaba sin aliento, pero de una pieza. Y a lo lejos vio a un grupo de gente que claramente acababa de salir del agua. No tardó en ubicar a Blaze y se apresuró a acercarse.

Sonrió con cansancio al llegar y lanzó las armas del legionario a sus pies.

-¿Alguien ha pedido un médico?
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Miér 10 Ago 2022 - 9:25}

Seguía dándole vueltas a las palabras de Maxwell. Sentado sobre un tonel recuperando el aliento, mientras se mantenía el brazo sujeto para evitar que se moviese y agravase aún más la herida, trataba de buscarle sentido a todo lo que estaba sucediendo. Lo único que había sacado en claro -y eso no era discutible- era que había un infiltrado en las filas de la Legión. Varios, en realidad, pero uno en concreto había llegado hasta un escalafón relativamente alto y tenía mucha información operativa. Aquello podía ser la causa de su presencia en la isla. Los negros tentáculos de Limoncello, si este era la verdadera mente maestra detrás de todo, se habían extendido hasta colarse por cada resquicio de la organización hasta el punto de que sabían cuándo debían llegar, cómo se iban a mover y todo lo que estaban a punto de hacer, muchas veces antes de que lo hiciesen.

Julianna no tardó en llegar mientras Blaze seguía haciéndose preguntas. Sin procesar del todo sus palabras asintió y se puso en pie, arrodillándose acto seguido dándole la espalda mientras esperaba que se hiciera cargo. Él no podía ver el desastre que había provocado, pero sabía perfectamente que no le había dejado una tarea sencilla. También que, muy probablemente, le quedase cicatriz. Por lo menos con suerte en un par de semanas habría recuperado y no habría perdido movilidad, aunque iba a ser duro si tenían que seguir por ahí. También se temía que el alcohol de su petaca iba a acabar desinfectando la herida.

Suspiró.

- Lo siento -masculló, con una sonrisa torcida, mientras sentía el instrumental hurgándole por en medio de la carne-. Era lo necesario.

No sabía si se refería a la inmersión o a comprometer la discreción operativa destruyendo el camión y gran parte del techo del almacén. Quizá lo primero fuese más razonable y no debiese pedir perdón por ello, aunque disculparse por algo que desde el principio era probable que no tuviesen no terminaba de tener sentido. No había arruinado la operación porque la operación no había tenido sentido desde el principio; sabían de él, pero también de ella. La Legión no era la única comprometida en aquello, el Cipher Pol también estaba implicado.

Un relámpago surcó su espalda, tensándola de golpe. No protestó, conteniendo el espasmo todo lo que pudo, pero Julianna había rozado un nervio. Él asintió para que continuase igualmente mientras trataba de buscar algo que encajase con todo, o explicase lo más sencillo: Y eso era que no había un topo, sino quizá una célula infiltrada que trabajaba para algún poder oculto. Quizá ni siquiera existiese ese tal Limocello y fuese un engaño de cara al Gremio para crear una cortina de humo, aunque era poco probable. Al menos, no desde esa perspectiva.

La bala salió rompiendo un pequeño vacío. Se había acomodado particularmente profunda, o al menos así la sentía. Por el ojo izquierdo se le escapó una lágrima al sentirlo, y en comparación la limpieza -precaria- de la herida y la costura se notaron extrañamente plácidas. Se dejó hacer hasta que la peliblanca indicó que habían terminado con la operación, que se levantó.

Una vez en pie se dio la vuelta, mirándola a los ojos. Le colocó bien un mechón de pelo que se le había escapado, sonriendo con sinceridad. Quizá porque estaba vivo, quizá porque ella estaba bien, o porque el momento lo requería.

- Gracias -dijo parcamente, dando un paso atrás-. Si me das cinco minutos para reponerme te ayudo con los demás.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Miér 10 Ago 2022 - 20:09}

Blaze llegó hasta ella y en seguida le dio la espalda, arrodillándose para dejarle hacer su trabajo con comodidad. Su disculpa le sacó una pequeña sonrisa y con cuidado, se sentó detrás de él. Agarró su kit de primeros auxilios y cogió un poco de gasa. La empapó en alcohol y con cuidado, empezó a limpiarle la herida. La sonrisa se le cayó en cuanto él se disculpó. Le habían hecho un buen desastre y aún así se estaba disculpando. Hacía bien y no le guardaba ningún rencor pero… ojalá no hubiese sido necesario.

-No pasa nada.- Dijo con sinceridad.- Hacemos lo que tenemos que hacer. Y estamos bien.

Lo estaban, aunque no lo parecía. Agarró las pinzas. Veía el culo de la bala y la condenada estaba bien asentada. Normal, después de un buen rato se había acomodado. Pero Jul era más lista y tras unos pocos segundos, logró agarrarla.

-Coge aire.

Tiró. La bala salió y ella la dejó caer a un lado, en una pequeña base metálica y estéril que llevaba en su kit. El resto fue un paseo. Acabó de limpiarle y le cosió el agujero en cuestión de un par de minutos. Luego agarró la gasa y le vendó el hombro, rozándole con su pelo sin querer en el proceso. Pero logró apretar bien la venda y pronto todo estuvo arreglado. Ambos se pusieron en pie y Julianna se permitió mirar al resto de gente. Debían de ser los compañeros de Blaze. Se alegraba de que hubiera logrado salvarles, aunque intuía que no todos habían llegado hasta allí.

-No te preocupes, aunque… voy a necesitar algo más para vendarlos a todos. Suelo llevar lo justo.

Iba a empezar, pero entonces le interrumpió el sonido de su den den mushi de bolsillo. Le hizo una señal a Blaze para que aguardara y se apartó un par de pasos.

-Sí.

-Agente Shelley, ha habido un cambio de planes.

Jul apretó los labios. No le extrañaba. Lo raro era que hubieran tardado tanto en contactarla, pero Valagar ya le había dejado las cosas claras al llegar.

-Hemos recibido órdenes de retirarnos; la operación ya no es segura. Acuda al punto de encuentro en 15 minutos.

Vaciló un único instante, mientras miraba a Blaze.- Lo lamento, pero me es imposible. Hay vidas en juego. Dado que mi integridad no está en peligro inmediato, regresaré por mi cuenta una vez haya estabilizado la situación.

Valagar tardó un rato en contestar. Al final, le dio permiso y cortó la comunicación. Sintiéndose un poco extraña, Jul guardó el den den mushi y se acercó al primer soldado. Él tampoco parecía estar en buena forma. Le apoyó una mano en el hombro para llamar su atención mientras se sentaba a su lado y sacaba su material.

-Hola. – Dijo con suavidad.- Vengo a ayudar.

Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Miér 10 Ago 2022 - 23:15}

Siguió sus órdenes. Respiró hondo, se mantuvo quieto, se dejó vendar y cuando le dijo que necesitaba algo con lo que hacer vendas Blaze sabía exactamente lo que necesitaban. En una situación ideal se habría planteado buscar una botica y pagar por toneladas de gasa, pero no tenía tiempo. Había demasiados heridos y algunos se iban a quedar sin tiempo en cuanto Jul retirase las gigantescas astillas que les recorrían el cuerpo. No muchos habían sobrevivido a esas heridas, pero sí los bastantes como para que fuese una situación preocupante. Respiró hondo.

- Tengo una idea. -No le gustaba su propia idea, pero no tenían otra mejor-. Dame cinco minutos.

Recogió el cinturón y se lo vistió, ajustando las vainas para que fuesen fáciles de desenfundar utilizando exclusivamente su brazo bueno. En realidad Blaze era zurdo, aunque solía utilizar su mano derecha casi todo el tiempo. Ni siquiera sus superiores eran conscientes de aquello; nunca sabía dónde podía ocultarse un enemigo, ni tampoco cuándo podía tratarse de una cualidad disruptiva que cogiese a un rival desprevenido. Además, forzándose a utilizar su mano mala quizá no mejorase sus destrezas en tanta medida, pero sí sus reflejos y su lateralidad. Sin embargo, apenas podía mover su lado herido.

Cuadró los hombros y se irguió cuán alto era, echando a caminar calmadamente hacia el primer barco que vio tenía gente a bordo. Subió por la tabla hasta cubierta, cruzándose con una mujer de aspecto joven y muy bajita. Muy. Bajita. Tenía el cabello negro y la mirada despierta, y su primera reacción no fue gritar sino tratar de desenvainar su arma. Pero estaba demasiado cerca. Se le escapó un renqueo adolecido mientras de un manotazo apartaba su mano de la vaina, cogiendo él su sable.

- No. -Su voz sonaba grave. Necesitaba beber agua en algún momento, se le había secado la boca-. Necesito un favor. Si dices que no, puede que muera gente.

Tuvo que comprometerse a pagarlo más tarde, pero la chica no tuvo problema en conseguirlo para él. Tenía la seguridad de que había robado el material, pero en un acto de consciente hipocresía guiado por la necesidad decidió dejarlo correr. Cómo ella resolviera sus problemas en su barco no era asunto suyo, al menos mientras tuviese gente dependiendo de él. Además era una nutrida cantidad de vendas, gasas y esparadrapo además de un bote de peróxido; si en su barco tenían todo aquello y les sobraba podían estar un rato sin el dinero.

Llegó casi corriendo junto a la peliblanca, que ya se había acercado con la intención de ayudar a los soldados, que con cierto recelo aceptaban la ayuda. No obstante, en general había un ambiente de desconfianza hacia la agente. Blaze se acercó y, tendiéndole la bolsa, se agachó junto al primero de ellos.

- O confías en ella o vas a morir hoy -advirtió.

Desafiante al principio trató de sostenerle la mirada, pero muy pronto la apartó. No se llevaba especialmente bien con ningún miembro de la unidad; tampoco le interesaba. No había entrado en la Legión para hacer amigos y era consciente de que la mayor parte de ellos ni siquiera eran gente confiable, así que solo debía intentar gustarle a una persona: Maxwell. Dejó al soldado y se acercó al decano, cerciorándose de que estaba más o menos bien.

- No voy a recuperar el ojo -dijo con tono neutro.

- El precio que se paga por los errores, señor -respondió él.

- Tienes suerte de haberme salvado, o...

Por primera vez en mucho tiempo, Blaze sonrió. Con sinceridad. Se agachó frente a él para limpiarle la herida y comenzar una inspección a fondo. Si en algún momento encontraba algo con lo que no pudiese lidiar avisaría a Jul, pero por el momento optó por ocuparse él mismo. Fue fácil darse cuenta de que le había reventado el globo ocular por la presión, pero también de que detrás de las amenazas de Maxwell se ocultaba un tono de agradecimiento.

- Creo que esto debería tratarlo ella -señaló-. Pero en cualquier caso lo he desinfectado, señor. Si puede esperar...

Asintió, y Blaze se acercó a Julianna. El efecto del alcohol se iba pasando poco a poco, y ella tenía su petaca. No iba a devolvérsela hasta acabar, él se lo había pedido. Aunque se arrepentía, sabía que era lo mejor. Aunque no le gustaba que lo controlasen terceros era necesario.

- Voy a ir quitándote de encima a los más leves y te señalaré a los graves -dijo, agarrando algunas vendas y un rollo de esparadrapo-. Gracias por todo, Jul.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 11 Ago 2022 - 14:12}

Para cuando cortó la llamada, Blaze ya no estaba allí. Supuso que había ido a buscar más vendas. Echó un vistazo al grupo de gente que la miraba con desconfianza y otro a sus utensilios. Todavía tenía como para atender a un par de personas más, así que tenía que ir empezando.

Vacilante, se acercó al primero. No los conocía de nada y desconocía la gravedad de sus heridas o, siquiera, qué les había sucedido. Pero no iba a dejar que murieran, no mientras ella estuviera allí. Sin saber qué decir, se sentó al lado del soldado. Como mínimo le habían visto atender a Blaze. Le cogió el brazo con una firmeza que contradecía su timidez. Tenía otros cortes y heridas, pero ese era sin duda el más grave.

-No parece haber perforado ninguna arteria…

Le había preocupado, porque llegaba casi hasta la muñeca. Pero había tenido suerte. Agarró un poco de algodón y empezó a desinfectar el corte. Vio como el soldado apretaba los labios, pero no se quejó. Estaba cosiéndole la herida cuando apareció Blaze, trayéndole suministros y amenazando a su paciente. Hacía bien.

Después de vendarle la herida, siguió a Blaze. Oyó su conversación de refilón mientras se acercaba.

-No te preocupes. No podría no ayudar. Voy a ver ese ojo, ¿de acuerdo?

No esperó a que le contestara. Se sentó al lado del que intuía era el superior de Blaze y cogió sus herramientas mientras él la observaba.

-Hoy en día hay excelentes prótesis oculares, si es algo que puede interesarle. – Dijo mientras empezaba a examinar la herida. Uno de los ojos había reventado y el otro estaba rojo e irritado. Había tenido suerte de conservar uno. – Va a perder sobre todo visión periférica en ese lado, tendrá que tenerlo en cuenta cuando entrene. Quitando eso, no deberían quedarle más secuelas. Su otro ojo se acostumbrara relativamente rápido a hacer el trabajo de ambos.

Terminó de retirar los restos de globo ocular que había en el interior y le hizo un parche con gasa y esparadrapo. De momento, tenía que sanar.

Se levantó y miró a su alrededor. Contó trece personas, quitando a Blaze y a ella misma. Había atendido a dos y Blaze estaba con un tercero. Buscó y siguiendo su instinto se acercó a una soldado que estaba tumbada en la arena. Tenía un enorme cacho de madera sobresaliéndole del muslo. Se sentó a su lado y palpó la herida, frunciendo el ceño.

-Creo que voy a necesitar que Blaze me ayude con esto. Alguien tiene que tirar de la madera mientras hago presión para evitar que… empeore.

Lo dijo susurrando, más para sí misma que para la paciente, pero había llamado su atención.

-Haz lo que tengas que hacer.- Le dijo la desconocida, dándole una sonrisa de aliento.- Peor que bajo el agua no voy a estar, te lo aseguro.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 11 Ago 2022 - 19:22}

- En serio, ¿cómo...? ¡Au!

- Entrenando -contestó con sequedad.

- Has salido volando del agua, Aswen... ¡Au! ¿Quieres parar de echarme alcohol ahí?

Tenía una herida muy fea en la pierna. No era profunda, pero sí muy grande. Lo bastante como para correr un riesgo grave de infección. Además, no era un tema que quisiese hablar delante de todo el mundo. Si bien tenía una excusa preparada, dentro de todas las mentiras debía haber una verdad de fondo, y si alguien optaba por tirar del hilo podría terminar expulsado, o algo peor. No era algo que pudiera permitirse.

- Si prefieres puedo amputarte la pierna -dijo, mirándole acto seguido a los ojos-. Así no tendría que escocerte el desinfectante.

Pareció funcionar por un momento. Los ojos como platos de su compañero y los labios fruncidos en un rictus forzado, pero no tardó mucho en volver a quejarse. Había aguantado por un momento, pero simplemente era una sensación a la que no estaba acostumbrado. Podía entenderlo, no todos los días se levantaba parte del muslo por un tiro de artillería, pero si había conseguido llegar hasta ahí sin desmayarse del dolor no debiera de afectarle tanto aquello.

- Si no paras no vamos a terminar nunca -comentó, de forma casual-. No puedo salvarte la pierna si no dejas de moverte.

Tardó un rato en conseguirlo, pero al final pudo comprimir el músculo levantado contra el resto de la carne ya desinfectada. Vendarlo fue una tarea delicada, pero no especialmente difícil. Iba mucho más despacio que la peliblanca, claro, pero por lo menos avanzaba. Para cuando había terminado con él escuchó su nombre por la espalda. Se giró para ver que Julianna estaba esperando que llegase.

- Mi petaca -exigió extendiendo la mano por un momento, pero la recogió a tiempo-. Que se lo beba todo. Debería ayudarla con el dolor.

Sabía que a ellos se lo iba a complicar más. El efecto vasodilatador del alcohol haría que se desangrase más deprisa, pero antes que ese llegaría su propiedad neurodepresora, analgésica en última instancia. Acercó una cuña de madera particularmente grande y la obligó a tumbarse con la cabeza algo levantada, poniéndose él con una rodilla adelantada para que la pierna herida reposase. Si por cualquier motivo la peliblanca no era capaz de poner presión suficiente prefería comprarle algo de tiempo aun a costa de aquel pantalón.

Agarró tanta gasa como creyó que podía desperdiciar, haciéndole un torniquete mediocre a la altura de la ingle, lo bastante tenso como para rebajar la circulación pero tan flojo como para que no dejase de irrigar. Se le dormiría la pierna, pero con suerte no la perdería, y después de ella no quedaba ningún otro superviviente con heridas realmente graves, así que podían permitirse un pequeño dispendio. Por un momento le temblaron las manos mientras la soldado bebía, pero agarró el palo atravesado y tiró sin pensar en ello dos veces, tan solo centrándose en aplicar todo el tiempo la misma fuerza sin torcer lo más mínimo su trayectoria.

- Ahora todo depende de ti -le dijo, poniendo sus manos sobre las suyas. En cuanto ella las retirase, él presionaría exactamente en los mismos puntos.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Sáb 13 Ago 2022 - 16:00}

Le devolvió a Blaze su petaca, pero él se la dio a la chica. Julianna estuvo a punto de decirle que no lo hiciera, que solo le haría sangrar más, pero al final se mordió el labio. Sacar la madera que tenía atravesada en el muslo iba a dolerle, y no poco. El alcohol ayudaría. Siempre y cuando lograran parar la hemorragia y vendarla a tiempo, estaría bien. Y si con eso se movía menos, su tarea sería más sencilla.

Blaze preparó un torniquete con gasa. Julianna lo revisó y tras asegurarse de que estaba bien hecho apoyó las manos a ambos lados de la herida. No contó en voz alta, no avisó, tan solo la miró. Jul asintió, apenas un movimiento ínfimo, y Blaze tiró de la madera. Salió de la herida poco a poco, de forma constante. Fue un buen tirón. No dejó astillas detrás, no amplió el agujero, simplemente lo sacó. Hizo un sonido asqueroso cuando dejó el vació atrás y fue la señal que Jul necesitaba. De inmediato empezó a apretar con una mano, mientras con la otra agarraba su instrumental. Blaze estuvo ahí en seguida, apretando con ella, y entre los dos lograron controlar la situación. Una montaña de gasa, muchos puntos y un buen rato vendando después, la vida de la chica volvía a estar asegurada. Al menos, de momento. La pobre estaba temblando y había rastros de lágrimas en sus mejillas, pero no había soltado ni un solo quejido. Había sido muy valiente.

-Cuando regreses, pasa por enfermería. Deberán volver a desinfectarla y cambiar los vendajes. Esto te ayudará hasta entonces, pero siempre es mejor un ambiente lo más estéril posible.

Sudando un poco, Jul se hizo a un lado y le dejó intimidad a la paciente. Listo. El resto de supervivientes no tenían heridas tan graves. Arañazos, algún que otro corte y muchos moretones, pero nada que amenazase sus vidas. De momento, podía respirar tranquila. Jack estaba con ella; había estado ahí durante todo el proceso, apoyándola silenciosamente para no interrumpirla. Se permitió mirarle a los ojos un momento para agradecérselo mentalmente. Solía resistirse para que nadie le pillara mirando a la nada, pero después de gastar tanta energía necesitaba recobrarse durante un instante.

Volvió al presente en breves y no pudo evitar preguntarse:

-¿Y ahora qué?

A ella le habían dicho que parara; que la misión había sido abortada hasta tener más información. Pero aquel cañón seguramente seguiría donde lo habían dejado, junto con todo el pueblo de civiles que acababan de escuchar una explosión y no tenían cómo protegerse. No es que pensara que fueran a ir a por ellos pero… no le gustaba dejar las cosas a medias. Y de todas formas, estaba bastante segura de que le iba a tocar volver con los legionarios. Al menos hasta la siguiente isla, donde pudiera pedir un traslado a la base. Miró a Blaze, preguntándose qué se le estaría pasando por la mente. Algo le decía que el tampoco tenía ganas de dejar las cosas a medias.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Lun 15 Ago 2022 - 18:28}

Mientras presionaba seguía pensando en todo lo que estaba sucediendo. Los habían cogido totalmente desprevenidos, incapaces de reaccionar. Pero también habían cogido de menos. Algo distraído, siguió las instrucciones de la agente a medida que esta las iba dando, pero sin apenas procesarlo. Cuando esta alzó la mirada hacia él solo pudo contestar de una manera:

- En el barco venía un centurión.

Treinta soldados. Se había olvidado de los oficiales: Cinco decanos y un centurión. De treinta y cinco, solo catorce era una cifra lamentable, más teniendo en cuenta que solo había podido salvar a un oficial y ni siquiera era el de mayor rango dentro de la nave. Si Maxwell había decidido zarpar sin ellos debían tener un motivo, pero si estuviesen allí... ¿Por qué su decano habría obedecido órdenes de un centurión ajeno? Turing no iba en ese barco, era Curie. Parpadeó un par de veces, tratando de llamar la atención de Julianna.

- Ven conmigo.

No dijo más. Tan solo se levantó y caminó hasta Maxwell, pensativo. Se quedó de pie frente a él hasta que este le dio permiso para hablar. Sentía cierto recelo a la hora de hacer esa pregunta; en realidad, si se la hacía en cualquier otro momento seguramente recibiese una paliza de su parte y no estaba muy seguro de que no se la estuviese ganando solo por no pedir explícitamente permiso para hablar. En cualquier caso, finalmente lo soltó:

- Señor, ¿por qué no siguió las órdenes del centurión Curie? -preguntó.

La mirada de Maxwell, de un solo ojo, fue capaz de helarle la sangre. Estaba débil y Blaze sabía que podría llegar a reducirlo, pero sería insubordinación. Sabía que estaba jugando con fuego, pero aun así repitió la pregunta:

- Señor...

- ¿Por qué iba a seguir las órdenes de Curie, soldado?

- Porque era el oficial al mando de nuestro buque, señor.

Maxwell abrió el ojo de golpe. En un instante pareció darse cuenta de algo en lo que no había reparado. Miró a todas partes, confuso, y se levantó de sopetón. Por un instante Blaze tensó todos sus músculos, pero enseguida pudo percatarse de que no había peligro.

- No puede ser, recuerdo perfectamente haber hablado con Turing esta mañana antes del desembarco -dijo-. Incluso...

Se calló de golpe.

- ¿Qué sucede, señor?

- Recibí su llamada poco después de perder conexión contigo -explicó-. Había decomisado un pequeño barco lleno de cargamento robado. Incluso fui a revisarlo junto a él antes de que se marchase en él.

Blaze miró a Julianna, preocupado.

- ¿Crees que pueden haberle echado algo en la bebida?

Drogado o no, que la memoria de Maxwell estuviese alterada implicaba dos cosas: La primera, que alguien habría impersonado a Turing y por ende debía ser alguien cercano a él; la segunda significaba que Curie y los decanos podían estar secuestrados en algún punto de Jaya. No pudo evitar echarse a reír suavemente, como un bufido contenido, mientras una sonrisa modesta se le escapaba entre los labios.

- Esa es la pieza que faltaba -dijo-. El objetivo era Curie desde el principio.

En realidad no era una deducción agradable, pero miró a los soldados a su alrededor. No era factible que todos estuviesen drogados si él, que también había bebido, no lo estaba. Sin embargo, que algo aspirable los hubiese esperado en el barco...

- Tenemos que volver a ese almacén. Necesitamos una pista de adónde pueden haberse llevado a una persona. Y quizá asumir que haya cuatro cadáveres esperándonos cuando lleguemos.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Mar 16 Ago 2022 - 16:07}

¿Un centurión? Repasó mentalmente la jerarquía de la legión y frunció el ceño. No es que fuera de los cargos más altos, pero desde luego era alguien con no poca autoridad. De hecho, ahora que caía en ello, ¿por qué quedaba tanta gente en el barco? ¿por qué solo se había encontrado con Blaze? ¿acaso también le habían soltado a él para que probase lo que valía? No le gustaba ni un pelo la coincidencia. Más importante en realidad, Blaze había dicho venía. En pasado.

Le siguió de vuelta hasta el hombre que había perdido el ojo. Siguió su conversación, atando los hilos silenciosamente. Algo había fallado, antes incluso de que llegaran a la isla. Con discreción, tiró de él cuando se levantó para que volviera a sentarse. Estaba débil, había perdido mucha sangre. Entendía la situación, pero no podía permitirse gastar más energía. Por suerte, el hombre le hizo caso sin darse demasiada cuenta.

Sin decir nada, Julianna se acercó más y examinó las pupilas del legionario. Agarró su escalpelo y con cuidado, rápida como el rayo, le hizo un pequeño corte en el antebrazo. La sangre brotó… y no dejó de brotar. Mosqueada, le tapó el corte y miró a Blaze.

-No coagula como debería. Sí, es posible. Aunque sin examinar la sangre no tengo forma de saber qué le han echado y para cuando llegue a una enfermería lo más probable es que ya no esté ahí. De todas formas, si se la han echado esta mañana y todavía está aquí creo que está fuera de peligro.

En teoría. En realidad, sabiendo eso, era un milagro que hubiera sobrevivido al naufragio. Si le hubiera tocado a él ser atravesado en la pierna por un cacho de madera, se habría desangrado sin remedio, sin importar cuánto hubieran apretado. Las siguientes horas serían cruciales, pero se mordió la lengua. No tenía sentido preocuparles todavía más.

-Dame cinco minutos.

Uno por uno, fue revisando al resto de supervivientes. Al final, llegó a la conclusión inevitable de que solo habían drogado al tal Maxwell. Cuándo o cómo se le escapaba, pero al menos los que estaban más enteros podrían protegerle de ser necesario. Luego, agarró el den den mushi… y lo volvió a guardar. Si había gente infiltrada en la legión, nada le garantizaba que no tuvieran a un hombre en el CP. No le gustaba actuar por su cuenta, sobre todo porque luego irían a por su cuello si algo salía mal, pero no le quedaba más remedio. Seria, regresó con Blaze.

-Volvamos pues. Con suerte, se habrán llevado ese estúpido cañón y podremos seguir el rastro. Aunque con el boquete que había, no me extrañaría que hubiera civiles curiosos en la escena.- Suspiró, echando a andar.- Al final esto se ha convertido en un desastre.

Lo cierto era que se alegraba de no tener que estar haciéndolo sola. Era consciente de que de haber mandado a otro legionario, ella se habría largado en cuanto se lo hubieran pedido, pero entonces quizá habrían muerto muchas personas. Blaze confiaba en ella y de todos modos quería llegar hasta el fondo del asunto. Si había gente infiltrada lo bastante como para drogar a aquel hombre y secuestrar a un centurión, no era algo para tomarse a la ligera.

-¿Para qué crees que pueden quererlo? ¿Solo por su rango o… hay algo más?

No estaba segura de que Blaze fuera a tener más información, pero valía la pena probar. Ahora mismo, todo contaba.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 18 Ago 2022 - 9:50}

Julianna repasó a cada uno de los soldados. No fue especialmente escrupulosa, pero tampoco tenían tiempo que perder. Como era de esperar, más o menos, nadie más había sido intoxicado. Eso hablaba bastante mal acerca de la profesionalidad de sus compañeros y lo hacía sentir más seguro con respecto a su falta de motivación para hacer equipo con ellos, pero al mismo tiempo estar obligado a depender de ellos se antojaba casi una sentencia de muerte. Suspiró con pesadez antes de informar a Maxwell de su objetivo.

- Haced lo que queráis -dijo-. Total, hasta que llegue el rescate todavía faltan horas...

- Gracias, señor.

Mientras caminaban el silencio se hacía pesado, pero Blaze no lo rompió. Iba pensando en dónde podría estar Curie y los cuatro decanos que faltaban, cómo podrían haberse deshecho de ellos sin causar un revuelo y de en qué momento podían haberse colado en el barco. Hasta donde él sabía esos cinco se habían quedado con una docena de soldados en el barco, y si bien no los había contado, juraría que la mayoría estaban bajo el agua cuando él llegó. Por fortuna antes de que siguiese creciendo su paranoia la peliblanca decidió romper el silencio. Fue solo una pregunta, simple en esencia, pero con estibaciones complejas. Se tomó su tiempo en pensar la respuesta, aunque cada vez que hacía eso... En fin.

- Su rango tiene que ver, pero no es por eso -repuso sin dejar de caminar-. Todo esto son elucubraciones, claro, pero si partimos de la base de que nos estaban controlando porque tienen infiltrados dentro de la Legión y que el objetivo de atraernos era llevarse a Curie... Quizá se enteró de algo que no debería haber visto, o estaba investigando algo que hizo alertar a esta gente.

Siguieron caminando hacia el lugar, pero de golpe se detuvo. También estiró el brazo para frenar a Julianna, asegurándose de tan solo rozar su vientre con el antebrazo, y la empujó un poco hacia atrás. Desde el callejón pudieron ver pasar a una mujer bajita, de nariz ganchuda y cabello recogido en una suerte de moño trenzado. Tenía un extraño tatuaje que Blaze nunca había identificado en el antebrazo y una cicatriz en forma de círculo perfecto rodeándole el codo. Era la decana Rubin.

De pronto una pieza más encajó en el puzzle. ¿Cuántos decanos de los cuatro que se habían quedado formarían parte de la conspiración? Él habría esperado dar con cuatro decanos muertos y alguien excepcionalmente poderoso que se hubiese hecho cargo de ellos, pero ver a una por las calles de Jaya caminando desde el mismo lugar al que ellos se dirigían le hizo abrir los ojos por completo.

- Tenemos que seguir a esa mujer -explicó-. Ella sabrá responder lo que queramos preguntar. El problema... Es que a mí me conoce. -Comprobó la pared del edificio junto a él. No necesitaba más de un brazo para escalar ese muro-. Puedo cubrirte desde el tejado mientras tú vas a pie de calle, o podemos abalanzarnos sobre ella e interrogarla. Aunque eso último... Quizá llamemos demasiado la atención.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Lun 22 Ago 2022 - 13:17}

Le tranquilizó saber que el superior de Blaze no ponía pegas para que ella se uniera al rescate. No es que tuviera motivos, habían colaborado y le había salvado la vida a varios de sus hombres, pero aún así la gente de la Legión siempre le había parecido un poco impredecible.

De todas formas, que tuvieran unas horas de tiempo era bueno. Aún quedaban cabos sueltos y si podían recabar más información antes de marcharse, estaba convencida de que terminaría siendo de utilidad. Habían pasado demasiadas cosas como para ignorarlas. No creía que en la central estuvieran al tanto del secuestro de un centurión y en estos casos la rapidez de actuación era crucial.

Blaze había hablado de una persona, el centurión desaparecido, y cuatro cadáveres. Pero si faltaban cuatro personas, algo le decía que no todas habían acabado allí como víctimas. Si al decano le habían echado algo en la bebida, lo más probable era que fuera alguien de dentro. Bien era una de las personas de la playa, bien un cadáver en el fondo del mar o era alguno de los legionarios que faltaban. Uno de esos cuatro cadáveres.

De repente, Blaze le frenó en seco. Apenas la rozó, pero sus ojos bajaron hasta la mano que todavía tenía extendida. Cuando los levantó, vio a una mujer bajita caminando con seguridad y al agente preocupado. Le explicó la situación y Julianna le apartó la mano con delicadeza, avanzando mientras asentía.

-De acuerdo. Sígueme por los tejados, haremos ambas. En cuanto estemos a cubierto, te haré una señal.

Echó a andar sin mirar atrás. Siguió a la mujer con discreción. Tras el entrenamiento en la Agencia el caminar sin hacer ruido, sin llamar la atención, era casi tan sencillo como respirar. Más incluso para ella, dependiendo del día. Se confundió con las sombras a plena luz del día y poco a poco ambas se fueron perdiendo entre las callejuelas de Jaya. La mujer era precavida y parecía evitar las calles estrechas de forma sistemática, pero no pasó mucho tiempo hasta que cometió un error. Se metió en un callejón que llevaba a otra calle, acortando mucho camino y costándole el llegar a su destino. Julianna hizo un gesto con la mano, a sabiendas de que Blaze estaba mirando desde arriba. Agarrando su escalpelo, se deslizó y casi como si le estuviera dando un abrazo le pasó la mano por el hombro y se lo apoyó en el cuello, dejando que saliera una única gota de sangre.

-Buenos días.- saludó con suavidad.- Lamento interrumpir su paseo, pero necesitamos que nos responda a unas preguntas.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 25 Ago 2022 - 21:17}

Subir con un solo brazo tenía más complicaciones cuando el otro estaba impedido. No había contado con eso, lo cual había llevado a que en algún momento estuviese a punto de apoyarse en el que no debía. De hecho, lo movió un par de veces de manera involuntaria, siseando de dolor sin dejar de ascender. Para cuando estaba sobre los tejados, Julianna ya había comenzado a caminar impetuosamente tras la decana. Se movía con audacia y convicción, pero también sabía dónde ocultarse y cómo rastrear a la mujer para no perderla de vista. Blaze, por su parte, analizaba cada movimiento desde lo alto y esperaba la señal. Rubin no parecía cometer errores, pero solo era cuestión de tiempo. Tanto el soldado como la agente contaban con ello.

Rubin se metió en un callejón. No era especialmente oscuro, ni tampoco estrecho. Ni siquiera era demasiado largo, pero sí era un callejón. Había puntos muertos y ninguna puerta principal, lo que lo hacía... Bueno, más peligroso que la mayoría de calles de Jaya, aunque tampoco mucho más. Al fin y al cabo, estaban en una isla en la que todo el mundo se comportaba como si dominase un callejón oscuro.

Julianna no desperdició su oportunidad: Antes de que la decana tuviese oportunidad de salir ella la abrazó, y Blaze captó la señal. Saltó al edificio de en frente rompiendo algunas tejas con un sonoro estruendo, asomándose desde ahí al callejón para observar más de cerca qué hacía su compañera. No podía ver con claridad qué se traían entre manos, pero conociendo a la agente era fácil darse cuenta de que había hecho uso de alguno de sus bártulos para cogerla desprevenida y ahora la tenía atrapada. Sin embargo, eso no duraría para siempre, así que bajó de un salto para caer a la espalda de la decana.

- Por favor, no se resista -dijo con voz monótona-. Solo queremos interrogarla; es un proceso bastante habitual, no tiene nada que temer si no ha hecho nada en contra del Centurión Curie.

Aferró una de sus manos de inmediato y apuntó a su nervio mediano, en mitad de la muñeca. Era fácil de acceder a él y particularmente doloroso de pinzar, pero más importante aún: Su dolor dejaba las manos inmovilizadas. Claro que tuvo que ser rápido para taparle la boca, porque se echó a gritar del dolor. A él se le escapó un movimiento demasiado rápido con su brazo derecho, haciendo que se le saltasen un par de puntos. Aun así, sin quejarse, procedió con el siguiente.

- Es una manera de inmovilización no letal -explicó a Jul-. Para cuando no tienes grilletes o necesitas desarmar a alguien. Ahora, si no le importa sentarse...

Le dio un empujón contra la pared, lo bastante violento como para que le doliese; lo bastante para que, con suerte, la aturdiese un poco.

- ¿Pero se puede saber qué hacéis? -preguntó-. Soy tu superior, soldado. En cuanto se enteren de lo que has hecho...

- Si yo no encuentro a Curie usted nunca saldrá de esta isla, decana. Y nadie se enterará nunca.

Clavó los ojos en ella, con una sonrisa torva. Quizá no estuviese dispuesto a torturarla, pero sí lo estaba a escenificarlo con perfecta y total precisión hasta que no pudiese hacer otra cosa que confesar. Y una vez lo hubiese hecho, se iba a encargar de que pasase el resto de su vida en prisión.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Dom 28 Ago 2022 - 13:31}

El sonido de las tejas rompiéndose la sobresaltó más de lo que lo había hecho el asaltar a la decana, pero no la dejó ir. Blaze apareció desde lo alto en medio del estruendo y cayó a la espalda de la mujer. Julianna se hizo a un lado, dejando que el legionario agarrara a la mujer. Observó con curiosidad mientras la inmovilizaba y la mujer, naturalmente, se retorcía de dolor. Había pinzado el nervio. Se lo explicó y Jul esbozó una pequeña sonrisa.

-Lo sé. Muy útil.

Empujó a la decana contra la pared y no perdió el tiempo. Estaba siendo más agresivo que de costumbre, sobre todo teniendo en cuenta el brazo que tenía herido. Vio cómo se le saltaban un par de puntos, pero no dijo nada. Podía volver a coserle después si hacía falta. De momento, el tiempo era crucial. Lo malo era que la mujer no parecía tener ganas de cooperar. Le estaba mirando con francamente mala cara.

-Soldado, esto te va a costar muy caro. Todavía estás a tiempo de dejarme ir. Y ¿quién es ella? ¿De verdad esperas que divulgue secretos de la Legión frente a una desconocida?

Por un momento, Julianna estuvo convencida de que iba a escupirle, pero en lugar de eso se calló, a la espera de una respuesta. Decidió dársela, colocando una mano en el hombro de Blaze.

-Me han designado para apoyarle en este encargo.- No era mentira, aunque las instrucciones hubieran caducado.- Y ahora mismo, encontrar al Centurión Curie es nuestra máxima prioridad. Su cargo ahora mismo carece de peso, Decana.

Se agachó para mirarla fijamente a los ojos, todavía enarbolando el escalpelo. Aún estaba manchado de su sangre, pese a que el corte en el cuello ya estaba cicatrizando.

-Han desaparecido un Centurión y varios Decanos mientras cumplían con su trabajo. Usted, en cambio, a todas luces ha desertado en acto de servicio. Díganos en dónde podemos encontrarlos.

La Decana pareció querer asesinarlos con la mirada, pero también decidió recapacitar y empezó a asentir lentamente.

-No sé dónde se los han llevado. Querían a Curie y ya le tienen. El almacén en el que se encuentran está anexado a un edificio. Mi trabajo era dejarle allí y eso hice. Fingí una llamada de emergencia y movilicé al resto de Decanos para ir hasta el lugar. El Centurión nos acompañó. Una vez llegamos, me separé del grupo. Ya no es mi problema.

Julianna respiró hondo. Le estaba dando bastante asco la frialdad de la mujer. Los traidores no eran santo de su devoción. No obstante, tenía una última pregunta.

-¿Qué le dieron? ¿Fue solo dinero? ¿O había algo más?

Quería entender cómo alguien podía coger y pasar por encima de sus principios y su trabajo con tanta, aparentemente, facilidad. Sencillamente, no era capaz de entenderlo.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 1 Sep 2022 - 16:40}

Blaze ignoró por completo las amenazas de la decana. Hasta donde él sabía, la única pieza que podía unir todo lo que estaba sucediendo en la casa y el barco era ella. Seguía sin atar algunos cabos, pero no necesitaba ser un genio para darse cuenta de que ella tenía, como mínimo en parte, la culpa de lo que estaba sucediendo. Julianna parecía tener también aquella sospecha, porque comenzó el interrogatorio antes siquiera de que él pudiese formular una pregunta bien estructurada en su mente.

- Sí es su problema -dijo con sequedad-. Ante la desaparición de Curie y la incapacidad de Maxwell la operación pasa a manos de los decanos que también se han esfumado. Según el reglamento de la Legión en su septuagésimo tercer artículo, decimotercer epígrafe, tercer párrafo, cualquier soldado con probadas capacidades podrá asumir el mando jerárquicamente necesario para el debido cumplimiento de la encomienda -citó-. Lo cual incluye cualquier método disciplinario o castigo, por el bien de la misión.

- Sigo siendo tu superior, soldado -espetó-. Aun si crees que he traicionado a la Legión, no podrás hacer nada hasta que puedas denunciarme. Y nadie se creerá esa historia tuya; ¿sabes lo que se creerán? -Levantó los brazos-. Las heridas que me has provocado.

- Creo que no lo entiende, señora -le explicó una vez más-. Usted solo va a dejar la isla si el centurión Curie viene con nosotros. Escribir un informe en el que han desaparecido cuatro decanos en lugar de cuatro no va a ser especialmente complicado. Sin embargo, ser enterrada viva sí parece una molestia que uno debería tener en cuenta.

Pudo ver la duda asomar por un momento a sus ojos, y el miedo después. No dejó que permease a sus labios ni tampoco tembló, pero Blaze supo que estaba ganando. Se apartó cuando oyó la voz de Jul a su espalda y dio media vuelta dibujando una trayectoria semicircular mientras esperaba la respuesta.

- Yo solo he cumplido órdenes -dijo, con tono digno-. Alguien quería a Curie aquí hoy, y me ordenaron llevarlo hasta un punto donde lo emboscarían.

- El amor nos lleva a hacer cosas estúpidas, ¿verdad? -preguntó Blaze. Rubin rompió su máscara, mostrándose genuinamente sorprendida-. Toda la Lanza sabe que mantiene un affair en secreto con el centurión Turing. Debería haberme dado cuenta nada más verla libre. -Hizo una breve pausa-. Turing dio la orden de retirada al decano Maxwell, y qué casualidad que su amante camine por Jaya sin uniforme pero, en esencia, en perfectas condiciones.

- Qué sarta de tonterías.

- Lo que me escama es que un centurión ni siquiera es un alto cargo, es apenas un oficial de estatus medio. Tiene que haber alguien detrás de él, alguien para quien Emma Rubin no sea más que un cabo suelto o la primera pieza del dominó que le haga caer. -Se calló por un instante, sentándose a su lado mientras miraba a Jul-. Jaya es un lugar muy peligroso, especialmente para una mujer linda. Lo sabe, por eso ha ido evitando cada callejón hasta que podía ver su destino de frente y le han podido las prisas. Turing la está esperando en una de estas casas, ¿verdad?

Apoyó la cabeza contra la pared. Era una historia demasiado concreta; podía haber patinado en algún detalle, pero estaba seguro de que Rubin debía morir ese día.

- En cualquier caso, como prisionera ahora está bajo mi custodia y no puedo permitir que muera antes de ser juzgada. Pero el delito de traición es grave, por noble que fuese su motivación. ¿Se siente un poco más comunicativa ahora?
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 1 Sep 2022 - 17:07}

Miró a Blaze, un poco sorprendida. ¿Esa norma era cierta o acababa de inventarse todos esos subepígrafes y apartados? Era consciente de que en la Agencia también había un libro de normas igual o más gordo, pero si bien lo había estudiado para pasar la instrucción hacía ya tiempo que todo ese conocimiento se había esfumado de su cabeza. Tenía una copia en su cuarto por si llegaba a necesitarla, pero desde luego no sería capaz de citarla de cabeza. En cierto modo, era impresionante. A la decana, sin embargo, no pareció intimidarle.

No importó. El legionario sabía cómo hacerle comprender la situación en la que se encontraba y no pasó mucho tiempo hasta que reguló. Quién iba a pensar que cortar todo lazo con la organización a la que iba a traicionar antes de salirse con la suya no era una buena idea. De haber tenido a alguien consigo, podría haber resultado un poco más complicado. Pero solo eran ellos dos y la decana y si tenía que haber un descuido no sería Julianna quien lo impidiese.

Lo que no se esperaba era el giro que tomó la conversación. Escuchó con atención mientras Blaze sacaba a relucir los secretos de la decana. Fue fácil ver en su cara que había acertado de lleno. Cuando terminó de exponer su teoría, la decana calló unos segundos. Le temblaba el labio, pero respondió con aplomo.

-Turing no está ahí. No tienes forma de probar nada de lo que has dicho. Si vuelves e intentas manchar su nombre acabarás con el tuyo en el fango, eso si no te alcanza antes una bala en el cuello.

Julianna habló con tranquilidad. Se estaba pasando.- Muchas amenazas para alguien sin salida. Ahórrenos los detalles, díganos lo que queremos saber.

La mujer la miró con furia, pero volvió a encontrarse con los ojos de Blaze y pareció pensárselo mejor.

-Íbamos a encontrarnos ahí dentro de tres días, una vez se hubiera asentado el polvo.- Dijo, señalando una de las casas de la calle de enfrente. Debía de ser un piso franco.- No sé quién quería a Curie. Pagaba bien. Lo bastante como para hacer que un centurión y una decana dieran esquinazo a la Legión y empezaran una nueva vida… lejos de todo.

-Mencionó el edificio anexado al almacén. ¿Por donde entraron?

-En la parte de atrás hay una pequeña puerta metálica. La cerradura es informática.- La decana hizo una pausa y cerró los ojos. Parecía dolerle más confesar lo que estaba diciendo que haber dejado atrás a sus compañeros.- La clave es 6458. Hice que pareciera que se abría de casualidad porque la cerradura semeja oxidada, pero funciona a la perfección. El resto de los decanos y el centurión Curie quedaron allí, en una pequeña sala.

Fulminó a Blaze con la mirada de nuevo, antes de volver a erguirse. Estaba airada.- Déjame ir. Ya tienes lo que quieres saber y yo no soy una amenaza para nadie. Cogeré el dinero y me iré y lo que ocurra después ya no será de mi incumbencia. Ya no lo es ahora, ¡no me importa nada!

Dudaba que eso fuera así. Y en cualquier caso, por más que tuvieran algo que hacer, dejarla libre no parecía la mejor opción. De todas formas… no era una elección que ella tuviera que tomar.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 1 Sep 2022 - 17:43}

- ¿Entonces no hay nadie por encima? -preguntó, fingiendo lástima-. Me encantan las historias de conspiraciones. ¿A usted no, agente?

Utilizó toda su delicadeza para atraer la mandíbula de Rubin hacia él. Lo hizo con la mano, suavemente, pero sin detenerse en ningún momento. Cuando por fin la tuvo mirándolo de cara él se giró también, ojos clavados en ella sin pestañear, en una mirada que sabía incomodaba fácilmente a la gente a su alrededor.

- Si manchar el nombre de Turing puede matarme alguien tiene que poder observarme -sentenció. Ella tragó saliva-. Verá, no es que no me crea su historia. De hecho estoy casi convencido de que usted cree que es así; pero no lo es. Si alguien ajeno a la Legión hubiese decidido encargarse de Curie... ¿Por qué pagar a marines? El riesgo es mayor, y el precio casi siempre más caro. Para que Turing y usted hayan participado alguien debe mover los hilos desde una esfera muy alta y Curie haber tocado una tecla muy delicada. Estoy seguro de que si sigue vivo están interrogándolo en estos momentos para descubrir cuánto sabe.

- No te consiento que me hables así.

Blaze miró a Julianna, encogiéndose de hombros. No lo había negado, y él seguía creyendo que bien Turing bien alguno de sus compañeros estaría esperando con un puñal a que Rubin apareciese por la puerta. Sin embargo, él se levantó. Luego ayudó a que la decana se irguiese, e hizo una última pregunta:

- ¿Cuánto le pagaron?

Dudó.

Sin dejar que contestase golpeó con fuerza su sien derecha, dejándola inconsciente. Había aprendido el truco de Padre hacía algún tiempo; era especialmente útil. La decana cayó contra su pecho y él la cargó en volandas, sintiendo el dolor del hombro lesionado a cada movimiento. Suspiró pesadamente.

- Uno de los dos tiene que saber si Turing está escondido en el piso franco -explicó-. Te pediría que fueses tú mientras yo llevo a la decana hasta Maxwell, pero el centurión es un oponente especialmente fuerte. No quiero que te pase nada por mi culpa.

Podría haberle arrojado el cuerpo inconsciente de la decana y correr hacia allí, pero simplemente se cargó la mujer al hombro y caminó por la calle hasta la puerta que les había señalado. Quizá necesitasen pelear los dos juntos, más cuando él había gastado gran parte de su energía en el rescate. En cualquier caso esperó a que Julianna hubiera llegado para abrir la puerta con una fuerte patada y entrar en la casa.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 1 Sep 2022 - 18:00}

Los argumentos de Blaze cargaban con el peso de la lógica y aunque seguía enfadada, la mujer no tenía con qué refutarlos. Y si lo tenía, había decidido no hacerlo. Mala elección.

El interrogatorio no duró mucho más, y la decana acabó a hombros de Blaze tras un golpe dado con certeza. Julianna suspiró, mirando el piso franco. De acuerdo, tenían que asegurarse. Dijera la verdad la mujer o no, no podían obviar la posibilidad de que se equivocara. Si había alguien esperándola y no llegaba, alertarían a los captores de Curie.

-No creo que esté ahí. Ella estaba muy decidida a traicionar a los suyos pero no es lo habitual, ¿no? Puede que a Turing lo estén sobornando, pero es más probable que ahora mismo simplemente esté en su despacho esperando una llamada de la decana… o de los secuestradores.

De todas formas, había que comprobarlo. Si estaba vacío, podían atarla a algo y dejarla allí mientras buscaban al centurión. Si había alguien… lo mismo, previa pelea. Esperaba que fuera lo primero.

Avanzaron hasta el piso con cautela. Por suerte, la calle estaba vacía. Explicar por qué llevaban a una mujer inconsciente a hombros sería complicado y aunque estuvieran en Jaya, era imposible que no llamasen la atención. Pero llegaron hasta la casa y Blaze tiró la puerta debajo de una patada. Arma en mano, Julianna entró tras él. La habitación era sencilla, un salón con un par de puertas y estaba vacío. Rápidamente, la agente hizo un pequeño examen del sitio. Una cocina, un baño y un dormitorio.

-Todos vacíos.

Estaba en la habitación cuando vio un sobre encima de la cama. Lo cogió y lo abrió; dinero. Mucho dinero. Frunciendo el ceño, se lo llevó de vuelta a Blaze.

-No sé si es una parte o es todo, pero con razón tenía prisa por marcharse. Estaba cerca de su recompensa.

Echó un vistazo a la decana. Seguía inconsciente. Regresó a la habitación y volvió con las sábanas. Un par de tirones bien apuntados por las costuras las convirtieron en jirones y en un buen método para atar a la mujer y asegurarse de que no escapara una vez despertara. Se puso a ello mientras pensaba en voz alta.

-Creo que la decana solo era una mandada. Hizo lo que le mandaban y le han dado el dinero. No sé si se nos escapa algo, pero cada minuto que perdemos con ella se lo estamos quitando a Curie. Deberíamos ir al edificio del que nos habló y tratar de encontrarle.

Era arriesgado y no le hacía mucha gracia; no tenían refuerzos y muchas cosas podían salir mal. Pero no había nadie más que supiera lo que ellos. Por desgracia, ellos dos eran la única posibilidad que el centurión tenía de sobrevivir.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 1 Sep 2022 - 18:24}

Casi se sintió complacido por haberse equivocado. No le gustaba fallar, pero que no estuviese el centurión ahí les daba una ventana de oportunidad e iba a regalarle unas valiosas energías a Curie con las que no contaría de haber tenido que luchar. En realidad lo que le escamaba era el dinero que había encontrado Julianna, no tanto por confirmar que la decana era una corrupta sino porque alguien más tenía acceso a la casa.

- Si venía aquí a recoger el dinero alguien más tiene acceso -comentó-. Podrían venir a matarla mientras vamos a por Curie. -Se echó el dinero a cuestas-. Es un riesgo que tocará correr; una vida criminal por cuatro soldados.

En la bolsa había cerca de trescientos millones de berries. No sabía si ese era el precio de ambos o el de cada uno, pero sin duda era mucho más de lo que necesitaban para iniciar una nueva vida y desde luego, mucho más de lo que costaba un asesinato cualquiera. Salió por la puerta sin dudarlo asegurándose primero de atrancar la cerradura solo para darse cuenta de que había entrado derribándola. No iba a cerrar. Le dio un escalofrío de solo pensar en el riesgo que corría Rubin ahí dentro; no quería pensar que algo pudiese salir así de mal. No obstante, todo podía torcerse de un momento a otro.

Blaze caminó con decisión hacia el almacén. Cuando llegaron a él el cañón partido seguía ahí y también los cadáveres, aunque les faltaban los zapatos y las armas. También los cinturones. Jaya no perdonaba a nadie, ni tampoco respetaba a los cadáveres. En cualquier caso no se detuvo con pequeñeces y fue buscando junto a la agente cada pequeña cerradura, por oxidada que estuviese, en la que alguien podría haber ocultado un cierre digital.

- En realidad casi es una buena noticia que el dinero estuviera ahí -comentó-. Podríamos tener suerte y encontrarnos con los cuatro inconscientes en un armario, sin tener que pelear más.

La puerta metálica. Ahí estaba. Se acercó con premura pero mantuvo la distancia, buscando en cada esquina y por los alrededores el cerrojo, que estaba en el centro. "Qué sorpresa", dijo para sí. Habría esperado que la seguridad tuviese que ver más con una conjunción de factores y no exclusivamente un candado con pantalla en su parte trasera. Aun así, se acercó al momento y, tras examinarlo, pulsó los cuatro dígitos de la contraseña. La cadena se deslizó fácilmente y Blaze pudo tirar de un asa para que la puerta se abriese.

Esa vez no ofreció a la peliblanca adelantarse. Ella podía estar más experimentada y algo menos cansada, pero su cuerpo no era tan vulnerable como el de ella. Sin embargo, cuando dio un par de pasos sintió un gemido ahogado y algo blando bajo sus pies. Miró hacia abajo; estaba sobre la tripa de un hombre. Dio un paso atrás y buscó la luz.

- ¿Tú la ves por alguna parte? -preguntó, casi alegre. Con suerte estarían a punto de finalizar su misión.
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 1 Sep 2022 - 18:43}

Ciertamente igual dejarla tirada en el sofá no era lo adecuado. Pero eso era relativamente fácil de solucionar. Se la cargó al hombro igual que había hecho Blaze y la llevó hasta la pequeña cocina. Ella no era tan fuerte como él y los pies de la decana iban arrastrando, pero logró hacer el trabajo. Abrió las portezuelas de debajo del fregadero y con algo de maña la dejó allí. Iba a tener un dolor de cuello curioso cuando saliera, pero al menos sería más complicado que la encontrasen.

Tras pensarlo un momento, agarró el sobre con el dinero y volvió a donde estaba. Se aseguró de que la decana lo cogiera con algo de fuerza y luego regresó, dándoselo a Blaze.

-Ten. Los robos ocurren en Jaya cada día.- Dijo encogiéndose de hombros.- Entre la puerta y la falta del dinero, si mandan a un matón cualquiera se pensará que robaron el dinero y la decana huyó. Y por otro lado… si escapa o algo le sucede puede que necesites una prueba de que te la encontraste. Deberían poder encontrarse un par de huellas decentes en ese sobre.

Desconocía los protocolos de la Legión, pero era mejor asegurarse. Nunca era fácil descubrir a un topo. Si había más pruebas, mejor que mejor.

Echaron a caminar y no tardaron en llegar hasta el almacén. Por suerte el gas ya se había disipado, aunque los cadáveres seguían ahí… sin zapatos o armas. – Cada día.- Musitó Julianna en voz baja. Qué poco le gustaba Jaya.

Dieron un par de vueltas y más pronto que tarde encontraron la portezuela de la que les había hablado la decana. Julianna cruzó los dedos, Blaze metió la clave y en seguida estuvieron dentro. Faltaba la luz.

-Dame un segundo, creo que la tengo.

Tanteó en la puerta a su izquierda, donde creía haber visto un bulto en la penumbra. El click sonó en el cuarto y entonces vieron la escena que tenían a sus pies. Los tres decanos que faltaban estaban allí, tirados. Muertos. Se agachó para comprobarles el pulso, pero sabía de antemano que de poco iba a valer. La espuma que a los tres les salía por la boca dejaba poco margen para dudas.

-Cianuro.- Dijo tras olerle la boca al primero. – Tienen marcas en las muñecas. Deben de haberlos atado y obligado a tragarlo. Quizá vieron algo que no debían, o simplemente ya no les necesitaban. Si lograron reducir a Curie no me extraña que ellos no tuvieran muchas posibilidades.

Además, era una habitación pequeña, sin ventanas. Si además del gas de la risa tenían otras cosas, no era complicado dejar fuera de combate a varias personas a la vez, sin importar sus habilidades. Esperaba que no fuera el caso, o ellos mismos podrían enfrentarse al mismo problema.

-La buena noticia es que solo hay otra puerta y no creo que el centurión se haya ido de paseo. Vamos allá.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 1 Sep 2022 - 19:15}

La vista lo hizo sentir horrorizado. A sus pies tres cuerpos sin vida y a su espalda Julianna explicándole por qué habían muerto. Aún llevaban los uniformes y sus cuerpos estaban calientes, lo que indicaba que claramente no llevaban mucho tiempo en ese estado. También era indicativo, en cierto modo, que estaban cada vez más cerca de encontrarse con los responsables -al menos directos- de aquella operación. Blaze suspiró, sacando la espada de la vaina mientras avanzaba sin pensárselo dos veces hasta la puerta del fondo. Estaba atrancada por el otro lado y la habían reforzado, pero eso no era suficiente para detenerlo. Metió su dedo e la boca y arrastró un poco de saliva. La saliva era agua, esencialmente, por lo que jugueteó con ella entre sus dedos hasta que golpeó con ella contra la cerradura, que voló por los aires. La flecha de sal estaba fundamentalmente pensada para utilizar con humanos, pero no había nada a lo que no le sentase francamente mal recibir la presión de aquel impacto.

Una patada terminó de abrir la puerta y de pronto estaban otra vez en una sala de aspecto grotesco, casi en total oscuridad, si no fuese por la enorme raja en el techo. Se sintió estúpidamente orgulloso mientras daba un paso adelante. Apenas se veía nada más allá de estatuillas barrocas y altorrelieves detallados e exceso. Había tallados en madera de escenas religiosas, esculturas de mármol... No era un almacén, aquello era la decoración que habían elegido para aquel despacho. ¿Que cómo sabía que se trataba de un despacho? Bueno, el escritorio tras el que un hombre bajito de chaquetón amarillento estaba sentado dejaba entrever la naturaleza del lugar. Había puertas a los lados, pero lo que más llamó su atención fue el tanque de cristal que se iba llenando poco a poco de un líquido que o identificaba, si bien estaba seguro de que no era agua. Dentro de él se encontraba un hombre desnudo que pudo identificar fácilmente: Curie.

- Enzo Limoncello -dijo, más inquisitivo que afirmando.

- Soldado Aswen, qué alegría verte -saludó-. Y veo que has traído a tu novia.

Internamente se ruborizó, pero no dejó que saliera a la luz.

- Esperaba que si me conoce se asustase. Al menos un poco, porque sabe lo que viene.

- ¿Qué se viene, joven? -preguntó con fingida inocencia-. ¿Vas a matarme en Jaya, dentro de mi casa, rodeado de mis hombres?

- No. No por ahora. -Hizo ademán de lanzar un cuchillo hacia el tanque, pero se detuvo.

- Yo no lo haría -comentó-. Vidrio reforzado con microcristales de pyrobloin. Casi irrompible, y aun si no... ¿Quieres ver cómo estalla por dentro y matar a tu jefe?

Blaze miró hacia Jul por un instante.

- No.

Tampoco dejó que dijese nada más. En un suspiro esprintó hacia el criminal, asestándole una furiosa estocada en el pulmón. Limoncello era un hombre de negocios que, pese a su extremadamente alta recompensa, no tenía particulares nociones de cómo pelear. Reducirlo era sencillo, lo complicado iba a ser, tras ello, huir. Limoncello había jugado con ellos durante horas y aunque estaba seguro de que ese no era el resultado que habría esperado en primera instancia tenía una contingencia preparada.

- Encárgate de él, yo voy a abrir a Curie.

El líquido le llegaba por las rodillas prácticamente. Podía ver su cara de sufrimiento mientras su piel se iba volviendo más y más transparente, dando ver la carne viva por debajo. Actuó deprisa cortado el tubo y pudo escuchar los gritos por debajo de la mordaza. Blaze examinó el ataúd de cristal; daba igual cuán resistente fuese porque si había entrado al menos una esquina debía ser bisagra, aun si fuera en la parte superior. Y efectivamente; el único problema era que de volcarlo todo el ácido le pasaría peligrosamente cerca de la cara.

Suspiró. Acercándose al agujero que había dejado el tubo se preparó para gritar y que le escuchase, pero necesitó reprimir una arcada al ver su baja espalda, destrozada ya. El hombre debía estar agonizando ya.

- Señor, ¿puede oírme? -preguntó. Curie asintió débilmente-. Voy a vaciar el tanque, pero para eso tengo que moverlo. ¿Puede hacer puente con los hombros y así evitar más daños?

No estaba seguro de que hubiese entendido sus palabras, pero tras unos segundos lo hizo. Él agarró la parte superior y comenzó a volcarlo hacia atrás, dejando que el ácido desaguase. Supuso que se recuperaría, más o menos, pero le iban a quedar muchas secuelas.

Cuando por fin lo tuvo en el suelo abrió y lo sacó de ahí con la delicadeza justa.

- ¡Cambio!
Julianna M. Shelley
Ciudadano
Julianna M. Shelley
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 1 Sep 2022 - 19:52}

La cara de Blaze le hizo desear haber podido darle unos segundos para que se preparara mentalmente. Al fin y al cabo, eran sus superiores. Dudaba que les tuviera especial aprecio, pero a fin de cuentas ambos habían estado convencidos de que podían salvarlos. Si en lugar de muertos solo hubieran estado inconscientes quizá habrían podido hacer algo. Por desgracia, ya no tenía sentido pensarlo.

Avanzaron a la siguiente sala. No sabía qué se iban a encontrar, pero desde luego no se imaginaba eso. El lugar también estaba en penumbra y la única luz que entraba venía de un enorme rayón a lo largo del techo. Pese a ello, era un despacho que gritaba opulencia. Recargado desde el suelo a las paredes, curiosamente las estatuillas de mármol no eran la mayor demostración de poder. Ese título se lo ganaba sin duda el tanque de ácido en el que poco a poco se moría el centurión Curie, amordazado e inmovilizado. Desde luego, a Limoncello le gustaban los juegos. A Julianna le recorrió un escalofrío mientras procesaba las nuevas circunstancias. Que Blaze y el criminal se estuvieran lanzando pullas le dio un par de segundos para recomponerse y para cuando su compañero se lanzó al ataque fue capaz de reaccionar en seguida.

Asintió y esprintó hasta el escritorio, subiéndose a la mesa y agarrando las muñecas de Limoncello. Él estaba intentando quitarse el arma del pecho, pero ahora mismo era lo peor que podía hacer.

-Déjelo quieto si no quiere desangrarse.

Miró a su alrededor buscando algo con lo que atarle. Le quitó a Limoncello el pañuelo del traje y se aseguró de que no pudiera mover las muñecas.

-Imagino que sus seguratas no tardarán en venir a por él. Tenemos que largarnos cuanto antes.

En su cabeza, un reloj imaginario no paraba de sonar. Tic, tac, tic, tac. Solo esperaba que el barco de los legionarios estuviera ya esperándoles. Empujó a Limoncello hasta llevarle a la puerta y le apoyó contra la pared. Le quitó la corbata y sacando su kit de primeros auxilios le quitó el arma del pecho. Todo sucedió muy rápido. Alcohol por encima, goteando. Gasa en la herida, esparadrapo y corbata alrededor del pecho para mantener todo apretado. Era terriblemente chapucero, pero no había más tiempo.

Oyó el ''cambio e inmediatamente se giró y recibió al centurión. Poco a poco, el ácido iba avanzando por el suelo.

-Fuera. Ahora.

Se echó a Curie por los hombros y empezó a dirigirse hacia la salida. El hombre había perdido el conocimiento, seguramente por el dolor. Su pulso era débil, pero estable.

-No está en peligro inmediato.- Fue a decir un pero, pero se mordió la lengua. Ahora no podía preocupar más a Blaze.- No hemos hecho mucho ruido, deberíamos tener unos minutos para alejarnos. Al menos hasta que alguien se acerque a ese despacho y de la voz de alarma.

El camino de vuelta fue un suplicio. En todo momento Julianna iba mirando a ambos heridos, asegurándose de que podían aguantar el traslado. Le dolía ver el estado en el que se encontraba el centurión, pero ahora mismo no tenía forma de ayudarle. Necesitaba agua, seguramente un trasplante de piel y tratamiento específico. Pero si lograba llegar al barco y obtener lo primero, sobreviviría. Estaba convencida. Tenía que estarlo.
Blaze Aswen
Blaze Aswen
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios
Ver perfil de usuario

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {Jue 1 Sep 2022 - 20:30}

Tenía poco tiempo. Tenían poco tiempo. Habría querido que Julianna se ocupase en el momento del centurión, pero no era una expectativa realista y necesitaban a Limoncello vivo para poder interrogarlo. Tuvo que reprimir varias arcadas mientras veía el cuerpo desnudo de Curie medio consumido; también su ira para no golpear al pirata. Estaba demasiado débil como para pegarle una paliza. Además, no tenían tiempo que perder. Si embargo, Blaze se volteó para recoger del escritorio dos pequeños caracoles, uno de ellos negro con cuernos, y el otro amarillo. Así se había anticipado a sus jugadas, claro; el den den mushi cornudo le daba toda la información que necesitaba. Aun así, seguía necesitando detrás a alguien que le facilitase los códigos.

- Al piso franco -ordenó, recogiendo uno de los cuerpos del suelo en cuanto pasaron por delante. Si Julianna decía algo, simplemente se encogería de hombros y se explicaría-: Curie necesita piel, ¿no?

Él no era médico, pero estaba familiarizado con los tratamientos para quemaduras. Piel y músculo tendían a moverse de un lado a otro del cuerpo cuando hacía falta, a veces aprovechando lo que tenían por ahí. Lo que tenían por ahí en esa ocasión era algún que otro cadáver. No le gustaba profanar restos humanos, pero en tiempo de guerra no podía permitirse que la superioridad moral costase una vida. Sin embargo, agarrar a Limoncello y obligarle a caminar delante de él en ese momento era casi relajante, como si sus lamentos entrecortados le trajesen una paz que solo la venganza inmediata pudiese traer.

El plan era obvio: Quizá tuviesen más den den mushis negros, pero aun así el lugar más seguro seguía siendo un refugio con comida en el que poder atrincherarse en caso de necesidad. Contar con Limoncello como rehén implicaba que no podrían volarlos con artillería, y los refuerzos terminarían por llegar antes o después, permitiendo una evacuación segura. De hecho, sin saber cuándo iban a llegar los refuerzos, era un plan mucho más sólido que esperar junto a un tronco mojado en el puerto.

Una vez se asentó en la casa sacó el den den mushi amarillo y llamó al caracol de Maxwell. Este contestó con la voz un poco tocada, como si le costase hablar. Por suerte pareció lo bastante lúcido como para pasar el auricular y le dio las instrucciones a un compañero. Fue lo más claro que pudo para que no se perdiesen, y acto seguido llamó a la central para solicitar una evacuación de emergencia.

- ¿Qué ha sucedido qué? ¿Está borracho, soldado?

No contestó a la segunda pregunta, pero repitió la historia una vez más para que le creyese. Seguía sin funcionar, pero justo en ese momento un perjudicado Maxwell entró por la puerta junto a todos los demás, y ante el sonido de la multitud y las historias conjuntas lograron que se lo tomase en serio.

- ¿Pueden aguantar ocho horas?

Blaze miró a sus compañeros.

- En ocho el centurión Curie podría haber muerto -dijo-. Necesitamos la más rápida, señor.

- Recibido. -Y colgó.

Solo les quedaba esperar.
Contenido patrocinado
Fama
Recompensa
Características
fuerza
Fortaleza
Velocidad
Agilidad
Destreza
Precisión
Intelecto
Agudeza
Instinto
Energía
Saberes
Akuma no mi
Varios

What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] Empty Re: What can you do when you are deeply, madly, truly in the moment? [Blaze - Julianna] {}

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.